El club del suicidio

Por
2
7272
 
usu_portada

Edición nacional: Milky Way Ediciones
Autor: Usamaru Furuya
Formato: Rústica con sobrecubierta. 172 páginas.
Precio: 8€

 

Hoy vamos a aprender a realizar el cóctel especial de Usumaru Furuya, el Jisatsu Circle o en castellano, El club del suicidio. Un combinado explosivo que no es para todos los paladares. Un trago tan fuerte que deberá beberse de una sola vez. Esta novedosa mezcla lleva un poco de prostitución adolescente, unas gotas de tortura psicológica, mucho de dolor y cortes en la muñeca; y cómo no, excesiva muerte. Eso que no falte, la muerte como el gran argumento de la vida, teorización que llevó a su máxima expresión Freud con su idea dual del Eros y Thanatos.

¿Conoces a Mitsuko? Sí, la que te sonríe cariñosamente.

Este manga fue un encargo del propio director de cine Sion Sono, quien pidió a Furuya una adaptación de su película también llamada El club del suicidio. “Pensé que al ser una obra maestra, adaptarla tal cual no iba a ser fácil, pero Sono me dijo que no le importaba si el manga tenía un argumento totalmente distinto” dijo Furuya. Una de las mayores motivaciones para adaptar la película, a parte de su gran admiración por el director de cine, fue visibilizar los problemas que acosaban a la juventud japonesa de aquel tiempo, pues en aquella época, cobraron mucha importancia los suicidios por todo Japón. La historia del manga es mucho más comprensible y está mejor atada que en la película, creando un desarrollo de personajes mucho más profundo. Además, Sono, permitió al mangaka modificar ciertos aspectos del argumento para que completara al film, sin hacer spoilers ni tener apenas relación directa con la cinta. Furuya nos anima a localizar los puntos en común para disfrutar de una forma alternativa de toda la historia. El argumento se sintetiza en el propio título, aun así, es mucho más que eso. Saya Kôda, sobrevive milagrosamente a un suicidio en grupo, al cual se adscribe tras conocer a una chica misteriosa llamada Mitsuko. Ésta, es la creadora de un conjunto de varias estudiantes de bachillerato, que se hacen llamar “el club del suicidio”. La amiga de Saya, una chica llamada Kyôko, empieza a preocuparse por ella tras un drástico cambio de actitud, lo que la hace investigar qué hay detrás del club. Poco a poco a lo largo de seis capítulos de los que se compone esta obra, se va desvelando el misterio subyacente, que acaba concluyendo en una historia circular equiparable a la imagen del ave Fénix. Mitsuko, personaje clave de la historia, aunque no principal, pues el narrador se apoya en Saya y Kyôko, es la columna vertebral del misterio. El significado de su nombre viene a decir algo así como “hija de la luz” o “iluminada”. Es obligadamente femenino y encaja a la perfección con la idea de qué o quién puede ser Mitsuko. Digo qué o quién, porque la historia deja a entender que Mitsuko puede no ser sólo una persona, o también dicho, puede no ser sólo un nombre de una chica o ser una construcción cultural heredada. Quizás, influenciado por el Candomblé y las posesiones de los Orixás, Furuya quiso hacer de Mitsuko un espíritu que poseyera continuamente a chicas, haciéndolas crear clubs donde realizar un salto de la vida a la muerte. Recalco salto, pues en ambos suicidios colectivos que se presentan en el manga, el salto forma parte estética o metafórica del acto. Al igual que en otras corrientes espirituales también existen “fuerzas” capaces de hacer cambiar de actitud a las personas y hacerlas cometer actos que no suelen ser acorde con su personalidad, como en el Kardecismo y sus obsesiones. Otro de los posibles simbolismos ocultos en la obra, es la sonrisa. Se habla de la sonrisa cariñosa de Mitsuko, al igual que se ve ésta misma sonrisa en la cara de cada una de las chicas suicidas. Cioran una vez dijo “Vivo únicamente porque puedo morir cuando quiera: sin la idea del suicidio, hace tiempo que me hubiera matado.” Recordando que el suicidio puede ser una manera de enfrentarse a la vida, es decir, una manera de sonreír. Una liberación.

Todo lo mencionado anteriormente, construye de manera sobrada la intriga, haciendo de esta obra algo excepcional. Es verdad que con mayor número de páginas hubiera adquirido más profundidad y también que el dibujo es algo primitivo y sencillo en comparación a lo que nos tiene acostumbrado Furuya, pero se le perdona por ser una obra bastante temprana en su trayectoria.

furuya_2

En realidad no siento nada, ni dolor ni alegría. He dejado de tener relación conmigo misma.

El suicidio es un tabú que afecta de sobremanera a Japón, siendo un tema político urgente a tratar. Japón tiene una de las tasas de suicidio más altas del mundo. El 71% de los suicidios en este país los cometen los hombres y es la principal causa de muerte entre los varones de 20 a 44 años de edad. De acuerdo con las declaraciones del gobierno japonés “los problemas de salud en primer lugar junto con los apuros económicos, los problemas laborales y los amorosos” crean una ansiedad que llevan al ciudadano a cometer tal acto. En la cultura japonesa hay una larga historia que relaciona el suicidio con la honorabilidad, como el suicidio ritual de los samuráis para evitar ser capturados o sentir que no deshonran su vida, llamado Seppuku. También los ataques kamikazes están relacionados en esa muerte gloriosa. Otra tendencia que alcanzó gran atención hace años, fueron la de los suicidios colectivos. Una inclinación creciente en el Japón del siglo XXI. En diversas ocasiones organizados desde páginas web o foros de internet. Según antropólogos y sociólogos, como I.Zente sostienen que “El suicidio colectivo surge del temor a la muerte de las personas. El individuo teme morir en soledad, y producto de un proceso consciente pero influenciado por fuerzas inconscientes, decide darle fin a su vida junto a un grupo de personas.”

¿Por qué no te unes al club?

Sion Sono y su película, pueden tener relación con Takeshi Kitano y su Battle Royale, por el hecho de mostrar Japón desde una perspectiva sociológica en la que la juventud, es la capa social a analizar. Un thriller de detectives con banda sonora de J-Pop, con una trama algo confusa, dando vueltas a veces en elementos argumentales que no llevan a ninguna parte. Noriko´s Dinner Table es la secuela de El club del suicidio. Escrita y dirigida también por Sono retoma varios de los conceptos de la historia original. El club del suicidio impactó en su estreno por un doble objetivo. Por una parte su trama estremeció en festivales y certámenes de cine en occidente. Por otro lado, en fechas cercanas al estreno, hubo una serie de suicidios colectivos ya pactados, lo que le dieron un aura más lúgubre y tenebrosa al estreno del film.

Ya sabéis, estáis invitados al mundo del misterio con toques de horror del maestro Usumaru Furuya. Pero cuidado, estad bien atentos si queréis volver, pues os puede atrapar para siempre. Y haced caso al mangaka: “Procurad no suicidaros, por favor”.

furuya_1

Artículo escrito por Ken Takato

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
21 mayo, 2015 8:33

Bienvenido Ken, un muy buen estreno y deseando que cada semana nos descubras mangas interesantes. Este me lo apunto desde luego, has conseguido captar mi atención 🙂

Jesús Játiva
24 mayo, 2015 14:46

¡Bienvenido, Ken! Deseando leer tu siguiente reseña.