#ZNCine – Crítica de La Cumbre Escarlata, de Guillermo del Toro

Por
7
1029
 
cumbre

Dirección: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro, Matthew Robbins
Dirección de Fotografía: Dan Laustsen
Música Fernando velázquez
Reparto: Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston, Charlie Hunnam, Doug Jones, Javier Botet, Jim Beaver, Burn Gorman, Leslie Hope, Kimberly-Sue Murray, Emily Coutts, Gillian Ferrier, Matia Jackett, Martin Julien
Duración: 119 min
Productora: Legendary Pictures / Universal Pictures

 

Después de aquel mastodóntico y enteñable homenaje al género nipón Kaiju que supuso esa Pacific Rim que espera futura secuela, el cineasta mexicano afincado en Estados Unidos, Guillermo del Toro, vuelve a las carteleras de todo el mundo con su última obra ya asentado cómodamente (puede que demasiado) en una maquinaria de Hollywood que desde el descomunal éxito que cosechó con la mítica El Laberinto del Fauno parece darle carta blanca para abordar casi todo proyecto que se le pasa por la cabeza. En esta situación privilegiada y asociado de nuevo con Legendary Pictures el azteca nos trae La Cumbre Escarlata, superproducción de la Universal protagonizada por Mia Wasikowska (Maps to the Stars, Alicia en el País de las Maravillas, Stoker) Tom Hiddleston (Thor, Los Vengadores, Thor: Mundo Oscuro) Jessica Chastain (Zero Dark Thirty, Marte, Interestelar) y Charlie Hunnam (Hijos de la Anarquía, Pacific Rim) entre otros. Tras unas primeras críticas que la tildaban de ser la mejor obra de la carrera de su autor, después su estreno ha sido recibida disparmente entre los que la han alabado como una de las más destacadas cintas del 2015 y los que se han sentido decepcionados con una obra que no ha ofrecido lo que se esperaba de ella, no por falta de calidad o una ejecución deficiente, nada mas alejado de la realidad, sino porque como en otras ocasiones ha sucedido (me viene a la cabeza el caso de El Bosque de M.Night shyamalan) los trailers nos han vendido una película de terror que está lejos de pertenecer de manera ortodoxa a dicho género. Huelga decir que a un ferviente incondicional de la obra de Guillermo del Toro como un servidor le entristece reconocer que por desgracia se encuentra más en este segundo bando que en el primero tras ver esta Crinsom Peak en pantalla grande, sin afirmar por esto que nos encontremos ante una mala película o una obra fallida, como previamente hemos mencionado.

Poco después de ese excelente prólogo en el que tenemos las dos primeras referencias claras al dúo de cineastas a los que Guillermo Del Toro hará referencia continua a lo largo del film como son el Mario Bava de Las Tres Caras del Miedo (sobre todo a la maravillosa y todavía hoy aterradora tercera historia, La Gota de Agua) o el Roger Corman que adaptaba a Edgar Allan Poe en general y al de La Obsesión (The Premature Burial) en particular el personaje de Mia Wasikowska (apellidado Cushing de manera nada gratuita si tenemos en cuenta la pasión del mexicano por la Hammer Films aunque no sea en esta obra, paradójicamente, una de sus referencias más directas) afirma acerca de uno de los relatos que escribe algo como que: “La mía no es una historia de terror, la presencia del fantasma es una metáfora del pasado”. Con esto el director de Mimic parece realizar una declaración de intenciones, porque ciertamente La Cumbre Escarlata no es un relato de terror. El problema es que todo el material audiovisual que con el que se han vendido la película promocionalmente afirmaba que sí lo era y por ello no se puede culpar a aquellos que al encontrarse en lo último de Guillermo del Toro con algo que no andaban buscando se sientan decepcionados o puede que hasta estafados. Porque Crinsom Peak es una película romántica, una versión gótica de la Rebecca de Daphne du Maurier que Alfred Hitchcock adaptó magistrtalmente al celuloide en 1940 añadiéndole apuntes de Sospecha, también del orondo director británico, incluso hasta podríamos apelar a que es un melodrama o folletín a lo Douglas Sirk localizado en la época Victoriana y con trasfondo sobrenatural, pero no una obra adscrita al terror más estricto, aunque evidentemente tenga bastantes apuntes del mismo y rinda tributo a muchas muestras clásicas del género que mencionaremos a continuación.

cumbre5

Porque eso es lo más desconcertante de una película tan peculiar como La Cumbre Escarlata, que siendo una declarada y sincera carta de amor al género del terror, ya sea en celuloide o literatura, está lejos como obra cinematográfica de ser una muestra clara del mismo. No tardamos en percibir el uso cromático de colores primarios en la iluminación propio de Mario Bava (heredado en los años 70 por su más digno sucesor, Dario Argento) o su amalgama de clasicismo y morbidez bífida (esa casa que supura cera roja por sus paredes como si sangrara y fuera perdiendo la vida poco a poco) visto en piezas como La Máscara del Demonio, el goticismo del ya mencionado Roger Corman que adaptaba a Edgar Allan Poe con esa aparición con físico y rostro de color rojo intenso que nos remite a La Máscara de la Muerte Roja, apuntes icónicos como una pelota roja y una silla de ruedas que nos retrotraen claramente a Al Final de la Escalera (The Changeling) de Peter Medak, el uso narrativo de infantes perversos que homenajea al Henry James de Otra Vuelta de Tuerca que más tarde llevara a la pantalla Jack Clayton con la mítica Suspense (The Innocents) a lo que habría que sumar las deudas pendientes, propias del director de Chronos, con literators como el inevitable H.P. Lovecraft, Bram Stoker o Clive Barker. Por todo ello y viendo el espectador el caldo de cultivo multireferencial que tiene Del Toro entre manos finalmente decida arrinconar durante gran parte del metraje de la obra el terror para entregarse a dar profundidad, con mayor o menor fortuna, a las relaciones interpersonales y sentimentales de sus heridas y lacónicas criaturas.

cumbre9

Evidentemente que Guillermo del Toro y su co guionista Matthew Robbins (Mimic, No Tengas Miedo a la Oscuridad) decidan por medio de la escritura dedicarle la mayor parte de minutos del metraje al romance decimonónico protagonizado por los personajes de Mia Wasikowska y Tom Hiddelston o al secreto que este guarda junto a su hermana, a la que da vida la americana Jessica Chastain, no es óbice para que el director de las dos adaptaciones cinematográficas del Hellboy de Mike Mignola demuestre una vez más, y como casi siempre, que es uno de los cineastas más puros y talentosos del panorama cinematográfico contemporáneo. La puesta en escena de Del Toro en La Cumbre Escarlata alcanza cotas de puro arte aprovechando el mexicano ese diseño de producción descomunal que el presupuesto de 55 millones de dólares que la Universal Pictures ha puesto en sus manos (interviniendo también él como productor en el largometraje) y entregándose a una dirección de artística exquisita que se revela como un personaje más de la obra, sobre todo la mansión de los Sharpe a la que se mudan los personajes protagonistas tras abandonar New York. El productor de Mamá acaricia cada encuadre, su trabajo exhala un cuidado y cariño único a la hora de abordar una obra como la que nos ocupa y por la que siente verdadera pasión. Desde la ilmuninación hasta el diseño de vestuario, pasando por la soberbia fotografía de Dan Laustsen o la meritoria banda sonora de Fernando Velázquez, todos los apartados técnicos del film tienen el sello del jefe de ceremonias que se encuentra detrás de este festín visual y plástico que supone su novena incursión detrás de las cámaras. Tan hija de su autor es La Cumbre Escarlata que este se permite como proyecto jugar a la intertextualidad con referencias a otros trabajos del azteca como esas mariposas o la bañera que nos traen a la memoria la imaginería de El Laberinto del Fauno o ese último fantasma aparecido en la nieve cuya estética no hubiera desentonado con la de los espectros que poblaban el orfanato en el que se desarrollaba la trama de la nunca suficientemente reivindicada El Espinazo del Diablo.

