Great Pacific #1-6

Por
6
488
 

Edición original: Great Pacific #1-6.
Guión:Joe Harris.
Dibujo:Martín Morazzo.
Entintado:Martín Morazzo.
Color:Martín Morazzo, Tiza Studio.
Formato:Grapa.
Precio:2,99$.

 

Chas Worthington sueña con grandes cosas, con resolver grandes problemas y dejar su marca en el mundo. La pega es que nadie toma muy en serio a este heredero de una de las mayores fortunas petrolíferas de la historia de veintiún años. Y esto es así hasta que da la espalda a su confortable vida de prestigio y riquezas, y busca resolver un problema medioambiental del tamaño de su Texas nativo conocido como la Gran mancha de basura del Pacífico. ¡Empieza la épica historia de ciencia ficción y supervivencia

Hace muchos años, Image Comics era conocida por ser una editorial preocupada principalmente por el dibujo de sus colecciones. Lo que primaba por aquel entonces eran las grandes series con ilustraciones espectaculares y guiones inexistentes. Pero eso le pasó factura. La mala fama de los tebeos inconsistentes llegó a ensombrecer tanto la imagen de la editorial que pocos recuerdan que incluso en aquellos primeros años también publicaban alguna que otra obra maestra. El paso del tiempo le ha sentado muy bien. Los grandes dibujantes han quedado relegados a un segundo plano, y ahora lo que nos venden son historias, y de todo tipo. Las hay de superhéroes, de zombis, de amor, de misterio, etc. Todo tiene cabida en Image Comics. Y gracias a ello, esta casa ha desbancado a Dark Horse y otras tantas en originalidad. Pocas editoriales tienen un catálogo tan rico y variado como Image. Eso sí, tampoco nos engañemos. El factor comercial sigue presente, pero los editores han conseguido convertirlo en un aliciente incluso para el público más refinado.

Comento esto porque la obra que reseñamos hoy es una mezcla de todo lo que hace que Image sea tan grande en estos momentos. Great Pacific es un tebeo de aventuras y de ciencia ficción, con un marcado carácter ecologista. No es fácil de vender (es escribir la palabra ecologismo y espantar a unos cuantos miles de lectores…), pero aun así ha tenido una muy buena acogida. Ya hablaremos de ello más adelante, pero ya os aviso que no estamos ante una obra sesuda, aburrida o pretenciosa. Se encuentra en un punto medio entre la reflexión y la comercialidad. Ofrece algo diferente, pero a la vez utiliza las mismas armas que las demás… En definitiva, es digna de estudio, así que eso es lo que vamos a hacer a continuación: estudiarla. O, al menos, analizaremos los seis primeros números. Como sucede con las reseñas de Mundo Independiente, intentamos que nuestras grapas se detengan en el mismo punto que los tomos recopilatorios.

Great-Pacific-01-interior-a-martin-morazzoGreat-Pacific-01-interior-b-martin-morazzo
Páginas interiores de Great Pacific #1 por Martín Morazzo.
Podéis hacer click para agrandar.

Algunas consideraciones previas

Como viene siendo habitual también en las reseñas de Mundo independiente, antes de entrar en materia nos haremos eco de algunas declaraciones de los autores. En esta ocasión, son palabras de Joe Harris que están extraídas de aquí. Y aunque la génesis de la historia es muy obvia, para entender lo que nos va a decir el guionista igual está bien visitar algún puesto informativo que nos aclare lo que es la Gran mancha de basura del Pacífico. Yo voy a ir muy al grano y os voy a copiar la definición de la wikipedia: “La Sopa de plástico, también conocida como Sopa de basura, Sopa tóxica, Gran mancha de basura del Pacífico, Gran zona de basura del Pacífico, Remolino de basura del Pacífico y otros nombres similares, es una zona del océano cubierta de desechos marinos en el centro del océano Pacífico Norte, localizada entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N. Se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km². Este vertedero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos atrapados en las corrientes del giro del Pacífico Norte (formado por un vórtice de corrientes oceánicas). A pesar de su tamaño y densidad, la isla de basura oceánica es difícil de ver incluso mediante fotografías satelitales. Tampoco es posible localizarlo con radares“.

Dicho esto, pasemos a que Harris nos explique la génesis de la serie: “Bueno, la verdad sobre lo que estamos haciendo, y lo que hemos hecho, a los océanos es definitivamente una fuerza motora aquí. Puedo decirte que cada vez que la así llamada Gran mancha de basura del Pacífico aparece en las noticias recibo veinte o más mails de gente que me asocian a mí y a Great Pacific con esto y que quieren asegurarse que vi la última noticia de Yahoo! (¡la vi, gracias!) Así que lo obvio es la fuerza motora inicial de esta serie (…) Además de eso, es producto de mi amor tanto por la ciencia ficción como por las películas de supervivencia como The Naked Prey, que estuvo escrita, dirigida y protagonizada por el actor británico Cornel Wilde. Y también, supongo, por esa fascinación que tengo con los industrialistas y la industria petrolífera“.

Sobre el personaje: “realmente era muy importante para mí que nuestro protagonista no fuese un cruzado medioambiental, un aspirante a salvador. No de la manera más obvia, en cualquier caso. Estoy orgulloso de que este libro no sermonee demasiado, y a menudo bromeo con que Chas Worthington no está en una cruzada para conseguir que el mundo empiece a reciclar. Te fijas en muchos de sus puntos débiles, y creo que son buenos. También sugiero que posiblemente te gusta Chas porque es sincero, y sin malicia, y motivado. No es un hipócrita con lo que intenta hacer. Y, aunque supongo que molestará a mucha gente con el paso del tiempo – tanto a los secundarios como a nuestros lectores – me gustaría pensar que va a conseguir que vuelvas porque siempre tiene un plan mayor, incluso cuando está por encima de sus posibilidades. Y ciertamente aquí lo está“.

Great-Pacific-02-interior-a-martin-morazzoGreat-Pacific-02-interior-b-martin-morazzo
Páginas interiores de Great Pacific #2 por Martín Morazzo.
Podéis hacer click para agrandar.

Sobre el cómic

A estas alturas es muy difícil que yo diga “nunca he leído nada como esto”, porque ciertamente tengo tantas referencias en mi cabeza que podría hacer un Great Pacific cogiendo cachos de otras historias. Aun así, lo cierto es que nunca he leído nada como esto. En esta serie nos encontramos con una mezcla tan inusual que aunque algunas de sus partes nos sean conocidas, el resultado final es completamente original e innovador. Y es que la historia de Chas Worthington va más allá de lo que prometen los autores. Inicialmente nos encontramos con un rico heredero de un imperio petrolífero que quiere cambiar el mundo, y decide empezar a lo grande, solucionando lo insolucionable: un problema real que se llama la Gran mancha de basura del Pacífico. En el primer ejemplar, Chas se las ingenia para escapar de su vida preprogramada y para lanzarse a la conquista de la Gran mancha… Y justo cuando llega a aquel inmenso islote de basura, lo que parece una historia ecológica y de ciencia ficción se convierte en un teatro del absurdo: indios, invasiones, pulpos gigantes. Todo vale en Great Pacific. El ecologismo es inherente en la serie, pero está siempre en un segundo plano porque lo que realmente impera es la constante necesidad de sorprender al lector. ¡Y de qué manera!

Como es casi imposible hablar del contenido sin desvelaros cosas importantes, prefiero pasar a la manera en que se expone el argumento. Joe Harris nos ofrece un muy buen trabajo como guionista. Cohesiona ideas y, por más raras que éstas sean, consigue que tengan consistencia dentro del todo que conforma Great Pacific. También es consciente del reto que supone narrar una historia en un mundo que debería ser estéril y aburrido, así que se las ingenia para que siempre haya algo de acción. El ritmo de la serie es el adecuado, suficientemente rápido para enganchar al lector y suficientemente lento como para que éste pueda disfrutar del espectáculo que se desplega ante él. La única pega es que cada giro argumental plantea una pregunta que en algún momento debe ser respondida de una manera eficiente y creíble. Y las respuestas tardan en llegar. Si Harris no consigue hacer que todas sus ideas tengan sentido, lo que nació como una serie ecológica puede convertirse en un sinsentido ubicado en un campo de basura. O sea que o estamos ante algo grande y espectacular o ante el fiasco más grande de la historia. Sea como fuere, lo que estamos valorando ahora es el desarrollo inicial, y a pesar de ciertos defectos que encontramos en casi cualquier tebeo – algún que otro fallo argumental menor, o algún error de ritmo en determinados momentos – Harris hace un trabajo más que recomendable.

Y lo mismo podemos decir de su compañero de aventuras: Martín Morazzo. De los dibujos de Great Pacific ya os habéis podido hacer una idea gracias a las muestras que os he ido incluyendo en esta reseña. O sea que hay poco más que añadir. Morazzo es un dibujante de trazo elegante, pero algo caricaturesco. Su estilo de dibujo funciona a la perfección en Great Pacific, aunque también hay que reconocer que Morazzo dibuja mejor algunos elementos que otros. Seamos justos, Morazzo y cualquier otro dibujante porque, como es lógico, Great Pacific es como un gran reto. Los personajes que aparecen son casi todos de nacionalidades y razas diferentes; la Gran mancha de basura del Pacífico es, a efectos prácticos, un mundo nuevo que Morazzo debe construir con pocas referencias; y encima algunas escenas tienen tan pocos elementos que se debe jugar con los puntos de vista para que las imágenes sean atrayentes. En definitiva, Great Pacific no es moco de pavo, y Morazzo está poniendo toda la carne en el asador. Por supuesto, como sucede con todos los artistas, el que agrade o no depende de los gustos del lector.

