#ZNSeries – Lo más destacado de 2020

Hacemos un repaso a las series que la redacción ha seguido durante el pasado 2020. Las producciones que a nuestro juicio han sido las más interesantes del año

En Zona Negativa nos pasaríamos el día viendo series. Eso de hacer reseñas y artículos está muy bien, pero está realmente mal pagado y nunca llueve a gustos de todos. ¡Pero el mundo de la televisión es mágico! Somos los hijos catódicos de un medio que nos lo ha dado todo: aventuras, humor, drama, modelos de masculinidad tóxica, mujeres sexualizadas y todos los anuncios publicitarios que podamos soñar. Por todo ello nos complace presentar… ¡nuestro artículo con las series más destacadas del 2020 según la redacción de Zona Negativa! Sí, has leído bien, las nuestras, y si no coinciden con las tuyas solo podemos lamentar tu mal gusto. Pero si tienes opinión, conservas funcionalmente tus dos manos (o al menos una), tienes un ordenador y una conexión a internet, puedes dejarnos tus comentarios y/o amenazas de muerte en la parte de abajo. No sirve para absolutamente nada, pero da una sensación de transparencia democrática de lo más elegante. ¡Vamos al turrón, serieadictos!

Nuestras series preferidas en 2020

10- Devs

devs

Fue a principios de año cuando Alex Garland se sacó de la manga Devs, y debido a todo lo que ha pasado desde aquellos lejanos tiempos nos parece que ha sido una eternidad, pero era de justicia traer de vuelta para un ranking de lo mejor del año a una de las mejores propuestas en el género de la ciencia ficción que nos ha deparado la pequeña pantalla en los últimos años. Garland ya se ha convertido por méritos propios en una de las figuras más estimulantes del género, con un ejemplo reciente como la fantástica y casi ya olvidada Aniquilación, pero con Devs nos trae un nuevo paso adelante en su carrera planteándonos un fabuloso descubrimiento en el seno de una empresa tecnológica tan new age como cualquiera que pudiéramos encontrarnos en Silicon Valley, y que pone patas arriba los conceptos de espacio, tiempo y la realidad misma. El resultado es una serie que sabe jugar con todos esos conceptos de manera más que hábil, combinando la metafísica con tramas más mundanas como la investigación de un crimen relacionado con el proyecto o la persecución de los protagonistas por parte de la compañía. Hay que reconocer que Devs pasó sin pena ni gloria por el sempiterno altar de sacrificios de las series de moda de la semana, pero el poderío visual de Garland, lo enrevesado de su argumento y el buen hacer del trío protagonista (Sonoya Mizuno, Alison Pill y, sobre todo, Nick Offerman) hacen que rescatar del olvido Devs sea todo un placer para devolver el equilibrio al continuum.

¿Quién la ha visto?: Nuestros compañeros Samuel Secades, Sergio Fernández, Igor Álvarez y Paulo Hernando recomiendan con fervor Devs. Lo último de Alex Garland les ha volado la cabeza con sus teorías de física cuántica y esas mierdas tan de cómic de superhéroes. En la redacción hace tiempo que trabajamos en un proyecto de I+D secreto con financiación del Gobierno para crear una tecnología capaz de permitirnos viajar a realidades alternativas. En realidad, nosotros somos de letras y no tenemos ni idea de cómo hacer nada de eso. Nos contactaron presuponiendo que un portal llamado Zona Negativa algo sabría del tema y no supimos decir que no. Pero prometemos que no estamos malgastando el dinero del contribuyente, lo estamos invirtiendo en cómics.

9- Star Wars: The Clone Wars

clone-wars

Desde una galaxia muy lejana llega la única serie de animación de este ranking. Aunque parecía que iba a quedar inconclusa, The Clone Wars sorprendió a propios y extraños retornando seis años después del último episodio emitido. El universo Star Wars resultó ser el flotador al que agarrarse para los famélicos usuarios de la recién nacida Disney+. En el año de la pandemia David Filoni contraatacó por partida doble. Si bien es cierto que, al ser un producto de acción real, The Mandalorian llega a mucha más gente, el cierre de “Clone Wars” dejo un dulcísimo sabor de boca a sus seguidores. La séptima temporada tuvo tres arcos argumentales bien diferenciados. El primero de ellos nos presentó a The Bad Batch (La Remesa Mala), un escuadrón de soldados con anomalías que acabará teniendo serie propia en la plataforma de Mickey Mouse. Posteriormente llegaron dos arcos en los que Ahsoka Tano gozó de un gran protagonismo. Los cuatro últimos capítulos de la serie conectaron de manera directa con los acontecimientos que pudimos ver, hace ya tres lustros, en La Venganza de los Sith: La orden 66 y la traición de Anakin como telón de fondo mientras la otrora padawan y Darth Maul tienen que aliarse brevemente para conseguir sobrevivir. El epílogo, con Darth Vader en un entorno nevado, es de una belleza supina y consigue helar la sangre. Imprescindible para todo fan de Star Wars que se precie.

¿Quién la ha visto?: La comunidad de aficionados de Star Wars grande sigue siendo en nosotros como demuestran los votos de Fer García, Nacho Teso, Raúl Gutiérrez y Nacho Pena a la serie animada de Star Wars: The Clone Wars. Porque hay que reconocerlo: no hay manera de librarse de esta maldita franquicia. Y menos en esta santa casa donde se suelen celebrar torneos de sables láser anualmente, la redacción está presidida por un cuadro que reza “Ya nadie piensa en los niños” con una imagen de Anakin Skywalker y en el lavabo se usan desinfectantes con los que al tirar de la cadena se puede escuchar a Jar Jar Binks citando una de sus grandes frases en la franquicia: “Tusa no crea vida, tusa la destruye. ¡Tusa has envenenado el agua de los gungans!”.

8- La maldición de Bly Manor

bly-manor

En 2018 La Maldición de Hill House se convirtió en una de las sensaciones de la temporada, de hecho ganó como mejor serie en el Lo Más Destacado de Zona Negativa de aquel año, gracias al buen hacer de un Mike Flanagan brillante al guión y la dirección mientras adaptaba la icónica novela homónima de Shirley Jackson. El pasado 2020 llegaba la continuación de la serie antológica de Netflix, pero esta vez el director y sus colaboradores de Doctor Sueño trasladaban a imagen real tanto Otra Vuelta de Tuerca como otros relatos fantasmagóricos nacidos de la pluma de Henry James. El resultado fue La Maldición de Bly Manor, un producto no tan impresionante como su predecesor, pero con una labor excelsa en cuanto a escritura, no sólo por la ya citada amalgama de cuentos cortos relacionados con lo sobrenatural, sino también por la sabia deconstrucción narrativa a la que era sometido durante su desarrollo argumental. Igualmente la labor de un magnífico reparto y la profesionalidad de los directores que tomaban el relevo de Flanagan, esta vez encargado de realizar únicamente el primer episodio, son virtudes que hacen de la segunda, y parece ser que última, entrega de esta destacable producción una merecedora miembro de este selecto top.

¿Quién la ha visto?: La maldición de Bly Manor ha aterrorizado con gozo a Edu Sesé, Juan Luis Daza, Jordi T. Pardo, Arturo Porras y Samuel Secades. En Zona Negativa estas historias siempre llaman nuestra atención. Las disfrutamos, pero también nos las tomamos muy en serio. Hemos lidiado muchas veces con fantasmas por estos lares y sabemos que hay que tener mucho cuidado con ellos. Por suerte, El Jefe tiene un pasado como monaguillo y experiencia en eso de los exorcismos. Tendríais que haberle visto con el último ectoplasma que intentó vacilarnos: “Si te metes con un redactor de ZN, te metes conmigo, ¡y créeme, no te interesa meterte conmigo! ¡El poder de Cristo te obliga, deja en paz esta santa redacción!”. Nos pone algo tontorrones esta faceta suya.

7- 30 monedas

30-monedas

El pasado año saltaba la noticia. HBO quería producir su primera serie española de terror y el encargado de tan complicada campaña iba a ser nada más y nada menos que Álex de la Iglesia. Con la ayuda de su (casi) inseparable Jorge Guerricaechevarría a los guiones y un excelente reparto en el que reconocemos a Eduard Fernández, Miguel Ángel Silvestre, Megan Montaner, Macarena Gómez, Manolo Solo, Cosimo Fusco, Pepón Nieto o Carmen Machi entre otros el director de El Día de la Bestia o Balada Triste de Tormpeta hacía aterrizar 30 Monedas en la plataforma de streaming a finales de año y se convertía en uno de los fenómenos del nefasto 2020. Amalgama entre terror satánico, gótico rural y tremendismo hiperbólico 30 Monedas aborda el clásico y universal enfrentamiento entre el bien y el mal enfundándose la piel de John Carpenter, William Friedkin, William Peter Blaty, Alejandro Jodorowsky. H.P. Lovecraft e incluso Luis Buñuel o Fernando Fernán Gómez. Monstruosidades tentaculares, bebés convertidos en gigantescas arañas, exorcismos y conspiraciones en la sombra para dar con las 30 monedas que Judas cobró por vender a Cristo y dar con el poder conferido a estas el inicio a una nueva era que ponga final al mundo tal y como lo conocemos. Una serie que abre puertas a otras producciones de género en nuestro país en las que las compañías de VOD puedan confiar y que nos regala un personaje, el Padre Manuel Vergara, convertido en icono de la ficción española a hierro y fuego. Amén.

¿Quién la ha visto?: La propuesta de Álex de la Iglesia en 30 monedas ha cautivado a nuestros compañeros Cristian Miguel Sepúlveda, Juan Luis Daza, Edu Sesé, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez y Sergio Fernández. Es de recibo aprovechar este espacio para comentar que allá por 2018 en Zona Negativa nos pusimos en contacto con Álex de la Iglesia -o más bien lo intentamos- para realizarle una entrevista, sabiendo de su pasión por los cómics y del reciente estreno de la segunda parte de Los Increíbles en la que el director colaboraba como actor de doblaje. Por desgracia, nunca recibimos respuesta a nuestra solicitud, pero asumimos que estábamos apuntando demasiado alto y que hay cosas que no pueden ser. Así que se queda en nuestra lista de pendientes juntos con ese podcast soñado con el regreso de nuestro hijo pródigo Juan Gómez-Jurado.

6- Better Call Saul

better-call-saul

En casi todas las listas de lo mejor de los últimos años, hay una serie que no ha faltado a su cita en las preferencias de muchos, y no es otra que Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad que ha ido ganando adeptos poco a poco hasta tener una base de fieles que idolatra a la creación de Vince Gilligan incluso por encima de la serie original: y es que la precisión milimétrica con la que Gilligan y compañía planifican y ejecutan cada episodio hace que sea un auténtico espectáculo (cocinado a fuego lento, eso sí, una de las marcas de la casa). Esta quinta temporada, antesala del gran final de la serie que planean para la sexta y última tanda de episodios, nos ha dado todo lo que nos gusta de la serie en la forma del desarrollo de los dos grandes personajes que son Jimmy McGill y su transformación en Saul Goodman, interpretado por el enorme Bob Odenkirk, y sobre todo la Kim Wexler (auténtico alma de la serie) de una inconmensurable Rhea Seehorn, a la que los premios siguen haciéndole un incomprensible (y ya vergonzante) vacío. Por el camino de esta quinta temporada hemos tenido también al inolvidable villano que es Lalo Salamanca (Tony Dalton), que nos ha regalado una de las mejores y más tensas escenas de la serie junto a Saul y Kim en el final de infarto del penúltimo capítulo de la temporada. Mención especial, cómo no, para el Gus Fring de Giancarlo Esposito y el Mike Ehrmantraut de Jonathan Banks. Lo dicho, una serie, una historia y un reparto para poner en el altar junto a Breaking Bad (o quizás, quién sabe, unos centímetros más arriba).

¿Quién la ha visto?: La quinta temporada de Better Call Saul es la serie más longeva que se cuela en nuestro top este año. Todo gracias a los votos de Arturo Porras, Edu Sesé, Sergio Fernández, Samuel Secades, Jordi T. Pardo y Nacho Pena. Lo curioso del asunto es que en Zona Negativa tenemos nuestro propio bufete de abogados y expertos en leyes formado por Luis Javier Capote Pérez, Raúl Gutiérrez, Juanjo Carrascón y Ángel García, pero ninguno de ellos ha dado su visto bueno a esta producción. Debe ser que nuestros letrados tienen sus propias conexiones con el mundo criminal y no están por la labor de que estas puedan salir a la luz aunque sea de manera indirecta. Nos tendremos que enterar bien del percal para reclamar nuestra comisión.

5- Antidisturbios

antidisturbios

Cuando Movistar + comenzó a publicar las primeras imágenes y trailers sobre Antidisturbios sucedió lo que con tantos otros productos audiovisuales en redes sociales, se comenzó a juzgar el proyecto antes de haber sido debidamente consumido. Por un lado teníamos los que estaban en contra de que se hiciera un retrato buenista de los agentes de la ley y el orden y por otro los que dilucidaban lo opuesto, que aparecieran en pantalla con cuernos, rabo y tridente; todos ellos sólo habiendo visto algunas imágenes en movimiento. Pero Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, su habitual colaborada a los guiones como pudimos ver en Que Dios Nos Perdone o El Reino, son gente inteligente y con Antidisturbios ejecutaron un thriller rotundo y avasallador, ojo a ese primer episodio que deja sin respiración, en el que no sólo tenemos un brillante perfil de personajes repletos de claroscuros que nos llevan del rechazo a la empatía en cuestión de segundos, sino también un análisis sobre lo que de verdad no funciona en España, como en tantos otros países, un sistema en el que el de arriba siempre pisoteará al de abajo. Al reparto en el que unos titánicos Hovik Keuchkerian, Álex González, Rául Arévalo, Roberto Álamo, Raúl Prieto y Patrick Criado no consiguen achantar una pequeña gran actriz como Vicky Luengo sólo se pueden dedicar infinidad de halagos. Una gran serie española en un año lleno de grandes series españolas.

¿Quién la ha visto?: Los compañeros Juan Luis Daza, Sergio Fernández, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Nacho Pena y Samuel Secades han disfrutado cosa mala de Antidisturbios. Pero en este espacio no vamos a contribuir a la denigración gratuita de la imagen de las fuerzas de seguridad del Estado perpetrada en esta serie. Así que solo nos vamos a hacer eco de las declaraciones realizadas a El Confidencial por uno de los miembros del Sindicato Unificado de Policía (SUP) y que hablan por sí solas: “Nosotros estamos entrenados para controlar nuestras emociones, no nos drogamos y hacemos triatlón, ‘crossfit’ y bicicleta, cosa que no aparece para nada en la serie”.

4- Patria

patria

Patria viene a demostrar que aquello de “cualquier tiempo pasado fue mejor” es pura falacia. Durante varias décadas, la sociedad vasca vivió fraccionada por culpa de un conflicto que se llevó cientos de vidas por delante. Aún con el recuerdo relativamente cercano, pero una vez reposado el tan ansiado cese definitivo de la actividad armada por parte de ETA, llega el momento de abordar la tragedia vivida en Euskadi. Basada en la novela homónima de Fernando Aramburu, la serie de HBO acierta de pleno tanto en su enfoque como con un magistral reparto (casi) enteramente euskaldun. Elena Irureta, dando vida a Bittori, y Ane Gabarian, en la piel de Miren, se muestran exultantes en un duelo interpretativo que resulta desgarrador. Aitor Gabilondo lleva a buen puerto un ejercicio necesario que gira alrededor del asesinato de un empresario. A lo largo de ocho capítulos acompañamos a las dos familias (víctima y verdugo), en un recorrido lleno de dolor. Los personajes, excepcionalmente escritos, rebosan humanidad. El miedo, el odio o la violencia son elementos tratados desde la honestidad y que demuestran lo absurdo que llegó a ser todo aquel sinsentido. Aprendamos de los errores del pasado para no repetirlos en el futuro. Patria es, sin duda, una de las mejores series españolas de siempre.

