Cisco Kid 1, 9 y 10. Damas y bandidos

The Cisco Kid es una strip estadounidense que relata las aventuras de un pistolero elegante y trasnochado, que acompañado de su amigo Pancho, recorre un lejano Oeste tan mítico como irreal en busca de romances y aventuras.

Por
3
962
 

Edición nacional/ España: Cisco Kid 01. Lucy, Flor Roja y Belle (diciembre 2011); Cisco Kid 09. Los bandidos y las damas (mayo 2018); Cisco Kid 10. Un pistolero sin armas (mayo 2018). Ed. Libros de Papel; Libri Impressi.
Guion: Rod Reed
Dibujo: José Luis Salinas
Formato: Rustica y apaisado. 88, 96 y 88 páginas
Precio: 16’50, 18’50 y 18’50€

 

El editor portugués Manuel Caldas va a su ritmo. Y ahora que tiene preparadas varias novedades navideñas (entre las que podremos encontrar un álbum con las tiras iniciales de la serie británica Matt Marriot y el cuarto tomo de las tiras diarias y también el cuarto de las páginas dominicales del Tarzán de Russ Manning) creo que es necesario fijarnos en la anterior remesa de su editorial, entregada poco antes del verano, donde destacaban dos volúmenes dedicados a la strip norteamericana The Cisco Kid escrita por Rod Reed y dibujada por el artista argentino José Luis Salinas.
La primeras tiras diarias de esta serie las encontramos en otro álbum de diciembre del 2011, también editado por Caldas, titulado Cisco Kid. Lucy, Flor Roja y Belle donde asistíamos a las aventuras iniciales de este personaje tan original.

Debido a la dificultad de encontrar materiales adecuados con los que poder editar la serie de una manera cronológica y regular, el editor portugués ha optado por sacar álbumes sueltos dependiendo de la calidad del material que le sea subministrado. Por esto los tres volúmenes que ha editado son los siguientes:

Cisco Kid #01. Lucy, Flor Roja y Belle (tiras diarias correspondientes al 15 de enero de 1951 hasta el 13 de octubre de 1951). Es el inicio de la serie.
Cisco Kid #09. Los bandidos y las damas (tiras diarias correspondientes al 25 de febrero de 1957 hasta el 14 de diciembre de 1957)
Cisco Kid #10. Un pistolero sin armas (tiras diarias correspondientes al 16 de diciembre de 1957 hasta el 27 de septiembre de 1958)

The Cisco Kid es una comic strip ambientada en el Oeste norteamericano. Relata las aventuras sentimentales y los conflictos violentos de un pistolero llamado Cisco Kid y su acompañante Pancho. El protagonista es un apuesto y elegante caballero, rápido en desenfundar el revólver, amante de la justicia y muy enamoradizo. Su acompañante es un simpático gordinflón, de origen mexicano, torpe y glotón. La serie está llena de estereotipos raciales y machistas aunque estén tratados con humor. El tono de la serie fluctúa constantemente entre el western y la comedia de enredos con historias más cercanas a los antiguos relatos de caballeros andantes que a las narraciones de la colonización del Oeste norteamericano. Los argumentos son algo simples y algunas veces ridículos, con un protagonista que recuerda a un Don Juan con aires quijotescos, aunque alguien con mucha “mala baba” lo definió como “un Li’l Abner, montado a caballo y con pistolas”.
Sin embargo, la serie se sustenta gracias a una hermosa realización grafica a cargo de José Luis Salinas que consigue atrapar al lector a base de montar secuencias de acción espectaculares y escenas de comedia llenas de personajes carismáticos y perfectamente reconocibles. El argentino domina todos los registros y hace un alarde de talento espectacular. Con un estilo cercano a los maestros Hal Foster y Alex Raymond, el autor de Hernán el corsario construye un universo no muy realista, cercano al vodevil donde los personajes se mueven en un entorno apenas esbozado, casi mítico, que reúne tres o cuatro localizaciones típicas; la pradera, el pueblo y el rancho. En estos escenarios los personajes protagonizan unas historias que van desde lo trágico a lo cómico con absoluta facilidad y donde el dibujante demuestra su maestría en la representación de la anatomía humana, también la de los animales – especialmente los caballos – y un virtuosismo técnico descomunal, sobre todo en la faceta del entintado. El dominio de la luz y del claroscuro también quedan perfectamente acreditados en unas tiras que resultan una delicia visual casi sin precedentes.

Original correspondiente al 24/01/1951 con las indicaciones en azul para la trama mecánica
La misma tira que la anterior en su versión publicada el 24/01/1951

Otro aspecto destacado de esta serie es la espléndida galería de personajes secundarios, que encabezada por villanos del carisma de Red Riata, “Cuatro Hojas” Clover o el joven Yance, dan colorido y emoción a los relatos. Quizás la descripción de las jóvenes acompañantes del protagonista peca de cierta uniformidad, son retratos de mujeres muy similares que demuestran el aprecio que el dibujante tenía por artistas del cómic como Raebrun Van Buren o ilustradores como Joseph Laydecker y John LaGatta.
El aspecto más discutible del arte de Salinas sería su dominio de la narrativa. El artista tiende a repetir planos similares en aras de la espectacularidad, lo que acaba empobreciendo el discurso narrativo que unido a la obligada repetición de argumentos entre una tira y otra puede acabar resultando algo monótono. Este defecto acaba corrigiéndose con el paso de los años y en los volúmenes 9 y 10 de esta colección se da con menos frecuencia.

Los autores de la strip

Rod Reed (1910-1989) era guionista habitual de la King Features Syndicate y de la editorial de comic books Fawcett para la que escribió numerosos guiones de la serie Captain Marvel. Fue también editor de este sello entre 1941 y 1943. Realizó numerosos guiones de cómics y textos cortos de historias del Oeste para otras publicaciones como Hopalong Cassidy, Tom Mix, Lash LaRue y escribió historietas de humor y de acción para Nyoka the jungle girl, Spy Smasher, The Marvel Family, Whiz Comics, Don Winslow of the Navy, Master Comics, Mary Marvel, Ace Comics, Captain Midnight, Gabby Hayes y otras.
Entre 1948 y 1959 trabajó en la strip titulada Rusty Riley junto a su creador y dibujante Frank Godwin y el hermano de este, Harold Godwin. Escribió principalmente las tiras diarias.
Se encargó de los guiones, junto a otros escritores, para la colección de comic books titulada The Cisco Kid Comics publicada por la editorial Dell Publishing entre 1950 y 1958 de la que salieron a la venta 40 números. Guionizó durante más de 17 años – entre los años 1951 y 1968 – la tira diaria de la serie para la prensa The Cisco Kid, dibujada por José Luis Salinas.
Fue asimismo editor de la revista de jazz Downbeat, columnista y reportero del Buffalo Times y guionista para la televisión.
Rod Reed usó los pseudónimos de Walter Farmer, Clement Good o Westbrook Wilson.

Por su parte José Luis Salinas (1908-1986) nació en Buenos Aires, capital de Argentina.
Empezó su carrera artística en 1929 dibujando para el sector publicitario. Su primer trabajo de envergadura en el mundo del cómic data de 1936 cuando publica la serie Hernán el corsario para la revista Patorozú.
Realizó para la revista El Hogar las adaptaciones de novelas de aventuras como El último de los mohicanos de James Fenimore Cooper, El libro de las selvas vírgenes de Rudyard Kipling, Ella, Ayesha y Las minas del Rey Salomón ambas de H.R. Haggard, Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas, Pimpinela Escarlata de la baronesa Emma Orczy de Orcz, El Capitán Tormenta y La Costa de Marfil de Emilio Salgari y Miguel Strogoff de Julio Verne. Son adaptaciones que incluyen el texto en la parte baja de la viñeta, en un estilo muy similar al de Alex Raymond en Flash Gordon o Hal Foster en Prince Valiant, aunque en ocasiones se incluyen algunos bocadillos de diálogo. En realidad estos dos autores norteamericanos son la principal influencia de Salinas que en ocasiones llegaría a dibujar a su altura.

En 1941 intenta una primera incursión en el mercado de las comic strips estadounidenses presentando muestras de su trabajo, pero la incertidumbre sobre el desenlace de la Segunda Guerra Mundial le impide concretar los proyectos. Ya en 1949 se traslada a Nueva York para empezar la strip llamada The Cisco Kid con guiones de Rod Reed para la agencia distribuidora King Features Syndicate. Esta tira duraría más de 17 años (del 15 de enero de 1951 hasta el 10 de agosto de 1968) llegando a publicarse 66 aventuras auto conclusivas. El formato fue exclusivamente de tiras diarias (daily strips) en blanco y negro que se publicaban de lunes a sábado y no se publicó nunca en formato de páginas dominicales (sunday pages) a color.
Prácticamente la totalidad de la serie la dibujó desde Argentina ya que así evitó que su hijo Alberto fuera alistado para participar en la Guerra de Corea.

En 1971 realizó durante algo más de un año otra strip titulada Dick el artillero con guiones de Alfredo Grassi. Desde 1972 se dedicó a la ilustración y la pintura haciendo contadas apariciones en el mundo del tebeo con historietas breves para las revistas de cómics para adultos de la década de los 80. En 1976 recibe el premio Yellow Kid del Festival Internacional de Cómic de Lucca por la totalidad de su carrera.

The Cisco Kid, la historia editorial

El origen remoto del personaje se encuentra en un relato breve de William Sydney Porter, más conocido por O.Henry titulado The Caballero’s way del año 1907. Sin embargo, el personaje adquiere su verdadera personalidad en una serie de películas cortas – casi 30 – realizadas entre 1914 y 1950 y protagonizadas por Warner Baxter, Cesar Romero, Gilbert Roland o Duncan Renaldo entre otros, que le darán un aspecto exótico, romántico y seductor al personaje.
Entre 1942 y 1945 se produjo también un programa semanal de radio para la emisora Mutual. En 1947 la serie radiofónica se reanudó y llegó a emitir cerca de 600 episodios hasta su cancelación en 1956.
La editorial Baily Publishing Company, con los derechos de publicación en comic book de la serie, quiso aprovechar la popularidad del personaje y publicó en invierno de 1944 una revista con el título de Cisco Kid, esta publicación no obtuvo suficientes ventas para publicar un segundo número.
En 1950, Dell Publishing editó un comic book llamado The Cisco Kid Comics con periodicidad trimestral que se empezó a numerar a partir del 2. En septiembre de 1951, se cambia la periodicidad de la revista a bimestral y así continúa hasta el número 28, el siguiente número se publica en octubre de 1955 otra vez trimestralmente hasta el número 41, que fue el último, con fecha octubre de 1958. Son 40 números que incluyen varias historias en su interior dibujadas por Bob Jenney, Ray Bailey, Alberto Giolitti o un joven John Buscema.

En 1951 se publica una tira diaria en los periódicos distribuida por la King Features Syndicate, escrita por Rod Reed y dibujada por el argentino José Luís Salinas que llegó a publicarse en más de 150 periódicos norteamericanos y de todo el mundo.
Moonstone Books publicó entre 2004 y 2008 nueve novelas gráficas del personaje, escritas por Jim Buffy o Chuck Dixon y dibujadas por Jerry DeCaire o Enrique Villagrán, entre otros.

La edición de Manuel Caldas

El editor portugués Manuel Caldas ha restaurado de manera rigurosa los materiales que le han cedido y el resultado es excelente. Las tiras presentan un aspecto inmejorable, limpio y con todo lujo de detalles, que hacen justicia al admirable trabajo de Salinas.
El papel es excelente, la reproducción insuperable y quizás uno desearía que los álbumes fueran en tapa dura pero esto dificultaría la tarea de un editor tan artesanal como el portugués. La traducción de Rafael Marín es buena y Jesús Yugo se encarga del diseño. Además el primer tomo cuenta con un excelente artículo introductorio de Manuel Andrés con numeroso material adicional como originales, fotos de la época e ilustraciones de Salinas.
El aspecto más discutible es la falta de continuidad de la serie, pero Manuel Caldas lo explica de una manera muy gráfica en el texto introductorio de uno de estos volúmenes:
Lamentablemente, en este momento no dispongo del material de reproducción con la calidad que mis criterios editoriales exigen. (…) Aún no, pero creo que con el tiempo las cosas cambiarán. No creo que, en último caso, en la edición de la serie, sea un error publicar el volumen cuatro, el ocho o cualquier otro, antes que el dos. Siquiera porque The Cisco Kid se compone de episodios completamente independientes los unos de los otros”.

Existe una reedición norteamericana de la serie a cargo de la editorial Classic Comics Press que no tiene ni la calidad ni el rigor de la del portugués y que por lo tanto no recomiendo en absoluto. En este caso sí que siguen el orden cronológico de la strip. En la actualidad está a punto de salir el quinto volumen.

La edición de la serie de prensa norteamericana The Cisco Kid a cargo de Libri Impressi es una buena ocasión para conocer y disfrutar de esta strip de una manera muy satisfactoria. A pesar de su tematica vodevilesca y su tono trasnochado – que está muy lejos del realismo de sus contemporáneas Casey Ruggles y Lance de Warren Tufts o de las más modernas Blueberry y Comanche – este western de Reed y Salinas se disfruta por el asombroso arte del artista argentino que consigue que nos detengamos en cada tira para admirar sorprendidos su trabajo. Tanto la elegancia de su trazo, como el equilibrio de la composición y el virtuosismo técnico de su entintado hacen de The Cisco Kid una obra notable que merece ser editada en su totalidad y más si se hace con el cariño que le pone un editor como Manuel Caldas. Esperemos que los materiales le acompañen…

Salut!

  Edición nacional/ España: Cisco Kid 01. Lucy, Flor Roja y Belle (diciembre 2011); Cisco Kid 09. Los bandidos y las damas (mayo 2018); Cisco Kid 10. Un pistolero sin armas (mayo 2018). Ed. Libros de Papel; Libri Impressi. Guion: Rod Reed Dibujo: José Luis Salinas Formato: Rustica y apaisado.…
Guion - 6
Dibujo - 9
Interés - 8

7.7

Demodé

Un western de argumento anticuado y arte excelso

Vosotros puntuáis: 7.5 ( 2 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
sethsibaixNippur Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Nippur
Lector
Nippur

José Luis Salinas es uno de los primeros dibujantes que otorgan prestigio y belleza plástica a la historieta de aventuras en Argentina. Su hijo, Alberto Salinas, también brilló como dibujante de comics, especialmente con Dago, una maravillosa obra con guiones de Robin Wood que triunfó en Argentina e Italia

sibaix
Lector
sibaix

Magnifico articulo, tengo los tres que han salido y el dibujo es de 10 una autentica fiesta visual solo al alcance de los grandes es decir Foster, Raymond y All Williamson, los guiones aventureros y entretenidos no están al mismo nivel pero no desentonan con el conjunto, esperemos que se editen más tomos.

seth
Lector
seth

Se agradece sobremanera un artículo acerca de este clásico indiscutible de Salinas, máxime cuando la edición de Caldas supera a las publicadas anteriormente en España por Vértice – en color- o Eseuve.

Disiento, no obstante, del enfoque que se le está dando de un tiempo a acá ya que su aire ‘trasnochado’ es el mismo que se pudiera encontrar en cualquiera de los Tarzanes clásicos de Foster o Hogarth y la esencia del folletín no desmerece el contexto de su época (tengo en mente la magnífica Juliet Jones de Stan Drake).

Aunque al final es cuestión también de gustos; Cisco sería más realista que un Llanero Solitario o un Red Ryder y no tanto como los mencionados por el articulista. Si bien, Matt Marriot no es tan intenso en su espíritu aventurero debido, tal vez, a que su destinatario evidente es un público más adulto.