Dial H, una rara avis en DC Comics

Por
18
1207

Un primer plano de un hombre con cabeza de sabueso, misiles en la espalda y un dial telefónico colgado del cuello. Ésa es la portada de Brian Bolland del último número publicado de Dial H. ¿Os parece extraño? Pues simplemente está en la media de lo que uno puede ver mes a mes en esta reinvención de la cabecera Dial H for Hero que ha llevado a cabo el novelista británico China Miéville, y que pese a su poca experiencia en el medio está mostrando una desenvoltura propia del mejor de los veteranos. En sus guiones podemos encontrar desde las ideas bizarras y brillantes de las mejores versiones de Warren Ellis o Grant Morrison, al humor propio de los dibujos animados de The Tick. Usando el antiguo concepto del Dial H (un mecanismo que al marcar H-E-R-O confiere superpoderes), Miéville ha elaborado una compleja trama en la que se mezclan universos alternativos, antiguos cultos, agencias gubernamentales secretas y absurdos superhéroes. Y es que el guionista, dado su curriculum, no es ajeno a esta narrativa compleja e imaginativa: en 2010 ganó los premios Arthur C. Clarke, Hugo y World Fantasy a la mejor novela por La ciudad y la ciudad. Con su novela Embassytown, dos años después, estuvo también nominado a dos de esos premios.

DIALH_9-mieville-bolland DIALH_10-mieville-bolland
Portadas de Dial H #9 y 10 (Brian Bolland), el Ciempiés hace su entrada.

Si Charles Darwin levantara hoy día la cabeza y viera el trabajo que están desarrollando Dan DiDio, Bob Harras y compañía al frente de DC Comics no podría estar más orgulloso: su teoría de la evolución llevada al extremo en un entorno mercantil. Sólo el más fuerte sobrevive. Aunque, lamentablemente, el más fuerte no es siempre el más inteligente, igual que las series que se cancelan no son siempre peores que las que sobreviven. Pero por encima de la razón y las cifras, contra todo pronóstico, Dial H sobrevive. Con unas ventas de poco más de 13.000 ejemplares en su noveno número la serie ya tiene asegurada su supervivencia al menos hasta el número 14. La serie es una rara avis. Si DC fuera el ecosistema de la Tierra, Dial H sería un ornitorrinco. Esa especie que contra muchas leyes supuestamente inviolables, nace en un entorno desfavorable y perdura durante tiempo inadvertida. Y es que habiendo llegado a las tiendas el mismo mes que Batman Incorporated, Tierra 2 y Worlds’ Finest (bautizada como Las mejores del mundo por ECC Ediciones) poco podía presagiar que más de un año después todavía no hubiera llamado la Muerte a su puerta, como así hace con cualquier otra que se mueva en esas cifras antes comentadas. Quizá el mes que viene tengamos que anunciar la cancelación de esta serie, pero mientras tanto, nos daremos por satisfechos y escucharemos lo que China Miéville tiene que contar al respecto.

La serie, como no podía ser de otra manera, cuenta con protagonistas de nueva factura y no han aparecido por sus páginas ni Robby Reed ni ninguno de los antiguos protagonistas de la serie en sus distintas encarnaciones. El protagonista aquí es Nelson Jent, un obeso joven que antes de llegar a la treintena ya ha sufrido su primer ataque al corazón. Pronto formará un extraño equipo con Roxie Hodder una mujer mayor que lleva décadas usando el dial y con mucha más experiencia que Nelson. Ninguno de los dos es el típico protagonista que vemos en un cómic mainstream, y precisamente por eso los eligió su creador.

DIAL H-2-bolland-mieville DIALH_12-mieville-bolland
Portadas de Dial H #2 y 12 (Brian Bolland). Marchando una de imaginación desbordada (o cómo llevar de capa las cortinas de tu abuela)

Si eres alguien que tiene muchos problemas de autoestima de con su…cuerpo “habitual”, convertirte en un superhéroe va a ser algo muy especial. Y si eres alguien que ha estado en su cuerpo durante mucho tiempo y que está empezando a sentir los dolores y molestias del envejecimiento, eso también cambia mucho las cosas. Por tanto, esto es un intento de hacer algo diferente y que a la vez me permita explorar estas cuestiones de la personalidad y la identidad, de manera un tanto melancólica pero respetuosa, espero.

Pero la relación entre ambos protagonistas va mucho más allá de la típica entre maestro y aprendiz, o la del héroe adulto y su sidekick. Son tan distintos que se crea entre ellos un extraño equilibrio. Él es joven, grande y testarudo; ella pequeña, mayor y cautelosa.

Roxie es manifiestamente más experimentada,  pero también es perfectamente capaz de hacer las cosas mal. Y yo quería que tuvieran una interacción real, es decir, respetuosa en ambos sentidos. Intento tratarlos como adultos, como personas reales. Definitivamente no es el caso en el que él es simplemente el estudiante y ella la profesora. Mi intención es que sean amigos.

dial - h-11-cover-bolland
Portada desplegable de Dial H #11, por Brian Bolland

Los centenarios secretos del dial llevaran a Nelson y a Roxie hacia una aventura que terminará en Canadá, donde se esconde el cuartel general del Ciempiés y sus secuaces. La localización no está elegida al azar, y es que Miéville comenta que quería utilizar de forma humorística algunos de los estereotipos que los americanos tienen sobre Canadá y sobre los canadienses. En cuanto al misterio que rodea al dial, el guionista comenta que tarde o temprano se desvelará, pero que no quiere que la trama se centre sólo en eso. Porque si la conclusión no gusta a los lectores podrían sentirse defraudados y dejar de apoyar la serie, así que quiere mantener su interés en todo momento. Por tanto seguiremos siendo testigos de la pléyade de superhéroes que en la que ambos protagonistas se transforman. Ésta es una de las partes que más le atrajo a China Miéville cuando le ofrecieron la serie, el placer de crear en cada número nuevos y extraños superhéroes. El guionista comenta que hay muchos de ellos que le atraen tanto como para hacer una serie sólo con ellos, pero cree que el truco de la serie está en no gastarlos demasiado. Aparecen y se van. Lo que esperemos que no sea tan fugaz es la propia serie y que DC Comics siga manteniendo Dial H para que su guionista pueda explorar toda la mitología asociada a tan extraño artefacto. Miéville dice que si por él fuera tiene cuerda para rato… ¿le dejarán?.

Fuentes: Comic Book Resources, MTV Geek.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
NaNdoKaveli
Lector
29 marzo, 2013 14:31

Me leí los dos primeros números en su momento y sinceramente me gustó bastante. Un gran dibujo y un guión plasmado de héroes de lo más variopinto (algunos provocan la risa a más no poder jeje). No es la típica historia de superhéroes, eso está claro, pro bebe mucho de ellas. Recomendable.

Por cierto, en Bleeding Cool están especulando con su cancelación en el #16 ya que han anunciado un segundo TP que se cierra en ese número (del #17 al #16). Esperemos que se salve.

Reverend Dust
Lector
29 marzo, 2013 14:44

Aparecen y se van. Lo que esperemos que no sea tan fugaz es la propia serie y que DC Comics siga manteniendo Dial H para que su guionista pueda explorar toda la mitología asociada a tan extraño artefacto. Miéville dice que si por él fuera tiene cuerda para rato… ¿le dejarán?

Casualmente ayer decía BleedingCool que si miramos en las solicits del segundo TPB de Dial H nos encontraremos con uno super-sized, que en vez de tener los 5 a 7 números habituales incluirá 10 números, lo cual suele ser augurio de que la serie será cancelada y/o terminada por el autor. Vamos, que en teoría tendremos Dial H sólo hasta el número 16 (que, ejem, “casualmente”, coincide con el número de septiembre, época famosa de DC para cerrar series y lanzar nuevas).

A mí me va a dar mucha pena que termine porque despide originalidad y absurdismo por los cuatro costados, y además con una pareja tan disfuncional como protagonista de una cabecera “superheroica” mainstream. En fin, que sólo espero que a Mieville le dé tiempo a contar todo lo que quería…

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
29 marzo, 2013 14:59

Pues qué bien… Llegas, lees el artículo y piensas:”Oye, pues casi ni me había enterado de esta serie, pero tiene una pinta tan fuera de lo común que a lo mejor merece la pena echarle un ojo.”. Acto seguido, pasas a leer los comentarios y ves que lo más probable es que a la serie le queden dos telediarios antes de que le den matarile; y piensas:”Pues vaya…”

¿Y ahora qué?

Reverend Dust
Lector
29 marzo, 2013 15:13

Retran, híncale el diente a la serie o espera a que se edite en España en, probablemente, dos tomos. Pero no la dejes pasar. Confirmarse que se va a acabar es dar carta blanca a su autor para dejarse de concesiones al lector y contar todo lo que quiere contar tal y como lo quiere contar. China Mieville desatado puede ser brutal (y si no mira el #1 y me cuentas 😛 BOY CHIMNEY!).

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
29 marzo, 2013 15:43

Me tientas, me tientas…

 China Mieville desatado puede ser brutal.

Ya la frase, por sí sola, da miedo. Lo de China Mieville… ¿es nombre auténtico o seudónimo? Porque suena tan a… a… artista de performances… o cabaretera de provincias…

 

Jose Maria Vicente
Autor
29 marzo, 2013 16:08

 No hago más que oír alabanzas de esta serie y tengo muchas ganas de leer el primer TPB… cuando mi situación económica me lo permita. 

Jordi Molinari
Autor
29 marzo, 2013 16:35

A ver cuando puedo leer su primera novela steampunk, La Estación de la Calle Perdido, que me han dicho que es una delicia 😀

Vespertine
Vespertine
Lector
29 marzo, 2013 16:38
Spirit
Spirit
Lector
29 marzo, 2013 16:50

Pero si sólo por las portadas de Bolland ya vale la pena comprar esta serie! Y encima el co-protagonista es un típo gordo! Así va el mundo, las basuras de Lee vendiendo como rosquillas y esta serie especulándose con su cancelación….esperemos que los de ECC quieran publicarla en España, que no apetece tirar de inglés. Porque lo que está claro es que la necesito, y eso que hace un rato no sabía ni que existía.

the drummer
the drummer
Lector
29 marzo, 2013 17:21

la verdad es que no tiene mala pinta y, por lo que he visto por ahi, el tal mieville tiene pinta de salirse bastante del perfil habitual de guionista de dc (si tal cosa existe); yo le voy a echar un ojo a la serie. 

Kishiro
Kishiro
Lector
29 marzo, 2013 18:44

 Yo me leí en su dia la serie anterior que editó Norma, H-E-R-O de Kano y Will Pfeifer, y tengo que decir que fue de las mejores series de DC que había en ese momento. Una lástima que Norma la dejara estancada a la mitad y Planeta no se animara a finalizarla cuando pudo, porque valía muchisimo la pena.

Reverend Dust
Lector
29 marzo, 2013 22:01

Por lo general en DC avisan a los autores con bastantes meses de antelacion y pueden cerrar bien sus tramas.

¿Como a Matt Kindt en Frankenstein? Ejem 😛 De todas formas, haced caso a Ivan, que él sabe. Esto es un serión.

Mighty Ultimate
Mighty Ultimate
Lector
29 marzo, 2013 22:07

 Gran serie, otra que se va ir a la familia de OMAC y Frankenstein. Una lástima que series así sean canceladas… pero aún así, a Mieville si le dará tiempo para contar todo lo que quiera. Eso espero.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
29 marzo, 2013 23:18

 Esperando al tomito estoy para leerla.

nascitturuss
nascitturuss
Lector
2 abril, 2013 22:19

Iván,

Parece ser una serie VERTIGO sin el sello correspondiente. Me la pido. Este tipo de absurdo me encanta.

nascitturuss
nascitturuss
Lector
2 abril, 2013 22:23

Reve,

Joder tío. Pienso igual que Retranqueiro. Eres un rastreador de malos augurios. Y siempre aciertas.
No es que seas culpable de nada pero del Guay o Genial pasamos al Vaya por Dios…

Vamos que eres todo un detective para ser un autonombrado profano lector de comics. Habras empezado hace poco pero vaya caña le das.

Me quito el sombrero ante su sabiduría. Ja ja ja.

Reverend Dust
Lector
2 abril, 2013 23:00

¿Sabiduqué? Si en mi comentario ya dice que lo sabía porque BleedingCool lo sugirió. Gracias, pero ese honor no es para mí. Habla con los señores de esta web o a los de BC que son ellos los que saben.