Providence 2: El Abismo del Tiempo

Reseña de Providence 2: El Abismo del Tiempo, segundo tomo de la colección de Alan Moore y Jacen Burrows inspirada en la obra literaria de H.P. Lovecraft.

Por
4
1656
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Es un placer conocerlo, Sr Black. Podrá encontrarme en el 598 de a Calle Angell, en la provincia de su majestad de las plantaciones de Providence. Howard Philllips Lovecraft será su humilde siervo

 
providence

Edición original: Avatar Press
Edición nacional/ España: Panini Cómics
Guión: Alan Moore
Dibujo: Jacen Burrows
Entintado: Jacen Burrows
Color: Juan Rodriguez
Formato: Cartoné 184 páginas
Precio: 18,95€

 

Si hay actualmente una serie que confirme la sana intención por parte del sello independiente Avatar Press de madurar y entregar productos de calidad que vayan más allá de empaquetar violencia y sexo explícitos al servicio de autores como Warren Ellis, Garth Ennis o David Lapham que puedan dar rienda suelta en ella a los excesos que otras editoriales no les permiten es Providence, la colección escrita por el guionista británico Alan Moore e ilustrada por el dibujante estadounidense Jacen Burrows y con la que ambos colaboradores vuelven a coquetear con el mundo literario de Howard Phillips Lovecraft como ya hicieron años atrás con The Courtyard y Neonomicon, díptico del que esta Providence que nos ocupa es precuela directa. Después del primer tomo Providence 1: El Miedo que Acecha Panini Cómics editó este Providence 2: El Abismo del Tiempo que abarca desde el número 5 a 8 de la serie y si, como afirmamos en la reseña que le dedicamos el año pasado, los cuatro primeros números del proyecto sólo eran la toma de contacto por parte de Moore y Burrows con la historia que ambos estaban diseñado los que son recopilados en esta segunda entrega comienzan a desplegar todas las posibilidades narrativas y estilísticas que un producto como el ideado por los creadores de Promethea y Crossed atesora en su interior y que no son pocas ni baladíes en manera alguna.

providence10

Providence 2: El Abismo del Tiempo vuelve a seguir los pasos de Robert Black, el periodista que durante el año 1919 decide recorrer Nueva Inglaterra para encontrar la inspiración que le permita escribir su “gran novela americana” impulsado por la existencia de un libro de alquimia llamado “Kitab al Hikmah al Najmiyya” o “El Libro de la Sabiduría de las Estrellas”, escrito por Khalid Yazid en el siglo VIII d.C, que según cuenta la leyenda vuelve loco a todo aquel que osa leerlo y que no deja de ser una referencia al ficticio Necronomicon de Abdul Alhazred que poblaba no pocos relatos del autor de En la Montañas de la Locura o La Sombra Sobre Innsmouth. En el presente tomo nuestro protagonista continuará su periplo por el lado oscuro de Estados Unidos haciendo paradas en Manchester o Boston para ir implicándose cada vez más en un submundo en el que la realidad y el plano onírico de la propia mente de Black parecen amalgamarse en un mismo y ambiguo plano dimensional en el que nada es imposible y pueden llevarse a cabo las mayores atrocidades, siempre con el convencimiento por parte del protagonista de que todo es parte de una sugestión producida por la hipnosis o el agotamiento, tratando así de eludir, ya sea de manera voluntaria o no, su implicación en hechos terribles.

providence5

Alan Moore imprime con su habitual solidez un desarrollo gradual de acontecimientos que muta en cada nueva entrega y lo que en el primer tomo era subrepticio y sugerido aquí va explicitándose cada vez más por medio de una inmersión sensorial que experimenta el personaje principal transmitiéndose a su vez al lector gracias al ferreo control de la narración por parte del autor de Watchmen y el apoyo incondicional de un cada vez más compacto Jacen Burrows en el repararemos un poco más tarde. Poco a poco el guionista británico va añadiendo más piezas a un puzzle que comienza a tomar forma mostrando un in crescendo de tensión y atmósfera tan opresiva como herética que en ocasiones parece atravesar las viñetas, algo que puede percibirse en el pasaje en el que Robert Black por fin puede leer pasajes del Kitab al Hikmah al Najmiyya viéndose devorado por la malsana naturaleza sobrenatural del pérfido libro. Como sólo los grandes maestros saben hacer Moore dosifica el tempo de su escritura y alterna pasajes cadenciosos y calmados con arrebatos de violencia explícita e implícita que desembocan en algunos pasajes que se quedan grabados en la retina del lector, como la violación más perversamente planificada y ejecutada que se haya podido ver nunca en un cómic y que acontece en el número seis contenido en este tomo.

providence8

Pero los conocedores de la obra de Alan Moore saben que el simple hecho de ir dando forma a un relato como el de Providence en el que se interconectan pesadilla y realidad, en el que las referencias a la obra de H.P. Lovecraft cada vez más veladas y sutiles (en este tomo las tenemos a Herbert West: Reanimador, El Que Acecha en el Umbral o El Horror de Dunwich) se amalagaman con las que homenajean a la obra previa del británico (imposible no pensar en varios pasajes tanto en From Hell como en League of the Extraordinary Gentlemen) no es suficiente para él, de modo que en el octavo número de la serie, el último de este tomo, decide comenzar una dialéctica intertextual y metaficcional con el lector en la que decide romper la narración tradicional en fondo y forma convirtiendo a los personajes en conductores de lo que parece ser una fusión entre literatura escrita y arte secuencial que aquí sólo da sus primeros pasos y que no sabemos hacia dónde irá en la recta final de la serie. Rizando el rizo de la autoconsciencia ficcional de Providence como pieza adscrita al mundo de la narrativa Moore decide comenzar este juego de espejos justo en el episodio en el que hace acto de presencia el mismo H.P. Lovecraft, el autor cuya obra asienta las bases de la colección de Avatar Press que nos ocupa en esta entrada.

providence4

Con respecto a Jacen Burrows debemos hablar de una notable evolución en su trazo que mejora número a número, viéndose reforzado por un coloreado que también va ganando enteros gradualmente. Lo cierto es que la labor del autor de Las Crónicas de Wormwood o 303 en Providence debe ser abordada detenidamente ya que después de años estancado en una impronta que vasculaba entre lo correcto y lo mediocre el estadounidense ha tenido que cruzar su camino con el de Alan Moore para que este último saque de él lo mejor que tiene dentro. Algo de eso ya se dejaba ver, aunque con cuentagotas, en The Courtyard y Neonomicon, pero en esta ocasión las aspiraciones más ambiciosas y a largo plazo de Providence se están convirtiendo en el perfecto campo de entrenamiento para que Burrows salga del pozo de autoindulgencia artística en el que llevaba años sumergido. Como es lógico nunca vamos a afirmar que el co creador de Crossed es un virtuoso a los lápices, porque estaríamos faltando a la verdad, pero sería de necios no admitir que los cuatro números que dan forma a este segundo volumen dan claras muestras de un detallismo cada vez más cuidado tanto en los personajes como en los fondos, un afán por abandonar su conocido estatismo que todavía le impide abordar pasajes más cinéticos y una perfecta conjunción con la letra escrita de Moore, un guionista que, a diferencia de otros, en lugar de amoldarse al estilo de los ilustradores que colaboran con él los desafía para que ofrezcan su mejor rostro.

