Esclavos del trabajo

Aunque no los queramos ver están a nuestro lado.

Por
4
805
 

Edición original:Wage Slaves SWE, Ordfront/Galago
Edición nacional/ España:Astiberri Ediciones
Guión:Daria Bogdanska
Dibujo:Daria Bogdanska
Formato:Rústica, 200 páginas
Precio:18,00€

 

¡Es de locos! Me dijeron que necesitaba un trabajo para conseguir el número… ¡Pero no se puede conseguir un trabajo sin ese número! ¿Cuál es la lógica?

Esclavos del trabajo es el primer cómic de Daria Bogdanska. Originalmente apareció publicado en Suecia que es donde Daria reside en la actualidad. Editado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero. En Francia ha sido reconocida como una de las obras del año, formando parte de la selección oficial del Festival de Cómic de Angoulême 2018 y siendo finalista del premio Artemisia 2018.

Daria Bogdanska es una historietista polaca nacida en 1988. En 2013 se trasladó a Suecia para recibir clases de cómic, sin tener los papeles de residencia. Es esta época la que relata en su cómic. En la actualidad, ejerce como profesora de cómic.

Tras salir de su Polonia natal huyendo de la violencia de su padre, Daria llega a Malmö con la intención de reconducir su vida. En esta cuidad recibirá un curso de cómic, pero para subsistir tendrá que trabajar en los trabajos más precarios ante la imposibilidad de obtener los papeles por las constantes trabas administrativas que el estado sueco le impone. Encontrará cierta estabilidad laboral en un trabajo de camarera, mal pagado y sin contrato con unas condiciones que se asemejan a la esclavitud. Así que comenzará una lucha para mejorar sus condiciones laborales y las de sus compañeros. Todo ello se verá complicado por su agitada vida sentimental.

Esclavos del trabajo es un cómic autobiográfico con un fuerte componente de lucha sindical. Daria también nos cuenta sus ilusiones y sus problemas sentimentales, pero no solo los suyos, también los de toda una generación. No solo refleja la realidad de Malmö sino que su situación es extrapolable a cualquier lugar, ya que estamos ante un relato universal. Un relato que debe servir para visibilizar los problemas de los inmigrantes sin papeles que no queremos ver ni nos quieren mostrar. No deberíamos olvidar nunca que nuestra pertenencia a un país del primer mundo no deja de ser una casualidad. Una novela gráfica que recuerda por momentos a Persepolis pero sin caer en la autocompasión y la autocomplacencia de la que abusa Marjane Satrapi.

Estamos en un momento en el que los políticos de derechas hacen ímprobos esfuerzos para que veamos a los inmigrantes como delincuentes, con un discurso xenófobo que se olvida de que son personas que solo buscan un futuro mejor. Tampoco hacen mención al beneficio económico que supone que vivan fuera de la ley. Así, gracias a sus sueldos de miseria, todos nos podemos beneficiar de restaurantes más baratos o podemos alquilar nuestro piso infecto en negro y sin ningún tipo de responsabilidad por nuestra parte. Daria sufre los enormes problemas administrativos a la hora de obtener un permiso de trabajo y se ve desbordada por las kafkianas trabas de la administración a la hora de obtenerlo. También refleja de manera clara lo importante que es luchar por tus derechos laborales y lo importante que es liderar esas luchas, que sirven para hacer un mundo más justo. En esa lucha son imprescindibles los sindicatos como puntas de lanza. Algo que convierte a los sindicatos en imprescindibles ya que son la primera línea de defensa de los trabajadores, aunque en este país no se valore su tremenda importancia como garantes de nuestros derechos, esos que tenemos gracias a ellos. Todo esto se refleja a la perfección en Esclavos del trabajo, sin que se convierta en un panfleto pero sin edulcorar la situación.

También hay una crítica a la gentrificación que están sufriendo las grandes ciudades por todo el mundo y la perdida de identidad de los barrios y ciudades que ello conlleva. Además es un alegato al punk como música contestataria y reivindicativa.

La historia se equilibra y no resulta pesada ya que además de sus problemas laborales, también vemos sus problemas sentimentales y los problemas sociales que afronta una juventud sin ilusiones atrapada en trabajos sin futuro. Todos los personajes son presas del desencanto, son como zombis que vagan por el mundo esperando algo que agite sus vidas y les haga recuperar el control, algo que no afecta del todo a Daria que a ratos se consigue zafar de esa sensación. A pesar del protagonismo absoluto de Daria, el resto de personajes están muy bien construidos huyendo de los tópicos. Por eso vemos las dos caras de la humanidad, las personas que te ofrecen su ayuda y amistad sin pedir nada a cambio y las que solo buscan su propio beneficio. Y en esto da igual el color y lo que digan tus papeles.

En el apartado gráfico se ve la enorme influencia de los autores underground americanos en el estilo de Daria. Hace un gran trabajo con las expresiones y la gestualidad de los personajes, que pese a su estilo sencillo son todos muy reconocibles. Usa una composición de tres tiras por página pero que rompe cuando es necesario. Donde no está tan bien es en la proporciones, no solo de los personajes que son casi todos paticortos sino también de algunos edificios, pero no es algo que afecte a la lectura ni a la narrativa. Para ser su primer cómic es un gran trabajo.

Astiberri Ediciones hace un buen trabajo de edición, con buen papel y reproducción. Es bueno que apuesten por autoras nuevas con miradas frescas y comprometidas como Daria Bogdanska, ojalá en el futuro nos traigan más obras como esta.

Con Esclavos del Trabajo, Daria Bogdanska nos trae un cómic que es una equilibrada mezcla entre slice of life y cómic político-social, que sirve para agitar conciencias y mostrarnos la realidad. Una realidad que afecta a millones de personas, que Daria conoce en primera persona y que refleja sin cortapisas con una mirada crítica. El retrato de una juventud sin esperanzas ni sueños atrapada por un sistema que les roba inexorablemente las libertades y el futuro.

  Edición original:Wage Slaves SWE, Ordfront/Galago Edición nacional/ España:Astiberri Ediciones Guión:Daria Bogdanska Dibujo:Daria Bogdanska Formato:Rústica, 200 páginas Precio:18,00€   ¡Es de locos! Me dijeron que necesitaba un trabajo para conseguir el número... ¡Pero no se puede conseguir un trabajo sin ese número! ¿Cuál es la lógica? Esclavos del trabajo es…
Guión - 8.5
Dibujo - 7
Interés - 8.5

8

Realidad

Daria Bogdanska nos cuenta en primera persona las dificultades que afrontan a diario los sin papeles. Un cómic para despertar conciencias.

Vosotros puntuáis: 9.3 ( 1 votos)
Artículo anteriorNovedades Harriet Ediciones octubre 2018
Artículo siguienteEl director J.A. Bayona escribe la introducción de Superman: Especial Action Comics 1000
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
AbrahamElvisDiego García RoucoOkazaki Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Okazaki
Lector
Okazaki

Felicidades por la reseña, me ha encantado! Es un cómic que me llamó la atención al verlo en las novedades del mes y leyendo tu reseña me he terminado de animar a comprarlo.

Elvis
Lector
Elvis

“Estamos en un momento en el que los políticos de derechas hacen ímprobos esfuerzos para que veamos a los inmigrantes como delincuentes, con un discurso xenófobo que se olvida de que son personas que solo buscan un futuro mejor” No se puede ser más tendencioso y menos objetivo máxime cuando no es necesario para dar la opinión sobre un cómic. En cualquier país civilizado,como Japón o Estados Unidos o Francia antes de entrar en la Unión Europea o incluso Venezuela es imposible entrar y adquirir la nacionalidad o el permiso de residencia sin el consentimiento de las autoridades y el que lo hace está en situación irregular , incluso en los paises donde gobierna la izquierda, para ejemplos Cuba o la ex Unión Soviética.

Abraham
Lector
Abraham

Muchas ganas de leerlo. Si lo comparas, aunque sea levemente, con Persepolis, es algo que me va a obligar a leerlo sin duda.

En cuanto a lo dicho en el comentario anterior, no tengo palabras para asombrarme ante la ignorancia del ser humano, asi nos va.