ZN: Especial amigo invisible

Cada redactor le recomienda un cómic a otro compañero, ¿acertaremos todos?

Cada año, en Zona Negativa, hacemos un especial Reyes Magos con una lista de recomendaciones confeccionada gracias a la participación de varios de nuestros redactores. Este año hemos querido darle la vuelta a esta idea. Normalmente, la iniciativa consistía en recomendar un cómic que nos pareciera un buen regalo de Reyes basándonos en el gusto de cada uno de nosotros. En cambio, este año nos hemos propuesto hacer una recomendación siguiendo la lógica de algo muy navideño, el amigo invisible.

Lo que hemos hecho es emparejarnos de manera aleatoria entre los redactores que nos hemos apuntado a participar. Cada redactor invisible debía recomendar una obra a su compañero basándose en lo que conoce, o no, de él. Una manera de no pensar solo en nuestros gustos, si no de obligarnos a pensar en otra persona. Por tanto, a continuación, podréis leer una atípica lista de recomendaciones navideñas. Esperamos que os guste y que dentro de unos días, los reyes sean buenos con vosotros.

Felices fiestas y próspero año nuevo de parte de todo el equipo de Zona Negativa.

El amigo invisible de Cristian Miguel Sepúlveda es


Plutona, de Jeff Lemire, Emi Lenox y Jordi Bellaire. Astiberri (Image Comics). Contiene Plutona #1-5; Tomo cartoné de 152 páginas a color. 18,00€
.

¡Hola amigo! Cuando supe que eras tú mi elegido por el azar me vinieron a la cabeza muchas ideas para recomendarte. Sin embargo, empecé a pensar que todas las ideas que me venían no servían, porque estoy seguro que has leído cualquier cosa que se me ocurra. Sin embargo, me lanzo a la piscina. Si no lo has leído, dale esta oportunidad que te brindo. Y si sí que lo has leído, pues vuelve a recordar la calidad de la historia.

Mi regalo/recomendación es Plutona, de Jeff Lemire y Emi Lenox. Una miniserie deliciosa. Image la publicó en cinco grapas que Astiberri recopiló en un mismo tomo que se lee del tirón. Es un relato que entretiene, con un tono ligero y un misterio impactante. Te atrapa, te conmueve y le da tiempo a sorprenderte al final. Es una historia que gira en torno a una superheroína, pero no es una de superhéroes. No hay un villano, o tal vez sí y esté más cerca de lo que los protagonistas creen.

Está dibujada brillantemente por Emi Lenox, que le da el estilo y la ambientación que necesita. Con mucha expresividad, unos ojos enormes y punzantes en cada cara, con un diseño cercano al cartoon, tal vez un poco al manga, que encaja perfectamente con lo que se está contando. Y también tiene un coloreado de Jordie Bellaire maravilloso. Artísticamente conjuga con el dibujo de Lenox engrandeciendo aún más las sensaciones que quiere transmitir Lemire. Y con un contraste brutal entre la narración presente y los flashbacks que homenajean a los cómics clásicos que tanto gustan a Lemire. Y a nosotros también, claro.

Te invito a descubrir, si no lo has hecho ya, esta mini escrita por el grandísimo Jeff Lemire, que en mi opinión se enmarca en el mismo universo que Black Hammer. El tono, el ambiente, el tipo de mundo me parecen el mismo, pero en otra parte, alejados de los protagonistas de esa otra gran serie. Si era la intención de Lemire de acercarse o no a su propia obra es lo de menos al final. Lo de más es que es una historia que te recomiendo encarecidamente, porque estoy seguro de que enseguida te van a caer bien los niños protagonistas y vas a querer ayudarlos desde el sofá, o como más cómodamente leas.

Es una obra para los amantes de los cómics de superhéroes y los que buscan historias pequeñas, deliciosas, que emanan de esos universos y crean un micro clima delicioso. Nada más. Un abrazo. Espero que te guste mi regalo.

El amigo invisible de Diego García Rouco es

Papel estrujado, de Nadar. Astiberri. Rústica con solapas. 400 páginas. 19,00€

Papel estrujado es la obra con la que el autor español Nadar se dio a conocer al mundo. Dicho sea de paso, es también la obra con la que convenció a todos de su enorme talento. Este tomo de 400 páginas publicado en 2013 sigue siendo una obra a recomendar año tras año. “Papel estrujado es una historia sobre la soledad de la culpabilidad y sobre personas que se abren camino, se reinventan y sobreviven cuando todo cambia y el pasado parece ser una losa de la que no podemos desprendernos” dice la sinopsis.

En verdad poco más me gustaría añadir, dado que creo que lo mejor es leerlo sabiendo lo mínimo. Pero añadamos algo más. Tenemos ante nosotros un gran trabajo narrativo, palpable con el manejo de las diversas líneas temporales y los diferentes protagonistas de la historia. Bajo temáticas comunes tenemos situaciones paralelas pero distintas, que permiten explorar todos los aspectos de los personajes y, de paso, de la propia humanidad. El dibujo responde de forma natural a lo que necesita cada página, aplicando la cantidad justa de detalle – o falta del mismo. El dominio del misterio que acompaña al lector por cada viñeta crea una sensación de ansiedad y culpa apropiada para este viaje. Los giros de guion pueden ser esperados, pero tienen una pirueta final que desencaja por completo. Al acabar la lectura de Papel estrujado, el dolor sigue vivo. No siempre es una lectura fácil, pero es un cómic endiabladamente bueno. No sé si ya lo habrá leído, pero es mi recomendación del amigo invisible para Diego García Rouco, y para cualquiera que lea estas líneas.

El amigo invisible de Giovanni Casella es

Robovampire, de Godfrey Ho (como Joe Livingstone). Filmark International Ltd.; 90 minutos. S. D.

Cuando descubrí que tú eras la persona que me había caído en suerte, me sentí un poco como en aquel tebeo de Superman, en el que Alan Moore y Dave Gibbons se preguntaban qué le regalas al hombre que lo tiene todo. Tu amor por el cine me hizo preguntarme de qué forma podía contribuir con algo que pudiera captar tu interés, ya fuera para el entretenimiento o para la curiosidad. Por tal razón, eché mano de una de mis debilidades y me apresto a recomendarte una película que, en mi opinión, simboliza una forma de ejecutar el séptimo arte: Robovampire.

Esta cinta constituye, junto a El diablo de la dinamita y El tesoro de Kampuchea, un tríptico que se corresponde con otro trío de nombres, surgidos de la filmografía oriental: Godfrey Ho, Tomas Tang y Joseph Lai. Su historia está plagada de confusiones, pseudónimos y leyendas varias, hasta el punto de que la figura de Tang ha sido considerada, en algunas ocasiones, como un pseudónimo utilizado al alimón por los dos anteriores. Su forma de lanzar películas pasaba por comprar, a precio de saldo, el metraje de producciones realizadas en otros países -como Tailandia-, re-doblarlas y re-montarlas, añadiendo nuevas escenas con intérpretes occidentales -escogidos entre el turismo mochilero que pasaba por allí- y presentando algo parecido a un argumento en el que había profusión de tiros, explosiones, artes marciales y, sobre todo y ante todo, vampiros chinos. Ya fuera como «mulas» del tráfico de drogas o espías de secretos de la industria cinematográfica, los chupasangres orientales hacían acto de presencia, en unas películas cuyas imágenes promocionales eran tan engañosas, como deudoras del éxito de turno.

Robovampire es una película surgida a rebufo de Robocop, pero cualquier parecido entre el policía mecánico y su contrapartida hongokensa es pura coincidencia. Bienvenido al mundo de la serie z, al festival internacional del pseudónimo y a la multiplicación de los celuloides y los peces. No te asomes en exceso a este abismo o, como yo, verás cómo te devuelve la mirada y caerás en sus redes. Ahora en serio, es el reflejo de una etapa en la historia de una industria -la hongkonesa- tan cercana y, al mismo tiempo, tan distinta.

Como epílogo, una revisión de la trayectoria del director de este filme, don Godfrey Ho, cortesía de la página francesa Nanarland

P. S. Aquí, la película en cuestión. Disfrútala:

El amigo invisible de Gustavo Higuero es

Los Campbell 1 Inferno, de José Luis Munuera y Sedyas. Dibbuks (Dupuis). Contiene Les Campbell 1 Inferno FRA; Tomo Cartoné. 56 páginas. 14,00€

Dentro de esta maravillosa idea que es el amigo invisible de Zona Negativa he tenido suerte de que me tocara Gustavo Higuero. La elección, aunque ha sido difícil, creo que es muy acertada: el primer álbum de Los Campbell de José Luis Munuera, una serie publicada en nuestro país por Dibbuks. Es una gran forma de introducirse en una de las mejores series que ha producido el mercado francés en los últimos años y que espero le guste tanto que se compre los cuatro álbumes que la completan.

Los Campbell es una historia de piratas con gusto clásico, pero modernas en cuanto a narración y estilo gráfico. Este álbum está compuesto por historias cortas pero con una trama de fondo que se va desarrollando en los siguientes álbumes. Bebe mucho de la BD humorística de aventuras cuyo principal exponente es Astérix. La influencia de Goscinny es enorme. Como él, Munuera sabe equilibrar el humor con la aventura, además también llena la historia de anacronismos y juegos de palabra una de las marcas de serie del guionista francés, con un humor que oscila entre el slapstick y el negro. El resultado es un tebeo que te transporta a la época en la que leíste tus primeros Astérix, algo al alcance de muy pocas obras.

Siendo todo esto motivos de sobra para recomendarla lo que me ha incitado a recomendársela es la especial relación entre Campbell y sus hijas, algo que refleja tanto la relación de Munuera con las suyas como sus preocupaciones como padre. las hijas de Campbell que se convierten en las reinas indiscutibles de la función, robando todas las escenas en las que aparecen. Algo que seguro le gustará y además le permitirá leerla con su peque ya que es una obra que se puede disfrutar con diferentes edades, gracias a sus distintos niveles de lectura.

El amigo invisible de Jordi T. Pardo es

El tesoro del cisne negro, de Guillermo Corral van Damme y Paco Roca. Astiberri Ediciones; Tomo cartoné. 224 páginas. 20,00€

Vaya suerte la mía, va y me toca Jordi T. Pardo en el amigo invisible, y no porque no me haga ilusión, al contrario le tengo un especial cariño a Jordi. Sino porque sus gustos en líneas generales son muy parecidos a los míos así que lo más probable es que esa obra que tanto me ha gustado y que me gustaría regalarle el ya la tenga. Con esto en mente, he hecho un repaso de las últimas lecturas que más me han gustado y sabiendo que Jordi es seguidor del trabajo de Paco Roca me he decantado por El tesoro del cisne negro, preguntando antes obviamente a mi fuente anónima si Jordi ya se había hecho con esta obra, ya sabéis cómo de importante es en estos casos no regalar algo que uno ya tiene.

Desde que Arrugas catapultó a Paco Roca a la merecidísima fama con cada nueva obra ha sabido conmover al lector, sus trabajos son muy emocionales, da igual que haga un homenaje a toda una generación que creció leyendo tebeos, o recordando a aquellos valientes durante la guerra civil española, o qué decir de La Casa, sin lugar a dudas su obra más íntima con la que dio las gracias a su padre y de paso, hizo que al acabar de leerla muchos no perdiéramos ni un minuto en correr a darle un sentido abrazo a nuestro padre.

Cuando Paco anunció su nuevo proyecto en el que le acompañaría Guillermo Corral van Damme a los guiones muchos vimos relación entre su propuesta de portada con las obras del maestro Hergé y por similitud en el título con una de sus obras más punteras, El tesoro de Rackham el rojo. La expectación fue máxima y tras su lectura no sólo no defrauda sino que además por estar algo más alejada del terreno íntimo se ha convertido en una deliciosa y maravillosa rareza en la carrera de Paco que recuerda a primeros trabajos como Hijos de la Alhambra.

La historia detrás de El tesoro del cisne negro recuerda poderosamente al caso Odyssey, es decir, el descubrimiento de un viejo galeón hundido cargado de oro por parte de una empresa cazatesoros americana y su llevada a juicio por parte del gobierno español por entonces dirigido por Zapatero al entender que el tesoro nos pertenece en cuanto a que el barco pertenecía a la armada española. Entorno a esta historia se hilvana un magnífico desarrollo de personajes entre los que destaca el protagonista Álex Ventura, quien acaba de entrar como asesor del ministro de cultura y quien tendrá que llevar buena parte del peso de la investigación junto a la otra gran protagonista Elsa, responsable del servicio de protección del patrimonio subacuático. Guillermo Corral se sirve de su experiencia profesional, en el pasado fue consejero cultural de las embajadas de Washington D.C. y la Habana, para mostrarnos la realidad que se esconde tras la diplomacia, un juego de tronos en el que hay que saber medir lo que quieres decir y esconder lo que realmente vas a hacer.

El tesoro del Cisne Negro es fascinante por muchos motivos, por aunar aventuras, política y una trama de lo más emocionante. Porque las relaciones personales aun no siendo predominantes terminan fluyendo, y en definitiva porque aunque a estas alturas Paco Roca sabemos todos que es garantía de éxito nos ha servido para además descubrir a un magnífico guionista como es Guillermo Corral del que habrá que estar atentos a sus próximos trabajos. Por todo ello he optado por escoger esta obra para mi amigo Jordi T. Pardo de su amigo invisible

El amigo invisible de Luis Javier Capote es

La Gran Novela de la Patrulla X 1, de Ed Piskor, Stan Lee y Jack Kirby. Panini Cómics (Marvel Comics). Contiene X-Men: Grand Design #1-2 (2017) y X-Men vol 1. #1 (1963); Tomo en tapa dura. 120 páginas. 17,10€

Cuando decidí participar en el Amigo Invisible de Zona Negativa sabía que tenía que cumplir porque recomendar no es una cosa tan fácil, hay que pensárselo bien y más cuando vi que que me tocó todo un veterano de la web como Luis Javier Capote. Viendo sus (grandes) escritos, particularmente los de la Marvel Clásica, voy a recomendarle una obra que va de camino a convertirse en un clásico contemporáneo.

Mi recomendación, viendo las cosas que has escrito sobre los mutantes, es X-Men: Grand Design o La Gran Novela de la Patrulla X de Ed Piskor, autor de la también genial Hip Hop Family Tree (Flow Press), un gran cómic que sirve como documental narrativo de los orígenes de este género musical. Este cómic repasa la trayectoria de la primera formación de los alumnos de Charles Xavier, desde su origen hasta que se topan con Krakoa. Soy muy fan de los mutantes de Marvel y recientemente estaba bastante descontento con el nivel ofrecido en cuanto a calidad en la gran mayoría de títulos de la franquicia en los últimos años, pero esta obra es realmente una oda a estos personajes y lo que los hace únicos. Una obra literaria que sirve como cómic y ensayo a la vez.

Es un trabajo de documentación soberbio pero también una muestra soberbia de narración y una carta de amor del autor por este universo que se ha convertido en un éxito de crítica y público, tanto que se ha publicado un segundo volumen sobre la Segunda Génesis que verá la luz en nuestro país a lo largo del presente año. Además incluye el primer número de X-Men de Lee y Kirby con color de Piskor y multitud de extras que hacen de la edición española digna de estar en toda estantería que se precie.

No sé si Luis Javier Capote ya habrá leído el presente cómic pero si no es el caso se lo recomiendo plenamente porque es uno de los mejores cómics de la editorial de los últimos años y uno de los imprescindibles de los X-Men de todos los tiempos.

El amigo invisible de Mònica Rex es

Wonder Woman de Brian Azzarello y Cliff Chiang 1, de ABrian Azzrello, Cliff Chiang yTony Akins. ECC Cómics (DC Comics). Wonder Woman. Coleccionable Semanal 01. Contiene Wonder Woman núms. 0-2 USA, Secret Origins núm. 6 USA; Cartoné, 96 páginas. 4,95€

Cuando vi que mi amiga invisible era Mònica Rex me sentí afortunado. Primero, porque es un honor recomendar una obra a una de las personas que más hace por esta casa, puesto que no sólo es una absoluta enciclopedia de manga, si no que encima se ocupa del diseño de la web, de la revista, participa en el podcast y además saca tiempo para cubrir salones de cómic y hacer magníficas reseñas. Además de eso tiene una vida al margen de ZN que incluye trabajar, estudiar y de vez en cuando, vivir.

Por ello, si hay una mujer empoderada en el mundo del cómic que ahora mismo represente lo que es ser una superheroina a todos los niveles es sin duda nuestra compañera Mònica.

Habiéndola definido así, lógico es que le recomiende una obra en la que su protagonista sea alguien desatado que encarne ese espíritu luchador que supone enfundarse unas mallas y luchar a cambio de nada por unos valores que son infinitamente más grandes que uno mismo. Rápidamente, si pensaba en qué obra recomendar, me iba a los tomos 100% Marvel de Capitana Marvel. Sin embargo, la actual encarnación de Carol Danvers no es sino una deudora más de la primera superheroina de la historia, de aquella que nos demostró que una mujer valía como mínimo lo mismo que un hombre, y que eso también se aplicaba a los superhéroes. Esa superheroina no es otra que Diana de Themyscira, más conocida por estos lares como Wonder Woman.

Si tuviera que recomendar una etapa concreta de Wonder Woman, quizás debería acudir directamente a los magníficos números de George Pérez, pero dada la vastedad y riqueza del Universo DC, prefiero la de Brian Azzarello y Cliff Chiang, en la que el guionista de 100 Balas y de Superman, Por el Mañana, consiguen acercar el mito de la hija de Zeus del noveno arte al lector neófito, aportando importantes detalles sobre su origen sin dejar de lado una trepidante historia en la que mitología clásica y cómic superheroico se dan la mano una vez más, demostrándonos que los viejos conceptos, si se tratan bien y con cariño, nunca mueren.

Quizás Mònica ya haya leido esta obra, quizás no, pero sea como fuere, para mí ella es la Wonder Woman de la redacción, algo que puede comprobar con su lazo de la verdad internauta, y por ello sin dudarlo ni un segundo, le hago esta recomendación.

El amigo invisible de Nacho Pena es

Last Hero Inuyashiki, de Hiroya Oku. Milky Way Ediciones (Kodansha). Contiene Inuyashiki Vol. 1 JAP; Tomo 1. 202 páginas. 08,50€

No sé si conocéis a Nacho Pena. Lleva poco tiempo en la redacción, de hecho, ni siquiera nos ha dado tiempo a hacerle ninguna novatada… Tampoco le hemos dicho que su nombre oficial será Nacho II, El Gallego. Ya lo descubrirá. Por suerte, su biografía me dio algunas pistas que han sido cruciales para decidir que obra podría gustarle en este juego virtual. Nacho y yo tenemos la misma edad con lo cual, una parte de nuestro background cultural es parecido. También es un enamorado del Spider-man de Sam Raimi, así que tiene buen gusto, aunque tendré que preguntarle en algún momento qué opina de la tercera entrega. Colabora en la sección de DC así que, seguramente, será un poco idealista. Bueno, esto también lo creo porqué es graduado en sociología.

Después de esta presentación encubierta de uno de los últimos redactores que se han incorporado a la web. Vamos al lío, ¿no? Lógicamente mi primer impulso era recomendarle un manga. Pero eso estaba sujeto a algunas variables, por ejemplo si Nacho hubiera tenido cincuenta años, quizás hubiera apostado por algún cómic europeo. Al final, la afición y el gusto por el manga es una cuestión un poco generacional. Pero Nacho vivió la época dorada del anime, así que aunque no sea lector de manga, sabe qué es, cómo se lee y que, en realidad, mola mucho. Vale, un manga encaja. Pero… ¿lee manga de vez en cuando? ¿sería capaz de aguantar una serie larga? y ¿el humor nipón, qué tal? Contestando estas y otras preguntas empecé a descartar posibles series que a un aficionado a los superhéroes le podrían gustar. Fuera Ataque a los Titanes de Hajime Isayama es una serie abierta y el dibujo es feo, no pasa nada por decirlo en voz alta. One Punch-Man de ONE y Yusuke Murata descartada por su humor muy muy MUY japonés, si supiera que está familiarizado con la demografía nipona, me arriesgaría. Mi tercera idea fue Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa otro shonen de gran éxito que podría gustar a un aficionado a las historias de superhéroes. Sobre todo a un decero, esos amantes de las historias profundas y oscuras… Finalmente, se me iluminó la bombilla y encontré la obra perfecta: Last Hero Inuyashiki de Hiroya Oku editado por Milky Way Ediciones y cuya reseña completa podéis consultar aquí.

Last Hero Inuyashiki comenzó a publicarse en 2014 y terminó en el 2017, así que es una serie reciente y moderna. De hecho, a nivel gráfico tiene una calidad notable que será agradable para cualquier aficionado al cómic americano. De hecho, la historia está adaptada al anime y en live-action aunque este último aún no ha llegado a nuestro país.

La historia de Oku gira en torno a dos personajes: Ichiro Inuyashiki, un padre de familia de 58 años que se siente solo y triste, y Shishigami Hiro, un estudiante de instituto. Ambos personajes son víctimas de un extraño suceso que les convertirá en máquinas con poderes sobrehumanos. Mientras que Inuyashiki usará sus nuevas capacidades para hacer el bien, Hiro se convertirá en un sádico sociópata. He aquí el héroe y el villano que están destinados a enfrentarse en una imponente batalla final. Una historia sazonada con elementos sociales como el retrato que hace de la familia japonesa, los medios de comunicación y las redes sociales.
En definitiva, Last Hero Inuyashiki es un manga correcto que juega con elementos de los cómics de superhéroes. Un shonen lleno de acción, pero adulto en su planteamiento y desarrollo. Una historia contundente, pero sencilla, en una muestra de lo que es el arte japonés.

El amigo invisible de Nacho Teso es

Michael Chabon Presents The Amazing Adventures of the Escapist, de Michael Chabon y Varios Autores. Dark Horse Cómics. Rústica, 400 páginas.24,99$.

En el año 2000, Michael Chabon ganó nada más y nada menos que el Premio Pulitzer de ficción por su novela The Amazing Adventures of Cavalier and Clay, una especie de biografía de dos trasuntos imaginarios de Siegel y Shuster. Estos dos individuos son, en el libro, los creadores de un superhéroe también imaginario (pero no entremos en ese tema) llamado The Escapist.

Las aventuras de Cavalier y Clay continuaron en una serie escrita por Brian K. Vaughan, pero las aventuras metatextuales de The Escapist fueron recogidas en la una colección antológica titulada Michael Chabon Presents the Amazing Adventures of the Escapist, recogidas en dos volúmenes por la editorial Dark Horse. A pesar de que tanto los creadores de The Escapist como el propio superhéroe remiten a la mitología de DC, las historias de esta colección son perfectas para fanáticos de Marvel como mi compañero Nacho Teso.

Y son perfectas porque recuperan el sentido clásico de la aventura y la maravilla de la Marvel de la Edad de Plata, que es al final de lo que trata todo este lío post-moderno. ¿Son necesarios más incentivos para atreverse con este obra? ¿Qué tal los nombres implicados en el cómic? Jim Starlin, Howard Chaykin, Brian K. Vaughan, Harvey Pekar, Chris Ware y un larguísimo etcétera.

Este es el libro ideal para los amantes del buen cómic y de las buenas historias, algo que Nacho Teso ha demostrado ser una y otra vez con cada artículo y cada palabra que publica.

El amigo invisible de Pablo Menéndez es

Billy Bat (1 de 20), de Naoki Urasawa y Takashi Nagasaki. Planeta Cómic (Kōdansha / Morning). Contiene Billy Bat Vol. 1-20 JAP; Tomo manga rústica con sobrecubiertas. 200 páginas. 8,95€

No ha sido fácil encontrar el regalo para mi amigo invisible, Pablo Menéndez es uno de los chicos nuevos de la oficina y no hemos tenido mucho contacto todavía. Pero, como siempre me han fascinado las historias de detectives, esta ha sido una oportunidad para jugar a ser uno buscando pistas de las personalidad de mi amigo invisible con la poca información suya de la que dispongo a mi alcance. He descubierto que a él también le gustan las historias de detectives, le gustan las historias que tratan sobre identidad, con cierto bagaje cultural y me atrevería a decir que no le disgusta que puedan tener un punto de surrealismo y filosofía. Le gustan los superhéroes, pero también personajes como Corto Maltés y Dylan Dog. No le gustan los planteamientos simplistas. En definitiva, el perfil a buscar es una historia con personaje carismático, con una cierta complejidad argumental y a ser posible con un trasfondo clásico que no eluda ese punto de locura para mantener en todo momento su atención. Dado que no conozco sus lecturas optaré por un manga que se aleja más de su círculo de acción, para intentar no recomendar algo que ya haya leído.

Teniendo en cuenta todas estas aseveraciones -ciertas o no- me he decantado por recomendar a Pablo la lectura de Billy Bat de Naoki Urasawa. No sé si ya habrá leído algo de este autor o incluso esta obra en concreto, pero para alguien que ha mostrado su predilección por títulos como Mr. Milagro, Watchmen, Doom Patrol o Animal Man se me antoja una elección bastante natural. Habría otras obras de Urasawa que normalmente se recomendarían previamente, como Monster o 20th Century Boys, pero creo que Billy Bat podría incluso conectar mejor con mi compañero por la metatextualidad que atesora su historia, por hablar del mismo medio de la viñeta con una historia dentro de otra historia dentro de otras muchas.

Es un poco de malnacido recomendar un manga con 20 tomos a sus espaldas (aunque al menos ya cerrada), pero creo que es una obra que se puede adaptar bien a nuestro cometido en este caso. Billy Bat no es una obra sencilla, no es condescendiente y eso seguro que llama la atención de Pablo. Es también una historia ambiciosa y al contrario que otros mangas tiene un perfil muy occidental. Sus referencias históricas, culturales y de género son interminables y es una de esas obras que dan un margen muy amplio para perderse en ella y divagar hasta que nos peten las neuronas.

Esta obra cuenta la historia de Kevin Yamagata, un autor de cómic de origen japonés nacido en Estados Unidos y creador de una caricatura de un murciélago detective llamado Billy Bat. Pero un día Kevin descubre que ya existe un personaje muy parecido en Japón y esto supondrá el principio de una paranoia llena de suspense y misterios que incluso implican al mismísimo destino de la humanidad. La serie publicada en Japón entre 2008 y 2016 por Kōdansha está editada en nuestro país por Planeta Cómic. Si esta recomendación no pilla desprevenido a Pablo, no creo que nada pueda hacerlo a estas alturas.

El amigo invisible de Raúl Gutiérrez es

Grandes Autores de la Liga dela Justicia: JLI Vol. I, de J.M. DeMatteis, Keith Giffen y Kevin Maguire. ECC Cómics (DC Comics). Colección Grandes Autores de la Liga dela Justicia. Contiene Justice League núms. 1-6 USA (1987), Justice League International núm. 7 USA ; Cartoné, 200 págs. A color. 20,50€

Corren tiempos oscuros. Tiempos en los que tal vez sea más necesario aprender a reírse de nuevo y mirar a un género, que tal y como ya ocurrió a finales de los ochenta, quedó atrapado por las oscuras garras de los héroes y heroínas que emprendían el ocaso o el inicio de sus carreras desde una perspectiva extrema. Un tiempo en el que en medio de esa oscuridad apareció una serie que venia a desafiarlo todo con un enfoque diametralmente opuesto a la moda que imperaba, dejando de lado a los grandes pesos pesados de la editorial, para centrar sus esfuerzos en construir una sitcom de manual usando a héroes y heroínas secundarios, de poco calado entre los fans, con el firme propósito de hacer las cosas de otra forma. Nos referimos a la Liga de la Justicia Internacional de Giffen, DeMatteis y Maguire.

Y es que, sin duda, es una obra que a Raúl Gutierrez le ha de gustar porque destila muchas de sus cualidades, pasión, diversión, entrega y ese saber reírse de todo para darle sentido a este mundo de locos que nos rodea.

Una obra que se hace atemporal, que supo enfrentarse a una moda y que se alzó triunfante gracias al tesón y el buen hacer de sus autores. Héroes de segunda, heroínas de segunda enfrentados a villanos de primera mientras entre ellos surgen todo tipo de situaciones de lo más disparatadas. Como la vida misma.

Divertida, novedosa, aún hoy, y valiente. Así es la JLI de Giffen y DeMatteis, una obra necesaria, una obra fundamental en el catálogo de DC que creo es la lectura ideal para Raúl por su frescura y naturalidad, como es él mismo. Un punto de vista nuevo de un concepto viejo y anclado en historias serias, grandes amenazas y protagonistas emocionalmente blindados que, en manos de Maguire, adquieren un nuevo significado gracias a expresividad gestual nunca vista en un cómic de género superheroico.

Sin prejuicios, sin complejos, así es la JLI con la que poder empezar el 2019.

El amigo invisible de Raúl López es

Shin Mazinger Zero 01, de Yoshiaki Tabata y Yuuki Yogo bajo una idea original de Go Nagai. Editorial Ivrea (Akita Shoten). Contiene Shin Mazinger Zero Capítulos 0 a 4 JAP; Tomo Rústica Formato B6. 200 páginas. 8,50€

Es una enorme alegría, y también una responsabilidad, el hacer un regalo de amigo invisible a la persona que me contactó por primera vez y me propuso entrar a colaborar con ZN, así como la que me inició en esta web junto a Gustavo y me ayudó a adaptarme perfectamente hace ya 3 largos años. Un placer hacerte esta recomendación Raúl, que espero que disfrutes tanto como yo, y que sé que te va a gustar por tu riqueza y variedad en tus lecturas. Igual esperabas algo diferente, así que espero al menos haberte sorprendido.

Es un riesgo no obstante, recomendar esta obra, puesto que, aunque entiendo que Mazinger Z se emitía en la televisión española más o menos en tu época, tampoco sé si de verdad eras uno de los grandes fans de este gran y primer mecha, o sin embargo te tocó de lejos y nunca llegaste a sumergirte en el mundo de Mazinger Z. En cualquier caso no importa, puesto que Shin Mazinger Zero, una reimaginación de la famosa historia de Go Nagai, pueden disfrutarla casi cualquier tipo de público, más allá del factor nostalgia.

Con una temática de ciencia ficción y viajes temporales, Yoshiaki Tabata nos ofrece una historia adulta, compleja y violenta, que va más allá de simplezas y nos propone desde el inicio un dilema moral ya clásico en la saga para que el lector vaya pensando en él durante toda la lectura: si tuvieras un poder infinito ¿Cómo utilizarías ese poder? ¿Harías el bien, el mal, o lo que te diera la gana? Los personajes principales son más o menos los mismos, con diversas variaciones, como un profesor Kabuto digamos… algo distinto, y un Koji absolutamente enloquecido en pleno estado berserker cada vez que se sube al Mazinger.

Y el apartado artístico es una delicia visual, obra de Yuuki Yugo, que representa las escenas de acción y los mechas con una espectacularidad digna del mejor anime y que nada tiene que envidiar al mangaka más hábil ahora mismo en las escenas de acción: Yusuke Murata, dibujante de One Punch Man. Las sensaciones que transmite Koji cada vez que se sube al Mazinger y pelea son de una potencia tal que te tiembla el tomo mientras lo estás leyendo, y eso se debe al buen hacer en narrativa visual por parte de Yugo, que también representa bien las escenas cómicas y eróticas, siempre presentes en obras del universo de Go Nagai. Un autor por cierto, muy poco divulgado por las editoriales españolas. Ivrea acaba de publicar Devilman G, una reimaginación más del clásico Devilman, pero con un tono muy naif, así que te recomendaría que te acercaras mejor al anime de Netflix: Devilman Crybaby, y a la edición en tomo integral de Cutie Honey, un clásico de Nagai que inició el género Magical Girl, y que Ooso Ediciones va a editar próximamente.

Así pues, espero que te guste mi regalo, mi recomendación, y espero de verdad que puedas acercarte a esta genial y fantástica obra que ahora mismo esta siendo una de las lecturas que más estoy disfrutando.

Un abrazo.

