#ZNGames Far Cry Primal:de vuelta a la edad de piedra

Por
0
866
 
far-cry-primal-logo1

Título: Far Cry Primal
Desarrolladora: Ubisoft
Plataformas: PC/ PS4/ XBOX ONE
Idiomas: Subtítulos en castellano, voces en wenja

 

Renovarse o morir

Es muy sorprendente que a estas alturas, con lo cansados que estamos ya de sagas que nos bombardean año tras año con su lanzamiento del momento que apenas difiera en nada con el del año pasado, todavía haya estudios que aprendan la lección y se esfuercen realmente por renovar sus ips. Ya desde que se anunciara, este Far Cry Primal prometía lo imposible: mantenerse fiel a su marca pero renovándose lo suficiente como para que nos apeteciera zambullirnos una vez más en sus historias. Y para ello, proponía algo radical: volver a la edad de piedra.

La saga Far Cry, cuyo primer título data de hace ya más de diez años, nos trajo acción y chulería. De la mano de Crytek aparecía en 2004 una saga llamada a permanecer en sus citas a la cabeza de los más jugados, combinando a la perfección la acción en primera persona, con las buenas historias, la exploración de mundos abiertos y los gráficos a todo tren. Y la fórmula ha funcionado durante esta década, manteniéndose a un ritmo de juego numérico cada cuatro años más o menos y algunas expansiones y spin-offs entre medias, algo que no invita precisamente al agotamiento. Ya sorprendió hace algunos años con un maravilloso dlc del que fuera la tercera entrega de la saga; el llamado Blood Dragon, un dlc más bien independiente y casi imposible de clasificar que nos llevaba hasta un mundo alimentado por la nostalgia retro de los años ochenta con un gran sentido del humor, acción aún más trepidante y un arte que se alejaba de la saga principal y aportaba frescura. Y es que lo que se le pide tanto a Ubisfot con otra de sus grandes sagas, Assassin’s Creed, parece tenerlo bien aprendido con Far Cry. En esta entrega nos transportamos 12.000 años al pasado, al año 10.000 a.c. y tomamos el control de un wenja, una tribu nómada que busca la legendaria Tierra de Oros, un plácido lugar donde vivir. Sin embargo, los wenja se han visto diezmados y separados por otra tribu, caníbales y sin escrúpulos que se han hecho también con la tierra prometida. Adiós a las balas, las granadas y los rifles. Nuestras armas estarán hechas de piedra y palos; el fuego será nuestro gran aliado y los animales del bosque a los que logremos domar nuestra mejor baza para recuperar a los wenja y conquistar la Tierra de Oros.

La dura edad de piedra

12771637_1555407818104544_4119294995821788561_o

Con este sorprendente punto de partida nos adentramos en un juego que guarda toda la esencia de Far Cry, pero yendo mucho más allá. El cambio de época le ha sentado realmente bien y da la sensación de estar ante un juego totalmente nuevo, algo de lo que no muchas sagas pueden jactarse en el lanzamiento de un nuevo episodio. Las posibilidades realmente son muy amplias: tendremos que acostumbrarnos a un árbol de habilidades nuevas cuyo epicentro será la supervivencia en la hostil edad de piedra; a nuevas armas que no resultarán tan efectivas y sencillas como las armas de fuego (o las láser, si eres de los que disfrutaron de Blood Dragon como de ningún otro capítulo de la saga) y tendremos que tener cuidado en dónde ponemos los pies: bestias salvajes, un terreno endiablado donde la naturaleza no nos da tregua y un mapa verdaderamente grande para explorar. Far Cry Primal rebosa originalidad y parece querer transmitirnos de verdad la sensación de ser un salvaje hombre de las cavernas en busca de la paz.

Aunque lo visto en el trailer podría invitar al pesimismo de encontrarnos ante una burda campaña de marketing que busque echar mano al dinero de los jugadores incautos, el juego brilla por sí mismo y aporta mucho al universo Far Cry. Jugándolo uno tiene viejas sensaciones (a fin de cuentas, las mecánicas son similares y muchos elementos se han readaptado para emplear la misma función con diferentes objetos y situaciones); pero tampoco podemos evitar sentirnos perdidos ante un mundo completamente nuevo. Y no solo bosque y arroyos nos vamos a encontrar, pues el mapa es amplio e incluye zonas heladas, llanura, bosque, cuevas y endiabladas grutas. La utilización de los animales resulta un arma realmente potente, tanto que desgraciadamente a veces nos pondrán las cosas demasiado fáciles. Por otro lado, el árbol de habilidades está realmente bien trabajado y la gestión de las aldeas y recursos, sin ser pura estrategia y sin quebrarnos demasiado la cabeza, resulta bastante efectivo.

Sin duda, habrá quien no reconozca su saga. Estamos muy lejos de lo que Far Cry solía ser, pero si nos dejamos en la puerta las inseguridades y los prejuicios, disfrutaremos de un juego verdaderamente bueno. Engancha y se resuelve bien a sí mismo; además goza de un gran apartado gráfico, una banda sonora muy buena y una amplitud de miras realmente sorprendente. No lo voy a negar, yo fui de los primeros que se sorprendió y torció el gesto en incredulidad cuando Ubisoft se lanzó a la piscina con el primer trailer, pero tras jugarlo la experiencia no podría haber sido más satisfactoria. Estamos ante un juego que sabe lo que se hace y sabe lo que necesita el jugador: igual que con Blood Dragon, Far Cry Primal aporta frescura y da una gran vuelta de tuerca a la saga para que no acuse su propia vejez. Fue un paso arriesgado, pero parece que la jugada no ha salido mal.

La duración es la misma a la que ya estamos acostumbrados; pues entre la misión principal, las secundarias (que por otra parte no pasan de eventos más o menos repetitivos y recogida de coleccionables o amplitud de armas y habilidades) y la exploración estamos ante horas y horas de diversión, más de 30 si eres concienzudo.

12778865_1557085301270129_6415347175682166900_o

¿Qué hemos echado de menos?

Más dificultad, pues el reto de la supervivencia no pasa de curarse heridas y mejorar las habilidades físicas. Esta era una muy buena oportunidad para jugar con mecánicas como tener que buscar agua, huir del sol que quema nuestra piel con menos pelo que el resto de animales o el aprovechamiento de las heridas para limitar nuestras capacidades físicas. En definitiva: un poco de realismo a la hora de enfrentarnos a los peligros que nuestros antepasados debieron de enfrentar. También hubiera estado bien algo más de profundidad en la historia, pues aunque resulta interesante y está bien contada, muchas misiones son realmente repetitivas y hay poco trasfondo en general. Nos ha gustado el contenido místico, que no podía faltar, pero se hubiera agradecido algo más de épica.

En resumen: Far Cry Primal cumple con crecer lo que prometía. Es un juego a la altura de la saga, pero también es un huracán renovador y un maravilloso spin-off que hará las delicias de los que busquen emociones fuertes.

  Título: Far Cry Primal Desarrolladora: Ubisoft Plataformas: PC/ PS4/ XBOX ONE Idiomas: Subtítulos en castellano, voces en wenja   Renovarse o morir Es muy sorprendente que a estas alturas, con lo cansados que estamos ya de sagas que nos bombardean año tras año con su lanzamiento del momento que…

Valoración

Gráficos - 9
Jugabilidad - 8.5
Historia - 8.5
Sonido - 8.5

8.6

Valoración

Far Cry Primal es un spin-off a la altura del ya muy conocido Blood Dragon, pero también es un juego muy interesante y divertido que plantea retos pocas veces vistos.

Vosotros puntuáis: 7.4 ( 1 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments