DC Inédito : Johnny Everyman (1944 -1947)

Diecinueve historias publicadas en World's Finest Comics y Comic Cavalcade, con la intención de entretener y promover el entendimiento entre las personas y las naciones

Por
0
1520

Puede pensarse que el cómic como arte, no separado de la realidad del lector, es más propio del cómic europeo, pero teniendo este pensamiento parte de razón, no se debe pensar que el comic book USA es ajeno a ello, y como ejemplo de ello, uno de los cómics más famosos de la historia Action Comics#1. Puede resultar paradójico que una historia protagonizada por un alíen con superpoderes, en lugar de revolucionar el medio narrando locas historias cósmicas, o de enfrentamientos contra extraños villanos, se proclamase el “campeón de los oprimidos”. Una lectura a las historias protagonizadas por Superman en los dos primeros números de Action Comics – o a su recopilación en Superman#1 – nos haría ver que el comic superheroico, siendo un medio de entretenimiento dirigido a un público infantil y juvenil, también se preocupa de los villanos de la vida real.
Otro ejemplo ícónico es Capitan America#1, donde Joe Simon y Jack Kirby, muchos meses antes de la entrada de EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial – el cómic presentó con fecha de publicación de Marzo de 1931, y el ataque a Pearl Harbor sucedió en diciembre del mismo año- crean un personaje cuyos villanos iniciales son los nazis, a lo que se suma la explicita portada de primer número.

Pero además de estos personajes icónicos – y otros, como Wonder Woman – que se hacían eco de la realidad política y social en los EE.UU.,DC comenzó a publicar en 1945, en colaboración con The East and West Association, los cómics de Johnny Everyman dentro de las antologías World´s Finest y Comic Cavalcade. Johnny Everyman protagonizó aventuras con el objetivo primordial de educar, al tiempo que entretenía al léctor.

The East and West Association

Para entender esta asociación que inició sus acciones en 1942 y cerró en 1951, es necesario conocer la biografía de una de sus fundadoras, la novelista Pearl S. Buck.

Nace un 26 de junio de 1892 en Hillsboro, Virginia Occidental, durante el permiso de sus padres, Absalom y Caroline Sydenstricker, misioneros presbisterianos destinados en Chinkiang, China, a donde regresan pasados tres meses.
Desde 1892 hasta 1907, Pearl estudía tanto en China como en EE.UU. En 1907 es enviada a un internado en Shanghai, llamada Jewell School, para terminar su educación. Tras cumplir los dieciocho, Pearl regresa a EE.UU y se matricula en el Randolph-Macon Woman’s College en Lynchburg, Virginia, donde estudia psicología. Tras su graduación, regresa a China para enseñar en la Junta de Misiones Presbiteriana y cuidar a su madre, que había enfermado.
En los siguientes diez años, Pearl se casa, obtiene plaza en la Universidad de Nanking, y tiene una hija, Carol, pero en el parto la descubren un tumor uterino, teniendo que someterse a una histerectomia. En 1924 regresa a los Estados Unidos en busca de atención médica para su hija, que es diagnosticada de fenilcetonuria- trastorno químico del cuerpo que ocasiona un retraso mental severo. Al siguiente año obtiene plaza profesora de literatura en la Universidad de Cornell y adopta un niño.

En 1927 viaja a China, pero el país se halla sumido en enfrentamientos entre los soldados nacionalistas, las fuerzas comunistas y los señores de la guerra. De ese escenario, Pearl, su marido e hijos, son rescatados, siendo trasladados a Japón. Pasado un año regresan a China, pero al observar que la situación es igual de convulsa, marchan de nuevo hacia EE.UU. Allí, inscribe a su hija Carol en la Vineland Training School, institución especializada en enseñar habilidades sociales a personas con retraso mental. Para pagar la matrícula, Pearl Buck se seinte obligada a escribir cuentos cortos y ensayos. Su primer libro, The Young Revolutionist lo escribe para explicar el papel de los misioneros en la educación de los niños.
En 1930 viaja de nuevo a China, donde finaliza su primera novela East Wind, West Wind. Su segundo libro The Good Earth lanzado al año siguiente, se convierte en el libro más vendido de 1931 y 1932, obteniendo el Premio Pulitzer y la Medalla Howells en 1935.
En 1934 se divorcia, regresa a EE.UU, y se convierte en editora de John Day Company, compañía que publica sus escritos. Tras ello, se casa con su editor, Richard Walsh, y adoptan al primero de sus seis hijos. En los años siguientes, mientras escribe en la revistas NAACP, Crisis y Opportunitty, y participa en acciones a favor de los derechos de las mujeres y de los derechos civiles, su premiada novela es adaptada al cine en 1937. Un año más tarde, se convierte en la primera mujer estadounidense en ganar el Premio Nobel de Literatura.
En 1942, en plena guerra mundial, Buck y Walsh fundan The East and West Association con el objetivo de reflejar la labor de las fuerzas aliadas en Asia, e intentar que los estadounidenses comprendiesen la cultura y las preocupaciones de la población de China y la India. La asociación no tarda en desarrollar lo que Pearl llama ”internacionalismo crítico”, y trabaja contra el colonialismo y el racismo, así como realizar una visión critica de la Guerra Fria.

Johnny Everyman

En los años cuarenta se produjo un boom de comics de terror y de crimen, lo que ocasionó duras criticas, pues no hay que olvidar que era un medio pensado para un público infantil. DC Comics, para evitar esa mala prensa y conseguir que la opinión pública considerase sus títulos como una lectura adecuada para toda la familia, integró en el Comité Asesor Editorial de DC Comics, a un grupo de profesores, psicólogos infantiles y escritores. Entre estos se hallaba Pearl Bunk.

En World´s Finest#15, número en el que debutó Johnny Everyman, se podía ver en la pagina previa a la historia de Boy Commandos de Simon y Kirby, el nombre de estos consultores, en letras rojas y sobre un fondo amarillo, con la clara intención de que los padres conociesen que para la creación del cómic que tenían sus hijos entre sus manos, se había consultado a profesores, psiquitras y dirigentes catolicos.
En el caso la primera historia de Johnny Everyman, que se situaba entre la mencionada de Boy Commnados y la historia de Batman con la que finalizaba la antologia, se podía ver en su página inicial que ese tebeo se había creado en coperación con The East and West Association, asociación dedicada a promover el entendimiento entre las personas.

Johnny Everyman apareció en World’s Finest Comics desde el número 15 (otoño de 1944) hasta el #26, y en el #28 y # 30 (septiembre-octubre de 1947), con guión de Jack Schiff – quien editaba además las historias de Superman- y el dibujo de John Daly. John Everyman también protagonizó cinco historias en la antología de DC, Comic Cavalcade, desde el número 10 (primavera de 1945) hasta el 14 (abril a mayo de 1946), con John Daly ocupándose del guión y del dibujo.

La primera historia en World’s Finest Comics#15 , The Camera of Mei-Lan, muestra las bases de como va a ser la composición de la totalidad de las historias; John Everyman: al observar una situación del presente, relata un episodio vivido años atrás, y gracias a ello, los personajes del inicio aprenden que su idea era errónea o basada en la ignorancia. Con ello se refleja que los errores del pasado aun persisten, y que hay que luchar contra ellos.
En este cómic publicado en otoño de 1944, el objetivo es ir contra la superstición de lo extraño, de tener ideas preconcebidas de lo que no se conoce, en este caso, poniendo el foco en una cámara fotográfica, considerada como maquina que atrapa el alma en un pueblo de China o como un objeto molesto que no puede ser divertido para unos niños estadounidenses.
La historia por ser didáctica, no deja de ser entretenida y presentar una fuerte dosis de acción, logrando que el lector infantil o juvenil, se entretenga al mismo tiempo que entienda que no hay que prejuzgar lo desconocido.

A pesar de que en su primera historia se presentaba a John Everyman como ”el hombre de muchas tierras y gente, quien ha viajado por todos los rincones de la Tierra ayudando que unos entiendan los pensamiento y los sentimientos de los otros”, en el cómic siguiente Pilots are where you find them! se vuelve a situar al protagonista en China. El recuerdo de Johnny es ocasionado al escuchar las dudas de unos pilotos estadounidenses, de que los pilotos chinos sean capaces de pilotar aviones americanos. La historia del pasado es de acción, y señala la colaboración del pueblo chino con el estadounidense, tanto de manera civil como militar, hasta el punto del sacrifico de vidas. Destacar una página en la que un militar norteamericano señala que no puede ayudar al pueblo chino, que hay otras prioridades, a pesar de que estos se están dejando la vida en la construcción de una carretera para facilitar el transporte de los aliados.

Héroe de guerra, pero sin mesa para cenar por su color de piel

La historia presente en World’s Finest Comics#17 es una de las mejores historias de Johnny Everyman, planteándose la cuestión racial en EE.UU. El cómic comienza contando la historia de un batallón conformado por hombres negros luchando contra los nazis en Francia, y continua con la llegada meses mas tarde del Sargento Ralph Jackson a los Estados Unidos, donde con su amigo George, observa como se le niega mesa en varios restaurantes. Es entonces cuando aparece John, que ante las quejas del héroe de guerra, le recuerda un episodio que vivieron juntos.
Es un cómic valiente – al ser publicado en 1945- no utópico, que hace hincapié en la importancia de los pequeños pasos que se dan y se han de dar para enterrar un injusticia, pero no como pensamiento conservador, sino realista; la discriminación racial es injusta, absurda, no debería existir y ojala cambiase con el paso de un día, pero las conquistas no son así, sino paso a paso, y gracias a las acciones de diferentes individuos como colectivos.
La siguiente historia The secret of Ohain también tiene gran calado e interés. Johnny observa como un joven es rechazado como miembro de un club estudiantil, por ser judio. Ante ello recuerda el episodio que aconteció en la población belga de Ohain, donde parte de la población lucho por esconder una pareja judía.


Tras la tratar la cuestión racial y religiosa, en World’s Finest Comics#19 tocó el tema del internacionalismo, recordando que contra los nazis se había vencido gracias a la unión de las naciones, a la ayuda y al sacrifico de cada una de ellas. La historia narra un suceso del pasado en una campo de concentración nazi, momentos previos a la llegada de los aliados y a la conclusión de la guerra. Allí, dos nazis, dudando de que la unión de las naciones aliadas y su futuro entendimiento entre ellas fuse factible, reúnen a cuatro prisioneros de diferentes nacionalidades – el norteamericano es Johnny- y les plantean un mortal juego.
Podría esgrimirse, que los tres últimos cómics mencionados, siguen teniendo la misma vigencia hoy, que en 1945, pero ello, no significa el fracaso de lo allí relatado, sino más bien, señala el valor de Johnny Everyman, y la importancia de luchar por el cumplimiento de los derechos civiles, tanto hace setenta años, como ahora.

George Tanaka, American pone el foco ante el hecho de no ver como ciudadanos de un país, a los descendientes de emigrantes. En el cómic, una familia norteamericana con rasgos japones, son vistos como posibles espías, a pesar de ser ciudadanos ejemplares o estar luchando contra el enemigo japones. Nuevamente, una historia con total vigencia hoy en día. Por su parte Home is everywhere presente en el siguiente número, trata sobre el miedo de los niños a vivir en otro lugar, cuando sus padres han de trasladarse a otra ciudad por cuestiones laborales.

Las historias contenidas en World’s Finest Comics#22-23 son puramente didácticas, sin apenas acción, pero no por ello menos interesantes. La primera de ellas The American dream, trascurre en un colegio donde Johnny explica a los alumnos las raíces de Norteamérica, y como ha sido constituida gracias a la llegada de emigrantes de numerosas naciones a lo largo de su historia. La última página se narra el final de la conferencia impartida por Johnny, donde señala que ”No hay una sola tierra, raza o nacionalidad que pueda proclamar América como propia”, menciona un texto de Louis Adamic y el lema fundacional de los EE.UU E Pluribus UnumDe muchos, uno. Finalizando con las siguientes palabras ”De muchas tierras, un Pueblo fuerte con la fortaleza de muchas culturas ¡Ese es el sueño americano!”
Ante lo mencionado, recordar que el uso de esa frase en latín con trece letras, alude a la unión de trece colonias americanas para formar un solo país, y que se hallaba en el Gran Sello con el que se certificaron los documentos fundacionales. Dicho lema, como bien señala Johnny, resumía perfectamente lo que fueron y son los EE.UU.; una nación que surgió por la exploración de naves nórdicas, españolas o rusas, y cuyos máximos representantes del país a lo largo de la historia, son descendientes de emigrantes. Señalar que dicha frase, fue sustituida en 1956 por el conocido God we trust. La única pega a este ejemplar relato, es la ausencia u olvido del pueblo indio.

