Autores Invitados HCCM’18 – Brad Walker

Continuamos la cobertura de Héroes Comic Con Madrid repasando la carrera de otro de sus autores internacionales invitados.

Por
0
231

Los días 21, 22 y 23 de Septiembre en el Pabellón 12 de IFEMA (Madrid), se celebrará la segunda edición de Héroes Comic Con Madrid, y al igual que ocurrió el año pasado en el que debutó en nuestro país este gran evento que es mucho más que un salón del cómic convencional, seremos testigos de cientos de actividades e invitados especiales que no sólo se circunscriben al mundo del noveno arte, si no que también forman parte del mundo del cine, o de la televisión. En lo que se refiere al mundo del cómic los autores nacionales e internacionales que se darán cita en el gran evento son de lo más prestigioso del panorama actual, incluyéndose entre los mismos C.B. Cebulski, Pia Guerra, George Pratt, Sterling Gates, Daniel Acuña, Carmen Carnero, Carlos Pacheco, El Torres y un largo etcétera de estrellas comiqueras que, como el año pasado harán de este evento uno de los primeros a tener en cuenta por los amantes del cómic en España. Desde Zona Negativa, al igual que en la anterior edición, queremos darle la máxima cobertura posible a tan magno evento, y por ello cada día, y tachando en nuestro calendario los pocos que restan para el comienzo del evento, y por ello os traemos un repaso por la Vida y Obra de algunos de los autores más influyentes que asistirán a la segunda edición de la Heroes Comic Con Madrid. Hoy es el turno de Brad Walker.

Brad Walker

Brad Walker es uno de los dibujantes de cómics más espectaculares que hay en la industria en este momento. Tal vez no es uno de los más mediáticos, o cuando uno consulta listas o tops sobre quiénes son los mejores dibujantes de cómics no lo encontrará. Pero debería. Su arte aúna perfectamente espectacularidad, dinamismo, una tremenda desenvoltura en escenas de acción y pequeños detalles. Conocimientos que adquirió desde que empezó a coger un lápiz y una hoja de papel. De niño viajó por todo Estados Unidos, pues su padre trabajaba en el Air Force y provocó que su familia se mudara muchas veces, hecho que él mismo reconoce que le vino bien porque dibujaba todos los lugares que visitaba. Estudió en la Savannah College of Art and Design (SCAD) de Georgia, Atlanta, donde tuvo la suerte de asistir a clases de Arte Secuencial, una rara avis en los planes de estudios de arte universitarios en USA. Una especialización clave para aprender a narrar cómics.

A lo largo de su carrera ha trabajado, principalmente, para DC y Marvel. Sus primeros trabajos profesionales fueron los dibujos de dos historias de complemento publicadas en Detective Comics #795-#796.

Primera página dibujada por Brad Walker en la historia complementaria de Detective Comics #795.

Estos números vieron la luz en agosto y septiembre de 2004. Precisamente, consiguió este trabajo gracias a una visita de estudiantes del SCAD a las oficinas de DC Comics en Nueva York. De esa forma tan casual consiguió una oportunidad que, como vemos, no desaprovechó. A estas pequeñas historias le siguieron los lápices de los números #182-184 de Batman: Legends of the Dark, en donde formó equipo con A.J. Lieberman y Dylan Horrocks.

Más adelante, en 2006, se hizo cargo junto a Gail Simone y Jimmy Palmiotti de la miniserie Secret Six. Los seis números que la conformaron fueron el segundo volumen de este equipo, que no gozaba de su propia serie desde 1969. En esta ocasión estuvo formado por Deadshot, Catman, Rag Doll, Knockout y Scandal. Poco después también dibujaría las portadas de Action Comics #848-849, siendo su primera experiencia relacioanda con el Hombre de Acero. Seguido a éstas, dibujó los números #852-854, en los que compartió equipo con el legendario Kurt Busiek. Este hecho fue posible gracias a los editores Matt Idelson y Nachie Castro, con quienes trabajó en su corta experiencia con Batman. Esta etapa se alargó entre mayo y octubre de 2007.

Con la llegada de los New 52 tuvo la oportunidad de volver a trabajar en el nuevo volumen de Action Comics. Esta vez, haciendo historias de acompañamiento escritas por Sholly Fisch. Fueron unos maravillosos relatos acerca de la infancia del nuevo Clark Kent que en aquel momento estaba presentándose al mundo. También apoyó al dibujante Rags Morales en algunos de los números. En esta cabecera pudo demostrar la heterogeneidad de su trabajo, pues tuvo que combinar escenas bucólicas y poéticas, como las de la infancia de Superman escritas por Fisch; así como páginas de acción con más impacto visual, como las escritas por Grant Morrison en su controvertida etapa al frente de la colección.

Hasta la llegada del reboot de la editorial no había tenido un largo recorrido en la misma cabecera. A partir de ahora empezaría a pasar más tiempo y sumar más números de trabajo a sus colecciones. En mayo de 2013 terminó su trabajo con Superman y fue entonces, en el mes de agosto de ese mismo año, cuando empezó a publicarse su trabajo en Green Lantern: New Guardians junto a Justin Jordan. Publicó 16 trabajos en la franquicia esmeralda, entre el #21 y el #38 (a excepción del #31) hasta marzo de 2015, cuando, después de brillar en todos los números dando rienda suelta a la brillantez de su arte, pasó a dibujar Sinestro en su número #9 y llegaría hasta su finzalización en el #23. Este puede que sea uno de los mejores trabajos de Brad Walker, con todos los números cargados de unas escenas de acción espectaculares.

En agosto de 2016, con el inicio de la brillante etapa Rebirth en DC Comics, llegó la renumeración de la serie en la que más tiempo ha permanecido dibujando Brad Walker: Aquaman, junto a Dan Abnett, con quien ya había trabajado en Marvel años atrás. Y con ella un periodo de su carrera en el que realizó un trabajo contundente, dando consistencia a las viñetas que ilustran el océano y el mundo submarino de Atlantis, dibujando burbujas, fauna y flora marina para ilustrar ese universo, así como dando efectos flotantes al pelo de los personajes y las capas de los trajes. Un trabajo excelente, que se terminó con la portada del #24, justo un año después, para dar paso a Stjepan Šejić, un autor de otra escuela y un estilo totalmente distinto.

Uno de sus últimos trabajos en DC Comics ha sido The Demon: Hell Is Earth, con Andrew Constant, una miniserie de seis números realmente interesante que terminó de publicarse el pasado mes de junio. Una serie acerca de la cual lamentaba la escasa duración el propio Walker, en una entrevista para AIPT!: “Parece que los proyectos a corto plazo son el estilo en estos días y es una lástima, porque siento que comienzas a acertar con los números 3 o 4 de una serie. Personalmente, me siento mucho mejor terminando 3 números que 1. Sería increíble que la serie fuera bien recibida y nos pidieran que volviéramos e hiciéramos una secuela. Sería realmente emocionante sentarse juntos y pensar en cómo sería el siguiente paso. Andrew y yo somos viejos amigos y el único problema de este proyecto es que ya estaba escrito antes de que yo entrara. Siendo que somos amigos, hubiera sido divertido sentarse y hablar sobre lo que queremos que sea la historia juntos, porque esa es una situación difícil de lograr en los cómics convencionales”. Una reflexión interesante y un dardo dirigido a los ritmos de la industria del cómic actual. Recientemente hemos disfrutado de su dibujo en la sorprendente historia de Mark Russell Lex Luthor/Porky Pig. En este crossover deja su impronta, del que el compañero Cristian Miguel Sepúlveda dice que “consigue aunar el realismo y los detalles con el dinamismo que aporta un tono más comiquero, así como expresivo, como se puede notar en el personaje de Porky, que pasa prácticamente por todos los estados emocionales posibles durante la historia”.

Como decía al principio, también ha desarrollado parte de su carrera en Marvel Comics, donde su trabajo más destacable es su participación en el volumen 2 de Guardianes de la Galaxia, junto a Andy Lanning y Dan Abnett. Dibujó once números, entre febrero de 2009 y junio de 2010, dejando un trabajo que el compañero Raúl Gutiérrez calificó en esta reseña de “convencional (…) con texturas más clásicas y eso sí, con una imaginación desbordante a la hora de dibujar todo tipo de alienígenas y de escenarios de corte galáctico. Le sienta como anillo al dedo a la historia, que siempre está a medio camino entre la comedia y el drama, por lo que estamos ante un trazo en el que priman las curvas y un estilo más cercano al cartoon pero bien definido sin llegar a ser realista”.

También con Lanning y Abnett trabajó en la serie de doce números Heroes for Hire (Héroes de alquiler), dibujando los ejemplares #1-3, #6, #8 y #12. En esta serie Walker hizo un buen trabajo al establecer una identidad visual para en los primeros números, con una estética exagerada, fuertemente alineada y sombreada, creando un ambiente de película de acción en el que los personajes se sumergen constantemente en la cámara con las caras contraídas y disparando con armas. Esta etapa de su carrera tuvo lugar entre enero y diciembre de 2011.

Estos son algunos de los trabajos más destacables de Brad Walker. Un artista que merece ser reivindicado y al que pronto esperamos ver dibujando durante muchos números una serie, sea de la editorial que sea, en donde pueda desarrollar la espectacularidad de su dibujo. Por cierto, si alguien quiere puede comprar originales de su trabajo aquí.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments