#ZNCine – Crítica de Vivir de Noche de Ben Affleck

Crítica de Vivir de Noche, cuarta película de Ben Affleck como director, adaptando de nuevo una novela de Dennis Lehane.

Por
10
1616
 
Vivir_De_Noche_Poster

Dirección: Ben Affleck.
Guión: Ben Affleck.
Música: Harry Gregson-Williams.
Fotografía: Robert Richardson.
Reparto: Ben Affleck, Sienna Miller, Zoe Saldanha, Chris Messina, Chris Cooper, Elle Fanning, Brendan Gleeson, Matthew Maher, Remo Girone, Miguel, Titus Welliver, Max Casella, Christian Clemenson, J.D. Evermore, Clark Gregg.
Duración: 128 minutos.
Productora: Warner Bros./Appian Way/Pearl Street Films
Nacionalidad: Estados Unidos.

 

Probablemente el año pasado ni haya sido el mejor para la carrera de Ben Affleck. Batman V. Superman (aunque su interpretación sea de lo más salvable del filme) ha sido un fracaso a nivel crítico. Affleck apostó e hizo lo que pudo por salvar los muebles, incluso, aportando a Chris Terrio para que se implicase en el proyecto.

Con este proyecto personal que Affleck llevaba cocinando desde antes incluso de entrar en el universo DC cinematográfico, seguramente pretendía redimirse de cara al público. Pero no han salido las cosas como pensaba y es que la crítica no ha dudado en señalar los problemas de Vivir de Noche y financieramente ha supuesto todo un revés para Warner. Todo ello se traduce a que el director de Berkeley tenga más presión sobre sus hombros con su película de Batman, a la que se podrá centrar a partir de este momento.

Dennis Lehane probablemente sea uno de los grandes revitalizadores del género, al menos, en el cine estadounidense. Ya sea cediendo los derechos, produciendo o guionizando algunas de las más influyentes e interesantes piezas de género han sido creadas por él. Por tanto, no es de extrañar que Affleck vuelva a fijarse en este autor para su nueva obra.

Resulta llamativo el abandono literal de la ciudad fetiche del autor: Boston, su lugar de nacimiento donde ha pasado parte de su vida, por la soleada y húmeda Florida. Desconozco la motivación detrás de ello, pero seguramente haya un valor simbólico detrás de ello, ¿Es el autor apoyando a la población latina, hastiado de los americanos blancos? ¿Tal vez haga referencia al momento de la carrera artística en el que se encuentran tano Lehane como Affleck?

Eso también tiene cierta importancia simbólica, ya que el negro tradicionalmente habita en los ámbitos puramente urbanos, para sacar a relucir de forma metafórica las cloacas que se ocultan bajo la superficie donde todo supuestamente funciona de un modo determinado, que tapa el verdadero mecanismo que mueve la sociedad. Al ubicar buena parte de la acción en un pueblucho de Florida significa el estar en un punto contrario de las características clásicas de género. También resulta curioso como se haya un ambiente donde hay mayor riqueza multirracial que en la gran urbe donde todos parecen blancos, ya sean irlandeses o italianos (las etnias arquetípicas de las mafias que se daban en la época de la ley seca, que trajo como consecuencia la gran depresión, tal vez, la edad de oro de estas bandas criminales).

Vivir_de_Noche__Foto_1

Su firma como director significa algo: dramas intensos del género negro que si bien no son particularmente revolucionarios, son muy conocedores de los cánones y de las características del género. Affleck, a su vez, se ha ganado a pulso su respeto en la labor de dirección, ya que sus películas tienen personalidad y están rodadas de forma exquisitamente clásica (salvo, tal vez, por Fargo que tiene ciertos elementos posmodernistas).

Del mismo modo que sucede con Boardwalk Empire, no es difícil ver la sombra de Howard Hawks, John Huston o Raoul Walsh en Vivir de Noche. Desde el comienzo es una historia que toma de Scarface, de Cayo Largo, de Los Violentos Años Veinte o de Al Rojo Vivo, entre otras, de forma más o menos velada. Aunque también entre las influencias citaría al cine criminal y de gangsters que se dio en el nuevo Hollywood.

Pero surge un problema con el exceso de respeto y es que se puede caer en el error de no pasar de ser un refrito, una sucesión de homenajes con poco o nada que aportar. Y, me temo, que, desgraciadamente, he visto poco o nada en Vivir de Noche que no haya visto en multitud de obras precedentes. A pesar de ello, resulta ser una obra sabe en la liga en la que juega y está realizada de forma coherente a esas ambiciones.

Vivir_de_Noche_Foto_2

El director logra hacer una producción de diseño simple y llanamente perfecta, con esa recreación histórica de la América entreguerras, abarcando hasta la ascensión al poder de Hitler. Affleck no es nada benévolo con su visión de América (lo cual parece que tiene posibles lecturas con la situación actual) donde el racismo y el ku klux klan hacen estragos en una tierra que ya por aquel entonces era un país de inmigrantes, con una multiculturalidad que la caracteriza, les escueza o no.

A su vez, hace también una crítica bastante obvia a no solo a los prejuicios, sino también a la religiosidad exacerbada, por no llamarlo fanatismo, representados por un par de personajes y las consecuencias trágicas que esta puede llegar a tener, y es que poco se puede llegar a diferenciar la familia del sheriff de la familia Phelps que nos presentó Kevin Smith en Red State.

Como buena pieza de género, tampoco duda en señalar de forma deshinibida toda la porquería y la corrupción que asola el lugar en el que se mueven sus protagonistas. Hay una atmosfera más o menos densa en el que la trama deja de ser lo más esencial, si no que se busca hacer un retrato fidedigno, honesto y nada temeroso de la realidad social de esa época (que tal y como la plantea en la película, no se aleja mucho de los conflictos que vemos actualmente).

Vivir_de_Noche_3

Sin embargo, tal vez lo más interesante, resulte ser la ambigüedad moral del protagonista del filme: un soldado que luchó en el frente y que regresó como criminal. Pero al principio del filme, es un hombre al que todavía le quedan y límites morales, que suponen su perdición, lo cual le hace que caiga en una serie de conflictos internos identitarios que hacen de este protagonista, tal vez, el punto más cuidado del guion filme. Aunque tampoco que eso sea algo especialmente innovador, ya que Joe Coughlin es un personaje que funcione, no deja de tomar de ser una suma de elementos que ya han funcionado, sin ninguna particularidad que le haga destacar como un personaje particularmente memmorable.
Tal vez sea de las primeras grandes películas grandes que llegan de Hollywood que se levantan contra los idearios del nuevo presidente, o tal vez les recuerde los orígenes de la sociedad que realmente ha creado y mantenido los Estados Unidos tal y como los conocemos, con sus luces y sus sombras. Por esa razón, esta clase de películas sean más relevantes de lo que nunca han sido en un país cada vez más ciego y dividido.

Vivir de Noche la aplaude y apoya, y parece sacar pecho de ello. Porque es en esta película los autonombrados defensores de la moral los que hacen más daños que los protagonistas. Como el buen negro, todos son grises y te plantean cuestiones acerca de quién está más o menos corrompido y con quien nos posicionamos.

El guion, que firma el propio Affleck es sólido respecto a su estructura y sus mecanismos, si somos capaces de obviar y perdonar las casualidades que se desembocan al tercer acto, y que en algunas ocasiones pueda parecer que falten escenas que conecten de una forma clara los sucesos de una escena a otra (curiosamente, uno de los errores que tuvo Batman V Superman: El Amanecer de la Justicia en el montaje que llegó a la gran pantalla). Respecto que los diálogos si bien son efectivos e, incluso sutiles, en gran parte de la película puedes llegar a sonar algo forzados. Algunas líneas de diálogo son inteligentes, bien empleadas y ricas en subtexto, mientras que otras no resultan en absoluto creíble desde la primera palabra que sale de la boca de los personajes, por el exceso de intensidad, algo que se busca a toda costa, demasiado impostadas.

Vivir_de_Noche_Foto_4

También es discutible el empleo de voice over que, tal y como los emplea aquí, es para dar información en lugar de hacerlo a través de lo propio del cine: las imágenes. Tal vez sea por el origen literario de la historia, o bien como homenaje al género, pero lo cierto es que no es necesario en esta película empeñada en sacar a relucir la escenografía con cierto barroquismo.

No sería justo no mencionar la labor en el cuidadísimo aspecto técnico y estético sin mencionar al director de fotografía del veterano y magistral Robert Richardson, del cual se ven multitud de sus señales de estilo habituales, además de contribuir de forma más que visible en el resultado final de la obra. Probablemente sea uno de los directores de fotografía geniales y más sutiles que están en activo, con unas señales de estilo constantes en todas sus películas, y aquí vuelve a dar una muestra más de ello.

Respecto a la planificación el director logra dotar a este aspecto, de nuevo, de una fuerza que radica precisamente en esa aparente invisibilidad. Es un director altamente narrativo y sus formas depuradas se aprecian en todos y cada uno de los planos de esta obra. Se aprecia una mayor seguridad en este aspecto que en las obras anteriores por parte del director, aunque con ello haya perdido parte de la frescura para conseguir algo altamente convencional, lo cual tiene sus cosas positivas (que logra dar en el clavo cada vez que es necesario, sin mucho artificio innecesario, sabe cuando anteponer la historia a su ego como director) y negativas (que se echa en falta algo más de búsqueda de contar algo realmente refrescante que aporte algo que no encontremos en otros productos).

Vivir_de_Noche_Foto_5

Por su parte, el Affleck actor logra hacer de su inexpresividad (porque es un actor con limitaciones) uno de los elementos claves de su personaje, que precisa de cierto hermetismo para darle capas. Sin embargo, es casi omnipresente su presencia y, tal vez, el personaje hubiese ganado si Affleck hubiese dejado el protagonista a otro actor.

Él encabeza a un reparto en absoluto estado de gracia: Siena Miller, cumplidora y hasta carismática, como primera amante del protagonista, Zoe Saldanha, que logra dar un papel muy loable, a pesar de ser un personaje un tanto plano, como la mujer, Brendan Gleeson, siempre perfecto y robaescenas, en una interpretación breve pero llena de buen hacer como el padre del protagonista, Elle Fanning, que tal vez dé vida al personaje más interesante, complejo y exigente del filme (de un modo que no deja de validar su talento, tras su impresionante trabajo en The Neon Demon), Chris Messina, habitual en los repartos de los filmes de Affleck, irreconocible gracias a un cambio físico muy potente, o un Chris Cooper notable, dando vida al sheriff de la zona.

Probablemente Vivir de Noche sea más interesante por si aislamos algunas de sus partes que por su todo. Es una película irregular y con problemas muy lamentables de ritmo, lo cual resiente el interés por la narración a lo largo del eterno segundo acto. Pero, obviando eso, resulta una pieza más que competente que funciona a varios niveles firmados por un Affleck que está en proceso de maduración como director y que puede dar todo su potencial en sus próximos proyectos que incluyen al murciélago en el futuro más próximo.

  Dirección: Ben Affleck. Guión: Ben Affleck. Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Robert Richardson. Reparto: Ben Affleck, Sienna Miller, Zoe Saldanha, Chris Messina, Chris Cooper, Elle Fanning, Brendan Gleeson, Matthew Maher, Remo Girone, Miguel, Titus Welliver, Max Casella, Christian Clemenson, J.D. Evermore, Clark Gregg. Duración: 128 minutos. Productora: Warner Bros./Appian Way/Pearl…
Dirección - 7
Guión - 7.5
Reparto - 7.5
Apartado visual - 8
Banda sonora - 6.5

7.3

Vosotros puntuáis: 8.18 ( 4 votos)

10
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
7 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
Cristian Miguel SepulvedaIgverniDreadstar_TFEEusebio JiménezLASTSON Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Mr. Bloom
Lector
Mr. Bloom

Me preocupa que el revés comercial ponga nerviosos a los que dan el cheque en Warner y para la película de The Batman no le den el presupuesto que merece. Creo que el gran problema de Vivir de noche es que nadie quería este proyecto, todo el mundo quería que Affleck se pusiera ya con el murciélago, lo mejor será que Affleck deje aparcados proyectos personales por unos años y se centre en una trilogía de Batman que es lo que la gente pide a gritos

frankbanner49
Lector
frankbanner49

Demasiado oro me parece que has sacado de esta mina,pedro.
Sinceramente, la película esta más cerca de un film mediocre que de una cinta que se esperaba con más fuste. el montaje deja bastante que desear con personajes que aparecen y desaparecen como el Guadiana.lo que me cuenta Affleck ya me lo ha contado BOARDWALK EMPIRE (con una trama mejor sostenida,personajes con mucho carisma, y no metidas con calzador en dos horas de metraje) ,los personajes no pueden ser más tópicos y previsibles (me gusto,si acaso, ese matón racista del labio partido que negociaba el 60%).

Especial mención a ese Madelman que camina rígido como Robocop marcándose un mano a mano con su hermano en MANCHESTER BY THE SEA sobre quien es más cara-palo. Un “mazao” Ben Affleck que en lugar de mimetizarse con el personaje,se limita simplemente a lucir una serie de modelitos de gangster de temporada a lo largo de la cinta (no me lo he creído en ningún momento) Menudo retrato de personaje,por cierto,interpretando a un atorrante al que le pierde la bragueta en la persecución de su verdadero objetivo,el dichoso capo Albert White.

Las escenas de acción (escasas) al menos están bien rodadas,especialmente,la última del final.

Se queja Affleck que se ha tirado dos años y medio trabajando en VIVIR DE NOCHE,y a nadie parece importarle la cinta.Que tan solo le preguntan por THE BATMAN.

Y tiene razón.Pero,oye, así son las cosas.Un fallo y vuelves a la casilla de salida. En Warner se han gastado unos 75 millones de dolares,gastos de promoción incluidos. Ha recaudado unos 16. A Warner no le ha salido bien la jugada. Claramente.

Yo solo saco algo positivo del asunto: Tras fracasos como EL CONTABLE y la de esta cinta,Ben Affleck se va a dejar el pellejo para hacer la mejor película posible en THE BATMAN,y de eso vamos a salir ganando todos.
Lo tengo clarísimo.

LASTSON
Lector
LASTSON

Uno de los principales motivos de las críticas despiadadas a BvS han sido el desconocimiento de la prensa “especializada”, los prejuicios, la moda de pegarle al DCEU, y la preconcepción de que todas las películas de superhéroes han de ser camp, ingenuas y con humor a cada rato.

Eusebio Jiménez
Lector
Eusebio Jiménez

Puede haber algo también de que la peli en cuestión sea una basura inmunda de principio a fin; pero sólo “puede”.

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Cuando colmaron de razzies a la peor película del año a la Catwoman de Halle Berry o al Showgirls de Verhoeven se daba por sentado que eran películas horribles merecedoras de tales premios.

Habiendo visto BvS he de decir que se merecen del primer al último razzie al que ha sido nominado.

Igverni
Lector

Estoy de acuerdo con BvS

Pero fíjate como en el último año se ha intentado reivindicar el Showgirls de Verhoeven (fue por el 20 aniversario?), como peli de culto incomprendida tan mala que es buena…

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Igverni, en un mundo donde Trump es presidente de un gobierno, no me extraña nada que haya personas sueltas por el planeta diciendo que Showgirls es una película de culto…

Igverni
Lector

Leí hace meses que Verhoeven les vendió a los actores que era una película “seria” y que las actuaciones son tan malas porque de verdad se lo creyeron, cuando él realmente lo que quería hacer era una farsa ambientada en el ese mundo ficticio de Las Vegas…

Yo solo la he visto 1 vez, en el cine hace 20 años, pero la recordaba dentro de la categoría de “peli tan mala que es buena”. Solo que con tetas en lugar de pistolas, artes marciales o Steven Seagal… 😀 😀

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Como buen provocador, Verhoeven puede intentar jugar ahora a vender aquello como que era una película “seria” y que los actores se lo creyeron de verdad.

A dios dando gracias que jamás la vi en el cine.

La “disfruté” cuando la pasaron por la tele, creo recordar que fue Tele Circo (que junto a Hombres y mujeres y viceversa era la cadena natural para pasar la de Verhoeven) hace muchos muchos años.

A partir de ahí la han dado en diversas cadenas en plataformas de pago y he vuelto a ver trozos no hace mucho.

Sigue siendo igual de infecta hoy que hace 20 años.

No señor Verhoeven, no tire balones fuera y diga que los actores sobredimensionaron la película y la sacaron del ámbito, digamos “cómico”.

Hágase cargo de ese pedazo de basura que dirigió.

Cristian Miguel Sepulveda
Autor

¡Salve Showgirls! ¡Salve Verhoeven!