ZN Cine – Crítica de Perdida, de David Fincher

Por
21
746

 
Perdida_Poster

Dirección: David Fincher
Guión: Gillian Flynn, basado en su propia novela
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Fotografía: Jeff Cronenweth
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Tyler Perry, Kim Dickens, Patrick Fugit, Carrie Coon, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins, Scoot McNairy, Sela Ward, Emily Ratajkowski, Lee Norris, Casey Wilson, Lyn Quinn, Lola Kirke, David Clennon
Duración: 149 minutos
Productora: 20th Century Fox/Regency Enterprises
País: Estados Unidos

 

La nueva película de David Fincher. Esta frase de por sí ya atrae a muchos espectadores al cine, y es que el director de películas como Se7en, El Club de la Lucha o La Red Social está considerado como uno de los grandes del cine de nuestros tiempos. Llegado del mundo de la publicidad y los videos musicales (en aquella época dorada en la que de la MTV salían nombres como el propio Fincher o Spike Jonze), Fincher debutó con la polémica Alien 3, de la que años más tarde renegaría pero que aún sigue siendo reivindicada por muchos fans. Después vendrían éxitos que le encumbrarían a lo más alto de Hollywood, junto con películas que quizás pasaron más desapercibidas pero que han marcado todo un estilo de hacer cine, desde Zodiac o The Game a El Curioso Caso de Benjamin Button o La Habitación del Pánico; defendidas o denostadas por los fans a partes iguales, de hecho semanas antes del estreno de la cinta que nos ocupa, Perdida, muchos medios se engalanaron con listas y top tens de la carrera de Fincher y lo anecdótico es que muy pocas de esas listas se parecían entre sí, demostrando lo especial y polarizador que es el cine de Fincher. ¿Por qué?. Intentaremos verlo durante la crítica.

Aviso de Spoilers: Ben Afflek busca a su esposa desaparecida pero sólo queremos que averigüéis si la encuentra o no en la sala de cine, así que cuidado con la crítica que, aunque más o menos libre de spoilers, puede contener detalles importantes de la trama o de sus personajes

En Perdida, Fincher adapta la novela de la escritora Gillian Flynn (Kansas City, 1971), todo un fenómeno editorial desde su publicación en 2012 que arrasó en las listas de libros más vendidos, desbancando incluso a las Cincuenta Sombras de Grey de E.L. James. El adaptar libros no es nuevo para Fincher, cuyo último (y extraño) trabajo había sido el remake de Millenium, The Girl with the Dragon Tattoo y que anteriormente ya había trabajado sobre escritos previos en El Club de la Lucha (basada en la novela de Chuck Palahniuk) o Zodiac (basada libremente en el libro de Robert Graysmith). Perdida nos cuenta la historia de Nick y Amy, un matrimonio aparentemente normal cuya rutina se trunca al desaparecer Amy (Rosamund Pike) coincidiendo con el quinto aniversario de la pareja; a partir de ese momento comienza una investigación de la que no está libre de sospecha Nick (Ben Affleck) a la vez que estalla el circo mediático propio de los medios estadounidenses en torno al caso. Creedme, esto es todo lo que necesitáis saber de la trama para disfrutar de la película, así que huid de trailers, clips y sinopsis (y por supuesto de fans de la novela) ya que la historia está llena de giros que desearéis que os pillen en la ignorancia.

Ben Affleck pide ayuda para encontrar a su mujer
Ben Affleck pide ayuda para encontrar a su mujer

Hechas las presentaciones, vamos yendo al grano: hay muchas películas en Perdida y todas ellas me han gustado. En parte thriller al uso, supongo que el detalle que menos habrá gustado a los fans del director, y es que hay que reconocer que la trama tiene parte de ese estilo “telefilm de Antena 3 en la sobremesa del fin de semana” tan reconocible, que Fincher sigue a rajatabla pero del que se desmarca con la tensión que tan bien sabe llevar como director: muchas partes en Perdida son propias de películas procedimentales (descubrir la pista 1, 2 y 3, literalmente) pero gracias al buen hacer de Fincher no te sientes en ningún momento caminando por lugares comunes, a lo que ayuda también un ritmo endiablado que uno no sabe muy bien de dónde viene (apenas hay una escena de lo que podríamos llamar “acción” durante la película, brevísima y escalofriante) pero que es marca de la casa si Fincher está tras la cámara. ¿Recordáis la investigación en Se7en, con Mills y Somerset yendo de un lado a otro de la ciudad con los golpes de la banda sonora de Howard Shore poniéndote de los nervios?. Pues esa es la idea en la primera hora de Perdida pero sin lluvia ni mutilaciones; esa sensación de que se te escapa algo de la trama o que algo está a punto de pasar. Y es que la ausencia de Amy se respira en la película como la presencia en las sombras de John Doe durante la mencionada Se7en, y es aquí donde entra en danza el segundo tipo de film que es Perdida, todo un ejemplo de cinta de suspense que se aprovecha de la ambigüedad de sus personajes, sobre todo el centro de la película: el Nick Dunne interpretado a la perfección por Ben Affleck, cuyo relato se va a ir intercalando de manera magistral con el de su desaparecida esposa por medio de flashbacks que ponen al espectador ante las dos versiones de la historia. Es en este punto donde todas las críticas están invocando el espíritu de Alfred Hitchcock y hacen bien, ya que Perdida bebe de todos esos personajes retorcidos e imperfectos del cine y la novela negra y que poblaron las historias del Maestro del Suspense.

Pero Perdida aún hace malabares con más bolos, y es que a veces también puede ser una comedia negra y cabrona como pocas, un retrato crudo de los medios de comunicación, su manipulación y sus juicios previos (ojo, no sólo los yanquis, todos sabemos lo que los asquerosos magazines matutinos de este país harían con un caso como el de la película); y también, y esta es mi visión favorita de la cinta (al menos durante su primera hora y media, después de manera aún más cínica y metafórica), Perdida puede ser vista como una alegoría retorcida del matrimonio, de la pareja, del fracaso de las relaciones y la convivencia. Un relato tristísimo, una radiografía postapocalíptica (esa crisis económica que ha dejado parejas rotas por el desempleo y centros comerciales vacíos y terroríficos) de la llama apagada del amor. Perdida es, a su manera, un Eyes Wide Shut en el que no acaban follando. Y lo que más admiro del cine de Fincher es que te cuenta todas estas películas de las que estamos hablando sin perder por un momento su estilo como director. ¿Y cuál sería la clave ese estilo tan cacareado?. En mi humilde opinión está clara: la desafección. Es algo que te descoloca en un principio pero que termina siendo casi hipnótico en sus películas: notas que Fincher está ahí detrás, claro, con su descomunal talento para el encuadre y la secuencia (junto con P.T. Anderson y Clint Eastwood –cuando está con ganas, eso sí- me parece el mejor director vivo, así a las claras). Notas su excelente fotografía apagada y opresiva marca de la casa (aquí le acompaña en un trabajo sublime Jeff Cronenweth, con el que ya trabajó en El Club de la Lucha o La Red Social). Pero no notas una persona sentiente manejando el cotarro, no hay emoción ni pasión aparente por lo que rueda. Es un cirujano, preciso y pragmático, al que le importa una mierda empatizar contigo, el espectador. Un sociópata de la dirección cuyo mérito consiste en dejar la herida abierta para que tú te encargues de darle puntos. Y ese estilo tan especial, seco hasta lo árido, hace tan único para un servidor el cine de David Fincher, todo un puñetazo en el estómago del espectador acostumbrado a ir de la mano de papá director para llegar al final feliz y salir contento de la sala.

Nick Dunne (Ben Affleck), de víctima a sospechoso
Nick Dunne (Ben Affleck), de víctima a sospechoso

Todo esto no sería posible sin un perfecto casting en el que destacan sobremanera un gran Ben Affleck, cuya carrera de actor se ha beneficiado muchísimo desde que se pasó al otro lado de la cámara, ganando en presencia y perdiendo esos vicios actorales y esa cara de niño (hostiable a más no poder, reconozcámoslo) que lucía en su juventud; realizando un excelente trabajo de contención con un personaje nada fácil (un personaje que te tiene que caer bien a pesar de su torpe actitud, como con esa sonrisa al lado del cartel de su mujer desaparecida…) y, en definitiva, superando con creces el reto de llevar el peso de una película así. Quería solventar este tema cuanto antes, ya que tengo amigos que están literalmente al borde de la enemistad conmigo por defender a Batfleck: qué le voy a hacer, me cae bien y creo que como director está desarrollando una carrera impecable. Y sí, viendo cómo se está poniendo físicamente (en Perdida ya va camino de nivel armario empotrado) y su calidad como actor, creo que nos dará una grata sorpresa en esa pequeña producción superheróica en la que está inmerso. Pero sin duda la revelación de Perdida es una Rosamund Pike sencillamente estratosférica, con un personaje que visto en perspectiva hubiera condenado a muchas actrices al histrionismo pero que la actriz de An Education borda completamente; y es que si su personaje no funcionara, la película hubiera corrido un serio riesgo de venirse abajo. Así que excepcional elección y trabajo el de Rosamund Pike. El resto de secundarios cumple perfectamente, destacando a Carrie Coon como la hermana del protagonista, Neil Patrick Harris (que tampoco tiene mucho donde lucirse) y un sorprendente Tyler Perry en el papel del abogado Tanner Bolt (sí, el mismo que admitió que no conocía a David Fincher cuando firmó para el papel). Mención aparte merece la impresionante banda sonora, una nueva colaboración de Fincher con Trent Reznor y Atticus Ross tras La Red Social, que aquí componen una música precisa jugando con la atmósfera de tensión de la cinta y temas que mezclan la electrónica con extraordinarios toques a lo Angelo Badalamenti que ayudan (y mucho) a mantenerte atado a la butaca; una música viva más que de acompañamiento. Perfecta combinación y un nuevo éxito en la colaboración de los músicos con el director.

En definitiva, ¿qué es Perdida?. Un divertimento, sí, una genial pieza de entretenimiento durante sus 149 minutos que no se hacen largos en ningún momento. Un ejercicio de estilo también, confirmando las extraordinarias dotes de un director que si se deja de extraños experimentos con franquicias nórdicas nos debe seguir regalando joyas cada poco tiempo. Una deliciosa vuelta de tuerca al thriller y al cine de suspense, por supuesto. Y una reflexión cínica e incómoda sobre lo que cuesta encontrar a la pareja ideal y mantenerla con el tiempo, claro que sí. Como espectador, más que satisfecho, estoy colmado.

Rosamund Pike, la desaparecida Amy
Rosamund Pike, la desaparecida Amy

P.S.: No puedo evitar poner al final, en vez de al principio de la crítica como es habitual, el tráiler de la película, su primer tráiler para ser más concretos. Y es que la elección de esa versión de She interpretada por Richard Butler me parece uno de los ejercicios de juego con el espectador ya en los avances de la cinta más retorcido de los últimos tiempos, y es que en la letra de una canción puede haber más significado que en las imágenes que se muestran. Genial y, en perspectiva, tremendo tráiler. No os la perdáis.

 

Review Overview

Dirección - 100%
Guion - 90%
Reparto - 90%
Aspecto visual - 95%
Banda sonora - 95%

94%

Perdida es una nueva joya en la carrera de David Fincher, un thriller con toques del mejor suspense, una crítica feroz a los medios y un cínico y amargo retrato de la decadencia de un matrimonio.

Vosotros puntuáis: 8.26 ( 6 votos)
21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
honorio76
honorio76
11 octubre, 2014 20:45

O sea, según uds. ¿Ben aprendió a actuar?

billyboy
billyboy
Lector
11 octubre, 2014 22:36

Bien,Batfflect empezo a actuar mejor desde que se dirigio a si mismo,en Argo esta muy potable,y si en esta gana enteros pues mejor,supongo que es de esos actores que con la edad ganan,quizas al final de su carrera pueda llegar a alguna nominacion (aqui me lloveran de palos por esto),pero bueno,no seria el primer actor que va consiguiendo seriedad con el tiempo.

Ademas le da un plus a su batman,asi dan mas ganas que hostie a superman,que creo que es lo que esperamos.

Mr. X
Mr. X
Lector
11 octubre, 2014 23:14

Yo leí la novela, que dentro de sus parámetros, es bastante divertida e intrigante, así que por un lado me perderé la GRAN sorpresa y vuelta de tuerca de la historia y la OTRA gran sorpresa del final. Pero tenga ganas de ver qué ha hecho un crack como Fincher con esa historia.

Dicho esto, a ver Ben Affleck no es un gran actor, no es Michael Caine, a pesar de que incluso en sus inicios tiene sus papeles destacados, como en Persiguiendo a Amy, y después ganó un premio al mejor actor en el festival de Venecia por Hollywoodland. Pero el tío a medida que ha desarrollado su carrera como director, ha ido mejorando, como dice el Sr Billyboy. Y por otro lado, joder, no deja de ser un debate un poco ridículo: que va a interpretar a Batman. No es el mayor reto interpretativo de la historia precisamente.

jorgenexo
jorgenexo
12 octubre, 2014 0:46

A ver. ¿Qué veo mañana, esto o La Isla Mínima? (A priori me llama más esto, pero no sé / no sé. Qué cojones, para lo que nos queda veo las dos…

alberto240880
alberto240880
12 octubre, 2014 2:35

Pues a mi en algunas cuestiones me dejo bastante frio, ojo no niego la calidad de Fincher en el aspecto de manufactura pero me paso algo en el momento de verla (no he leido el libro aclaro eso), la empeze a ver con otros ojos, es decir descubierto el giro del guion la empeze a ver desde el punto de vista juridico por decirlo de alguna forma, y para mi ahi sale perdiendo la pelicula y es donde a mi parecer estan los fallos en el guion, amen de que hay una escena que a mi parecer se sale de la realidad dejo lo que a mi parecer falla en spoilers (seria practicamente la primera ves que los uso y si no estan bien no leas mas de aqui a riesgo de leer parte de la trama)

Aviso de Spoiler

La escena donde ella se saca sangre es bastante fallida, dada la cantidad de sangre que pierde y que luego se pone a realizar actividad fisica lo mas facil es terminar desmayado o demasiado debil como para hacer todo lo que ella hace y luego a mi parecer empeora dado que la cantidad de sangre que pierde le indica a la policia que fue atacada y recibio heridas graves y cuando aparece no tienen ninguna herida que amerite tal perdida de sangre.
El tema de las compras, solo mencionan que no estan los objetos pero nunca se investiga quien los compro, quien los recibio, nunca rastrean las compras simplemente asumen que las hizo el marido.
Ella se pasea al aire libre y en una epoca en donde cualquiera te toma una foto nadie se dio cuenta de quien era, maxime cuando va al casino y no me vale eso de que se cambie el corte o el color de cabello ya que para mi pasa de ser rubia a ser menos rubia y hay que tomar en cuenta de que ya era conocida desde antes y mas aun cuando su desaparicion se vuelve noticia nacional.
El tema de que ella pensaba suicidarse cosa que falla conociendo su caracter y su forma de ser nunca se lo plantearia.
El ex-novio (Desi) que al llevarla a la cabaña parece comportarse como un psicopata que se aprovechara que la dan por muerta para retenerla, luego hay un cambio que se aprecia cuando ella ve la entrevista y el parece darse cuenta que algo no va bien y luego solo vuelve a cambiar para ser un total muñeco de trapo que no se da cuenta de nada, sobretodo si lo ponen como un obsesionado con ella y teniendo un pasado nunca se le ocurrio revisar las camaras cuando estaba fuera mas cuando tenia acceso a las camaras desde su telefono.
Ningun doctor se da cuenta de que ella no estaba embarazada cuando regresa, si lo mas seguro es que le hacen examenes de violacion.
Esto es muy quisquilloso pero lo siento asi me parecio y es que por lo menos en estados unidos ningun juez le daria a la policia una orden de cateo valiendose solo en una llamada anonima (lo que se llama causa probable) ya que sin esta toda prueba obtenida seria facilmente descartable por el abogado del acusado.

Jordi T. Pardo
Autor
12 octubre, 2014 10:03

“Yo leí la novela, que dentro de sus parámetros, es bastante divertida e intrigante, así que por un lado me perderé la GRAN sorpresa y vuelta de tuerca de la historia y la OTRA gran sorpresa del final. Pero tenga ganas de ver qué ha hecho un crack como Fincher con esa historia.”

No creas, Mr. X, yo no he leído el libro pero David Fincher y Gillian Flynn han comentado que decidieron cambiar el final de la historia que se encuentra en la novela precisamente para pillar por sorpresa a la gente.

Mr. X
Mr. X
Lector
12 octubre, 2014 10:47

Ah, pues está bien saberlo, Sr Pardo: otro aliciente para verla.

Sobre la autora, escribí una reseñita hace tiempo http://www.notodo.com/libros/5784_gillian_flynn_heridas_abiertas.html Las dos novelas que he leído suyas tienen un componente de mal rollo y turbiedad bastante considerables.

Miki
Miki
Lector
12 octubre, 2014 15:57

Yo coincido y discrepo total y completamente con la reseña, todo a la vez.
La película está hecha de una manera casi perfecta, está medida al milímetro y eso hace que los fallos, necesarios para que funcione una cosa tan absurda como lo que plantean, a mucha gente no le chirríen (como le pasó a la persona con la que fui al cine) o directamente los atribuya al carácter caprichoso, por llamarlo de alguna manera, de alguno de los personajes (como le oí decir a otra persona cuando salía de la sala).

Aviso de Spoiler

La habilidad forense de los policías, por ejemplo, se esfuma en la segunda parte del relato, cuando nadie se molesta en comprobar si las lesiones que presenta coinciden con las que se suponía que se le causaron durante el secuestro (máxime cuando expresan que dichas heridas podrían causar la muerte) y sólo hacen una prueba parcial respecto a la violación, pasando por alto completamente todo el asunto del embarazo que tanto juego ha dado en la media hora anterior de la película. Embarazo del que mágicamente se olvidan también cuando viene la presentadora sensacionalista y la cuentan que hay un nuevo embarazo, detalle que alguien tan ávido de carnaza (como se encarga de subrayar ella misma al hablar con Affleck) no pasaría por alto.
La escena de los diversos cuerpos del orden mirando al personaje de Amy Dunne (Pike) con pena, al menos para los que tenemos contacto con el mundo judicial, es entre surrealista y directamente estúpida y presenta la mayor debilidad argumental de toda la película. Las testificales de las mujeres presuntamente violadas nunca son un masaje en el que se deja a la “víctima” hablar sin ton ni son asintiendo acríticamente cada vez que dice algo. Y que la policía que lleva la investigación elija ese momento para mostrar sus dudas respecto a la versión presentada sin haberlo hablado antes con sus colegas es raro desde cualquier punto de vista.
Que Amy planee todo el asunto para suicidarse y así conseguir que ejecuten a su marido no casa con su personalidad, sobre todo cuando nos cuentan que ya hizo algo parecido antes y se salió con la suya. Tres cuartos de lo mismo para el personaje de Desi (Neil Patrick Harris, que se tira todo el rato en pantalla poniendo cara de raro), que pasa de atontolinado crédulo a posible psicópata manipulador y nuevamente a atontolinado sin que una versión del mismo personaje acabe de casar con la otra.
Y así unas cuantas más.

Pero Fincher mide tan bien el poco tiempo que concede a estos detalles y lo envuelve todo con un montón de subtramas y diálogos tan bien hilados (y tan manipuladores, indicando todo el rato a dónde tienes que mirar) que uno se los traga. Por esa habilidad al tapar casi completamente los fallos, por la cantidad de temas que toca (naturaleza del matrimonio, los mass media,

Aviso de Spoiler

la violencia de género y el uso interesado que se puede hacer de ella

,…) me parece una gran película, porque hace que sea un espectáculo entretenido y enigmático incluso cuando le ves los hilos.

Reverend Dust
Lector
14 octubre, 2014 1:46

Recién llegado. Brutal. Genial. Hija de puta. Genial. Qué atmósfera, ritmo, actuaciones, banda sonora al servicio de la narración (encantado de volver a escucharle, señor Reznor)… La película hace TODO bien. Fincher sigue siendo un maestro.

jorgenexo
jorgenexo
14 octubre, 2014 9:01

Si, uuuu, wow, extraordinaria: si esto tiene peor puntuación en el guión que La isla mínima (95%) ya tiene que ser de sketch de los payasos de la tele.

Reverend Dust
Lector
14 octubre, 2014 11:07

A mí no me mires que yo ya dije que La Isla Mínima no pasaba de entretenimiento de alto nivel.

Igverni
Lector
17 octubre, 2014 13:34

Muchas gracias Samuel por tu crítica.

Vi esta semana la peli pero no tuve ocasión de leer tu crítica hasta ahora. De hecho acabo de ver el trailer (menudo ejercicio más molón de desinformación!) y conseguí llegar al cine al 99% sin saber nada de la película, menos mal!!

La película me ha encantado, Fincher sigue siendo el puto amo!
una película superentretenida, y como tú bien escribes, disfrutable a muchos niveles, me encanta la precisión de relojero de Fincher. Aunque ya no voy al cine como antes, va a estar seguro en mi TOP 5 del año (a ver que tal con Interstellar, otra película a que tengo muchas ganas de ver).

Yo me metí tanto en la historia y sus giros y sorpresas que no me importaron los fallos “procedimentales” que varios apuntais correctamente, al estar pendiente de la siguiente sorpresa.

Pero, para mi, la película no es un 10 “gracias” a Ben Affleck!!

Para mi es un palo puesto delante de la cámara, no me he gustado nada. Samuel, tú hablas de contención, pero yo solo veo una inexpresividad brutal… y no es que sea su actuación especial para este peli, es que SIEMPRE es así. Antes que me lo digais, Affleck como persona / actor siempre me ha gustado (su colegueo con Kevin Smith, etc… ) y ha demostrado que es un tío superinteligente con un muy buen ojo. Pero como actor.. buff!! justito, justito.
A lo mejor (probablemente) el doblaje castellano tampoco ayuda a que su actuación en las pantallas españolas tenga ese matiz que yo no veo… Cuando me compre el blu-ray saldré de dudas.

Y en cuanto a Rosamund Pike, aunque hace un papelón alucinante… no se, desde el primer fotograma

Aviso de Spoiler

su primera mirada ya me dió un mal rollo de loca que me anticipó esa parte de la trama un pelín demasiado pronto. Me pasó lo mismo con Rooney Mara, p.ej, en “Efectos secundarios” de Sodemberg.

Por suerte, como la película funciona muy bien a varios niveles, esto es un problema menor. Por no hablar del espectacular final…

En fín, después de este disfrute, ya tengo ganas de ver el remake de UTOPIA que va a rodar para la TV. En este caso, sí vi el original inglés… A ver que tal queda en la comparación.
Saludos!!

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
19 octubre, 2014 4:46

He ido a verla hoy.

Y he salido encantado. Me ha parecido muy buena. Con sus trampas (que las tiene, sí, pero tampoco me parecen demasiado graves; son del tipo “o aceptas esto y entras en el juego o no hay historia”) y tal pero es una peli que te mantiene pegado a la butaca y completamente atento a lo que sucede en pantalla.

En lo que ya no coincido tanto con la reseña es en lo referente a Ben Affleck. Vaya por delante que nunca me ha parecido un buen actor. Y no creo que llegue a serlo nunca. Pero hay algo que es innegable; y es que ha adquirido oficio. Lo que le permite defender más que dignamente el tipo de papel (todo el mundo tiene uno, al margen de lo bueno que pueda ser) que se le da bien. El caso es que lo limitado de su abanico actoral juega, en este caso, a su favor. Como espectador, no llegas a saber si el tío es inocente o culpable, si finge o no. Y eso a la historia le va de puta madre, sobre todo en la primera mitad de la peli. A eso le sumas el oficio ganado por Affleck y lo que obtienes es una interpretación potable que le va como un guante a la historia.
Lo que sí es una pasada es el trabajo de Rosamund Pike. Alucinante. Lleno de matices y sutilidad. Asombroso. Es que, sin ella, la película no sería ni la mitad de lo buena que es, sencillamente.

(Curiosamente, Rosamund Pike no sólo es una actriz como la copa de un pino sino que está buenísima y es guapa a rabiar pero la que me puso burro toda la peli fue Carrie Coon. Y tampoco sé muy bien por qué.)

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
19 octubre, 2014 4:47

“Si, uuuu, wow, extraordinaria: si esto tiene peor puntuación en el guión que La isla mínima (95%) ya tiene que ser de sketch de los payasos de la tele.”

¿No te ha gustado La Isla Mínima, Jorge?

Antoine
Antoine
Lector
22 diciembre, 2014 1:33

Recién vista. No había visto una peli de Fincher desde Zodiac. Ni Benjamin Button, ni La red social, ni Los hombres que no amaban a las mujeres me habían interesado y eso que sus otras pelis me habían gustado mucho.

El caso es que Perdida es excelente. El tipo consigue mantenerte pegado a la silla dos horas y media que se pasan en un momento. Además, te cuela una nada velada crítica a los medios (vamos, es lo mismito que tenemos en los programas matinales de las tres cadenas principales de aquí) y su utlización para manipular a la opinión pública, tan evidente como certera. Rematando ya con la más cínica visión del matrimonio que he visto en mucho tiempo.

Algún SPOILER a partir de aquí

Affleck cumpre sobradamente en un papel nada fácil. No sé si es un buen actor, pero de lo que no hay duda es que ha adquirido, como dice Retranqueiro, oficio y consigue dar empaque a los personajes que interpreta. Como la peli huye de momentos de drama barato, no lo hemos podido ver en escenas que requieran de grandes histrionismos dramáticos. La que está que se sale es Rosmund Pike, pedazo de actriz que compone un personaje antológico. Esa mirada en el plano final de la peli da miedo.

Excelente banda sonora de Trent Reznor -y de su compadre Atticus Finch-, lo que hemos perdido los fans de Nine inch Nails -sus discos son cada vez más flojos-, lo hemos ganado los admiradores de la música de cine.

Algún detalle de guion -ya comentados, aunque yo añadiría la extraña renuncia del caso de la detective cuando evidentemente hay cosas que no cuadran, o la desaparición de la escena de los personajes de los padres de ella, que parecía que iban a dar mucho juego. Junto con el detalle inversosimil de que nadie la reconozca cuando ponen programas sobre ella en todos los sitios y a todas horas- le hace bajar algún punto, pero en general, una peli excelente. Igual hasta me animo a ver las que me faltan de Fincher.

Mr. X
Mr. X
Lector
22 diciembre, 2014 9:14

También he visto recientemente Perdida. Está bien, es una buena peli, pero tampoco me ha matado, sobre todo porque había leído la –excelente- novela de Gillian Flynn que adapta. Es una adaptación muy fiel y muy bien hecha y muy bien interpretada (bien por ti, bat-Fleck), pero nada más (en mi opinión). Más o menos como la de Los hombres que no amaban… aunque Perdida es mejor porque la materia prima, la novela, es muchísimo mejor que la de Larson.

Después de Zodiac, la única peli de Fincher que me parece realmente grande es La red social, que me parece una cuasiobramaestra.

Antoine
Antoine
Lector
22 diciembre, 2014 16:23

Mr. X; “Después de Zodiac, la única peli de Fincher que me parece realmente grande es La red social, que me parece una cuasiobramaestra.”

Las vi cuando era más joven e impresionable, pero Seven (que he vuelto a ver después y me sigue pareciendo un peliculón) y El club de la lucha, junto con la mencionada Zodiac, creo que son lo mejor de Fincher.

Mr. X
Mr. X
Lector
22 diciembre, 2014 16:25

Lo de “después” iba en el sentido de “posterior a” 😉

Antoine
Antoine
Lector
22 diciembre, 2014 16:28

Mr. X: “Lo de “después” iba en el sentido de “posterior a””

Ostias, es verdad. Cosas de escribir recién despertado de la siesta 🙂

Mr. X
Mr. X
Lector
22 diciembre, 2014 16:32

No sé preocupe, mejor estar recién levantado de la siesta que en la oficina viendo como un montón de cifras van desplomándose por la pantalla como un servidor…

Daniel Gavilán
Autor
28 diciembre, 2014 15:40

Yo le recomendaría ver tanto La Red Social como Los Hombres que No Amaban a las Mujeres, Antoine. La de Benjamin Button no es que este mal -aunque si que peca de pastelosa-, pero las otra dos son películas muy meritorias. Si le ha gustado Perdida, que no le disuadan las bases argumentales de las otras dos: Si algo ha demostrado Fincher con sus tres últimos films es que sería capaz de hacer una película de altura aun adaptando el Candy Crush