Guía de lectura: Masacre

Repasamos la trayectoria de Masacre, el mercenario bocazas por antonomasia. ¡Chimichanga!

“Los grandes artistas copian, los genios roban”, dijo una vez Pablo Picasso. No sabemos si Rob Liefeld es un genio o directamente un autor sin talento o ganas de mejorar, pero, visto su historial, no cabe duda de que le gusta copiar ideas o directamente robarlas. En la serie The New Mutants, en el número 98 publicado en febrero de 1991, introdujo a un mercenario sospechosamente similar a un personaje de DC Comics. El autor asegura que solo tenía en mente a Boba Fett, de las películas de Star Wars, con un poco de Lobezno y Spider-Man. En cambio, a Fabian Nicieza, el compañero de Liefeld, ese mercenario sí le recordaba poderosamente a Deathstroke, el villano de los Teen Titans, y lo llamó Wade Wilson, nombre que él y Liefeld usaron para bromear sobre el personaje mientras trabajaban juntos. A la hora de escribir los diálogos de Wilson, Nicieza quiso distinguirlo de los otros tipos duros y serios que había en la serie, y lo convirtió en un mercenario parlanchín. Así nació Deadpool, también conocido como Masacre.

ROB!Nicieza
Los papás de Masacre

Tras The New Mutants, Nicieza continuó desarrollando al personaje en una miniserie cuyos buenos resultados propiciaron la aparición de una segunda miniserie y, sorprendentemente, una serie regular. En ambos casos fueron otros autores quienes continuaron, con muy buenos resultados, el trabajo del co-creador de Masacre, aunque Nicieza volvería más adelante a escribir a su criatura. Los cómics de Masacre se han publicado de forma constante desde 1997 hasta nuestros días, algo de lo que muy pocos personajes pueden presumir. Pero el verdadero ascenso a la fama no empezó hasta finales de la pasada década. Paulatinamente, el mercado estadounidense se llenó de series regulares y miniseries especiales, y paralelamente, la aparición del mercenario en la película X-Men Orígenes: Lobezno confirmó lo que ya era un hecho: Masacre era la nueva niña bonita de Marvel, un personaje cada vez más popular dentro y fuera del mundo del cómic. A día de hoy, el mercenario bocazas cuenta con una serie regular y una sucesión de miniseries para quien no tenga suficiente Masacre en su vida. Fuera de los cómics, hace unos años salió a la venta un videojuego, Wade Wilson ha aparecido en muchas películas y series de animación, y esta semana se estrena su primera película, que promete ser la adaptación al cine que el personaje se merece.

Debut de Masacreposter_Deadpool
Pasado y presente

Con motivo del estreno de la cinta de Tim Miller, en Zona Negativa hemos elaborado una breve guía de lectura que comprende volúmenes en tomo publicados en España y que todavía son asequibles. Algunas de las series de Masacre son demasiado extensas como para cubrirlas por completo en esta guía, por lo que solo señalaremos un tomo que sea, a nuestro juicio, representativo de esas series.

Volumen 1, el nacimiento del Masacre moderno

El primer volumen de Deadpool duró cinco años, una cifra muy respetable, si bien la editorial tuvo que recurrir a artimañas comerciales durante los dos últimos años. Durante ese tiempo, distintos autores narraron las peripecias del mercenario bocazas y reforzaron la imagen de Masacre que perdura en la actualidad.

Masacre de Joe KellyMarvel Héroes 68. Masacre de Joe Kelly 1, de Joe Kelly, Ed McGuinness, Pete Woods, Walter McDaniel, Bernard Chang y Steve Harris. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección Marvel Héroes 68. Contiene Deadpool v3, 1-17, Minus 1, Daredevil/Deadpool ’97 y Deadpool/Death ‘98 USA; Libro en tapa dura. 608 páginas. 39,95 €

El éxito de Masacre se puede resumir en un nombre: Joe Kelly. La importancia de este escritor y su compañero inicial, Ed McGuinness, en la historia del mercenario es igual o incluso mayor que la de Liefeld y Nicieza. Escritor y dibujante redefinieron al personaje para siempre, creando un clásico moderno en el camino. Mientras Marvel erradicaba sistemáticamente cualquier muestra de creatividad en las series de la Patrulla-X, ambos autores dispusieron de amplia libertad para hacer lo que quisieran porque, como admitió Kelly una vez, nadie en la editorial creía en el personaje. Así pues, al mismo tiempo que la Patrulla-X seguía encallada en historias sosas y carentes de cualquier rasgo distintivo, Kelly y McGuinness, en unos pocos números, dieron forma a un cómic que combinaba con acierto la comedia más divertida y el drama más intenso. No tenían miedo de reírse del universo Marvel y la tragedia del aparentemente chalado degenerado se sentía real y cercana, si es que eso es posible. Profundizaron más en la psique de Wade Wilson, crearon secundarios que todavía perduran, y enfrentaron a Masacre contra todo tipo de villanos. Algunos de ellos, como el Supervisor, han sido personajes recurrentes desde entonces. Y no menos importante, en algunos diálogos Masacre actuaba como si fuera consciente de que estaba dentro de un cómic. Como todos sabemos, la ruptura de la cuarta pared es en la actualidad parte esencial del personaje.

McGuinness no aguantó mucho tiempo, pero Kelly permaneció hasta el número 33 sin contar especiales, creando más historias memorables junto a dibujantes como Pete Woods y Walter McDaniel. El guionista tenía muchas historias en mente, pero abandonó la serie de forma prematura porque las ventas no eran tan buenas como se esperaba y Marvel amenazaba con cancelarla en cualquier momento. De hecho, en un momento dado, solo la petición masiva de los lectores salvó a la colección. Kelly no se encontraba cómodo trabajando, por lo que, tras asegurarse de no dejar cabos sueltos en los siguientes números, anunció su marcha. Irónicamente, con él fuera, la editorial terminó por conformarse con las cifras de ventas de la serie.

En España, los números de Joe Kelly están disponibles en dos formatos: Extra Superhéroes y Marvel Héroes. La colección Marvel Héroes recopila la serie en dos abultados tomos, de los cuales el primero ya está disponible. El segundo y último saldrá a la venta en abril. En Zona Negativa recomendamos este formato porque respeta el tamaño original y, al ser mucho más reciente, es más fácil de encontrar en tiendas.

de Jimmy PalmiottiMasacre: La Promesa, de Jimmy Palmiotti, Paul Chadwick, Darick Robertson y otros. Panini Cómics (Marvel Comics). Deadpool v3, 46-56 USA; Tomo. 264 páginas. 22,95 €

El año 2000 fue un año de transición para Marvel. Joe Quesada y Bill Jemas se estaban apoderando de la editorial y el viejo régimen se resistía a morir. Jimmy Palmiotti, uno de los artífices de Marvel Knights, la línea de cómics que hizo posible la renovación de Marvel, asumió el puesto de guionista tras la marcha de Christopher Priest. Entre los dibujantes de esta etapa se encuentran el galardonado Paul Chadwick y Darick Robertson. A diferencia de sus predecesores, Palmiotti apostó por una ambientación más urbana y realista. Su Masacre es una versión muy contenida, más parecida a la de Nicieza que a la de Kelly y Priest; es más un mercenario graciosillo y algo patoso que desarma a sus enemigos a base de verborrea. El personaje se ve envuelto en el mundo del crimen organizado y las traiciones, y se enfrenta contra toda clase de asesinos y femme fatales, además de lidiar con el regreso de su ex novia, Copycat. Buena parte de estos números fueron escritos con ayuda de Buddy Scalera.

En el ecuador de su etapa, precisamente en el número 50, Palmiotti cambió ligeramente de tono y presentó al nuevo ayudante de Masacre, Kid Deadpool, objetivo de muchas bromas y una divertida sátira de la figura del sidekick en el cómic de superhéroes. Una vez finalizada la historia del ayudante es momento del primer enfrentamiento entre Wade Wilson y Punisher. Son dos números infames ya que Marvel jamás los reimprimió hasta 2012, y su valor en el mercado de segunda mano llegó a ascender a las tres cifras. Y desgraciadamente, también fueron los últimos números de Palmiotti. El guionista nunca sintió que la editorial estuviera contenta con sus cómics y su visión del personaje, así que renunció al puesto. Scalera, en un número en solitario, dio por concluida esta etapa a base de deshacer los cambios introducidos por su colega y la vida amorosa de Masacre. El personaje estaba listo para volver a empezar desde cero con otros autores.

Palmiotti es muy crítico valorando su paso por la serie, en buena parte porque todavía estaba aprendiendo a escribir cómics. Sin embargo, sus historias de Masacre son bastante interesantes y mejores de lo que él está dispuesto a admitir. No son de lectura imprescindible, pero gustará a los seguidores del personaje con ganas de más y más.

de Frank TieriMasacre: Funeral por un bocazas, de Frank Tieri, Georges Jeanty y Jim Calafiore. Panini Cómics (Marvel Comics). Deadpool v3, 57-64 USA; Tomo. 192 páginas. 13,50 €

Frank Tieri, como cuarto escritor de la serie, solo permaneció ocho números. En su fugaz paso por la colección recuperó a Arma-X, el proyecto de investigación clandestino que creó a Masacre, en una historia de cuatro números. En esta ocasión, las malvadas mentes detrás de esta organización reclutan a Wade y tratan de controlarlo. Esta historia, mucho más cómica de lo que aparenta en principio, concluye con un final muy sorprendente. Y a continuación, Tieri narra la ¿muerte? de Wilson y la aparición simultánea de un grupo de imitadores que no es lo que parece a primera vista. En estos ocho números el escritor retoma y fulmina la subtrama de Copycat (de una forma patética, todo sea dicho), y deshace uno de los giros de guión que escribió Joe Kelly en su etapa. No hay mucho más que decir de estas historias.

No son cómics malos pero abusan en demasía de un humor vulgar y escatológico. Uno de los recursos cómicos es, por ejemplo, un vagabundo alcohólico que vomita cada cinco minutos. Tampoco funcionan muy bien los chistes más moderados, que se sienten muy forzados en no pocas ocasiones. Cuando funcionan las risas están garantizadas, eso sí. Por otra parte, el drama en estos números es muy artificial, y lo que Tieri hace con Copycat es un recurso tan visto que insulta a la inteligencia del lector. Del dibujo de Georges Jeanty y Jim Calafiore no hay mucho que decir excepto que es irregular a más no poder y el coloreado digital de Color Dojo juega en contra suyo.

Agent-X, las ocurrencias de Bill Jemas

Tras el buen trabajo de Joe Kelly a finales de los años noventa, el bueno de Masacre mantuvo una estabilidad más o menos privilegiada aun cuando hubo varios cambios de equipos creativos con el discurrir del tiempo. Quizá el momento crítico se produjo en la etapa comandada por Jimmy Palmiotti, en la que las ventas flojearon hasta niveles peligrosos. La solución pasó por una serie de trampas editoriales, mini series encubiertas manteniendo la numeración en las que participaron autores como Frank Tieri o la guionista Gail Simone. Esta última, junto al grupo de artistas que forman Udon Studios, pergeñó una trama en la que Masacre perdía algo muy valioso y consustancial al personaje. Recopilado por Panini en un tomo llamado Factor Curativo (del que prometen una próxima puesta en circulación), partíamos de la premisa de que el Mercenario Bocazas había conseguido fama y fortuna gracias a una misión catalogada como imposible, matar de un solo golpe a los llamados Cuatro Vientos, la élite que gobierna la mafia de Japón. Esto le hizo plantearse un futuro a largo plazo, tener su propia empresa de mercenarios. Lo cierto es que Wade no tuvo nada que ver con el destino de aquellos mafiosos; estaba en el lugar correcto y en el instante ideal, lo que es algo habitual para el gran Deadpool. Aquel trabajo fino fue obra de un asesino de larga tradición familiar llamado Cisne Negro. Un elegante y esmerado artista en el arte de matar que no va a permitirle a Wade que se salga con la suya y vaya expandiendo su mala praxis en el negocio. Mediante argucias y su poder mental, este Cisne Negro consigue limitar las habilidades de Wilson, entre las que se encuentra su factor curativo. Alguna aventura con el Rino y con Dazzler como invitados especiales, añadir al entorno del personaje elementos como el Supervisor, la secretaria Sandi Branderberg o su biógrafo oficial (un vagabundo al que bautiza como Rata) es el bagaje de estos cinco números que llevan a la finalización del volumen vigente. Y como no podía ser de otra forma, el clímax será el enfrentamiento entre Masacre y Cisne Negro, con fatales consecuencias para nuestro protagonista. Colección cancelada aunque a renglón seguido teníamos el inicio de una nueva cabecera llamada Agent X a cargo del mismo equipo creativo. ¿Quién era ese Agente X?

Agente X 1Masacre: ¿Quién es el Agente X?, de Gail Simone y Udon Studios. Panini Cómics (Marvel Comics). Contiene Agent X 1-7 USA; Tomo. 172 páginas. 14,95 €

Ya hemos comentado que Masacre no siempre fue un superventas. Pero eso no era exclusivo del Degenerado Regenerado. El entonces mandamás, Bill Jemas, junto a su fiel escudero, Joe Quesada, pensaron que era un buen momento para dar una vuelta de tuerca a varias series secundarias del entorno mutante, en un claro intento de subir la ventas, entre ellas Cable (renombrada como Soldier X), X Force (que pasó a ser X-Statix) y la de nuestro Deadpool, transformada en Agent X, esta última a cargo de los mismos responsables creativos. Recordamos que habíamos dejado a Masacre criando malvas debido a su enfrentamiento con el Cisne Negro. Abrimos el número con la renovada vida de Sandi Branderberg, la antigua secretaria del Mercenario Bocazas, cuando recibe la inesperada visita de un extraño tipo que parece amnésico, con múltiples cicatrices en el cuerpo, con una resistencia bastante amplia al dolor y que clama conocerla. Todo apunta a que es Wade Wilson y que ha perdido la memoria, aunque se empeña en que le llamen Alex. Sandi todavía tiene una cercana relación con el Supervisor, que se encargará de volver a poner en forma al tal Alex. Todo ello para reflotar un nuevo servicio de mercenarios para la comunidad, la Agencia X. Simone también recupera del anterior volumen al personaje de Forajida, al que dará un mayor papel al montar una trama romántica alrededor de ella y del flamante protagonista. De nuevo, entre misión y misión, el enemigo a abatir es un clan mafioso de corte japonés, los Kenishi. Algo que nos suena y sobre lo que el equipo creativo va sostener el esquema de este volumen.

Muchas de las características de las historias de Factor Curativo las tenemos aquí, con una evidente sensación de continuidad. La principal baza de Simone es jugar al gato y al ratón con el lector ¿Es Alex de verdad Masacre? Y en ningún momento esclarece el tema. Por otro lado, este nuevo mercenario sigue siendo bastante irreverente pero es mucho más comedido que su versión anterior; es decir, el sentido del humor todavía es una característica de la serie pero no su eje principal. En el aspecto gráfico contamos con un estudio completo de dibujantes que se van alternando aunque el lector no percibe ese detalle. Con un marcado estilo “manga”, que entronca muy bien con sus conexiones japonesas, hará las delicias de todos aquellos que gusten de las formas y acabados al estilo oriental, aunque no pocos reniegan de ese estilo para el comic-book americano. Al cierre de este tomo, Gail Simone y Udon Studios abandonan a su criatura, aparentemente consolidada y con una Agencia X con visos de perdurar, para cederla a otros compañeros de armas. No sabían que estaban firmando su sentencia de muerte.

Agente X 2Masacre: ¿Qué fue de Wade Wilson?, de Buddy Scalera, Mitchell Breitweiser, Evan Dorkin, Juan Bobillo, Daniel Way, Kyle Hotz, Gail Simone, Alvin Lee y Udon Studios. Panini Cómics (Marvel Comics). Contiene Agent X 8-15 USA; Tomo. 192 páginas. 16,95 €

Después de presentar al personaje de Alex Raymond, parecía el momento ideal de desarrollarlo, darle matices y consolidar su rol. Pero, desgraciadamente, no fue así. Una serie de equipos creativos rotativos (no muchos, pues la colección fue rápidamente cancelada) se dedicaron a montar variadas misiones, cada una sin conexión con la anterior, lo que daba una sensación de falta de rumbo considerable. El primero en entrar en acción era un conocido de Wade (que esto no es Masacre!!), Buddy Scalera, que ya había colaborado en el volumen anterior (y dale!!) con Jimmy Palmiotti, acompañado en el dibujo por Mitch Breitweiser. Acomodándose al estilo del dibujante, mucho más realista que lo visto anteriormente, monta una trama en dos números donde el Agente X tendrá que dar todo lo que tiene para cumplir su misión. Tras esto, cambio de tono radical con una historia de tono paródico dibujada por el argentino Juan Bobillo y escrita por Evan Dorkin. Una alocada peripecia en dos partes sin mucho más que añadir solo que este tono sería llevado al paroxismo en su siguiente número firmado por Daniel Way (hello Dan!!) y Kile Hotz. Lo más relevante es que al final del mismo observamos el cierre de la Agencia X, un trasunto de lo que ocurría en realidad. En las oficinas de la editorial ya habían advertido que la serie no funcionaba.

Todos los autores que colaboran en este tomo olvidaron el gran valor de lo hecho por Gail Simone, las posibles conexiones entre Wade Wilson y Alex, por lo que se dedicaron a pasear historias autoconclusivas intrascendentes. Para darle un cierre digno, Quesada volvió a recabar los servicios de Simone y Udon para un arco argumental en tres partes donde cerrarían tramas pendientes y despejarían las incógnitas de la ecuación, uniendo de nuevo los puntos para darle un sentido a la cabecera. Así pues, lo primero y más importante es el regreso de

Aviso de Spoiler

Cisne Negro, el villano encargado de la muerte de Masacre. Un momento, eso significa

Aviso de Spoiler

un instante trascendental, irrepetible, sin paragón en la historia de Marvel (los redactores de esta entrada declaran no sentirse coaccionados ni amenazados)

Aviso de Spoiler

al igual que en su momento el editor americano Mark Sumerak no se vio obligado a que volviese la mayor y más rutilante superestrella de la editorial

Aviso de Spoiler

¿la Tía May? Sois gente muy rara; normal, que se puede esperar de adultos que leen tebeos

Aviso de Spoiler

el retorno del único, inconfundible, Wade Wilson, a.k.a Masacre.
deadpool-funn

Para este viaje no eran necesarias tamañas alforjas. Gail Simone cierra la Agencia X de manera momentánea (que se ha convertido en permanente). Por algún lugar del Universo Marvel deben rondar en unas vacaciones eternas Alex, Sandi, Mary Cero o la Forajida. Quién sabe si su momento definitivo, su gran reentrada, está próxima a llegar.

Volumen 2, el auge de Masacre

Masacre de WayMasacre v2, 1. Invasión Secreta, de Daniel Way, Mike Benson, Paco Medina y Sean Crystal. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección Masacre v2. Contiene Deadpool vol. 4, 1-3 y Deadpool Games of Death USA; Tomo. 112 páginas. 10,95 €

Es difícil hablar del segundo volumen de Masacre. La serie, a cargo de Daniel Way, es polémica como pocas. El que fuera capitán general del barco del degenerado regenerativo provoca una división de opiniones tan característica como las dos voces que se sacó de la manga para el personaje en sus guiones. Pero esta etapa merece estar en esta Guía de Lectura por su importancia para el personaje. Porque aquí está la mayor parte de su gloria moderna, aquí están las historias con las que muchos se acercaron a Wade Wilson. La popularidad de Masacre se elevó a cotas insospechadas desde que, con motivo de la Invasión Secreta, se diera luz verde a su segunda serie regular.

Hablamos de una etapa larga, que duró hasta el inicio de Marvel Now!, momento en que Way dijo adiós, para alegría de unos y disgusto de otros. 63 números en total para la serie regular. Quizá no parezcan tantos teniendo en cuenta la cantidad de series que por las mismas épocas celebraban números 500 y 600 cada pocos meses, pero miremos un poco más a los lados. Hemos dicho que es la etapa más popular, ¿verdad? No hablamos solo de esta colección. Hablamos de una enorme cantidad de miniseries y series satélite que acompañaron al mercenario bocazas.

