Capitán América 1, de Ta-Nehisi Coates y Leinil Francis Yu

Analizamos el tomo que publicó Panini Cómics del Capitán América por su número 100, con la primera historia de Ta-Nehisi Coates y Leinil Francis Yu.

Por
13
3215
 

Edición original: FCBD 2018 y Captain America 1-6 USA
Edición nacional/ España: Panini Cómics.
Guión: Ta-Nehisi Coates.
Dibujo: Leinil Francis Yu.
Tinta: Gerry Alanguilan.
Color: Sunny Cho.
Formato: Tomo, 164 páginas.
Precio: 12,95 €.

 

Llega una nueva etapa para el Capitán América, nuevo guionista y nuevo dibujante en una historia de la que no podíamos dejar de hablar. Resulta muy curioso las vueltas que dan las cosas, aunque el Capitán América siempre fue un abanderado, nunca mejor dicho, de la casa de las ideas no siempre gozó de la atención que recibe a día de hoy, no hace tanto que los mutantes eran los que ocupaban las partes altas de las tablas de ventas, ahora al público le interesan más Los Vengadores, claramente por sus películas, y entre ellos el Capi destaca como ninguno. Sin embargo los que estamos más apegados al papel tenemos otra referencia y es que desde que Ed Brubaker hiciese su increíble trabajo en la colección del centinela de la libertad los lectores de Marvel tenemos siempre un ojo puesto en quién entrará a escribir y a dibujar a Steve Rogers, dando resultados variados, Rick Remender lo llevó a su terreno de las distopías y supo funcionar con él, Nick Spencer jugó con sus ideales para acabar con un evento envuelto en polémica y los últimos meses quedaba al mando un Mark Waid poco inspirado en unas historias para olvidar. Por otro lado Panini ha comenzado una nueva iniciativa para las series de Marvel que cambian de etapa de forma radical, lo hizo con Los Vengadores de Jason Aaron y lo harán con el Iron Man de Dan Slott, por lo que esta etapa no podía ser menos, esto es, editar un tomo haciéndolo coincidir con el número 100 de la edición española, renumerarlo con un 1 y meter en él el primer arco argumental que los autores nos ofrecen, así, el tomo que tenemos en nuestras manos, contiene los seis primeros números de esta serie, el arco titulado Invierno en América.

Para empezar, valga la redundancia, en este Fresh Start que promueve Marvel tras el cambio de editor, se ficha a un autor que lleva bastante tiempo dibujando en primera línea, Leinil Francis Yu, mientras que toma a otro que se encontraba más en “segunda línea” editorial, Ta-Nehisi Coates, guionista de Pantera Negra que resulta ser un periodista y escritor con bastante callo en temas sociales y políticos, con este tándem Marvel consiguió llamar la atención de los lectores, lo cual ya es un punto. Además Coates siempre ha demostrado un cierto activismo político que ofrece un contrapunto muy interesante al de Nick Spencer, autor que se encargara de la última gran etapa del personaje y que ha sido ligado al partido republicano, ninguno de los dos imbuye sus ideas sino que intentan hacer un Capitán América tirando a aséptico, en el caso de Spencer jugó con dos, ambos autores hacen muy bien su trabajo al imbuir al personaje de cierta netrualidad explicada, aunque es imposible no captar un trasfondo en algunas sus historias. Se suele decir que las comparaciones son odiosas pero, por la senda que toma Coates, es imposible no hacerlas ya que, mientras que otros autores anteriores tomaron caminos propios, como hicieran Remender o Brubaker, Coates parte de lo sucedido en Imperio Secreto. Lo que sí obvia es la parte de Waid, por suerte, en ese intento abortado de que Steve Rogers se fuera paseando por el país como cuando Superman se le dio por caminar para sintonizar con los americanos, Coates da un salto y retoma el tema de la desconfianza pero desde otra perspectiva mucho más directa.

El final de Imperio Secreto puso a Steve Rogers en un aprieto, un hombre con su misma cara había conquistado Estados Unidos comandando Hidra, los héroes, con el Capitán América de verdad entre ellos, salvaron la situación, pero ahora todo el país identifica a nuestro héroe con aquel villano. Imperio Secreto fue un evento extraño en varios sentidos, la etapa de Spencer en las dos series del Capitán América estaba encaminada a este gran final y su construcción en esas colecciones era buena, ahora bien, me es imposible decir lo mismo del evento, tenía muchas partes incoherentes empezando por el nulo sentido que tenía que Hydra conquistase de un día para otro el país y que la inmensa mayoría de sus habitantes lo aceptasen sin más, llegando a capítulos en los que parecía que en vez de días habían pasado años, los suficientes como para que consiguiesen introducirse en el sistema educativo con su propio personal por ejemplo, y terminando por un final que parece sacado de la manga a última hora por miedo a no saber qué hacer luego con el personaje. ¿A qué viene todo esto ahora?, pues bien, Coates no viene a contar una historia del Capitán América sino que viene a continuar con su vida y para ello hace algo maravilloso, tratar de buscar una explicación a todo.

Los autores ponen a Steve en una posición muy incómoda, los ciudadanos ya no lo admiran como antes, el gobierno no quiere que ande por ahí luchando de manera independiente pero tampoco lo envían a ninguna misión y los villanos que aparecen dicen luchar contra unos Estados Unidos que los dejaron tirados en favor de Hydra, que quieren recuperar unos supuestos valores tradicionales para el país (lo que luego no será tal cosa), soldados convertidos en Nukes, no tan fuertes como el original y manipulados por una organización, Empresas Poder, pero con la misma bandera pintada en la cara. La historia es muy potente para el personaje y la elección de ir contando continuamente sus pensamientos es perfecta, especialmente cuando vemos a un Steve Rogers confundido ante su nuevo estatus y con muchas dudas, la escena en la que, sin revelar su identidad, habla con un hombre en un pueblo y este le cuenta como Hydra les devolvía los empleos, reabría las escuelas en los pueblos y asesinaba a los que hacían el lugar inseguro (incluidos aquellos que no aceptaban esta dictadura) es una autentica maravilla por todo lo que contiene, justificando lo que pasó y la postura de muchos estados, a la par que lo vincula al mundo real en el que vivimos y peligrosas organizaciones en auge. Además Steve lo entiende, empatiza con todo aunque no lo comparte, evidentemente, y eso hace que la obra crezca. El Capitán América piensa, duda y se explica a unos niveles mayores de lo habitual, lo cual hace que, independientemente de que estemos de acuerdo con él o no, el lector también piense.

Otro punto fuerte de la serie son los secundarios y los personajes que se mueven por alguno de los números, Bucky aparece para ayudar en un momento puntual y Coates tira de su Pantera Negra, personaje con el que Steve comparte equipo en Los Vengadores de Jason Aaron, para ayudarle en sus ataques a esta organización ya que el gobierno lo quiere fuera, y esto es lo importante, hay que destacar a dos personas con puntos de vista opuestos, la Agente 13, Sharon Carter, y el antiguo Hulk Rojo, el general Thaddeus Ross. Con la primera Steve sigue su romance, sin importar su avanzada edad debido a etapas pasadas, tema que se trata sin tapujos, con Ross se lleva mal, no quiere el el Capitán América esté cerca y hay algo turbio sobre lo que los autores construyen un buen misterio. La selección de villanos es igual de potente, tomar versiones de Nuke o al Supervisor está bien, pero tirar de pasado para traer a la mujer de Aleksander Lukin (creado en la etapa de Brubaker) y ponerla como aliada de la Reina Negra mutante, Selene, es mostrar un buen propósito de querer escarbar en el pasado del personaje, darle un toque clásico pero a la vez innovar, y el universo Marvel es muy grande para hacerlo.

El guión de Coates es redondo pero el trabajo de Leinil Francis Yu no tanto, por suerte es un buen narrador, algo importante porque las muchas páginas que narran el pensamiento del Capitán América están llenas de acción, pero se muestra algo más difuso de lo normal, su calidad asciende según pasan los números y tiene alguna página que sobresale, pero en general hay demasiado vacío en su fondo. Resulta mucho más llamativo el guión que el dibujo y eso reduce la calidad de este tomo, pero no la baja tanto como para no ser una serie a tener en cuenta en la Marvel actual, ahora toca seguir mes a mes y el que aquí escribe no se lo piensa perder.

  Edición original: FCBD 2018 y Captain America 1-6 USA Edición nacional/ España: Panini Cómics. Guión: Ta-Nehisi Coates. Dibujo: Leinil Francis Yu. Tinta: Gerry Alanguilan. Color: Sunny Cho. Formato: Tomo, 164 páginas. Precio: 12,95 €.   Llega una nueva etapa para el Capitán América, nuevo guionista y nuevo dibujante en…

Capitán América 1

Guión - 8.7
Dibujo - 6.5
Interés - 8.7

8

Pensativo

Esta nueva etapa apunta muy alto, la mejor en años aunque el dibujo flojea por partes.

Vosotros puntuáis: 6.28 ( 14 votos)

13
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
7 Comment threads
6 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
tiamathEzeNapoleon WilsonVansalthultron_ilimitado Recent comment authors
Recientes Antiguos
Nippur
Lector
Nippur

Un gran comic con un guión que promete una etapa antológica en la colección. A mí el dibujo no me parece que esté mal, de hecho creo que está por encima de la media actual, pero supongo que es un tema de gustos estéticos porque, en lo técnico, coincidimos en que Francis Yu es un buen narrador. Muy buena reseña

sparkyal
Lector
sparkyal

Capi Hidra es el verdadero, el nuevo que pulula por ahí es falso. Al menos yo y todos los que conozco que leímos Imperio secreto es lo que entendimos.
Coates me ha aburrido de tal manera en Pantera Negra que ni con un palo me acerco a algo escrito por él.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Una lectura muy satisfactoria. Coates obvia totalmente la etapa de transición de Waid (no es algo muy complicado, son casi todo arcos autoconclusivos o historias que transcurren en futuros alternativos) y retoma el personaje prácticamente desde el último número de Spencer. Además introduce reminiscencias bastante evidentes de la etapa de Brubaker que plantean muchas posibilidades. Por poner un pero diría que no me gusta el trato al Supervisor, es un villano totalmente desaprovechado, ya no solo aquí, sino en general en sus últimas apariciones.

Por cierto, a mí si me ha gustado el dibujo de Yu, tengo una debilidad hacia este dibujante, aunque creo que es mejor cuando se entinta a sí mismo.

Vansalth
Lector
Vansalth

Habrá que echarle un vistazo si decís que está bien, pero a mi Coates en Pantera me pareció soporífero, lo más aburrido y tedioso en un cómic de superhéroes que he leído jamás… Que serie más mala que se marcó ahí. No se, quizá pille este primer tomito y le echo un vistazo, la etapa de Spencer fue como mínimo polémica e interesante, si continúa lo que ahí se vio quizá merezca la pena.

Napoleon Wilson
Lector
Napoleon Wilson

El Coates de Pantera Negra solucionó mis problemas de insomnio. De las 12 primeras grapas, solo pude con 3…
A ver que le sale con el Capi.

Eze
Lector
Eze

Ante todo felicito por la reseña y respeto absolutamente las opiniones vertidas en la misma aunque no coincida prácticamente en nada. En mi gusto personal Mark Waid rescató la esencia del personaje y nos brindó una seguidilla de historias muy divertidas, con un excelente primer número y un 700 de antología. Con respecto a las etapas previas, en mi opinión lo de Spencer le hizo más mal que bien al personaje, Remender arrancó bien homenajeando al Kirby de los setenta pero se fue por las ramas, lo de Brubaker ya es otro cantar, para mí una etapa tremendamente sobrevalorada con un primer año muy bueno eso sí. Y lo actual, la verdad le tenía mucha expectativa pero fue una gran decepción. Muy pero muy denso, lo único que le rescato es el genial dibujo de Yu que está en muy buena forma. Pero todo es cuestión de gustos y esa es la gracia. Un saludo a todos los amigos de Zona Negativa!

tiamath
Lector
tiamath

El problema del bajon enorme en calidad que vemos cada año en los comics pijameros es precisamente, que te llega un comic mediocre y aburrido hasta a dormir a un gato de escayola (en dibujo notable alto con un Yu entonado) y a la gente le parece caviar Royal Beluga.
Con todos mis respetos para el autor del review , darle un 8.7 en guion a esto es desmerecer comics veinte veces mejores a los que se le ha dado un 7 en años anteriores.

O eso, o es que yo vivo en un mundo paralelo, porque despues de leer la cronica de Capitana Marvel en la que la poneis lo no deja de ser una peli cutre de medio pelo (con diferencia la peor que ha sacado Marvel en sus diez años de historia) poco menos que a la altura del Padrino…..pues es para que alguien se lo haga mirar.

Vivimos en la decada de la mediocridad y el conformismo y desgraciadamente cada dia cae mas en ella.

Un saludo y como consejo a los estupendos chavales que escriben aqui , sed mucho mas exigentes….la gente a la que os dirigis se lo merece

Vansalth
Lector
Vansalth

Es lo de siempre, antes todo bien, ahora todo mal. Los cómics de superhéroes no son peores ahora que hace 20 años ni son mejores ahora que los de dentro de 20 años. Hay cómics buenos y malos antes, ahora y después. No hay un descenso del nivel ni historias de esas, sólo que cuando has leído 20 años de historias del capitán, o de Spiderman o de Batman es más difícil que nada te sorprenda.
Otra cosa es que no te guste esta etapa, lo cual ya es totalmente respetable. A mí Coates no me gusta nada, me parece que duerme a las ovejas, pero el paternalismo y el “antes todo era mejor…” tampoco es. Hay etapas del capitán de hace 20,30,40 años horribles, malas con ganas. Y otras buenas.