Great-Pacific-06-interior-a-martin-morazzoGreat-Pacific-06-interior-b-martin-morazzo
Páginas interiores de Great Pacific #6 por Martin Morazzo.
Podéis hacer click para agrandar.

Conclusiones

Great Pacific es una serie que al menos hay que probar. Es tan inusual que no puedo garantizar absolutamente a nadie que le vaya a gustar. Pero aun así hay que leerla, al menos una vez, por dos importantes motivos: primero, el mensaje inherente en Great Pacific es importante y deberíamos al menos conocerlo; y segundo, además no estamos ante el típico producto que nos intente flagelar para que cambiemos nuestros hábitos de vida. Great Pacific dice “sucede esto” y en vez de proseguir con un sermón te mete un pulpo. Aplaudo la iniciativa. Y no lo digo en broma. Hay una gran diferencia entre aleccionar y dar a conocer. O sea que desde aquí doy gracias públicamente a Joe Harris por su labor de difusión de los problemas medioambientales, porque la mejor manera de que la gente se fije en algo es haciendo que ese algo llame la atención, y los pulpos gigantes fueron creados para eso.

Dicho esto, debo confesar que la lectura de Great Pacific para mí es agridulce. Me gustan muchos de los conceptos que Harris introduce en su relato, pero hay dos que me recuerdan terriblemente a cierta novela de la literatura universal que odio a muerte. Y mientras esa situación no cambie, Great Pacific no me proporcionará una experiencia plenamente satisfactoria. Por supuesto, esto es un prejuicio personal y no debéis hacer caso de él. Mejor que os quedéis con lo dicho en los párrafos anteriores… 😉

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Stasis
Stasis
Lector
10 diciembre, 2013 12:37

Aprovecho este post para ensalzar el trabajo a nivel de historias que están haciendo las editoriales independientes hoy en día, y ya que estamos criticar la distribución de ganancias de mercado de éstas en frente de las todopoderosas Marvel y DC.

Viendo la calidad del material producido por estas “pequeñas” editoriales y el de las dos grandes, se podría afirmar que no hay ni punto de comparación a nivel de calidad en muchas de las colecciones.

El problema principal de mercado es que son dos editoriales con más background histórico y las pequeñas se tienen que trabajar mucho más al público, trabajan con grandes compañías como Warner o Disney y tienen tendencia a saturar el mercado como sistema de defensa.

También es verdad que los comienzos de Image no fueron muy prometedores. Autores que vendían un producto en Marvel (véase pechos, músculos y poses insostenibles) decidieron ganarse ellos mismos la vida y la pasta sin depender del control de Marvel. Aún así, hay que admitir que ha sabido reaccionar y cambiar su propia tendencia. Cosa que ni en pesadillas son capaces de hacer las dos grandes.

Poyo!!!!!!!!!!!!

Jordi T. Pardo
Autor
10 diciembre, 2013 21:03

La gente quiere saber cuál es esa gran novela de la literatura universal que te provoca tanto odio :p

La premisa me llama la atención, si algún día llega por estos lares le daré una oportunidad. Por otro lado, yo estoy con Stasis, la calidad de las pequeñas es muy superior a cualquier cosa -o casi cualquiera- de las que puedan ofrecer Marvel o DC, tendrán también su morralla, por supuesto, pero las grandes lo que siguen teniendo son los mismos personajes e historias de siempre.

redarrow884
Lector
11 diciembre, 2013 5:55

Gracias por la reseña, estas ultimas semanas he estado indeciso en hacerme o no con una copia de este comic, ahora le dare la oportunidad.

sin duda Image comics tiene un amplio y muy buen catalogo con muchas novedades. Yo ahora me estoy leyendo Alex+Ada, Invincible, TWD, Chew, Manifest Destiny y Reality Check.

Stasis
Stasis
Lector
11 diciembre, 2013 13:48

Pero es que el problema ya no es la calidad, sino la cantidad.

Peco de leer las cosas en castellano. Y sé que hay mucho material más que decente que por saturación de mercado no llegan al país.

Sí. Es verdad. Esta tendencia se está reduciendo, pero pienso que seguimos perdiéndonos muchísimas cosas por culpa de un universo de 52 Dementes Chorradas o de una sobresaturación mutantil y vengativa y sus respectivos taquillazos cinematográficos.