Elfen Lied

Por
21
2299

 

Guión: Lynn Okamoto
Dibujo: Lynn Okamoto
Edición España: Editorial IVREA
Contiene: Erufen Rito JAP
Formato: Tomo manga rústica de 192 páginas (Serie Completa de 12 Tomos)
Precio: 8,00 €
Preview Primer Capítulo Elfen Lied

 

“La gente de aquí es patética.
Y cuando se es patético se necesita
que alguien lo sea más”

El mes pasado la Editorial IVREA sorprendía a propios y extraños con la publicación de su amplio catálogo de licencias y novedades para el presente año logradas, según su director y responsable general Leandro Oberto en una “auto-entrevista” en el blog Los Secretos de Ivrea, poniendo mucho empeño en las negociaciones y la inversión y con una pequeña ayuda de “la crisis que se ha cargado o disminuido fuertemente a muchos competidores”. El objetivo es la diversificación y ampliación de la propuesta editorial para convertirse a medio o largo plazo en “una pieza infinitamente más importante del mercado de tebeos local” y desprenderse de la imagen de empresa que sólo de dedica a editar “shojos guarros para niñatas calenturientas”. Sea como sea, entre todas las primicias anunciadas por la editorial de origen argentino, destaca con luz propia la llegada de una obra de culto y todo un clásico moderno: Elfen Lied. Este peculiar seinen manga del mangaka Lynn Okamoto, autor de títulos como Nononono o su actual “manga de fantasía oscura y amor puro” Kiwaguro no Brunehilde, sería serializado originalmente entre 2002 y 2005 en la revista Weekly Young Jump de la editorial Shūeisha y en él se entremezclan de manera muy atractiva el drama, el terror y la ciencia ficción.

Elfen Lied es una historia originalmente concebida con una duración de un par de volúmenes cuya aceptación hizo que su autor la alargase sobremanera respecto a la idea original alcanzando finalmente los doce tomos recopilatorios en Japón y siendo adaptada con éxito al anime por Mamoru Kanbe para el estudio Arms del canal de televisión nipón AT-X en una serie de trece capítulos y un OVA a modo de episodio especial. La adaptación, con notables cambios respecto a la obra original pues se realizó mientras el manga aún no había finalizado su periplo, fue retransmitido en España hace unos años en algunos canales de pago siendo bastante bien acogida por la audiencia y con un gran valoración entre el aficionado medio al manganime. Estamos ante una serie destinada a un público adulto, una amalgama de géneros e influencias que se intercalan en un argumento marcado, por un lado, por el suspense y el terror -en su vertiente más gore– y, por el otro, por el drama y el relato de corte psicológico; ambos extremos resultan complementarios y se acaban por encontrar en una historia de ciencia ficción ligera en el cuál la acción y las escenas subidas de tono se estrechan la mano. De esta manera, Elfen Lied, resulta en una obra con un estilo muy peculiar y original, en cierta manera inclasificable, cuya publicación en nuestro país se ha hecho un poco de rogar pero, finalmente, la espera ha acabado y desde ya podemos disfrutar de uno de los más mangas más populares de la última década.

Sinopsis de Elfen Lied

Lucy es un diclonius, una nueva rama evolutiva del ser humano creada a partir de la manipulación genética, seres dotados de poderes telequinéticos y percepción extrasensorial, con unas protuberancias en forma de cuernos en la cabeza y totalmente inestables a nivel psicológico. Después de un accidente en el secreto laboratorio de experimentación situado en la costa de Kamakura en el cuál se encontraba recluida Lucy esta consigue escapar sembrando el caos a su paso aunque un golpe en la cabeza le hace desarrollar una segunda personalidad infantil y carente de agresividad conocida como Nyu.

Elfen Lied: Una Historia Gore de Amor

Hemos de reconocer que Elfen Lied es una obra más compleja y atípica de lo que puede parecer a primera vista, bajo su velo cercano al shōjo manga tradicional, un género con el que coquetea en su versión más ecchi, tenemos una historia con una mitología y entidad propias que la alejan de la perspectiva más suave a la que se suele asociar ese tipo de obras. Lynn Okamoto consigue otorgar a su creación un interesante armazón humano y psicológico explorado a veces en superficie, otras en más profundidad, pero siempre con la clara intención de no presentar personajes excesivamente planos o carentes de fuerza; una búsqueda que puede resultar realmente meritoria e incisiva si se tiene en cuenta la característica sencillez argumental de Elfen Lied cuya premisa no es especialmente original. Pero Lynn Okamoto no es un autor condescendiente con el lector y eso facilita que no sea previsible adivinar sus próximos pasos en un relato marcado por las escenas gore, verdaderamente llamativas e impactantes en el transcurso de la trama, e incluso cierto grado de sadismo respecto a sus creaciones a las que gusta torturar y enfrentar para exponer su alma abiertamente sobre la mesa. Todo ello a pesar de un dibujo que en sus inicios el propio autor ha calificado en alguna entrevista de factura “torpe e infantil”, un trazo picudo y de perspectiva algo deficiente que, a pesar de ello, atesora un curioso atractivo; un aspecto, no obstante, que su autor irá puliendo a lo largo de la serie hasta alcanzar cierto halo más clásico y convencional.

Esta evolución gráfica también podremos apreciarla en las historias cortas, o one shots, escritas por Lynn Okmato y recopiladas en algunos de los tomos de la serie, incluidas en la presente edición como ya ocurre en la publicación original japonesa; relatos que funcionan como capítulos especiales o material extra aunque algunos de ellos no tengan relación con la historia, este es el caso de MOL, Digitópolis o Memoria, y en algún otro caso, como el relato titulado El sake, ¿se bebe o te bebe?, se trate de un simple fanservice de carácter sexual y de cara a la galería sin ninguna relación con la continuidad de la serie. Por otro lado, volviendo sobre el eje central de la obra, es obligado mencionar algunas de las influencias recibidas por el Elfen Lied de Lynn Okamoto y en la que destacan títulos como el conocido 3×3 Ojos de Yuzo Takada, Gunslinger Girl de Yū Aida y, especialmente, la mítica Chobits de CLAMP; una obra esta última de la que Elfen Lied se podría considerar su versión gore pues guarda con ella alguna que otra afinidad temática y otras relativas al diseño y caracterización de personajes. De esta manera, en ambas obras es similar el manejo de la psicología de sus personajes y fatalismo argumental, su tono de ciencia ficción ligera y su cierta capacidad para incitar a la reflexión, a través del sentimentalismo e incluso su estética; aunque mientras en el Chobits de CLAMP esto parece más una consecuencia indirecta y tangencial en el Elfen Lied de Lynn Okamoto es una cuestión determinante y premeditada básica en el devenir de la trama. En resumen, Elfen Lied es un manga a reivindicar, con un estilo único que lo hace destacar por encima de la media y que puede resultar una lectura emocionante, interesante y divertida.

Enlaces de Interés
21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
6 abril, 2012 10:24

Lei la mitad del primer volumen y me encanto, una historia adulta y muy interesante a la que le hace un flaco favor la portada que parece que esconde detrás una típica historia infantil. No os dejéis engańar, la historia es la releche.

V.
V.
6 abril, 2012 10:44

Aunque a veces resute poco creíble en este caso resultó real y esque el anime, está mejor que el manga en sí.
Puede parecer una historia gore sin más, y que conste no me gusta el gore, pero esta es diferente, pues hay toda una trama adulta, con constante evolución detrás.
Recomendable!

Yera
Yera
Lector
6 abril, 2012 10:46

Las primeras imágenes son un claro homenaje a Gustav Klimt ¿no?, concretamente a “el beso”.Me encanta cuando en un comic, que es de por si arte, se homenajea a artistas de fuera del género, creo que es una forma de demostrar lo “adulto” que es ya el comic como arte y medio de expresión, algo que los aficionados ya sabemos, pero que los profanos, incluso personas que por su nivel de formación consideramos “cultras” no comprenden, teniendo todavía al comic estigmatizado como algo “infantil”, una especie de arte “menor”

JeanLaMontarde
JeanLaMontarde
Lector
6 abril, 2012 11:28

Disfrute como un enano con el anime en su momento con un dramon de ciencia ficción con toques gores y el manga una vez superado el horrendo dibujo en algunas de sus paginas es muy recomendable. Por ahora es muy similar a la historia del anime a ver como remata la faena el autor…

Alberto de Sosa
6 abril, 2012 13:08

Yo vi el anime, y no me pareció lo suficiente como para darle una oportunidad al manga. Eso sí, me alegra que el mercado español se abra lo suficiente como para traer este tipo de obras. De aquí a ‘Kodomo no Jikan’ hay un paso, ja, ja, ja.

Anónimo
Anónimo
Lector
6 abril, 2012 13:29

Recuerdo que vi el anime hace tiempo. Me acuerdo mas del opening que de la serie, uno de los mas “artisticos” que he visto, con su homenaje a Gustav Klimt. Del anime no me acuerdo ya muy bien. Se que en un principio la historia me engancho pero como tantos animes el final parecia un poco apresurado y raro, supongo que por lo que decis que la historia del manga todavia no habia acabado y se tuvieron que inventar el final.

Hoygan!!!
Hoygan!!!
Lector
6 abril, 2012 13:55

Ya lo decía Freud: Sexo y violencia. Y los cómics americanos sólo violencia…

samanosuke
6 abril, 2012 14:59

Me encantó el anime, así que ahora le daré una oportunidad al manga a ver qué tal está.

Si no os importa, me gustaría compartir con vosotros una reseña que hice de dicho anime hace ya ¡6 años!, cuando empezaba en esto de la blogosfera tebeil, por si a alguien le puede servir para, si no comprar el manga, decidirse a ver la serie que es corta pero muy buena.

http://elblogindecente.blogspot.com.es/2006/07/elfen-lied.html

Por cierto, que el opening del anime es de los más geniales que he podido ver, alejados de las machaconas canciones pop que suelen acompañar a otras series con ese canto gregoriano acompañando a los homenajes al trabajo de Klimt, sólo podían hacerlo los japoneses jajaja.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
6 abril, 2012 15:01

Lo probaría, pero los manganime de los últimos años, salvo honrosas excepciones son tan malos, cayendo en el infantilismo o el pajerismo más abyecto, que se quitan las ganas de probar. La preview del tebeo no ayuda, con un nivel de dibujo a la altura de un fanfic y una presentación de la historia muy convencional.

Blade Runner
Blade Runner
Lector
6 abril, 2012 15:37

¿Ves? Yo soy uno de esos que ya había juzgado la obra sólo por la ilustración de cubierta ^__^U La verdad es que a primera vista parece bastante “shojo”, supongo que una vez en la librería habría ojeado un par de páginas… pero sin muchas ganas. Y por lo que leo aquí, me habría perdido un manga muy interesante.

Total, que picaré con el primer tomo seguro.

Q-CHO
Lector
6 abril, 2012 16:16

Porque todos los dibujantes de manga dibujan igual?

Daniel Gavilán
Autor
6 abril, 2012 16:31

Estupenda reseñas, Jordi. Y aunque suele decirse que si nada bueno que decir sobre algo es mejor no decir nada, si me permitís voy a dar mi opinión sobre Elfen Lied por si sirve de contraste: Descubrí esta obra através del anime y me resultó malograda e irritante hasta la extenuación. Y lo peor de todo es que la base de la historia (una especie de híbrido entre Arma X, Nell y Carrie) era cojonuda, por lo que su resultado todavía me jode más.

Y mira que siempre trato de buscar el lado positivo a cualquier obra, pero con Elfen Lied no puedo. Me parece tan rematadamente sensacionalista y con un caracterización y evolución de personajes tan absurdas (por dios bendito, lo de los villanos de la obra es que no tiene nombre) que no hay por donde cogerla. Lo único que me pareció destacable fue un prometedor arranque y cierta revelación del final -aunque también se las trae, ¡drama! ¡dramón! ¡mega dramón! más madera señores, es la guerra- además del maravilloso opening y la banda sonora. Por lo demás, es una obra tan viciada por los tics de los melodramas de serie B que no puedo con ella. Todavía recuerdo como continué viendo episodios con la ilusa esperanza de que aquello mejorase de alguna forma enervándome hasta hacerme desear que cayese una bomba y se lo llevase todo. Demonios, es que incluso lo intenté con el Manga a ver si como ocurre en muchas ocasiones el anime no hace justicia al original y tampoco pude pasar del primer tomo.

Aunque seguramente esté exagerando, porque si hay tanta gente a la que le gusta algo tiene que tener. Pero a mi consiguió sacarme de mis casillas en tantos y tantos aspectos que ocupa un lugar privilegiado dentro de mi lista negra de enemigos absolutos de la humanidad. Ahora, lo mejor es que cualquiera que pueda estar interesado en la obra le eche un ojo y saque sus conclusiones por si mismo, que todos tenemos nuestra kriptonita y lo mismo solo son manías mías 🙂

Reverend Dust
Lector
6 abril, 2012 21:35

Porque todos los dibujantes de manga dibujan igual?
¿Por qué todos los asiáticos son iguales?

Sierra
Sierra
Lector
6 abril, 2012 22:21

“Porque todos los dibujantes de manga dibujan igual?”

¿¿??? Si te parece que dibujan igual Otomo, Toriyama o Tezuka (por poner unos ejemplos) muy probablemente lo del comic no sea lo tuyo…

Por cierto, esta serie me la recomendó mucha gente, vi el primero y no me llamó mucho la atención (ya fué hace unos años). Aunque por lo que leo, muy probablemente vuelva a intentar verla, y espero disfrutarla 🙂

El Yamper
El Yamper
7 abril, 2012 1:20

La lei bastante joven e impresionable y la verdad es que me gusto mucho. El final… ese final que me dejo vomitando y llorando el resto de la noche.
Ahora, mas sereno, pienso que la serie sufrió el golpe de su propio exito al ser alargada. Recien ahora le doy al anime el puesto que realmente se merece. Dicho sea de paso, el opening es una obra de arte.
Es de esos mangas que menos necesita un remake, está perfecto tal cual es. Pero eso si, no es para todo tipo de lectores.

Yera
Yera
Lector
7 abril, 2012 10:19

¡ah! La verdad es que no había pillado el resto de referencias culturales, te agradezco la información. Abundando en el tema, y puesto que de un tiempo a esta parte teneis una sección dedicada a la bibliografía sobre el comic, me gustaría saber si existe un libro o estudio sobre las influencias que el arte ha tenido sobre los dibujantes de comic norteamericano, algunas evidentes: la de Klimt o Kandisky sobre Sienkiewixc, la de MUcha sobre Pollina,etc…. Y a la inversa, como el caso de liechestein, que no hizo otra cosa que ampliar (literalmente) lo que los ilustradores de comic llevaban años haciendo en las tiras cómicas y en el comic-book, y sin embargo recibió el aplauso de los mismos críticos que durante años habían visto el comic como algo “menor”. 

orco123
Lector
8 abril, 2012 14:33

Bueno yo ya añadí el tomo al carrito de la compra virtual de mi tienda online de comics habitual, así que ya no puedo guiarme de opiniones. Para mí era de compra obligatoria tras ver el anime hace años, pues me encantó y nunca me había acercado al manga, así que ahora que estoy a tiempo no pierdo este tren, porque según creo son 12 tomos, cosa con la que me puedo hacer (*mirando el hueco de la estantería manga con los 34 tomos de Dragon Ball los 32 de Gunnm, los 8 de Monster y las otras más pequeñas*).
Respecto a lo que dijo un compañero zonero por aquí sobre que de esto a Komodo no Jikan hay un paso, he buscado en San Google y me ha ofrecido imágenes de lolitas tocandose los pechos y cosas mucho más subidas de tono como para escribirlas por aquí, y, sinceramente, espero que no llegue el día en que les de por publicar con normalidad alguna de las chorrocientas mil series sobre lolitas, pulpos, aliens y demás seres en actitudes poco decorosas que hay en Japón, porque entonces si que sentenciarán de por vida a los que leemos manga… si antes el manga era sinónimo de Hentai, con eso ya imagínate. Y, ojo, ante todo libertad de expresión y de elección, que si alguien quiere leer un comic “porno” o un Hentai está (estamos) en su libre derecho, pero es que según que japoneses a veces tienen una imaginación y unos gustos que ríete tú de los locos que se meten en 4chan.

orco123
Lector
8 abril, 2012 14:35

Por cierto, cada vez que mando un comentario la página me da error, y debo recargar la página o darle atrás para que funcione… comentario a modo informativo por si es de alguna ayuda o algo parecido a los que llevan la web o para saber si a alguien más le ocurre.

El Yamper
El Yamper
9 abril, 2012 2:48

@orco123
Agradecele tu a lo de lo politicamente correcto, que ya se va acabando junto con el mandato de Obama. Justo pro eso dije que este manga no es recomendable para todos: Un adolescente hiperhormonado solo veria lolitas matandose entre ellas.
Ahora, si la mayoria de mangas que salen ultimamente son de preadolescentes en situaciones sugerentes es porque el mercado lo pide. Sinceramente no tendria ningun problema con que editasen esas cosas al español: El manga y el anime han sobrevivido a Go Nagai y a toda la escuela que marcó, a pesar de la inmensa censura que rodea su obra.
De muestra, dos botones
Genocyber:
http://www.youtube.com/watch?v=ad1bBoiPkQc
Devilman:
http://www.youtube.com/watch?v=SyI5iR3-tpk
Violence Jack
http://www.youtube.com/watch?v=fL_ay0F5qcs
Todos ellos en epocas en las que la censura limitaba directamente su transmision. Y aun asi llegaron a Italia, Portugal y mas tarde en DVD a USA y por fin fueron rescatados a Youtube para deleite universal.
Que los pajilleros sigan con su moe de dudosas legalidad, que las cosas buenas (aunque fuertes) quedan.