#ZNSeries – Hard Sun, de Neil Cross

Reseña de la nueva serie del creador de Luther para la BBC que mezcla ciencia ficción, tramas policíacas y conspiraciones.

Por
2
1271
 

Dirección:Brian Kirk, Nick Rowland, Richard Senior
Guion:Neil Cross
Música:Neil Davidge
Fotografía:Si Bell, Christopher Ross
Reparto:Jim Sturgess, Agyness Deyn, Nikki Amuka-Bird, Derek Riddell, Jojo Macari, Varada Sethu, Owain Arthur, Chook Sibtain, Adrian Rawlins, Lorraine Burroughs, Aisling Bea, Ukweli Roach, Tamara Smart, Kae Alexander, Cameron King, Clive Myrie, Richard Coyle, Dermot Crowley, Maggie Daniels, Heidi Monsen, Stephen Agnew, Teri Ann Bobb-Baxter, Mark Carlisle, Hiten Patel, Tom Reed, Simon Thorp, Siddiqua Akhtar, Kirsty Averton, Sarah Baxendale, Tigger Blaize, Christine Bottomley, Stefano Braschi, Anthony Carrigan, Okorie Chukwu, Noah Maxwell Clarke, Daniel Coonan, Rebecca Deren, Jermaine Dominique, Tommy Finnegan, Sam Alexander, Ricci Harnett, Skye Lourie, Ania Marson, Geoffrey McGivern, Rebecca R. Palmer, Jamie Sives
Duración:55-60 minutos
Productora:Euston Films. Distribuida por BBC One
Nacionalidad:Reino Unido

 

Hard Sun es la nueva apuesta de Neil Cross para la BBC inspirada en la canción Five Years de David Bowie, que da bastante menos de lo que promete y que podemos ver en nuestro país a través de HBO. Es ambiciosa, pretenciosa e intenta hacer tres series en una con un resultado completamente fallido. El último trabajo de Cross mezcla ciencia ficción, con trama policíaca y con conspiraciones de agencias gubernamentales encubiertas. El problema es que no solo no funciona como conjunto, sino que individualmente también yerra el tiro. Es decir, ni de forma aislada, en cada una de las tres propuestas diferentes que tiene, ni como conjunto, Hard Sun aprueba.

El principal problema de Hard Sun es que es la “precuela” de Hard Sun. Lo que se plantea aquí es un mero esbozo de lo que vendrá. En sí misma, más que una temporada con una entidad propia, parece un prefacio de una serie que todavía no hemos visto en pantalla. Todo lo relativo a la ciencia ficción que es el eje central de la trama y el motor de la historia apenas se desarrolla; partiendo de esa base que queda en un mero garabato se torna la trama hacia lo policíaco y lo conspiranoico. Así pues, el supuesto atractivo por ver una historia apocalíptica (en este caso, pre-apocalíptica) se desvanece en detrimento de una historia más cotidiana y convencional. Y esto es debido a que Cross quería jugar en otro terreno al que está acostumbrado, uno que desconoce y se nota, para mal.

El experimento le sale rana a un creador que ha trabajado la mayor parte de su carrera en el medio televisivo en series que se movían entre el thriller y el ya mencionado género policíaco. El cambio de aires no le sienta bien a Cross. Otro ejemplo de esto es el guion del largometraje Mamá, en el que ayudó a la escritura del mismo a los hermanos Muschietti. La cinta dirigida por el realizador de It se convertía en el enésimo corto brillante que en su salto a la gran pantalla perdía toda su fuerza (véase Cashback o Nunca apagues la luz, como casos que van en la misma línea). Y no solo Cross demuestra estar en terreno desconocido, sino que aún empeora más la situación y el experimento al hacer un pastiche de géneros que ni destaca ni está bien resuelto.

Les invito a lo siguiente: cojan cualquier serie de ciencia ficción que hayan visto en sus vidas y que no sea un horror. Les garantizo que su elección será mejor que Hard Sun. Y podemos hacer lo mismo con las otras dos propuestas. Con respecto a lo conspiranoico, si la ponemos al lado de 24, la serie de Cross se queda en poca cosa. Bien es cierto que la serie que tenía como protagonista a Jack Bauer era una obra maestra; innecesariamente estirada, todo hay que decirlo. Asimismo, me recuerda a la reciente serie alemana You Are Wanted (de la que parece copiar más de un elemento) que sin ser una maravilla se dejaba ver, siendo una propuesta modesta tanto en pretensiones como en resultados.

Pero si nos centramos en lo policíaco los problemas son mayores. Y es que Neil Cross es el creador de Luther (también de la BBC), una excelente serie, tan sólida como su protagonista, el implacable detective que da título a la obra interpretado por el gran Idris Elba; papel que le supuso ganar el Globo de Oro. Cross jugaba con acierto el esquema de serie procedimental y lo llevaba a una nueva dimensión al darle tanto protagonismo a la vida del detective que a un punto tomaba más importancia que el caso de turno, reconfigurando de este modo la férrea estructura de este tipo de series. Luther estaba bien escrita y bien interpretada. No solo Cross creaba a un personaje atractivo (un cruce de Colombo con Charles Bronson), sino que también estaba Alice Morgan, que era el contrapunto ideal del intrépido agente de la ley. Ruth Wilson estaba genial en su composición de “amiga” de Luther. Y ésa era otra de las grandezas de esta serie: las relaciones entre los personajes. Éstas eran complejas y arriesgadas. Pues no, siento decirles que nada de esto tenemos en Hard Sun.

Hemos pasado de Idris Elba y Ruth Wilson a Jim Sturgess (Charlie Hicks) y Agyness Deyn (Elaine Renko). El cambio, sin duda, es para peor. Sturgess se pasa toda la serie compungido. Parece un emo a punto de explotar. En cambio, Deyn es la chica dura, muy dura de la serie. Para reforzar esto, lleva el pelo corto, muy corto. ¿Qué relación tienen entre ambos? Pues son jefe y empleada, agentes de la policía. ¿Cómo solucionan sus diferencias? A golpes. De hecho, Deyn, que es la subordinada, se tira toda la serie zurrándole a Sturgess, su jefe. Una circunstancia muy habitual en cualquier trabajo. Imagino que es el día a día de todo el mundo. Eso sí, Deyn sí que recibe varios golpes a lo largo de la serie, incluso queda al borde de la muerte. ¿Quién se los provoca? Su propio hijo. La cuestión es que todo esto no suena nada bien leído, pero es que en pantalla tampoco funciona. Las actuaciones no están a la altura y las relaciones que surgen entre los personajes son forzadas y cuestionables.

Otro aspecto negativo es la música. Por muy trivial que sea la escena, ésta viene acompañada por una banda sonora que busca una tensión constante que nunca consigue. En cambio, lo que genera al espectador es saturación, y en última instancia risa. El único aspecto positivo de esta obra es el apartado visual que, más allá de un croma deficiente en una escena puntual, sí que tiene buen empaque.

En conclusión, Hard Sun no se la recomiendo a nadie. Es de largo la peor serie que he visto en 2018. El propio Cross afirmaba que quiere que esta obra tenga 5 años de duración. ¿Ustedes se ven viendo Hard Sun durante 5 temporadas? Yo por supuesto que no. Por el momento, la BBC no ha confirmado una segunda entrega. Eso sí, no todo son malas noticias. Para todos los seguidores de Cross les recomiendo a que esperen al estreno de la quinta temporada de Luther. A lo largo de 2018 llegarán a la pequeña pantalla 4 nuevos episodios con las aventuras del carismático detective. Ésa sí que es una excelente serie que sí que recomiendo a todo el mundo.

  Dirección:Brian Kirk, Nick Rowland, Richard Senior Guion:Neil Cross Música:Neil Davidge Fotografía:Si Bell, Christopher Ross Reparto:Jim Sturgess, Agyness Deyn, Nikki Amuka-Bird, Derek Riddell, Jojo Macari, Varada Sethu, Owain Arthur, Chook Sibtain, Adrian Rawlins, Lorraine Burroughs, Aisling Bea, Ukweli Roach, Tamara Smart, Kae Alexander, Cameron King, Clive Myrie, Richard Coyle, Dermot…
Dirección - 4
Guion - 2
Reparto - 3
Apartado visual - 7
Banda sonora - 2

3.6

Evitable

Neil Cross pretendió abarcar mucho pero no consiguió nada. Es una pena porque en Luther ha demostrado que sabe cómo crear una buena serie.

Vosotros puntuáis: 5.24 ( 3 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
JOSESaizman Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Saizman
Lector
Saizman

Siento discrepar pero a mi me ha gustado y para todo el que haya leído la crítica de arriba, yo personalmente la recomiendo y mucho.

JOSE
Lector
JOSE

Yo también discrepo con la crítica. Sin ser una maravilla, sí que es una serie entretenida y mejor que muchas que hay por ahí para pasar el rato. Y la segunda temporada, si la hay, promete mucho más.

Tengo pendiente de ver Luther, de la que todo el mundo habla maravillas. Pero un error que cometemos casi todos es comparar series, por mucho que sean del mismo creador.