Así es el nuevo Expocómic

Por
32
152

Si hay un rasgo que haya definido a través de los años al Salón Internacional del Tebeo de Madrid, ése ha sido su carácter nómada. Conocidas son sus constantes peregrinaciones de unas ubicaciones a otras. A veces por razones propias, a veces por razones ajenas. Así pues, los que hemos ido recorriendo todos esos lugares ya las hemos visto de todos los colores. Que sí la singularidad de ver un mercadillo de cómics en la pista de baloncesto del Palacio de los Deportes, que si exposiciones dentro de vagones de tren en el Museo del Ferrocarril de Delicias, que si el calor asfixiante y la condensación de las carpas del Cuartel de Conde Duque, que si las charlas inaudibles en medio del gentío en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo…Pese a lo que supongo como esfuerzos de la organización (Asociación Española de Amigos del Cómic) por olvidar viejos errores y mejorar año a año el evento, lo cierto es que éstas y otras anécdotas son recordadas por que todo aquel que haya acudido a varias citas de Expocómic. Quizá pocos recuerden la interesante charla en la que participó John Cassaday en 2002 en el hoy conocido con mucha sorna por algunos aficionados como Expotren; pero todo el mundo recuerda lo inapropiado que era aquel lugar para un Salón del Cómic. Sea como fuere, lo cierto es que este año el evento dedicado al noveno arte más importante de la Comunidad de Madrid estrena su sexto emplazamiento en 15 años de vida. Este año la maldición se volvió a cebar con Expocómic y por causas meramente políticas, tuvieron que buscar y organizar nueva sede a marchas forzadas. Y dadas las circunstancias el resultado, en cuanto a montaje y ubicación, no deja nada que objetar.

La Nave 16 acoge el grueso del Salón, con la zona comercial y el escenario.

Pero antes de nada, quiero aclarar que esta entrada no pretende hacer las veces de crónica exhaustiva ni de análisis minucioso del evento (imposible hacer sin que éste haya terminado), sino que simplemente quiero que sirva para ilustrar en líneas generales lo que ha supuesto para Expocómic este cambio de ubicación a Matadero Madrid (comúnmente conocido como el Matadero). ¿Por qué me parece un buen momento? Pues porque podría decirse que hasta la fecha es el primer lugar en el que se ha celebrado el Salón madrileño que está pensado y planteado exclusivamente para actos culturales. Las exposiciones se encuentran en salas de exposiciones, por ejemplo. Lo cual ya es todo un adelanto con respecto a lo que hemos venido viendo. El Matadero oferta una disposición y un espacio que al visitante le agradará. Personalmente, cuando pensaba en posibles emplazamientos tras el paripé político que supuso el cierre del Pabellón de Cristal, no se me ocurrió este lugar, pero hay que decir que resulta idóneo para un evento de estas características. Combina grandes espacios abiertos, con pequeñas y no tan pequeñas salas de exposiciones. Y aparte de las barras con bebidas puestas por la propia organización, cuenta con varias cafeterías para poder charlar distendidamente. Y si, quizá no pueda ser geográficamente tan céntrico como otros,  pero no es nada que unas cuantas paradas de Metro no puedan solucionar. No creo que nadie deje de ir porque está ahí y no en la Casa de Campo. Quizá todo lo contrario, porque el Matadero es un conocido espacio cultural y que Expocómic se encuentre allí la hace más atractiva para posibles nuevos visitantes ávidos de viñetas.

Para ilustrar todo lo dicho, este humilde servidor se paseó ayer a primera hora por todas las instalaciones, para poder mostraros con imágenes todo lo dicho. Para una mejor experiencia a la hora del visionado de las imágenes (no son muchas, tranquilos) os recomiendo que elijáis pantalla completa y pinchéis en la barra de arriba a “Mostrar información” para que aparezcan los comentarios explicativos. La única exposición que no aparece en las fotografías es la de “El divino cómic” a la que no pude acceder porque abría el jueves por la tarde. Tampoco aparece el lugar de las charlas, pero preguntados no menos de una decena de personas de la organización ni logré localizarlo ni saber dónde se desarrollarían, aunque creo que será en el escenario que se encuentra junto a la zona comercial, dentro de la Nave 16. [Si accedéis a este artículo vía móvil o tenéis problemas con el visionado de la galería podéis entrar directamente a nuestro álbum de Flickr aquí y a la presentación aquí.]

El resto de la información puede encontrarse en la web de Expocómic, como el plano del recinto y el cuadro de actividades. En cuanto a éste último, resulta especialmente extraño que uno no pueda encontrar por ningún medio información de las charlas que se irán a desarrollar. Conocemos el título pero… ¿quién participa? ¿Quién modera? Yo no lo sé, y si alguien encuentra esa información le ruego lo avise en los comentarios y me retracto. Esta información, por cierto, tampoco aparece en el folleto que conseguimos a la entrada. Uno podría atreverse a pensar que la inclusión del programa en el librillo debería ser de obligado cumplimiento, pero al parecer la organización piensa de otra manera. Dicho folleto incluye descripciones de las exposiciones, biografías de los invitados y…poco más. Unos invitados, por cierto, que suponemos se limitarán a firmar porque cómo no sabemos si participan en charlas o no…

La denominada 'Exposición de Santiago Valenzuela'. Que cada uno juzgue por sí mismo.

Y en fin, que no quiero desalentar a ningún posible visitante. Cualquier evento centrado en un medio que tanto quiero merece mi respeto, pero precisamente porque lo quiero tanto me duele ver según qué cosas. Recalco aquí que hablo a título personal para exponer lo siguiente. Este redactor ha visitado eventos de todos los calibres. Crucé miradas con Stan Lee en aquel inmenso pasillo de la gran Comic-Con de San Diego. Tomé unas cañas y departí con autores de primera línea en las divertidas y respetuosas Jornadas de Avilés. Admiré los originales de Little Nemo en el Salón de Barcelona. Asistí al curioso bingo organizado en el cada vez más interesante Escenario del Cómic de Getafe. Digo esto para acentuar que conozco mil maneras de organizar un salón del cómic. Con dinero y sin dinero. Con medios y sin ellos. Mis vivencias, siempre como un mero visitante, han sido mejores y peores. Esta experiencia me ha grabado a fuego en la mente mi idea de cómo debe ser un Salón del Cómic. Es una idea mía, sólo mía. Y tras los quince años de experiencia con que cuenta Expocómic, sólo puedo decir una cosa: la idea que tiene la Asociación Española de Amigos del Cómic no es la mía. No, está a años luz de la mía.

32 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
30 noviembre, 2012 10:05

 Hace mucho que no voy a Expocómic. Es bastante cutrecillo, y parece más para la chavalada que otra cosa. Y es casi otro Expomanga.-

Grijaldo
Grijaldo
Lector
30 noviembre, 2012 10:32

 Yo estuve ayer y lo ví bastante desangelado,muy pobre,pequeño,lo que viene siendo un mercadillo vamos.

Las taquillas y el puesto de información a 300m de la entrada en el otro extremo del recinto,mucho frio,poca luz natural….me recordó a cuando lo hacían en el pabellón de la Pipa aunque hay que decir que este es bastante mejor pero lo dicho,prefiero el Pabellón de Cristal mil veces.

En cuanto a la organización puedo decir poco porque desconozco los comos y porqués,pero lo que sí que me han contado que los precios para poner un stand son bastante abusivos y así muchas librerias se echan para atrás y más en estos tiempos.

Tampoco ayuda que Panini por ejemplo no vaya siendo la editorial más grande y por otro lado se agradece que ECC sí se haya dignado.

Pero vamos que el tufillo cutre sigue ahí y creo yo que ya deberían ir cambiando muchas cosas porque la capital se merece algo mejor que esto.

Eme A
Lector
30 noviembre, 2012 11:34

 Yo me lo pasé pipa y fui colgando fotos en Twitter en directo:

https://twitter.com/i/#!/Gencomics/media/slideshow

(Anécdota: en una foto llamé editor a Fran Calderón, por lo que recibí el correspondiente tirón de orejas de este señor de dos metros de alto. Mi confusión vino porque en Panini el director editorial Alejandro M. Viturtia es jefe del editor Julián M. Clemente, y en ECC los puestos tienen los nombres al revés: el editor Gustavo Martínez es jefe del director editorial Fran Calderón. ¡Si esta vez tampoco lo he dicho bien acepto nuevas rectificaciones!)

Jordi Molinari
Autor
30 noviembre, 2012 12:39

Es peor en el mundo de las webs de videojuegos: el jefe/director de Meristation es Pep Sánchez, mientras que el co-fundador y actual responsable de AnaitGames es Pep Sànchez. Como seas nuevo/te despistes, la lías xD

Juan Sangrós
30 noviembre, 2012 12:47

 Ah, ¿pero acaso el Pep de Meri no es el Pep de Anait? O_o

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
30 noviembre, 2012 12:56

 Eso es la academia de baile de un paso adelante! XD

Javié
Javié
Lector
30 noviembre, 2012 13:23

 Lo bueno de la exposición de Santiago Valenzuela es que si tienes frió en la cola, le metes fuego y tan a gusto, que recen porque no acudan muchos gitanos que se montan una fiesta alrededor de esa.. ¿Plataforma?

Jordi Molinari
Autor
30 noviembre, 2012 14:03

Juan Sangrós

Ah, ¿pero acaso el Pep de Meri no es el Pep de Anait? O_o

No! xD Pobre Pep de Anait, cuantas veces el pobre ha tenido que sufrir dicha comparación.

Pep Sánchez (Meri) vs. Pep Sànchez (Anait)

Y ale, dejo de off-topiquear 😛

Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2012 20:15

Una reseña de las que te ponen los dientes largos. Voy pallá mañana mismito.

Jordi T. Pardo
Autor
30 noviembre, 2012 22:18

 No te fies Ocioso que por twitter Iván va diciendo no sé qué de katanas y duelos a muerte… xDD

orco05
Lector
30 noviembre, 2012 22:34

Pues, tras faltar el año pasado y con el cambio de situación, pensaba acercarme, pero se me quitaron las ganas… eso que me ahorro de tren ._.

Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2012 22:45

Ivan Rivas ha comentado: ¿Verdad que sí? Mañana te hago el tour VIP

No te preocupes, preparame el tour normal, que quiero pasar desapercibido. Que luego me vuelvo a liar firmando autografos y no puedo hablar con nadie.

the drummer
the drummer
Lector
30 noviembre, 2012 23:02

pues como me supongo que mañana no le veremos por aquí, aprovecho la ocasión para felicitarle, abuelo, qué poco le va quedando ya.

Ocioso
Ocioso
Lector
30 noviembre, 2012 23:10

Muchas gracias…hijo de puta 😉

Javié
Javié
Lector
30 noviembre, 2012 23:30

Muchas felicidades, y Tranquilo, los 50 son los nuevos 20, sin trabajo, sin dinero y viendo a la familia algún que otro fin de semana.

the drummer
the drummer
Lector
1 diciembre, 2012 12:11

oye, que te lo decía sin acritud y desde el corazón. 🙂

 ya sabes que yo no te ando tan a la zaga.

Ocioso
Ocioso
Lector
1 diciembre, 2012 19:00

Mi crónica.
Llegamos. Hacía un frío de la hostia y había una cola que te cagas. Nos marchamos.
Calificación: 3 estrellas muertas.

I´m with a Skrull!
Lector
1 diciembre, 2012 20:25

 Acabo de llegar, media hora de recorrido y porque me he entretenido haciendo fotos, pero si no llega a ser porque iba con invitación (que no entrada), paso de a) esperar la cola para sacar la entrada, y b) esperar la cola para entrar, y eso que esto último si lo he sufrido, al menos estaba entretenido viendo la ironia de ver a 2 chicas vestidas de Loki y Valkiria pasando frio, Nordic Fail.

Habia un tipo vestido de electro, Ocioso, pense que eras tú que habias cambiado el disfraz de soldado de V por el de electro.

jojojajo
jojojajo
Lector
1 diciembre, 2012 20:44

 No te preocupes Ocioso, mi padre también tiene 50 y lo tratamos como una persona normal.

Ocioso
Ocioso
Lector
1 diciembre, 2012 21:04

¡Joder, que no tengo 50!
Bueno, por ver el asunto desde un punto de vista positivo recordemos que estos eventos principalmente son una excusa para ver a los amigos.

Javié
Javié
Lector
1 diciembre, 2012 21:16

 Pues OCI, ahora que tienes 50 tacos tienes que ir acostumbrandote a los habitos de tu edad, ¿Que Expocomic abre a las 9:00?, Pues tu te levantas a las 05:00, te tomas tu cafelito, te para a ver como trabajan los albañiles en algún edificio, le echas de comer a las palomas y aun así llegas el primero a  la cola, como un señor.

Ahora en serio, ¿Que vais a esperar de Expocomic?, el hecho de que cambien de localización, no significa que cambie la organización del evento, y unos tipos que colgaban laminas de Juanjo Guarnido a medio metro de los servicios y la zona para fumar, incluyendo a tipos sudorosos disfrazados apoyado en los mismos originales, no merecen ser tomados demasiado en serio la verdad.

Reverend Dust
Lector
1 diciembre, 2012 21:39

¡Joder, que no tengo 50!
Sí, claro. Y yo tengo pelo. ¡Venga ya!

the drummer
the drummer
Lector
1 diciembre, 2012 22:16

no cabrear al abuelo, que le sube la tensión; y dice verdad, sigue en la cuarentena.

molon labe
molon labe
Lector
1 diciembre, 2012 23:02

  “y dice verdad, sigue en la cuarentena.”

Yo le creo, asi que niños no os acerqueis que es contagioso…

Daniel Gavilán
2 diciembre, 2012 10:54

 Cagonla, ¿dónde estaba yo para no enterarme de que ayer fue el cumpleaños de Ocioso? Y lo más importante, ¿cómo que no se le regalo un post que fuera mínimamente en su honor? Aunque claro, que se le regalar al hombre que ya lo tenía todo…

¿Un trineo?

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
2 diciembre, 2012 15:47

Este año regalan como comic gratuito el tomo recopilatorio de kun fu quillo, eso se avisaaaa!!!!!

Ocioso
Ocioso
Lector
2 diciembre, 2012 19:42

Daniel, respondiento a tus tres preguntas: En Babia capital, imperdonable, y … cabrón! 🙂

Eme A
Lector
3 diciembre, 2012 10:37

 “si en vez de poner a 2 personas vendiendo entradas pones a 5 esa cola no hubiera sido tal”

¿Y dices que estuviste en el Expocómic? El problema no era la venta de entradas, el tapón estaba en la segunda cola, la de entrada al recinto, porque tenías guardias de seguridad haciendo registros con lo que la gente entraba mucho más despacio. Y además a ratos cortaban la entrada para no pasar del aforo teórico de dos mil personas (el real era mucho más, dentro sobraba sitio). Todo ello debido a las repercusiones mediáticas del Madrid Arena

Si hubieran aplicado tu idea, con mucha más gente vendiendo entradas lo que hubieran conseguido es hacerlos pasar de la primera a la segunda cola más rápido, pero no que la gente entrara antes al recinto. Y los otakitos en vez de marcharse cabreados de la primera fila se hubieran largado aún más cabreados de la segunda, después de pagar