Jose Antonio Fideu: Sobre Nubilus

    Por
    5
    536

    Hace unos días os hablaba de Nubilus, un comic que me había dejado un muy buen sabor de boca tanto por los preciosos dibujos de Vicente Cifuentes, dibujante que va a llegar muy muy lejos creedme, o por el intrigante guión de Jose Antonio Fideu. El caso es que a través de Vicente Cifuentes me puse en contacto con Jose Antonio quien no dudo en darme más detalles sobre el origen de la obra y en escribir este artículo donde da más detalles del mismo.

    Queda con este artículo re-inaugurada la sección de firma invitada.

    [BIOGRAFIA DE JOSE ANTONIO FIDEU]

    Nací en Albacete en mil novecientos setenta y dos. El primer acontecimiento importante en mi vida ocurrió cuando yo tenía cinco años: me regalaron un tebeo de los Cuatro Fantásticos que nunca llegué a leer… pero que me acompañó durante años. Desde entonces he amado el mundo de los cómics. Siendo más joven, intenté dedicarme a esto como dibujante, pero me faltó voluntad (y quizás talento). Tras ganar cinco o seis concursos, me marché a Barcelona, pensando que me iba a comer el mundo, pero el mundo casi me come a mí. Lo dejé para estudiar y ahora soy maestro de Pedagogía Terapeútica en un colegio de la Sierra del Segura, del cual soy también director. Estoy casado con mi novia de hace dieciocho años, y sigo leyendo tebeos, coleccionándolos, escribiendo (mi otra gran pasión desde que mi padre me leyera la Odisea a los seis años), dibujando para mis alumnos y soñando con que, algún día, todo el mundo pueda leer mis historias.
    En este tiempo he publicado historias dibujadas por mí en fancines varios, he trabajado como dibujante en un periódico de mi ciudad, he hecho ilustraciones (cientos de ellas, cobrando muy pocas), he escrito guiones (que espero ver publicados algún día), he terminado dos novelas…
    ¡Ah!, y tengo una gata que se llama Selina.

    Influencias: Todos los clásicos del cómic. Dibujantes como Mike G. Ploog (me gusta mucho), pero también Adams, Buscema, Kubert, Foster, Eisner, Bernet, Davis… y guionistas como Moore, Gaiman, Eisner (otra vez) o Claremont (en su época).
    Me encanta el cine (soy un gran aficionado, consumo películas de manera compulsiva), la lectura (sobre todo la ciencia ficción… bueno, en realidad cualquier libro) y la música (Vangelis y Chris Rea están detrás de casi todo lo que escribo).
    Además, recibí clases de Manuel Luna, en el instituto, siendo muy joven. Este gran artista (comparable a todos los anteriores), sin duda, ha sido mi mayor influencia. Lástima que la mayoría de vosotros no hayáis podido ver sus páginas…

    [SOBRE NUBILUS]

    “Sí, aquella era una gran portada, y las páginas que protegía, aquella historia secreta que ocultaba, eran un poema épico en viñetas que resumía la vida claramente. Entonces no lo supe ver. Para mí, aquellos papeles no eran más que aventuras, un mundo soñado en el que me hubiese gustado perderme, en el que habría desaparecido para siempre, sin dudarlo, de haber podido, y sin embargo, ahora me doy cuenta de que sembraron en mi alma una semilla de luz que ha ido germinando, poco a poco, oculta tras kilos y kilos de mentiras adultas, y que ha terminado haciendo de mí el hombre que ahora soy. Esas páginas me enseñaron, ya por entonces, que en el dibujo de mi mundo no cabe el gris, que las cosas son blancas o negras, que hay bien y mal, y que puedes, siempre, definir claramente dónde se encuentran uno y otro, atendiendo únicamente a la cantidad de tinta usada, a la cantidad de oscuridad… a la cantidad de pecado.
    Tengo que contarte una historia muy oscura. Es una historia que, estoy seguro, te hará daño en algunos momentos. Ya sabes que no hay nada que pueda desear menos que el herirte a ti, pero debes conocerla porque esta historia es, en parte, también tu historia, y la de tu hija y la de Simon. No puedo permitir que se me escape el más mínimo detalle. Voy a hacer un gran esfuerzo para escribir sin faltas de ortografía, y trataré de ser tan fiel a la realidad de estos últimos meses como me sea posible. Puede que a veces te aburra también, pero, créeme, la minuciosidad, en este caso, está justificada.
    He comenzado ya. El principio de todo es, aunque parezca increíble, aquella vieja y arrugada portada de cómic del Capitán Meteoro que, de pequeño, guardaba debajo de un cajón y que nunca cambié con nadie”.