Desde un Deadpool: Merc with a Mouth en el que hacía equipo con la cabeza del Masacre de Marvel Zombies hasta un Deadpool Team-Up en el que hacía equipo con cualquiera que pasara, cuya numeración iba contando hacia atrás desde el número 899. Deadpool Corps, Deadpool: Games of Death, Deadpool: Suicide Kings, Deadpool Kills the Marvel Universe y sus dos secuelas, Deadpool: Classics Killustrated y Deadpool Kills Deadpool, que conforman una extraña trilogía a manos de Cullen Bunn… La palabra sobreexplotación adquirió un nuevo significado entre los años 2008 y 2012.

¡Masacre estaba por todas partes! Se paseó por la serie de Spider-Man, o la de los Thunderbolts también. Recibía las visitas de héroes como Ghost Rider o era compañero de equipo de los X-Force liderados por Lobezno. Miraras donde miraras, podías encontrarte con Wade Wilson paseando su verborrea por todo el Universo Marvel. Incluso, en uno de los números más famosos de esta era, el guionista se atrevió a hacer un musical en el que resumía lo que hasta el momento iba de serie. Haced click aquí y leed en paralelo Deadpool vol. 2, #49.1.

Era popular, pero, ¿cómo era visto? El resto de la reflexión sobre esta pregunta lo encontraréis más adelante. Centrémonos, por ahora, en el tomo concreto que citamos. Invasión Secreta, como ya hemos dicho, fue el inicio de todo. Estos números son una buena manera de ver qué caracteriza este volumen. En primer lugar, la doble voz. Daniel Way, sin explicación alguna, pone dos voces a Masacre para realzar su locura y tener más herramientas para hacer humor. Y eso es lo que hay en segundo lugar: un guión dedicado al gag y a la comedia. Buscar la risa del lector dejando de lado otras posibilidades de la trama. Aquí está el Masacre totalmente loco, falto de lógica y al que no se le cae la broma de la boca que muchos, erróneamente, creen que es la única dimensión del personaje.

He aquí la polémica indicada previamente. Este volumen es aquel en el que el humor predominó sobre la historia. Masacre se lleva la parte loca y sin sentido de la invasión Skrull orquestada por Brian Michael Bendis. Y eso es lo que sigue en adelante. Son historias con mayor o menor gracia que explotan la faceta más psicodélica y desquiciada del mercenario bocazas. Lo que encontraréis en este tomo es un continuo en los siguientes. ¿Divertidos? Sí, lo son. Si buscas entretenerte con Masacre y luego pasar a otra cosa, esta es tu parada. ¿Beneficioso para el personaje? La historia, como ya hemos dicho, no es la mejor. Ni el desarrollo. Esto echa para atrás a mucho a la hora de recomendar lo realizado por Daniel Way. La decisión final recae sobre ti, y qué es lo que esperas de Masacre. Para bien o para mal, esta etapa es fundamental en su historia, y no podíamos realizar esta Guía sin citarla.

Volumen 3, la evolución de Masacre

Masacre de DugganMasacre v2, 17. El bueno, el feo y el malo, de Gerry Duggan, Brian Posehn, Declan Shalvey y Scott Koblish. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección Masacre v2. Contiene Deadpool v5, 13-19, Annual 1 y Thunderbolts Annual vol. 2, 1 USA; Tomo. 232 páginas. 19,95 €

El arco inicial de Gerry Duggan y Brian Posehn al frente de Masacre nos presentó una historia en la que presidentes muertos volvían a la vida, y el mercenario bocazas debía encargarse de eliminarlos, contratado por S.H.I.E.L.D. para tal tarea debido a que no podían tener a un héroe de verdad como el Capitán América realizando tales actos. Ese comienzo del volumen 3, de 6 números de duración, fue bastante flojo. Si uno buscara valorar la etapa de Duggan por un solo arco argumental, no podría ser ese. Pero desde ahí, el dúo hizo maravillas con el personaje. Si el volumen 2 fue el auge de la popularidad de Masacre basado en la enorme cantidad de series y miniseries que rodeaban a una colección principal basada en el humor más básico, el volumen 3 es aquel en el que la cantidad se reduce al mínimo pero se hace un esfuerzo en desarrollar al personaje hasta nuevas cotas.

Una de las ideas de los guionistas fue intercalar historias basadas en el pasado de Masacre entre los diversos arcos argumentales. Lo que de primeras podría parecer relleno y una mera excusa para descansar trasteando con temas como el alcoholismo de Tony Stark, se convierte en una estupenda herramienta argumental que permite avanzar la trama y desenredar misterios bajo la sencilla apariencia de un flashback aleatorio. Ningún personaje se libra de aparecer en estos viajes al pasado. Como pocos se libraron de aparecer en la portada del número 27 de este volumen. 232 personajes de cómic en una única portada marcaron un récord Guinness para Marvel y el personaje, en un número muy especial.

La capacidad de los guionistas es tal que no solo cada nuevo personaje que introducen resulta interesante y divertido, sino que es capaz de coger un elemento que Daniel Way introdujo por mera comedia y transformarlo en una historia que no se queda solo en un número Annual explicativo, sino que se permite explorar en el siguiente volumen en una historia muy emotiva. Del chascarrillo barato, a la historia y al corazón. El esfuerzo de los guionistas por hacer de Masacre algo más que un mero payaso e investigar su psique es formidable. Porque no se queda en intento, es que lo consiguen. Todas esas capas de profundidad y esas trazas de personaje cobran nueva vida a lo largo de los 45 números del volumen 3. Para cuando acaban (por numeración e incursiones), el personaje se nos desvela con una riqueza y matices que siempre han estado ahí, pero no todos han sabido explotar.

Y de esto hay mucho en el tomo concreto que citamos. El bueno, el feo y el malo es una historia en la que Wade Wilson comparte protagonismo con otros dos individuos del proyecto Arma X: el Capitán América y Lobezno. Cuando el canadiense murió, un tie-in del evento La muerte de Lobezno sirvió de pseudo-secuela a esta historia, contando con el viejo Steve Rogers y Wade Wilson. Pero volviendo a esta historia, estamos probablemente ante el punto álgido de este volumen. Todos los buenos elementos hasta ahora mencionados se encuentran aquí, en el punto final de una historia que los escritores fueron desenvolviendo poco a poco. No quiero desvelar mucho, y recomendar este tomo implica recomendar todo lo anterior. Y, demonios, los recomiendo todos. Pero si quisiera destacar algo para acabar, es un paralelismo. Entre cómo los lectores ven a Masacre y cómo le ven los héroes de su universo.

Son muchos los años considerado como el patito feo, como aquel bocazas que sirve para hacer mal humor y que toma demasiado chimichanga. Demasiados años siendo escrito así y, por ende, siendo visto así por la comunidad superheroica y los lectores. Pero señores, Masacre tiene corazón. Un corazón roto, con el que se ha experimentado tanto como con su cabeza. Pero un corazón que aún vive, siente y sufre tanto como ríe. Este tomo es la reivindicación de eso. El cambio de vista definitivo en héroes y lectores. Hoy día, Masacre sigue siendo él. Pero es también un vengador. Sí, hay quien duda aún de él. Pero si el Capitán América dice que mereces ser vengador, es por algo. Este tomo es la guinda al gran desarrollo de personaje hecho por Duggan y Posehn. Porque reduciéndolo a lo más simple, sus historias son buenas, divertidas y con desarrollo. ¿Qué más necesitas?

Otras colecciones

Masacre ha sido uno de los personajes que más miniseries ha protagonizado en tiempo reciente. Su popularidad ha sido tal que era raro que no tuviera varias aventuras extras aparte de su cabecera regular. De todo este material nos han ido llegando cosas con cuentagotas aunque Panini se ha propuesto subsanar ese error abriendo una línea en formato 100% MARVEL dedicada a las minis de Masacre. Nosotros vamos a prestar atención a un par de acercamientos que se salen de lo común al ser una versión alternativa totalmente novedosa y un enfoque pensado de forma exclusiva para adultos. También ponemos la mirada sobre una de las miniseries que tuvo el personaje durante Secret Wars.

Pulp100% MARVEL. Masacre Pulp, de Adam Glass, Mike Benson y Laurence Campbell. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección 100% Marvel. Contiene Deadpool: Pulp 1-4 USA; Tomo. 96 páginas. 10,00 €

Masacre Pulp es una serie que hay que poner en el contexto del revival del género negro por el que pasó la editorial Marvel a inicios de la segunda década del siglo. La Línea Noir presentó a los iconos de la editorial con un foco distinto al ubicarlos en una línea temporal muy concreta, los años treinta, y desde ahí desplegar nuevas posibilidades narrativas. Ajustar las habilidades de los héroes a una época donde no habían nacido los prodigios fue todo un reto pero el esfuerzo mereció la pena y la Línea Noir pareció disfrutar de un periodo de éxito. Spiderman, los X-Men, Iron Man, Daredevil… todos fueron reformulados para darles la imagen de los tiempos de la Gran Depresión. Cuando se pensó en el siguiente personaje para pasar por el filtro vintage, Masacre, el equipo creativo compuesto por Mike Benson y Adam Glass a los guiones, más el arte de Laurence Campbell, decidió hacer un pequeño movimiento en el tiempo. En vez de situarlo en la década de los treinta parecía que su historia cuadraba mejor en los años cincuenta, por añadirle el contexto de la Guerra Fría y el contraespionaje de esos días. Con la luz verde por parte de la editorial, solo quedaba presentar al gran público la historia de Wade Wilson, agente canadiense al servicio de la inteligencia norteamericana.

Sigamos los clichés del género de espionaje. Antigua agente de la CIA roba un maletín cargado de explosivos nucleares. J. Edgar Hoover está más cabreado que una mona y encomienda a dos de sus generales más condecorados, nombres código Cable y Dyscordia, que busquen a un agente capaz de arreglar este desaguisado. Eligen a uno en concreto, Wade Wilson, un tipo con una psique complicada, acostumbrado a la guerra y al asesinato. De hecho, su presentación en la serie es un genial homenaje al film de Michael Cimino, El Cazador, con ruleta rusa incluida. La misión recae en sus manos, tiene que localizar a la ex agente Inez Temple, más conocida como Forajida, a la que Wade tiene el gusto de conocer. Comienza una aventura a contrarreloj donde el clima de enfrentamiento entre la URSS y los EEUU empapa la obra, amén de mostrar que hay elementos podridos en los altos mandos de la administración americana. Una historia donde los dones de Wilson (un agente que se pasea por ahí con un traje parcialmente rojo y dos katanas) y sus problemas mentales no nos alejan de una historia con sabor cien por cien a novela de espionaje, tanto a nivel de guion como de dibujo.

Masacre War 100% Marvel. Masacre: La Guerra de Wade Wilson, de Duane Swiercynski y Jason Pearson. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección 100% Marvel. Contiene Deadpool: Wade Wilson’s War Nº 1-4 USA; Tomo. 96 páginas. 10,00 €

En los últimos años la presencia de Masacre en las cabeceras de Marvel Comics se ha multiplicado exponencialmente dando lugar a una explotación del personaje como no se había visto durante su anterior y relativamente corta existencia. En La Guerra de Wade Wilson, título que hace referencia al drama político La guerra de Charlie Wilson de Mike Nichol, encontramos uno de tantos proyectos que hemos podido leer a raíz de esta “masacrexploitation”, pero no uno cualquiera pues posiblemente sea una de los relatos más interesantes de toda la historia del Mercenario Bocazas. Esta miniserie firmada por el guionista Duane Swierczynski en el año 2010, antes de encargarse en Valiant del relanzamiento de Bloodshot, lleva la habilidad de Masacre para romper la cuarta pared a un nuevo nivel proponiendo un juego metaficcional que resume a la perfección todas las virtudes que este antihéroe atesora.

La historia de La Guerra de Wade Wilson cuenta como Masacre se enfrenta a su mayor desafío: debe rendir cuentas ante el Gobierno de los Estados Unidos por crímenes de guerra. Frente a un tribunal militar reunido para la ocasión el Degenerado Regenerante narrará la historia de su vida, su relación con el Proyecto Arma X, sus acciones como miembro destacado de un equipo de operaciones encubierta, sus aventuras al lado de Domino, Bullseye o Marta Plateada, y todos los secretos que lo convirtieron en quién hoy dice ser. Pero Masacre podría no estar contando toda la verdad, o puede que su deteriorada mente haya alterado su percepción de los hechos, pues uno de los responsables de su tragedia personal tiene una versión algo distinta de los hechos.

En esta obra nada es lo que parece, y nos propone un Masacre más tridimensional que nunca. La manera en la que Duane Swiercynski juega con nosotros hasta la conclusión final de La Guerra de Wade Wilson hace de esta historia una imprescindible para los aficionados del personaje. En el apartado gráfico tenemos a Jason Pearson, un dibujante con un trazo muy peculiar que logra otorgar un valor añadido a esta miniserie de cuatro únicos números. No volveréis a ver a Masacre de la misma manera. El cómic lo publicó en nuestro país Panini Cómics en el año 2011 en un pequeño un tomo 100% Marvel que sigue estando disponible para los que estén interesados en darle una oportunidad. Dado su carácter autoconclusivo, y su planteamiento, resulta una buena elección para iniciarse con el personaje aunque se debe tener en cuenta que el tono de esta historia no es el habitual de las publicaciones protagonizadas por Masacre.

Masacre MAX 100% MAX. Masacre MAX 1, de David Lapham y Kyle Baker. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección 100% MAX. Contiene Deadpool MAX 1-6 USA; Tomo. 144 páginas. 12,00 €

La Línea MAX nació inicios del siglo XXI por orden de Quesada para albergar obras en la que no se tuvieran en cuenta las limitaciones que sí contaban para el resto de publicaciones: violencia desatada, evidencia de sexo y lenguaje explícito. Unas obras pensadas para el público adulto no solo por no contar con cortapisas sino también por su exigencia para con el lector. La primera de todas ellas, Alias, la vida y milagros de Jessica Jones, fue un rotundo éxito por lo que, poco a poco, fueron pasando más personajes por su filtro: Punisher, Nick Furia, Los Eternos (sic) o la Viuda Negra fueron algunos de ellos. Masacre y sus historias encajaban como anillo al dedo en esta ambiente libre de tabús pero nadie pareció darse cuenta hasta finales de 2010, cuando comenzó su primera maxi serie de doce números en la línea. Los autores escogidos no podían tener más prestigio, David Lapham (Balas Perdidas), guionista e ilustrador que en este caso se ponía a los mandos del procesador de textos, y Kyle Baker, dibujante con un trazo muy particular y ganador de un premio Eisner, que se vería sustituido ocasionalmente por Shawn Crystal.

Partimos de una situación delirante. Wade Wilson está loco. Diagnóstico clínico cerrado e inmutable. Pero es que hablamos del mejor agente secreto que tiene en nómina el gobierno de los EEUU y hay que sacarle partido. Para que Masacre siga siendo efectivo a la CIA un ocurrente agente Bob tendrá que hacer realidad todos los delirios del Mercenario Bocazas. Situaciones totalmente surrealistas, una tras otra, donde el complicado aparejo mental de Masacre será puesto al servicio de intereses mayores. Y no estará solo, por aquí aparecen versiones de Cabeza de Martillo, anónimos agentes de Hydra, El Supervisor (versión femenina), los Caballeros Luna (en plural) e Inez Temple (más conocida en el Universo 616 como la Forajida), que en esta realidad es una doctora obsesionada con las capacidades de Wilson. Pero no se vayan todavía que aún hay más. La buena acogida de estas historias propiciaron una segunda mini serie (llamada en España Muerte y Castración) donde los mismos autores rizaron el rizo trayendo de vuelta a compadres históricos como Cable en busca de la directora de la CIA, secuestrada por elementos subversivos, que es nada más y nada menos que Al la Ciega. Momento culminante de la serie, el cara a cara entre Deadpool y el ¡¡Agente X!! Impagable.

Guerras Secretas de DeadpoolSecret Wars: Crossover 1. Las Secret Wars secretas de Masacre, de Cullen Bunn y Matteo Lolli. Panini Cómics (Marvel Comics). Colección Secret Wars Crossover. Contiene Deadpool’s Secret Secret Wars 1-4 USA; Tomo. 112 páginas. 7,95€

No hay que dejar que el nombre confunda a la gente, Las Secret Wars secretas de Masacre o en su idioma original Deadpool’s Secret Secret Wars, no tiene nada que ver con el actual evento de Marvel, sino que hace referencia a las primeras Secret Wars, la famosa serie de doce números publicada en 1984. La miniserie compuesta de cuatro números recorre los momentos más importantes de la serie original, desde su llegada al mundo de batalla creado por el Todopoderoso, en la que Masacre viaja con el bando de los héroes soltando sus chascarrillos habituales mientras el resto va a lo suyo pero acaparando los momentos estelares de otros miembros de este heterogéneo grupo, cuando les tiran encima la montaña, el romance con la curandera de otro mundo así como encontrar cierto traje negro del que se deshace esperando que el contacto con su cerebro no lo “volviera loco o algo por el estilo”, diciéndole a Spiderman donde podía encontrarlo al salir, son algunos de ellos. Fuera de la Secret Wars original Masacre encuentra una sala llena de unos misteriosos escudos con capacidades psíquicas que no son más que aquellos escudos que acompañaban a las figuras de acción de Marvel de la época y que homenajean en algunas de las portadas de las miniseries del evento actual. El nombre Deadpool’s Secret Secret Wars cobra todo su significado en las últimas páginas de la serie, el secreto de Masacre es importante, pero nada que ver con la actualidad Marvel. Esta serie solo puede calificarse como una gamberrada de Cullen Bunn, ilustrada por un correcto Mateo Lolli, pero una gamberrada de esas que en varias ocasiones consiguen sacar al lector una sonrisa. Un cómic de Masacre que hará las delicias de sus fans, de los que les haya gustado la saga original y que cumple sus objetivos de sobra.

Masacre Extra

Antes del volumen 1 a cargo de Joe Kelly, Masacre disfrutó de dos miniseries que Panini editará en unos meses en un tomo en formato 100% MARVEL.

Tras Joe Kelly y antes de Jimmy Palmiotti, Christopher Priest escribió una breve etapa que fue recopilada el año pasado en un tomo de la Colección Extra Superhéroes. Desgraciadamente, ese tomo está descatalogado y pendiente de ser reeditado.

Antes del volumen 2 a cargo de Daniel Way, el mercenario bocazas compartió una serie regular con Cable. La colección, titulada Cable & Deadpool, está descatalogada, aunque fue publicada totalmente por Panini en diferentes formatos. Tras el éxito de la película, ¿es este el momento idóneo para reeditarla? En el Marvel Age #2, Panini indica textualmente que “Cable y Masacre podría recuperarse a medio plazo, aunque no de inmediato”.

En el año 2013, Activision dio un descanso a los juegos de Spider-Man y publicó, en su lugar, un juego de Wade Wilson. Masacre salió para PlayStation 3, Xbox 360 y PC. Aunque tuvo una tibia acogida en críticas, el personaje conserva su esencia mejor que en X-Men Orígenes: Lobezno.

La mayor cantidad de miniseries llegó durante el volumen 2. La coña fue tal que Marvel llegó a publicar dos números especiales: Deadpool #900 y Deadpool #1000.

¿Cuántos volúmenes de Masacre hay? Depende de a quién preguntes. Panini considera las dos primeras miniseries como los dos primeros volúmenes, mientras que en Zona Negativa contamos solo las series regulares. Por eso lo que aquí llamamos volumen 3 desde la editorial lo consideran volumen 5.

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
sombrazulAlejandro UgartondoDayKnight Recent comment authors
Recientes Antiguos
DayKnight
Lector
DayKnight

Gracias, gracias, gracias por este Máximo Esfuerzo de artículo (guiño, guiño), lo estaba esperando con las mismas ganas que a la peli. Los artículos de ZN son de lo mejor! Saludos.

Alejandro Ugartondo
Autor

Excelente guía y muy necesaria dada la peculiar trayectoria editorial del personaje. Yo no lo he seguido mucho más allá de sus apariciones en New Mutants y X-Force y las dos primeras miniseries, aunque si me atreví con el especial La guerra privada de Wade Wilson y es un material muy recomendable.

sombrazul
Lector
sombrazul

genial vuestro articulazo….no conocía demasiado del personaje y me voy a pillar el marvel héroes 68 y alguna que otra mini de masacre.y si las secretas guerras secretas de masacre son carcajeantes..