Aomanjû: el bosque mágico de Hoshigahara 1

Milky Way Ediciones presenta con esta obra a Iwaoka Hisae, una autora prometedora

Por
1
699

Edición original: Asahi Shimbun
Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones
Guión: IWAOKA Hisae
Dibujo: IWAOKA Hisae
Traducción: Maite Madinabeitia
Formato:Rústica con sobrecubiertas. 208 páginas
Precio: 8,50€

A pesar de que el trabajo de las autoras de manga no ha sido valorado en el pasado como merecían, poco a poco las editoriales españolas están subsanando esta deuda, dándoles una mayor presencia en nuestras librerías, de forma que en la última década se ha producido un considerable aumento del número de autoras cuyas obras se han publicado por primera vez en nuestro país. Este es el caso de IWAOKA Hisae, una mangaka que consiguió hacerse un hueco en el duro mercado japonés mediante varias obras de un único volumen, como Shiroi Kumo o Hana Bolo, y cuya serie más longeva ha sido Dosei Mansion, que alcanzó la cifra de siete volúmenes recopilatorios.

La asturiana Milky Way Ediciones ha sido la editorial responsable de la llegada de esta autora a nuestro mercado, y lo hace con un título que encaja a las mil maravillas en su nutrido catálogo, demostrando una vez más la solidez de su línea editorial y el deseo de ofrecer productos diferenciados que satisfagan a su legión de seguidores.

La acción de las historias recopiladas en este volumen se sitúa en todo momento en un viejo bosque ubicado en el distrito 29 de Hoshigahara, que se encuentra rodeado por un viejo muro con una verja en la entrada y está circundado por las viviendas del vecindario, resistiendo el paso del tiempo y siendo testigo de los cambios producidos a su alrededor a lo largo de los años. Los habitantes de la ciudad cuentan historias acerca de los seres fantásticos que lo habitan, provocando que los niños se muestren recelosos de adentrarse en sus profundidades y contribuyendo, sin ser conscientes, a la preservación de este peculiar espacio. Pero estas leyendas no son infundadas, ya que en el corazón del bosque se encuentra una cabaña de madera en ruinas, en la que conviven Sôichi y Suzu, los guardianes protectores de la puerta, o el espíritu de la enciclopedia, además del resto de espíritus que pueblan el bosque y que iremos conociendo en cada capítulo, así como a los problemas que tienen pendientes de resolver.

Con un enfoque que recuerda parcialmente a la maravillosa novela fantástica de Robert Holdstock titulada Bosque Mitago, adaptada a la idiosincrasia de la cultura japonesa, y la intención de poner bajo el foco de atención de los lectores la importancia de los mitos y leyendas en nuestras sociedades, como un nexo de unión con una naturaleza que no debemos olvidar proteger, Iwaoka realiza una interesante propuesta, que seduce en un primer vistazo gracias a su bonita factura artística y que conquista definitivamente gracias a la rotundidad y la sinceridad de su discurso.

Uno de los aspectos que más llama la atención durante la lectura es la singular y variada galería de personajes, que desde la primera historia va aumentando y enriqueciendo nuestra visión del bosque, de los espíritus que lo habitan y de las leyendas de las que ha sido testigo a lo largo del tiempo. El personaje principal es Sôichi, un joven humano que desde pequeño acudía cada año al bosque para celebrar la festividad tradicional de la ciudad y rendir culto al viento, como su padre le había enseñado. Allí quedó prendado del espíritu de una chica, en la que residía su principal interés para regresar una vez más junto a su hermano. Tras sufrir la pérdida de su familia, regresó al bosque, el único lugar al que sentía que pertenecía, y allí encontró una vez más al espíritu, que le entregó una cartilla que debía ser sellada cada vez que ayudase a los espíritus que lo necesitasen y que, una vez completa, le permitirá convertirse en uno de ellos.

Suzu es un espíritu con apariencia de niña pequeña, que acompaña de manera inseparable a Sôichi y que tiene una gran sensibilidad hacia los árboles y las flores que pueblan el bosque. En el primer capítulo conoceremos a una gallo caprichoso llamado Kiiro, debido al plumaje amarillo que tenía cuando no era más que un pollito, el cual fue abandonado por su familia humana y está a la busca de su madre, el perro de sus antiguos dueños.

Pero además de todos estos simpáticos personajes, no hay que olvidar hacer una mención al bosque, que gracias a la dimensión que adquiere en cada una de las historias, a su relevancia como el único vestigio en la ciudad de otro tiempo y a la singularidad de los hechos que en él acontecen, es tratado como un personaje más de la obra. Iwaoka nos deleita con paseos bajo el frondoso bosque, en el que la luz consigue penetrar a duras penas y la vegetación se abre paso abrupta y salvajemente, escondiendo a sus habitantes del mundo que les rodea. Gracias a su habilidad como autora, consigue hacernos recordar la importancia de la naturaleza y la necesidad de que actuemos con responsabilidad y preservemos el medio ambiente.

No sería justo finalizar esta reseña sin mencionar el precioso dibujo de Iwaoka, que plasma en sus páginas a la perfección las características con las que define al bosque a lo largo de sus historias, transportándonos al corazón de este pequeño rincón, y que combina con un bonito y amable diseño de personajes, dotados de una gran expresividad a pesar de su aparente sencillez. Ante todo, la autora destaca su capacidad para transmitir la sensibilidad de sus historias y por adoptar un estilo narrativo que encaja a la perfección con la transmisión de antiguas leyendas, propias de otra época, que se preservan gracias a su transmisión oral y al interés por lo desconocido.

Milky Way Ediciones publicó el pasado mes de agosto el primer volumen de esta serie. Se trata de un tomo en tamaño B6 (130×180 mm) con encuadernación rústica y sobrecubiertas de una bellísima factura, con un papel de buena calidad, por lo que no se producen transparencias, y que incluye los primeros ocho capítulos, así como un episodio adicional y un epílogo en forma de pequeñas tiras y dos páginas con una aparición especial de la autora. La serie ya ha finalizado en Japón, quedando cerrada con un total de 5 tomos, que se publicarán aquí a ritmo bimestral.

Edición original: Asahi Shimbun Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones Guión: IWAOKA Hisae Dibujo: IWAOKA Hisae Traducción: Maite Madinabeitia Formato:Rústica con sobrecubiertas. 208 páginas Precio: 8,50€ A pesar de que el trabajo de las autoras de manga no ha sido valorado en el pasado como merecían, poco a poco las…

VALORACIÓN GLOBAL

Guión - 8.4
Dibujo - 8.8
Interés - 7.8

8.3

Fabuloso

Aomanjû: el bosque mágico de Hoshigahara es una preciosa historia protagonizadas por espíritus, una colección de leyendas de otra época y la crónica de un pequeño rincón natural, que permanece ajeno al paso del tiempo.

Vosotros puntuáis: 8.68 ( 6 votos)
Artículo anteriorStrange Adventures #01-Fascinación por sus autores.
Artículo siguienteBoletín Marvel #48
Abandoné la Logia Negra y llegué a la ciudad de Málaga en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa, hasta que un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. Sobreviví a la Era Hiboria en compañía de un bárbaro y su espada salvaje. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo a través de la banda de Moebius, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo antes de conocer al hombre eterno. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron los secretos de un nuevo lenguaje y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sparkyal
sparkyal
Lector
29 septiembre, 2020 19:38

Un tomo que me ha gustado bastante