¿Quién la ha visto?: Patria es una miniserie que ha encantado a Juan Luis Daza, Raúl Gutiérrez, Cristian Miguel Sepúlveda, Nacho Pena, Arturo Porras, Sergio Fernández y Jordi T. Pardo. Para nuestros redactores, la producción basada en el libro de Fernando Aramburu es -por su ambiciosa propuesta, sus claroscuros y su predisposición a criticar lo absurdo del conflicto- solo comparable a otra de las grandes series recientes: Cobra Kai. Esa historia que nos hace ver lo cotizado que está el perdón en una época en la que los senseis de los dojos de karate se empeñan en intentar, desde la seguridad que les proporcionan sus enseñanzas y letales técnicas, fidelizar unos pocos alumnos para sus oscuros fines. ¿Son la Bittori y la Miren un reflejo de las mismas rivalidad de Johnny Lawrence y Daniel LaRusso? Ahí dejamos esa reflexión para la hora del café.

3- Gambito de dama

gambito-dama

Ha sido una de las sorpresas de la temporada… ¡Netflix ha conseguido que nos interese el ajedrez! Gambito de dama es una producción que saldrá en la mayoría de listados y tops con lo mejor del año y nosotros no vamos a ser menos. En forma de miniserie de siete capítulos Scott Frank y Allan Scott han realizado una adaptación impecable en términos técnicos e interpretativos de la novela de 1983 escrita por el estadounidense Walter Tevis. La historia ambientada entre mediados de la década de los años cincuenta y la de los sesenta nos cuenta la biografía ficticia de Beth Harmon, una joven huérfana destinada a convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo. Aunque por el camino tendrá que enfrentarse a problemas como su adicción al alcohol, las drogas y la dificultad de ganarse el respeto en un mundo plenamente masculino. En el papel protagonista tenemos a la siempre enigmática Anya Taylor-Joy que construye una Beth Harman espléndida, suya es la serie y la partida. ¡Jaque mate en siete movimientos! Le acompañan en el reparto nombres como los de Bill Camp, Marielle Heller, Thomas Brodie-Sangster, Harry Melling y Marcin Dorocinski que no hacen más que añadir calidad a una producción que destaca en todo momento por el retrato psicológico de su historia y la tensión de los distintos torneos que vemos a lo largo de los capítulos. La serie logra mantenernos intrigados a lo largo de sus siete capítulos, y pese a centrarse en un mundo tan hermético como el del ajedrez no hay cabida en ella para la repetición de patrones manejando de forma excelente el drama y suspense. Una propuesta cerebral, contenida e ingeniosa en la argumental, algo que va en consonancia con su magnífica protagonista. Si todavía no la habéis visto, va siendo hora de mover pieza.

¿Quién la ha visto?: Para nuestros compañeros Cristian Miguel Sepúlveda, Jordi T. Pardo, Nacho Pena, Tristan Cardona, Sergio Fernández, Paulo Hernando y Juan Luis Daza, la propuesta de Gambito de dama ha sido todo un jaque mate por la escuadra. Ninguno de ellos es especialmente aficionado a este juego porque en la redacción lo que manda es el strip póker. Nos montamos unas partidas los fines de semana de las que hacen historias. De hecho, tenemos algunos de nuestros redactores inscritos en el campeonato nacional de webs de cómics y aunque algunas tienen mucho peligro hemos de decir que en la comparación -guiño, guiño- no salimos mal parados.

2- The Boys

the-boys

Qué os vamos a contar de la segunda temporada de The Boys, con todo lo que hemos hablado de ella durante los últimos meses, tanto en nuestras primeras impresiones como en nuestra valoración final de una segunda temporada que ha supuesto la confirmación de la serie de Eric Kripke como una de las mejores adaptaciones de las viñetas (volando libre argumentalmente, eso sí) y, sorprendentemente para lo cafre que puede llegar a ser, como el buque insignia de las series de Amazon, siendo uno de los éxitos más contundentes del año. Lo acertado de comenzar con tres episodios seguidos para pasar al episodio semanal ha mantenido a The Boys en la cresta de la ola durante toda su andadura, ha satisfecho a la audiencia y nos ha dejado con ganas de mucho, mucho más. Expectantes estamos ante una tercera temporada en la que ya nos han prometido tirar la casa por la ventana adaptando arcos a priori tan improbables de ver en televisión como esa salvajada que es Herogasm. The Boys, de momento, nos rescató del sopor y nos trajo de nuevo esa diversión directa, desenfrenada y llena de palabras malsonantes que tanta falta hacía para alegrarnos las semanas, confirmando al Patriota de Anthony Starr como uno de los mejores villanos de los últimos tiempos y esa Stormfront de Aya Cash que se convirtió en uno de los grandes alicientes de la temporada. Por el camino, entrañas de ballena, canciones de Billy Joel o penes serpenteantes: la pregunta de ¿quién da más? de este año en el género televisivo ya tiene respuesta ganadora.

¿Quién la ha visto?: Lo bien que se lo han pasado Samuel Secades, Raúl Gutiérrez, Igor Álvarez, Cristian Miguel Sepúlveda, Arturo Porras, Edu Sesé, Nacho Pena, Fer García y Alejandro Ugartondo con la segunda temporada de The Boys. Pero es normal, se sienten identificados con los protagonistas ya que ellos forman parte de nuestro propio grupo especial que actúa en las sombras y al margen de la ley…¡para poner en su sitio a esos críticos y divulgadores profesionales de la vida! Todo esos sabiondos que pululan por las redes sociales haciendo gala de su elitismo y atentos al mínimo fallo de los demás -ya sabéis lo del refrán ese de cuidado al hacerte pajas no salten a los ojos del vecino- lo tienen crudísimo con nuestros muchachotes.

1- The Mandalorian

mandalorian

Para gran parte de la redacción The Mandalorian ha sido la serie del año. ¡Y por suerte no ha tenido nada que ver -ni remotamente- con El ascenso de Skywalker! Es la producción que ha acompañado a muchos de nuestros compañeros en sus momentos más bajos durante días eternos de confinamiento e incertidumbre. Además, en España hemos podido disfrutar de las dos temporadas de esta creación de Jon Favreau y Dave Filoni en un margen muy estrecho de tiempo. Esto nos ha permitido apreciar mejor la evolución de su protagonista Din Djarin -interpretado por Pedro Pascal– y su relación con el entrañable Grogu, pero también encariñarnos con personajes tan badass como Cara, Greef Karga, Bo-Katan y Ahsoka Tano que ya forman -en algunos casos ya lo hacían- de la mitología de Star Wars. La nueva fábula de este universo nos ha reconciliado con la famosa saga galáctica y los malvados planes de Disney para con ella que tantos disgustos y decepciones han provocado en los últimos años. ¡Esto con George Lucas… también pasaba, sí! Pero si el plan de The Mandalorian es atiborrarnos con grandes dosis de aventuras y acción, presentarnos personajes tan bien definidos y carismáticos y lanzarnos a la cara fanservice del bueno como la que nos ha deparado esta historia… ¡en la redacción decimos “¡sí, joder!” a todo! ¡Ponme mil! En su sencillez argumental The Mandalorian es una serie que hasta los menos versados en el universo de Star Wars podrán gozar en gran medida, pero que los más veteranos y conocedores de la franquicia simplemente adoraran. En otras palabras, The Mandalorian no es excluyente, no necesitas realmente saber nada del universo previo de Star Wars para disfrutar de su aire de western galáctico. ¡Temed al Imperio! ¡Pero al Imperio de Disney!

¿Quién la ha visto?: En la redacción The Mandalorian ha sido todo un fenómeno que ha arrastrado a Sergio Fernández, Jordi T. Pardo, Raúl Gutiérrez, Nacho Teso, Cristian Miguel Sepulveda, Edu Sesé, Nacho Pena, Fer García y Alejandro Ugartondo de vuelta al universo de Star Wars… ¡Y también al maravilloso mundo de la explotación laboral! Porque viendo el éxito del merchandising del omnipresente Baby Yoda la cúpula de Zona Negativa decidió montar una fábrica clandestina en el sótano de nuestras oficinas. El plan maestro pasaba por poner a sus redactores menos eficientes a fabricar peluches en cadena y luego mandarlos a las calles para venderlos en el top manta. Los tiempos están muy mal y hay que aprovechar todas las oportunidades.
Pero todavía no hemos acabado…
Unos datos de escasa importancia…

 Pasamos revista. A diferencia del ranking de cine, Raúl López ha decidido no dar su opinión en este top de series de televisión. “Nunca he impuesto, ni voy a imponer mi criterio por ser el jefe” afirma mientras recoge el premio en la categoría de mejor empresario no profesional del año. La familia de Zona Negativa aplaude emocionada ante el heroico discurso de su líder.

 “El Visitante y Veneno fuera del top ¿Qué clase de criminales tenemos en esta web?”, ruge Juan Luis Daza mientras destroza el mobiliario de la redacción. Probablemente, el título llevó a engaño a sus compañeros más despistados. Muchos esperaban que Tom Hardy interpretase a un simbionte transexual en Torremolinos. Dame veneno que quiero morir…

Tom Hardy Sony GIF by Venom Movie - Find & Share on GIPHY

 Hay dos cosas que Sergio Fernández siempre ha querido y nunca conseguirá: ser el padrino de una organización criminal y tener un vástago a quien legar el negocio cuando llegue el momento. Tal vez por eso ha colado Gangs of London y Servant entre lo más destacado de 2020. Sin embargo, sigue añorando Menudo es mi padre, aquella serie española que adaptaba con pulcritud Taxi Driver. You talkin’ to me, ratita?

 No sabemos si lo que ha hecho Samuel Secades es un ranking o nos ha dejado mensajes (nada) subliminales. Podría destruirte, El último baile, El colapso… Samu escribe los títulos en cintas de casete que va escondiendo por la redacción. “Por 30 razones” grita angustiado. “¿Y si la serie de Hannah Baker la hubiese dirigido Álex de la Iglesia?” brama a la vez que revienta su cabeza contra el espejo. Diane, la locura se ha apoderado de él.

 Batman y Joker, Daredevil y Kingpin, Goku y Vegetta… rivalidades históricas que están a años luz de Jordi T. Pardo y Netflix, el enfrentamiento más duro desde Ali y Foreman. “Para The Sandman andan buscando al villano principal de su primera temporada: El Corintio. Solo que hablen de un villano principal ya huele mal” el catalán ataca con un directo al mentón. “Al menos la casa de Locke & Key estaba chula. En The October Faction es que no hay nada que recuerde al cómic” insiste golpeando en las costillas. “Y a Morfeo me lo veo en el instituto. Bueno, en la uni, estudiando literatura inglesa para hacer el guiño a Shakespeare, claro.” KO absoluto, Jordi T. wins.

 “¿Y a mí me habéis metido agentes de SHIELD en el top de series, aunque este es el primer año que no la veo?” pregunta con naturalidad Raúl Gutierrez. Aunque, para ser abogado, no acaba de comprender como funciona el reglamento. “Soy el único redactor que la veía y la metía en los tops” insiste mientras Diego García Rouco contraataca: “sabes que te adoro, pero decir que le bajas el interés al cómic porque SHIELD sea poco superheroico… es para matarte.” Raúl Gutierrez, un tipo interesante, protesta y se admite.

 El capitán Igor Álvarez Muñiz es un tío que necesita su espacio. Quizá por eso es el único miembro de la redacción que ha elegido Star Trek: Discovery entre lo mejor del año. ¿El culpable? Gustavo Higuero, su Spock particular, que pese a increpar a sus compañeros con “¿Y Star Trek? Poco hablamos de Star Trek, leches” decidió no hablar de ello cuando pudo hacerlo. Se ve que después de ir al cine a ver cinco veces Wonder Woman 1984, no le quedó tiempo para hacer los deberes. Siguiendo con el universo trekkie, Alejandro Ugartondo, amante de los aviones en general y de la USS Enterprise en particular, optó por Star Trek: Picard. No supieron ponerse de acuerdo. Larga vida y prosperidad

 No podemos decir que el ranking de Nacho Teso haya quedado muy desdibujado. El redactor más dulce de Zona Negativa ha seguido muy insulinia seleccionando series de animación de todo tipo y condición. A comienzos de septiembre amenazaba con “a los de cine y series yo ya os voy avisando de que Steven Universe Future y She-Ra y las Princesas de Poder son mi top 1 y 2 de series del año.” Dicho y hecho. ¡Ay! Parece que fue ayer cuando elegía Peppa Pig y Pocoyó… El milenialismo va a llegar…

 Los redactores de Zona Negativa son como los irreductibles galos. Pese a quererse un montón, se están continuamente peleando. Sin embargo, de tanto en tanto, consiguen ponerse de acuerdo para vencer al enemigo. Probablemente, en toda la historia de los tops no ha habido una serie tan vilipendiada como la que se ha llevado el gato al agua este año. “Cuando recuerdo Locke & Key aún me entran escalofríos” confesaba Sergio Fernández en una calurosa noche de verano. “De lo que no nos libramos es de la segunda temporada de Locke & Key” amenazaba al personal José María Vicente. Lo cierto es que la medalla de plata a la peor serie del año se la lleva Territorio Lovecraft… que coincide con el nombre del pueblo maldito en el (sobresaliente) cómic de Joe Hill y Gabriel Rodriguez. Si Cthulhu levantara la cabeza…

 Y hablando de dioses primigenios, Tristan Cardona es uno de ellos. Un buen día sintió la llamada del cómic franco-belga y despertó en las Montañas de la Locura. Solo así se explica que la tercera temporada de The Sinner y ese enjendro de Ryan Murphy titulado Ratched formen parte de su selección. Ya sabemos quién voló sobre el nido del cuco.

 Si no llega a ser por Cristian Miguel Sepulveda, a Perry Mason no le hubiera votado ni Perry. Mientras espera que alguna plataforma se anime a realizar una sitcom inspirada en la vida de Isabel Díaz Ayuso (Mrs. Madrid), Mr. Zona Negativa ha elegido Mrs. America como la mejor serie de 2020. Dios cría a los guapos, y ellos se juntan.

 Siempre es un placer tener a debutantes entre nosotros. Es el caso de Paulo Hernando. Lo que no nos hace tanta gracia son las presiones que ha debido sufrir este redactor malagueño para tener que meter ¡hasta tres series del universo DC! en nuestro selecto club. A saber: Doom Patrol, Stargirl y Titans. Ni Gustavo Higuero en sus mejores tiempos. “Cada capítulo de Breaking Bad era un suplicio, pero Stargirl es una obra de arte y una declaración de amor al cine… me cago en mi vida” lamenta Juan Luis Daza mientras se fustiga con vehemencia.

Toca hablar de esas series que se han quedado a las puertas de entrar en el Top más deseado por los showrunners del mundo entero. A pesar de montar su propio dojo en Malaga, el sensei Fer García ha tenido que resignarse viendo como Cobra Kai no ha llegado a la ronda final. No es el caso de Igor Alvarez Muñiz que, a fuerza de repetir las cosas enfurruñado, piensa que sus compañeros le van a hacer caso. “Ahora estoy con Warrior, que me flipa” (19 de noviembre). “Yo estoy flipando con Warrior. Tenía que decirlo.” (9 de diciembre). “Tengo claro que Warrior no entra en el top porque no la habéis visto” (24 de enero). Y así, todos los días…

Va de mostachos la cosa. No sabemos si para elaborar su lista Nacho Pena eligió Ted Lasso por el bigote de su protagonista o se dejó bigote por Ted Lasso. Lo que tenemos claro es que de haberse estrenado la tercera temporada de Mindhunter, la serie creada por Joe Penhall habría estado en posiciones de privilegio en la lista del redactor gallego. Aunque por diferentes motivos, Nacco guarda un parecido innegable con Ed Kemper. A los dos les gusta dar abrazos y creen que lo importante está en el interior de las personas.

Para vivir en Camelot, al rey Arturo Porras no le ha quedado una lista nada redonda. ¿En serio Snowpiercer y Hellstrom entre lo mejor del año? La pandemia pasará, pero no creemos que encontremos vacuna contra el mal gusto. Aunque la explicación puede que tenga que ver con la tercera temporada de Dark. Cualquiera que consumiera sus últimos capítulos sin ayuda terapéutica (o sin estupefacientes) corría el riesgo de perder la cordura. Arturo, queremos que sepas que te perdonamos.

Esto ha sido todo por este año. Ahora es el turno de que nuestros lectores protesten por no haber hablado de tal o cual serie. Tanta paz llevéis como descanso dejéis. ¡Hasta la próxima!

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments