Clásicos en Grapa: Canción del Hombre Muerto

Por
21
452
 

Man-Thing Vol 1 #12
“Canción del Hombre Muerto”
(“Song Cry of a Living Dead Man“)
Edición original:
Diciembre 1974.
Guión: Steve Gerber.
Dibujo: John Buscema.
Entintado: Klaus Janson.
Color: Glynis Wein.
Formato: comic-book 24 pags.

 

Siempre me han fascinado las historias autoconclusivas. Esa habilidad para crear relatos con planteamiento, nudo y desenlace llenos de sentimiento y significado en un espacio reducido. Es algo que va más allá de dónde alcanza mi consciencia. De las viejas historietas que heredé de mi padre y de los episodios del Batman de Dini y Timm con los que me crié.

Hoy parece que solo buscamos grandes etapas con planes a largo plazo que queden bonito en nuestras estanterías, pero nuestra pasión por el cómic se desarrolló en un formato cuyo nombre casi se ha convertido en tabú: La grapa. Desde el sofá de nuestro salón o el dormitorio, pasando por el cuarto de baño o escondidas entre nuestros libros de texto cuando éramos pequeños, son la unidad básica con la que se nutre el medio y se avivaba nuestra imaginación.

En honor al vinilo del cómic, he pensado que podría ser agradable terminar la semana recordando algunos de esos relatos que no necesitan de complementos más allá de si mismos y que fueron concebidos para engrandecer el formato con el que se fraguó nuestra pasión por el cómic. Y para empezar, no se me ocurría una opción mejor que un cómic cuya trama gira en torno a esa idea que se aferra a nuestra cabeza y no nos deja en paz hasta que consigue cobrar forma.

Creador de Howard el Pato, el “ciervo satánico” y el “Elfo con Pistola”, Steve Gerber fue un escritor particular al que lo conocieron describen como un loco brillante. Valiéndose de la naturaleza empática de sus poderes, en El Hombe Cosa usaría al desdichado habitante de los Everglades para acercarse a las historias de aquellos que se adentraban en sus dominios.

Cry-song of a Living Dead Man está protagonizada por un escritor torturado por una historia que quiere cobrar vida, pero a la que no sabe dar forma. Las palabras se convierten en una prisión y el lápiz en un pesado grillete, mientras cada noche se ve sometido a un brutal castigo a manos de su propia cabeza. “Es la hora, Brian”. El estudio se convierte en una casa de los horrores mientras la falta de sueño y la mala alimentación le consumen sin ser capaz de apartar la vista de un cuaderno cuyas páginas en blanco son tan difíciles de quebrantar como si fueran losas de adamantium.

Un día llegué a casa y puse Rubber Soul en el equipo de música. Lo puse, y todo lo que escuchaba era ruido. Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba muriendo

Junto a la criatura del pantano, Gerber nos convierte en espectadores de una tragedia escrita en el viento pero que se siente aterradoramente real. La cotidianidad como un monstruo que nos consume y nos devora, despedazando a nuestro ser hasta que solo queda una carcasa vacía que hacer bailar a su antojo.

Emprendiendo una huída a ninguna parte, Brian Lazarus acaba en el último rincón del mundo sin saber como sus demonios afectarán a aquellos que se crucen en su camino, mientras no dejan de visitarle en un macabro ritual. “Es la hora, Brian”. Gerber parecía hablar desde las entrañas mientras que John Buscema daba vida a los lúgubres escenarios con sus esbozos. El guionista incluso llegaría a escribir una secuela con la que llevaría la historia todavía más allá con El Infernal Hombre Cosa, pero para cuando vio la luz ya había abandonado el mundo de los vivos y a nosotros únicamente nos quedaría una nueva canción de la lamento de la vida de un hombre muerto.

1755

21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ocioso
Ocioso
Lector
27 enero, 2013 22:41

Completo la reseña con la portada de la edición española.

http://i.imgur.com/S8cPUTO.jpg

Reverend Dust
Lector
27 enero, 2013 23:10

“Revista para adultos”. Yo ya me he puesto palote con esa portada. Y además tiene tres tentáculos faciales, así que debió petarlo en el mercado japonés.

P.D. Este personaje siempre me ha parecido curioso desde que lo descubrí *sigh* en uno de los tie-ins de Fear Itself, pero al contrario que su homólogo deceíta no tiene por aquí una edición decente y disponible. Una pena. A ver si hay suerte, que en USA ya tienen uno de esos Omnibuses de 1200 páginas…

Javié
Javié
Lector
27 enero, 2013 23:29

 Una reseña muy bonita Daniel, se nota cuando se escribe desde el sentimiento, con sumo gusto le hincaría el diente a este tebeo.

Jerónimo Thompson
Lector
27 enero, 2013 23:31

 Yo lo conocí con este tebeo (que si no recuerdo mal estaba escrito por Claremont), y me llamó mucho la atención en su momento:

http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2011/07/16/27911510.jpg

the drummer
the drummer
Lector
27 enero, 2013 23:42

… o escondidas entre nuestros libros de texto cuando éramos pequeños

qué identificado me he sentido con esa frase (y supongo que no seré el único)

Ocioso
Ocioso
Lector
27 enero, 2013 23:53

Eso del dormitorio y el cuarto de baño… no sé, a mí me vienen a la cabeza otras grapas. El Playboy y el Lib concretamente.

the drummer
the drummer
Lector
28 enero, 2013 0:05

 el lib!! qué grande!!

molon labe
molon labe
Lector
28 enero, 2013 0:21

 “El Playboy y el Lib concretamente.”

“el lib!! qué grande!!”

Como se nota que erais gente pudiente, el vulgo nos conformabamos con el Ruta 69 y su camionero de cipote monstruoso.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
28 enero, 2013 6:12

Hay quien tenía que conformarse con unas revistas tamaño libro de bolsillo con circulitos tapando las penetraciones…

anderson
anderson
Lector
28 enero, 2013 8:54

 Me ha gustado mucho la reseña, en la cual me veo identificado a tope, lástima que Panini no se decida a sacar este material aquí en España.

nascitturuss
nascitturuss
Lector
28 enero, 2013 14:10

Sería una bonita e interesante sección, las reseñas de grapas autoconclusivas. El “vinilo del comic” me ha parecido una netáfora estupenda y que comparto.

Antonio Marin
Antonio Marin
Lector
28 enero, 2013 20:10

 Tanto el primer volúmen de Man-Thing (22 números) escritos maravillosamente por Steve Gerber, al igual que los Giant-Size Man-Thing (5 números), como el segundo volumen de la serie, 11 números, la mayoría de ellos escritos por Chris Claremont, merecen MUCHO la pena, a pesar de que son hijos de su tiempo (se publicaron todos con cadencia bimensual entre 1974 y 1981). El tercer volumen es el de J. Marc DeMatteis y tambien es interesante de leer, aunque muy alejado en temática de los dos anteriores, y ya publicado en los ultimos años ’90s. Un buen OMNIGOLD recopilando los dos primeros volúmenes mas los Giant-Size seria una lectura imprescindible, pero no creo que PANINI esté por arriesgar con ese tipo de productos…

Y me da cierta alegria comprobar cuanta gente de mi generación hay por aquí, ¡¡abueletes!! 😉

nascitturuss
nascitturuss
Lector
28 enero, 2013 21:46

Gracias por la información Antonio. Conozco el personaje pero apenas he leído nada sobre éste. Lo que mas en apariciones en otras colecciones. Esperemos que los de panini sigan estos foros. Asi pueden tomar el pulso realmente de las inqietudes de los seguidores. Y sí, por aquí somos muchos lo abueletes ja ja ja.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
28 enero, 2013 22:23

Bueno… dependiendo de a qué inquietudes tomen el pulso.

Porque lo mismo les da por reeditar el Lib…

Jerónimo Thompson
Lector
28 enero, 2013 22:27

 Bueno, yo me considero semi-abuelete, porque el hecho de que me hiciera con bastantes tebeos Vértice y Bruguera se debe principalmente a que tuvieron una fuerte redistribución en quiosco a mediados de los ochenta (recuerdo que me hice con varios “packs” de dos,que combinaban sin complejos un número de Zarpa de Acero con otro de los Vengadores, por ejemplo), y aparte, abundaban en cualquier feria del libro o librería de segunda mano que visitaras.

Los abueletes de verdad son los que compraron esos tebeos cuando se publicaron originalmente… 😛

Ocioso
Ocioso
Lector
28 enero, 2013 22:37

Coleccionable Lib ¡YA!
Con el primer tomo de regalo el segundo y un mechón del felpudo de Marujita Diaz, que seguro que tiene para cubrir toda la tirada.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
29 enero, 2013 18:30

 Felicidades Daniel por la reseña y por recordar a El Hombre Cosa.

Lo único que tengo de él es un número con Shang-Chi que siempre estuvo entre mis tebeos preferidos pero no era de Gerber claro, era de Englenhart.

Lo único que se me ocurre para que Panini se anime a publicar un Marvel Heroes o un Omnigold del personaje, es que las ventas de La Cosa del pantano vayan muy bien, tanto de la etapa de Moore como la de Snyder y con la similitud de los personajes, interpreten que tendría potencialmente un público similar. Eso, o que Reve les de la matraca por Tuiter…

train hard. fight hard. party hard.
train hard. fight hard. party hard.
Lector
30 enero, 2013 8:16

 siempre he tenido la duda, que fue primero ¿swamp thing o man-thing?, el tio wikipedia me ha respondido que a man-thing lo “crearon” 2 meses antes que a swampy, lo cual me deja con mas dudas.

1- ¿cual de los equipos creativos tuvo primero la idea?

2- ¿sera que a los de dc les gusto el concepto y lo plagiaron?

3- ¿sera que los de marvel robaron la idea y se adelantaron a la publicacion?

4- ¿es esto una prueba de la llamada “conciencia colectiva” humana y se le ocurrio a mas de uno?

5- ¿lo plagiaron de otras fuentes?

6- ¿sera coincidencia que red tornado/the vision  y  x-men/doom patrol fueran concebidos casi al mismo tiempo?

mierda, mi cabeza duele (adivinen cual) aaa!

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
30 enero, 2013 14:30

 Por eso digo Samano que no se me ocurre ninguna razón por la que Panini se animara a recuperar un personaje del que hace años que no se sabe nada por aquí. Pero de su vieja rivalidad con Swampy, y con venderla como historias clásicas de terror para otro tipo de público más “adulto”,etc..,animados con que La Cosa del Pantano se vende bien y su público como mínimo se interesaría por El Hombre Cosa, pues….

Es que si hay mínimas posibilidades de recuperar ese material y encima no decimos que nos interesa, apaga y nos vamos.