Entrevista a Esad Ribic

Por
11
1420
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Este viernes se pone a la venta el tercer número de Secret Wars en nuestro país de la mano de Panini Comics, mientras que el próximo miercoles será Marvel Comics quien, tras varias semanas de retraso, publique el sexto número (de nueve) del evento más importante del año para la Casa de las Ideas. Y quien sabe si de toda su historia. Los precursores (o culpables, según cómo se mire) de dicha macro-saga son dos, protagonistas absolutos de la actualidad patria y USA en lo referido al cómic de superhéroes. Hablamos de Jonathan Hickman y de Esad Ribic. El equipo que ya nos deleitara con su breve periplo al frente de Ultimates vuelve a la carga prometiendo acabar para siempre, y esta vez parece que van en serio, con el Universo Marvel. Para conocer más a fondo a uno de estos “asesinos de mundos”, os traemos esta entrevista con Esad Ribic, dibujante croata de otros trabajos igual de conocidos como Loki, Silver Surfer: Requiem o Thor: God of Thunder. Hemos aprovechado su visita como autor invitado a Metrópoli Gijón para interrogar a Ribic, quien nos contó sin pelos en la lengua algunos detalles curiosos de su carrera y la industria que esperamos sea de vuestro interés. Sin más dilación, os dejamos con uno de los hombres del momento.

Entrevista a Esad Ribic

Pedro Monje: Nuestra primera pregunta no podría ser más clásica. ¿Cómo empezaste leyendo cómics? ¿Quiénes fueron tus primeras influencias?

Esad Ribic: No recuerdo cómo empecé. Probablemente empecé con los cómics incluso antes de que pudiera leer, porque no estaba muy interesado en la lectura en sí, al menos no tanto como en el aspecto más visual. Para cuando empecé a darme cuenta de qué algunos cómics me gustaban más que otros, ya estaba completamente enganchado a los cómics italianos de la línea Bonelli. Aunque si tuviera que mencionar a mi primera influencia, esta sería sin lugar a dudas John Buscema, que era a quien trataba de copiar en cada dibujo que hacía. Después de Buscema podría decir que me llamó más la atención la escuela francesa, con Moebius a la cabeza, Frank Miller, Fernando Fernandez y ese tipo de gente. Pero, antes de que me lo preguntes, siempre me he considerado más un pintor de cómics que un artista gráfico de cómics. El material que he hecho en blanco y negro siempre ha sido lo que más me ha gustado poder hacer. Es una forma de pensar, no solo de trabajar o dibujar.

Secret_Wars_Cover_2 Secret Wars 2 portada

P.M.: ¿En qué punto te diste cuenta de que ibas a dedicar de forma profesional al mundo del cómic?

E.R.: Básicamente cuando mi primera carrera desapareció de la noche a la mañana. Trabajaba de animador gráfico. Para cuando acabé el instituto, ya empecé a trabajar de animador en un estudio de Zagreb. En ese punto de mi vida los cómics y la ilustración pasó a ser un hobby. Pero estamos hablando de los comienzos de los años noventa en Croacia. En aquellos años post-Yugoslavia estábamos en guerra y poco tiempo después el estudio entró en bancarrota porque pasó de estar financiado por el estado a recibir recortes por todos los lados que le hicieron caer. No había más estudios de animación por allí en aquel entonces, así que tuve que dejar de trabajar de animador y centrar mis esfuerzos en lo que hasta ahora era mi hobby. No pensaba en los cómics como en una salida, una carrera. Básicamente porque no había hecho nada más allá de algunos pinitos underground, cosas muy cortas. Una, dos, tres páginas… Eso sí, siempre pintando. El hecho de trabajar en blanco y negro no me salía de forma natural al principio, pero no me quedó otra que desarrollar ese estilo. Más que nada porque no podía publicar en otro estilo, ya que todas las revistas eran en blanco y negro.

P.M.: Muchos de nosotros siempre hemos visto a tu estilo más cerca del estilo europeo que del más puramente super-heroico mercado americano. ¿Tú cómo lo ves?

E.R.: Si, es así. La mayor parte de las cosas que leí cuando era pequeño y también la mayor parte de las obras que me gustan hoy en día son material europeo. Así que es posiblemente puedes tener razón. Pero me conviene trabajar para el mercado americano por razones obvias. En Croacia no puedes trabajar y vivir como dibujante de cómics. Es un mercado demasiado pequeño para poder mantener a los dibujantes y los artistas, ya que a nada que seas medianamente bueno, necesitas salir fuera y aceptar encargos extranjeros porque no hay demanda suficiente en Croacia para ti. El mercado es muy pequeño y no funciona. Así que sí, era evidente que tenía que buscar trabajo fuera. La mayoría de las páginas de prueba que mandé fueron a Francia pero la primera respuesta positiva que tuve ofreciéndome trabajo fue del mercado americano. Así que por eso empecé a trabajar allí. Una vez que haces un encargo para una editorial es más fácil hacer el siguiente allí mismo. De ahí puedes ascender a mejores editoriales pero dentro del país. Lo típico, siempre que mantengas el nivel de calidad. Así que muchas veces tu carrera no discurre por los cauces que podrías haberte imaginado originalmente.

thor-esad-ribic-Malekith

P.M.:¿Qué nos puedes contar de tus primeros trabajos? Porque son ciertamente curiosos…

E.R.: Empecé a trabajar en una editorial pequeña llamada Antartic Press, que la mayoría del trabajo que hacían es manga. No sé qué cables se les cruzaron y qué vieron en mi trabajo, pero les gustó mi trabajo y les pareció que encajaba. Tenía un colaborador con el que ya estaba trabajando y con quien hacia las páginas de muestra que mandábamos a las editoriales y le vieron también como un nuevo talento. Así que… ¿Por qué no? Aceptamos y seguimos por ahí. ¿Quién nos lo iba a decir? En parte por eso mis primeros trabajos allí no parecen míos y parecen hechos por otra persona. Traté de “americanizar” mi estilo durante mis primeros años pero llegó un momento en el que ya no le veía sentido. Ese no era yo y no quería seguir cambiándolo. Mi estilo no es tan americano, pero mientras que cuente la historia como la tiene que contar, ¿para qué cambiarlo?

P.M.: Tras eso, empezaste trabajando en DC Comics, en el subsello Vértigo. ¿Cómo recuerdas esa época, los trabajos y los colaboradores?

E.R.: Fue un shock porque yo no podía imaginarme que la diferencia entre lo que pagaban en una editorial pequeña y lo que cobraba en DC. Era un salto muy, muy grande. Sabes que iba a ser más, pero no tan grande. De repente te encuentras que puedes vivir muy bien gracias a tu trabajo. Por aquel entonces yo solía leer muchas series de Vértigo y me gustaban bastantes, pero mi experiencia trabajando allí no la definiría como buena del todo. Mi editor era Axel Alonso, a quien le encantaba mi estilo. Yo solo trabajaba con él allí en Vértigo. Las cosas que querían hacer no eran del todo del estilo de Vértigo, y en parte por eso queríamos colaborar juntos en los proyectos. Pero el resto de los editores no compartían su entusiasmo a la hora de trabajar. Hice un par de historias cortas, miniseries y varias portadas. Las miniseries se suponía desde un principio que iban a ser pintadas completamente, pero en algún punto del proceso decidieron que tenían mucha prisa y que querían sacarlo seis u ocho meses antes, o algo así. Así que no había posibilidad alguna de pintar las páginas como a mí me hubiera gustado. Aquello no me gustó para nada. La verdad es que he estado mucho más contento en Marvel, y por eso llevo ahí ya quince años.

Namor En las profundidades_Milligan-Ribic_Panini

P.M.: Eso es. Con el cambio de siglo empezaste a trabajar en Marvel. ¿Cómo surgió esta oportunidad?

