El problema de Susan y otras historias, de Neil Gaiman, P. Craig Russell y varios artistas

Volvemos a la Biblioteca Gaiman de Planeta Cómic con El problema de Susan y otras historias, unos relatos dirigidos por Neil Gaiman y P. Craig Russell muy bien acompañados

0
3191
el problema de susan

Edición original: The problem of Susan and other stories USA (Dark Horse, 2019)
Edición nacional/España: El problema de Susan y otras historias (Planeta Cómic, 2022)
Guion: Neil Gaiman y P. Craig Russell
Dibujo: P. Craig Russell, Scott Hampton y Paul Chadwick
Color: Scott Hampton, Paul Chadwick y Lovern Kindzierski
Traducción: Diego de los Santos
Formato: Cartoné. 88 páginas. 16,95€

Cuentos en la edad adulta

«Ya no es amiga de Narnia. Sólo está interesada en pintalabios, medias de nailon e invitaciones»

Neil Gaiman es un valor seguro. Está lejos de ser un autor de una sola obra, por mucho que Sandman pueda eclipsar a las demás, no en vano Planeta Cómic le ha dedicado una “Biblioteca Gaiman” con la que da cabida a esas obras que ha ido publicando fuera del sello Vertigo de DC, lugar en el que encontró la fama pero no el único en el que trabajó. Ni mucho menos. De hecho en los últimos años hemos visto cómo su producción en Dark Horse va creciendo, ya sea con obras propiamente realizadas para este medio (Estudio en esmeralda o Nieve, Cristal y Manzanas por ejemplo) como adaptaciones de sus propias novelas (American Gods o, más recientemente, Mitos Nórdicos) pero todas ellas con ese nexo común de reinterpretar mitos, clásicos o modernos, de nuestra larga y amplia historia.

Y en todo esto, si hablamos de Gaiman hay que hablar de P. Craig Russell, pues el autor de El anillo del Nibelungo lleva ya más de treinta años colaborando con el famoso escritor inglés, y en la última década muy involucrado con sus adaptaciones, de ahí que no sea nada extraño verlo en este El problema de Susan y otras historias, lo cual a la postre es siempre una agradable noticia ya que Russell le tiene pillado absolutamente el tono a las historias de Gaiman, gracias a un estilo de corte clásico que transmite esa mezcla de realidad y fantasía con la que siempre juega el guionista. Estilo al que Lovern Kindzierski tiene el gusto totalmente afinado y potencia el dibujo con sus colores suaves, aportando más significado a los mitos con los que Gaiman y Russell juegan.

Es cierto que en El problema de Susan y otras historias hay más gente involucrada, pues, como indica el título, hay varios relatos, cuatro en concreto. Aunque quizás sea más acertado replicar lo que dice la publicidad de este tomo y “Dos relatos y dos poemas” sea una descripción mucho más acertada de lo que todos ellos hacen aquí, no solo por la cantidad de páginas, habiendo dos historias grandes frente a dos pequeñas, sino también por el estilo, siendo las dos pequeñas algo más cercano al libro ilustrado, y narrado en primera persona, que al cómic en sí.

El problema de Susan abre y da título al tomo, a pesar de que sus veinticinco páginas no la hacen la historia más grande del mismo, por poco. Pero son veinticinco páginas maravillosas de puro Gaiman y puro Russell que va a lo que mejor saben hacer, a por los mitos, pero esta vez de una forma muy humana y muy interesante. El problema de Susan hace referencia a la falta de dicho personaje en la última obra de Las Crónicas de Narnia, donde C. S. Lewis la separa de sus hermanos por “Ya no es una amiga de Narnia. Sólo está interesada en pintalabios, medias de nailon e invitaciones”. El carácter religioso inherente a la obra de Lewis es obvio y confirmado por él mismo, pero aquí los autores no inciden tanto en eso como en la naturaleza de los cuentos.

Si bien es un tema muy recurrente en Neil Gaiman, y que Russell también ha tratado, la reflexión sobre la evolución de los cuentos infantiles sigue siendo muy efectiva, en este caso en especial pues relata el porqué de los mismos, con la famosa reducción de los aspectos desagradables de las historias de los hermanos Grimm, a la vez que lleva a la edad adulta un caso como el de Susan. ¿Qué fue de Susan? La fuerza con la que lo cuentan es impresionante, como se puede esperar de ellos, pero dejan un poso que hace que esta historia merezca la pena y que invita a reflexionar sobre varios temas, incluso sobre cómo ellos mismos tratan sus obras.

El otro relato largo, de veintiocho páginas, es La presidencia de Octubre. No deja de ser curioso pues es a su vez una especie de mini-antología que nos relata cómo varios personajes, cada uno con el nombre de un mes, cuentan pequeñas historias, siendo la de Octubre la más larga. En este caso el guion corre a cargo de Gaiman y Russell, con un dibujo de corte más realista de Scott Hampton (Lucifer, Batman…) que funciona muy bien en gran medida por su contraste con respecto al resto de artistas.

En este caso no se trata de un relato que ofrezca tanta reflexión como el anterior, aunque sí queda ese fondo sobre el significado de las historias y la importancia de los relatos. Luego, a su vez, está cada historia que cuentan, aunque en realidad muchas de ellas son solo pequeñas disculpas para que los diversos personajes interactúen, con diálogos realmente mordaces, y para que Octubre relate la última. La cual, por cierto, es de las que van al corazón tratando los abusos conscientes e inconscientes que hacemos a terceros… o que nos hacen. Eso sí, siguiendo ese tono de cuento fantástico que se mantiene en todo el tomo.

Las dos historias más cortas son otra cosa. Rizos se intercala entre los dos grandes y con sus cuatro páginas Gaiman y Russell repiten lo que contaban en El problema de Susan, es decir, un cuento modificado, relatado desde otra perspectiva y su adaptación referida a los diversos rangos de edad a los que se puede dirigir. Cuatro páginas que vuelven a incidir en la libertad de la interpretación pero que quizás conformen la peor parte de toda la obra.

Si volvemos a lo que se nos decía al vendernos esta obra, eso de “Dos relatos y dos poemas”, se entiende mejor con El día de los platillos volantes. Se trata de siete páginas donde Russell desaparece para dejar solos a Neil Gaiman y Paul Chadwick. El autor de Concrete en realidad solo hace de ilustrador, a página completa, de los textos mucho más poéticos de Gaiman. Teniendo en cuenta el nivel de uno como escritor y del otro como dibujante la calidad está asegurada y da un buen cierre, pues consigue ofrecer al lector una sonrisa agridulce.

El problema de Susan y otras historias es otro buen tomo con el nombre de Gaiman asociado. Otro punto a favor de esta Biblioteca Gaiman. Lo único negativo que se puede decir de ella es, obviando gustos personales donde un servidor no es muy amigo de la portada escogida, que el precio es algo elevado. Es una constante en esta colección de relatos de Gaiman, donde los 16/17 euros por los que rondan sus tomos se ven compensados con unas noventa páginas de media, a excepción de Mitos Nórdicos que es más larga. Ahí entra lo de siempre, la calidad de los autores y la obra lo valen en función del interés de quien lo quiera leer. En mi caso, como decía al principio, Neil Gaiman es un valor seguro.

Lo mejor

• La historia que abre el tomo, sin desmerecer el resto.
• Poder leer una vez más a Neil Gaiman retorciendo mitos.
• P. Craig Russell, Scott Hampton y Paul Chadwick, tres nombres que lo dicen todo.

Lo peor

• ¿Mucho precio para pocas páginas? Puede ser, pero no es solo una cuestión de cantidad, también de calidad.

Otras reseñas de la Biblioteca Gaiman

Estudio en esmeralda
Nieve, Cristal, Manzanas
Mitos Nórdicos 1

Edición original: The problem of Susan and other stories USA (Dark Horse, 2019) Edición nacional/España: El problema de Susan y otras historias (Planeta Cómic, 2022) Guion: Neil Gaiman y P. Craig Russell Dibujo: P. Craig Russell, Scott Hampton y Paul Chadwick Color: Scott Hampton, Paul Chadwick y Lovern Kindzierski Traducción:…
Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Cuatro historias que deleitarán a los seguidores de Gaiman y de Russell.

Vosotros puntuáis: 9.22 ( 5 votos)
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments