Before Watchmen – Silk Spectre #1

Por
110
1042
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que es más que probable que si no has leído ya Watchmen este post te estropee la lectura de uno de los cómics más importantes del género.
 

Edición original: Before Watchmen – Silk Spectre #1.
Edición nacional/ España:.
Guión: Darwyn Cooke y Amanda Conner.
Dibujo: Amanda Conner.
Entintado: Amanda Conner.
Color: Paul Mounts.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,99.

 

Es un buen cómic. Vaya eso por delante, así no tenéis que rebuscar entre toda la palabrería que viene a continuación. Y dicho esto…

El concepto de “precuela” me molesta enormemente (no digamos ya el palabro), por todo lo que ello implica. O son redundantes, o vacías, o dejan patentes las carencias de un guionista que en la obra original haya dejado lagunas importantes que merezcan ser exploradas. Es más, con el tiempo, los lectores dejarán de ser conscientes de que las precuelas, pese a ser cronológicamente anteriores a una obra, han de leerse (o verse) después de la historia original. Imaginad, si no, en qué quedaría eso de “No, Luke, YO soy tu padre”… Ya veis a dónde quiero ir a parar: ¿es Alan Moore un guionista que deja importantes lagunas en sus historias? Dejémoslo en un “probablemente no”…

Y sin embargo aquí está todo Before Watchmen, desafiando el axioma de que si no puedes mejorar el silencio cierra la boca, con toda su insolencia, su polémica y sus ganas de vender cómics. Todos lo sabemos, esto es un negocio, el de entretener, y a veces incluso arte, con esta iniciativa de profanar la obra de Alan Moore me da la sensación de que han querido llegar a todos los niveles, o casi. La elección de autores no es la más prometedora, aunque sí interesante, y en el apartado gráfico han escogido entre un grupo de dibujantes que se alejan radicalmente del estilo de Dave Gibbons en el cómic de Moore, probablemente para distanciarse de las (odiosas) comparaciones). La semana pasada vimos Minutemen, con Darwyn Cooke como guionista y dibujante, y como es característico en él, nos dio un cómic de aspecto cartoon, nada realista pero sí muy expresivo. Esta semana Cooke repite como guionista pero lo hace en colaboración con Amanda Conner, la encantadora pareja de Jimmy Palmiotti, quien se encarga, además, de plasmar en imágenes la historia.

   
Primeras páginas de Silk Spectre #1

¿Quién es Silk Spectre? Respuesta corta: “La chica” de Watchmen. Respuesta larga: Laurie Juspeczyk es la hija de Sally Jupiter, quien acomodó su apellido a la sensibilidad norteamericana, antigua heroína disfrazada conocida como Silk Spectre, y miembro de los Minutemen. Ha crecido al amparo de una madre que quiere que siga sus pasos como luchadora contra el crimen pese a que Laurie no quiere ser como ella. Cooke y Conner han sido muy observadores y nos muestran, al menos de momento, una Laurie que Moore no llegó a mostrarnos. En Watchmen conocimos un momento muy concreto de su infancia y después ya la conocimos como Silk Spectre, limitándose a definirla a través de su relación con su madre y con los hombres de su vida, algo que no dice mucho de ella, ciertamente… El cómic arranca explorando esa escena de una Laurie niña, extendiéndola y profundizando en ella con mucha elegancia y sin choques molestos con la obra original, y seguidamente salta a 1966, donde encontramos a una Laurie adolescente, que va al instituto y sale con chicos mientras su madre la entrena con insistencia para ser su sucesora.

Cooke y Conner definen con gran acierto a esta Laurie joven, llena de esperanzas, y Amanda se encarga de darle vida, con su gran expresividad con el lápiz. Me ha sorprendido gratamente después de un Minutemen #1 que me dejó completamente frío, cumpliendo con todos los prejuicios que tengo para con las precuelas, y en Silk Spectre logra transmitir la sensación de que este cómic encaja con la obra de Moore, que es una historia sólida y no simple humo, o relleno, o ganas de vender. Antes de ser Silk Spectre Laurie era una jovencita que tuvo que enfrentarse a un mundo que sólo la veía como la hija de su madre, y nadie tenía un buen concepto de Sally Jupiter. Quienes no la criticaban por su ligera vestimenta o por su gusto por agradar a los hombres lo hacían directamente por sus orígenes polacos. Era un personaje público y Laurie lo sufrió.

Los dibujos de Amanda Conner reflejan una época más luminosa que los 80 de Watchmen, a mi gusto más natural que la forzada vitalidad vista en Minutemen #1, y transmiten un amargo optimismo, en parte por los alegres dibujos que nos explican sucesos algo duros y en parte porque pese al buen rollo que transpira el cómic sabemos que el futuro de Laurie no será nada fácil. Los guionistas han tenido a bien conectar la juventud de Laurie con el nacimiento del movimiento hippie, cronológicamente coincidentes, y que históricamente fue una época de cambio en la sociedad y en la mentalidad para muchos. Habrá que ver hasta dónde se atreverán a llegar en estos ínfimos cuatro números, pero el equipo tras Before Watchmen hablan de esta como una de las mejores miniseries, si no la mejor de ellas.

    
Páginas 3 a 5 de Silk Spectre #1

El trabajo de Amanda Conner es técnicamente perfecto, sin más. Sus enfoques, expresiones, narrativa, enlace de secuencias… responden a la necesidad y la sensibilidad de este guión, y además utiliza la estructura de 3×3 viñetas que caracterizaba a Watchmen con una facilidad pasmosa. Como en otros trabajos suyos, puede explicar cosas muy duras con bonitos dibujos, cosa que incomoda, sorprende, estimula… Lo único que lamento es que, tanto en Minutemen como en Silk Spectre se ha perdido la crudeza de Watchmen, que era uno de los factores que marcaban su drama realista. Tal vez en Before Watchmen se haya dejado a un lado el interés en ser visualmente realista en favor de algo más comercial, para desgracia de muchos, pero por desgracia creo que es lo adecuado para Before Watchmen, un conjunto de miniseries creado para crear una franquicia donde solamente existía una maxiserie cerrada (sí, hay gente que leímos Watchmen mes tras mes). Ya pasó el tiempo de experimentar, y si queremos que algo funcione hay que evitar que decaiga. Con miniseries de 4 números es fácil…

Silk Spectre me ha gustado a todos los niveles. No es una historia de superhéroes, o al menos no como lo fue Watchmen, o como es Minutemen, pero sí es un buen cómic ambientado en ese universo. No era necesario, por supuesto que no, Alan Moore explicó en Watchmen lo necesario para conocer y comprender a Lauren Juspeczyk, existía un trasfondo pese a que no fuese explícito para nosotros, y eso se reflejaba en un personaje sólido que encajaba perfectamente en el milimetrado engranaje que conformaba el cómic original. No hacía falta ver lo que se escondía en las sombras de la juventud de Laurie, pero ahora veo que en ellas se escondía lo que podría ser una buena historia.

Tiempo de opinión

Como hicimos en otras oportunidades (Flashpoint) abrimos la opinión a todo miembro del staff de ZN que acepte el reto de leer críticamente Before Watchmen – Silk Spectre #1 y no quedarnos con sólo una voz.

Daniel Gavilán – “Puede que si no fuese por el inconmensurable empeño volcado por gente del talento de Darwyn Cooke o Amanda Conner en hacer de este proyecto algo serio no me resultase tan doloroso tener que escribir estas palabras. Y es que desde el maravilloso dibujo de la artista, hasta la humanidad de los personajes, sin olvidar los ingeniosos recursos narrativos o la frescura y cercanía que transmite la historia, todo está medido para hacer de este primer número de Espectro de Seda un cómic irresistible de esos que te enamoran a primera vista.

Sin embargo, me es imposible entrar en el juego. Es abrir la primera página y darme de bruces con esa composición de página a lo Gibbons, esos personajes que intentan desesperadamente captar la esencia de Moore con el nerviosismo de unos críos horas antes de un examen final o ese intento a la desesperada de recordar a Watchmen (la escena del “asalto” se mueve entre lo soez y lo directamente indignante) y lo único que soy capaz de ver es la tragedia de unos artistas enormes atrapados en un ejercicio de onanismo editorial. Puedo llegar a aceptar con los eventos, con la inclusión de personajes y títulos franquicia para hacer del producto más apetecible para las masas. He llegado incluso a tragar con movimientos como el mefistazo o el reboot disfrutando enormemente de historias como El Desafío o la magistral Wonder Woman de Azzarello.

Pero con Before Watchmen no puedo. Por mucho que lo intento, no puedo. Da igual lo mucho que pretenda disfrutar de la historia o leerla con la mente abierta. Todo lo que veo es un envoltorio precioso y unos cuadros de texto en los que cada palabra y oración se convierten en “$$$$$$” cuando llegan a mi cerebro. Puede haber cómics mejores o peores. Puedo incluso encontrarle virtudes a cómics tan denostados como el Hulk de Loeb o la Justice League de Jim Lee. Pero toda esta iniciativa en torno a la mítica obra de los ochenta solo está sirviendo para provocarme una sensación de frustración, repulsa e indignación en lo más profundo de mi ser. Y a cada número que leo este sentimiento solo va a peor. Lo siento, pero es superior a mis fuerzas”

Pedro Monje – “Una vez superados los nervios de la primera cita en la que las promesas y el excelente maquillaje enterraron con creces los defectos de la dama, ahora llega la segunda cita. Y este baile no es tan positivo. Si, sin duda las expectativas en general, y nuestra condición genética de lectores irrefrenables de comics, garantizan seguir leyendo el evento en cuestión. Pero, ya no será lo mismo.

Es imposible hacer una crítica científica y detalladísima de Before Watchmen – Silk Spectre, porque el tebeo en cuestión carece de la profundidad que podemos esperar y se limita a rellenar huecos aquí y allí. El ritmo narrativo (además de las cinco páginas más del tebeo en cuestión, para que no nos sepa a “na” como tantos coetáneos) consigue al menos entretenerte durante toda la cita, pero una vez que te vas a tu casa te vuelves con las manos vacías. Y eso nunca es bueno. Se agradece sin duda (y como el 99% de las reseñas se encargan de destacar) el formato 3×3 en viñetas adoptado por Amanda Conner para homenajear al original y el empeño puesto en las páginas (incluso los gags humorísticos tienen su aquel…) pero la empatía en general es nula y no aporta nada que no hagan ya infinidad de sosos números uno a lo largo y ancho del mercado yanqui. Mal.”

110 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 8:34

Pues en este caso me adhiero a la postura de SERGIO en lugar de la de DANIEL. Entiendo que hay una iniciativa comercial detrás, es indudable y decir lo contrario sería de un fanatismo absurdo. Pero es que de momento no puedo obviar que hay un trabajo impresionante y real detrás de esta obra (o al menos detrás de lo que hemos leído).

Vale, la WATCHMEN original es una obra maestra, intocable. Pero ya puestos a que hagan una precuela, una secuela o lo que les salga de las narices, que al menos traten de desbordarse en originalidad.

Para que nos entendamos, BEFORE WATCHMEN no es como si DC hubiera decidido volver a pintar la Gioconda, sino que ha contratado a diferentes autores para que vuelvan a pintar aspectos del cuadro que o bien se pasaron por alto, o bien se les dio menos importancia que al conjunto de la obra. En cualquier caso se agradece que un autor ahonde en el escenario de fondo del cuadro, que busque matices a la sonrisa ya existente, que trate de buscar más interpretaciones y sentimientos a su mirada.

Y afortunadamente, aún no ha pasado que venga un listo y trate de dibujarnos otra Gioconda, contarnos que en realidad la Gioconda era un alienígena, o decirnos que la Gioconda no estaría completa sin ese bigote que él ha decidido añadirle.

Es por esto que, por momentos, BEFORE WATCHMEN no me parece una pérdida de tiempo y no me disgusta el resultado final, sin obviar, una vez más, la pura estrategia comercial del movimiento (no así de los esfuerzos puestos en las dos series que llevamos leídas).

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 8:43

P.D. Me encantan los juegos visuales, en línea con la original, que se están practicando en los dos números publicados. En éste en concreto esa luz de la lámpara que conforma la bola de nieve rota.

Mikel
Mikel
Lector
14 junio, 2012 8:46

Amen, Reverend amen.
Completamente deacuerdo con todo lo que dices. Espero que los chicos de ECC hagan una buena publicacion y ya de paso otra edicion de la obra original a poder ser en formato comic book y sin tener que empeñar un riñon para comprarla.

Mr X
Mr X
Lector
14 junio, 2012 9:08

Vale todo es por $.Vale, no van a superar a Watchmen, de hecho se van a quedar bastante lejos de iguarla… Pero… no he léido Silk Spectre, pero Minutemen 1 es un cómic excelente en todos los aspectos: es un cómic de Darwyn Cooke, el tío de New Frontier, que me parece lo mejor de DC de los últimos años junto a All Star Superman y… para de contar. Y (a lo mejor me arrepiento, pero es un a priori) no se me ocurre un mejor autor para El Comediante que Azzarello. Y Len Wein tiene una trayectoria bastante respetable. Y Str…ejem, de ese no voy a decir nada. Pero estoy seguro que van a salir unos cuantos buenos cómics de esta iniciativa, por mucho vudú le haga el barbudo. No los tendré al lado de Watchmen o From Hell o Swamp Thing (creación de Len Wein, ¿no?), pero seguro que alguno valdrá lla pena releerlo dentro de unos añitos.

donaldblake
donaldblake
Lector
14 junio, 2012 9:16

Para que nos entendamos, BEFORE WATCHMEN no es como si DC hubiera decidido volver a pintar la Gioconda, sino que ha contratado a diferentes autores para que vuelvan a pintar aspectos del cuadro que o bien se pasaron por alto, o bien se les dio menos importancia que al conjunto de la obra.
 
posiblemente sea así, lo malo es cuando el cuadro es perfecto y no necesita ningún tipo de ampliación.
 
De todas formas no dudo de que estas historias serán mejor que el 90% de los new52, aunque eso tampoco es decir mucho.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 9:25

posiblemente sea así, lo malo es cuando el cuadro es perfecto y no necesita ningún tipo de ampliación.
¿Y quién ha dicho lo contrario? Ya he dicho que la obra es perfecta en sí misma. Esto no es una ampliación, sino una matización, completamente externa y que no afecta a la obra original. Y si llegara un momento en que lo hiciera, que un número tratara de cambiar algo de la obra original, estoy 100% seguro que, salvo genialidad máxima incontestable, la repudiaremos y echaremos pestes de ella, porque eso NO es lo que buscamos (busco) en BEFORE WATCHMEN.

Como ya he dicho, nadie está tocando la Gioconda original. Se han tomado partes y se están explorando las posibilidades de esas partes. No more, no less.

Rodrigo
Rodrigo
14 junio, 2012 9:29

Ya podria ser la mayor mierda del mundo que solo por los dibujos de Amanda Conner yo le daria una oportunidad.

jorgenexo
jorgenexo
14 junio, 2012 9:40

BEFORE WATCHMEN no es como si DC hubiera decidido volver a pintar la Gioconda, sino que ha contratado a diferentes autores para que vuelvan a pintar aspectos del cuadro que o bien se pasaron por alto, o bien se les dio menos importancia que al conjunto de la obra.
Mmmmm… ¿y eso te parece… adecuado, que vengan unos flipados a rellenar el fondo de la Gioconda porque estiman que no está lo suficientemente definido? Joder…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
14 junio, 2012 9:40

Puede que el cómic no esté mal, pero me negaría a comprarlo (y tampoco tengo muchas ganas de leerlo, ya sabéis a que me refiero), por una cuestión de principios. Si esta iniciativa es un éxito, ¿veremos más precuelas de series fundamentales? ¿Tal vez secuelas? Y de todas formas, no me dan buena espina, y tampoco creo que pudiera leerlos de forma objetiva.

(Digo “negaría” refiriéndome a si comprar en USA. Desde luego, los 4 ó 5 tebeos que vendiesen aquí no iban a influir mucho en sus decisiones editoriales).

Mr X
Mr X
Lector
14 junio, 2012 9:48

“Mmmmm… ¿y eso te parece… adecuado, que vengan unos flipados a rellenar el fondo de la Gioconda porque estiman que no está lo suficientemente definido? Joder…”
Duchamp le puso un bigote y lo llamaron genio.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 9:56

Mmmmm… ¿y eso te parece… adecuado, que vengan unos flipados a rellenar el fondo de la Gioconda porque estiman que no está lo suficientemente definido? Joder…
No a pintarlos EN el cuadro, sino pintar otro cuadro sólo con el fondo, o sólo con la sonrisa, o sólo con la mirada. Es decir, como ya he repetido chorrocientas veces, sin pervertir la obra original.

Daniel Gavilán
14 junio, 2012 10:09

Reverendo, a lo que comentas le veo un problema de base: Si los autores estuvieran intentando al menos hacer algo nuevo con la obra, llevándola a su terreno para dejar huella de si mismos me parecería genial. Incluso si chocase con detalles narrados por Moore.

En lo que hemos leído de momento es que no veo nada personal, relevante o mínimamente trascendente más allá de recontar cosas que ya había contado Moore (con unos dibujos mu bonicos, eso sí). Y si partimos de que el daño ya está hecho, deberían al menos haber aprovechado las enormes posibilidades que ofrece este universo para intentar enriquecer su cosmología con algo que hiciera este Before The Watchmen una obra suya tanto como Watchmen es hija de Moore (que también bebía de un producto ya existente).

Pero todo lo que aporta a la obra es meramente trivial y anecdótico. Tan anecdótico como el producto en sí, que el colmo de los colmos es que para indagar en las dos Espectros de Seda se dedique a gastar páginas y páginas en guiños masturbatorios a la obra original como ese ataque idéntico al que recibía el Comediante en su piso, que la niña tenga posters de búhos en su cuarto o la burda escenita de la Biblia de Tijuana

Vamos, que superficialmente el producto podrá parecerse mucho a Watchmen, pero en espíritu no podría ser menos merecedora de llevar dicho título en la portada.

Daniel Gavilán
14 junio, 2012 10:30

Mira, por poner un ejemplo: En Green Lantern, Johns coge un relato clásico de Moore y con la base de lo que el bardo plantea ahí contruye toda una cosmología que enriquece tanto a la historia original como al universo de Linterna Verde. Y puede que algunas cosas las haga bien y otras le hayan salido fatal, pero por lo menos es personal, atrevido y juega con ello llevándolo a su terreno. Y desde luego, no se limita a dedicarse a reverenciar dicha obra punto por punto siguiendo sus normas como si fuera un dogma inquebrantable. Before Watchmen es tan paisajística, inocua y apocopada que de por sí resulta molesta. Básicamente debería ser más “Rosencrantz y Guildenstern han Muerto” y menos “Psycho” de Gus Van Sant

Pero bueno, más bien creo que debería asumir que esta obra no esta hecha para mi y dejar que los que si la estáis disfrutándo sigáis haciéndolo con total tranquilidad. Que tampoco es plan ponerme aquí atormentar consciencias, ni a martirizaros al resto de lectores y a mi mismo a costa de una obra que solo me aporta acidez estomacal 😆

civitani
civitani
Lector
14 junio, 2012 10:35

me parece mal que lo que era obra de autor (explicitamente dicho por Moore) gracias a los pre- o los post- se convierta en una “fabricacion en serie”. que den a todos los autores de estas pre- la posibilidad de hacer obras personales ya que calidad no les falta

Mr. X
Mr. X
Lector
14 junio, 2012 10:38

“: Si los autores estuvieran intentando al menos hacer algo nuevo con la obra, llevándola a su terreno para dejar huella de si mismos me parecería genial. Incluso si chocase con detalles narrados por Moore. ”

Bueno, Sr Gavilan, hasta ahora conocemos el enfoque de Cooke, que, por lo que veo, está haciendo con Watchmen lo mismo que hizo con la Silver Age en DC. New Frontier (que a mí me encantó): un gran homenaje. Así que no lo veo exactamente como un proyecto prefabricado, sino bastante coherente con lo que habíamos visto antes de su autor.

No sé lo que van a hacer Straczynski o Azzarello… pero estoy seguro que sus guiones no van a ser del mismo estilo que Cooke.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 10:40

A las dos cuestiones que tratas, su ausencia de novedad y la indignidad del título, respondo con un NO tiene que ser nuevo porque NO es WATCHMEN. Puede parecer contradictorio pero no es así. Desde el momento en que se plantea BEFORE WATCHMEN como una estrategia comercial, tienes que someterte al planteamiento escogido: todo lo que ocurrió ANTES de WATCHMEN.

Quien se acerca a un producto con ese título no quiere una historia diferente, completamente original y alejada del producto original al que se está remitiendo, en este caso la obra de Moore. El aficionado estándar que lee un título “Before WATCHMEN” lo que espera es encontrar todos los acontecimientos, matices y recovecos que llevaron a la historia que se desarrollaba en WATCHMEN. Nada nuevo. El fan de cómics suele ser, por naturaleza, conservador.

No descarto que si esta maniobra tiene éxito acabemos encontrándonos con series o, como mínimo, miniseries con la etiqueta “From the pages of WATCHMEN” donde ahí sí que podrían inventarse historias irrelevantes para la obra de Moore pero tomando como base los personajes de su obra. En ese caso sí que habría más manga ancha, seguiría teniendo éxito comercial por la marca WATCHMEN a pesar de que sus historias podrían ser aplicadas a cualquier superhéroe pulp, etc.

Y es que precisamente eso que estás buscando tú, DANIEL, en esta BEFORE WATCHMEN, es decir, salirse del tiesto y contar historias alternativas, que chocasen o no con la obra de Moore, llevaría al mismo comentario que está arrastrando en muchas ocasiones el reboot de DC: “Esto se podría haber hecho sin necesidad de rebootear un Universo”. Es decir, “Esto se podría haber hecho sin necesidad de llevar la marca WATCHMEN”. Y lo jodido es que tendrían razón.

Si haces un BEFORE WATCHMEN, olvidándote del auténtico WATCHMEN, muchos se verán igualmente traicionados sólo que además sin justificación. Este evento-precuela lo que sirve es para sembrar, para tantear el mercado a modo de globo-sonda y crear expectación e interés por personajes algo desdibujados en la obra de Moore y abrir camino para futuros proyectos con ellos de protagonistas.

Por lo pronto, a mí no me importaría, después de leído el MINUTEMEN #1, que me contaran historias con The Silhouette de protagonista. Me pareció muy desaprovechada originalmente, y no era un personaje nada desdeñable, con todo su trasfondo dramático que todos conocemos.

¿No crees que esto es una maniobra editorial para crear una nueva línea dentro de DC ahora que VERTIGO está casi extinta y WILDSTORM inexistente? ¿No vimos acaso en el rediseño del logo de DC que había una marca especial sólo para WATCHMEN, lo cual sería muy sospechoso si únicamente iban a limitarse a la miniserie? Yo creo que hay bastantes pistas que nos llevan a pensar que, de ser un éxito BEFORE WATCHMEN, la cosa irá a más.

maninga
maninga
Lector
14 junio, 2012 10:44

Me ha encantado la compartiva con la Gioconda, Reverend, no lo había visto así y es un enfoque realmente cojonudo y muy válido y acertado. Watchmen es perfecta tal y como fue concebida y estas precuelas son totalmente triviales, innecesarias, redundantes y sobran por todos lados. De acuerdo, pero al menos son tebeos bastante decentes (salvo por el aspecto moral y asquerosamente monetario del asunto). Es la explotación pura y dura monetaria de un fenómeno de la industria del entretenimiento y la palabra clave aquí es INDUSTRIA.
Se han hecho mil millones de revisiones en todos los ámbitos artísticos de los clásicos. ¿Cuántas adaptaciones o acercamientos a la obra de Cervantes o Shakespeare se han hecho a lo largo del tiempo? ¿Cuántas versiones se han hecho de ‘La última cena’? ¿O secuelas o precuelas de películas? Y lo más importante, nunca se ha alterado el valor del original, que sigue ahí tan perfecto como el primer día por su propio valor intrínseco. Por mi parte ningún problema en que los hagan y si son tebeos buenos (aunque estén a años luz del original) y estén hechos bien, con cariño y respeto por parte de los autores (y qué pedazo de autores), pues genial.
Joder, con las hostias que les están cayendo a estos pobres (totalmente predecibles y esperables), que se han esforzado bastante y cuentan con cierto respeto por la afición, cuando llegue JMS con sus genialidades, no me quiero ni imaginar el torrente de mierda que le va a caer encima. XD.

Mr. X
Mr. X
Lector
14 junio, 2012 10:45

“¿No crees que esto es una maniobra editorial para crear una nueva línea dentro de DC ahora que VERTIGO está casi extinta y WILDSTORM inexistente? ¿No vimos acaso en el rediseño del logo de DC que había una marca especial sólo para WATCHMEN, lo cual sería muy sospechoso si únicamente iban a limitarse a la miniserie? Yo creo que hay bastantes pistas que nos llevan a pensar que, de ser un éxito BEFORE WATCHMEN, la cosa irá a más.”

Crossover Watchmen 6 The ravagers???… vale, vale, no digo nada, que no quiero ser culpable de las pesadillas de nadie.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 10:47

Para JMS tenemos ya todos afilados los cuchillos y va a ser inevitable no estar ojo avizor esperando la puntilla…

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 10:49

MR. X, la creación de otra línea implicaría un universo aparte, ¿o es que el Constantine de la HELLBLAZER actual tiene algo que ver con el que aparece en JUSTICE LEAGUE DARK en cuanto a compartir universo se refiere? Además, no pueden incluir a los personajes de WATCHMEN en el NUDC porque el Doctor Manhattan sería redundante con Captain At…ah, no, que lo han cancelado ¬¬

spirit
Lector
14 junio, 2012 10:51

Yo aporto otra comparacion,aunque el re interpretar a la gioconda me parece un simil perfecto;el Quijote de Avellaneda es apocrifo y no le llega a las suelas al original de cervantes,pero es entretenido y tiene cierto valor por si mismo.En este caso,es una obra bonita q no molesta.Cuando esto es lo mejor que se puede decir…

Daniel Gavilán
14 junio, 2012 10:53

Bueno, Sr Gavilan, hasta ahora conocemos el enfoque de Cooke, que, por lo que veo, está haciendo con Watchmen lo mismo que hizo con la Silver Age en DC. New Frontier (que a mí me encantó): un gran homenaje. Así que no lo veo exactamente como un proyecto prefabricado, sino bastante coherente con lo que habíamos visto antes de su autor

Bueno, este es uno de los problemas del que ya hablaba con Minutemen. Hacer una obra que condense la esencia de un universo con medio centenar de series y siete décadas de historia tiene sentido. Hacer una obra que busque el mismo enfoque a costa de una obra de 12 números me parece un absurdo (más si tenemos en cuenta que al final vamos a tener cuatro veces más números de Before Watchmen que de Watchmen). Es como intentar construir una segunda planta de 200 m2 sobre un piso de 50.

Pd: Reverendo, no se trata de hacer algo nuevo que contradiga a lo de Watchmen, sino de hacer algo nuevo que no salga ya en Watchmen 😛 Y ojala me equivoque, pero algo me dice que no van a tener ni los redaños de introducir a los personajes que no aparecían dibujados en el comic original como el Capitán Masacre aquel

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 10:54

Cierto, SPIRIT, y de hecho acabó aportando a la obra original gracias a la segunda parte del Quijote. Las risas que me eché con las reacciones de don Alfonso.

the drummer
the drummer
Lector
14 junio, 2012 10:56

supongo que, como también os pasará al resto, las sensaciones tras la lectura de estos comics son contradictorias, porque estoy leyendo unos tebeos que preferiría no haber tenido que leer y, de momento, me están gustando.
evidentemente, si se compara ‘lo de watchmen’ con el watchmen de moore, esto es una obra menor (y otro jodido sacacuartos), sin embargo, en comparación con el resto del panorama actual, las dos miniseries publicadas hasta el momento, mal que nos pese, sobresalen sobre la media.
mi contradictoria decisión personal es que, mientras mantengan la calidad, voy a seguir las miniseries; eso sí, no voy a dar a ganar un duro a la editorial cuando, finalmente, se publiquen por estas tierras.
lo más triste de este asunto quizás sea que, a partir de ahora, cuando hablemos de watchmen, habrá que especificar a qué watchmen nos referimos.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 11:00

Reverendo, no se trata de hacer algo nuevo que contradiga a lo de Watchmen, sino de hacer algo nuevo que no salga ya en Watchmen
Tampoco he hablado de contradicción, sino de historias que son irrelevantes para la historia final de WATCHMEN y que por tanto, podrían ser aplicadas a cualquier otro personaje.

De todas formas, ¿no te parece que la inclusión del movimiento hippie que comenta Sergio es una adición cultural interesante? Por lo pronto la chica se va a San Francisco a finales de los 60, así que por ahí encontraremos a Led Zeppelin, Jefferson Airplane, Janis Joplin, y joder, el famoso “Summer of Love”, sin hablar de los comienzos de los movimientos por los derechos de los gays, etc.

Vamos, que todo apunta a que SILK SPECTRE va a tener uno de los trasfondos culturales más interesantes de las miniseries.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 11:03

DRUMMER, WATCHMEN seguirá siendo WATCHMEN sin necesidad de especificar una mierda. Cuando se habla del QUIJOTE no se habla del de Avellaneda, cuando se habla de que STAR WARS es la mejor historia galáctica de la historia nadie (salvo 4 gilipollas) se está refiriendo a las precuelas…

Mr. X
Mr. X
Lector
14 junio, 2012 11:05

“mi contradictoria decisión personal es que, mientras mantengan la calidad, voy a seguir las miniseries; eso sí, no voy a dar a ganar un duro a la editorial cuando, finalmente, se publiquen por estas tierras.”

En mi caso, me suelo comprar lo que sale en estas tierras de Azzarello y Cooke y, si mantienen la calidad, no haré una excepción.

R4R3Z4
R4R3Z4
Lector
14 junio, 2012 11:43

A ver no quiero ir de toca pelotas pero ¿Nadie piensa que Watchmen está un pelín sobrevalorada?

Es decir, yo disfrute un monton con el comic pero no me parece tan perfecto como lo pintan. NO voy a entrar con el dibujo de Gibbons pero desde luego que los colores de esa epoca de DC no me gustan nada.

Reconozco que el capitulo centrado en el Dr. Manhattan con el tema de su percecpcion es una obra de arte, pero ya. Supongo que es por que es una obra hija de su tiempo y puede que haya leido otras historias que se inspiren en ella y por eso no me suena a nuevo.

No se, yo creo que la mejor obra de comic de la historia no puede ser asi, con ese final tan Deux ex Machina.

Por favor si alguien puede que me explique que cosas no he visto de la obra que la hagan tan genial. Pero de verdad de buen rollo, no he puetso este comentario para crear discusion es mera curiosidad. Puede que yo sea de esos tios raros que les defraudo leer Watchmen y ver la Naranja Mecanica.

Israel Huertas
Israel Huertas
Lector
14 junio, 2012 11:47

A mí lo que me resulta chocante es que exista el término intocable en una obra, más en una del autor que hizo que Mr. Hyde sodomizara al Hombre Invisible, y qué veáis en esta iniciativa un intento editorial por enriquecerse aún más y, en algunos casos, os neguéis a comprarlo, pero si compréis muchas más series que, por ejemplo, la misma editorial también publica para enriquecerse.
Me choca. Creo que una cosa se da de patadas con la otra y no tiene demasiado sentido. Comprar comics americanos es favorecer a esa industria, ya estás comprando un Archie o un Superman. Nos puede gustar más o menos, pero eso es lo que es, una industria, un mercado, y todo cuanto sale de él sale para sumar más dinero.
Esto sólo es una muesca más. Yo adoro Watchmen pero no voy a comprar ninguna de estas obras por puro desinterés, igual que no compro el Superman de Morrison o el Hulk de Aaron, pero no me engaño diciéndome que es por proteger una reputación o por cuestión de orgullo.
No sé, creo que es un debate más bien esteril, porque todas vuestras opiniones son igual de válidas, pero a mi me choca, nada más.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 12:00

R4R3Z4, iba a contestarte pero no tengo ánimo. Baste decir que por lo que dices has leído WATCHMEN de la forma más superficial posible. Y además apelas a que el final debería haber sido apoteósico, como si eso fuera lo importante. Un consejo: nunca veas 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO.

Gaius
Gaius
14 junio, 2012 12:04

Eres un crack, Reverend Dust.

Muy buen comentario, Sergio.

R4R3Z4
R4R3Z4
Lector
14 junio, 2012 12:16

¿Que es una lectura superficial?

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 12:21

Una lectura superficial es decidir pasar de la reflexión, los detalles y el sentido y profundidad de una obra. Has destacado el grandioso capítulo del Doctor Manhattan pero porque, por su construcción, es imposible no fijarse en la complejidad narrativa escogida por el autor para contarnos su historia.

Pues bien, lo que hace grande a ese capítulo, el mecanismo subyacente, está también detrás del resto de capítulos. Es cuestión de echarle un ojo. Si consigues verlo, es decir, hacer una lectura en profundidad (por oposición a la superficial) entonces es cuando encuentras la grandeza de la obra de Moore.

Y te lo dice alguien que la ha leído sólo una vez y hace apenas medio año. Que no soy ningún experto en el tema, vaya.

samanosuke
14 junio, 2012 12:30

>Un consejo: nunca veas 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO.

O que la vea con un cigarrito mágico, que gana bastante. xDDDD

Bluntman&Chronic
Bluntman&Chronic
Lector
14 junio, 2012 12:37

Y digo yo que les hubiera costado hacer un continuación en vez de una precuela…
El pasado de los Minutemen está contado en breves y escogidas pinceladas para que Moore pudiera presentarnos a los personajes de una manera efectiva e impactante.
Rebuscar en lo anterior es una forma de reconocer que no se les ocurren ideas nuevas y que están viviendo de las rentas de una obra de exito.
Y no, no dudo del buen hacer de los autores, que se esfuerzan en sacar un producto con una buena calidad (como este reseñado de Amanda Corner), pero esto solo sirve para para poner en evidencia que DC sabe que lo está haciendo mal y que tratan de taparlo de alguna manera.

Un saludo.

Manel
Manel
14 junio, 2012 12:40

Qué problema tenéis. Before Watchmen no afectará a la obra principal, igual que el Quijote de Avellaneda no afectó al Quijote de Cervantes. Leedlo si os gusta, y si no, pues a otra cosa.

juan-man
juan-man
Lector
14 junio, 2012 12:47

‘Las precuelas, pese a ser cronológicamente anteriores a una obra, han de leerse (o verse) después de la historia original. Imaginad, si no, en qué quedaría eso de “No, Luke, YO soy tu padre”…’

Y dale con el tópico. ¿De verdad hace falta volver a explicar que el “yo soy tu padre” funciona igual (o incluso mejor) viendo primero las precuelas? ¿O la diferencia entre los 4 minutos que dura la sorpresa (si se ve primero la trilogía original) y las 4 horas que dura el suspense (si se ven primero las precuelas)? Va, pues lo volvemos a explicar:

Cuando el espectador sabe que Vader es el padre de Luke, se pierde sorpresa, pero se gana suspense, en el mejor sentido hitchcockiano del término. Y así, desde que Obi-Wan miente a Luke al principio del episodio IV, hasta la revelación del final del V, la narración funciona de una manera completamente diferente para el espectador… pero funciona, al fin y al cabo. Se trata de 4 horas de “pero que ES SU PADRE!!!”, en lugar de 4 minutos de “pero si ERA SU PADRE!”

Uno de los grandes méritos de la saga de Lucas (entre sus muchos defectos, y no solo en las precuelas, aunque sí mayormente) es que el visionado funciona de ambas maneras, bien I-VI o bien IV-III, pero funciona de forma completamente distinta en función de cuál se elija. Es su propia Rayuela.

José Torralba
14 junio, 2012 13:15

¿En serio? Pufff, pues a mí este cómic me ha dejado totalmente insatisfecho. No da ni para una crítica sesuda: es, simplemente, lo que DC considera que debería ser un (mal) shojo superheroico, ubicado en el universo Watchmen durante una era Flower Power idealizada (nuevamente aparece aquí la idealización) y llena de clichés. Eso sí, con rejilla de 3×3 para que se note que es Watchmen (aunque algunas veces la rompen con motivos cómicos). Pero no todo es malo: Conner tiene muchísima frescura a los lápices. Pero vaya, la furgo hippie, el conflicto tras el tebeo y demás… situaciones mil veces vistas; banalizaciones.

Siguiendo el ejemplo que comenta Reverend de la Gioconda… el ejemplo viene que ni pintado. Cualquier intento de imitarla, mejorarla, completarla o “matizar aspectos del fondo poco claros” acaba cayendo no en el ridículo, sino en el olvido. Ahora se ha armado mucho revuelo con el descubrimiento de la copia del Museo del Prado, pero durará hasta que pase la algarabía. Copias ha habido muchas… Rafael hizo una copia libre, está la Isleworth Mona Lisa por ahí, y a lo largo y ancho de la historia y el globo muchos han intentado imitarla fielmente. ¿Resultado? Olvido. Sólo un iconoclasta como Duchamp o un genio como Dalí se dan cuenta de que la única forma de imitar a Leonardo es ésta.

¿Por qué? Porque la mayoría de las obras derivadas que buscan imitar al original y esconder que son copias, proponer mínimos cambios o tener una actitud continuista, acaban fallando, naturalmente, a la hora de encontrar su identidad artística y autoral. En general lo hacen porque, al igual que esta Silk Spectre #1, simplifican el original; pero también porque convierten la percepción de su objeto en un proceso ordinario, cotidiano y común. En resumen: porque se basan en la mímesis y no en la acción propositiva. Por eso lo de Dalí funciona, porque no es común, porque llama la atención, porque es distinto. Shklovski se refirió a este mecanismo como un zatrudnenie (dificultamiento, refiriéndose a lo formal) que acaba por generar una ostrenanie (extrañamiento); o lo que es lo mismo: la voladura calculada de la automatización perceptiva. En casos así lo que hay que hacer es desautomatizar la percepción del lector; no convertirle la lectura en una merca continuación con guiños, en un “más de lo mismo pero peor y sin ninguna sorpresa”. Nuevamente, como dije, es lo que hizo Miller en el DK2 con respecto al DK1; y, nuevamente, me pareció una actitud mucho más valiente que lo que se pretende conseguir con este Before Watchmen. Sea como fuere, esto era más por responderle a Reverend y su ejemplo leonardino. Respecto a Silk Spectre, lo que hay es lo que hay, y más allá del primer párrafo no puedo decir mucho.

Reverend Dust
Lector
14 junio, 2012 13:22

No tendremos discusión hoy, pues 😛

José Torralba
14 junio, 2012 13:23

>> ¿De verdad hace falta volver a explicar que el “yo soy tu padre” funciona igual (o incluso mejor) viendo primero las precuelas?

PLAS, PLAS, PLAS. Y anda que Hitchcock no jugaba con eso. En Atrapa un ladrón, por ejemplo, juega a la intriga, a la sorpresa (¿Quién será el Gato?) pero lo hace de forma secundaria porque se nota que no es un dispositivo que le interesara demasiado… así que prefiere centrarse en el duelo Grant/Kelly. Sin embargo, cuando quiere poner en tensión de verdad al espectador, no lo hace intrigándolo, sino dándole todas las claves antes que a su propio protagonista… es el caso de Frenesí y La soga (donde sabemos quién es el asesino a las primeras de cambio) o incluso la misma Crimen perfecto (en la que se nos narra cómo será el crimen antes de que se produzca). Hitchcock se aprendió bien lo de Casandra: lo que realmente pone nervioso al espectador no es la ignorancia; es el saber algo y no poder decirlo.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
14 junio, 2012 13:32

De acuerdo Torralba,o que la trama sea tan buena que la empatía absorba por completo al espectador,como en Yo confieso,pero claro estamos hablando de Silk Spectre.

simon garth
simon garth
14 junio, 2012 13:52

creo que casi todos estamos deacuerdo en que before watchmen no va a llegar al nivel de watchmen ni por el forro,pero de ahi a desvirtuar o perjudicarla…
sigiendo con el simil de la gioconda,como dice torralba ha habido muchas imitaciones y ninguna a llegado a representar lo que la original,pero ¿acaso el valor o la importancia de esta se ha visto perjudicada por alguna de las imitaciones?

juan-man
juan-man
Lector
14 junio, 2012 13:59

“Porque la mayoría de las obras derivadas que buscan imitar al original y esconder que son copias, proponer mínimos cambios o tener una actitud continuista, acaban fallando, naturalmente, a la hora de encontrar su identidad artística y autoral.”

¿Es decir, la diferencia entre Hazanavicius y Scorsese al hacer obras “derivadas” del cine mudo?

José Torralba
14 junio, 2012 14:01

Valor o importancia no, pero si nos referimos a la integridad, todo depende y ahí el ejemplo de La Gioconda no nos aclara bien las cosas. Sería más justo compararlo con una falsificación del estilo de un pintor, más que de uno de sus cuadros. O ni eso, porque la continuidad interna no afecta a los cuadros, pero a los cómics sí. Así pues, como comentábamos al hilo de Minutemen #1, todo depende de lo que cada lector entienda por continuidad o por canon. Yo no considero canónicos el Quijote de Avellaneda, de la misma forma que prefiero obviar gran parte de la segunda temporada de Twin Peaks, casi todo lo que se vino después de la etapa de Moore en La cosa del pantano o La mano del Muerto (a Montecristo mejor dejarlo como está al final del primer folletín). Pero es una actitud personal.

José Torralba
14 junio, 2012 14:09

>> ¿Es decir, la diferencia entre Hazanavicius y Scorsese al hacer obras “derivadas” del cine mudo?

Justamente. La invención de Hugo me encantó y, sin embargo, The Artist me pareció simpática y poco más, aunque date cuenta de que Hazanavicius fue lo suficientemente listo como para no caer en la mímesis pura y dura y apostó por cierto extrañamiento; por cierta sorpresa: no sólo plantea una reflexión metatextual sino que, además, llegado el momento opta por incorporar el sonido para complementarla. Eso, y que es una película consciente del cine que se hizo después: desde los guiños a Ciudadano Kane hasta la incorporación de la partitura de Bernard Herrmann para Vertigo. De hecho, cuando Hazanavicius se quita el corsé formal que se impone, cuando hace patente que no esta imitando una película muda de hace un siglo sino haciendo una película muda en el siglo XXI, es cuando le veo más valores.

simon garth
simon garth
14 junio, 2012 14:09

jose torralba dijo:O ni eso, porque la continuidad interna no afecta a los cuadros, pero a los cómics sí
pero en este caso, al ser watchmen una obra cerrada no creo que le afectase.
aun en el supuesto de que a algun “lumbrera” decidiese reacerla completa,no deberia afectarla al no tener una trama abierta¿no?
en definitiva, si yo tengo o he leido watchmen,me basta con decidir si compro/leo estas obras o no sin que mi decision afecte a la obra original

juan-man
juan-man
Lector
14 junio, 2012 14:11

Jose, de todos modos, para mí el homenaje y juego definitivo con el cine mudo es el capítulo “Hush” de Buffy.

Mr. X
Mr. X
Lector
14 junio, 2012 14:12

Por cierto, ¿alguien sabe en qué quedo el proyecto morrisoniano de utilizar los personajes originales de Chalton en una miniserie al estilo “Watchmen”. Ya sabéis, aquello con la bandera norteamericana en llamas y unos versitos en medio.

José Torralba
14 junio, 2012 14:21

Bueno, Simon… ¿Watchmen es una obra cerrada? Si te refieres a que te proporciona una “historia completa”, pues sí. Si te refieres a que no hay posibilidad de explorar más sus personajes o su universo, entonces no. En cierto sentido, es una opera aperta tal y como la definió Umberto Eco, y no hay que olvidar que los autores de Before Watchmen han sido antes lectores de Watchmen, por lo que en cierta medida lo único que están haciendo es concretar editorialmente la reelaboración del texto de Moore que llevaron a cabo al leerlo. Es más… debido a su proceso de elaboración y a sus características, pocos cómics hay que sean más polisémicos que Watchmen y, por tanto, más abiertos.

José Torralba
14 junio, 2012 14:22

>> Jose, de todos modos, para mí el homenaje y juego definitivo con el cine mudo es el capítulo “Hush” de Buffy.

PLAS, PLAS, PLAS. Más uno a eso.

Tigre Hobbes
Tigre Hobbes
Lector
14 junio, 2012 14:39

Pues yo, no siendo q me digáis q son obras maestras, me veo perfectamente capaz de no leérmelas. No quiero q mi percepción y disfrute del original se desplace ni un ápice.
Y si os soy sincero, no me pica la curiosidad.

juan-man
juan-man
Lector
14 junio, 2012 15:00

Por “funciona igual” quería decir que “funciona igualmente”. Vamos, que funciona de un modo distinto, pero funciona. Y ese modo distinto es, en mi opinión, mejor que el modo en que funcionaba originalmente.

jorgenexo
jorgenexo
14 junio, 2012 15:02

¿acaso el valor o la importancia de esta se ha visto perjudicada por alguna de las imitaciones?
Pues… depende del nivel de exigencia y formación, Simon: con la caña mediática que dieron a la Gioconda del Prado, habrá quien considere que dicha obra es equivalente (qué equivalente… ¡superior!) a la del Louvre, con lo cual la original perderá grados de interés para él.
Es como llevar ropa de marca falsa: si hay vaqueros de marcas desconocidas o de franquicias que son bastante más económicos pero con cortes similares a los de las marcas de prestigio… ¿cómo se puede ser tan gilipollas de llevar unos Elvis Straus, unos Buenadventure o unos Kevin Klein? Porque la ignorancia del valor del original conlleva otorgar idéntico valor a las imitaciones.
A quienes hemos consagrado Watchmen como lo más de los más a nivel tebeístico (bueno, a quienes habéis: a mi dadme antes unos 4F de Lee/Kirby, unos XMen de Claremont y Byrne o un Spiderman de Conway y Romita…) los Before no nos afectarán excesivamente pero al publico menos exigente… le están dando gato por liebre. Y lo disfrutan, relamente lo mismo les da comer gato que comer liebre.

jorgenexo
jorgenexo
14 junio, 2012 15:05

si estos cómics hubiesen aparecido al mes siguiente del 12 de Watchmen otro gallo cantaría. Ni polémica ni leches, se hubiesen leído, a algunos les hubiesen gustado, a otros no y listos. Watchmen quedaría inmutable en su pedestal, sin más complicaciones.
No te lo crees ni tu: si Watchmen hubiera tenido continuidad más o menos inmediata (contando previos o siguiendo la historia) no habría llegado a ser tan mítica ni de palo. Alan Moore contribuyó, y mucho, a que Watchmen haya sido la máquina de hacer pasta que ha sido al cabo de los años negándose a dar continuidad al tema. Y lo digo sin ser especialmente alanmurista, pero las cosas como son.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:08

Hush de Buffy hubiera sido aún más perfecto (y es difícil) habiendo sido mudo de principio a fin.

Torralba, aunque en la segunda temporada de Twin Peaks se encontraron los mejores y peores momentos de la serie, para mí lo único descartable (y no del todo, para mí todos los capítulos tenían “algo”) es a partir

Aviso de Spoiler

del siguiente episodio en el que muere Leland Palmer hasta la aparición en escena de Windom Earle que le devolvió la vida a la serie hasta su recta final

es decir, como mucho 4 capítulos y 4 de 22 no está mal. Además, sólo el primer episodio de la segunda temporada en el que Lynch y Frost rompen la baraja de cartas y cambian completamente de juego ya merece la pena la temporada entera.

José Torralba
14 junio, 2012 15:18

Por “gran parte de la segunda temporada” de Twin Peaks me refería precisamente a todo lo que va entre la muerte de Leland hasta el capítulo final (no inclusive). La trama de Windom Earle me pareció descafeinada y muy mal llevada… en ningún momento me llegué a creer ese antagonismo intelectual que pretenden edificar. A mi gusto, la serie habría sido redonda si hubiera acabado con la resolución del asesinato de Laura, o si hubieran explorado las tramas que abría ese capítulo final a renglón seguido de la resolución. Earle lo único que consigue es dilatar el regreso del verdadero antagonista de la serie: el bueno de Bob (por más que su aparición en el piloto fuera casual).

samanosuke
14 junio, 2012 15:20

>prefiero obviar gran parte de la segunda temporada de Twin Peaks

¡Qué va hombre! Los 8 capítulos de la segunda temporada son perfectos. 😉

José Torralba
14 junio, 2012 15:21

>> ¡Qué va hombre! Los 8 capítulos de la segunda temporada son perfectos.

😀

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:23

Es que Windom Earle debió entrar antes en escena según los guionistas Harley Peyton y Rober Engels (los tejemanejes e impertinencia de la ABC fueron los que mataron esa serie) a mí si me parecía la perfecta némesis de Cooper y en el capítulo en el que descubre que el petroglífo de la cueva es un mapa para llegar a la Logia Negra, ahí ya sólo quedan lugar para los orgasmos en mi persona.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:25

Y no me seáis de los de que no hay nada bueno después de que se desvela lo de la Palmer que tanto la muerte del asesino como el último episodio de la serie son hitos en la historia de la televisión, sobre todo este último, que Lynchs se limpiara el culo con el guión e hiciera lo que mejor se le da, ser David Lynch, pasando de todo y de todos fue una grandiosidad.

samanosuke
14 junio, 2012 15:27

He de decir que me tragué la primera temporada y la segunda hasta el “momento” en un par de días.

He de decir que tardé en ver el resto de la segunda temporada unos 6 meses. Con eso creo que lo digo todo xD Vamos que estoy con José en este caso Armin, lástima que se alargara tan burdamente con historias tan “interesantes” con el amorío de Audrey.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:31

Es que lo del amorío de Audrey tuvo tela y fue por culpa de Lara Flynn Boyle que por aquel entonces era pareja de Kyle McLachclan y le dijo que ni se acercara a Sherlyn Fenn, de modo que los guionistas forzados por la situación tuvieron que destruir la interesante relación que llevaban desarrollando desde el inicio de la serie entre Audrey y Cooper y meter con calzador a Billy Zane y su peluca.

Véis, me hacéis hablar de Twin Peaks y me pierdo, me pierdo.

samanosuke
14 junio, 2012 15:32

Armin el último episodio es caso aparte, la serie acabó con lo de Leland. Ese episodio es como una película hecha después, como Fuego camina conmigo.

Con Twin Peaks en la segunda temporada tendrían que hacer como con Dragon Ball, remontar la serie porque sí es verdad que hay algunos momentos rescatables, pero son los menos, y visto todo lo anterior… Pues es como esto de Watchmen, que podrá estar más o menos bien, pero no merece llevar el nombre, y nunca debería ser recopilado junto con el original.

samanosuke
14 junio, 2012 15:36

Pues no tenía ni idea de lo que comentas Armin, es una pena, siempre me ha gustado que se traten ese tipo de relaciones de “riesgo”, y bien llevado hubiera mejorado el último tramo de la serie, aunque la monjita tampoco estaba mal. 😀

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:36

Esa serie no puedo seguir porque a Lynch y a Frost se les subió la fama a la cabeza y dejaron todo el trabajo en los otros dos guionistas de la serie, Harley Peyton y Robert Engels, que por muy buenos que fueran y por mucho conocimiento que tuvieran de los entresijos de la serie sin los creadores de la misma no supieron mantener el tipo. Por otro lado la ABC presionaba a Lynch y Frost para que desvelaran quien era el asesino de Laura Palmar aún sabiendo que eso mataría la serie. Son muchos factores los que influyeron y darían para un libro, de hecho hay varios escritos sobre ello XD

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:38

“Pues no tenía ni idea de lo que comentas Armin, es una pena, siempre me ha gustado que se traten ese tipo de relaciones de “riesgo”, y bien llevado hubiera mejorado el último tramo de la serie, aunque la monjita tampoco estaba mal”

Es que el McLachlan era un pichabrava, que después de romper con la Flynn Boyle a mitad de la segunda temporada (si os dais cuenta Donna cada vez tiene menos relación con Cooper en esos episodios) se lió con Heather Graham (la monjita). Luego la gente se extraña de que saliera como actor en Showgirls 🙂

José Torralba
14 junio, 2012 15:43

>> tanto la muerte del asesino como el último episodio…

Por la resolución del asesinato de Laura no me refiero a quién lo hizo sino a cómo lo pillan y cómo muere. Es decir, que esa parte de la segunda temporada si la compro. Y después, compro el capítulo final. Lo que no compro es todo lo que hay de por medio. De hecho, creo que esos mismos guionistas (e incluso el propio Lynch) comentaron que la ABC presionó para resolver el asesinato de Laura, y cuestionaron retrospectivamente el tono de “la trama Earle”. A mí todo el tema del ajedrez y de las tres reinas y blablabla me pareció de peli de intriga barata. El capítulo final, cojonudo, sí. Ah, y hablando de ver las precuelas antes o después que su antecesor cronológico… aquí creo que ver Fuego camina conmigo (mucho mejor que la trama Earle, por cierto) antes que la serie es un error. En parte porque funciona como epílogo, y no sólo como prólogo. Qué lástima que Lynch no pudiera sacar las dos continuaciones, que habrían cerrado para siempre el relato.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 15:48

Mucho de cierto hay en lo que dices Jose, mucho.

http://transgresioncontinua.blogspot.com.es/2009/06/twin-peaks-luz-y-oscuridad-entre-dos.html

http://transgresioncontinua.blogspot.com.es/2010/06/twin-peaks-fuego-camina-conmigo-el.html

Ea, ahí dejo la puntilla 🙂

Pd: Sé que soy un coñazo dejando enlaces a mi blog, pero no veas como aumentan las visitas en cada entrada que dejó aquí en ZN 🙂

samanosuke
14 junio, 2012 15:53

Yo llego a ver Fuego camina conmigo antes de la serie (que aún no había visto nada de Lynch) y habría salido espantado. Y por supuesto estoy contigo en que hay que verlo como epílogo, creo que la gente debería olvidarse de que porque haya historias que se sitúen cronológicamente antes haya que verlas con antelación. Aquí han hablado de Star Wars, pero hay muchos ejemplos, como la historia de Lobezno, o qué se yo, ¿os imagináis el flashback de El Padrino II antes de El Padrino? ¿O jugar a Metal Gear Snake Eater antes que a Metal Gear Solid? Pues eso.

José Torralba
14 junio, 2012 16:00

Armin, a mí siempre me ha gustado que enlaces tus textos porque están de pm, y dar a conocer lo que está de pm es una gozada. Pero si estás pidiendo permiso o algo así, a mí no, que yo ya ni pincho ni corto por aquí xD

Samanosuke jejejejej no te lo vas a creer pero hay un montaje cronológico del Padrino (es decir, relato=historia, si seguimos el modelo triádico de Gennette) hecho para televisión: http://en.wikipedia.org/wiki/The_Godfather_Saga Primero se hizo con las partes I y II y, en los 90, se añadió la III.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 16:05

“Samanosuke jejejejej no te lo vas a creer pero hay un montaje cronológico del Padrino (es decir, relato=historia, si seguimos el modelo triádico de Gennette) hecho para televisión: http://en.wikipedia.org/wiki/The_Godfather_Sa ga Primero se hizo con las partes I y II y, en los 90, se añadió la III.”

Yo tengo anecdotaza con eso. Compré esa edición en el añorado VHS sin saber que era un remontaje de la saga. Cuando llegué a casa y lo vi mi WTF? fue de campeonato. Volví a la tienda y ya me dieron mis tres padrinos independientes cada uno en su cinta de vídeo. Los experimentos con la Coca Cola o con los vinos de los viñedos de Coppola, pero no con los padrinos, per favore.

Pd: Gracias por las cosas que me dices Torralba, me sacas los colores 🙂

samanosuke
14 junio, 2012 16:09

José, ¡la madre del cordero! xD

Armin vaya dos tochos, el de Fuego camina conmigo lo dejo para más tarde que ya he tenido suficiente con uno xD peor habiendo leído el dedicado a la serie, comprendo que te gustase todo el rollo de Windom Earle y demás tramas chungas: ¡no eres objetivo! xD Se ve que es una serie que te encanta. 😉

Y oyes, yo estoy con José, aunque quizá mi opinión no sea válida porque a veces también casco spam por aquí, pero siempre he creído que es interesante conocer el punto de vista de gente con la que sueles coincidir y además te gusta como escribe, nunca he visto mal los enlaces. Para mí el spam es otra cosa, como poner links para comprar viagra, o esas personas que escriban lo que escriban siempre cierra el comentario con enlace a su web. Pero oyes, que si molesta ya te tirarán de las orejas los jefes de Zn jeje.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 16:18

Gracias Samano.

Es que en el de Fuego Camina Conmigo eché toda la carne en el asador, analizo (como puedo) todas las escenas de la película y me llevó una semana recabar información de aquí y de allí para acabarla, es más, es la entrada más larga que he escrito en el blog. Y sí, Twin Peaks con sus altos y sus bajos, sus muchas virtudes y pocos fallos es “mi serie” y me pierdo hablando de ella, soy un Peakie de pura cepa.

Pd: Por cierto muchachos, “El Padrino Edición Épica” se llamaba ese montaje, con dos cojones y un clavel.

http://pictures.todocoleccion.net/tc/2009/01/26/11715099.jpg

samanosuke
14 junio, 2012 16:25

Ea pues nada, a ver si sacan la edición remontada “al derecho” de Memento y el montaje cronológico de Perdidos y hacemos un combo brutal.

Armin Tamzarian
Autor
14 junio, 2012 16:29

En la edición especial del dvd y blu ray de Zona 1 de Memento hay una opción para ver la película cronológicamente, si mal no recuerdo XD

samanosuke
14 junio, 2012 16:33

Joder ¡dejad de hacerme perder la fe en la humanidad! xD

Por cierto, ¿qué gracia puede tener Memento cronológicamente? Estos yankis…

Cefalópodo de la Quinta Dimensión
Lector
14 junio, 2012 17:21

¿Son cosas mías o se nota la caída de este “bifor guachmen” en que el primero lo comentaron más autores de Zona Negativa, y en este sólo dos? Creo que al final vais a terminar leyéndolo solo por el afán completista que tenemos los fans de los cómics, que por estar disfrutándolo.

Reverend dices: “Pero ya puestos a que hagan una precuela, una secuela o lo que les salga de las narices, que al menos traten de desbordarse en originalidad” y luego añades que te ha gustado cierto juego visual… Que no es nuevo, que ya estaba en el cómic (el juego con la bola de cristal). ¿Por qué es realmente necesaria esta precuela si no es para llenar las arcas de DC? No aporta nada nuevo, el tebeo de Watchmen sí.

mud
mud
14 junio, 2012 17:31

Before que?
ha que leerlo?

NOWL-AHN
NOWL-AHN
Lector
14 junio, 2012 19:28

No me he leído estos tebeos (ni Minutemen ni este) de modo que quizá sea muy osado al expresar mi opinión (o bacín, que diríamos en mi pueblo,XD).
Tomando como referencia las reseñas y vuestros comentarios, lo único que me veo capaz de decir es que no creo que compre estos cómics.
No por el profundo respeto y admiración que me inspiran Moore y su obra, pues los artistas que han realizado estas otras, merecen el mismo respeto por el cariño y tesón que les han puesto ;ni por temor a que el leerlos cambie o desvirtúe mi percepción de la obra original.
Simplemente es que no creo que su lectura me aporte nada, o lo que en ellas se cuente, me atrae lo suficiente como para satisfacer mi curiosidad y consumirlas.
Por ejemplo, podría comprar la obra que le corresponde guionizar a Azzarello, pero no tanto por estar “emparentada” – o no – con Watchmen, si no porque sea una genialidad de Azzarello.
Los que las esteis disfrutando, seguid a ello y no os dejeis influir negativamente y los que no, anda que no hay oferta en el mercado para invertir vuestros ahorillos en estupendo entretenimiento!! 😉

Mixmerik
14 junio, 2012 20:01

Paso por aquí para recomendar prudencia. ¡Ojo! No para que se deje de escribir sobre cada entrega, que muchos de los comentarios vertidos son apasionantes (felicidades a Reverend Dust y a José Torralba, en particular) sino para confiar la valoración de la obra no sólo a su término sino a su poso.

¿A qué me refiero? Estoy seguro, como ya comenté en el hilo dedicado a los Minutemen, que estos epígonos quedarán muy lejos del original. No arriesgo mucho, claro. Básicamente, es cómo decir que cualquier reelaboración de Hamlet (sea continuación, alteración o versión) no superará al original. Pero, ya que se ha mencionado Buffy, ¿debo renegar de esta magnífica serie porque su versión de Drácula, por ejemplo, no esté a la altura del original de Stoker? ¿Alguien en su sano juicio si habla del Señor de los Vampiros piensa en la serie de Whedon y no en el original de Stoker?

Desde mi punto de vista, lo que se hace con Watchmen es una vulgarización evidente… habitual en la cultura de masas. Y no digamos ya en los tebeos. Algunos se rasgan las vestiduras porque “las nuevas generaciones” no conozcan la obra prístina, olvidando que nosotros mismos fuimos “nuevas generaciones” para todas las obras concebidas antes que nosotros, llámense Spider-Man, Batman, El príncipe Valiente o Spirit. ¿Cambió ello nuestra aproximación a estas obras? Probablemente. ¿Importó realmente? No. Es ley de vida.

Dicho esto, yo sí estuve allí cuando el primer número de Watchmen y puedo asegurar que no revolucionó nada. Los lectores de la época mostraron una indiferencia notable (no así el Dark Knight, por cierto). Sólo un amigo y yo lo comprábamos y cuando se lo dejé a otros me contestaron que era muy raro y que se quedaban con la Patrulla-X o Spider-Man. No tenéis por qué creerme si no queréis. Sólo tenéis que revisar los premios Zinco de la época y ver que ese año sólo publicaron 2 maxiseries y en la categoría de mejor maxiserie… no ganó Watchmen.

Más ejemplos: cuando la 1ª edición de Norma (que fue cuando empezó el boom en España) un librero amigo mío me confió que sólo pidió un ejemplar, porque esa serie era muy buena, sí, pero no se vendía nada, tenía la tienda llena de retapados de la publicación original y Glenat la había dejado sin acabar algunos años antes. Sí. Ahora es un superventas imbatible, pero así eran las cosas entonces.

Si en 1988 hubiéramos cerrado el primer cuadernillo tras leer la frase “El comediante ha muerto” y hubiéramos entrado en cualquier foro a decir que esta era la obra que cambiaría los superhéroes de los próximos años nos habrían tachado de locos. Vamos, igual que si alguno de los 7.500 lectores del primer número de Los Muertos Vivientes nos hubiera dicho que la serie llegaría al nº 100 convertida en el fenómeno que es.

Improbable es que cualquiera de estas iniciativas pueda mirar de tú a tú al original, siquiera sea por una cuestión estadística, pero, bueno, seamos justos y dejemos que presenten su propuesta antes de calificarla. Que igual que en 5 años pueden haber caído en el olvido como la 2ª parte de Lo que el viento se llevó, es igualmente posible que hayan dado lugar a una saga como Alien.

Mixmerik
14 junio, 2012 20:05

En versión resumida: yo no me arriesgo a decir nada hasta haberlas leído completas. 🙂

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
14 junio, 2012 20:28

Me he perdido todas las discursiones interesante hoy 😀

Sólo deciros a los que os gustó Twin Peaks que, si tenéis una Xbox 360, probéis el juego “Deadly Premonition”, a ver dónde os parece que se han inspirado XD

(Es un juego que de malos, se hacen buenos, con muchos detallitos chulos. Engancha)

Grim
Grim
15 junio, 2012 2:08

Caca.

Ziggy
Lector
15 junio, 2012 8:46

No pude resistirlo, no pude resistirlo!! SI, lo leí!! Trate de contenerme, pero fui debil!! No soy digno de ti Alan, no soy digno!!
Por cierto, no me habia fijado en la poderosa influencia de Art Adams en el trabajo de Conner.

NOWL-AHN
NOWL-AHN
15 junio, 2012 8:46

Mixmerik, todo el mundo sabe que el auténtico Drácula, es el de Wolfman/Colan… 😉
Yo “no estuve allí” cuando se publicó Watchmen la primera vez, pero se de gente que sí y me consta que fue exactamente como tú comentas, una acogida gélida.
Suele ocurrir cuando alguien se adelanta 10 o 15 o 20 años a su tiempo. :D, por eso la obra de Alan Moore es más genial aún, más intrépida si me apuras.Tal vez, de haberse escrito hoy día, nos habría producido, pese a su inmensa e incontestable calidad, paradógicamente, más indiferencia de la que causó en su momento, sólo que por un motivo distinto: “esto ya lo he visto”.
La obra es tan sumamente buena que se habría terminado imponiendo igualmente, pero sólo con el devenir de los años y especialmente ente los lectores más curtidillos.
Yo no le recomendaría a nadie que se quiera aficionar al cómic que se lea Watchmen, porque es probable que tras acabarlo (si lo hace) me pegue con el tocho en la cabeza y no quiera volver a ver un tebeo en su vida, XD (es como no se, intentar que un niño se aficione a la lectura con La Metamorfosis de Kafka, salvando las distancias entre sendas obras).
Pero sí podría recomendarle que comenzase por estos cómics, o por Spiderman, o los X-MEN de Claremont,Iron man,Batman…
Una vez zambullido de lleno en este mundillo y habiendo madurado como lector de tebeos, es el momento de afrontar la obra de Moore y de disfrutarla plenamente.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
15 junio, 2012 9:27

yo sí estuve allí cuando el primer número de Watchmen y puedo asegurar que no revolucionó nada. Los lectores de la época mostraron una indiferencia notable (no así el Dark Knight, por cierto). Sólo un amigo y yo lo comprábamos y cuando se lo dejé a otros me contestaron que era muy raro y que se quedaban con la Patrulla-X o Spider-Man. No tenéis por qué creerme si no queréis. Sólo tenéis que revisar los premios Zinco de la época y ver que ese año sólo publicaron 2 maxiseries y en la categoría de mejor maxiserie… no ganó Watchmen.
 
Bueno, “yo también estuve allí cuando Watchmen”. También compré el primer número y es cierto que después de leerlo no pensé que fuera a cambiar el modo de ver los superhéroes, lo que es normal teniendo en cuenta que sólo era el primer número de una serie de 12. Cuando vi los primeros 13 minutos de El Padrino o Ciudadano Kane no pensé que eran obras maestras que iban a dejar una huella imborrable en la historia del cine.
Pero lo que sí supe después de leer el primer número de Watchmen es que Alan Moore era una magnífico guionista y que el número 1 de Watchmen era el mejor cómic que había leído hasta ese momento.
 
Es lógico que el primer número de Batman causara más impacto entre los lectores españoles. A fin de cuentas eran Batman y Frank Miller… ¿cómo podía a competir en tirón comercial un guionista cuyos trabajos casi no se habían publicado en España (creo que Swampy en Dossier Negro y algo de 2000AD) y unos personajes desconcidos?
 
Pero a medida que se iban avanzando la serie el comentario entre aficionados y crítica era que había qué leer Watchmen y no perder de vista a Alan Moore. Éso no quiere decir que todos los lectores españoles estuvieran interesados. A fin de cuentas, Watchmen no era una serie apta para todos los públicos y no, sólo por situaciones “adultas” sino porque había -y hay- muchos lectores que se encuentran más cómodos leyendo un cómic convencional con buenos peleando contra malos siguiendo los clichés del género y que no están abiertos a probar nada que se salga del estándar.
 
Cuando terminó de publicarse la serie, Watchmen y DK, ya se alternaban en el primer puesto de mejor serie, mejor guionista y mejor dibujante de todas las listas de premios de Europa y USA.

juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 10:15

Joer, desaparezco un rato y me pierdo el debate sobre LA serie!!!!

Ahí, efectivamente, sí estoy de acuerdo: Fuego camina conmigo es un epílogo a la serie, y no funciona igual de otro modo. De hecho, hay referencias al destino de Cooper, que convierten a la peli en una mirada atrás DESDE el final de la serie.

Y por favor, no despreciéis la segunda temporada, con las inmortales apariciones de David Duchovny pre-Mulder, y del peón Ted Raimi… xD

(Suspiro aún por una edición de Fuego Camina Conmigo como el Blu-ray de Terciopelo azul, con esos 50 minutacos inéditos que han metido en los extras a calidad aco****nte)

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 10:19

“(Suspiro aún por una edición de Fuego Camina Conmigo como el Blu-ray de Terciopelo azul, con esos 50 minutacos inéditos que han metido en los extras a calidad aco****nte)”

Suspiramos, suspiramos… que hay muchas escenas eliminadas y por culpa de los derechos de autor por ahora no hemos visto nada.

No sabía lo del blu ray de Terciopelo Azul, ¿son aquellas imágenes que en la edición especial del dvd estaban expuestas en plan fotomontaje una detrás de la otra?.

juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 10:36

Mmm… no recuerdo lo del DVD… pero vamos, en el bluray son 50 minutos en un solo montaje, finalizadas, etalonadas y musicadas… y ordenadas (casi) cronológicamente. Por hacerme yo también autobombo, lo cuento en una reseña en el último número de Caimán Cuadernos de Cine 😛 El efecto es casi como ver “Terciopelo Azul 2: lo que no te contaron”: algo así, y salvando mucho las distancias, como una película paralela compuesta de elipsis de la peli madre.

Y si a esto se le suma un genial fanedit “coming soon” de Dune que he tenido el privilegio de ver, reparando el agravio que supusieron tanto el montaje carnicero de la peli como aquella horrenda versión televisiva… entonces el pequeño Mike que habita en mí y habla al revés está feliz en estos tiempos.

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 10:41

Juan man es un lynchero como yo, eso guta nene 🙂

Es que Dune ya iba mereciendo que le hicieran una edición en condiciones.

Pd: Al final me harán comprarme el blu ray de Terciopelo Azul y eso que compré las dos ediciones en dvd, la terrible, terrible de Filmax y la cojonuda de la MGM.

juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 10:47

Yo me deshice de la de Filmax en favor de la de MGM… y ahora toca el Blu-ray (que además trae el DVD anterior, tal cual). De todos modos, échale un vistazo primero si puedes, seguro que algo puedes ver por la red, porque ese es el único extra nuevo que trae (que evidentemente no es poco)…

Lo de Dune, la lástima es que no es una edición oficial, sino hecha con oficio y devoción por un faneditor… pero uno que sabe lo que hace. El resultado da gusto.

A todo esto… ¿lynchero, yooooo? Naaaaaahh… 😛

Mr. X
Mr. X
Lector
15 junio, 2012 10:47

Faltan huevos para empezar a hablar de Inland Empire 😉

juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 10:49

Mr. X… yo soy MUY fan de Inland Empire… me parece que culmina el camino que se inicia en Terciopelo Azul, atravesando “lo real” progresivamente para acabar saliendo por el otro lado… y regresando, en una pirueta, a sus orígenes más surrealistas de Cabeza borradora y sus primeros cortometrajes.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 junio, 2012 10:54

A mí también me fascinó.
Recuerdo que en el centro de Madrid la ponían en un único cine de doce del mediodía a tres de la tarde. Después de semejante inmersión en la vorágine lychniana, cuando salías a la calle, a primera hora de la tarde, parecía que el mundo se reconfiguraba a tu alrededor de una forma… extraña.
La vi dos veces en el cine con un compañero de piso. La segunda vez pergeñamos una interpretación más o menos “coherente”, ordenando las secuencias. Pasados algunos meses, la compré en DVD y la volvimos a ver. Ni que decir tiene que nuestra laboriosa “interpretación” quedó hecha añicos. ¡Salve Lynch!

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 10:59
juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 10:59

Benditos cines Princesa… 🙂

Y sí, a mí me pasa algo parecido con las interpretaciones laboriosas cuando veo Mullholland Drive.

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 11:03

Uy si he enlazao hasta una de las dos películas de la Jennifer Lynch (la mala, que Surveillance me encantó), se me ha ido la mano XD

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 11:04

“Y sí, a mí me pasa algo parecido con las interpretaciones laboriosas cuando veo Mullholland Drive.”

… o Carretera Perdida, mi favorita dentro de la vertiente más críptica de Lynch.

juan-man
juan-man
Lector
15 junio, 2012 11:06

Yo de Carretera Perdida solo tengo una interpretación, férrea, unívoca, correcta y acertada. Yo SÉ lo que pasa en Carretera Perdida.

Pero eso es porque solo la he visto una vez.

Mr. X
Mr. X
Lector
15 junio, 2012 11:06

Hombre Misterioso: ¿Nos Conocemos, verdad?

Fred: Yo diría que no. ¿Dónde cree usted que nos conocimos?

Hombre Misterioso: En tu casa. ¿No te acuerdas?

Fred: No, no lo recuerdo. ¿Está seguro?

Hombre Misterioso: Por supuesto. Es más, de hecho, ahora mismo estoy allí.

Fred : ¿Qué quiere decir?¿Dónde está ahora?

Hombre Misterioso: En tu casa

Fred: Eso es una gilipollez

(El Hombre Misterioso esgrime un teléfono móvil y se lo da a Fred)

Hombre Misterioso: Llámame. Marca tu número.

(Fred marca su número.)

Voz Telefónica Hombre Misterioso: Ya te dije que estaba aquí.

Fred: ¿Cómo lo ha hecho?

Hombre Misterioso: Pregúntemelo

Fred (hablando al teléfono): ¿Cómo lo ha hecho?

Hombre Misterioso: Tú me invitaste. No tengo por costumbre ir allí donde no me llaman

Fred (al teléfono): ¿Quién es usted?

(El Hombre Misterioso prorrumpe en una carcajada estridente en persona y, a la par, por teléfono.)

Voz Telefónica del Hombre Misterioso: Devuélveme mi teléfono.

(Fred le devuelve el teléfono)

Hombre Misterioso: Ha sido un placer hablar contigo

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 11:08

“Pero eso es porque solo la he visto una vez.”

Yo tengo la mía y en parte Lynch la confirma en los extras del dvd, lo de la fuga psicogénica del personaje de Bill Pullman.

Armin Tamzarian
Autor
15 junio, 2012 11:09

Robert Blake en Carretera Perdida da más miedo que en A Sangre Fría, que ya es decir.

cornelllius
cornelllius
16 junio, 2012 22:06

R4R3Z4 apoyo totalmente tu postura…considero que Watchmen es un comic muy bueno,si, pero que está sobrevalorado también…Me parece una postura muy fácil llegar a la conclusión de que has hecho una lectura superficial de la obra de Moore, y casi insultante…tu opinión y la mía tienen la misma importancia que la del resto…aunque, tal vez para algunos, seamos los maricones que Cassano no quiere en su equipo.

Por cierto, prefiero de largo From hell del mismo autor.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 junio, 2012 22:10

Armin Tamzarian ha comentado: Robert Blake en Carretera Perdida da más miedo que en A Sangre Fría, que ya es decir.
 
Y te cagas cuando se va de Baretta.
Trrrrrrrrrr…..¡Chas!

Daniel Gavilán
16 junio, 2012 22:39

Por cierto, prefiero de largo From hell del mismo autor

Concuerdo en From Hell, pero considero que las virtudes de Watchmen tampoco son mancas. Quizás hoy no nos parezcan para tanto por toda la escuela que han dejado a sus espaldas, pero ya solo por la revolución que supuso en el medio merece una consideración.

Y eso sin hablar de sus virtudes narrativas de sus capítulos (desde el del Doctor Manhattan al psicoanálisis de Rorschach pasando por el fantástico número que usa el relato del Navío Negro como conductor o el dedicado a Laurie y mi tovayo), el complejo mundo que crea en apenas 12 números, su deconstrucción de los superhéroes reflejando su evolución histórica emparejados con nuestro devenir histórico, la magnífica caracterización de sus personajes o la complejidad de su trama… son tantas y tantas cosas las que se pueden destacar de la obra que por mucho que no la considere la mejor de Moore, no le puedo negar su reconocimiento.

Alex Cruz
Lector
17 junio, 2012 4:26

Es muy aventuradamente ingenuo decir que Alan Moore deja tremendas lagunas en sus historias… Alan Moore para construir una historia (ni que decir la mas compleja de toda su obra) siempre pone un sugerido back history referencial que sirve para sentar las bases de sus historias. Lo que pasa con el caso de WATCHMEN es que su back history esta salpicado de tantos bellos detalles narrativos y graficos que el fanboyero friki no se conforma con que solo sea un telon de fondo referencial, quiere verlo mas vivo en una historia. Pero con una historia salpicada de la misma complejidad de detalles narrativos y graficos, no con estos comics taaan cotidianos, taaan genericos, taaan del monton que desmitifican a la obra original.

Haciendo una analogia con Star Wars, es como si FOX Studios te dijera “Vamos hacer una trilogia de Before Star Wars” y George Lucas brincara diciendo: “Malditos cerdos mercadologos, no se orinen y caguen en mi obra maestra.” Pero FOX Studios dice: “Me vale un cacahuate lo que piense el autor de la obra, vamos hacer un Before Star Wars y se acabo.” Y bueno, el fanboyero al final de cuentas dice: “Al diablo, me gusta el universo Star Wars y si me dan mas material que consumir mejor.” Pero en lugar de ver esa gran trilogia de Before Star Wars, FOX Studios nos presenta la interesante infancia de Luke Skywallker como granjero en las dunas de Tatooine; la aburrida vida de la Princesa Leia en el palacio de Naboo; y las aventuras de contrabandista del joven Han Solo y la primera vez que conocio a su mono Chubaca…

Como material a manera de homenaje friki y fanboyero, pues si, se vale y es consumible. Pero pretender hacer con esto una obra de arte que iguale a la obra original, pues no. No da el ancho y el largo… Que se ha dicho hasta el cansancio que Before WATCHMEN es solo un homenaje bien cuidado y nada mas. Y dando Didio ni en el mas transtronado dia de su vida se atreveria a decir: “Before WATHCMEN busca igualar o estar a la altura de la obra original.”

Los Before back history de todos los personajes WATCHMEN a manera de homenaje vende comics mensualeros, puede ser innecesaria y redituablemente posible. Pero los MINUTEMEN son la hoja en blanco que deberia ser escrita por Alan Moore y dibujada por Dave Gibons y solo por ellos y con perdon de Darwin Cooke, el no esta a la altura ni es el mas indicado. Pero en fin, asi paso y asi se va a quedar para la posteridad.

Alex Cruz
Lector
17 junio, 2012 4:58

Sergio Robla es tan optimista pecho frio y con muy buena lavia de vendedor… Que me contagia con la ñoñes fanboyera de su reseña y quizas compre las Disney Adventures de Silk Spectre…

Juro por Dios que si Laurie Juspeczyk no muele a golpes a un traficante de organos o proxeneta de niñas en la pagina 15, me habre desilucionado enormemente de las Archi Adventures de Silk Spectre.

Alex Cruz
Lector
17 junio, 2012 5:39

>>>”””Reverend Dust
ha comentado el 14 junio, 2012 a las 8:34h
Pues en este caso me adhiero a la postura de SERGIO en lugar de la de DANIEL…”””

Definitivamente la verba de Sergio Robla tiene una lavia embellecedora y poderosa, mas que un truco Jedi.