E.R.: La verdad es que pasé a Marvel antes que Axel Alonso. Por aquella época, tras la bancarrota, Marvel estaba buscando muchos dibujantes nuevos. Yo conocí a Joe Pruett, que era un editor que estaba haciendo la revista Negative Burn. Hice para él una portada, que publicó en su revista. En algún momento, él consiguió un trabajo como guionista en Marvel. Quería hacer una serie de Daugthers of the Dragon y quería que yo lo dibujara porque le había gustado el material que había hecho para Antartic Press. Yo en un principio pensé que podría ser interesante, así que en le dije que sí. Me presentó al editor… y todo quedó ahí, porque dejaron de trabajar con Pruett en algún momento. Pero les gustaba mi estilo y me dieron algunos proyectos, rellenos y purrela varia para ir haciendo. Yo todavía estaba empezando, como quien dice, así que acepté muchos de esos encargos. Eran trabajos alimenticios, tampoco hay que engañarse. No tengo ningún cariño hacia esos números. El primer trabajo que me llamó un poco la atención dentro de Marvel fue una serie llamada The Brotherhood. Fue un cambio grande para mí porque atrajo mucha atención. Aunque luego cambiaron la serie más allá de toda comprensión quedando poco de la serie que era originalmente. Así que dejé la serie. Creo que hay mejores formas de hacer cómics. Me gustaba por ejemplo el estilo de The Ultimates. Algo que atrae la suficiente atención como para no sentirse obligado a tener que hacer cambios para llamar la atención del público.

Portada de X-Factor 200, por Esad Ribic

P.M.: Tus primeros trabajos y encargos fueron dentro de la oficina mutante.

E.R.: Yo trabajaba con un editor, que estaba a cargo de ciertos títulos. Así que podía ofrecerme cualquier serie en la que necesitara un dibujante en cualquier momento, sea lo que sea. Yo nunca he leído X-Men en mi vida. Lo he intentado un par de veces pero… uf. Me gusta el material francobelga. Tras un pequeño encargo en la parcela Ultimate, por fin pude hacer en Marvel lo que a mí me gusta hacer. El proyecto de Loki. Una miniserie mucho más intelectual, alejada de la rama más puramente superheroica de Marvel o del gran evento de turno. Más mitología y drama que superhéroes o acción. Tuvo el suficiente éxito para poder permitirnos seguir haciendo obras de este corte durante unos años.

Loki Esad Ribic 1 Loki Esad Ribic 2

P.M.: Trabajaste el Loki con Robert Rodi.

E.R.: Sí, que es el mismo guionista con el que trabajé en mi miniserie de Vértigo, Four Horsemen.

P.M.: ¿Y cuanto tiempo estuviste dibujando los cuatro números de Loki? ¿Cómo lo llevaste?

E.R.: Si, estuve unos dos años por lo menos haciendo esto. Lo que pasa que en medio llegó un momento en el que Marvel decidió que les gustaban mis portadas, así que me hicieron muchos encargos como portadista. Así que claro, además de las portadas, el dibujo y el coloreado en este estilo de trabajo lleva mucho tiempo. También empecé a hacer commissions y a ir a algún que otro salón de cómics, así que me llevó su tiempo. Pero la serie vendía bien y a Marvel no le importaba. De hecho, estas obras autoconclusivas siguen vendiendo hoy en día, y bastante bien, así que todos estamos contentos.

P.M.: Después de Loki, hiciste las miniseries de Silver Surfer y de Namor.

E.R.: Antes de esos dos proyectos, yo empecé otra cosa, pero como de repente cerraron la línea Marvel Knights aquello quedó en nada. Y poco más tarde, tras Namor, pensaron que era mejor que dejase de hacer proyectos de ese estilo y que centrara mis esfuerzos en cómics del universo regular, mainstream. Y eso es lo que he estado haciendo hasta ahora, aunque me gustaría volver a los proyectos de los que hablábamos. Algo de ese estilo.

Silver Surfer Ribic submariner2_pg1

P.M.: ¿Cómo recuerdas esos proyectos en los que tu nombre ya era más reconocido?

E.R.: Respecto a esto, os voy a poner un ejemplo que creo que es muy claro. Mis obras más vendidas en Europa son esos cómics que pinté yo mismo. En cambio, mis obras más vendidas en EEUU son los cómics mainstream. Estamos ante dos mercados distintos, con distintas preferencias. Así que… depende. Cuando hice Ultimates, o incluso antes, cuando hice un número con Jason Aaron en The List, para mí era como empezar de cero, porque había mucha gente que no me conocía y era habitual leer comentarios del tipo “¿Quién es este tipo?”. La respuesta sería muy sencilla “No lo sabes porque solo lees cuatro series”, pero… qué más da. Lo bueno es que cuando yo estrenaba una nueva serie, desde Marvel re-publicaban mis novelas anteriores y todas volvían a vender muy bien. El mercado funciona así y es lo que hay.

P.M.: ¿Cómo fue la experiencia con The Ultimates, colaborando con Jonathan Hickman?

E.R.: Fue frustrante. El concepto era genial. Me encantó trabajar con Jonathan. Le encanta mi estilo y es algo mutuo, así que nos lo pasamos bien. Pero fueran cuales fueran las expectativas dentro de Marvel, no las cumplimos por la razón que sea. No vendíamos lo suficiente así que decidieron (entiendo que la gente de marketing) que necesitaban cambiar la serie para ser más comercial y vender mucho más. Querían a algún dibujante que se dedicara a hacer poses con los superhéroes, que es algo que yo quiero evitar siempre. Yo lo que quiero es construir un mundo desde cero. Y también decidieron que necesitábamos alejarnos un poco del estilo tan sci-fi. Así que al final no nos quedó otra que salir de la serie. El número nueve fue mi último número, si me acuerdo bien, con Hickman. Después de eso me ofrecieron hacer Thor, de nuevo con Jason Aaron. Desde que hicimos aquel número de The List me había dicho varias veces que quería volver a trabajar conmigo, y que estaría bien hacer Thor juntos. Así que cuando fue evidente que no iba a seguir en Ultimates y me dijeron que Jason iba a hacer Thor, el siguiente paso fue muy lógico. Además, si iba a entrar por primera vez a lo grande en la continudad Marvel, veía muy bien hacerlo lo más lejos posible a esa continuidad. Lo que hicimos no parecía un producto de continuidad Marvel.

1511 1512 1513

P.M.: Y en Thor, ¿Cómo te lo has pasado? ¿Qué tal ha sido el proceso de construir este mundo, los personajes, los diseños…?

E.R.: Yo creo que con las series nuevas pasa casi siempre lo mismo. Durante los primeros números los autores hacen todo lo posible por tener el mejor producto, y el resultado es el que sea en cada caso. Independientemente de eso, llega un momento en el que los editores deciden que pueden mejorar la serie. Y esto también pasó con Thor también. Porque tras los primeros once números de la serie (que son nuestra primera gran aventura que cierra el año), ellos pusieron a continuación la historia de Malekith, que tengo entendido que en un principio iba a ser una miniserie aparte. Pero alguien decidió que era buena idea ponerla en medio de nuestro gran arco argumental y fastidiar la historia. Incluso el estilo de dibujo. Creo que nunca nos recuperamos de eso y la serie salió tocada. Para mí ya no fue lo mismo y quería dejarla cuanto antes. A mucha gente le seguía gustando, pero no era para lo que yo había firmado. Queríamos decir algo con esta serie y si yo ya no puedo hacerlo, lo mejor creo que es que lo deje. Porque esa historia que pones en medio tienes que reflejarla posteriormente, al contrario de lo que hubiera pasado si hubiera sido una miniserie más. Creo que Jason tenía ideas un tanto distintas para historias siguientes que tuvieron que hacerse de distinta forma. Para mí ya no era lo mismo.

2585381-thorcovwraparound

P.M.: Vaya… Bueno, antes de continuar más allá, queríamos preguntarte cómo encontrabas tu trabajo con tus colaboradores, ya sea entintadores o coloristas. ¿Qué nos puedes contar?

E.R.: El problema es que no solo soy un dibujante. Soy un pintor. Pienso en valores, no en líneas o formas. Esa es mi forma de pensar. Siempre ha sido muy difícil para mí hacer lápices para que los entintadores vayan a entintarlos de aquella manera. Algunos de los entintadores con los que he trabajado no me han gustado nada. Hay otros entintadores cuyo trabajo me gustaba pero que cuando han trabajado conmigo no han hecho unas tintas que me dejaran contento. Por ejemplo, hubo una vez que un sketch de John Carter fue coloreado por Richard Isanove. Y no me gustó. Los colores que él usa son más cromáticos y no son de mi estilo. Él ve las páginas en un sentido cromático, como los dibujantes franceses del siglo XX. Yo lo veo más desde un punto de vista de luz y color y de profundidad. No me importan los colores, la verdad. Los colores están para añadir sentido al espacio. No es lo mismo. No estoy diciendo que Richard sea malo en lo que hace, simplemente que no encaja con mi estilo. Así que llegó un momento en el que, gracias a la tecnología, dejar de tener que preocuparme por esas cosas y hacerlo yo mismo todo en escala de grises, de forma que parece que está todo pintado. Es todo blancos y negros con distintos grados. En mi trabajo el rendering es todo mío. Estoy más contento con eso. Pero la verdad es que me apetece volver a trabajar en un proyecto pintado completamente por mí.

P.M.: Tras concluir tu etapa en Thor, Marvel anunció que ibas a encargarte de unas nuevas Secret Wars con Jonathan Hickmnan. ¿Cómo reaccionaste cuando te ofrecieron este mega-encargo?

E.R.: A Jonathan Hickman le había gustado mucho lo que habíamos hecho juntos en The Ultimates y quería reproducir un poco ese estilo para las Secret Wars. Él fue quien me llamó. Los editores le dijeron que probablemente yo le iba a decir que no quería hacerlo porque a mí no me gusta mucho dibujar… como lo diría…

Secret Wars 2 Secret_Wars_-2_Interior_by_Esad_Ribic

P.M.: Spandex

E.R.: Sí, eso. No me gustan ese tipo de proyectos. Me ofrecieron algo similar antes de las Secret Wars y les dije que no quería hacerlo. Pero Hickman me comentó que esto iba a ser algo distinto, con una parte importante de construir mundos desde cero y que quería que yo lo hiciera. Así que me convenció y dije que sí. Porque me gusta la idea de empezar algo desde cero. De momento está saliendo bien, ya estoy más cerca del final. Tengo mucha curiosidad por saber qué dice la gente. Quizás nos acaben odiando, no lo sé… [Risas]. La verdad es que hasta ahora me he limitado a leer un par de reseñas, que nos han puesto bien, pero no he mirado nada más. No estoy seguro de cuál es la importancia que tienen las reseñas y la comunidad online en la apreciación global del evento. Hay mucha gente que lee los cómics sin ayuda de las reseñas. Y otros que lo leen a pesar de las reseñas. Yo admito que estoy acostumbrado a tener muy buenas reseñas en mis obras, pero luego en cambio en muchas ocasiones han resultado ser obras que han vendido poco. Así que no sé qué importancia tiene todo esto.

P.M.: En las Secret Wars colaboras con Ive Svorcina. ¿Qué tal está resultando?

E.R.: Hice The Ultimates con Dean White, pero no acabó funcionando del todo. Algunos fragmentos eran fantásticos pero luego otros no lo eran tanto. Fue un poco frustrante, porque hay trozos muy evidentes que no me gustan. Cuando empezamos Thor, Ive ya estaba trabajando en Marvel, así que pedí trabajar con él porque él ya hacía el tipo de ilustración que a mí me gusta hacer. Hemos tenido que hacer un poco de “coaching”, porque había algunas lagunas artísticas en su repertorio, pero creo que el resultado final está siendo bueno. Es de los mejores actualmente en la industria.

Secret Wars Ribic

P.M.: ¿Ya sabes lo que vas a hacer después de las Secret Wars? ¿Tienes planes?

E.R.: Buf. No, de momento no hay planes para hacer nada. Estaré un tiempo haciendo portadas para descansar. Lo que sí que puedo asegurar es que seguiré trabajando para Marvel los próximos años.

P.M.: ¿Y te has planteado guionizar tus propias historias?

E.R.: No, no. Empecé en esto para trabajar como un dibujante. Al principio, en mis proyectos undergrounds, sí que tuve que guionizar algo. Ahí hacía todo yo. Pero en un momento descubrí que si quería mover a cómics más narrativos, más largos, necesitaba un nuevo registro completamente distinto al anterior y decidí que necesitaba colaborar con más gente. Es decir, con guionistas. Y creo que escribir es una de esas tareas que puede parecer muy fácil la mayor parte del tiempo… hasta que te das cuenta que no lo es. Y hay mucha gente que se mete en ese terreno y luego acaba haciendo historias que son bastante blandas y que no son más que una excusa para poder dibujar lo que quieren dibujar. No quiero acabar así. Prefiero encontrar a algún guionista que me guste o a alguien que quiera contar algo que me interese. Así que, en resumidas, no voy a guionizar nada. A ver, puedo hacer historias cortas, eso no es problema. Pero no sé para qué me serviría hacer historias cortas, la verdad. Nunca se sabe. Y hay gente que es mejor qué yo.

P.M.: ¿Hay alguien con quien quieras trabajar?

E.R.: Hay mucha gente, pero hace tiempo descubrí una cosa. A veces hay autores que te gustan en una obra en concreto… pero eso no va más allá. Otros trabajos suyos no me interesan para nada. Me gustaría trabajar con un par de tipos en Marvel con los que me gustaría trabajar y yo creo que lo acabaré haciendo. Dependerá del proyecto. Porque por ejemplo trabajar con Jason Aaron… Él guioniza todo tipo de series. Yo he trabajado muy bien con él en Thor, pero estoy seguro que no hubiera sido igual en cualquiera de sus otras series. Depende de muchas cosas. Lo mismo con Hickman. He leído otras de sus series y la verdad, no me veo dibujándolas para nada. Cada cosa requiere un dibujante diferente. Es como un casting en las películas. Si haces un casting bien, luego no tienes que hacer nada, porque el tipo ya cumple con la personalidad o las características de lo que estás buscando. En este caso es algo parecido.

esad_ribic_05_houseofm_1 esad_ribic_05_houseofm_5 esad_ribic_05_houseofm_6

P.M.: También me gustaría comentar tu faceta como diseñador. De entre todos tus diseños y nuevos personajes, con cuáles te quedas?

E.R.: Uf. Uno del que más orgulloso estoy es del villano de mis primeros números de Thor. Hay una película de los años setenta en la que el Diablo tiene una habilidad de volverse a sí mismo humano, pero con la particularidad de que no puede volverse al 100% humano en todas sus partes. Es humano pero una de sus piernas por ejemplo no lo es. Eso es lo que quise transmitir con mi villano en Thor. Tiene una capa que puede ocultar esa malformación o lo que sea, pero sigue siendo así. No sé qué tal fue recibido, pero fue divertido de hacer. Siempre que hay una hoja en blanca y tienes libertad completa para empezar, estoy contento.

P.M.: ¿Qué cómics o series y demás te tienen entretenido últimamente?

E.R.: Yo no leo cómics. Después de pasarme todo el día dibujando lo que menos me apetece es ponerme a leer un cómic. Últimamente lo que más leo es libros de ciencia e historia. Nada de ficción. Veo las películas de Marvel Studios, porque de alguna manera lo considero parte de mi trabajo. Pero también veo películas antiguas, porque en general me gustan más que las actuales, que las veo demasiado infantiles y hechas para niños de quince años. Incluso si las hacen bien. Porque por ejemplo, si comparas Vengadores con Transformers, está claro que la primera es mucho mejor película, pero sigue estando hecha para el mismo tipo de audiencia. De la que no formo parte. Quizás sea 35 años mayor para eso. Soy un aficionado a la ciencia ficción (y con muchas ideas) pero que hace años que dejé de leer cosas de ciencia ficción…

P.M.: Pues esto es todo. Muchas gracias por tu tiempo, Esad.

E.R.: Gracias a vosotros.

Entrevistas en Zona Negativa en 2015, por Pedro Monje

 Entrevista a Chris Bachalo
 Entrevista a Kevin O’Neil
 Entrevista a Steve Epting
 Entrevista a Kenneth Rocafort
 Entrevista a Skottie Young
 Entrevista a Rick Remender (Fear Agent)
 Entrevista a Steve Englehart
 Entrevista a Jordan White (editor Star Wars)
 Entrevista a Tom Brevoort
 Entrevista a Álvaro Ortiz (Murderabilia)
 Entrevista a Javier Olivares (Las Meninas)
 Entrevista a Andrew Wildman
 Entrevista a Paul Jenkins

Leave a Reply

11 Comentarios en "Entrevista a Esad Ribic"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Marcos Martín

Interesante entrevista, enhorabuena por ello Pedro. De siempre Ribic ha sido uno de mis autores favoritos, si no recuerdo mal lo descubrí leyendo la miniserie de Namor y más en la actualidad lo he disfrutado en Thor y ahora en Secret Wars. En la entrevista dice que seguirá con Marvel unos años y me sorprende que lo haga sabiendo que no le gusta el género demasiado. Compraría lo que hiciera en plan sci-fi en una independiente sin pensarlo dos veces.

Igverni

Muchas gracias, Pedro!!!!

Otra entrevista superinteresante. Esad Ribic se sale!

Mucha envidia a los que pudisteis asistir a Metrópoli Gijón. Si hubiera podido ir y encontrarme en persona con Ribic, posiblemente le hubiera dicho:

“¿Qué haces aquí en España? VUELVE A CASA Y TERMINA LAS SECRET WARS!!! ”

De coña, claro!! 🙂

Damián González

Tiene razón, él no pega en otras series que ha guionizado Aaron, no le pegaba para nada Lobezno y la patrulla-x por ejemplo, tampoco le pegaría por ejemplo dibujar un Spiderman actual, pero si le veo dibujando un Caballero Luna por decir uno.

Lord_Pengallan

Una entrevista interesante. Ribic es inteligente y sincero. Una pena que por todo lo que le costó pasar de Croacia a Marvel no se quiera marchar o compaginar con otras cosas. Por qué no volver a probar en Europa? Evidentemente no está a gusto ni encuentra un guionista con el que hacer pareja, por qué se resigna?

Igverni

Ribic no es un artista rapido, por lo que “compaginar” obras de varias editoriales no es factible. Mas cuando el dice que lo que de verdad le gustaria es hacer el dibujo completo todo el. Por no hablar del sueldo que le paga Marvel, que está por ver que lo pudiera ganar en Europa…

Yo Leyendo la entrevista no creo que se pueda decir que no ha encontrado un guionista adecuado, de hecho si lo ha hecho con Aaron y Hickman, con los que ha repetido y han sabido darle materiales que le encajaban.

Lo unico que dice es que un Lobezno+Xmen con Aaron (comedia) o el lobezno a secas no le hubiera encajado. U otras obras de Hickman. Pero lo que SI ha hecho con ellos aparentemente creo que si le gustó.

Y el problema en Thor fue con el editor que metio el arco de Malekith y le cortó el rollo, pero con Aaron aparentemente no tuvo ningun problema.

Lord_Pengallan

Creo que puede compagiar si no se mete a hacer mil cosas. Si al final tampoco es que produzca mucho al año. En cuanto al sueldo, pretendes decir que en Europa, en Francia, ganaría una miseria?

Yo sí creo que dice que no ha encontrado un guionista adecuado porque me refiero a alguien con el que hacer una historia que le guste también a él. Está claro que lo de Aaron en Thor y lo de Hickman en SeW ni fu ni fa.

La verdad es que las injerencias editoriales siempre son terribles. Si bien siempre nos enteramos de las malas. Luego se extrañan en Marvel y DC de vender poco. Si no dejan respirar a sus autores.

HardJake

No, entendiste mal, @igverni te lo explicó bien. Y el mismo Esad Ribic dice en la entrevista que lo que le pagaban en Europa no se compara con lo que le pagan en Marvel.

giovanni

Es claro que no esta a gusto por lo que deja entrever en la entrevista, pero creo que es más por manía de él que otra cosa. Es de esta gente que no le gusta nada, no le veo pasión en lo que hace (ojo que a pesar de eso no me parece mal dibujante, ni que su trabajo sea de calidad).

En esta parte se me salio ya por completo: “No estoy seguro de cuál es la importancia que tienen las reseñas y la comunidad online en la apreciación global del evento. Hay mucha gente que lee los cómics sin ayuda de las reseñas. Y otros que lo leen a pesar de las reseñas. Yo admito que estoy acostumbrado a tener muy buenas reseñas en mis obras, pero luego en cambio en muchas ocasiones han resultado ser obras que han vendido poco. Así que no sé qué importancia tiene todo esto.”

HardJake

Exacto, hasta yo que lo considero uno de mis dibujantes favoritos me di cuenta de la mala vibra de este hombre.

_kam1kaze_

Gran entrevista y, por lo poco que le he visto de él este tiempo, gran dibujante. Ahora con las Secret Wars podré disfrutar más de su trabajo

HardJake

Leyendo Secret Wars Esad Ribic se ha hecho uno de mis artistas favoritos, sino el favorito, pero vaya que es negativo el tipo, y lo digo yo que soy muy pesimista, pero este tipo transmite malas vibras y todo, que actitud…

Por cierto, muy buena entrevistas.

wpDiscuz