    Un fragmento de Núbilus, la novela (que algún día espero ver publicada…) y cuya semilla es el cómic publicado por Dolmen.

    Hace tiempo me apropié de este término latino, Núbilus, y de manera inconsciente le añadí un acento y comencé a incluirlo en casi todo lo que escribía. La palabra original, en latín, significa lo sombrío, lo cubierto por nubes… Es un término evocador que siempre me ha sugerido muchas cosas, y además, ¡qué leches…!, suena muy bien.
    Una mañana (creo que era una mañana, ya casi ni me acuerdo), Vicente Cifuentes, que hoy es un gran artista y al que yo conozco desde que no era más que un chaval prometedor y lleno de ilusión, me pidió que le escribiera un guión de género negro para intentar enseñarlo por ahí y ver si conseguíamos que alguien se fijara en nosotros y lo publicara. A las pocas semanas lo llamé, se pasó por mi casa y leí lo que había parido. Lo que él escuchó se parecía bien poco a lo que me había pedido, pero cuando acabé la lectura, lo miré, vi la expresión de su cara y supe, que Núbilus, mi Núbilus, había pasado ya a ser también algo suyo.
    Nuestra relación, como digo, venía de muy atrás. Le había escrito muchas historias, que por unas cosas o por otras nunca terminaron de salir a la luz y aunque ambos habíamos recorrido caminos opuestos (yo alejándome del mundo de los tebeos, que tanto amo, y él sumergiéndose cada vez más en él, convirtiéndose en todo un profesional), nuestra gran ilusión fue siempre ver como esas imágenes que imaginábamos juntos eran vistas por otros a través de mis palabras y sus dibujos.

    A esta gran aventura se unió pronto otro gran artista, Ciro, quien también había formado parte de nuestra historia desde hacía años (de más jóvenes ambos asistimos a sus clases de cómic en la universidad popular de Albacete, lugar donde nacimos los tres…). La ilusión, así, se multiplicó. Estábamos haciendo algo de lo que nos enorgullecíamos, y lo estábamos haciendo juntos… Vicente, Manolo y yo. Estábamos cruzando la línea, cumpliendo nuestro sueño…

    Para mí Núbilus es, por tanto, como digo, mucho más que un guión. En realidad todo lo que escribo (sea mejor o peor), va más allá de la ficción. Cada historia que he creado viene apoyada por la realidad, por mis vivencias y mi manera de ver la vida. Amo los tebeos con devoción (aunque, cuando conocí el mundo de los comics por dentro, esa es la verdad, no me gustó demasiado), y me dejo en cada historia un trozo de mi alma… En Núbilus ocurre también. En cada página está mi manera de ver el mundo. El orgullo de Joe es el orgullo que me gustaría poseer, su valor es el valor que me gustaría haber tenido, la fortaleza de su amistad es reflejo del valor que yo mismo le doy a mi amistad, su amor, ese amor oculto y tímido, pero inquebrantable, que siente por la mujer de Simon, es el amor que yo mismo siento por mi mujer… por mi familia.
    Por supuesto, en Núbilus existe también una parte de ficción totalmente imaginada, pero incluso esa parte, la parte más negra, es manifestación de mis afinidades, de mis gustos: siempre me agradaron las historias oscuras… ¿A quién no? Puede que haya algo malsano en ello, pero, ¿quién no soñó alguna vez en ser el detective, o el poli duro, o el héroe atormentado de la pantalla? En este cómic, si miráis con atención, encontrareis ecos de todas esas películas de blanco y negro, de tantas novelas de bolsillo que olían a humo, de todos esos cómics en los que la tinta china nos trasportaba a otro tiempo…

    No he inventado nada nuevo. Sé que los personajes de Núbilus son arquetipos creados con retales de mi memoria, pero es que esos personajes eran, precisamente, los que yo necesitaba crear. Sentía como si pesara sobre mí una maldición. Necesitaba visitar esos lugares sombríos. Necesitaba ir allí y encontrarme con esos hombres malos, besar a Lucy, oler el vodka de Joe y dormir en su cama… luchar contra ellos en su terreno y darles mi respuesta. Necesitaba vencer al Núbilus, y para ello, creé esta historia.
    Ahora yo ya he estado allí. He sido Joe, Simon, el Capitán Meteoro… ahora es momento de que vayáis vosotros. De que os asoméis a lo más sombrío, sin miedo, como he hecho yo. El viaje merece la pena. Es momento de que lo compartamos. Si finalmente lo hacéis, estad seguros, de que, por un instante, os habréis sumergido en nuestro propio sueño.
    Parece oscuro, pero en realidad es todo luz.
    Muchas gracias.

    P.D.: Necesito editor para la novela…

    Reseña de Nubilus

    5 Comments
    Antiguos
    Recientes
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Daniel Santos
    Lector
    1 octubre, 2007 15:27

    Felicidades por el cómic. Lo compre hace unos días y tras leerlo, solo puedo daros las gracias por lo que me habéis hecho disfrutar con el.

    Un saludo

    Raúl López
    Admin
    1 octubre, 2007 15:53

    El guión de Nubilus es muy bueno como apuntas, con bastantes sorpresas en la manga y el dibujo de vicente es cojonudo, 🙂 A ver cual es la siguiente sorpresa de Jose Antonio en el mundo del comic…

    Vicente Cifuentes
    1 octubre, 2007 22:02

    que puedo decir de Fide? es un maestro…y no es xq sea mi guionista fetiche (q lo es ;p) y un gran amigo desde la infancia al que le debo muxas de las ilusiones por las q estoy hoy en este mundillo de los dibejetes y las historietas. Como guionista para mi es inclasificable xq temática que coge, temática que hace una obra maestra. Ojala y pronto pudieramos hacer muxos de los proyecto s que tenemos a medio o que coja el relevo algun dibujante muxo mejor q yo jajaja y haga honor a ellos.
    Muchas gracias a los lectores de Núbilus por vuestro apoyo y vuestras palabras de ánimos ójala y venga “Núbius 2” jejeje nos vemos por el mundo!!!!

    Vicente García
    Vicente García
    2 octubre, 2007 0:13

    Si se permite al humilde editor su opinión, confesaré que tenía mis dudas sobre el proyecto hasta que lo leí. Me sorprendió y mucho, de los guiones más solidos dentro del panorama nacional (e internacional, la verdad). Es de esos tebeos en que puedo comprometerme a devolver el dinero si a alguien no le gusta. En serio, si alguien se lo lee y no le gusta, que nos lo diga y le devolvemos el dinero. Bueno, pero que le guste mínimamente el género negro, acción y demás, que no vengan buscando un tebeo histórico.

    Cortes.
    Cortes.
    26 diciembre, 2007 4:31

    hola, soy Cortes y he de decir que Núbilus me encantó, la forma que tiene de escribir y de expresarse, sabe jugar con las palabras, darle sentido y ser capaz de crear algo que te emociona, que te hace pensar, reflexionar y creerte que formas parte de ese mundo imaginario, yo también llegue a oler su habitación y sentir la frialdad de la soledad del protagoista.

    Espero que pronto vea la luz, otras obras suyas, él ya sabe cual es mi favorita…

    Felicidades a sus compañeros porque también han hecho un gran trabajo y deciros que lo tengo firmado por ellos… una reliquia jajaja… ventajas he de tener no??? byeee.