Flash Num. 14

Los últimos pasos de Flash antes del Renacimiento.

Por
3
1857
 
flash14

Edición original:The Flash núms. 48 a 52 USA .
Edición nacional/ España:ECC Ediciones.
Guión:Robert Venditti, Van Jensen.
Dibujo:Gus Vázquez, Jesús Merino, Joe Eisma, Paul Pelletier .
Entintado:Joe Eisma, Jesús Merino.
Color:Guy Major.
Formato:Rústica, 136 págs. A color.
Precio:12,95 euros.

 

Con la llegada del inminente Renacimiento a nuestro país las series de los Nuevos 52 van terminando sus andanzas para focalizarse en su particular regeneración, cambio de equipos creativos, nuevos enfoques y sobre todo nueva ilusión. Llega el momento de cerrar una etapa que ha cubierto 52 entregas y varios equipos creativos, con un nivel medio más que aceptable, sobre todo en los primeros 25 números, para llegar a las últimas tramas sufriendo numerosos altibajos.

Y es precisamente de lo que peca este último tomo, de una irregularidad aplastante, sobrecogedora, que rompe por completo el buen hacer con el que empieza la historia.
Si hacemos memoria en el anterior arco argumental Flash era acusado de representar un peligro para Central City, por lo que el departamento de policía emprendía acciones para poder detenerlo. Pues bien, es aquí, en este último número publicado por ECC, en el que se debe resolver esta premisa con el fin de dejarlo todo bien atado.

El planteamiento inicial no puede resultar más atractivo. Por un lado, tenemos al héroe siendo perseguido por las fuerzas de la ley que, a su vez, se las deben ingeniar para conseguir las herramientas que les permitan poder detener a un hombre capaz de correr a la velocidad del pensamiento. Estas circunstancias hacen que se produzca una extraña alianza entre la policía y cierto grupo de personajes conocidos por todos.

Hasta aquí, salvo la machacante aliteración de lo malo que es Flash para Central City, la historia resulta interesante por las sinergias que se van generando entre los diferentes personajes. Flash/Barry está cuestionándose a sí mismo, obligado a trabajar en algo en lo que no cree como policía forense que es, mientras esos personajes anónimos deben lidiar con sus propias directrices y las impuestas por la policía. Todo bien narrado, bien estructurado, bien temporizado.

13c049p_tf_page102

El problema viene cuando de las sombras sale el artífice de todo lo que está pasando. La historia se desmorona, se hace trizas la credibilidad y todo se viene abajo con resultados catastróficos. Todo se vuelve un sin sentido que desemboca en un final simplón, fácil y manipulado, que hace que todo lo planteado al principio se quede en una simple anécdota. Jensen y Venditti se desinflan por completo e idiotizan la historia para disgusto del lector que no puede dejar de preguntarse la razón que ha podido llevar a estos autores a fracturar de tal forma algo que habían construido con solvencia en los primeros números recopilados en este tomo.

Una lástima porque si algo se siente cuando se empieza a leer es que todo ha mejorado en la serie. Jensen y Venditti plantean un buen punto de partida que se ve reforzado por no tener que seguir sufriendo a Booth, sustituido por varios dibujantes cuyo trabajo es muy superior a lo que estábamos acostumbrados hasta ahora. Tenemos los lápices de Jesús Merino que resultan tremendamente atractivos, siendo su estilo reconocible por completo, mimando el detalle, mientras nos deja ese sabor nostálgico de aquellos tiempos en los que Carlos Pacheco y Oscar Jimenez dibujaron la colección del Velocista Escarlata.

A Merino lo acompañan Gus Vázquez, Joe Eisma y Paul Pelletier, que continúan aportando a la serie la solidez gráfica de la que no hacía gala hasta ahora. Por tanto, es imposible no dejarse llevar por cada viñeta y sentir muy dentro que se está fraguando una buena historia para finiquitar la serie del corredor por excelencia de DC. Y es entonces, cuando más metido se está en la historia, cuando aparece un muro infranqueable contra el que todo choca y se hace añicos, sacando al lector de la trama que no tiene más remedio que terminar de leer por pura inercia más que por el interés real por saber cómo termina algo que se ha vuelto predecible.

29flash04

Una pena que se haya desaprovechado la oportunidad de dar un buen golpe de efecto con el personaje y dejarlo en lo más alto, aunque tampoco sabremos si todo lo acontecido está motivado por presiones editoriales que exigieron algo que dejara al personaje limpio para la transición que se estaba fraguando en las entrañas de DC. Sea como sea, estamos ante un último tomo con un arranque muy prometedor y un desenlace alejado años luz de lo planteado al principio. Un desequilibro tan acentuado que a duras penas se puede perdonar la mezcolanza de la que hacen gala Jensen y Venditti a la hora de cerrar su etapa con el personaje. Se esperaba más y no pudo ser. Solo queda soñar con la nueva serie y el nuevo equipo creativo del que todo esperamos grandes cosas.

  Edición original:The Flash núms. 48 a 52 USA . Edición nacional/ España:ECC Ediciones. Guión:Robert Venditti, Van Jensen. Dibujo:Gus Vázquez, Jesús Merino, Joe Eisma, Paul Pelletier . Entintado:Joe Eisma, Jesús Merino. Color:Guy Major. Formato:Rústica, 136 págs. A color. Precio:12,95 euros.   Con la llegada del inminente Renacimiento a nuestro país…
Guion - 5.5
Dibujo - 8
Interés - 6

6.5

Irregular

Un final de historia que promete ser muy interesante y que acaba por desmoronarse por su resolución anticlimática, simplona y poco desarrollada.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
aswered
aswered
Lector
8 octubre, 2016 23:54

Justamente cuando acabe de leer este tomo me quedé igual que tu. Arranque muy bueno para un final simplon. Me esperaba mas. Lo mejor desde mi punto de vista, el dibujo de Jesus Merino.

sparkyal
sparkyal
Lector
10 octubre, 2016 0:53

Me ha parecido el mejor tomo de toda la etapa. Será por el dibujo que ya no está Booth.