El amigo invisible de Sergio Fernández es

Sleeper núm. 01 (de 4): A su suerte, de Ed Brubaker y Sean Phillips. ECC Ediciones (DC Comics). Contiene Sleeper núms. 1 a 6 USA USA; Tomo Rústica. 160 páginas. 14,95€

He tenido bastante suerte con este sorteo porque conozco perfectamente los gustos de mi compañero Sergio Fernández, incluso compartimos muchos de ellos. Si bien es cierto que nos hemos recomendado mutuamente muchos cómics, no recuerdo si le mencioné éste en particular. La verdad es que, entre tantas recomendaciones, solo podría destacar una por encima de todas. Señoras y señores, les estoy hablando de Sleeper, obra cumbre, para mí, del noveno arte y que suponía el afianzamiento de una de las mejores parejas artísticas del mundo del cómic de los últimos 20 años.

La obra creada para el sello Wildstorm era la segunda colaboración entre el guionista Ed Brubaker y el dibujante Sean Phillips. Ambos, habían coincidido en La escena del crimen, en la que Phillips se encargaba de entintar a Michael Lark. Lo que sucedió en el cómic protagonizado por el carismático Holden Carver fue la eclosión de dos grandes talentos que a lo largo de los años han ido publicado obras de un enorme nivel y nos han hecho pasar a nosotros, como lectores, muy buenos momentos.

Sleeper lo tiene todo: una mezcla de géneros en la que podemos ver combinados el Neo-noir con los superhéroes; personajes atormentados; femme fatales; continuos giros de guion; y un villano encantador. Así pues, este cómic sentaba las líneas maestras de lo que nos ofrecerían en el futuro este tándem de lujo.

Sleeper fue publicado, por primera vez en 2004 en nuestro país, en grapa por Planeta Cómic, que se encargó de editar las 12 primeras entregas de Carver, John Lynch, Miss Misery y Tao. Tuvimos que esperar 3 años hasta que Norma Editorial retomara las aventuras de estos personajes, pero esta vez en formato recopilatorio, editándolo en 4 tomos que recogían los doce primeros números ya publicados, y los doce restantes inéditos en España. Recuerdo con agonía esa espera de una continuación que parecía que no iba a llegar nunca a nuestras librerías. En la actualidad, el tebeo está publicado por ECC Ediciones. Personalmente, prefiero los 12 primeros números, porque tuve la sensación de que eran redondos, y no tanto con los 12 siguientes.

Sinceramente, creo que Sergio agradecerá la recomendación, y también ustedes; sí, me refiero a aquellos que no han leído esta maravillosa obra, y a los que ya lo han hecho, nunca está de más una nueva lectura. Para el recuerdo las expresivas portadas de Phillips, y esos cliffhangers que nos hacían pedir más y más, y que nos dejaban en un estado de emoción y suspense total.

El amigo invisible de Víctor José Rodríguez es

Los enciclopedistas, de José A. Pérez Ledo y Alex Orbe. Astiberri; Tomo Cartoné. 128 páginas. 18,00€

Formar parte de esta familia tiene múltiples ventajas. Las sorpresas están a la orden del día e iniciativas como la que hoy nos ocupa corrobora dicha afirmación. Pocas pistas daré sobre mi persona a mi amigo invisible y al resto de los lectores. Sin embargo, como el crimen perfecto no existe, a modo de huella diré que no pertenecemos a la misma sección y que, por el momento, no hemos tenido la suerte de coincidir en el mismo espacio-tiempo…

A la hora de elegir la obra a recomendar, decidí sacar a Victor José de ese gran árbol DCeita que le sirve de refugio. Lo fácil habría sido que le hubiese aconsejado cambiarse de acera (hablando en términos únicamente comiqueros), y probase los placeres de La Casa de las ideas. Pero me consta que, como buen amante del noveno arte, este maño tiene algún affair con Marvel de vez en cuando.

Así pues, descartadas las dos grandes compañías, el coto iba cerrándose aún más. No tuve que invertir mucho tiempo para que la idea final iluminara mi cabeza. Los enciclopedistas, una de las mejores obras españolas estrenadas en 2018, sería mi elección. Para conocer el porqué de mi decisión, deberéis seguir leyendo.

Como la gran mayoría de mis compañeros, antes de convertirme en redactor de esta casa era un fiel seguidor de la misma. Me alucinaba, y me sigue alucinando, el vasto conocimiento sobre el mundo de las viñetas que todos y cada uno de ellos poseen. Por lo tanto, no es de extrañar que cuando leí el estupendo cómic de mis paisanos José A. Pérez Ledo y Alex Orbe, relacionase a Diderot, Hume, D’Alembert, Voltaire o Marie con Victor, Raúl, Jordi T, Mariano o Mónica.

La maravillosa ambientación de Los enciclopedistas, gracias a un sobresaliente trabajo de documentación, nos traslada al París de mediados del siglo XVIII. Los Ilustrados (un trasunto de Zoneros de la época) tratan de poner el punto final a un proyecto que cambiará la historia de la humanidad para siempre. La enciclopedia, lejos de convertirse en un libro más, estaba destinada a consagrarse en la llave que abriera la puerta de la modernidad dejando atrás el antiguo régimen. Como no podía ser de otra forma, la oposición atacará desde las sombras y varios intelectuales aparecerán brutalmente asesinados…

Una trama llena de suspense y conspiraciones que seguro hará las delicias de Víctor y la de todos aquellos lectores que se acerquen a él. ¡Luz y razón! escribió Pérez Ledo en el momento que me dedicó el libro el día de su presentación. ¡Luz y razón! deseo para todos los Zoneros en estos tiempos oscuros que están por venir. Y es que, como dijo Émile Chartier “Nada es más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una.”

Artículo anteriorServicio Informativo del Cómic Independiente USA #319
Artículo siguienteAquaman – Subdiego Vol. II
(Barcelona, 1990). Nacida con la necesidad de hacer decenas de cosas a la vez; me licencié en filosofía y ahora recorro otra aventura. Entré en el mundo del manga en un buena momento: en pleno boom de principios de siglo. Cuando por televisión emitían Evangelion y el salón del manga no tenía entradas limitadas. Fascinada por la estética gótica, oscura y dantesca, mi autora de cabecera es Kaori Yuki. Pero, reconozco que los mejores mangas que he leído son de Naoki Urasawa y Osamu Tezuka. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
Madrileño del 92, al que se le ocurrió la bonita idea de estudiar Sociología. Amante del cómic desde siempre. Ibáñez me desvirgó, el manga me hizo pasar muy buenos ratos, y finalmente con el cómic americano y especialmente con DC Comics terminé madurando el amor que siento por este arte, por lo que ahora mismo leo de todo, incluso Marvel. Actualmente, encantado de colaborar en Zonanegativa, que me permite disfrutar de mi gran pasión: los cómics, canalizada a través de mi otra gran pasión: la escritura.
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
En una pelea entre Batman y Superman siempre he creído que ganaría John Wayne. Me encantan los cómics, los videojuegos, la música y todas esas cosas que hacen que la vida sea maravillosa. Pero si hay algo que realmente me apasiona por encima de todo, es el cine.
Mi primer coqueteo serio con los comics puede datarse en el año 1988, en Zaragoza, concretamente en el recreo del colegio, mirando el primer número de la serie Millenium de DC. Aquello lo cambió todo. Quería tener el segundo número y el tercero... y como dice el dicho: el resto es historia. 5000 comics después y toda una vida entre viñetas seguimos a pie del cañón.
Barcelona (Septiembre, 1980). Mordido por una viñeta adquirí un asombroso interés por el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los Clásicos Ilustrados que adaptaban novelas de misterio y aventuras fueron mi primer pasaje a este universo. Luego llegarían Mortadelo y Filemón, Superlópez, Spider-Man, Dragon Ball y V de Vendetta. Para comienzos del siglo XXI había desarrollado una ecléctica pasión por el medio. En la actualidad, disfruto especialmente del cómic independiente estadounidense y el manga. En está, mi segunda casa, colaboro como reseñista y articulista hablando de cómics, cine y series.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Empecé con series animadas como 'Spider-Man y sus Asombrosos Amigos' y el 'Spider-Man' de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos 'Marvel Team-Up' de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en 'Amazing Spider-Man', con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los 'X-Men de Claremont' desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del 'Ultimate Spider-Man' de Bendis, cuyos 'Nuevos Vengadores' me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del 'Venom de Cates', el 'Immortal Hulk de Ewing', 'Thor de Aaron'... y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.
Nacido en Madrid en 1990 pero Galicia es mi hogar. Graduado en Sociología. El Spiderman de Sam Raimi y el coleccionable rojo del personaje publicado por Forum comenzaron a forjar mi amor que dura hasta el día de hoy independientemente de la editorial y procedencia y que el cómic también puede ser un medio perfecto que refleja los constantes cambios sociales. Historias como All Star Superman de Grant Morrison y Frank Quitely me recuerdan que nunca hay que perder la esperanza. Siempre me toque hacer un viaje en bus, tren o avión, un cómic se vendrá conmigo.
Novelista, guionista, estudiante de cine. Aprendiz. Empezó con esto de los tebeos gracias al Spiderman de Lee y Romita y al Conan de Thomas, Smith y Buscema. The Sandman y Watchmen le impactaron profundamente y todavía no se ha recuperado. Tras una temporada frecuentando el Londres de Dylan Dog, en la actualidad recorre los mares del sur en compañia de Corto Maltes, con el objetivo de encontrar fortuna y gloria...
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Bilbao (1982). Licenciado en Sociología. Soy, desde que tengo uso de razón, un amante empedernido del Cine gracias a Hitchcock y Kubrick. Criado en Corleone, visité la puerta de Tannhäuser como tripulante de la nave Nostromo. Tras una breve etapa en Tatooine y Mordor decidí regresar a Twin Peaks, desde donde disfruto de mis otras pasiones: los cómics, la música y los videojuegos.
Nací en Zaragoza en 1985 y descubrí el mundo de los cómics pocos años después, cuando mis padres me pusieron la película de Superman de Reeve y en los primeros segundos aparecía un número de Action Comics y la voz de un niño lo presentaba mientras pasaba sus páginas. Desde entonces he descubierto cientos y cientos de colecciones de cómics, de cientos de temáticas y de incontables editoriales. Y espero seguir conociendo más y más.

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Aieie!Diego García RoucoDavid For President Recent comment authors
Recientes Antiguos
David For President
Lector
David For President

Tan sólo decir que, a lo tonto, Diego no sólo le ha regalado Los Campbell a Gustavo, sino que también me los ha “vendido” a mí. Si me gusta tanto como creo que me puede gustar, gracias por anticipado.

Diego García Rouco
Autor

A mi me encanta, espero que os guste a los dos.

Aieie!
Lector
Aieie!

Yo me lo pillé en la biblioteca por recomendación de esta web y mi hija y yo hemos disfrutado de la saga entera como locos.
Se leen en un plis, el dibujo es excelente, las lineas argumentales están perfectamente enlazadas…
Para mi el mayor mérito es que mi hija tiene 6 años y yo 41 y hemos flipado los dos.