cumbre6

Por desgracia, aunque en líneas generales todos los apartados funcionan en La Cumbre Escarlata y en lo referente al artístico Guillermo del Toro consigue arrancar de una delicada Mia Wasikowska, un trágico Tom Hiddleston, una perversa Jessica Chastain y un competente Charlie Hunnam interpretaciones que están a la altura de la producción en la que se ven embarcados como actores, son el guión algo rudimentario del cineasta y su colaborador Matthew Robbins y ese equívoco o definitivamente engañoso enfoque que la publicidad ha dado a la película, y que se ha convertido en su punto más débil o mayor enemigo, los que convierten el último trabajo del autor de Blade II en una oportunidad desperdiciada. Una pieza que hubiera sido mejor aceptada a nivel global y no tan criticada por un amplio sector del público si se hubiera mostrado desde el principio como el romance gótico que realmente es o si en su proceso de gestación hubiera sido abordada por sus autores como una verdadera horror movie, porque por desgracia las no demasiadas secuencias de terror que atesora la película en bastantes ocasiones bordean la excelencia y transmiten una atmósfera epdiérmica, impía y diabólica que se revelan como las mejores muestras dentro del film de lo que es capaz su autor cuando se entrega sin cortapisas o coartadas innecesarias a un género en el que en más de una ocasión ha demostrado sentirse como pez en el agua. La decepción en cuanto a la conceptualidad es un hecho, pero como anteriormente hemos apuntado en cuanto a la ejecución y profesionalidad con la que está rematada la obra está indudablemente a la altura como habitualmente sucede con prácticamente todos los proyectos en los que se embarca el mexicano. Por el momento nos quedamos con las ganas de que vuelva a entregarnos una obra maestra como Pan’s Labyrinth o al menos que tras la secuela de Pacific Rim decida ponerse manos a la obra con su amigo Ron Perlman para regalarnos la tercera entrega de su visión del Hellboy de Mike Mignola que muchos seguimos esperando como agua de Mayo. Este enteñable “cabrón” nos ha ofrecido demasiadas horas de ficción brillante como para no darle un voto de confianza por mucho que su prometedora última película no haya sido todo lo grande que se esperaba que fuera.

  Dirección: Guillermo del Toro Guión: Guillermo del Toro, Matthew Robbins Dirección de Fotografía: Dan Laustsen Música Fernando velázquez Reparto: Mia Wasikowska, Jessica Chastain, Tom Hiddleston, Charlie Hunnam, Doug Jones, Javier Botet, Jim Beaver, Burn Gorman, Leslie Hope, Kimberly-Sue Murray, Emily Coutts, Gillian Ferrier, Matia Jackett, Martin Julien Duración: 119…
Dirección - 7.5
Guión - 6.5
Reparto - 7
Apartado Visual - 7.5
Banda Sonora - 6.5

7

La última película de Guillermo del Toro es un meritorio romance gótico con algunos apuntes de terror, pero no una película adscrita totalmente a este género y ahí encontramos sus mayores fallos.

Vosotros puntuáis: 7.7 ( 13 votos)

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
igverniLobezno23hammanubillyboyfrankbanner49 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

yo no me he sentido defraudado ya que se el nombre del director asi como la ambientación, actores protagonistas (Loki: ¿el nuevo Johnny Deep?), música…dejan más que claro que es una historia de corte fantástico, un cuento oscuro al estilo de Razas de la noche de Clive Barker o Sleepy Hollw de Tim Burton, con toques de SteamPunk victoriano que ofrece una novedad fresca en este año con gran número de títulos fracasados (y antes de que el listo de turno me lleve la contraria: sí, ha habido éxitos de taquilla, pero eso no quita que existan hostiones como planetas en contraposición).
Todo el que vea el trialer se hará a la idea de lo que esta película ofrece y cómo se desarrolla la historia. Es más, recomendaría que NO se viera el trailer porque destripa un 40% de la película, cosa que siempre molesta a la hora de verla entera ya que da sensación de ser predecible.
En fin, que os la veais si os gustan las historias góticas de corte victoriano fantástico. Sino iros a ver truñetes como Pan….

frankbanner49
Lector
frankbanner49

excelente reseña de un “tio que sabe”( y se nota).

…y una reseña que sirve como elemento disuasorio para mí.

estaba dudando de si verla o nó. casi al 50%.ahora tengo claro que ya no me apetece tanto verla.

y hollywood deberia darse cuenta de que determinados actores jovenes no casan en según que proyectos. que es casi como confrontar agua con aceite.

billyboy
Lector
billyboy

A mi me gusto,pero hay que decir que si no fuera por su acertado aspecto visual no llamaria tanto la atencion,por ejemplo la mansion se lleva un claro protagonismo por su forma,es fantastica y la verdad es que te dejan con ganas de que se explorara aun mas,pero eso no hace un favor a los protagonistas cuando una mansion les roba el protagonismo.

hammanu
Lector
hammanu

Como bien se comenta en la critica no es una historia de terror. Los fantasmas son una metáfora del panorama psíquico de los protagonistas y el ambiente. Y como el Espinazo del diablo o El Laberinto de Pan lo peor es el genero humano y no las criaturas sobrenaturales. Me sentí igual que viendo esas maravillosas producciones de Corman que hizo de Poe con Price y el gran Peter Lorre que son únicas como esta película que esta alejada (y mucho) del cannon comercial. Un romance gotico que hubiera funcionado mejor para una audiencia de otra época.
Lo que me cabrea que Del Toro necesita ya un éxito comercial en condiciones para que le sigan produciendo en Hollywood y como el pobre no da ni una con los proyectos en que se embarca: Sus videojuegos y el fiasco con Kojima o esa aventura de rol lovecrafianas que iba a ser la revolución en videojuegos y que saco a muy buenos dibujantes de comics para hacer diseños para al final tirar el trabajo a la basura.
Sin contar su mala suerte con La Montaña de la locura o un una versión oscuro de la Bella y la Bestia que Disney le chafo porque le robaron la idea de contratar a Emma Watson para hacer su versión en imagen real de la ídem. Y Hellboy 3 no la ven viable económicamente por su recaudación algo parecido pasa a Pacific Rim que en USA fue un desastre y aunque la salvo el mercado asiático le están dando largas con darle la luz verde con la segunda parte. Tendría que haber ido a lo seguro y no haber rechazado el proyecto del Dark Universe con los personajes sobrenaturales de DC que seguro lo hubieran puesto de nuevo en lo alto. Y eso sin contar con todas las ventajas que Warner le hubiera proporcionado ¡ Si hasta tenia el guion aprobado! y ha pasado de ellos. Al mexicano le falta un buen asesor que lo encauce de nuevo y no se pierda en proyectos con poco futuro. Algo asi como el que asesora a Nolan

billyboy
Lector
billyboy

Tanto es asi que el guion de Dark Universe va a ser utilizado sin el……

Lobezno23
Lector
Lobezno23

Pues yo le doy la misma puntuación, la peli me ha encantado pero le ha faltado algo…

Igverni
Lector

Gracias Juan Luis por tu crítica!!!

Globalmente coincido contigo, aunque yo no la puntuaría tan alto, para mi es un aprobado justito. No es mala, pero no es buena…

Por contextualizarlo, si solo tenemos en cuenta el aspecto visual, efectos especiales, música, etc., Prometeus también es una película con muchos elementos meritorios. Pero la película es mala no, lo siguiente, por un sinsentido de guión. La Cumbre Escarlata no llega a ese nivel, claro, pero no te deja una sensación satisfactoria al terminar de verla.

Por otro lado, entiendo que sí es posible que una parte de la audiencia no esperaba la película que hemos visto, pero para mi eso no justifica el flojísimo guión lleno de tópicos y nulas sorpresas.

En mi caso, yo sigo a Del Toro en Twitter, y 1 semana antes de su estreno en USA publicó un twit para intentar aclarar el sentido de su película, supongo que empezaría a verle las orejas al lobo tras los primeros screening-tests y críticas que empezaron a publicarse:

Guillermo del Toro ‏@RealGDT 10 oct.
One last time before release. Crimson Peak: not a horror film. A Gothic Romance. Creepy, tense, but full of emotion… Like my dancing!

Por tanto, yo fui a verla sabiendo que no es una película de horror al uso, no tuve ningún tipo de mal entendido entre lo que esperaba y lo que vi. Bueno, si, empezar a ver la película y comprobar como en la 1a hora, para no ser una película de miedo, repetía y calcaba muchos de los convencionalismos del género, con sustos con fantasmas y elementos gore cada X escenas que marcan el ritmo de la película.

Ah!! y por si fuera poco, escuchar como Edith Cushing nos cuenta 2 veces al principio que su novela NO es una historia de fantasmas, sino una historia en la que hay un fantasma, introducción muy poco sutil de lo que veremos a continuación.

En el último tercio, la película pierde fuelle, y es precisamente cuando cambia el tono de historia, cambiando el thriller con fantasma no hacia un romance gótico como nos ha vendido sin Toro, sino más bien hacia un slasher sin chispa.

Aviso de Spoiler

De hecho, el que al final sea la loca y obsesiva hermana mayor la asesina y la que controla a su hermano, cómplice pero en el fondo buena persona, es algo que se ve venir desde el minuto 1, y que es el argumento de muchos telefilme malos de Antena 3 del mediodía, como bien me comentó un amigo con el que fui a verla.

Hasta ese punto es flojo el guión, aunque esté increíblemente vestido gracias al buen hacer de Del Toro, que en lo que sí es un maestro es construyendo mundos fantásticos y dotándoles de vida.

Creo que a veces, la devoción hacia un material de base no es suficiente si no tienes una historia suficientemente buena que te sirva para reflejar esa devoción y ese cariño. Y Del Toro sin duda es un director visionario, pero que demuestra una y otra vez que no es un buen escritor, ni siquiera con ayuda.

Además, el lunes me decepcionó leer este twit de Del Toro, en el parece intentar justificar (muy elegantemente, eso si), el “fracaso” comercial no por causas achacables a él, ¿el guión no importa?, sino a conceptos muy difusos como las expectativas previas del espectador y Marketing del Estudio.

Guillermo del Toro ‏@RealGDT 26 oct.
When 1 movie gets made, 3 get released:
The one the audience wants.
The one the studio sells.
The one that was made.
Sometimes they coincide

La película lleva recaudado desde su estreno 23 Millones en los USA y 26 en el resto del mundo, para un presupuesto de 55 Millones sin contar Marketing y Publicidad. Al final espero que no perderá dinero, pero tampoco va a dar muchas alegrías al estudio.

Que su recaudación USA no cubra el presupuesto de 55M no solo es una gran decepción, sino que incluso hace que entienda perfectamente porqué le echaron atrás el proyecto de “En las montañas de la locura”, una película que planteaba como R (mayores de 18) y que iba a necesitar un presupuesto de mas de 100 Millones. Aunque Del Toro llegó a decir que se había parado porque tenía la misma premisa que Prometeus de Ridley Scott, lo cierto es que es un presupuesto desorbitado dado el tirón comercial del mexicano. Por no hablar que del guión inicial de Prometeus a lo que realmente vimos en pantalla quedó más bien poco tras todos los cambios que Scott obligó a hacer, según palabras del propio Lindeloff.

Al final, para mi su película americana más satisfactoria sigue siendo Blade 2, en la que su calidad y visión sí marcaron la diferencia, consiguiendo un espectáculo brutal, que deja en mal lugar las otras películas.

Buff, perdón por el rollo, ya sabeis, cuando empiezo… ¡Saludos!!