Entrevista a Kurt Busiek y Brent Anderson

Por
16
539

“Ravishing” Raúl López
with the vodka-fuelled collaboration of Alberto “More to Love” Morán
presents…

KURT BUSIEK & BRENT ANDERSON

Siento una profunda admiración por el trabajo de Kurt Busiek, he hablado con el en varias ocasiones por e-mail casí siempre para saber su opinión sobre tal o cual cómic o para hablar de sus obras, Marvels, las historias jamás contadas de Spider-Man, Iron Man, Vengadores o Astro City la que para mi es su mejor obra. El caso es que cuando ficomic anunción que tanto el como su compañero en dicha serie, Brent Anderson, asistirian al salón del cómic no dude ni un momento en pedir poder entrevistarlos para, como no, tener una charla con ellos acerca de una de mis colecciones favoritas. Iluso de mi había preparado un par de páginas de preguntas pensando poder hacerlas en la poco menos de media hora que disponemos, la charla se prolongó durante una hora porque no tenían compromisos posteriormente, a pesar de todo me fue imposible preguntarles todo lo que me habría gustado, fue la extendida la conversación, deteniendonos en tantos aspectos que nos divertían o nos causaban admiración que nos comimos esos sesenta minutos habiendo hecho tan solo una pequeña introducción. Tengo que reconoceros que lo disfruté y mucho, también Joana (la interprete) a quien quiero dar las gracias por su inestimable ayuda, y conseguimos que tanto Kurt y Brent pasesen un momento distendido como comprobareis por sus respuestas.

Quiero aprovechar para dar las gracias a la organización del salón del cómic por darme la oportunidad de estos mágicos sesenta minutos, y a Kurt y Brent por ser tan geniales como sencillos y accesibles, también a mi compañero y amigo Alberto Morán que se ha encargado de transcribir toda la entrevista.

Raúl López: En primer lugar, ¿cómo viviste el éxito de una de tus obras más conocidas, la popular Marvels? Y, ¿de qué forma crees que afectó ese éxito para que Astro City viese la luz?

Kurt Busiek: Oh, desde luego, Astro City no hubiese visto la luz de no ser por Marvels. Por aquel entonces había hecho un par de cositas para Marvel, un anual, una historia corta de Iron Man, que reflejaban ese punto de vista: el de un ciudadano de a pie que reacciona a los acontecimientos superheroicos que le rodean. Pero Marvels fue un éxito sonado y eso me dio alas para decir: “ya que a la gente le ha gustado esto, puedo hacer mi propia versión, puedo hacer lo que yo quiera“. Así que Astro City no hubiese existido de no ser por Marvels. Le pedí a Alex [Ross] que hiciese las portadas de Astro City porque quería tener esa seguridad, ya sabes, poder anunciarlo como “de los creadores de Marvels”, y funcionó, mucha gente prestó atención a Astro City y a partir de ahí se fue creando una audiencia. Pero sí, Marvels fue de muchísima ayuda.


RL: ¿Podrías explicar cómo surgió la idea de crear Astro City y cuáles fueron tus mayores influencias a la hora de darle forma al proyecto?

KB: Cuando era joven y leía cómics, nunca imaginaba cómo sería ser el superhéroe de la historia, imaginaba lo que sería verlos, cómo sería si Iron Man pasase volando por la calle principal de mi ciudad natal, haciendo vibrar las ventanas, o que Spiderman aterrizase sobre un poste de teléfonos. Y me hacía preguntas como, “mis hermanas tienen pósters de estrellas del pop e ídolos juveniles en la pared, imágenes de chicos atractivos con la camiseta levantada y los vaqueros desabotonados; en el universo Marvel, ¿qué ponen las chicas en sus paredes? ¿Tienen un póster de la Antorcha Humana? ¿Quién es el personaje equivalente?“. Y me preguntaba cómo se vería la realidad desde aquellos lugares mundanos en los que las peleas tienen lugar, a la vuelta de la esquina, en la calle.

Como comentaba antes, hice un par de historias desde esa perspectiva antes de Marvels, y tras esta se discutió la posibilidad de hacer una secuela: no una secuela en el sentido estricto, otro tomo, sino una serie regular llamada “Marvels”, en los que yo “viajaría” a distintos momentos clave de la cronología del Universo Marvel y contaría la historia desde este particular punto de vista. Pero no tardé en darme cuenta de que los editores… *suspiro* Hacer Marvels fue muy sencillo porque nadie esperaba que fuese un éxito, así que nadie interfirió en su desarrollo. Pero en cuanto nos pusimos con Marvels 2, que nunca terminó de llevarse a cabo, todos los editores querían estar implicados y dejar su huella en el proyecto, lo que hizo que fuese un desastre y que yo cayese en la cuenta de que hacer una serie mensual en semejantes circunstancias sería más de lo que podía aguantar. Así que pensé, “¿y si la hago por mi cuenta?”. Aquella noche me senté en el sofá de mi salón y pensé, “¿cómo la llamo?”; estuve pensando en un nombre y así nació “Astro City”.

Los héroes de Astro City

La primera remesa de historias estaba compuesta por aquellos relatos que tenía en mente y que siempre había querido contar, y para desarrollar aquellas ideas tuve que inventar nombres de personajes, equipos de superhéroes, barrios y cosas así y darle forma… pero empezó como historias que siempre quise contar. Por ejemplo, ¿os acordáis de la historia del número dos, con el artículo del periódico? Mi madre me envió aquel recorte de periódico: era del Boston Globe, de cuando yo iba a la universidad. Lo leí y dije “aquí hay algo más que contar, voy a crear una historia de superhéroes a partir de ella”. Así que durante quince años tuve aquel recorte de periódico guardado en mi cartera, literalmente. Hasta que llegó el momento de crear una historia a partir de él.

En lo que respecta a las influencias en Astro City, bueno, de entrada todos los comics de superhéroes que he leído son una influencia para mí, pero las novelas de Nevelshoot, que suelen tratar de hombres y mujeres corrientes que, sin comerlo ni beberlo, se ven implicados en acontecimientos más grandes de lo que jamás pudieron imaginar. El trabajo de William Goldum y Robert Town, de guionistas como Lawrence Black o escritores como Terry Pratchet, autor de Mundodisco, por su uso del entorno como un trasfondo para la historia en vez de tener un plantel regular de personajes.

RL: Brent, ¿cómo entraste en el proyecto de Astro City? Tengo entendido que os conocisteis en una convención en San Francisco en la que Kurt estaba dando una charla. Bert le hizo unas preguntas a Kurt y de ahí surgió la colaboración.

Brent Anderson: Mi mujer es escritora, escribe fantasía, ciencia ficción, prosa, poesía… y fuimos a una convención de ciencia ficción. La mujer de Kurt [Busiek], Anne, también es escritora y aficionada a la ciencia ficción. La única actividad relacionada con los cómics que iba a tener lugar en la convención de ciencia ficción era una charla con Kurt [Busiek], a quien por entonces no conocía, y Marv Wolfman y Len Wein. Recuerdo que no había mucha gente, de hecho éramos muy, muy pocos, así que cuando llegó el turno de preguntas nadie dijo ni media palabra. Yo llevaba un par de años alejado del mundo del cómic pero había trabajado en él, así que le pregunté sobre el estado de la industria y cosas así. El caso es que cuando terminó la ronda de preguntas Kurt se dirigió hacia Marv y le preguntó: “Oye, ¿quién es ese tío del fondo que se cree que sabe de cómics?”. Marv le respondió: “Bueno, es Bren Anderson”, a lo que Kurt contestó, “ah, por eso cree que sabe de cómics”. Así que Kurt se presentó una vez hubo terminado el encuentro y nos pusimos a hablar, me preguntó en qué andaba metido y me habló de un proyecto que tenía en mente: Astro City.

Inseparables Kurt y Brent

RL: ¿Cuál fue tu primera impresión cuando Kurt te detalló cómo tenía pensado enfocar el proyecto?

BA: Bueno, no conocía ni a Kurt ni Marvels, llevaba dos años fuera del mundo del cómic y estaba muy desconectado. Al principio pensé que era un aficionado, que era un novato, y como ya entonces mucha gente me pedía colaborar con ellos en cómics me mostré un poco escéptico y le dije: “vale, bueno, ¿qué ideas tienes?”. Y empezó a hablar de la historia, de su proyecto y de cómo yo podía encajar en uno de los ejemplares.

KB: La idea inicial era hacer seis números, cada uno dibujado por un autor distinto.

BA: Eso es. El caso es que me preguntó si estaría interesado en dibujar uno de aquellos seis ejemplares y me contó las ideas que tenía para la historia. Yo no hacía más que decir: “qué bueno, qué buena idea, me encantaría participar…”. Así que le dije que contase conmigo para uno de los ejemplares y que otros autores se ocuparían del resto. Pero como estaba tan entusiasmado con el proyecto, me dijo que después de los seis primeros ejemplares tenía pensado hacer otros seis y me preguntó si estaría interesado en dibujarlos. Le dije que claro, que puesto a volver al mundo del cómic, me gustaría hacerlo con un proyecto interesante. Más tarde hubo problemas a la hora de reunir a los seis dibujantes…

KB: Muchas de las editoriales con las que contactamos nos dijeron que tener un dibujante para cada número o cada arco argumental podía dar problemas de cara a las fechas de publicación, así que no les gustaba aquel aspecto del proyecto. A una editorial sí que le gustó, de hecho su idea era publicar Astro City no de forma regular, sino solo cuando consiguiésemos contactar con un dibujante muy bueno y famoso. Así que pensé, “así no voy a ninguna parte, necesito un dibujante regular”. Así que me puse en contacto de nuevo con Brent…

BA: ¡No hay nadie más regular que yo!

KB: *Risas*

El espectacular trabajo de Brent Anderson en Astro City

BA: Y una cosa más, justo después de conocer a Kurt decliné participar en Wetworks, un comic de Image creado por While Portacio. Buscaban un dibujante y rechacé la oferta. Mi agente, a quien contraté poco después de reincorporarme al mundo del cómic, me dijo, “uf, has metido la pata”, pero resultó que no. Tomé la decisión correcta. *Risas* ¡Fue la mejor decisión que he tomado en mi vida!

RL: Siempre me he preguntado por qué publicarla en Homage. Tal y como está construida la historia, podría estar perfectamente integrada en la continuidad de Marvel o la de DC.

KB: No quise publicar Astro City ni en Marvel ni en DC porque en ambos casos tienes a los editores encima diciéndote, “no, no puedes hacer eso”. Ya tuve problemas con la continuación de Marvels que teníamos prevista: había escrito una escena con Spiderman y el editor de Spiderman me dijo, “no, Spiderman no haría algo así”, a lo que yo respondí, “sí, sí que lo haría, porque ya lo ha hecho. Esta escena está sacada de un ejemplar publicado en 1973”. Pero él seguía en sus trece, “no, Spiderman nunca haría algo así, tendrás que cambiarlo”. “Pues no voy a cambiarlo, así es como ocurrió, así es como sucedió entonces y no voy a modificar el pasado”. “No, no, no, no quiero que sea así”. Y pensé, “mira, esto es una pérdida de tiempo”. Creando mi propio universo no tengo que enfrentarme a situaciones así, no hay nadie diciendo lo que tengo que hacer. Por no decir que si hubiese publicado Astro City en Marvel o DC y decidiesen hacer una película, la editorial conservaría los derechos, mientras que si yo creo mi propio universo… *Risas* Entonces nosotros nos embolsamos todo el dinero. Quería crear algo mío, algo sobre lo que tuviese el control, como el autor de una novela. No quiero hacer lo que un editor me dicte o solo aquello que me permite, quiero hacer lo que yo quiero.

BA: Y decirme a mí lo que hacer. *Risas*

KB: *Risas* Con respecto a Homage, publicamos seis números con Image. Nos pusimos en contacto con una serie de editoriales y varias de ellas estaban interesadas, pero con todas ellas había un problema u otro. Image no ofrecía dinero por adelantado pero daba una libertad absoluta. Acababa de recibir un buen cheque de derechos de autor por Marvels y tenía dos opciones: liquidar la hipoteca de la casa o poner dinero para que este cómic viese la luz. Lo pensamos y mi mujer me dijo: “esta va a ser tu mejor oportunidad, así que en vez de pagar la casa vamos a intentarlo”. Fue una de sus mejores decisiones, desde luego. Así que fuimos a Image y tras los seis primeros números quedó claro que no éramos capaces de entregar a tiempo y de mantener una periodicidad mensual, así que dejamos el comic en el limbo. Las reseñas y las opiniones eran muy positivas, así que cuando hicimos una pausa en el proyecto la noticia corrió como la pólvora por el mundo del cómic. Empezamos a recibir llamadas de todo el mundo diciéndonos que llevásemos la serie a sus editoriales. La editorial de Jim Shooter e incluso DC estuvieron interesadas en publicar Astro City. Por aquel entonces Homage era un pequeño proyecto de Jim Lee y… bueno, no, de hecho Jim Lee aún no se había puesto a ello, aún publicaba en Image pero estaba empezando a dar los primeros pasos para crear Homage, una editorial paralela centrada que giraría en torno a los guionistas.

El caso que volvimos a ponernos en contacto con distintas editoriales. DC nos hizo una oferta muy suculenta, pero al contrato le faltaban un par de cláusulas relativas al control de la obra por nuestra parte que se mostraron reticentes a incluir. Así que les dije, “la oferta es muy buena, pero aún tengo que hablar con unas cuantas personas”. Cuando le comenté este asunto a Jim Lee me dijo, “claro, no hay problema, os ofreceremos las condiciones que pidáis”. Más tarde Jim Lee vendió Homage a DC, así que acabamos disfrutando de las ventajas de que te publique DC, pero con los contratos de Jim Lee, que nos daban el control que DC no estaba dispuesta a darnos.

RL: Una pregunta para Brent. En Astro City, los personajes son tan importantes como la ciudad en sí. ¿Cómo recrea la atmósfera de la ciudad? Y por otra parte, ¿cuál fue su reacción cuando Kurt le habló por primera vez de las distintas partes de la ciudad?

BA: La ciudad es el personaje principal, de hecho, da nombre a la serie. Tiene muchas facetas y muchas personalidades, tiene muchas zonas para poder dar cabida a todas las historias que Kurt y yo queremos contar. Necesitaba una ciudad con un toque underground, una ciudad clásica, una ciudad moderna, una ciudad de los años 30 que encajase con ese periodo, una historia de la ciudad desde su origen. Me interesa cada recoveco de la ciudad en el que tenga lugar una historia, aunque si tengo que escoger un lugar favorito, ese es en Shadow Hill, que aparece por primera vez en el número cuatro de la primera serie. Desarrollamos juntos los detalles de esa parte de la ciudad, pero cuando la vi claramente fue cuando viajé a la ciudad medieval de Toledo en 2003. En cuanto la vi, me puse a gritar: “¡Shadow Hill, Shadow Hill!”. *Carcajada* [N. del t.: Shadow Hill es una zona siniestra, sombría y antigua de Astro City.] Saqué un montón de fotos y las utilicé como referencia. Ese es mi lugar favorito.

Mi segundo lugar favorito es Kirbyville, cerca del centro. Es un barrio compuesto por edificios que tienen un aspecto como si los hubiese diseñado Jack Kirby, como sacados de Los Cuatro Fantásticos. Siempre que hay un plano de la ciudad aprovecho para dibujar esa zona, para recordarle a todo el mundo que Kirbyville existe. *Risas* Está ahí mismo, al lado del parque, al final del río.

RL: Por otra parte, querría saber cuáles son sus historias favoritas de Astro City.

KB: Si tuviese que elegir una, sería “The Nearness of You”, es la historia de un hombre que sueña con una mujer a la que nunca ha conocido, y que acaba descubriendo que en el pasado estuvo casado con ella, pero que a causa de una gran batalla entre superhéroes que alteró la estructura del tiempo sus padres nunca se conocieron, por lo que ella jamás llegó a existir. Es una historia breve de 16 páginas, pero puede que sea la mejor historia que jamás he escrito.

The Nearness of You la historia favorita de Kurt Busiek

BA: A mí también me encanta esa, pero si tengo que escoger una segunda, esa sería “Confession”.

KB: ¡Vaya que sí!

BA: Me siento identificado en esa historia porque mis padres se separaron cuando yo tenía ocho años. Nunca conocí a mi padre, así que cuando era joven siempre buscaba una figura paterna. Así que me sentía identificado con Brian, el protagonista, viajando a Astro City. Otro aspecto que me resulta cercano es el hecho de que yo siempre quise ser dibujante de cómics, pero para ello tuve que trasladarme a Nueva York: por aquel entonces no había internet, así que allí fue donde tuve que ir a vivir. Todas las historias de superhéroes tienen lugar en Nueva York, así que el hecho de ser un chaval de California que viaja a Nueva York, esperando ver a Spiderman saltando entre los edificios… *Risas* Vale, sabía que no iba a pasar, pero lo esperaba. Así que me sentí identificado con Brian, que viaja a Astro City en busca de un héroe. En busca de su padre. Y al final empieza siendo un sidekick para acabar convertido en héroe.

Si sólo me pudiese llevar un cómic a una isla desierta sería este

RL: Probablemente sea también mi historia favorita de Astro City, y creo que esa historia es la quintaesencia de una historia de superhéroes, contiene todos los elementos del género, es fantástica.

BA: Sobre todo cuando muestran al Confesor en 1920, los años de los justicieros oscuros, antes de la concepción moderna de los superhéroes. Me encanta la viñeta en la que se le ve mirando un camión de la cerveza durante la Prohibición. Esa imagen pone de manifiesto que en Astro City hay una vasta historia que la gente, en su mayoría, desconoce.

RL: Una parte de los lectores de Astro City consideran que los personajes de Astro City son pastiches de personajes de Marvel y DC, como si fuesen homenajes. ¿Qué opináis al respecto?

BA: Esta te la dejo a ti. *Risas*

KB: Bueno, voy a responder como suelo hacerlo, aunque hay gente a la que no le basta con esta explicación: construimos personajes a partir de arquetipos ya establecidos. Por ejemplo, Samaritano es como Superman pero no porque sea una copia, sino porque representan el mismo arquetipo, el extraño que viene a salvarnos, el mesías de un lugar lejano. Otro ejemplo lo encontraríamos en el Confesor, que se parece a Batman, pero las diferencias entre ambos personajes son más abundantes que las similitudes. Queríamos personajes que encajasen en determinados perfiles: no queríamos a Batman en particular, queríamos un justiciero oscuro. Invito a aquellos que piensan que estamos copiando a los personajes a que comprueben qué editorial publica nuestros comics. *Risas* Si copiásemos a Batman y a Superman, DC no nos pagaría por ello ni registraría los personajes de Astro City como nuestros. *Risas* Marvel no se hubiese ofrecido a publicar Astro City, cosa que ha hecho en varias ocasiones. Algunos lectores se fijan en los detalles y asumen inmediatamente que se trata de un plagio, cuando no es así.

16
Déjanos un comentario

Please Login to comment
16 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
15 Comment authors
samanosukeDickerCloud StrifeAngelo FakemonCarlos Recent comment authors
Recientes Antiguos
Carlos Martí
Lector

Magnífica serie y, sí, Busiek es uno de los autores más cercanos al público. Hace años, le envié un mail acerca de una sugerencia para un guión y tuvo la amabilidad de responderme, a pesar de mi inglés.
Y, por cierto, ¿la serie de Astro City  ha finalizado? Sé que queda por salir en España el segundo volúmen de Dark Ages, pero ¿se prevé que continuará? ¿saldrán nuevos números? Es algo sobre lo que no tengo idea, y confío en que salga algo más.

mantecoso
Lector
mantecoso

cuando era mas chico , leia muchos comics como wichblade , battle chasers y cosas asi , y un dia me pasaron un comic de astro city , y me causo un shok por que no pense que se podria construir algo asi de atrapante , al poco tiempo conoci sandman ….
 
un hermosisimo recuerdo de mi adolecencia .

Titan
Lector
Titan

Reconozco que Busiek me gustó en sus Vengadores, en la historia Trinidad que hizo con Nicieza y en el crossover que hizo de los Vengadores con la JLA. Pero leí el primer tomo de Astro City y no me terminó de convencer. Historias entretenidas, por supuesto, y bien dibujadas, pero no vi la obra maestra que otros ven. Y la verdad es que el discurso feminista de Victoria Alada me irritó bastante.

I love your hair
Lector
I love your hair

“esta va a ser tu mejor oportunidad, así que en vez de pagar la casa vamos a intentarlo”. Así también me caso yo.

rorschach
Lector
rorschach

Cuando Astro City deja de hacer homenajes se convierte automáticamente en una obra maestra. A la altura de Local Heroes, más o menos. Para mí Busiek es como Gary Cooper: un actor que no me gusta pero qué bien está (casi) siempre.
 

Jerusalem
Lector
Jerusalem

Muy buena la entrevista, entretenida y amena. Respecto a Astro City, no la he leído, pero me han entrado ganas de hacerlo. La apunto como futura lectura.

Leon
Lector
Leon

Pobre Busiek,como se ha puesto con los años….,siempre habia estado un poco rellenito pero es que ahora esta ‘inmenso’.Cuidese señor Busiek.

frankie frank
Lector
frankie frank

Estupenda entrevista! Aunque acabé cansado con alguna historia como el rollo de la Comprensión Trina, echo de menos a Busiek como guionista de los vengatas y no lo que hay ahora. Y sí que es majo, hace un huevo de años le envié yo también un mail, preguntándole si iba a meter más a Namor en los Vengadores y me respondió muy agradablemente.

Pedro I
Lector
Pedro I

Y esos Thunderbolts…

molon labe
Lector
molon labe

Que buenos son Kurt y Brent y que buenos ratos he pasado leyendo y releyendo su Astro City, una serie que hay que leer si o si.
Muy buena entrevista Raul.

Psi-Lord
Lector
Psi-Lord

Excelente entrevista. Grande Busiek, grande Anderson y grande Astro City.
 
Un saludo, compañeros. ¡Buen trabajo!

Carlos Martí
Lector

Pero ¿alguien está al tanto sobre si Astro City es serie abierta, o cuándo saldrá el próximo número?

Angelo Fakemon
Lector
Angelo Fakemon

Astro City es (o era) una serie magnífica y desde luego que su “The Nearness of You” es de lo mejor que se ha publicado nunca. Solo le pongo algún pero como alguna saga algo alargada y ciertos personajes cuyo diseño me parecen abominables (The Gentleman, por ejemplo), pero aún así es excelente.

Silverhawk
Lector
Silverhawk

Muy buena entrevista, lo del “homenaje” es casi irónico: es tan evidente que incluso Morrison en Superman Beyond en el panel con los Supermen incluyó a Samaritan (“Savior”). Eso si, su idea de homenaje a partir de la esencia le da el toque nostálgico perfecto para reinterpretar un mundo superheroico, para mi, muy superior a experimentos de mezcla de universos de supers.El único pero es que faltó la pregunta sobre cómo se resuelve la publicación de Astro City mirando al actual organigrama de DC.Saludos 😉

Dicker
Lector
Dicker

Para mi Kurt Busiek es una debilidad personal, junto con Roger Stern.
Busiek me parece un guionista cuyos personajes e historias están llenas de cariño, homenajes…si es colega de Scott Mc Cloud malo no puede ser.
 
Que a gusto leía sus comics, aquel Wizard Tales (creo que era así), Astro City…incluso su Conan de hoy…

samanosuke
Lector

>había escrito una escena con Spiderman y el editor de Spiderman me dijo, “no, Spiderman no haría algo así”, a lo que yo respondí, “sí, sí que lo haría, porque ya lo ha hecho. Esta escena está sacada de un ejemplar publicado en 1973″.
 
¡ZAS! En toda la boca. Y ésta es la diferencia entre un editor que no sabe hacer su trabajo y alguien que como editor sería perfecto, ya que ama los comics con los que ha crecido y los conoce al dedillo.
 
La verdad que yo no he leído Astro City, pero lleva meses llamándome la edición de Norma, aunque no me he decidido porque no sé si es serie abierta, cerrada, en parón… Y porque vi los tomos un pelín caros.