providence11

Con Providence 2: El Abismo del Tiempo Alan Moore y Jacen Burrows ya ha mostrado sus cartas y comienzan a hacer sus jugadas, consiguiendo con algunas de ellas ofrecer pasajes que desde ya están entre lo mejor del cómic reciente a nivel mundial. El tercer tomo marcará la recta final de la colección y el que esto firma, que la está leyendo a ritmo español, todavía no sabe hacia dónde se encaminara la misma después de que el guionista haya abierto la Caja de Pandora de la metaficcionalidad en el número ocho que cierra este soberbio tomo que, al igual que sucedía con el anterior, encuentra en el diario de Robert Black incluido por episodios al final de cada número una fuente inagotable de información que nos ayuda a replantearnos todo lo que hemos visto en viñetas desde nuestro punto de vista, diametralmente opuesto al del protagonista que podemos encontrar en estas páginas. Panini Cómics ha publicado este mes de Octubre Providence 3: Lo Innombrable y en breve el que esto firma lo tendrá en su poder y le dedicará su reseña correspondiente para poder así ver completo el enorme fresco que Moore y Burrows están dibujando con el fin de homenajear y reinterpretar la prosa de H.P. Lovecraft para ofrecer la opus magna de la historia editorial de Avatar Press. Todos los caminos llevan a Providence y dentro de poco sabremos que oscuro destino depara allí a Robert Black.

Es un placer conocerlo, Sr Black. Podrá encontrarme en el 598 de a Calle Angell, en la provincia de su majestad de las plantaciones de Providence. Howard Philllips Lovecraft será su humilde siervo   Edición original: Avatar Press Edición nacional/ España: Panini Cómics Guión: Alan Moore Dibujo: Jacen Burrows Entintado:…
Guión - 9.5
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

9.2

Vosotros puntuáis: 9.42 ( 5 votos)
Compartir
Artículo anterior#ZNCine – Crítica de Fe de Etarras, de Borja Cobeaga
Artículo siguienteRelatos DC: La Liga de la Justicia – Green Lanterns

Nací en Linares (Jaén) en 1982, desde bien temprano sentí la llamada del cine y los cómics. En 1994 mi vida cambió cuando Philadelphia de Jonathan Demme me hizo interesarme por primera vez por la gente que había detrás de las cámaras. Mis directores favoritos son Luis Buñuel, David Cronenberg, Paul Verhoeven, Oliver Stone, Stanley Kubrick, Terry Giliiam, David Lynch, Quentin Tarantino o Roman Polanski entre otros. Dentro del mundo de las viñetas guionistas como Alan Moore, Grant Morrison, Warren Ellis, Frank Miller o Garth Ennis me iniciaron en el cómic de autor que me trajo a Zona Negativa.

Leave a Reply

4 Comentarios en "Providence 2: El Abismo del Tiempo"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Antonio Salcedo Gonzalez

Hace mucho tiempo que no os escribo, pero me parecia muy duro que esta obra maesta de Alan Moore no recibiera ningun comentario,en fin…..Muy buena reseña,merecida,incluso le hubiera puesto una nota superior.Un estudio supremo de la obra de Lovecraft.Cuando leais el ultimo tomo y podais ver el conjunto alucinareis.Un saludo

Raúl Gutierrez

La verdad es que ha sido un placer leer la reseña y que ésta tenga su espacio en ZN. Me falta sólo de leer el volumen 3 (estos cómics me los presta un amigo y actualmente se lo está leyendo él), si bien releeré los anteriores porque esta obra necesita ser leída como un conjunto para sacarle todo el jugo posible.

Gran reseña, sobre un gran cómic. De lo mejorcito que ha hecho Alan Moore, y por qué no decirle aún a riesgo de sonar hereje, de lo mejorcito que hay escrito sobre el universo lovecraftiano.

Gracias por tu aportación Juan Luis! Tengo ganas de leer la tercera! Eso sí, la pospondré a haber leído el volumen 3 🙂

Antonio Salcedo Gonzalez

No suenas como un hereje,Raul.Me he leido todas,sí, todas las obras de Lovecraft y muchísimos ensayos sobre su vida y sus escritos (tengo ya mi edad)y Providence es quizás el mejor homenaje que se le ha podido hacer,totalmente imbuido de su espíritu.A la altura de Promethea y From hell por lo profundo de su estudio.Jacen Burrows hace uno de sus mejores trabajos,como hicieron J.H . Williams III y Campbell.Un saludo a los dos.

wpDiscuz