Zona Negativa entrevista a Paul Pope

Por
32
799
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

autorretrato de Paul Pope Paul Pope (Filadelfia, Pensilvania, EE.UU.; 1970) ostenta una trayectoria profesional que lo avala como uno de los más prolíficos e interesantes historietistas contemporáneos. Curtido en el campo de la autoedición, a través de su propio sello, Horse Press, publicó obras como Sin título o The ballad of Doctor Richardson. Pero el proyecto que llamó la atención de buena parte de lectores y medios especializados fue la todavía inconclusa THB, ambiciosa saga de ciencia-ficción convertida en su particular campo de experimentación. Tras la serie de temática criminal The one trick rip-off, la colaboración con la editorial nipona Kodansha y la también autoeditaba Escapo, la publicación de las miniseries Heavy Liquid y 100% a través del sello Vertigo de DC Comics acercaría su inconfundible e inimitable trazo a un mayor número de lectores.

En los últimos años, además de realizar numerosas historias cortas protagonizadas por algunos de los más icónicos personajes de las grandes editoriales –Los 4 fantásticos, Spiderman–, ha ofrecido su particular versión del Caballero Oscuro a través de El compañero adolescente del héroe, Berlin Batman, Batman: Momentos decisivos y, sobre todo, Batman: Año 100, por méritos innegables, aupada a la selecta lista de las mejores obras protagonizadas por el Hombre Murciélago. Desde entonces, además de haber publicado el libro Pulphope: The Art of Paul Pope, y de acometer diversos encargos para prestigiosas revistas, firmas de moda, y estudios cinematográficos, Pope se halla inmerso en la preparación de dos nuevos tebeos titulados La chica biónica y Battling boy, así como en la ansiada finalización y reedición de THB.

Antes de entrar en materia, vaya por delante que para un servidor tener la oportunidad de entrevistar a este monstruo del Noveno Arte es una de las experiencias más gratificantes vividas como integrante del equipo de colaboradores de Zona Negativa. Desde que en mayo de 2008 tuve la ocasión de ponerme en contacto con él, enseguida quedó patente una amabilidad y paciencia que desde aquí agradezco. Ahora sí, por fin, os ofrecemos la entrevista que tuvo a bien concedernos, fenomenalmente traducida por Alberto Morán

[English version]

La construcción del “destructor de cómics”


David Fernández.- En tu libro Pulphope incluyes dibujos realizados durante tu infancia. ¿Cuál es el recuerdo más vivo que guardas de estos primeros años de expresiones gráficas puras y espontáneas?

Paul Pope.- Vaya, buena pregunta… puede que mirar libros de arte en la biblioteca con dibujos de autores como Picasso: recuerdo haber visto y entendido su pintura de Los tres músicos a una edad muy temprana. También recuerdo ojear la colección de comics de mi tío – tenía todos los comics clásicos de la Edad de Plata americana como Los Vengadores de Kirby y el Batman de Carmine Infatino – y la colección de discos de mi padre, que tenía un montón de clásicos e iconos del rock y el jazz de los 60. Para mí, Picasso y Kirby tienen mucho en común; solía mirar sus trabajos mientras escuchaba los discos de mi padre: los Rolling Stones, grandes discos de jazz como el Sketches of Spain de Miles (Davis), cosas así. Miraba las portadas de aquellos discos y pensaba en lo que veía…


Dibujo infantil de Paul Pope, y estudio a partir del mismo

David Fernández.- ¿Cómo se produjo tu primer acercamiento como lector al mundo del cómic?

Paul Pope.- Empecé a hacerlos por mi cuenta de niño, para mí. Me encantaban los cómics y quería trabajar en ellos desde muy joven. Era una época en la que no había videojuegos y era difícil pasárselo bien en casa a menos que leyeses comics o libros, escuchases música en la radio o vieses la muy limitada programación de la tele. O que charlases con alguien. Aunque estudié Bellas Artes e historia del arte occidental, nunca perdí las ganas de hacer comics.

David Fernández.- Cursaste estudios de Bellas Artes en la Ohio State University, donde al parecer te topaste con la infravaloración del cómic como medio de expresión artística. Dejando a un lado la relativa juventud del Noveno Arte, ¿a qué crees que se deben los prejuicios académicos que rodean al mundo del tebeo? ¿Se está restringiendo de forma injustificada el concepto de Arte?

Paul Pope.- Por “noveno arte” supongo que te refieres a los comics. Creo que el prejuicio hacia los comics –que puede estar cambiando– se asienta en dos pilares. Uno, los guardianes de lo que se considera el “alto arte” tienen un interés manifiesto en mantener su autoridad y controlar el debate en sus propios términos. Y por otra parte, hay una especie de economía sobre qué se puede y qué no se puede introducir en dicho debate. Es un prejuicio basado en las preferencias. Siento muy poco respeto por ésta vanidad academicista –o por cualquiera, en general– que intenta limitar el potencial humano: como el comic no es parte de esta retórica del “alto arte”, se le excluye.

Siendo generoso con ellos, es cierto que hay un énfasis comprensible por parte de occidente hacia formas más tradicionales de arte visual –dejemos a la música y el teatro fuera de esto–, ya que en las artes plásticas occidentales se aprecia una inclinación hacia el dibujo, la pintura, la imprenta y la escultura. El comic ha funcionado históricamente como una variante del arte comercial, un vehículo para ganar dinero o promocionar algo, y por lo tanto se le considera una forma sutil de publicidad o propaganda. Supongo que los dibujantes más aclamados por los medios académicos son los que yo llamo “dibujantes puros”, gente como Robert Crumb, Moebius o Chris Ware, dibujantes que a veces llevan a cabo trabajos personales para sí mismos. Quizá otra razón por la que existe ese prejuicio hacia los comics es que durante mucho tiempo han sido un producto para la juventud, y por lo tanto no son dignos de ser considerados literatura seria.


Jack Kirby, Frank Miller y Guido Crépax, homenajeados por Paul Pope

David Fernández.- Con el paso de los años has logrado sintetizar, hasta conformar un estilo propio y muy identificable, las influencias de autores como Moebius, Hugo Pratt, Milton Caniff, Jack Kirby, Alex Toth, o Frank Miller, procedentes de tradiciones muy variadas. ¿Ha sido un proceso premeditado –imitación, estudio, práctica,…– o inconsciente?

Paul Pope.- Yo diría que inconsciente, al menos al principio. Me encantan los comics y me considero un lector omnívoro, me encantan los comics bien elaborados y bien hechos, así que los dibujantes que me gustan son aquellos que son buenos en lo que hacen. En vez de tener una lista de favoritos que trabajan en éste genero o en aquel, en “funny animals” (Nota del traductor: género de humor popular de los 40/50 sobre animales parlantes como el Pato Donald), o en esta especie de realismo heroico que vemos en los comics de superhéroes, me gustan los artistas que escriben y dibujan sus propias historias con unos objetivos y metas personales. Me gustan los estilos personales, dinámicos, obsesivos. Me encantan Jim Woodring, Gipi, Blutch, Jeff Smith, Hergé, Robert Crumb, Chester Brown y unos cuantos dibujantes de manga como Minetaro Mochizuki y Egawa Tatsuya.

David Fernández.- Comentas en diferentes entrevistas que la música es una influencia constante en tu obra. ¿Cómo se traduce esta influencia en las viñetas de tus tebeos? ¿Sueles escuchar música mientras trabajas? ¿Cuáles son tus predilecciones?

Paul Pope.- La música es un medio auditivo que no tiene componente visual, mientras que el comic es un medio visual sin componente auditivo. La música es muy inspiradora porque mi mente rellena los huecos, por decirlo de alguna manera. Mi mente crea colores e imágenes como respuesta al sonido. En este sentido, es algo diferente a las artes visuales; pero si miras la portada de un disco, ves que es una manifestación del sonido encontrándose con la imagen y dándole un rostro a la música. Es inspirador a la vez que intrigante.

Por otra parte, en cuanto a intereses, me gustan mucho las biografías de músicos. Mucho más que a la mayoría de dibujantes o amigos (que también son, en su mayoría, dibujantes: John Cassaday, Frank Miller, Istvan Banyai, Yuko Shimizu) que conozco. Me gusta esa motivación que tienen los músicos a la hora de explicar por qué hacen música, ese interés por hacer del arte algo plástico. Me siento identificado: quiero expresar emociones y crear trabajos hermosos, impactantes.

A la hora de escribir escucho música ambiental o clásica. Cuando dibujo tiendo a escuchar cosas más agresivas: rock & roll como Motorhead o Bauhaus o The Birthday Party. A veces también me gusta trabajar en silencio, es algo que hago a menudo.

David Fernández.- Tras la primeriza revista Gestalt, optaste por la autoedición a través del sello de creación propia Horse Press. ¿Ves posible reeditar Sin título o The ballad of Doctor Richardson?

Paul Pope.- Sí, aunque soy muy precavido a la hora de reintroducir mis primeros trabajos, no me convencen sus méritos… no se si quiero. Pero bueno, puede que cambie de opinión.


Trabajos primerizos: The Ballad of Dr. Richardson, Sin título y Escapo

David Fernández.- ¿Cuáles crees que fueron las enseñanzas más valiosas para tu formación como historietista, aprendidas durante la realización de ambos títulos?

Paul Pope.- Mis primeros trabajos me parecen intentos de adquirir una metodología de trabajo, y creo que tuvieron éxito. Visto en perspectiva, creo que Escapo, Doctor Richardson y algunas partes de THB son mis mejores trabajos de aquella época.

David Fernández.- Partiendo de ciertas reflexiones de Pablo Picasso, enuncias y asumes la denominación “Comics Destroyer”. ¿Cómo abordas la “destrucción de la blancura de la página”?

Paul Pope.- Trato de imaginar qué quiero dibujar con el máximo de detalles impactantes e intensos, y busco la forma de traducir esa intensidad a la página de una forma única, sin preocuparme mucho por cómo empezar. Intento ser intuitivo a la hora de dibujar.

David Fernández.- Al igual que les sucede a muchos escritores ¿en algún momento has sentido miedo a la página en blanco?

Paul Pope.- No, nunca. Para mí la página en blanco es un misterio asombroso, un pozo sin fondo del que puedes sacar un montón de cosas nuevas e inesperadas.

David Fernández.- ¿Podrías comentarnos a grandes rasgos los materiales –tipos de lápices, pinceles, etc…– que utilizas de forma más frecuente?

Paul Pope.- Intenso usar materiales de archivo, lápices HB y pinceles de pelo sintético o natural, tinta Sumi japonesa y papel sin ácido. Prefiero no usar rotuladores y plumas para mis publicaciones, prefiero usar herramientas tradicionales. Sólo uso el ordenador si es absolutamente necesario. Insisto, prefiero los métodos tradicionales.


Paul Pope en su estudio neoyorquino (foto de Doug Jaeger)

THB: Vida en Marte


David Fernández.- Probablemente, el trabajo que llamó la atención de las grandes editoriales fue THB ¿Cómo nació esta historia?

Paul Pope.- Las ideas llevaban tiempo rondándome la cabeza, cada una por su lado: una adolescente en uniforme escolar, un robot mayordomo, paisajes desérticos por la noche, un genio que surgía de una pastilla… cosas así… una idea salvaje y absurda de hacer una historia sobre un robot-genio mágico que era propiedad de una adolescente (la clase de chica que me gustaba cuando era adolescente) en Marte, en un futuro lejano. Quería una serie que no tuviese ningún sentido, y así fue.


Tres portadas de THB, obra ambientada en Marte

David Fernández.- La aperiodicidad de esta obra parece no haber implicado pérdida de interés en completarla, de hecho, en un futuro muy cercano por fin la podremos disfrutar de su conclusión y reedición por cuenta de First Second ¿En que fase se encuentra actualmente THB?

Paul Pope.- Estoy terminando la serie y la historia completa saldrá en cuatro o cinco volúmenes publicados por First Second, que también publican mi serie Battling Boy. Si comparas THB con las tres películas originales de La Guerra de las Galaxias (es algo que suelo hacer, por compararla con algo), ya están terminados El Imperio Contraataca y 45 minutos de El retorno del Jedi. Ya tengo la trilogía grabada en una versión muy tosca, no está terminada. Hace falta editar un montón de cosas y añadir muchos efectos especiales. THB saldrá a todo color.


Otras tres portadas de la ambiciosa serie de ciencia-ficción

David Fernández.- Esta serie parece haberse convertido en tu propio campo de experimentación: formatos, estilos, recursos gráficos y narrativos… ¿Cómo ha evolucionado el planteamiento de la historia de H.R. Watson y THB con el paso del tiempo?

Paul Pope.- Cada vez la respeto más a ella y a su mundo, intento tomármelo en serio. No quiero hacer solo un comic bonito de ciencia ficción con adolescentes sexys, sino que quiero contar una historia de verdad sobre una chica joven creciendo en un mundo fantástico futurista.

Kodansha: la experiencia Manga


David Fernández.- En 1995 te convertiste en uno de los pocos occidentales que ha tenido la oportunidad de trabajar para el gigante editorial nipón Kodansha. ¿Cómo surgió esta posibilidad?

Paul Pope.- Conocí a los editores en 1994 en la convención de comics de San Diego, y empecé a hablar con ellos. Tuvimos una buena conversación, me pidieron que les llevase mi portafolio para que le echasen un vistazo y en unos meses me hicieron el contrato. No tenía intención de conseguir un trabajo cuando les conocí, es solo que me gustaba el manga.

David Fernández.- En tu estilo se aprecia una poderosa influencia del Manga: un trazo sinuoso y suave, pero impactante y muy visceral, expresivo y dinámico. ¿Cómo fue el proceso de asimilación de estas influencias?

Paul Pope.- Me encanta el manga y en muchos aspectos creo que es mejor que los comics occidentales. Los mangas buenos de verdad me enganchan a un nivel emocional de una forma que los comics occidentales no pueden. Me encantan los comics europeos, también transmiten esas emociones; pero para mí nada es tan emocionante y adictivo como un buen manga.


Diseños conceptuales del manga Supetrouble

David Fernández.- A lo largo de tu colaboración con Kodansha trabajaste en proyectos como Supertrouble o Smoke Navigator, pero muchas de las páginas realizadas permanecen inéditas ¿Cabe la posibilidad de que se publiquen a corto o medio plazo?

Paul Pope.- Sí, probablemente, aunque creo que parte del material será decepcionante para los aficionados. Gran parte de él son “avances” experimentales sobre otros proyectos, o intentos de cosas que no terminaron de funcionar. De sus 250 páginas diría que hay 50 buenas, el resto son como deberes.

David Fernández.- Pese a tu condición de autor extranjero, insististe en adaptarte a la realidad que viven los manga-ka: contacto muy directo con el editor, elevado ritmo de producción, preocupación casi exclusiva de la editorial por la parcela estética en detrimento de la argumental, etc… A ello habría que sumar viajes a Tokio, consultas a tus editores en los Ángeles, reuniones, traducciones… El proceso implícito parece extenuante. ¿Crees que ha valido la pena? ¿Estás plenamente satisfecho?

Paul Pope.- Estaría más satisfecho si hubiese cumplido la promesa de ser el primer dibujante occidental que consigue un gran éxito en el mercado japonés, trabajando con una editorial japonesa establecida y sin funcionar a base de reimpresiones. Quizá esté a tiempo de conseguirlo, sigo en contacto con Kodansha y tengo una buena relación con ellos. Están contentos con el relativo éxito que he tenido fuera de Japón y están al corriente del trabajo que he llevado a cabo desde que terminó mi carrera en el manga.

Proyectos “Vertiginosos”


Tras la serie criminal The one trick rip-off, te encargaste de realizar dos miniseries para Vertigo Comics: 100 % y Heavy Liquid. Ambas historias parecen desarrollarse en un “universo” propio, con muchos puntos en común. ¿Es una decisión premeditada, o una opción natural derivada de partir de una ambientación futurista?

Paul Pope.- Tenía planeado hacer una trilogía de historias de ciencia ficción ubicadas en un futuro cercano, todas ellas en Nueva York. Consideraba Batman: Año 100 la tercera de esas historias. Heavy Liquid, 100% y Batman: Año 100 tienen lugar en el mismo universo, más o menos.

David Fernández.- Es una constante en tu bibliografía la adopción de la ciencia-ficción como género al partir del cual abordar preocupaciones contemporáneas. ¿Te sientes tentado a tratar una temática similar dentro de una ambientación contemporánea, o prefieres construir tus historias sobre la base que proporciona los convencionalismos de la ciencia-ficción?

Paul Pope.- Las historias que tienen lugar en la época contemporánea tienden a aburrirme, me gusta mucho más lo romántico y el absurdo, me gustan las locuras. No creo que los comics tengan que estar enmarcados en la realidad, me gusta mucho más la imaginación desbordante de Dr. Seuss, Jack Kirby o Moebius.


Portadas de The one trick rip off, 100% y Heavy liquid

David Fernández.- ¿Crees que esa tecnología, tan presente en muchas de tus historias, realmente facilita la comunicación, o puede terminar siendo una barrera frente a la interacción física real?

Paul Pope.- Creo que ambos. Pese a los avances que nos han proporcionado las máquinas soy bastante pesimista con respecto al futuro. Los seres humanos son animales que han inventado leyes para prevenir los asesinatos y robos: no haría falta mucho para que las sociedades modernas involucionen al barbarismo. Necesitamos inculcarles el civismo y la ética a los jóvenes y, por encima de todo, el pensamiento crítico. Las herramientas para pensar bien. Necesitamos líderes honestos. Sin ellos, lo que tenemos es una especie de edad de piedra moderna en la que cualquiera puede pulsar un botón y ver cualquier cosa en un espejo mágico, pero en la que la gente no tiene un sentido de comunidad o de identidad.

David Fernández.- – ¿Cómo valoras la influencia de los avances tecnológicos en el mundo del cómic? ¿Te convence el formato de los e-comics o prefieres las versiones impresas?

Paul Pope.- Prefiero las versiones impresas, pero me interesa el futuro de los comics como medio. La revolución digital es real y es una fuerza poderosa, así que no quiero oponerme a ella. Todavía soy joven…

Incursiones en el cómic mainstream: colaborando con DC y Marvel


David Fernández.- En los últimos años has tenido la oportunidad de realizar historias con personajes tan populares como Los 4 Fantásticos o Spiderman. ¿Cómo afrontas el reto de ofrecer tu propia visión de creaciones gráficas de Steve Ditko o Jack Kirby?

Paul Pope.- Intento hacerle justicia al espíritu de esos personajes y honrar a Kirby, Ditko y otros grandes autores con mi trabajo. Es un gran honor trabajar con esos personajes e intentar añadirles parte de mi propia personalidad cuando escribo sus historias para Marvel o DC. Me encantan esos personajes y es genial poder trabajar con ellos.


El OMAC de Jack Kirby, y el de Paul Pope
(Haced click sobre la imágen para verla a mayor tamaño)

David Fernández.- Sucede algo similar con Batman: ¿cómo abordar a un personaje elevado a la categoría de icono popular, conjugando décadas de tradición con tu propia sensibilidad artística?

Paul Pope.- Es difícil, pero mi estilo y sensibilidad encajan bien con el universo de Batman. Tengo una mente mórbida y romántica como Nick Cave, o quizá Fritz Lang, así que puedo acercarme a los aspectos macabros de Batman con un enfoque auténtico y genuino.

David Fernández.- Tras la familiarización con el personaje que representaron “Broken nose”, “Teenage sidekick”, “Berlin Batman”, o “Turning points”, emprendiste un ambicioso proyecto: Batman Año 100. ¿Cómo surgió esta posibilidad?

Paul Pope.- Mis historias de Batman eran populares y los editores creyeron que podría hacer una historia larga de Batman. Discutimos la posibilidad de que yo hiciese una novela gráfica años antes de llevarla a cabo, así que tuve dos años para pensar en ideas sobre Batman.


Portada de Batman: Año 100 y página de Berlin Batman
(haced click sobre la segunda imágen para verla a mayor tamaño)

David Fernández.- Bob Kane, Neal Adams, Frank Miller, Dennis O’Neil, Alan Moore, Grant Morrison,… Algunos de los más respetados autores de cómic han realizado aportaciones muy significativas a la mitología de Batman ¿Hay alguna etapa o autor que te ha impactado o influenciado de forma especial en la construcción de tu propio Caballero Oscuro?

Paul Pope.- Por supuesto, el trabajo de Frank Miller ha sido muy influyente: es un amigo y una inspiración. Prefiero las historias primigenias de Batman de Bob Kane, Dick Sprang y Jerry Robinson. Creo que el sello distintivo es la originalidad del personaje, y es algo que intento mantener en mis trabajos sobre Batman.

David Fernández.- Para esta obra contaste con la ayuda del colorista español José Villarrubia. Con anterioridad, habías optado por el blanco y negro, o incluso habías realizado tú mismo el coloreado (Heavy Liquid). Acostumbrado a trabajar en solitario, ¿cómo valoras las ocasiones en que has tenido la oportunidad trabajar en equipo? (bien sea ilustrando guiones ajenos, o siendo tus lápices coloreados por otros profesionales).

Paul Pope.- Me gusta trabajar con gente creativa, y José es una persona fabulosa con la que trabajar: es muy creativo, e inteligente y nos tenemos mucha simpatía, así que trabajamos bien juntos. Cuando quiero tener el control yo sólo, trabajo sólo, pero en otros proyectos es mejor trabajar en equipo. Intento preparar bien los proyectos que voy a llevar a cabo, y a veces concluyo que es mejor trabajar en equipo.


Desarrollando una personal visión del Caballero Oscuro
(haced click sobre las imágenes para verlas a mayor tamaño)

David Fernández.- – ¿Qué opinas acerca de las adaptaciones cinematográficas de cómics? En algún momento se llegó a comentar la posibilidad de que Tim Burton adaptara Escapo ¿Crees que alguna de tus obras se adaptará a medio plazo?

Paul Pope.- En estos momentos tengo cinco proyectos de adaptación al cine sobre la mesa, así que estoy bastante seguro en que alguno se acabará llevando a cabo. También he trabajado en la industria del cine, así que no me resulta un mundo totalmente extraño. Muchas adaptaciones de cómics han sido malas, pero mis expectativas son bajas: prefiero las películas de Andrei Tartovsky, Fritz Lang y Truffaut, así que soy un poco “asceta” en el terreno del cine…

Artista multidisciplinar + futuros proyectos


David Fernández.- Con el libro Pulphope: The Art of Paul Pope te desnudaste artísticamente, ofreciendo no sólo valiosos ejemplos de tu obra, sino también de tus pensamientos e inquietudes, en forma de ensayos. ¿Sientes una necesidad de escribir equivalente o comparable a la de dibujar? ¿Cómo llegaste a plantear un libro de estas características, muy ajeno a lo que desafortunadamente suele ser habitual en el mundo del cómic?

Paul Pope.- Me veo más como un artista que como un dibujante: algunas ideas son más adecuadas para los cómics, y otras para la prosa. Escribo muchas cosas, aunque la mayoría de ellas no veían la luz: quería publicar parte del material en forma de ensayos, y así surgió el libro.


Logo de Pulphope (haced click sobre la imagen para acceder al blog de Pope)

David Fernández.- Da la sensación de que desde AdHouse, concretamente el editor Chris Pitzer, apostaron muy fuerte por este libro. ¿Estás satisfecho con su implicación? ¿Planeáis nuevas ediciones o continuaciones de Pulphope?

Paul Pope.- Tenemos en mente un gran proyecto para otro Pulphope: todavía es pronto para adelantar nada, pero queremos volver a trabajar en ello.

David Fernández.- Has acometido diversos encargos para revistas, firmas de moda, y estudios cinematográficos. ¿Te consideras un historietista cuyas inquietudes te mueven a adentrarte en otros campos creativos, o como un artista que encuentra en el cómic un medio de expresión más?

Paul Pope.- Prefiero los comics como forma de arte, pero otros medios despiertan mi curiosidad. También me interesa extender el concepto de “historietista” hacia nuevas áreas, más grandes.


Ilustración para la revista GQ, coloreada por David Rubín

David Fernández.- En la actualidad, estás preparando La chica biónica, para la editorial francesa Dargaud, y Battling boy, para First Second ¿Qué nos puedes comentar acerca de ambas series? ¿Cuando verán la luz?

Paul Pope.- Ambos saldrán en 2010, ¡me está llevando mucho tiempo terminarlos!

David Fernández.- – Mantienes un contacto constante con aficionados y colegas de profesión a través de tu Blog, de tu página MySpace, y de la asistencia a convenciones. ¿Cómo valoras la experiencia derivada de dicho contacto?

Paul Pope.- Las veo como una forma de publicidad y promoción. Además, de estas iniciativas surge una sensación de comunidad que puede resultar muy positiva.


Detalle de página de Battling Boy y arte conceptual realizado por el artista Feroze Alam
para una posible adaptación cinematográfica
(haced click sobre las imágenes para verlas a mayor tamaño)

David Fernández.- – Por lo general, tu obra recibe elogiosas críticas de lectores y medios especializados, has recibido los más prestigiosos premios de la industria, y debido a tu versatilidad, tu presencia en medios generalistas es frecuente ¿Estas en una posición de privilegio para contribuir a la dignificación del cómic como medio de expresión artística?

Paul Pope.- Eso espero, pero también trabajo muy duro, vivo en Manhattan y conozco a muchas personas en la industria creativa, así que puedo moverme en círculos que me dan más oportunidades que a la mayoría. ¡Pero cuidado, ninguna de ellas resulta fácil, y solo eres tan bueno como tu último proyecto, como se suele decir! Me esfuerzo mucho cuando trabajo y me enorgullece el trabajo bien hecho: eso me motiva a hacerlo aún mejor en el futuro.

David Fernández.- Llegados a este punto, tan sólo nos queda agradecerte tu amabilidad y paciencia, así como desearte la mejor de las suertes en proyectos presentes y futuros.

Paul Pope.- ¡Gracias!

El Arte de… Paul Pope


A continuación, os ofrecemos una recopilación de vídeos de un modo u otro protagonizados por este autor, comenzando por la entrevista realizada en el estudio de Pope por el colectivo LVHRD en la que comenta diferentes detalles acerca de uno de sus inminentes proyectos: Battling Boy, fruto de su interés por la mitología, el folklore, y la voluntad de realizar un tebeo “estrictamente para niños”. También se detiene en explicar el desarrollo de una portada de una revista, rememorar su miniserie 100 % (Vertigo) y demás curiosidades acerca del modo en que ve su profesión.



A través del siguiente vídeo, desde LVHRD presentan a Mark DeNardo, quien comenta su fascinación por el trabajo de Pope, para posteriormente ofrecer fragmentos de una conferencia impartida por el dibujante en la sede del Anthology Film Archives (Nueva York). En la misma, Pope se retrotrae a dibujos de la infancia, e interpretaciones acerca de su significado, además de comentar detalles acerca de Batman: Year 100, su génesis, enfoque y temas implícitos. También se hace alusión a ilustraciones, arte erótico y, nuevamente, al respeto reverencial que siente por Jack Kirby.



En este caso, nos limitamos a recuperar un vídeo en el que se hace bueno aquello de “una imagen vale más que mil palabras”. Hipnótico y fascinante, comprobar cómo Pope dibuja a uno de los personajes de THB.



En el siguiente vídeo, los integrantes de Curls Studio repasan su estancia en la Baltimore Comic-Con 2007. Además de otras curiosidades, se hace especial hincapié en la conferencia ofrecida por Paul Pope y James Jean.



Para finalizar, nuevamente LVHRD, integrado en The happy corp, nos ofrecen una entrevista en la que Paul Pope comenta su mecánica de trabajo, los cambios implícitos en su condición de profesional y su experiencia colaborando con la firma DKNY Jeans en el diseño de una línea de ropa.

Enlaces de interés


Pulphope: blog de Paul Pope.
Entrada dedicada a Paul Pope en la Wikipedia.
DKNY Jeans Paul Pope collection website.
Entrevista a Paul Pope, realizada por Pepo Pérez (publicada en Con C de Arte).
Sean T. Collins entrevista a Paul Pope (traducida por los compañeros de Entrecómics).
Reseña de Batman: Año 100, por Alberto Morán.
Reseña de Batman: Año 100, por Alberto García Marcos.

32
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
32 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
18 Comment authors
Toni BoixIñaki SanzedDaniel SantosKike Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
tezuka
Lector
tezuka

Gracias por la entrevista

Juanjo Palacios
Lector

Muy buen trabajo David. Qué lastima que Planeta no haya incluido en su planning de este año ninguna de las obras de Pope pendientes de publicar.

Andres
Lector
Andres

Me ha encantado la entrevista. Gran trabajo! Paul Pope es un artista que tiene ese “algo” que lo hace totalmente diferente al resto. Espero ver mas obras suyas publicadas aqui en España.

Borja Cano
Lector

¡Muchas felicidades por esta estupenda entrevista, David!

Después de leer esta extensa entrevista me doy cuenta que debería empezar a leer más cosas de este autor -aún tengo pendiente la compra de Batman: Año 100, por ejemplo- porque aunque su estilo gráfico me resultó al principio “poco convencional” -creo que es la mejor forma de definirlo, porque hacerlo como “repelente” sería desprestigiar indebidamente a este autor*- con cada nueva ilustración suya me va atrayendo más y más.

Por tanto, creo que uno de mis propósitos para este año -¿todavía se puede hacer eso?- será leer algo más de Paul Pope.

Un saludo!

* Aunque he de reconocer que esa sensación también la sentí cuando estuve delante por primera vez de un cómic ilustrado por Frank Quitely;… y ahora es uno de los autores a los que más admiro.

Borja Cano
Lector

Vaya, menudo despiste al escribir mi comentario anterior: Como estoy acostumbrado a escribir los comentarios en HTML, mis ojos no se percataron de los botones de edición de texto que tenéis en la parte superior… Disculpar por tanto lo incómodo que pueda resultar la lectura de mi comentario.

Sputnik
Lector
Sputnik

“su estilo gráfico me resultó al principio “poco convencional” -creo que es la mejor forma de definirlo, porque hacerlo como “repelente” sería desprestigiar indebidamente a este autor*- con cada nueva ilustración suya me va atrayendo más y más.”

He visto que más de una vez se ha tildado el dibujo de Pope de “feísta”, y no lo pillo… Me parece uno de los estilos de la actualidad más hermosos que conozco.
Claro que, teniendo en cuenta que el 50% de lo que él afirma que son sus influencias artísticas son el 80% de las mías(los autores de cómic occidentales, las referencias a autores cinematográficos)… ya sé por qué me gusta tanto.

Sputnik
Lector
Sputnik

Por cierto, ya que se habla de adaptaciones cinematográficas… siempre he pensado que su estilo podría quedar de puta madre en forma de animación, con ese trazo ondulante y orgánico y los ambientes expresionistas.

billyboy
Lector
billyboy

a mi la tia esa encajonada de Kirby me dado miedo desde pequeño XXD

La verdad es que Pope es un autor que en principio por el dibujo te tira para atras pero despues de das cuenta de su calidad,aun estoy buscando por la web el pedazo dibujo de batman en la moto (batmovil como le llamaban en el comic) despues de la persecucion en batman año: 100

Raul Martin
Lector

Hola David,
Muy interesante tu entrevista. Me han entrado más ganas aún de seguir a Pope, la verdad. Tras leer sus respuestas ahora entiendo más el porqué de incluir una máscara estilo  Picasso en HEAVY LIQUID.

¿Cómo de difícil es conseguir THB? Me refiero via internet, importación…
Un saludo.

billyboy
Lector
billyboy

creo que si,la recordaba de otra manera (con fuego por detras) pero creo que es esa….la verdad es que me encantaria a tamaño completo para ponerla de fondo de pantalla.

quike102
Lector
quike102

Gran entrevista David y pedazo de artista Pope, una pena que no vayamos a ver nada suyo este año.
Por cierto como dicen por ahí PulpHope es una maravilla, tanto en contenidos como edición!!! 

José Torralba
Autor

¡Hola David!

¡Qué decirte! Esto es una señora entrevista y lo demás son tonterías. De hecho, no es que sea una entrevista, es que si alguien no sabe quién es Paul Pope le basta con entrar aquí para no tener que ir a ningún otro sitio. Si sacan aquí el Heavy Liquid o el 100%, la búsqueda de bibliografía será muchísimo más sencilla que en el resto de ocasiones.

Un abrazo y felicidades

Sputnik
Lector
Sputnik

El heavy liquid está… otra cosa es que se haya agotado, pero yo me lo pillé hace dos salones de barna.

José Torralba
Autor

Mmmmmm edición Norma descatalogada supongo

Blade Runner
Lector
Blade Runner

Llevaba esperando a leer la entrevista desde la semana pasada (conque el lunes o el martes, ¿eh? ya, ya…) y ha merecido mucho la pena, de verdad. El tío parece muy majo, no se le nota nada chulo, y eso que le has sacado hasta los higadillos a preguntas… ^_^
A mí el Batman Año 100 me ha encantado, pero ahora tengo unas ganas tremendas de leer THB. Supongo que esperaré hasta que lo reediten en 2010, pero anda que no queda…

En fin, una entrevista estupenda. Genial.

Sputnik
Lector
Sputnik

Ni idea de quién lo editó, José. No estoy en mi casa y no puedo mirarlo.
Pero juraría que era de Planeta…
(I dont know) 

Parábola Durden
Lector
Parábola Durden

Felicidades por la entrevista, David. Está muy bien enfocada hacia alguien que, para mí, es un auténtico artista del medio. Y no hay tantos, menos en su generación. Las preguntas que le hacías se salían del corcé de una típica entrevista a un dibujante-guionista; justo lo que precisaba alguien como Pope.
Paul Pope es un artista genial y único, y lo es porque conjuga todas sus preferencias y referencias para crear un estilo muy particular, inconfundible (ese es el camino de los artistas contemporáneos).
Es cierto, su dibujo choca al principio (y coincido cn lo de Quately, amí tb me pasó!!) pero luego engancha como ninguno. Lo que no se asimila a la primera, y fascina a la tercera o cuarta suele ser arte. (“El arte se haya en la repetición”, dijo alguien hace tiempo). Solo hay que fijarse en el diseño de sus onomatopeyas (volviendo a lo más clásico para crear algo muy suyo), o de los trazos de movimiento, humo de velas o cigarros, luces, niebla… Ves algo de esto en una página en blanco, y sabes que es Pope. Solo por cosas así para mí está por encima de casi todos sus compañeros de profesión.
Su Batman: año 100 no tiene precio. Ya lo he dicho por aquí, desde las grandes obras de su amigo Miller, lo mjor del personaje.

En fin, lo dicho, Pope marcará un estilo y una época en el noveno arte. El tiempo lo dirá. Áunque parezca lo contrario, solo está empezando.

Y repito: muy buen trabajo David. Felicidades y gracias.

Jack Frost
Lector

Por el video en el que sale dibujando:

“Es zurdo????”

Kike
Lector

Gran entrevista :D!

Akkon
Lector

Heavy Liquid no esta descatalogado esta saldado.
Hace poco lo compre yo tirado de precio.

La entrevista genial. Me encantan tando Batman 100 como el mencionado heavy liquid y ojala editaran mas cosas aquí. En cualquier caso espero ansioso la edicion de THB :D:D

ed
Lector

muy buena entrevista!

Iñaki Sanz
Lector

Genial! De nuevo una entrevista excelente a un autor excelente.

Además de las obras de Paul Poepe, el libro PulpHope es recomendable ya que da una dimensión de las ideas e inquietudes artísticas del autor. Lo recuerdo en el Saló del Còmic de Barcelona en 2004 en una mesa redonda junto a Milligan y Allred. Allí ya me llamó la atención com se veía una persona con formación y cultura artística. Afortunadamente posee el talento de reflejarlo en sus obras.

Estoy entre los que ha intentado hacerme con parte de su obra inédita en España sin éxito. Me alegra saber lo de las reediciones.

Toni Boix
Lector

HOy, cuando empezaba a leer la entrevista a Rubín, he visto el enlace a esta que ya ni recordaba que no pude leer en su día… Y estoy que salto de alegría por lo interesante que es. Me quedo con esta idea:

“Uno, los guardianes de lo que se considera el “alto arte” tienen un interés manifiesto en mantener su autoridad y controlar el debate en sus propios términos. Y por otra parte, hay una especie de economía sobre qué se puede y qué no se puede introducir en dicho debate.”

A ver cuando encuentro otro rato para seguir con tus entrevistas, David 😀