*Clic* Zona Negativa, de ayer a hoy

Por
16
120

Sí, este es un artículo personal y ombliguista. No es reflexivo, ni analítico, ni habla de ningún comic. Pero bueno. Así como el abuelo de Pequeña Miss Sunshine – mi modelo a imitar cuando llegue mi tercera edad – justificaba su falta de miramientos por sus posaderas llenas de balas nazis, yo justifico este artículo como medio para quitarme una espinita. Una ocasión para, entre tanta reseña, traducción y artículo, parar a hacer memoria y recordar un poco.

Peter David
escribió hace bastante tiempo una columna dedicada a la muerte y despedida de su editora y amiga, Carol Calish, mujer con la que empaticé en el instante en el que reveló su adhesión sin fisuras a las huestes de la oscuridad: “¡eres una vergüenza para las fuerzas del mal!”, gritaba a sus subordinados cuando estos se equivocaban. El caso es que, durante el hermoso panegírico dedicado a su editora y amiga, David empleó una forma curiosa para referirse a los recuerdos que tenía de ella: los expresaba como si fuesen fragmentos que van insertándose en una máquina de diapositivas, simulando un *clic* antes de relatar cualquiera de aquellos retazos de recuerdos, aquellos acontecimientos que, pese a no parecer más relevantes en su día, perduran.

*Clic* Tiempo libre en la clase de informática. Soy siete años más joven y me gustan los comics, los videojuegos, la fantasía y el Heavy Metal, como a una pequeña parte de la gente de mi edad. Buscando información adicional en Internet sobre El Retorno del Señor de la Noche – obra que me hace replantearme si estoy en el mundo únicamente para disfrutar del placer de haberla leído – descubro la web Guía del Comic. Me encanta aquello: escribir, compartir una afición común, ¡no tenía ni idea de que existiese algo así! Una semana después, envío un correo a Jose Antonio Serrano ofreciendo mi participación.

*Clic* Recibo un nuevo correo de Jose Antonio. No escribo nada mal, me dice. Pero el enfoque de Guía del Comic es la neutralidad, el enfoque objetivo y analítico de las obras con el objetivo de informar. Yo, por el contrario, no puedo evitar darle una pátina de impresiones personales, opiniones, valoraciones a todo cuanto leo. Me remite a una web. Dice que se llama Zona Negativa, la lleva Raúl López Armenteros, y buscan reseñistas. La madre que me parió, pienso. Críticas.

*Clic* Han pasado años desde mi primer correo con Raúl. Zona Negativa es un blog que pelea por romper la barrera de las trescientas visitas diarias. Soy cinco años más joven y me apasionan los comics. Con la entrega y la pasión de un principiante, me zambullo de lleno en un mundo en el que cada nuevo descubrimiento es un hallazgo fascinante. Vuelvo a leer los X-Men de Morrison después de años de abandono mutante, descubro que hay otros mundos gracias a la Cárcel de Papel, discuto con gente que comparte mis aficiones. Conozco a Juanjo y a Toni: del primero intento igualar su inventiva y creatividad, del segundo, su talento y capacidad de redacción. No lo consigo, pero quiero pensar que me ayuda a mejorar (¡quién iba a decir que no nacemos aprendidos!). El comic se convierte no en una afición, sino en un continuo deleite: es como abrir un baúl nuevo cada día. La satisfacción de la curiosidad satisfecha me motiva a escribir más, a hablar más.

*Clic* Soy quince meses más joven. Vuelvo a Zona Negativa, después de un hiato forzoso: el día tiene 24 horas, y cuando dedicas 6 directas y otras tantas indirectas a tu afición favorita, en fin, otras cosas se resienten. Estudios, familia. Y toca elegir. Vuelvo más tranquilo, no con la excitación de un principiante sino con la felicidad y expectación de quien vuelve a casa. Raúl hace que sea así. Cómo ha cambiado todo. Zona Negativa no es el blog dicharachero y creciente de hace tiempo, sino la página web de referencia en comic americano, llena de secciones y contenido propio gracias al esfuerzo de sus colaboradores. ¿Y quién es toda esta gente, y por qué es TAN condenadamente buena? Son profesionales, ni más ni menos, y exijo saber qué desayunan. José, David, Alberto, Sergio, Jordi. Nombres nuevos que no tardo en memorizar y a los que puedo poner rostro en los salones de Madrid y Barcelona.

*Clic* Soy seis meses más joven. Me estiro en la silla de mimbre de mi piso. Suena Inis Mona, de Eluveitie, un poco bajito – el Alberto de hace siete años lo pondría más alto, lo cual debería darme vergüenza -. En el otro extremo de la habitación, mi novia lee uno de esos comics pequeños, en blanco y negro con gente cuyos nombres nunca acaba en consonante; un mundo que hace años desconocía casi por completo. ¡Tanto tiempo en esto y no paro de descubrir cosas nuevas! Me devuelve la mirada y sonríe. En la pantalla del ordenador están las reseñas de esta semana, una traducción casi terminada y los esbozos de un artículo sobre Booster Gold. Echo un vistazo a mi colección de comics. Y en un instante, todos los recuerdos vienen de golpe. El chaval descubriendo – qué poco gusta esta palabra – el mundillo, las primeras reseñas, los debates encendidos, las horas, los artículos de unos y otros sobre el sentido de la crítica, de los blogs, de la información, de todo. Todos aquellos ríos confluyendo en el aquí y ahora, en una Zona Negativa mejor que nunca a sus diez años, con sangre nueva – Iván, Mariano, Raúl, Diego, Juan – y vieja dando lo mejor; y en este colaborador suyo, que vuelve a colocar las manos en el teclado.

Me siento en casa, y no me refiero al piso.

16
Déjanos un comentario

Please Login to comment
16 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
16 Comment authors
TheBaldRockerTruvorfrankbanner71Iván Martínez HulinJordi Querol Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mariano Abrach
Autor

Bello y emotivo texto Alberto, me encantó realmente.

¡Y que sigas muchos años más en ZN!

Saludos

José Torralba
Autor

Ante este artículo sólo puedo exclamar lo que le diría Abraracúrcix a Obélix en total estado de embriaguez: ¡¡Ferpectamente!! ¡¡A mis brazos!! 🙂

Casi me emocionas so joío!

David Fernández
Lector

Estamos teniendo nivelazo con los artículos conmemorativos, pero éste se lleva la palma, Me ha encantado.

Un abrazo, Alberto!

J Calduch
Lector
J Calduch

Eso, eso ¿qué desayunan?

Alberto Benavente
Lector

Yo chocotripis de Kellogs.

Tocayo, me ha llegado. Un abrazo mu fuet-te!

Toni Boix
Lector

Pues yo, habitualmente, casi no tengo tiempo ni de desayunar… pero si este articulazo lo llego a leer mañana a las siete de la mañana… directamente me quedo sin desayuno… y pierdo el tren.

Tío, qué bueno eres!!!

Raúl López
Admin

Enhorabuena por el artículo Alberto, me ha encantado 🙂 jo que de recuerdos en tan poco espacio 🙂

Juanjo Palacios
Lector

Me ha encantado el artículo, enhorabuena Alberto por haber podido condensar tantas vivencias en un texto.

Diego Matos
Lector

Otro que aplaude desde el salón de su casa. Un texto muy emotivo, sin duda, y con una originalidad increíble. Un gran acierto el uso de los “Clics” para comenzar cada párrafo. Me has maravillado.

“PLAS! PLAS! PLAS!”

No puedo más que darte la enhorabuena.

Nos leemos.

iergoth
Lector

¡Qué bien escriben algunos! ¡Felicitaciones, Alberto!

Grijaldo
Lector
Grijaldo

Sencillamente bonito,muy bonito.

Jordi Querol
Lector

Impresionante, me ha encantado! Posiblemente el mejor texto de todos los que aparecerán estos dias en ZN!!! Felicidades Alberto, de todo corazón!

Iván Martínez Hulin
Lector

Precioso, compañero.

Se traduce una emotividad sincera que has sabido contagiar y que, como podrás ver, nos ha embargado a todos.

Gracias por tus palabras.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

esto es solo para que no se pierdan las palabras de este hombre,el tal alberto moran.al que no conozco,pero que escribe desde la pasion,y eso siempre mola.echen,echen un vistazo.el pasado de zn,”ahi es na”.

Truvor
Lector
Truvor

Vaya, pues yo esto no lo había leído.
Gracias Frank, a mi también me ha gustado mucho descubrirlo.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Me uno a Frankbanner y a Truvor (y a los trece comments del 2009) para decir que este articulo de Alberto Morán es una maravilla. Sencillo, emotivo, directo. Yo también lo desconocía y ha sido un placer leerlo.

Rockeros Saludos