#ZNGames No Man’s Sky

Por
1
1109
 
no_mans_sky-3323502

Título: No Man’s Sky
Desarrolladora: Hello Games
Plataformas: PS4/ PC
Idiomas: voces y texto en castellano

 

Surcando las estrellas

A estas alturas, es injusto darle una nota a algo como No Man’s Sky. No estamos hablando de un MMO, ni estamos hablando de un juego de exploración. Como ya en su día ocurriera con Minecraft, lo último de Hello Games no solo es revolucionario y se diferencia de todo lo que hemos visto, sino que ha buscado dar un paso más allá. Ha buscado ofrecer algo que jamás he visto, y lo han logrado.

Vaya por delante que este análisis no solo culmina con una nota al juego, que puede ser algo subjetivo y arbitrario y en nada puede parecerse mi experiencia a la de otros jugadores. Y esto es parte de la magia del videojuego. En estos momentos, el universo de No Man’s Sky es, sin rival, el universo digital vivo más grande. Como el propio estudio aclaraba a la prensa: “aunque un solo jugador descubriera una planeta cada segundo, tardaría 585 mil millones de años en completar todo el universo del juego. Nuestro sol vivirá otros 5 mil millones de años.” Es decir, este será el juego que, por ahora, más vivirá.

¿Y qué es este juego? Muchos han sido los rumores, muchos los jugadores que no comprenden aún qué es este universo.

Pero nosotros hemos jugado más de diez horas y algo hemos aprendido.

13908992_1641717992806859_2750285510980645111_o

La soledad del universo

Lo primero que nos encontraremos al comenzar No Man’s Sky será algo que tendremos que afrontar a lo largo de toda la aventura: la soledad. Estar solo en un planeta hostil, con tan solo nuestro soporte vital (que tendremos que ir recargando mediante combustibles) y nuestra arma. La nave no tiene combustible. En el planeta podremos encontrar elementos que destruir y recoger sus componentes; así las piedras nos darán hierro, unos cristales rojos con forma de estalactita nos darán plutonio, etc. El crafteo será indispensable en el juego, y este prólogo nos pondrá en situación y nos mostrará cómo hacerlo y la importancia de gestionar nuestro inventario.

Esta es una de las patas del juego.

13987394_1641717952806863_8446707757839146003_oLa siguiente pata de la que tenemos que hablar, es el combate. Si bien la crítica especializada se ha lanzado a crucificar el sistema de combate por simple (básicamente los enemigos a pie son animales hostiles y centinelas robots a los que tendremos que reducir a disparos y bombas), vamos a diferir desde ya. No Man’s Sky es un juego que ha pensado mucho en el jugador, y eso se nota. Si partimos de la premisa del juego, ni siquiera tendría por qué habernos ofrecido combate a pie. Este es un juego, en principio, de exploración espacial. El hecho de poder bajarse de la nave y explorar a pie (o con nuestro fiel jetpag) ya es algo sobresaliente, pero además que sea necesario craftear (recoger elementos para construir objetos y/o repostar) y además combatir a pie ya roza lo sublime. Y es que creo que no nos hemos parado a pensar en esto lo suficiente: en un universo prácticamente infinito, podemos bajar de la nave y luchar a pie. Es cierto que el sistema de combate no se rompe la cabeza: disparar, mejorar nuestra arma, lanzar bombas y poco más. Pero es que esto no es un Call of Duty. Lo importante no es el combate a pie, ni mucho menos. Pero como complemento, se agradece. De igual modo, No Man’s Sky sí que tiene una historia principal, solo que la vamos construyendo nosotros. Hay razas alienígenas que han dejado desperdigadas sus ruinas y viejos monumentos por los diferentes mundos, y por un lado tendremos que aprender sus idiomas gracias a estas reliquias para poder entenderles cuando nos hablan y nos piden cosas. Las misiones secundarios pasan únicamente por entregar objetos o mejorar elementos de la nave, el traje o el arma, pero las posibilidades se reducen cuando respondemos mal a una pregunta de una raza alien (por no conocer su lenguaje) y no tenemos una segunda oportunidad con ella. Mide bien tus palabras y lee la descripción que el personaje hace de la forma de moverse, hablar y comportarse del guerrero espacial que tenemos enfrente.

13680101_1641717942806864_262402635901580791_o

En lo que realmente se apoya el juego, su base, y lo que lo hace tan especial, es la exploración espacial. Para ello, existe una buena cantidad de naves con sus propias características que podremos adquirir en las estaciones espaciales o en los propios planetas (a cambio de una sustanciosa cantidad de unidades espaciales). Las distancias entre planetas tratan de acercarse al realismo, así que estas se miden en el tiempo que tardaremos a la velocidad que vamos en llegar a una luna, una estación u otro mundo. A velocidad normal, podríamos tardar unas cuatro horas hasta un planeta cercano, por lo tanto deberemos proveernos de combustible suficiente para los propulsores y reducir drásticamente esos tiempos de viaje. Aún así, nos hemos encontrado con esperas de hasta dos minutos en viajar entre dos planetas que estén en bordes opuestos del sistema. Por otro lado, para saltar entre sistemas necesitaremos velocidad luz, que no es ni fácil ni barata de construir. Ya es conocido por todos a estas alturas que el juego carece prácticamente de tiempos de carga; y es cierto, podremos despegar y aterrizar de un planeta sin necesidad de carga, aunque para saltar entre sistemas a la velocidad de la luz sí que tendremos que esperar unos segundos contemplando una pantalla parecida a los saltos a la velocidad de la luz de Star Wars.

Por último, tenemos la base de datos de Atlas: un compendio online de toda la flora y la fauna que vamos descubriendo, así como los nuevos mundos y zonas de estos, que podremos subir al Atlas a cambio de una remuneración en unidades espaciales. Esto es tan sencillo como bajarse de la nave y explorar a pie, con nuestro visor, e ir catalogando y bautizando (si queremos) todo lo que vemos.

Tecnología y arte del futuro

El sistema procedural de No Man’s Sky es simplemente magnífico. Los planetas y la flora y fauna se generan aleatoriamente cada vez que saltamos a un sistema nuevo. Esto no solo hace posible que el universo del juego sea tan inmenso, pues nadie ha tenido que diseñar todos los mundos, sino que ayuda a que la experiencia de un planeta a otro sea diferente. Si bien al final encontraremos pautas en común (pues todos los planetas son rocosos, es decir, sólidos, para que podamos aterrizar y movernos por ellos), tendremos que la opción de movernos por planetas con atmósfera, sin ella, con temperaturas extremadamente frías e insufriblemente calientes; mundos llenos de agua y vida y mundos vacíos llenos de ácido y plantas que parecen sacadas de la obra de Dan Simmons.

13988199_1641717946140197_4131375695383695487_o El arte del juego deja verdaderamente a cuadros, con unos gráficos y una paleta de colores que recuerdan a lo visto en grandes clásicos del indie como Journey. La belleza del espacio y la soledad; la vida que rebosan algunos planetas y lo inhóspito de otros, el diseño de las naves y la estela que dejan estas al surcar los cielos. Todo el conjunto está dotado de una exquisitez y sensibilidad que hacen que queramos detenernos a cada momento y tomar una captura de pantalla. La belleza del cosmos de No Man’s Sky parece solo encontrar rival en el auténtico cosmos.

Por otro lado, la banda sonora es una maravilla. Sutil y llena de encanto, recuerda a la ciencia ficción de la vieja escuela, a las novelas de los años 50 en que se hablaban de galaxias tan lejanas y de futuros tan inciertos que la mente del lector había de tomar parte e imaginar todo aquello ante sus ojos. A eso suena la banda sonora, obra de Paul Weir y 65daysofstatic. Los efectos sonoros, tales como los rugidos de los animales, las naves penetrando en la atmósfera y los distantes gigantes de los mundos que dotan al juego de una sinfonía espacial llena de efectos y detalles que nos sumergen en la inmensidad de su universo.

13923418_1641717949473530_6421659936153879471_o

Veredicto

Nos han sorprendido algunas de las críticas que hemos leído. Como ya pasara el pasado año al jugar el magnífico The Witcher 3: Wild Hunt, al jugar este No Man’s Sky tenemos la sensación de encontrarnos ante el juego del año (a falta de ver qué nos ofrece la segunda mitad del mismo). No hay nada parecido a este juego que combina todos los elementos favoritos de los videojuegos, lo hace con muy pocos problemas para la escala de su jugabilidad y con sorprendente acierto en lo que a su base se refiere. El juego nos reta a construir nuestra propia historia, a crear nuestro propio camino, a convertirnos en pioneros, colonos del espacio, y formar nuestro legado. La ambición del proyecto de los creadores de Joe Danger es tremenda, pero está tan bien ejecutada que el juego simplemente nos ha absorbido. Y muchos críticos han hablado de este juego como si fuera un triple A de Ubisoft o Square y tuviera errores imperdonables para estas compañías de más de una década de experiencia. Pero no, este juego lo ha desarrollado un equipo de menos de 20 personas, que venían de hacer Joe Danger 1 y 2. Estamos ante un salto tan grande de una compañía y un salto tan grande en el mundo de los videojuegos que no sabemos ni cómo puntuar justamente algo tan complejo. Cada jugador encontrará algo en el juego que le atrape, pero sobretodo aquellos que disfrutan de experimentos como Minecraft, 7 days to die o de grandes epopeyas como Mass Effect o Skyrim.

Un juego que desafía la propia concepción que teníamos de los videojuegos. Un experimento tan necesario como satisfactorio a todos los niveles. Quizás no todos los jugadores tengan paciencia ni ganas de explorar un universo infinito, pero no se puede negar su valía. Estamos ante uno de los grandes clásicos modernos, ante el mejor juego que hemos probado este 2016.

original

  Título: No Man's Sky Desarrolladora: Hello Games Plataformas: PS4/ PC Idiomas: voces y texto en castellano   Surcando las estrellas A estas alturas, es injusto darle una nota a algo como No Man's Sky. No estamos hablando de un MMO, ni estamos hablando de un juego de exploración. Como…

Valoración

Gráficos - 9
Jugabilidad - 8
Historia - 9
Sonido - 10

9

Valoración

No Man's Sky no tiene comparación. No hay ningún juego igual. Podríamos explicar sus virtudes y defectos hasta la saciedad, pero lo mejor es que lo juegues y crees tu propia historia.

Vosotros puntuáis: 5.08 ( 5 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
16 agosto, 2016 22:55

Entiendo la nota, aunque no la comparto en absoluto. Para mi este juego es un 6 muy justo.

No vale el precio que le han puesto, sinceramente, creo que ha sido para compensar la (muy generosa) campaña de publicidad por parte de Sony.

Te hacen pensar que vas a pasarte un tiempo con el juego, al menos meses, y sin embargo llegar al centro del universo (el objetivo principal del juego) se consigue entre 80 y 90 horas de juego, según la pericia de cada jugador…

Sobre el tan cacareado uso del multi jugador sin necesidad de estar suscrito al Ps Plus, pues ha resultado una falsedad monumental: dos youtubers han “quedado” en el mismo planeta, a la misma hora, el mismo sitio y no se han cruzado en el juego. Así que de multi jugador, nada de nada.

Para mi ha sido un juego bonito, muy bien diseñado, con un planteamiento brutal, que se le has ido de las manos. Una actualización el mismo día que se ha puesto en venta, después de retrasar más de un mes la salida del juego, no hacía sino confirmarnos que no todo iba a ser como nos prometían.

Tal ha sido el éxito del juego que a los tres días ya habían varias copias en tiendas de segunda mano.

Por mi parte, no se lo recomiendo a nadie, a no ser que sean fans acérrimos de juegos como Destiny, donde no hay una historia realmente, sino dar tiro tras tiro, con unos bonitos fondos, con un espectacular diseño de producción, eso sí.

El juego aburre mucho, porque las dinámicas se repiten sin piedad.