Secret Avengers: Una de Kung-Fú

Por
18
966
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Tras adentrarse en tierras marcianas enfrentándose a un «desafío total«, los Vengadores Secretos de Steve Rogers dirigen su mirada hacia el lejano oriente para hacer frente a un mal centenario que regresa para poner en jaque al Universo Marvel. Con la caída de Norman Osborn y el Enclave que congregaba a las más retorcidas mentes criminales de nuestra era, alguien tendrá que llenar el vacío de poder y nadie con más clase para hacerlo que uno de los más ilustres supervillanos de la vieja escuela. Si habéis estado atentos a su trayectoria desde su llegada a la casa de las ideas, sobra decir que Ed Brubaker tiene una gran predilección por el pasado más recóndito de la editorial. No contento con un trillón de historias rememorando la II Guerra Mundial, haber demostrado (otra vez) que el Profesor Xavier era un tipo chungo y haber organizado el pasado de Víctor Von Muerte, ahora se dispone a llegar todavía más allá recuperando unos elementos con los que, hasta la fecha, había que andar «de puntillas» extremando todos los cuidados posibles.

Habiéndose vertido infinidad de tinta digital al respecto de esta nueva adquisición de la franquicia vengativa, el afortunado no será otro que Shang-Chi, maestro de las artes marciales que durante los 70 y 80 viviría su época de gloria gracias a la moda del Kung-Fú. Con Bruce Lee causando furor con sus extraordinarias habilidades físicas en la serie de Green Hornet y David Carradine logrando el éxito de su carrera dando vida al Shaolin Kwai Chang Caine, Steve Englehart y Jim Starlin aprovechaban las circunstancias creándolo en páginas de Special Marvel Edition. Indagando en su génesis, queda patente que la relación de las Manos Mortales del Kung-Fú con sus precedentes televisivos no se limitaba a la mera copia de una fórmula de éxito, sino que para curarse en salud, Marvel adquiría los derechos de Kung-Fú (la teleserie, no el arte marcial) y de las novelas de Sax Rohmer, mejor conocido como el creador del malévolo genio criminal Fu-Manchú.

Tras ver la luz en 1910, el maligno científico chino se convertiría en el protagonista de una serie de novelas que adquirirían una gran popularidad durante gran parte del siglo XX. Uno de los primeros supervillanos nacidos dentro de la literatura pulp, seguiría los pasos de personajes como Drácula, Frankenstein o el Hombre Lobo siendo asimilado dentro de la mitología del Universo Marvel. Progenitor y archinémesis de Shang-Chi, los esfuerzos de este último para desvaratar sus planes codo a codo junto a la inteligencia británica ocuparía los nueve años que perdurara Maestro del Kung-Fú y su vástago para adultos, las Manos Mortales del Kung-Fú. Sin embargo, tras la cancelación de la serie por la caída de ventas, Marvel no estaba interesada en conservar los derechos de Fu-Manchú, por lo que daría carpetazo a la serie enviando a Shang-Chi a una aldea pesquera retirándolo del servicio.


Sin embargo, la nostalgia tira mucho y el maestro del Kung-Fú reaparecería en varias ocasiones puntuales a lo largo de los noventa. Con el lanzamiento de su título MAX y su inclusion en los Marvel Knights a principios del presente siglo comenzaría a flirtearse con la idea de traer de vuelta a su padre sin nunca sacarlo del todo de entre las sombras o pronunciar su nombre verdadero.

Sin noticia alguna de Fu-Manchú desde entonces, hoy arranca en Estados Unidos la saga de los Vengadores Secretos de Ed Brubaker en la que padre e hijo volverán a reunirse en una trama en la que los Vengadores liderados por Rogers tendrán que desbaratar un plan de John Aman (el Príncipe de los Huérfanos, némesis de Orson Randall en El Inmortal Puño de Hierro y otro de los personajes cuyos derechos de publicación estaban en entredicho) para resucitar al maléfico villano.

Con todo el deseo por nuestra parte de que disfrutéis Los Ojos del Dragón, junto a este posts os dejamos las primeras páginas tanto del arranque de la saga que sale a la venta este miércoles como de su segunda entrega.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Hammanu
Hammanu
27 octubre, 2010 21:39

Que yo sepa a Fu-Manchu no pueden llamarlo por tal nombre porque los derechos sobre el personaje todavia no son universales. Shan-Chi lo llama padre. Algo parecido ocurria con la Liga de los Caballeros Extraordinarios ya que te lo demuestran como tal «un oriental de ojos verdes como un gato» como lo describen en las novelas y nunca mencionan el nombre de este

Indepit
Indepit
27 octubre, 2010 21:41

Que pintaza más buena tiene esta serie!!!!!.

billyboy
billyboy
Lector
27 octubre, 2010 21:55

Otra vez Shang-chi descalzo?….no me gusta que lo pongan asi,no se la mania de «maestro marcial=pies descalzos» que se calzan algunos,hay esta Ryu y Ken para demostrarlo.

Wolvie
Wolvie
27 octubre, 2010 22:05

Al fin alguien que sabe escribir historias de artes marciales a la vieja usanza!!!! Y contadas desde el siglo XXI. Y ya que estamos en el S.XXI se podria actualizar la vestimenta de shang-chi

Gerardo Macías
Lector
27 octubre, 2010 22:10

Por lo visto la novedad es que aquí vuelven a nombrar a Fumanchu con todas las letras

angel
angel
Lector
27 octubre, 2010 22:23

Soy yo o en la imagen de la Vuida Negra, sale el nuevo Hombre Hormiga…¿zombie?

Vartz
Vartz
27 octubre, 2010 22:35

Fu Man Chu ya había salido en la serie regular de Pantera Negra de Hudlin, en el primer tomo que sacó Panini, y ahí cuando aparece dice que no responde a su antiguo nombre y que lo llamen simplemente Han (que no es el colmo de la originalidad, tampoco…)

billyboy
billyboy
Lector
27 octubre, 2010 22:38

Angel,mas bien vampiro  supongo que algo tendra que ver lo que sucede en la saga de los X-men

PEDRO ANGOSTO
27 octubre, 2010 23:29

>y otro de los personajes cuyos derechos de publicación estaban en entredicho)
¿MANDE?
Los ninjas están copiados de los Si-fan que diseñase Pacheco en «Games of Death and Deceit».
 
 

angel
angel
Lector
28 octubre, 2010 6:14

Gracias por la informacion Billyboy y Daniel.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
28 octubre, 2010 11:23

La cancelación de la serie de Shang-Chi tuvo más miga de lo que se piensa. La colección, con Doug Moench de guionista, duró y duró y duró, cambiando el apolillado concepto de las novelas de Rohmer por una estética de película de 007 que le sentó muy bien. Si alguien tiene ocasión, que eche un ojo a los viejos recopilatorios de Forum en «Tesoros Marvel» y verá lo que es canela en rama. Allí gente como Paul Gulacy o Gene Day hicieron unos dibujos bastante espectaculares. Sin embargo, Jim Shooter quería llevar a cabo una serie de cambios que, a la postre, hicieron que Moench y Day salieran disparados de la colección y que ésta, bajo la dirección de Alan Zelenezth (creo que se llamaba así) no durara sino tres números más. Para adobar el conjunto, Gene Day falleció al poco tiempo y cuentan las crónicas que sus hermanos, también del gremio de los dibujantes, no se cortaron mucho en echar la culpa indirecta a Shooter por ser el desencadenante.

PEDRO ANGOSTO
28 octubre, 2010 12:46

Muchas gracias, yo ya sabía que Prince of Orphans se basa en Amazing Man.
Pero no hay ningún problema de derechos.
Los personajes Centaur los publicaron por ´última vez ´como los Protectors en los ’90. En Malibu. Y Malibú fue comprada por Marvel. Por lo que, o son de Marvel, o son de dominio público.
Lo que no se si sabes, ya que no lo incluyes, es que la idea de «continuar» a Amazing Man en Prince of Orphans viene de que Thomas y Kane, fans del personaje de Bill Everet se inspiraron en él para las escenas del entrenamiento de Iron Fist. Esto es, Iron Fist es otro de los personajes basados en Amazing Man.
 
 
 

xaho
xaho
28 octubre, 2010 13:01

grande bru
 

LeBeau
LeBeau
Lector
28 octubre, 2010 21:59

Comparando estos avances con los de Avengers que publicasteis el otro dia creo que cada vez tengo mas claro que comics sufriran mi «recorte» de la edad heroica en febrero…

madmax
madmax
29 octubre, 2010 0:02

¡Que tiempos los de la moda de las artes marciales! Shang-Chi (sobre todo con Paul Gulacy) pero también Puño de Hierro, los Hijos del Tigre. el Tigre Blanco. Sólo una puntualización… cuando Bruce Lee rodaba la serie de tv Green Hornet era prácticamente desconocido (hablamos de mediados de los sesenta) y la publicación de estos personajes arranca cuando Bruce Lee es ya una estrella mundial tanto por sus películas en Hong Kong como en Hollywood (de hecho, muere en 1973)

Pep
Pep
Lector
30 octubre, 2010 16:17

Me gusta Deodato, pero en esa portada parece que Sang-Chi se haya partido todos los huesos desde la cadera a los pies para dar esa patada… Aparte de eso, tiene muy buena pinta esta serie.