Room for improvement! presente en World’s Finest Comics#23 resulta extraño visto hoy, sabiendo como se desarrolló la segunda mitad del s. XX, pero en 1946, para una organización como The East and West Association que intentaba que el ciudadano estadounidense se colocase en el lugar del otro, era vital el escribir una historia sin demagogia respecto a la URSS.
El cómic cuenta la historia del joven Nikitin Vashilov quien va a ser juzgado por robo,al intentar vender unas ropas que un camión había perdido en su transporte. Al ser preguntado porque las quería vender, el joven señala que para conseguir distintos productos vistos en una revista americana.
Ante este hecho, Johnny refleja que cada país tiene una forma de organizarse, y que ninguna es perfecta, la URSS puede tener limitaciones, pero también numerosos avances, y de igual modo los EE.UU. Ademas, enseña a Nikitin la complicada vida que tendría en su país, donde le costaría conseguir trabajo o ir a cenar a un restaurante a causa del color de su piel y sus rasgos.
Sin duda una historia didáctica que se resume en la palabras finales de Johnny ”Ninguna nación tiene el monopolio de la buena vida. Algunas son pobres en bienes, y otras respecto a tolerancia y entendimiento con los hombres de otras razas o formas de vida. Cada una de ellas, tiene mucho que aprender de las otras. Y solo con el aprendizaje y trabajo conjunto podemos crear un mundo mejor”.

Las siguientes dos historias, correspondientes a World’s Finest Comics#24-25 mantiene su tono de lección. En Ten Million must die Johnny explica que millones de personas mueren en diferentes regiones del mundo- tanto en Europa como Asia- como consecuencia de la guerra, tanto por los estragos que ocasiona, como por la ayuda realizada por estas regiones para ganar la guerra. En cuanto a Blueprint for peace, la proclama del protagonista va dirigida hacia la imposibilidad de que se produzca una tercera guerra mundial, tanto porque el factor atómico supondría la muerte de la humanidad al completo, como por lo difícil que lo tendría un nuevo Hitler, gracias a la existencia de unas Naciones Unidas que se entendiesen, las cuales actuarías contra ese país con fuertes presiones económicas y acciones militares globales preventivas.

Las dos últimas apariciones de Johnny Everyman con Pearl Buck formando parte del Comité asesor y con la colaboración de The East and West Association , fue en World’s Finest Comics#26 y #28. En el primero de ellos, Spirit of ´46se recuperá las páginas de acción y de enfrentamiento en la historia narrada, sin olvidar la parte didáctica. Transcurre en Filipinas, recordando la colaboración de EE.UU. para lograr su independencia. Lo más interesante de la historia, a parte de la lección de historia de Johnny, a unos jóvenes que critican que un hombre enarbole, durante las celebraciones del 4 de julio, la bandera de Filipinas y la EE.UU . Es que Johnny vea natural la lucha armada para luchar contra la tiranía o lograr la independencia de un país sometido, mostrando, como se ha visto en algún número anterior, una especie de internacionalismo, donde lo importante no son las naciones, sino la especie humana, por ello, es normal que un hombre esconda a un extranjero buscado por el ejercito colonial, y se sacrifique por él, y el hombre extranjero, consideré normal ayudarle al otro y a su causa.
A la hora leer Johnny Everyman, hay que recordar que son apenas siete páginas, dirigidas a un lector que compraba el cómic por las historias de Superman, Green Arrow, Zatara, Boy Commandos y Batman. Sin duda, las diferentes historias narradas tienen más aristas que las enseñadas, pero a pesar de ello, Johnny Everyman es un experimento valiente. En el caso de Each one, Teach one, es posible que el lector mexicano pueda ver con otros ojos el periodo de presidencia de Avila Camacho, pero lo que se intenta trasmitir, es que la educación de la población es vital para la dignidad humana y para el crecimiento de un país. De ahí las palabras de Johnny con las que finaliza el cómic, y en cierta manera la propia serie, ”si un pueblo ignorante es el instrumento de su propia destrucción, un pueblo educado es el baluarte más fuerte de las democracias”.
Palabras que resumen perfectamente el objetivo de The East and West Association ; de que las personas y las naciones, en lugar de enfrentarse entre ellas y tener ideas de superioridad y de prejuicios, se entiendan y se comprendan por el bien común.

La última página en la que apareció Johnny Everyman

Havoc on wheels escrita y dibujada por John Daly, es la última aparición de Johnny Everyman, y sin la presencia de Pearl Buck, el cómic carece de toda la fuerza de los números anteriores, pudiendo recordar a Home is everywhere, pero en comparación, es pobre y ligera. Con ello no se quiere decir que el problema de la conducción peligrosa por parte de los jóvenes, y que ocasiona muchos muertos, no sea un problema importante, pero es muy diferente del objetivo con el que se creo Johnny Everyman. Incluso dejando a un lado el interés y calado de la historia, la forma en la que Daly cuenta la historia es distinta a todos los números anteriores – incluso a los escritos por él mismo para Comic Cavalcade, resultando más infantil.


Comic Cavalcade fue una antología que DC lanzó en el invierno de 1942. Hasta el número #13 se distribuyó de manera trimestral, pasando posteriormente a ser bimensual hasta su cierre en 1954 con su número #63. Lo que significa, que estás cinco historias de Johnny Everyman, fueron publicadas de manera paralela a las de World’s Finest.
En la primavera de 1945, mientras se publicaba en World’s Finest#17 la tercera historia de Johnny Everyman, el personaje debutaba en Comic Cavalcade·10 con la primera de sus cinco apariciones, junto a diferentes tebeos de Wonder Woman, Green Lantern, The Flash y una adaptación de Tomorrow the world


En The Dragon dies in India Johnny Everyman explica directamente el lector una de las razones por las que el pueblo de la India apoyó al bando aliado en la segunda guerra mundial. En ella, del mismo modo que en las iniciales historias del personaje en World’s Finest, se educa a través de un relato dinámico, con villanos y peleas. En Birds over China se recupera al personaje de Mei- Lan, y en lugar de buscar el entendimiento entre diferentes poblaciones, se desarrolla una trama en la que los chinos ancianos han de entender a los jóvenes, y viceversa.


En Comic Cavalcade#12 se halla Meet Charley Wing, donde la estructura de la trama es la característica del personaje: un acto del presente es observado por Johnny Everyman, quien recuerda un episodio del pasado. En esta ocasión, unos críos de barrio se esconden un callejón para descubrir quien les está robando diferentes cacharros. El culpable de ello es el jovenzuelo Charley Wing. Es un relato en el que se señala los prejuicios y estereotipos que generan las novelas y las películas hacia el diferente, y muestra la organización del trabajo del pueblo chino, y su fraternidad y sacrificio. Además de indicar, como no podía ser de otra manera, que todos los niños tienen las mismas inquietudes, independientemente de la raza o nacionalidad. Idea que también transmite la siguiente historia, Meat on the hoof.


All men are brothers nuevamente trata la cuestión de las ideas preconcebidas que el hombre occidental tiene del asiático. Al inició, Johnny Everyman señala una divertida escena, de como un europeo podía imaginarse las calles de los USA: indios cortando cabelleras y gansters disparando a la luz del día. Y en relación al tema de la India, recuerda un episodio entre la población musulmana e hindú de la India.

Las historias de Everyman no están recopiladas en los USA, y posiblemente no lo vayan a estar nunca en habla castellana, pero sin duda, resulta interesante su lectura a causa de su vigencia, como por imaginar lo que supuso este tebeo para los críos de 1945.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments