Zona Negativa en Crack Bang Boom

Por
12
303

Cuando comenzó a gestarse, la idea parecía un sueño irrealizable o al menos muy lejano. Sin embargo, por el esfuerzo y el trabajo de los organizadores encabezados por Eduardo Risso (con la participación de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario, el Centro Cultural Parque de España y el Centro de Expresiones Contemporáneas, y de los artistas y periodistas locales Juan Angel Szama, Eduardo Santillan Marcus, Carlos Barocelli, Esteban Tolj y Leandro Arteaga) desde el 21 al 24 de octubre efectivamente se realizó la Primera Convención Internacional de Historietas – Crack Bang Boom, a la cual se calcula que asistieron entre cuatro y cinco mil personas (según datos oficiales), tanto residentes de la ciudad como de otros puntos del país y del continente sudamericano. Entre todos ellos, Zona Negativa también estuvo presente en el evento a lo largo de los cuatro días y a continuación se da cuenta de ello.


Aunque oficialmente la fecha de inicio era el jueves 21 todo comenzó antes, con la inauguración de muestras afines a la historieta desde varias semanas antes, haciendo foco en lo nacional con la histórica Revista Fierro, en primer lugar, y luego con el reconocimiento a dos artistas de la ciudad, Roberto Fontanarrosa y El Tomi. Estas dos se dieron el lujo de ser abiertas el día antes del inauguración de la Convención propiamente dicha, con los invitados presentes conversando con los pocos asistentes que se percataron de que allí ya estarían Jim Lee, Brian Azzarello, Will Dennis, Fabio Moon, Gabriel Bá, Eduardo Risso, Ariel Olivetti y más.

En las primeras horas del día 1 de Crack Bang Boom ya se respiraba comic en la atmósfera rosarina. Caminando hacia el predio del evento se podían ver remeras de Superman, por mencionar un ejemplo, vestidas con todo orgullo y la frente bien alta.


Este primer día fue el más liviano en cuanto a concurrencia así como en lo que a paneles y momentos destacables se refiere. No obstante eso, abrió nada menos que con Brian Azzarello firmando autógrafos y Jim Lee realizando bocetos a unos pocos afortunados, por un lado, y con Eduardo Risso y Carlos Trillo en la primera “Charla de Café”, conversando informalmente entre ellos y con el público, por el otro.

Otro momento importante que debió tener lugar en la primera jornada como parte de la apertura del evento, fue el homenaje al veterano artista santafesino Juan Arancio, quien había sido invitado pero no pudo asistir por una enfermedad que le impide viajar. Estuvieron presentes, de todos modos, sus palabras de agradecimiento, recibidas por quienes querían ofrecer el homenaje al artista o, de no haberlo conocido, enterarse de su obra.

Cerrando el día 1 de la Convención, y dejándola completa y oficialmente inaugurada, se realizó la apertura de la muestra de todos los artistas invitados al evento, con la presencia de (casi) todos ellos, con la posibilidad de, por ejemplo, comentar directamente con un dibujante un determinado trabajo suyo o sacarse fotos con ellos entre sus dibujos; esto dependió del gusto de cada uno de los muchos presentes, ya que su predisposición era total.


El día 2 inició intensamente con la charla “A solas con Jim Lee” para la cual desde una hora antes había gente esperando que se abrieran las puertas, preanunciando el auditorio prácticamente colmado que estaría escuchando las anécdotas sobre sus comienzos como dibujante, los entretelones de lo que fueron los primeros años de Image Comics, la venta de Wildstorm a DC Comics, sus trabajos como artista en DC, la llegada al actual puesto de Co-Publisher y los motivos del ascenso de Bob Harras e Editor en Jefe (sin dejar de hacer una broma por estar ahora bajo su tutela, al revés de lo que fuera hace unos veinte años en Marvel).

Una de las últimas preguntas de este panel tocó otro tema interesante y actual sobre el futuro de Jim Lee como artista: la posibilidad de que dibuje a la JLA así como un crossover de la Liga con los X-Men; sobre lo primero respondió que siempre está la posibilidad, mientras que respecto al cruce con el equipo de Marvel afirmó que hay muy pocas probabilidades, pero que “nunca se sabe, DC quizás compre Marvel…”. Luego, contestó seriamente a la cuestión hablando de la rivalidad entre compañías como medio para el crecimiento de ambos y que si llega el caso de un crossover sólo será por motivos creativos, cerrándose con esta declaración la charla.

Desde el mismo comienzo del panel la estrella del evento demostró su buen humor, el cual desplegó durante la hora que duró el mismo. Esto redundó en una charla amena, divertida, entretenida, de la cual los (aproximadamente) 400 asistentes salieron encantados, lo cual demostraron en la ovación que ofrecieron a Lee cuando concluyó.


El otro panel sobresaliente del día viernes fue el titulado “Disparando 100 Balas a la distancia”, que situó a Eduardo Risso, Brian Azzarello y Will Dennis uno al lado del otro, como pocas veces habían estado a lo largo de la producción de este extenso proyecto en Vertigo. Luego de comentar detalles de cómo se gestó y desarrolló 100 Balas, y de lo que significó esta serie para el sello editorial, llegó la pregunta que todos querían hacer: cuál es el nuevo proyecto del equipo que se había anunciado en la New York Comic-Con. Ante esto, Will Dennis decidió realizar el anuncio público de Spaceman, que fue la primicia de Crack Bang Boom, de Rosario para todo el mundo (de la que informamos oportunamente). Con esta charla se despidió el día 2 del evento, apropiadamente, ya que no había mejor manera de concluir la segunda jornada de la convención que con esta noticia exclusiva.

El sábado presentó a todos los asistentes el agradable problema de tener que elegir a qué panel asistir, con interesantes ofertas que coincidían en horarios. Luego de que comenzara el día conversando sobre el pasado, presente y futuro de la Fierro, histórica revista de historieta nacional, hubo que decidir si estar “a solas” con Ariel Olivetti o con Brian Azzarello, o hacer la larga fila para conseguir el preciado autógrafo de Jim Lee en algún comic de la colección personal de cada uno.

Sin lugar a dudas, este tercer día fue el de mayor concurrencia de público, lo cual se vio reflejado precisamente en esa espera por la firma del artista estrella que no impidió que las charlas con Olivetti y Azzarello tuvieran su buena cantidad de asistentes.


Lo mismo sucedió en el último turno de paneles, que presentó la disyuntiva de ir a escuchar al maestro Horacio Altuna sobre toda su obra o a Jim Lee y Will Dennis hablando en calidad de editores de DC Comics, dos ofertas muy atractivas que contaron ambas con salones colmados de público.

En el panel de Lee y Dennis tal vez la pregunta más interesante fue sobre el pasaje de los personajes de Vertigo al DCU, otro tema del que mucho se rumorea pero nada concreto se anuncia. Jim Lee lo catalogó como un rumor del cual no opinó, mientras que Dennis comentó que Vertigo no necesita de esos personajes, al considerar que de las mejores historias de los últimos años del sello, ninguna tuvo a esos personajes como protagonistas.

Hacia el domingo, último día de Crack Bang Boom, comenzó a aplacar la intensidad del evento, debido a que Jim Lee ya no estaba entre los fans reunidos en Rosario. Esto no implicó que hubiera mucho menos asistentes sino que estuvieran más dispersos entre los distintos espacios dispuestos para el evento: asistiendo a las presentaciones editoriales de la región (destacando la edición argentina de El Gran Lienzo de Gabriel Ippóliti y Diego Agrimbau), deambulando entre los stands, consiguiendo sketchs y firmas de Olivetti, Marcelo Frusín, Leandro Fernández y Risso, entre otros, o escuchando a los invitados de Brasil Fabio Moon, Gabriel Bá y Rafael Albuquerque.


Aunque estos tres dibujantes brasileros merecen un párrafo aparte, porque vinieron por su propia cuenta a colaborar con el evento más allá de que la organización no podía costear su visita. Además de participar en dos conversaciones, una “de café” informal y otra mesa redonda formal, dispusieron sus propios stands en donde ofrecían a precio de oferta sus comics editados independientemente, prestándose a firmarlos y hablar sobre ellos con toda la predisposición.

El editor Will Dennis también hizo gala de su buena voluntad, recibiendo una gran cantidad de carpetas de artistas que ya trabajan profesionalmente en el medio o que están comenzando su carrera, para evaluarlos como potenciales dibujantes de Vertigo, dando muestra una vez más de su interés por el panorama internacional del comic. De todos los que ofrecieron su material a Dennis, poco más de una docena fueron elegidos por él para una entrevista y una futura segunda prueba; el tiempo dirá si encontró algo prometedor en Rosario.

Una de las figuras nacionales destacadas de toda la Convención sin lugar a dudas fue el escritor Carlos Trillo, quien necesitó de dos paneles para poder presentarse junto a todos los dibujantes invitados al evento que trabajaron junto a él: Domingo Mandrafina, Eduardo Risso, Juan Bobillo, Gustavo Sala, Lucas Varela y Juan Saenz Valiente. Esto es una muestra de lo prolífico de este guionista, lo cual motivó a decir a Will Dennis que “Trillo no duerme”, luego de haber visto la oferta de comics argentinos en los stands de Crack Bang Boom.


Entre todas estas celebridades, locales, nacionales e internacionales, transcurrió el cuarto y último día del evento de comics más importante de los últimos tiempos en la región, el cual concluyó con un feliz Eduardo Risso agradeciendo a todos por haber hecho de Crack Bang Boom un auténtico éxito, que augura la realización de una segunda edición, si todo sale como debería.

El público comiquero de Rosario, Argentina y la región, completamente agradecidos por ello, y deseando que así sea.

Fotos: Daniela Gerosa; más imágenes en nuestro álbum de Facebook de Crack Bang Boom.

12
Déjanos un comentario

Please Login to comment
12 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
NightwalkeroenlaoAguirre MonteroToni BoixDavid Fernández Recent comment authors
Recientes Antiguos
Rama
Lector
Rama

Genial, la verdad algo espectacular de parte de la organizacion. Que se repita!!!

elgorrion
Lector

Jim Lee es de los tipos con mas buena onda que he visto. Pero la verdad que todos los aplausos se los llevan Fabio Moon, Gabriel Bá y Rafael Albuquerque. Su predisposición fue increíble. Y la verdad que no sabía que habían llegado por sus propios medios…. ídolos.

Guru
Lector

por cuestiones laborales no pude estar el 1er día (y en el último, estuve solamente media tarde), pero fue increíble. ojalá se repita el año que viene e intentaré estar de principio a fin… fue un sueño hecho realidad conocer a tantos artistas y conversar con ellos, además de ver tanta gente apasionada por los comics y el manga.
hago este comentario cortito porque sino termino contando todo el viaje, jaja

José Torralba
Autor

Una crónica excelente y noticias más que jugosas, Mariano. ¡Buen trabajo!

David Fernández
Lector

Qué lujazo, Mariano! Muchas gracias por la crónica!

Toni Boix
Lector

Qué lujazo el tenerte en ZN para poder disfrutar de cosas como estas, Mariano. Muchísimas gracias!!

Toni Boix
Lector

Juas, David, estábamos dándole a la vez para decir casi lo mismo 😀

Zarius
Lector
Zarius

Enhorabuena Raul y a todo el staff, por todas estas cosas. Ya os currais hasta cobertura internacional 😉  A seguir creciendo!

oenlao
Lector
Aviso de Spoiler

Yo estuve alli. Vendiendo mi revista de historietas…y me escapaba cuando podia a las charlas. Estuvo muy bueno. En el sitio web

Aviso de Spoiler

argentinacartoon subiremos algunas cronicas del evento. Gracias por venir y darlo a conocer…

Nightwalker
Lector

Todo el mundo se portó de 10. Dennis mirando una tonelada de carpetas, muchas más de las que había prometido; Jim Lee un día se quedó como dos horas firmando autógrafos, y lo mismo hizo Horacio Altuna el domingo de cierre. Eso es una muestra de la tremenda energía que se transmitió en esos días, entre el público, los dibujantes que iban a buscar consejos o a charlar con los grandes, la gente de la organización, etc. etc. Para más de uno, esto fue un quiebre, un evento que cambió nuestras vidas. Como dijo Eduardo Risso hacia el cierre, no fue solamente un festival para que la gente fuera a mirar, sino que uno podía en todo momento interactuar con los demás. Eso marcó la diferencia.