Heavy Vinyl

Con la reseña de Heavy Vinyl, obra publicada por Fandogamia, nos movemos a una tienda de discos de finales de los noventa. ¿Quién se apunta?.

Por
0
715
 

Edición original: Heavy Vinyl 1-4 USA.
Edición nacional/ España: Fandogamia
Guión: Carly Usdin.
Dibujo: Nina Vakueva e Irene Flores.
Formato: Rústica, 112 páginas.
Precio: 10 €.

 

Año 1999. Chris es una adolescente amante de la música que acaba de empezar el trabajo de sus sueños en el Vinyl Destination, una tienda de vinilos. Su jefa, sus compañeras, el día a día… todo es tan guay como ella imaginaba, pero tiene la impresión de que está siendo apartada por las demás, de que hay algo que no encaja y se le escapa. Un día, cuando Rosie Riot, su cantante favorita, desaparece misteriosamente justo antes de una actuación, Chris descubre un asombroso secreto: la tienda es también la guarida de un grupo de heroínas adolescentes. Heavy Vinyl es un slice of life con toques de misterio y acción nacido de la pasión por la música y los años 90, con Carly Usdin (The Avant-Guards) al guion, Nina Vakueva (Ashe: Warmother)al dibujo e Irene Flores (Shojo Fashion Manga Art School)a las tintas. A lo largo de sus cuatro números, la obra nos mostrará la vida de un grupo de chicas adolescentes que, pese a vivir veinte años en el pasado, comparten la mayoría de sus inquietudes con los jóvenes del presente.

Porque si algo consigue esta historia es que empaticemos con todos sus personajes desde el principio. No necesitamos más que un par de escenas para que nos quede clara la personalidad de cada uno y que nos caiga bien. Esto se consigue gracias a un excelente trabajo de dibujo y guion, capaces de condensar la esencia de las protagonistas en muy poco espacio y de otorgarles un comportamiento natural gracias al cual parecen dotadas de vida propia desde el principio. Es más, esta naturalidad y simpatía es algo que se extiende, al menos en mi caso personal, para el total de la obra. Aquí he encontrado una de esas ficciones que, más que pasar por delante de tus ojos, te sumergen en un mundo, te transmiten una sensación concreta. Para mí, Heavy Vinyl transmite unas sensaciones especiales que me hacen sentir muy a gusto mientras la leo.

Carly Usdin es una de las principales culpables de dicho efecto, con un guion que recuerda por estructura al de una sitcom, centrado en desarrollar las relaciones entre los personajes, situando la acción en unos pocos escenarios fijos que varían en contadas ocasiones y basando las conversaciones en un tono desenfadado y fluido que gira en torno a sus golpes de humor (algunos de los cuales han conseguido arrancarme auténticas carcajadas, francamente). Eso sí, el ritmo, pese a mantener la fluidez, parece algo más acelerado de lo que debería en algunos momentos, consecuencia seguramente de que el cómic solo tenga cuatro números. No es nada grave, pero se nota.

El tema principal sobre el que habla la obra, identificable en las inquietudes de los personajes, es la búsqueda de identidad, el deseo de definirse a uno mismo en todos los sentidos posibles, aplicable apersonas de todas las edades y épocas. Se trata de un tema clásico (especialmente en historias centradas en personajes adolescentes) por haber sido utilizado en incontables ocasiones, pero también por ser tan universal y funcional en el marco de cualquier trama. Aquí, sin explorase con demasiada profundidad ni desde un punto de vista atrevido, cumple su cometido como base de la narración.

Narración, por cierto, en la que la música en realidad juega un papel bastante discreto. No resulta nada fácil incluir elementos musicales en un medio sin sonido de forma satisfactoria, pero existen algunos ejemplos interesantes y tenía la esperanza de que Heavy Vinyl se sumase a ellos; sin embargo, el asunto acaba limitándose a un par de referencias anecdóticas. El planteamiento de la trama nos dice que el amor por la música es el pegamento que une a los personajes, pero es una base que termina por olvidarse escena a escena. Que la música no cumpla un rol central en el cómic no tiene por qué ser un punto negativo, pero considero importante dejar claro que no estamos ante un trabajo especialmente musical.

En cuanto al arte, tenemos un dibujo muy expresivo que complementa de manera vital al texto, encontrándonos a menudo con escenas en donde una pequeña mueca silenciosa en un rostro transmite toda la información que se necesita por sí sola. La composición de las páginas es bastante simple en general y los planos no presentan mucha variedad. Le habría venido muy bien un poco más de complejidad en este aspecto, en vez de optar casi siempre por las mismas perspectivas cercanas a las caras de los personajes; no obstante, dada la sostenida importancia de sus expresiones y lo conseguidas que están, el resultado final mantiene un nivel satisfactorio.

Destacar para bien el mimo puesto en el vestuario de todos los personajes que aparecen, con conjuntos muy variados y llamativos que, aparte de ayudar a diferenciarlos mejor visualmente, son un disfrute para la vista. Por si fuera poco, la ropa está llena de detalles que la dotan de realismo. La forma de sus arrugas y pliegues varía de viñeta en viñeta y dan la sensación de poseer un comportamiento físico totalmente coherente.

Publicado originalmente en 2018 por Boom! Studios, Fandogamia fue la encargada de traer este primer tomo de Heavy Vinyl a España en febrero de 2019. De su edición destacan el ajustado precio al que ya nos tienen acostumbrados desde la editorial y, en este caso concreto, la traducción. Se trata de una traducción capaz de captar y adaptar a la perfección el tono entrañable y juvenil de la serie, aportando constantemente soluciones originales para que las frases no pierdan naturalidad. Por desgracia, tales aciertos contrastan con la presencia de pequeños errores que se repiten durante todo el tomo y que van desde la omisión de tildes diacríticas y de comas obligatorias hasta oraciones con estructuras gramaticales muy extrañas que dificultan su comprensión. Me quedé bastante extrañado al observar esta irregularidad en una traducción que mantiene un nivel general muy bueno.

En definitiva, estamos ante una obra que, sin destacar demasiado en ninguno de sus aspectos, ofrece bastantes alicientes como para atrapar a los lectores adecuados. Si su tono juvenil, entrañable y divertido funciona contigo, es posible que te encante; si no, seguramente se quede en una lectura ligera a la par que insulsa. En mi caso ha conseguido que entre en su juego de lleno y espero con ganas la llegada de su segundo tomo (publicado en marzo de este año en USA) a España.

Ah, y la propia Carly Usdin creó una lista de reproducción bien molona en Spotify directamente inspirada en el cómic:

Firma invitada: Alfonso Del Pino Arenas

  Edición original: Heavy Vinyl 1-4 USA. Edición nacional/ España: Fandogamia Guión: Carly Usdin. Dibujo: Nina Vakueva e Irene Flores. Formato: Rústica, 112 páginas. Precio: 10 €.   Año 1999. Chris es una adolescente amante de la música que acaba de empezar el trabajo de sus sueños en el Vinyl…

Heavy Vinyl

Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 6.5

7.2

Ligera

Ligera, entrañable y divertida. Más nostálgica que musical, esconde algunas sorpresas para quienes le den una oportunidad. Si conectas con su tono, es posible que te encante; si no, mejor prueba a pinchar otro disco.

Vosotros puntuáis: 7.92 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments