#ZNCine – Crítica de Unicorn Wars, de Alberto Vázquez

Gordi y Azulin protagonizan Unicorn Wars, alegato antibelicista multirreferencial con un Alberto Vázquez en estado de gracia.

Por
0
2161

Dirección: Alberto Vázquez.
Guion: Alberto Vázquez.
Música: Joseba Beristain.
Duración: 91 min.
Productora: Abano Producions, Autour de Minuit, Schmuby Productions, Uniko.
Nacionalidad: España.

¡Unicornio bueno, unicornio muerto!

El pasado mes de mayo, Zona Negativa tuvo la suerte de ser testigo de la presentación de Unicorn Wars, el último trabajo en la dirección de Alberto Vázquez. Pese a no contar, por entonces, con un trailer oficial, los diferentes clips de vídeo que pudimos ver, así como las jugosas aportaciones del autor gallego nos pusieron los dientes bien largos. Así pues, cinco meses después, nuestra web tuvo el privilegio de ser invitada al preestreno de la película, dos días antes de su puesta de largo en el circuito comercial. Aunque ya había dejado verse en festivales como Sitges o Annecy, el pistoletazo de salida se dio en los Cines Golem de Bilbao, habitual lugar de encuentro para los seguidores del FANT. Photocall mediante, productores y director se mostraron exultantes mientras calentaban motores. La sala, llena hasta la bandera, prestó atención a los datos que se ofrecieron antes de su exhibición. Más de doscientas personas trabajando en Unicorn Wars y seis años de faena habían posibilitado que un proyecto tan complejo pudiese llegar a carteleras españolas.

Procedente del mundo de las viñetas, para Alberto Vázquez Psiconautas fue el punto de inflexión en su carrera. En el cómic editado por Astiberri, el autor de La caza encontró su propio lenguaje con el cual comunicarse. Utilizando animales antropomórficos como personajes de la historia, Vázquez montó una trama que funcionó a modo de espejo de la entrada de la heroína en su Galicia natal. Tomando como base dicha historieta, junto a Pedro Rivero dirigió el corto Birdboy en su entrada a la animación. No fue un debut al uso puesto que ganó el Goya en la categoría de mejor cortometraje de animación. Psiconautas continuaría dando muchas alegrías al futuro director de Unicorn Wars. Nuevamente en la fiesta del cine español se hizo con el galardón de mejor largometraje de animación abordando la problemática de la generación perdida en la década de los ochenta. Gracias al género de animación, Alberto Vázquez ha podido unir sus dos pasiones: el cómic y el cine. Y es que, aunque tenga mucho de los dos, para él no es ni una cosa, ni la otra.

Si Psiconautas tuvo en Birdboy su particular banco de pruebas, Sangre de unicornio hizo lo propio con Unicorn Wars. Siempre de la mano de la productrora vasca Uniko, este cortometraje de 2013 (que tuvo su génesis en el cómic) ya contenía elementos comunes con la película que vería la luz nueve años más tarde. En aquella ocasión, el conflicto entre ositos y unicornios tenía como trasfondo el bullying y la humillación. La pequeña historia orbitaba alrededor de dos (osos) hermanos mellizos que salían a cazar unicornios porque estos poseían una sangre con sabor a arándanos que mantenía bellos a quienes bebieran de ella.

Antes de poder ver el resultado definitivo, Unicorn Wars se fue gestando con lápices, acuarelas, monocolor y animación sucia a la par que diversas influencias impactaban en el proyecto. Algo que podemos contemplar en el magnífico Art Book editado por Astiberri, el cual realiza un recorrido por el proceso creativo y el desarrollo gráfico. Aunque pueda resultar sorprendente, una de estas fueron los códices medievales, auténtica debilidad del director gallego para quien siguen siendo tremendamente actuales gracias a su composición de página y la interacción entre tipología e imagen. Los códices pueden resultar muy modernos a nivel artístico y de narrativa. Vázquez opta por esta fórmula para contarnos la historia pasada de este particular universo. Con Ramón Barea ejerciendo de narrador, seremos testigos de la caída de los ositos y el auge de los unicornios en un trasunto de jardín del Edén. La religión tiene un peso importante en la trama. Un cura arenga a las masas de acabar con los infieles seres mitológicos. El fanatismo es uno de los pilares maestros de Unicorn Wars. Jon Gori, Maribel Legarreta, Itxaso Quintana o Manu Heras son los otros intérpretes que prestan sus voces a los personajes principales.

Utilizando las fábulas como hilo conductor, una constante en la obra de Vázquez, Unicorn Wars combina partes muy violentas con una historia familiar. Cine bélico y costumbrista entran de lleno en una coctelera para ofrecernos un trago diferente aunque sepamos identificar los sabores. La leyenda nos cuenta que los osos fueron expulsados del bosque mágico y, desde entonces, quieren recuperarlo. Es por esto que se preparan en un campo de entrenamiento al más puro estilo de La Chaqueta Metálica bajo las órdenes del Sargento Cosquillas que bien podría recordarnos al Thomas Highway que Clint Eastwood interpretó en El sargento de hierro. En la sombra, las élites del ejército observan con frialdad como envían a sus jóvenes al matadero. Un alegato antibelicista que nos retrotrae a Senderos de gloria. Las referencias están por doquier.

La aldea del arce, Bambi, Samurai Jack, los concepts art de Mary Blair, Winnie the Pooh, Hanoch Piven, Los Osos Amorosos, Quentin Blake o la madre de la animación, Lotte Reiniger, directora de películas como Las aventuras del príncipe Achmed, considerada una auténtica obra de culto gracias al uso de las sombras chinescas… todo tiene cabida en Unicorn Wars, cinta que, a pesar de su aparente aspecto cuqui, esconde un mundo cruel y podrido. Algo así como lo que quiso demostrar David Lynch con el comienzo de Terciopelo Azul. Las apariencias engañan. Vázquez aborda el origen común de todas las guerras y lo hace siendo tremendamente referencial pero con un estilo que lo hace Uniko único.

Aquí mi fusil, aquí mi corazón…

En su particular viaje al corazón de las tinieblas, el pelotón de ositos irá en la búsqueda de otro grupeto de congéneres perdido en el bosque (Salvar al soldado Ryan), consumirán gusanos con efectos psicotrópicos, sufrirán muertes terribles e irán con un billete de ira a la locura más absoluta. De esta manera, en el nudo de Unicorn Wars reconoceremos pasajes de Platoon o Apocalipse Now en medio de un estallido de color. A nivel audiovisual la cinta española cumple a las mil maravillas invitando a que su visionado sea en salas de cine. Y Johnny cogió su fusil. El tercer acto abraza la oscuridad con desmembramientos y desfiguraciones en pos de la profecía. Un desenlace que se sale de lo común con trazos surrealistas para romper con todas esas referencias que nos han ido acompañando a lo largo del metraje. A fin de cuentas, por muchos animales (reales o mitológicos) que protagonicen las historias de Alberto Vázquez, este siempre estará en sintonía con la condición humana.

¿Dónde ver Unicorn Wars?

Enlaces de interés

Entrevista a Alberto Vázquez, por Sergio Fernández Atienza.

Página web de Alberto Vázquez.

Dirección: Alberto Vázquez. Guion: Alberto Vázquez. Música: Joseba Beristain. Duración: 91 min. Productora: Abano Producions, Autour de Minuit, Schmuby Productions, Uniko. Nacionalidad: España. ¡Unicornio bueno, unicornio muerto! El pasado mes de mayo, Zona Negativa tuvo la suerte de ser testigo de la presentación de Unicorn Wars, el último trabajo en…
Dirección - 8
Guión - 7
Apartado visual - 8.5
Banda sonora - 7.5

7.8

Osada

Con un presupuesto de tres millones de euros, Alberto Vázquez realiza un pastiche multicolor en clave antibelicista que sirve para reivindicar el buen hacer de la animación para adultos patria.

Vosotros puntuáis: 6.46 ( 18 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments