El umbral de lo siniestro, de ITO Junji

Recuperando ideas abandonadas

Por
0
3587
El umbral de lo siniestro portada

Edición original: Genkai Chitai (LINE Digital Frontier Corporation – Asahi Sonorama, 2020)
Edición nacional/España: El umbral de lo siniestro (ECC Ediciones, 2021)
Guion: ITO Junji
Dibujo: ITO Junji
Traducción: Gabriel Álvarez Martínez
Formato: Rústica con sobrecubiertas. 216 páginas
Precio: 9,95€

Una obra fruto de la pandemia

«Me pasé muchísimas horas encerrado en mi despacho»

El umbral de lo siniestro es una compilación de cuatro relatos cortos realizados durante los meses de confinamiento a partir de antiguas ideas y anotaciones que Ito recuperó mientras tuvimos que permanecer en nuestros domicilios, a los que dio forma y publicó primero de manera digital en la app LINE Manga y posteriormente en papel, serializada en la revista Nemuki + de la editorial japonesa Asahi Shinbun. Comenta Ito en el epílogo con el que cierra el volumen que no se siente especialmente orgulloso de los cuatro relatos que este contiene y que no está seguro de que vayan a convencer a sus lectores. Resulta sorprendente encontrar estas declaraciones al finalizar la lectura, porque esta resulta muy satisfactoria, acorde a los altos estándares de calidad a los que acostumbra este autor y más inspirada que alguna de sus obras más recientes, como Sensor.

El primer relato del volumen se titula La cuesta de las pleñideras, en el que una pareja de novios, que se encuentran en un viaje previo a su boda, decide apearse en el pueblo de Tōhoku para disfrutar de su entorno rural. Durante el paseo por las calles de la aldea, llegan a una casa en la que se está celebrando un velatorio y les llama la atención los lamentos y generosos llantos de una mujer que ejerce el oficio de pleñidera, una figura en desuso cuyos servicios se consideran el mejor homenaje que se le puede hacer en los difuntos. Desde el momento en que se cruzan con ella, la joven Mako se ve contagiada por los lamentos de esta misteriosa mujer y no puede dejar de llorar, afectando a sus rutinas y a su relación.

El umbral de lo siniestro

La madona es la segunda historia de este tomo, protagonizada por Maria Amano, una adolescente recién llegada a un estricto internado católico, regido con mano de hierro por el matrimonio formado por Haruyo y Misuzu Tenjō desde hace décadas. Maria pronto llama la atención del director, quien se obsesiona con ella por su belleza y a la que rápidamente cambia a una elitista clase formada por sus alumnas favoritas, mientras que la vicedirectora, quien actúa como si fuese la reencarnación de la virgen María, siembra el terror entre las jóvenes internas, a quienes tortura y somete a su estricto código moral.

La tercera narración de esta recopilación, titulada La corriente espectral de Aokigahara, presenta a Norio Taniguchi, un joven que padece una enfermedad degenerativa y al que la desesperación ha llevado hasta un bosque a los pies del monte Fuji con el objetivo de quitarse la vida, acompañado por su novia Mika, quien ha decidido correr su mismo destino. Durante la noche advierten la presencia de una extraña luz y mientras deambulan por el lúgubre y frondoso bosque, se sorprenden al toparse con unos árboles muy llamativos, sin hojas, inclinados en la misma dirección y sin corteza, como si hubiesen sido pulidos con gran fuerza. Deseosos de conocer el origen de este fenómeno, encontrarán la respuesta en una misteriosa corriente de luz que atraviesa el bosque, procedente de una gruta subterránea cuya entrada se asemeja a la cara de un dragón.

Por último, cierra el volumen el relato titulado El duermevela, en el que nos situamos en un entorno urbano, en cuyas calles se están produciendo una serie de asesinatos en serie, mientras que el joven protagonista se obsesiona con la idea de ser el autor de los mismos durante sus estados de subconsciencia, entrelazándose fabulosamente este trastorno de personalidad paranoica hacia sí mismo con la necesidad de no ceder ante las pruebas circunstanciales que encuentra en su propio apartamento incriminándole. De esta manera, se agarra a un clavo de esperanza, representado por su mejor amiga, para demostrarse mediante alguna evidencia que no es realmente el asesino que aterroriza a los ciudadanos, mientras sus lúgubres pensamientos lo torturan y consumen.

El umbral de lo siniestro

Como acostumbra este mangaka en sus obras, el apartado gráfico de los relatos es uno de sus aspectos más destacados. Ito da forma a los horrores que salen de su mente y crea atmósferas inquietantes y opresivas en las que se desarrollan sus historias, ubicándolas tanto en medios urbanos como en medios rurales, reforzando la idea de que el mal puede surgir en cualquier ámbito. Se confirma una vez más como un fantástico narrador, ajustándose esta vez a un número de páginas muy determinado y consiguiendo una gran fluidez en sus historias, con páginas cargadas de tinta con las que genera un gran impacto en los lectores y transmiten el desasosiego sufrido por sus personajes.

Estos relatos que conforman el primer volumen de El umbral de lo siniestro están recopilados en un tomo que ECC Ediciones ha publicado recientemente, siguiendo el patrón establecido para la primera edición de las obras de este autor, que una vez agotadas se están reeditando en formato flexibook y tamaño A5. Por tanto, se trata de un tomo de tamaño B6 (130×180 mm), con encuadernación rústica con sobrecubiertas a un precio de 9,95 euros. Se trata de una edición más que correcta, que incluye una página original a color, con un papel de buena calidad, que no da lugar a molestas transparencias, una buena traducción y una adecuada reproducción de los originales. Al final del volumen se incluye el ya mencionado epílogo firmado por el propio Ito, en el que explica su desconfianza acerca de su desempeño en estas historias.

A pesar de haber sido concebidos en su día con la intención de ser recopilados en un único volumen, sin continuidad, el pasado mes de septiembre se anunció que Ito daba comienzo a una segunda temporada de este proyecto, publicándose en formato digital el mismo día del anuncio el primer capítulo del relato inicial de esta nueva remesa, titulado Jinai no Maо̄ (El Rey Demonio del Polvo), del que ya ha publicado otros cuatro capítulos adicionales hasta el día de hoy, por lo que es de esperar que, si mantiene este ritmo de trabajo, en unos meses tengamos a nuestra disposición un nuevo título de este maestro del terror.

Lo mejor

• El dibujo de Ito, un perfecto reflejo gráfico de sus ideas.
• La capacidad de este autor para seguir desarrollando historias de terror durante décadas sin resultar agotado.
• El dominio de los tiempos narrativos del relato corto.

Lo peor

• La espera hasta el siguiente volumen.

Edición original: Genkai Chitai (LINE Digital Frontier Corporation - Asahi Sonorama, 2020) Edición nacional/España: El umbral de lo siniestro (ECC Ediciones, 2021) Guion: ITO Junji Dibujo: ITO Junji Traducción: Gabriel Álvarez Martínez Formato: Rústica con sobrecubiertas. 216 páginas Precio: 9,95€ Una obra fruto de la pandemia "Me pasé muchísimas horas…
Guión - 8.2
Dibujo - 8.6
Interés - 7.6

8.1

Vuelve Ito con cuatro relatos intensos, medidos y certeros, con un dibujo en el que destacan los recursos gráficos inquietantes que caracterizan a este autor.

Vosotros puntuáis: 7.72 ( 10 votos)
Artículo anteriorEstado Futuro – Shazam
Artículo siguienteBoletín Marvel #103
Abandoné la Logia Negra y llegué a la ciudad de Málaga en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa, hasta que un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. Sobreviví a la Era Hiboria en compañía de un bárbaro y su espada salvaje. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo a través de la banda de Moebius, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo antes de conocer al hombre eterno. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron los secretos de un nuevo lenguaje y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments