Dragonero: Orígenes

Reseñamos Dragonero, la primera de las novelas gráficas de Bonelli editada por Panini y que nos presenta un nuevo mundo de fantasía repleto de seres fabulosos y amenazas tenebrosas

Por
0
924
 
Dragonero

Edición original: Dragonero: Le Origini (Bonelli).
Edición nacional/ España: Octubre 2018 (Panini Cómics).
Guión: Luca Enoch, Stefano Vietti.
Dibujo: Giuseppe Matteoni.
Color: Paolo Francescutto.
Formato: Cartoné 320 págs. Color.
Precio: 25,00€.

 

Panini inaugura en España su línea de novelas gráficas del editor italiano Sergio Bonelli con Dragonero, una obra de fantasía heroica creada por Luca Enoch y Stefano Vietti e ilustrada por Giuseppe Matteoni. Humanos, Orcos y Elfos son los protagonistas de esta saga de fantasía que viene avalada por un notable éxito en Italia.

Dragonero fue el título escogido por Sergio Bonelli para dar el pistoletazo de salida a su colección de novelas gráficas en el año 2007. Conocido por ser el editor de algunos de los fumetti más populares del mercado italiano, con esta colección, el editor apostaba por nuevos formatos para dar cabida a un tipo de historias diferentes a las habituales de sus series más conocidas. Para esta novela gráfica recurrió a dos guionistas habituales de la editorial como Luca Enoch (Gea, Lilith) y Stefano Vietti (Nathan Never, Martin Mystère) que se encargaron de crear y diseñar un mundo de fantasía en el que desarrollar las aventuras de su protagonista: Dragonero.

Dragonero: Orígenes tiene como protagonista Ian, miembro de la antigua estirpe de los Varliedarto, los matadragones. Ian está retirado del ejercito aunque sigue realizando misiones para el emperador de Erondar acompañado de su fiel amigo Gmor, un orco cascarrabias, doméstico y aficionado a la lectura. Cuando una ancestral amenaza emerge en las tierras del norte, más allá del Gran Muro que separa el Imperio de la Tierra de los Dragones, Ian será convocado para llevar a cabo la peligrosa misión de restaurar la barrera mística que evita que las criaturas de la oscuridad invadan las tierras del Sur. Acompañarán a Ian en su misión Alben, el último de los poderosos magos, Myrva, de los tecnócratas imperiales y hermana de Ian, Sera, la elfa silvana y Ecuba, la monja guerrera protectora de Alben. Juntos deberán encontrar los ingredientes místicos necesarios para lanzar el hechizo que restablecerá la barrera mística y también hacer frente a las hordas de abominaciones enviadas desde las yermas tierras de más allá del Muro.

En Dragonero podemos encontrar muchas influencias de la fantasía heroica más popular como ese Muro que recuerda a George R. R. Martin, las inevitables referencias a J.R.R Tolkien o elementos que nos recordarán a la saga de Dragolance. También podemos encontrar apuntes de los juegos de Warhammer o secuencias que rememoran a la película Willow. Todos ellos elementos perfectamente reconocibles por el aficionado a la Fantasía Heroica más “clásica” y que Enoch y Vietti combinan para construir un tapiz efectivo sobre el que narrar su historia, dejando suficientes apuntes interesantes como para desarrollar nuevas aventuras de los personajes en el futuro. El relato de Dragonero: Orígenes es autoconclusivo aunque eso no evita que la historia deje con ganas de experimentar más aventuras en este mundo fantástico.

Estamos ante una obra de eminente tono juvenil, alejada de las complejidades políticas de Martin (y sus excesos violentos y sexuales), que va directa a la acción y la aventura. Hay mucho de ambas en este tomo y esa es precisamente su principal virtud. Los personajes, aunque carismáticos, no dejan de ser los habituales arquetipos de este tipo de historias y su desarrollo es bastante previsible.

Hay un apunte que me ha llamado positivamente la atención que es le inclusión de cierto tipo de tecnología que surge como una escisión de la magia más tradicional. Así tenemos magos, en el sentido más clásico del término, y tecnócratas, quienes usan ciertos elementos mágicos para construir vehículos voladores o armas de fuego. Sin duda una variante interesante del uso de la magia en este tipo de relatos y que añade una capa más al rico mundo que nos presentan en esta obra.

En el dibujo tenemos a Giuseppe Matteoni, quien realiza un trabajo excelente tanto en la caracterización de personajes como en el diseño de este mundo fantástico. Su narrativa es clásica y clara, y sus escenas de acción trepidantes. El color de Paolo Francescutto aporta poco al conjunto y se nota que fue un añadido a posteriori, aunque no desentona.

La obra, publicada originalmente en blanco y negro, tuvo un éxito notable en Italia y fue publicada en varios países. En 2013 dio lugar a una serie regular escrita por los mismos autores que también cosechó un considerable éxito que propició la reedición, esta vez en color, de este volumen. Ésta última edición, coloreada por Paolo Francescutto, es la que ha servido de base para la edición de Panini, que además incluye un cuadernillo de bocetos donde los autores explican el proceso de creación de los personajes principales. Cabe destacar de la edición de Panini el precio, muy ajustado teniendo en cuenta que se trata de un tomo rústica de más de 300 páginas.

Dragonero: Orígenes es una muy buena forma de iniciar esta línea editorial dedicada a las novelas gráficas de Bonelli y viene a demostrar la calidad y comercialidad del cómic que nos llega desde Italia.

  Edición original: Dragonero: Le Origini (Bonelli). Edición nacional/ España: Octubre 2018 (Panini Cómics). Guión: Luca Enoch, Stefano Vietti. Dibujo: Giuseppe Matteoni. Color: Paolo Francescutto. Formato: Cartoné 320 págs. Color. Precio: 25,00€.   Panini inaugura en España su línea de novelas gráficas del editor italiano Sergio Bonelli con Dragonero, una…

Valoración

Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 7.5

7.5

Fantasía

Notable carta de presentación de la colección de novelas gráficas de Bonelli y buena muestra de cómic de fantasía heroica bien resuelto aunque no sea muy innovador

Vosotros puntuáis: 6.2 ( 1 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame