ZN Cine – 7 “me gusta” y 7 menosmola de la trilogía de Spider-man de Sam Raimi

Por y
67
1212

Esta semana se estrena en nuestros cines The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro, la secuela de la nueva saga arácnida dirigida por el estadounidense Marc Webb y protagonizada en sus papeles principales por Andrew Garfield y Emma Stone. Para anticiparnos a esta nueva película del trepamuros hemos decidido no hablar del Spider-man de Marc Webb sino echar la vista atrás y recordar el pasado reciente del personaje, hacer lo que para unos será un ejercicio nostálgico y para otros morbosa tortura. Nuestra intención es hablar de la amistosa trilogía arácnida del cineasta Sam Raimi, un sonoro éxito de taquilla y la chispa que acabaría por prender la mecha de la fiebre por las adaptaciones de cómic a la gran pantalla. Somos conscientes de que para el fandom el término medio no existe, por ello la visión de Sam Raimi ha sido tan amada por unos como despreciada por otros, motivo suficiente para prescindir nosotros de los acabados grises e intentar reflejar las dos polos opuestos de la cuestión intentando encontrar los más “me gusta” de estas producciones y sus inevitables “menosmola”. Es decir, sus virtudes y defectos, sus aciertos y desaciertos, esas cuestiones que solemos relacionar con una buena adaptación de las aventuras del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko y esas otras que nos hacen desear sacarnos los ojos (o más comúnmente sacárselos a algún productor) por atentar directamente contra el inviolable canon establecido.

Es el momento de poner sobre la mesa tópicos y clichés, volver a regodearnos en el debate de las consabidas ventajas de los lanzarredes orgánicos frente a los mecánicos de toda la vida, cuestionar la idoneidad de algunos actores en sus papeles o de escenas concretas que para unos serán ridículas, para otros simpáticas e incluso para algunos épica en estado puro. Estos temas, y muchos otros sobre los que no nos cansamos de hablar y debatir porque todos acabamos estando en posesión de la verdad. Nada mejor para pasar el rato mientras tomamos un café y admiramos nuestra edición especial completa de la colección de películas del Spider-man de Sam Raimi (que unos lucen con orgullo en su estanterías al lados de sus cómics y otros se empeñan en ocultat en un cajón replicando que fue un inapropiado regalo de cumpleaños). El tema tiene mucha tela(raña), mucha más que carga los lanzarredes de Spider-man, pero nosotros aportaremos sólo algunos puntos concretos intentando siempre ver los dos lados de la moneda, buscando posibles aciertos y errores aprovechando la perspectiva que nos ofrece el tiempo y el nuevo concepto del personaje introducido en las películas de Marc Webb. Las conclusiones las dejamos a los más eruditos y sabios del lugar (o galaxias cercanas), nosotros nos conformamos con poner los explosivos, revisar y encender la mecha y salir corriendo todo lo rápido que nos permitan nuestras piernas. ¡Y no olvidéis vuestro sentido del humor!

1) “Tú no eres Superman”…

La sombra del Superman de Richard Donner sobrevuela toda la trilogía arácnida de Sam Raimi porque, aunque está claro que la referencia de este director, al menos en lo visual, son los primeros cómics del personaje de los años sesenta, a nivel puramente cinematográfico su visión de Spider-man resulta muy deudora de la trayectoria anterior del Hombre de Acero en la gran pantalla. Esta influencia se nota a lo largo de toda la saga del lanzarredes a nivel de tono, carácter e incluso concepción argumental. El Superman interpretado por Christopher Reeve sirve de base para el Peter Parker de Tobey Maguire, ambos con una personalidad cándida y resignada, con una historia de orígenes con muchos puntos en común y paralelismos. Pero, por si no fuese evidente este juego, Sam Raimi lo deja muy claro sirviéndose de algún que otro guiño en sus películas, como esa escena de Tobey Maguire corriendo hacía la cámara mientras se desabrocha la camisa y nos muestra su identidad secreta bajo ella, o cuando, más directamente, tía May le recuerda a su sobrino, como vemos en la cita de arriba, que debe cuidarse porque él no es Superman. Dichas “deudas referenciales” al Superman fílmico resultan curiosas y simpáticas en un principio pero acaban por impedir al personaje desarrollar una verdadera y original identidad en sus filmes, persiguiendo la estela del superhéroe de DC Comics y acabando por cometer sus mismos aciertos pero también sus mismísimos errores.

…¡pero que impresionante verte balancear por los rascacielos de New York como nuestro amigo y vecino Spider-man!

Cierto es que lo habíamos visto en ocasiones previas, pero o era en las terribles películas para televisión de los años setenta, y sólo lanzado unas telarañas que parecían las cuerdas de un tendedero o escalando unos muros que se notaba que estaban menos inclinados que los edificios que subían en cuerda Adam West y Burt Ward en la mítica serie sesentera de Batman, o en las distintas series animadas protagonizadas por nuestro Spidey que por muucho que nos gustaran no era ni mucho menos lo mismo. De modo que los fans que nos criamos con los cómics estábamos esperando como agua de mayo poder ver en toda su magnificencia a Spider-man balancearse por el skyline neoyorkino como Stan Lee manda. Gracias al instinto de Sam Raimi para la realización técnica, las intachables tácticas de edición de los dos habituales montadores a los que el cineasta de Posesión Infernal suele recurrir y gracias a unos efectos digitales que incluso a día de hoy mantienen la compostura con una dignidad casi impoluta por fin pudimos ver a nuestro héroe predilecto gritar de excitación mientras saltaba, rodeaba o trepaba edificios mastodónticos consiguiendo sacar ese niño que llevamos dentro y que en más de una ocasión ha soñado con lanzar fluido arácnido con sus muñecas o interceptar al Duende Verde, el Buitre u otro villano en pleno vuelo para impedir que lleve a cabo una de sus incontables fechorías.

SpiderMan-sam-raimi-tobey-maguire
La araña pequeñita subió, subió, subió… ♫ ♪

2) La ausencia del sentido arácnido del humor del trepamuros…

Hay muchos rasgos propios del joven héroe creado por Stan Lee y Steve Ditko que se han mantenido a lo largo del tiempo, en mayor o menor grado, como pueden ser su integridad moral, su proverbial sentido de la responsabilidad, su tendencia a las mutaciones y los villanos de inspiración totémica o, por supuesto, uno de los más evidentes, un sentido del humor que hasta la llegada del Masacre de Rob Liefeld y Fabian Nicieza le reconocían como el mayor bocazas del Universo Marvel. En las películas de Sam Raimi este rasgo fue reiteradamente olvidado, para el director no era compatible ni natural tener en las escenas de acción a un personaje luchando por su vida, saltando y brincando por las calles de Nueva York, mientras hacía todo tipo de chistes y gracias de cara a la galería. La solución para Sam Raimi sería externalizar su humor, convertir a Peter Parker en un personaje tragicómico, objeto de todo tipo de vejaciones y situaciones embarazosas, acordes con el tono distendido y familiar que se intentaba imprimir a sus películas. La sobreexplotación de este recurso acabaría rozando el ridículo, como podríamos ver en Spider-man 3, convirtiendo al trepamuros en un auténtico gag en sí mismo y desvirtuando, en cierta manera, el personaje que conocíamos de los cómics. En sus historias siempre ha habido una mayor separación entre los dos mundos e identidades del héroe y su sentido del humor juega un papel muy importante en esta esquizofrénica personalidad.

…lo compensa Sam Raimi y su sentido de la maravilla.

Muchos pensarían en su momento que darle la primera incursión de Spider-man en el mundo de los largometrajes hollywoodienses de gran presupuesto a Sam Raimi era una elección del todo errónea porque films como la imparable trilogía Evil Dead, esa pequeña joya llamada Un Plan Sencillo (el que sigue siendo su mejor trabajo como director, con mucho diferencia) o aquel recuperable western expolit y pulp hasta la médula titulado Rápida y Mortal no permitían dilucidar que su autor tuviera la sensibilidad adecuada para llevar a imágenes las correrías del lanzarredes más famoso del mundo de noveno arte. Pero algunos sabían que en 1991 Sam Raimi había rodado una pequeña película llamada Darkman que sin estar basada en ninguna obra nacida en el universo de las viñetas era puro cómic. Aquel magnífico y muy recuperable trabajo protagonizado por un deforme Liam Neeson dio las primeras muestras de que el autor de Arrástrame al Infierno podía ser el director perfecto para la saga arácnida. El resultado fue magnífico, el cineasta que nos entregó Ola de Crímenes, Ola de Risas supo captar la esencia de los cómics, el tono naif de los primeros años y el más oscuro de los actuales, pero siempre dejándose guiar por una luminosidad que lo convertía en un tebeo en movimiento con un sentido del sense of wonder que si en la primera entrega estuvo a la altura, en la segunda llegaría a cotas que bordeaban la brillantez. Incluso en la fallida tercera parte podíamos ver algunos pasajes que eran deudores de las vistosas y coloridas aventuras viñetiles del personaje.

spiderman-2-sam-raimi-tobey-maguire
Lo más gracioso de las películas de Sam Raimi: las caras de Tobey Maguire

3) ¡Extra, extra, el Daily Bugle ofrece la exclusiva, J.K Simmons es el J.Jonah Jameson perfecto…!

Todos los fans de Spider-man conocemos al malhumorado J. Jonah Jameson, el director ejecutivo del periódico Daily Bugle y uno de los mayores detractores del alter ego de Peter Parker. También sabemos que aunque es un personaje magnífico el humor (al menos el intencionado) no es su fuerte, mostrándose siempre de cara al lector como un cascarrabias bastante tacaño y de moral considerablemente sesgada (seguramente eso es lo que le permitió llegar a alcalde de New York en los cómics). Pero Sam Raimi y el guionista David Koepp pensaron que eso no tenía que ser así, que el siempre airado carácter del padre del astronauta John Jameson podía transmitir esa antipatía innata en su esencia como algo que hiciera reír a la platea y a fe nuestra que lo consiguieron, no sin la inestimable ayuda del actor J.K. Simmons (habitual del cine de Joel Coen e Ethan Coen) que bordó su trabajo. Diálogos ágiles, puro siempre en la boca, peinado a cepillo y una verborrea llena de humor socarrón y ácido (siempre que se refiere a las llamadas que su mujer le hace en el trabajo y que le pasa su secretaria Betty Brant la carcajada se hace inevitable) hacen que el Jameson de la trilogía de Sam Raimi sea uno de sus mayores aciertos. Incluso en la tercera entrega, en la que se exageró hasta la parodia toda virtud de la saga, el bueno de J.J siempre tenía una coletilla mordaz para hacernos más llevadero el, poco apetecible, trago de ver Spider-man 3.

…aunque sea incapaz de descubrir la identidad de un héroe que se hizo una máscara para no ponérsela.

Este punto resulta un verdadero mal endémico para las adaptaciones superheroicas a la gran pantalla, una enfermedad que provoca que personajes con una identidad secreta desarrollen una extraña y compulsiva necesidad de relevar su secreto y quitarse la máscara en público a la menor oportunidad. Posiblemente no sea una invención de Sam Raimi pero, desde luego, en la concepción moderna de este tipo de producciones su trilogía ha creado escuela y nos ha legado toda una generación de superhéroes pro-registro. En su opinión, una compartida por otros compañeros del ramo, Sam Raimi justifica esta tara de las películas de superhéroes por la necesidad del espectador de empatizar más directamente con el héroe y el impedimento que la máscara supone para ello (argumento desmentido en adaptaciones como V de Vendetta de James McTeigue o la más reciente Dreed de Pete Travis). De esta manera, el Spider-man de Sam Raimi sólo era capaz de conservar la máscara cuando los efectos especiales lo requerían y resulta indicativo el hecho que de todos los villanos y adversarios que pasaron por la trilogía -a excepción del excepcional J.J. Jameson de J.K. Simmons si lo consideramos como tal- conociesen la identidad supuestamente secreta de Spider-man. Seguramente la máscara debe dar mucho calor y tiene pinta de picar con gusto pero si un superhéroe no puede aguantar ese pequeño sacrificio se ha equivocado de profesión.

J_K_Simmons_spiderman_j_j_jameson_sam_raimi
Y lo hice tan bien que ni Marc Webb se ha atrevido a buscarme sustituto…

4) Yeah Mr. Parker! Yeah science!

Hay otro aspecto importante en la idiosincrasia de Spider-man, uno recurrentemente eludido en sus adaptaciones cinematográficas, obviado por Sam Raimi y solucionado por Marc Webb en The Amazing Spider-man a golpe de Bing. Todo seguidor del lanzarredes sabe que Peter Parker es un chico de ciencias, capaz de aprobar trigonometría, resolver problemas de física o química e incluso construirse unos lanzarredes mecánicos tope chulos. Esta es una característica definitoria del personaje tan destacada como su cantinela de la responsabilidad, una virtud que evita convertir a Spider-man en un simple luchador dependiente de sus habilidades físicas. Nadie pone en cuestión cuando Iron Man salva el día ingeniando cualquier cachivache que se le pase por la cabeza, ¿por qué le resulta tan inverosímil a Hollywood que un joven pueda fabricarse unos simples lanzarredes -un mecanismo sencillo como un chupete- y desarrolle un adhesivo superpotente para saltar de edificio en edificio? ¿Es la categoría de teenager la que nos hace dudar del bueno de Peter Parker mientras aceptamos que los maduritos sexys sean capaces de fabricarse chanantes mechas en una cueva con un puñado de chatarra, desarrollen fórmulas para agrandar o empequeñecer un cuerpo humano o conciban un portentoso chocolate adelgazante para sus amadas mujeres?

¿Saben que Wolfgang Amadeus Mozart compuso su primera sinfonía a la edad de ocho años? ¿Es demasiado fantasioso que el matemático, físico y filosofo Blaise Pascal inventase la primera calculadora de la historia a sus diecinueve años? ¿Y la larga lista de máquinas del tiempo, robots gigantes y avances en ingeniaría genética creados por Dexter con apenas diez años y a pesar de las constantes intromisiones de su hermana Dee Dee? Pero para Hollywood y sus guionistas la ciencia nunca ha sido considerada un buen complemento para Spider-man y la amplitud del target al que van dirigidas estas películas hace que todo tenga que ser explicado lo más sencillo y simple posible. No hay espacio en estas películas para un Peter Parker capaz de utilizar la cabeza porque eso provoca que la gente se distraiga y se aburra. En consecuencia, a falta de visionar The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro, la única ciencia que hemos visto en las películas protagonizadas por el trepamuros son los típicos y absurdos aparatos científicos cuya única finalidad es explotar y otorgar asombrosos poderes al villano de turno.

….¿pero quieres un dato científicamente irrefutable? La primera Spider-man de la trilogía de Sam Raimi es muy superior a su reboot.

Podemos sacarle defectos nimios como los lanzarredes orgánicos, que la araña estuviera mutada genéticamente y no irradiada o algunos más notables como el inapropiado traje del Duende Verde, que Peter Parker sea mucho más torpe y menos inteligente que en las viñetas o hasta que Tobey Maguire no daba el perfil como el personaje aunque hiciera un magnífico trabajo, pero sus virtudes son muchas más que sus carencias y ello la hace una cinta mucho más completa, coherente, redonda y consistente que la rodada por Marc Webb diez años después contando prácticamente la misma historia de génesis del personaje. Lo que en la primera película de Sam Raimi era un gradual descubrimiento de los poderes del personaje convirtiéndose la primera mitad de la película en lo mejor de la velada, una historia de amor tópica pero muy creíble y con momentos inolvidables (ese beso bajo la lluvia) y un villano que estaba a la altura sobre todo con su “identidad civil” en la versión del director de 50 Días de Verano era una atropellada concatenación de escenas para mostrar las nuevas dotes superheróicas del personaje principal (el momento cuarto de baño produce vergüenza ajena) una subtrama romántica demasiado naif y relamida aunque no del todo desdeñable, un villano desaprovechado (Curt Connors puede dar mucho más de sí) que no consigue convertirse en una adecuada némesis de Spider-man, dando todo esto al traste, casi por completo (es cierto que en The Amazing Spiderman sí se captaba el sentido del humor del hombre araña y que Andrew Garfield era un muy buen Peter Parker si quitamos herejías como la sudadera con gorrito y el monopatín) con el reinicio de la franquicia a manos de Sony y que veremos si es superado por esa secuela que está a la vuelta de la esquina.

spiderman_sam_raimi_tobey_maguire_escena
En una adaptación científicamente rigurosa el traje desteñiría al par de lavados…

5) El bueno del Tío Ben y la dulce Tía May…

Nadie duda de la profesionalidad de dos actores tan enormes como Martin Sheen, al que nunca olvidaremos en obras maestras como Apocalispsis Now de Francis Ford Coppola o Malas Tierras de Terrence Malick, o Sally Field, que nos regaló roles memorables en Forrest Gump de Robert Zemeckis o No Sin Mi Hija de Brian Gilbert, pero no serían precisamente ellos los que captaran con verdadero acierto la esencia de nuestros bienamados Ben y May Parker. Esa labor recaería en los veteranos, pero no tan conocidos, Cliff Robertson y Rosemary Harris que consiguieron acercarse en la trilogía que nos ocupa con mucho más acierto a los personajes de las viñetas que nos han acompañado desde hace tantos años. Porque si el primero consigue que ese: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” tanto cuando se lo pronuncia por primera vez a su sobrino Peter como cuando este lo escucha posteriormente de manera interna a modo de letanía suene más créible y potente que nunca, la segunda consigue captar la ternura, delicadeza y bondad de aquella señora que se ganó el corazón de millones de lectores (y el rechazo de otros muchos, para qué negarlo) y que en esta trilogía tiene su momento de comunión máxima con los cómics en Spider-man 2 al golpear con su paraguas al Doctor Octopus cuando este la tiene secuestrada en lo más alto de un rascacielos.

…y una novia demasiado propensa al secuestro.

El recurso del héroe rescatando a su amada del villano o peligro de turno, una tradición mucho más añeja que el cómic de superhéroes, sería el repetitivo clímax al que se aferraría obstinadamente y con tesón la trilogía de Sam Raimi. Esta sería la habitual excusa argumental utilizada por el director estadounidense para elevar la tensión de sus escenas de acción aunque a fuerza de repetirse acabaría provocando el efecto contrario al deseado, restando credibilidad y verosimilitud a dichos momentos normalmente protagonizados por la Mary Jane Watson interpretada por Kirsten Dunst. El mundo dibujado por Sam Raimi en sus películas acabaría resultando excesivamente pequeño y limitado, uno en el que todos los familiares y amigos estaban siempre en el ojo del huracán, siendo Mary Jane Watson el colmo de cualquier novio con superpoderes. Esto también ha pasado en muchas ocasiones a lo largo de la historia del personaje en los cómics pero su universo se ha ido expandiendo a lo largo de las décadas y aunque la familia de Peter Parker ha sufrido habitualmente las consecuencias de su doble vida su galería de secundarios se ha ido revitalizando para paliar este problema en sus historias. En las películas de Sam Raimi los secundarios más conocidos de las viñetas apenas tienen la importancia que allí poseían, Flash Thompson o Robbie Robertson no pasan de anécdota y Gwen Stacy, entre otros, sería introducida a destiempo, de manera forzada y anticlimática.

spiderman-2-sam-raimi-tobey-maguire-kirsten-dunst
Esta fantasía tuya de querer ser amordazada y atada ya va muy lejos, Mary Jane

6) El hábito “sí” hace al arácnido…

En 2002 veníamos de ver como dos años antes Bryan Singer decidía despojar a los hijos del átomo de sus característicos uniformes coloridos en su magnífica X-Men (la película que hubiera dado el pistoletazo de salida a la actual fiebre de celuloide sobre superhéroes, sino fuera porque sería injusto no admitir que Blade de Stephen Norrington tuvo mucho que ver en ello) para emburtilos en cuero negro. De modo que antes del estreno de la primera entrega de la trilogía dirigida por Sam Raimi se habló con bastante insistencia de que el clásico traje de Spider-man iba a ser sustituido por uno “más moderno” (del que incluso llegó a circular una ilustración a manos del gran Alex Ross) que recordaba demasiado al del olvidable Nuevo Spider-man post saga del clon al que dio vida durante un breve (y lamentable) periodo de tiempo Ben Reilly cuando el profesor Miles Warren (aka el Chacal) volvió a la vida para dar forma a una de las etapas más inefables de la historia del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko. Por suerte los de Sony fueron lo suficientemente inteligentes como para no variar (en casi ningún aspecto) el disfraz de nuestro trepamuros favorito, el de toda la vida, el que enriqueció con su soberbio trazo John Romita Sr. con su inolvidable etapa y el mismo que pudimos ver en pantalla grande en todo su esplendor. Tan puristas quisieron ser finalmente los productores con el diseño del traje que en Spider-man 3 cometieron el error (uno de los muchos que tenía el filme) de dejarlo intacto y sólo cambiarle el color del rojo y azul clásico al negro característico cuando el simbionte alienígena poseía a Peter Parker para convertirlo en un macarra bailarín con terrible flequillo emo.

…aunque no tanto al verde villano.

Se suele decir que después de Batman nuestro querido y amistoso vecino cuenta con la mejor galería de villanos que pueda ambicionar y desear un superhéroe. No obstante, los malos de Batman son más fotogénicos, tienen más carisma y actúan mejor delante de las cámaras… los villanos de Spider-man quedan bien en las páginas de los cómics pero cuesta más imaginarlos y tomarlos en serio al trasladarlos a la gran pantalla. En las películas de Sam Raimi hemos visto buenas adaptaciones de algunos de los villanos clásicos del trepamuros, como el Doctor Octopus de Alfred Molina o El Hombre de Arena de Thomas Hayden Church, pero no todos han padecido la misma suerte y, sí, todos habéis pensado en el mismo caso concreto: el Duende Verde. Todos sabemos que bajo la máscara del Duende Verde se esconde la identidad del despiadado y orgullo empresario Norman Osborn, interpretado en las películas de Sam Raimi por el carismático y entregado Willem Dafoe. En su identidad civil la fidelidad no fue un problema pero cuando pasamos al plano estético la cosa cambia, la imagen original del Duende Verde resultaba incómoda para Sony Pictures al ser demasiado aterradora para aparecer en unas películas de corte familiar como eran las de Sam Raimi (y para conservar esta etiqueta un filme es importante que los niños no lloren al verla).

Por este motivo se descartaron los primeros diseño que Sam Raimi había barajado para su primera película, mucho más cercanos a los cómics originales, en favor de un traje más aséptico, frío e inexpresivo, conocido popularmente como “la mutación del Power Ranger verde”. Esta caracterización anularía toda la fuerza interpretativa que Willem Dafoe había puesto en su trabajo y, por supuesto, la cosa no mejoró en Spider-man 3, con un James Franco heredando el verde legado subido a un snowboard y enfundado en un traje de corte militar comprado en alguna oferta de Decathlon. Y la cosa no parece que vaya a mejorar mucho en la próxima The Amazing Spider-man 2 donde el director Marc Webb, al que seguramente contrataron en Sony para el reboot de Spider-man pensando que debía saber mucho de telarañas a tenor de su apellido, nos ha revelado que después de sus andanzas en El Señor de los Anillos el malvado y desagradable Gollum no murió al precipitarse por el Monte del Destino sino que sobrevivió hasta la actualidad para subirse a un aerodeslizador y convertirse en el más feo enemigo del cabeza de red.

spiderman-sam-raimi-willem-dafoe
¡Oh, Rita ha escapado, teletransporta a los Power Rangers y al Duende Verde!

7) Pero, ¿para qué buscar defectos cuando tenemos Spider-man 3?

Todos los posibles defectos que podamos buscar en la trilogía de Spider-man de Sam Raimi se acumulan principalmente en su tercera parte, un despropósito de proporciones bíblicas que dilapidó todo el crédito que la saga y su director habían acumulado en las primeras entregas del trepamuros. De esta manera, la trama se convirtió en un refrito de la anteriormente visto, parodiándose a sí misma sin complejo y aún menos acierto, presentándonos algunas de las escenas más ridículas y risibles de la historia moderna de las adaptaciones de cómic a la gran pantalla. El reparto claramente agotado nos legaría sus interpretaciones más acartonadas y el guión haría aguas por todos lados intentando compactar la presencia de villanos tan diametralmente opuestos como El Hombre de Arena y Venom. La caída en desgracia de la trilogía queda patente al recordar a ese Peter Parker malote adicto a las galletas, la leche y de baile fácil y también en el giro dramático en el origen del personaje con el descubrimiento del “verdadero asesino” de tío Ben. De alguna manera, Sam Raimi quería cerrar su trilogía reivindicando su propio concepto sobre la faceta heroica de Spider-man, porque según su idea un verdadero héroe no se escuda en su tragedia, hace el bien sin esconderse en la culpabilidad y traumas pasados. La premisa suena lógica, no dejaba de ser un planteamiento con ligera reminiscencia al Born Again de Frank Miller, pero este arriesgado movimiento convertía en papel mojado la esencia del personaje y desembocaba en una conclusión impostada y muy forzada que no llevaba a ningún sitio.

…¿y qué necesidad tenemos de buscar virtudes cuando existe Spider-man 2?

Sí, queridos lectores, diez años después de su estreno Spider-man 2 es junto a X-men 2 de Bryan Singer, El caballero oscuro de Christopher Nolan o Los Vengadores de Joss Whedon una de las mejores películas basadas, no ya en superhéroes, sino en personajes de cómics. Todo los aciertos que se percibían en Spider-man se confirman en esta secuela: El héroe es más héroe que nunca, Peter Parker más humano, Mary Jane más cercana, la acción más potente, el ritmo más trepidante, el sello de Sam Raimi más notable (la escena de la operación en el quirófano tiene momentos estilísticos 100% Evil Dead, motosierra incluida) las relaciones interpersonales de los roles más sólidas, la trama más adictiva (originalmente ideado por Alfred Gough y Miles Millar creadores de la serie Smallville) los efectos digitales más impresionantes (merecido Oscar para los mismos) y el villano más notable. Si en el Norman Osborn de Willem Dafoe habíamos visto reflejada su torturada psique con acierto lo que el británico Alfred Molina hace con el Doctor Octopus es sencillamente brillante. Otto Octavius es un genio, un hombre ambicioso que consigue crear un vínculo paternofilial y de admiración con Peter Parker, pero que tras una trágico hecho que lo convierte en un personaje propio de la tragedia griega ofrece lo mejor de sí mismo a base de ambición, megalomanía, locura y golpes de tentáculo mecanizado. Hay una escena que resume la esencia de esta magnífica obra y es cuando el protagonista impide el descarrilamiento del tren y los pasajeros ven su cara descubierta cuando está inconsciente. Seguidamente uno de ellos afirma sorprendido que: “Es un crío”, mostrándose ese pasaje del film como el momento que mejor ha captado dentro del medio audiovisual que ese “gran poder que conlleva una gran responsabilidad” será para Spider-man tanto un maravilloso don como una terrible maldición hasta el fin de sus días.

spiderman-kirsten-dunst-tobey-maguire-sam-raimi
Esas chicas que besan a desconocidos cosplayados por la calle.

El Spider-man de Sam Raimi me parece...

  • Muy bueno. Sobre todo Spider-man 2, la mejor adaptación del personaje. (47%, 381 Votes)
  • Rescatable. Aún a pesar del esperpento de Spider-man 3. (24%, 195 Votes)
  • Interesante. Aunque hubiese agradecido un tono más adulto. (16%, 133 Votes)
  • Regular. Del casting sólo se salva J.K. Simmons. (7%, 59 Votes)
  • Malo. Lo de Spider-man 3 no fue la excepción sino la norma. (3%, 28 Votes)
  • Muy malo. No recuerdo haber visto a Spider-man en esas películas. (2%, 15 Votes)

Total Voters: 811

Cargando ... Cargando ...

67
Déjanos un comentario

Please Login to comment
67 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
31 Comment authors
igverniHenryJonesLibradusJCSr. porras Recent comment authors
Recientes Antiguos
Pikodoro
Lector
Pikodoro

“creadores de la serie Smallville”
Me lo has dicho todo.

Mr. X
Lector
Mr. X

Aquí uno que piensa que Spiderman 2 es una de las cinco mejores películas pijameras hechas hasta la fecha.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Excelente -aunque benevolente en exceso- repaso, pardiez. Enhorabuena.

Gonzo
Lector
Gonzo

Spiderman 2 es cojonuda, la 3 una caca, y la primera es entretenida. Creo que casi todos pensamos lo mismo… Yo votaría interesante, pero no por que falte tono adulto, si no pq con la tercera entrega se podrían haber marcado un pepinaco…

Mr. X
Lector
Mr. X


4.
Gonzo
ha comentado el 14 abril, 2014 a las 20:49h
Spiderman 2 es cojonuda, la 3 una caca, y la primera es entretenida.”

Bien resumido.

Pablo Eduardo Tesolin
Lector
Pablo Eduardo Tesolin

El otro día justamente estaba viendo la primera y cuando ví la escena en la que Osborn lanza una de sus “bombas calabaza” a sus antiguos asociados y los reduce en un segundo a esqueletos (creo que esto no tiene porque ir como spoiler, ¿o si?)y me pareció totalmente ridículo…

Y me quedé pensando en lo mágica que me había resultado esta película a mis trece años. Cuando me arecía que el film era insuperable… ¡Cómo cambia uno, y cómo cambia el cine y la industria del entretenimiento en tan poco tiempo!

Ocioso
Lector
Ocioso

Gonzo ha comentado: Spiderman 2 es cojonuda, la 3 una caca, y la primera es entretenida. Creo que casi todos pensamos lo mismo

Sí, pero lo pensamos de manera mas ordenada.

Antoine
Lector
Antoine

Me gustan las dos primeras de Raimi, aun con sus defectos (ausencia de Gwen desde el principio, casting fallido en sus personajes principales) defectos que soluciona en parte el rebbot. El problema es que por el camino comete otros aún peores.

Para ver un Spiderman perfecto, o en el camino adecuado sin caer en chorradas que se podían haber solucionado fácil, tendré que esperar al próximo rebbot.

molon labe
Lector
molon labe

A mi la que mas me gusto es la tercera, ese baile, ese baile…

Ocioso
Lector
Ocioso

¡Ese baile es puro DC!

Aieie!
Lector
Aieie!

Por fin se nombra Xmen 2 como uno de los mejores comics de superheroes que se han hecho nunca!
Aparte de eso, muy buen repaso y casi al 100% opino igual
Es decir, ese baile…

the drummer
Lector
the drummer

yo soy uno de los (de momento) cuatro talibanes que han votado la opción ‘malo’ y es que, cuando vi la primera, aunque en algunos momentos (pocos), si que pude ver a spidey en la peli, a peter parker aún le estoy buscando.
pienso que lo de tobey ha sido uno de los mayores errores de casting del cine pijamero. por no hablar de puñetero duende verde que, más que otra cosa, lo que producía era vergüenza ajena.
la segunda peli levanta un poco el vuelo (por alfred molina, más que nada, porque lo de tobey seguía siendo un despropósito) y de la tercera que decir que no se haya dicho ya.
en fin, que si, que muy impresionante ver a spidey columpiándose entre los edificios en imagen real, pero poco más.
y con el ‘reboot’, pues más de lo mismo. aún sigo a la espera de que llgue alguien que sepa ‘retratar’ al verdadero peter parker. paciencia.

katmudah
Lector
katmudah

Pues yo prefiero Spidey 1 a la 2. Sí, el diseño del malo mola, y las secuencias de acción son la releche. Pero de la primera lo único malo es el diseño del traje de Osborn. Dafoe en el espejo es fascinante, la escena de Parker con tía May al poco de morir tío Ben es tristemente dulce, Parker y MJ tirando la basura es puro amor adolescente, y la pelea de Spidey y el Duende es cruda y brutal. Demasiadas cosas a favor para centrarnos en el traje del malo

Ocioso
Lector
Ocioso

Cuando salió Spiderman 2 me pareció muy buena, la mejor peli de superheroes que habia visto (con permiso de Batman 2)
Pero luego llegó Iron man y pasó a un segundo puesto. Y siguieron llegando pelis y siguió bajando puestos porque otras la pasaban por delante.
En unos años estará en un puesto bajísimo y pensaré que en realidad es una mierda y que en su momento tampoco me pareció para tanto.

Nacho Teso
Autor

Yo he visto The Amazing Spider-Man 2 en su preestreno y me parece la mejor de todas las de Spider-Man hasta el momento. No me lo pasaba tan bien viendo una de superhéroes en el cine desde Los Vengadores.

Mr. X
Lector
Mr. X

No sé qué le ve la gente a Iron Man (aparte del carisma de Robert D.), en serio. A mí los dos Spiderman de Raimi me parecen mucha más peli.

Dicho esto, y aunque me adelanto, porque seguro que hay post al respecto… http://www.comicbookresources.com/?page=article&id=52143 ¡La DCeada del año (para mí, al menos)!

¡Viva Grant M.!

Tronak el Karbaro
Lector
Tronak el Karbaro

A mí me pasa lo mismo que a Mr.X. Sigo prefiriendo las de Raimi a las de Iron Man (y de hecho a la mayoría de las otras pelis de superhéroes). Incluso prefiero Spiderman 3 a Iron Man 2.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

¡estupendo articulo¡
y me encanta el enfoque desenfadado que habeis buscado,en linea con el espiritu del personaje.

LO MEJOR.
1.la secuencia de apertura de los titulos de credito del diseñador kyle cooper.la partitura eternamente asociada a la saga de raimi de danny elfman en conjuncion con los dibujos de alex ross.en esa secuencia se resumia el origen de spiderman de manera brillante.

2.j.k.simmons ES j.j.jameson.una caracterizacion sencillamente perfecta.y un autentico crimen el no haber dado mas espacio al personaje en mas secuencias.creo que nunca se ha dado mas consenso entre el fandom,que en la eleccion de este actor como el editor cascarrabias del bugle.maravilloso trabajo.

los golpes de humor “marca acme” de sam raimi.
el spiderman pizzero que culmina con el cameo de la doctora brennan(o como saber aprovechar una aparicion de escasos segundos con absoluta solvencia)spiderman cayendo entre dos coches,tratando de recuperar sus poderes,que termina con las alarmas de los coches sonando(recuerdo las risas en el cine con esa secuencia en particular)o spiderman conversando con un publicista dentro de un ascensor.

mencion especial para el momento “bailongo” de la tercera(que si,que no es broma.a mi me gusto.me parecio divertida.)

3.el sentido de la maravilla que transmite sam raimi.y eso que habia dudas.que el director habia renunciado voluntariamente a su sello personal,y no se sabia que esperar de lo que haria con el trepamuros.
afortunadamente,ya en la primera,quedaron despejadas las dudas.raimi seguia en forma.

spiderman en el piso en llamas.la mitica secuencia del tren.la pelea con dock ock en las fachadas de los edificios…

spiderman nunca lucio mejor a la hora de balancearse entre los edificios que en la puesta a punto al que lo sometio el brillante director.ese era spiderman.sin duda,lo era.

4.dock ock.no estoy tan seguro sobre su personalidad civil.pero aquel era sin duda un gran villano.un villano reconocible para los fans de los comics.

5.el traje de spiderman.una maravilla de diseño que JAMAS debio ser retocado.si lo vas a mejorar,adelante,sino,las manos en los bolsillos,majete…

6.willen dafoe…como norman osborn.que no como el duende.sin duda resultaba inquietante en su locura.sus ojos cuando intenta meter mano en la comida,y tia may le da una palmada en la mano.el rostro de el.daba miedo.

mucho oficio en el trabajo de willen dafoe.

7.¿tobey maguire?.bueeeeno,no es para nada mi representacion perfecta de peter parker.pero comparado con el hipergestual andrew garfield,lo prefiero de calle.

pero,vamos,es aquello clasico que te dicen de:¿que prefieres?¿susto o muerte?.
hrmm…¿ninguna de ambas?.

LO PEOR.

1.las lecciones de vida de la tia may,encarnada por una insufrimente coñazo rosemary harris que a mi me transmitia con sus ojos mas “yu-yu” que la bondad que se le presupone al personaje.de largo,lo peor de toda la saga de raimi,para mi.

hace muchos años,cuando no tenia ordenador,y si en cambio,un dvd conectado a un video vhs,tenia por costumbre,hacerme mis propias peliculas a mi medida.ponia la pelicula en el dvd,y con el video iba recortando las escenas que no me gustaban.a veces de una pelicula de dos horas,se quedaba en apenas 40 minutos.pero eran los 40 minutos que yo queria ver.ni mas,ni menos.

sin duda todas las escenas “sensiblonas”entre peter-tia may/peter-mary jane,se hubiesen quedado fuera,sin el menor asomo de duda,en mi particular “sala de montaje”.

2.robbie robertson.

¿no os suena?¿que nadie pregunta por el nunca?en serio,que si,que salia en la pelicula.es uno de los personajes que mas huella han dejado…¿ no?.¿NO?.

3.kirsten dunst.

es evidente que en hollywood tienen una concepcion distinta del termino SUPERMODELO,del que tenemos los fans.porque sino no se entiende tal desproposito de casting.

mira,aqui si que creo haber encontrado una buena mary jane watson.

la actriz kaley cuoco(penny en THE BIG BANG THEORY).muy guapa.esta buenisima.pizpireta, muy divertida y extrovertida (la mary jane de los comics)esa vecina del bloque a la que sueñas con ligarte a toda costa.capaz de seguir el ritmo de los tios,sin perder la compostura(como la novia lesbiana del affleck en aquella peli de kevin smith.un animal social.la reina de la fiesta.

4.la armadura power ranger del duende verde. el equivalente al rhino de la secuela que nos llega.y es que pudiendolo hacer sencillo¿porque no optar por el camino contrario?.mucho mejor.donde vas a ir a parar.

5.el desproposito de guion de spiderman 3.un guion sin chispa,atropellado.con unos villanos a los que se desaprovecha,y una sensacion a medida que vas viendo la pelicula de que sam raimi ha agotado su ultimo cartucho con esta pelicula,y necesita “refrescarse”lejos de la saga.una pena.

6.el escaso e infructuoso arco de desarrollo de gwen stacey.con lo que podia haber dado de si,en plan triangulo amoroso.

7.que aun no tengamos ESTO en glorioso hd.

http://www.youtube.com/watch?v=aPFOz558rr8

Pachinko
Lector
Pachinko

Hola.

Hace mucho que no me paso y digo nada, pero salgo de mi cueva solo para decir que no existe ninguna pelicula que se llame “Posesion Habitual”

Pero deberia subsanarse.

samanosuke
Lector

Muy de acuerdo en todo ese último párrafo, con lo relativo a Spiderman 2, para mí la mejor traslación de un cómic a la gran pantalla, en la que sólo falla ese estúpido final tan típico de redención y muerte del malote… Ays…
Y ya lo discutimos hace poco y la opinión estaba bastante polarizada en los comentarios, pero para mí la escena del tren es magistral, redondea por completo la película.

Yo quisiera recorda también el videojuego que salió de Spiderman 2, en el que por primera vez podíamos manejar a Spidey y balancearnos con total libertad por Nueva York y subirnos a los edificios más altos de la ciudad, una sensación que fue la bomba al descubrirla por primera vez y “convertirte” en Spidey. Sé que no soy el único que se ha pasado horas sin hacer nada más que balancearme por Nueva York y pasando de las misiones principales, ¡qué maravilla!

EXTRA BALL: MI HISTORIA DE LOS ORÍGENES. Vamos, decir que gracias a la primera película estoy aquí ahora mismo. Hasta el estreno de la primera película, me gustaba Spiderman por la serie aquella de los 90 (que vi hace un par de años de nuevo y, a pesar de sus fallos, sobre todo de animación, sigue siendo una maravilla) y sólo leía manga. Me quedé flipado con la peli. Aún así, seguí sin acercarme a los cómics… Hasta que al poco, recuerdo enfermar no sé muy bien de qué y no poder ir al colegio durante una semana entera. Cuál fue mi sorpresa una de las mañanas, tirado en el sofá, que mi madre me regaló el primer número del coleccionable rojo, y ahí empezó todo… Gastarme toda la paga semanal en los 50 números de la colección, y meterme definitivamente en el mundillo de los superhéroes. Así que para mí, a pesar de los fallos que el tiempo le saque a la primera película, siempre tendrá algo especial que nunca va a tener ninguna otra película, ni de Spiderman ni de ningún otro superhéroe. 🙂

Ocioso
Lector
Ocioso

Pachinko ha comentado: no existe ninguna película que se llame “Posesión Habitual” Pero debería subsanarse.

XDDD. Se nos había escapado a todos.

Pikodoro
Lector
Pikodoro

“hace muchos años,cuando no tenia ordenador,y si en cambio,un dvd conectado a un video vhs,tenia por costumbre,hacerme mis propias peliculas a mi medida.ponia la pelicula en el dvd,y con el video iba recortando las escenas que no me gustaban.a veces de una pelicula de dos horas,se quedaba en apenas 40 minutos.pero eran los 40 minutos que yo queria ver.ni mas,ni menos.”

Hay programas que permiten hacerlo hoy día, y mejor. Yo lo hice con Spiderman 2 y conseguí eliminar unos treinta y siete minutos de coñazo hipersensiblero. Queda una peli entretenida, aunque la trama mal resuelta y a trompicones o la escasa química entre los actores cuando no está doc ock sigue allí, por supuesto. Pero la escena del tren mola. Mucho.

Ocioso
Lector
Ocioso

frankbanner71 ha comentado: iba recortando las escenas que no me gustaban.a veces de una pelicula de dos horas,se quedaba en apenas 40 minutos.pero eran los 40 minutos que yo queria ver

Deberías leer Consumido de Joe Matt.

Antoine
Lector
Antoine

frankbanner71 ha comentado: mira,aqui si que creo haber encontrado una buena mary jane watson.

la actriz kaley cuoco(penny en THE BIG BANG THEORY).muy guapa.esta buenisima.pizpireta, muy divertida y extrovertida (la mary jane de los comics)esa vecina del bloque a la que sueñas con ligarte a toda costa.capaz de seguir el ritmo de los tios,sin perder la compostura

Y se seguiría cumpliendo la tradicción de coger rubias para hacer de pelirrojas 🙂

Ve pensando en una pelirroja para hacer de Gwen.

samanosuke
Lector

Y se seguiría cumpliendo la tradicción de coger rubias para hacer de pelirrojas 🙂

Ve pensando en una pelirroja para hacer de Gwen.

Mira, en eso no es que sólo coincidan las dos sagas, es que además en las dos acertaron con dos macizas que me ponen brutote. Lástima el uso que se les da a ambas…

Superman95
Lector
Superman95

“El Superman interpretado por Christopher Reeve sirve de base para el Peter Parker de Tobey Maguire, ambos con una personalidad cándida y resignada, con una historia de orígenes con muchos puntos en común y paralelismos. Pero, por si no fuese evidente este juego, Sam Raimi lo deja muy claro sirviéndose de algún que otro guiño en sus películas”.

Al menos la versión villana de Superman no se peina como emo desnutrido, no hace bailecitos ridículos y Reeve lo dotó de verdadera maldad pura. En mi colección tengo las dos primeras de Spidey en DVD (Especialmente la versión Spiderman 2.1). La tercera y “Amazing…” las compraré cuando me sobren unos pesos y estén mas baratas de lo habitual, como para que no duela gastar esos centavitos….

frankbanner71
Lector
frankbanner71

hombre,a gwen stacey yo la vi en esa perfecta chica de instituto que interpretaba sheryl lee,en la serie twin peaks.

hablo de laura palmer,claro.

obviamente,esa eleccion seria imposible a dia de hoy,claro,por motivos evidentes.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Pues a mí (aún pareciéndome superior a la versión de Webb) el Spiderman de Raimi tampoco es que nunca me haya entusiasmado demasiado.

Tobey Maguire y Kirstent Dunst me parecen unos pavisosos de narices.

Yo soy de los raros a los que les moló lo de los lanzarredes orgánicos y lo de los pelillos/minigarrillas con los que adherirse a las paredes.

El traje molaba. Y mola. Pero mejor en planos medios o lejanos. En los planos cortos (cuando se aprecia la textura de la “tela”) no podía quitarme de la cabeza “sí, sí, y eso lo hizo él mismo con hilo y aguja por mis cojones”.

Lo de quitarse la máscara cada dos por tres para que pudiésemos ver que era Maguire quién estaba ahí en ese momento y disfrutar de su interpretación. Aparte de lo mucho que cantaba el que cada vez que Spidey se ponía o quitaba la máscara ésta era un añadido digital… Tobey, neno, en serio, déjatela puesta y ahórranos tus caretos…

El traje del Duende Verde, Veneno, el Parker “malote” (por no decir gilipollas supino), el Hombre de Arena asesino del tío Ben… Unos desprópositos a la altura de contratar a pelirrojas para hacer de rubias y a rubias para hacer de pelirrojas. Sí, señor, con dos cojones. Para que luego hagan chistes sobre los de Lepe.

Y, con todo, son mucho mejores que el último reboot. El cual, además, tiene la capacidad de contar con unos actores que, o bien se ajustan mejor al físico del personaje o bien son mejores actuando, y, aún así, están mucho más desaprovechados. Por no decir que cae en todos los defectos del Spiderman de Raimi pero sin las virtudes del de éste.

Con una excepción. El Spiderman de Webb es un bocazas vacilón. (Aunque todavía estoy esperando a que me expliquen cómo es posible que Peter, tras toda una noche apaleando maleantes en la que ni siquiera logran rozarle ni los golpes de los delincuentes ni las balas disparadas por un poli a metro y medio, llegue a casa con la cara hinchada de moratones; lo sorprenda Tía May; ésta le vea la cara de Ecce Homo… y lo deje ir tan pancho a cama sin (no digamos ya llamar a urgencias o a un médico, sino ni tan siquiera) tratar de hacerle unas curas.)

Belanner
Lector
Belanner

Pues a mi el final de la 2 con el Octopus redimido me parece suficiente para valorar la 1 muy por encima.
Aunque entretenida, la veo por debajo de otras pijameras como Kick-Ass o DK.

Franz
Lector
Franz

Esa terrible manía de desenmascarar a spidey a cada rato y mostrar la cara de tobey…

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Si, la verdad es que coincido en que lo peor de los Spidey de Raimi es la jeta de Tobey Maguire. Y eso es mucho decir, si tenemos en cuenta que hablamos del actor que interpreta a Peter Parker. Y en la tercera peli el hombre ya estuvo especialmente sembrao, si.

Lo cual me trae a la memory la Biblioteca de Spidey y, en concreto, un artículo que leí durante la publicación de la etapa de Romita sr.(supongo que escrito por Mr.Fonseca, pero ahora no estoy en casa y no lo puedo comprobar) en el que explicaba que aparte de su experiéncia con los comics románticos que dibujara durante años y que le sirvieron para reflejar la relación de Parker con Mary Jane y Gwen, el bueno de Romita padre para dibujar a Peter, o la cara de Peter, mejor dicho, se basó en la imagen de Elvis en los años 60, exactamente en la primera parte de esa decada, cuando The King volvió de la mili, se tiñó de nuevo el pelo de negro y comenzó a rodar a razón de 3 pelis al año. Ya saben: “Estrella de Fuego”, “Blue Hawaii”, “GI Blues”, “Viva Las Vegas”…
Y la verdad es que cuando leí ese artículo y comencé a mirar las viñetas con los primeros planos de la cara de Peter, si que les encontré parecido, si.

http://bajolamascara.universomarvel.com/2014/01/el_autentico_rostro_de_peter_parker.html

¿En los Tocho Golds de ahora sale también esta información en la etapa de Romita? La verdad es que aún no los tengo. De echo, estoy esperando que salgan los dos con la etapa de Lee/Ditko para comprar los 5 juntos.
Si ¿que pasa? soy asi de chulo.
Baste decirles que yo para veranear en agosto, alquilo Graceland en exclusiva. Faltaría más! 😉

Rockeros saludos

ash__williams
Lector
ash__williams

A ver, “The Amazing Spíderman” me gusto pero lo unico rescatable que le veo es a Emma Stone haciendo de una no-damisela en peligros. Sin ser la Gwen Stacy que esperaria, hizo un papel muy bueno y creo que es lo mejor del film. Despúes sin ser malo, no me termina de cerrar como para decir “Es mejor que Spiderman 1”, que teniendo errores, me sigue gustando como pelicula. El que llamaria el problema principal de la trilogia Raimi es que Maguire hace del mismo Pter Parker las 3 peliculas, cuando debio haber crecido el pibe pero siempre lo vemos como el pibe de secundaria. Otra cosa molesta es MJ, Dios! que ganas de que se muera, casi tanto como Tia May en los comics, solo grita y es un estorbo, todo lo contrario a la señorita Stone.

Si bien todos le tirar piedras a Spiderman 3, voy a decir 2 cosas: 1° Sacando las escenas ridiculas, tiene hermosas escenas, como Sandman reconstruyendose la primera vez, simplemente hermoso. 2° Hace un corto tiempo lei que los productores de Sony obligaron a Raimi a poner a Venom y el traje simbiote en la pelicula, cuando Raimi queria de personaje principal a Sandman y toda la “rabia” que se vio en la pelicula vendria de el y no del traje. Creo que los errores en la pelicula son el contrataque de este a Sony.

Nos vemos.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Coincido con usted Mr.ash__williams en el tema de Sandman del Spidey3 de Raimi. Seguramente lo mejor de la peli y de largo. Y más que correcta y aceptable la interpretación y el sentimiento que le pone Thomas Hayden Church.
Una pena que no se dedicara la peli única y exclusivamente a la história de ese personaje.
Creo que mejor suerte hubiéra tenido como cierre de la trilogía de Raimi. Eso si no hubiéra, quizás, llegado a rodar alguna más.

Rockeros Saludos

frankbanner71
Lector
frankbanner71

lo primero,que bueno volver a leerte por aqui,baldrocker.ma alegro que vayan las cosas bien,hombre¡.

lo segundo;¿¡elvis como spidey¡?.

pues,anda que no tendria su coña¡.eso si,seria carne de parodia desde el minuto 1.

este,esquivando las balas al ritmo de sus caderas,mientras canta “don t be cruel”…

impagable.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Mirad si me gusta tanto el personaje, que incluso la 3 me gusto, y aún guardo un “buen” recuerdo de ella. Incluso me parece superior a Amazing! que más allá de un par de aciertos, me parece bastante mediocre. Con la 3 aún te echabas unas risas.
P.D: comparto al 80% el origen de Samano, casi clavado al mío.

TheBaldRocker
Lector
TheBaldRocker

Muchas gracias Mr.Frankbanner 🙂
Y no me negará, al hilo de su comentario, ver a Peter/Elvis cantandole a MJ en una noche loca el “Hound Dog”!
A la dulce Gwen quizás mejor “Are you lonesome tonight?”

Bien, m retiro a la rockercueva a descansar.
Les deseo un buen día a todos. Esta noche seguiremos rockeando duro 😉

Deke Rivers
Lector
Deke Rivers

Teniendo en cuenta que MJ se basa en Ann Margret, es posible que Peter Parker se basara en Elvis Presley.

Parecido hay, pero no me suena que Romita lo dijera alguna vez.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“De alguna manera, Sam Raimi quería cerrar su trilogía reivindicando su propio concepto sobre la faceta heroica de Spider-man”

En realidad Raimi no quería cerrar su trilogía, ya estaba pensando en como sería Spiderman 4, pero no le dejaron hacerla y francamente creo que salimos perdiendo.

Por lo demás, mis opiniones no difieren mucho de las mayoritarias. Spider-Man 2 es todavía para mí una de las mejores adaptaciones pijameras realizadas. La primera sin embargo, con la perspectiva que da el tiempo y, a pesar de ser bastante decente, revela mucho más sus carencias. En su día ya recuerdo que hubo alguna cosa que me decepcionó pero yo creo que mi cerebro la ignoró deliberadamente después de todo..¡era una peli de Spiderman! Llevaba años esperando una película de mi personaje favorito y no iba a dejar que algo tan nimio como la falta de calidad me la estropeara.

Ahora, 12 años después no queda más que reconocer sus defectos. Para empezar, lo que nunca me gustó es como decaía la historia en cuanto se convertía en Spiderman por primera vez. Ese es quizá lo que hace que no sea todo lo buena que podría haber sido. Al final todo se reduce a un conflicto personal entre Spiderman y el Duende Verde. Un corre que te pillo del malo al bueno. Cierto es que en el proceso el Duende pone en peligro a personas inocentes, pero básicamente, salvo el ataque a Times Square lo único que hace el Duende Verde es hablar solo frente al espejo para idear como puede vencer a Spiderman.

Lo cual no deja de ser gracioso, porque ya le había vencido y tenido a su merced antes, en una de las peores escenas de la película (eso de que le echara un par de chorrillos de gas y le dijera “dueeeerme” ya me pareció patético en su día). En el aspecto técnico hay que decir que paradójicamente los efectos especiales son tan brillantes como cutres. Al mismo tiempo que tenemos momentos espectaculaes de los balanceos de spidey por nueva york tenemos momentos que ya cantaban la traviata en su día y hoy en día aún más.

Aún con todo y con eso, considero que la peli tiene muchos aciertos. Toda la parte del origen y el descubrimiento de poderes me sigue maravillando a día de hoy. Recuerdo que la persecución del asesino con sus primeros balanceos me puso los pelos como escarpias y lo mismo me pasó con el momento en que está diseñando su uniforme.

Al final creo que el resultado es bastante digno y como primera aproximación al personaje en la gran pantalla funciona bastante bien, con todos sus defectos, pero también con sus virtudes, que las tiene.

katmudah
Lector
katmudah

>>Cierto es que en el proceso el Duende pone en peligro a personas inocentes, pero básicamente, salvo el ataque a Times Square lo único que hace el Duende Verde es hablar solo frente al espejo para idear como puede vencer a Spiderman

Y matar a su ayudante en el laboratorio, y a los militares en la base de pruebas, y dejar a Tía May en el hospital, y estar a punto de matar a MJ y a un bus lleno de niños…

y esa frase de Dark Knight de “o mueres como un héroe, o vives para convertirte en villano” ya lo dijo el Duende antes (más o menos) https://www.youtube.com/watch?v=vng1P29QbX4

katmudah
Lector
katmudah

https://www.youtube.com/watch?v=-pGZkVJJG00 y el vacile a la vieja en Acción de Gracias, y el momento de sinceridad con su hijo “Si es que todas son unas p*t*s, hazle lo que tengas que hacerle (a MJ, en ese momento novieta de Harry) y deshazte de ella”
Joder, Norman es el amo, el traje de power ranger y la voz mierdosa de Duende no pueden hacer olvidar todo eso.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“Y matar a su ayudante en el laboratorio, y a los militares en la base de pruebas, y dejar a Tía May en el hospital, y estar a punto de matar a MJ y a un bus lleno de niños…”

Ya, pero si te fijas, todo lo que ocurre a continuación de Times Square gira en relación a Spiderman. Una vez que entra Spidey en escena se olvida totalmente de los problemas de su empresa y demás problemas personales y se dedica a putearle.

Si Peter no se llega a convertir en Spiderman el Duende Verde no habría hecho mucho más después de haberse cargado a los socios de su empresa.

Me parece mucho más interesante y superheroico lo que ocurre en la segunda. El Dr. Octopus construye un reactor de fusión y tiene que detenerle para evitar que destruya la ciudad

Ignacio
Lector
Ignacio

Para mí el principal (que no único) problema del Spider-Man de Raimi es que ni Tobey Maguire es Peter Parker ni Kirsten Dunst es Mary Jane, aparte de que la relación entre ellos me parece de chiste del primer al último minuto de la trilogía.

Peter Parker es un tío listo, pero no listo en plan sabio despistado, sino listo de verdad, espabilado, perfectamente capaz de dejar sin habla a Flash Thompson con una sola frase o de dar réplica humorística a Jonah Jameson cuando procede. Y yo,honestamente, soy incapaz de reconocer a alguien así en el personaje alelado que componen entre Raimi y Maguire.

Mary Jane es una tía cañón, de esas que no puedes dejar de mirar en una discoteca, y yo, honestamente, no veo a la Dunst como tal. Intentaron hacer con ella un refrito entre la Mary Jane y la Gwen (más angelical que cañón) de los cómics y, en mi opinión, la cosa fue un desastre.

La saga tiene otros muchos defectos y también algunas virtudes, pero honestamente yo sólo salvaría de ella la segunda entrega, sin que por ello me parezca una maravilla del género pijamero. Los X-Men de Singer, el Batman de Nolan, el Superman de Donner y casi cualquier peli de Marvel Studios me gustan más, como películas y como adaptaciones.

La primera, por cierto, no me parece superior a la de Marc Webb. Tampoco inferior, aclaro, me parecen flojillas ambas. No horrendamente lamentables como Spider-Man 3, pero sí flojillas.

A ver qué tal la de Electro.

Saludos.

Pikodoro
Lector
Pikodoro

Mis contras a la trilogía de Raimi. Conste que nunca las he disfrutado en exceso y soy lo más parecido a un hater. Tampoco puedo decir que la primera de Webb me apasionase, pero más por lo que repiten de la trilogía anterior y por la ausencia de una escena de acción potente. En general, el casting y el cambio de tono sí me gustan
En primer lugar, claro está, el casting y el retrato de los personajes en su identidad civil. Salvo en el caso de J.K. Simmons, pocas veces me he sentido menos identificado con la adaptación de unos personajes que conozco. Maguire da el pego durante el relato del origen, pero, como ya hemos dicho, a medida que avanza la trilogía, y en especial a partir de la segunda parte se esfuerza, con ayuda de guionistas y director, en convertir a Pete en un taradete torpe y bobalicón que poco tiene con el apesadumbrado Parker de los comics. Poco a poco se convierte en una parodia de sí mismo (ya en la segunda parte no se da descanso a la humillación idiota del muchacho). En ese sentido, las ridiculeces de la tercera parte son tan sólo la culminación de un proceso gradual que se estaba construyendo desde mucho antes. Dígamos que el humor de estas películas está desenfocado: no existe donde debería (en las chulerías de Spidey contra sus enemigos) y se desborda donde no debería existir (la ridiculización del prota).

katmudah
Lector
katmudah

>>Si Peter no se llega a convertir en Spiderman el Duende Verde no habría hecho mucho más después de haberse cargado a los socios de su empresa.

Igualico que Stane con Iron Man. Empresarios sin escrúpulos que se cargan al que se ponga en su camino.
Ese concepto me parece más válido que lo de Octopus, que quiere crear minisoles para conseguir energía segura y barata para la gente (aunque el tritium era caro como su putamadre) aunque ponga en peligro el mundo entero.

Pikodoro
Lector
Pikodoro

MJ es una insípida jovencita de la que no se sabe muy bien en qué reside su encanto. Bueno, en que una vez dio un beso bocabajo, o algo así. Los diañlogos amorosos de la segunda parte (de ahí lo de Smallville) carecen de la más mínima química y no es de extrañar que en la tercera acabasen decantándose por la parodía, porque era difícil seguir tomáandose en serio esa relación. Tía May pasa de ser ese recurso cómico desfasado de los cómics, o ese problema añadido a las penurias de Spidey para convertirse en una pesada viejota que sermonea y sermonea durante larguísimas escenas que las películas, increíblemente, se toman en serio. Y luego, el gordito Robbie Robertson, ese hombre. Respecto a los villanos, tampoco puede decirse que los clavaran. A nivel de descripción psicológica, sólo Norman se parece al de los comics, por más que el diseño de la armadura arruinara la mayor parte de su empaque. A partir de ahí, por una extraña razón Raimi y los suyos decidieron que todos los enemigos de Spidey fueran buenas personas dominadas por una fuerza externa y un contexto trágico, tergiversándolos y repitiéndose continuamente hasta llegar a las redenciones finales de Sandman y el segundo Duende. Porque doc Ock está magnífico peleando con el lanzarredes, pero toda su historia personal es tan prescindible como innecesariamente larga.
Y esa es otra: los orígenes. Película tras película Raimi se empeña en gastar media hora o cuarenta minutos en contarnos el origen de cada villano, un defecto que repiten en la de webb. ¿Habéis visto lo bien que crecen el Halcón y el Soldado del Invierno?

Pikodoro
Lector
Pikodoro

Las escenas de acción son, a partir de la segunda, muy espectaculares, pero el nulo interés de Raimi por cierto realismo físico acababa siempre haciéndome desconectar. No sólo por detalles como los de Tía May colgando de un paraguas en lo alto de un edificio. Es que cada vez que Spidey lanzaba por los aires a alguien como si fuera un saco d epatatas no podías evitar el recuerdo del destino de Gwen en los comics. Incluso en Spiderman 2, cuando salva al bebé del incendio, hay un momento que lo sube al piso superior con un golpe tan grande que le debería haber reventado todos los huesos.
Otra cosa que nunca aguanté eran las continuas repeticiones de una película a otra. No ya las innumerables referencias de Superman y Batman en la primera parte (el beso en la esquina, la lucha final en un cementerio, el paseo por los aires, el combate durante el desfile de los globos, la camisa abierta, las reuniones de Norman con sus asesores…), sino también la repetición o recuerdo continuo de la escena del beso de una película a otra, o la del último discurso de tío Ben, o la doble escena del incendio en Spiderman uno y dos, o el momento en que tía may siempre ha de recordar a sus esposo con discursos similares, el recurrente secuestro de Mj…

Pikodoro
Lector
Pikodoro

Y por último, señalo lo torpemente que suelen rematar las tramas en la segunda y la tercera parte. El enfrentamiento siempre se soluciona con la redención a última hora del villano, para lo cual tienen que, como dijimos, tergiversar su origen o sacarse de la manga un Mayordomo Ex Machina que justifique el cambio…o directamente lo dejan todo a medias esperando que el guionista siguiente sepa qué hacer con el enredo. No me convence que uno de las tramas de Spiderman 2 sea la defensa de la identidad secreta de Spidey frente a Harry y que cuando por fin lo captura y descubre quien todo se quede en un “pues, bueno, vale” y ya veremos lo que hacemos en la tercera (en la tercera, por cierto, le tienen que hacer olvidar todo durante cuarenta minutos para que luego lo recuerde y planee su venganza y de golpe le llegue el mayordomazo), todo muy caótico y poco trabajado.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

¡fantastico analisis,pikodoro¡.

katmudah
Lector
katmudah

Y MJ quedó un poco sosa por el filtro Gwen, pero se lía con Flash y Harry, le calienta la cebolleta a Parker, y tiene problemas con su padre pese a ser diva fotográfica con sus amigas en el laboratorio.
No sé, en la primera peli creo que MJ quedó bastante bien. Luego ya no supieron qué hacer con ella, y la cosa quedó como quedó.

katmudah
Lector
katmudah

Jo, yo con el final de la segunda me imaginaba a un mentalmente débil Harry manipulado por el recuerdo de su padre, y por su mayordomo (como un anti-Bruce Wayne), desarrollando la industria armamentística de su padre para lanzar enemigos de segunda a Spidey (tipo Commocionador, Rhino o Gata Negra) para luego rematarlo él personalmente.
Si veis algo así en la próxima de The Amazing Spiderman, me frotaré las manos, pensando que el círculo se cierra. Pero no me veréis, porque estaréis pendientes de Molon Labe desnudo y brincando en las butacas.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

mas desconcertante resultan las declaraciones de avi arad sobre la proxima pelicula de los seis siniestros,calificandola como “una historia de redencion”.

euhmm…perdon…¿es lo que he creido entender?.

villanos tratando de convertirse en buenos chicos por el camino.

espero que la cosa no tire por ahi.seria ya lo ultimo.”buenrollismo villanesco”.y sin un triste cameo de spiderman,segun insinuan.

¿o sera la version sony de los thunderbolts?.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Al hilo de lo que dice Frank, se ha rumoreado de que el villano de la peli de Venom puede ser Carnage. Y este último aparecerá (posiblemente) en el videojuego The Amazing Spiderman 2.
Yo no sé, pero una película de Veneno, así, sin presentación del simbionte en una peli me parece una mala idea. Que metan a Carnage en un videojuego sin ni siquiera aparecer Venom también. Pero como villano para la peli de Venom me parece bien.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

A mí me gusta Spiderman 2 porque el año de su estreno Gasset la puso en Días de cine como de lo mejorcito de la cartelera de 2004.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“Igualico que Stane con Iron Man”

No lo veo igual, no creo que al Osborn de la peli se le pueda definir como empresario sin escrúpulos que se carga a quien se pone en su camino. En realidad en la peli Osborn no es malvado, la fórmula del duende hace que se le vaya la olla, desarrolla claramente una segunda personalidad que en cierta manera solo le está “protegiendo” (hay que tener en cuenta que sus socios básicamente le mangan la empresa).

Pero más allá de eso el personaje no tiene ninguna otra motivación. Al final todo se limita a un pique personal con Spiderman. Es cierto que en el comic la relación de ambos personajes termina derivando en eso, pero porque previamente Spiderman había estropeado todos sus planes para convertirse en el líder del hampa. Aquí el Duende Verde no tiene ningún tipo de motivación, no tiene un plan maestro que el héroe tenga que impedir, no quiere robar bancos, ni ser el rey del crímen, ni dominar al mundo, ni castigar a la ciudad de Nueva York por sus desgracias. Simplemente se pica con el héroe de turno y ya está.

Stane en cambio es un mal bicho, un tipo corrupto que quiere amasar poder, se sabe que quiere hacerse con el control de Industrias Stark y más adelante con la tecnología de Iron Man para tener el poder. Tiene que eliminar a Tony para conseguir este objetivo, pero eliminarle no es su objetivo, es un medio para conseguirlo. Para el Duende su objetivo es directamente Spiderman.

En mi opinión es un argumento un tanto pobre. Recuerdo estar en el cine esperando a que se revelara el gran plan maestro del Duende Verde y sentirme un tanto defraudado cuando ese momento no llegó.

katmudah
Lector
katmudah

https://www.youtube.com/watch?v=fsL9QH9a6X4 El Duende es el medio de Osborn para “amasar poder”. Y su objetivo final no es eliminar a Spider-man, sino dejar de tenerlo como obstáculo, ya sea por las buenas o por las malas. Vamos, en este video no veo tan alejados a Osborn y a Stane. Lo que pasa es que uno es un esquizofrénico y el otro un cabrón que te invita a pizza y luego te mata.

Pero vamos, si en los tebeos el Duende no tiene motivaciones, no sé qué íbamos a esperar de él en la peli 🙂

Arturo Porras
Autor

Buen repaso a una serie de pelis míticas. Significa esto que os plantaís y no vaís a hacer reseña de Amazing 2? 😉
De toda la trilogía de Raimi destacaría que por fin vimos un Spiderman que nos recordaba al de los cómics ( lanzaredes orgánicos, arañas mutadas y fruslerias aparte). El sense of wonder que fue capaz de transmitir fue lo que más me caló. Era la demostración de que las películas de superhéroes eran posible
La pareja protagonista. Ya entonces no me convencían mucho (ahora no os cuento). Maguire no me parecía creible con sus dos únicos registros: cara de alelado y sonrisa de bobalicón. No hace falta mencionar el traje del duende, spiderman 3 al completo o los actores que hacían de Ben y May (os ha faltado un “menosmola”, el de la muerte de tio Ben. De verdad, echarle un vistazo. Es mala de solemnidad) son el peor legado de Raimi.
De la nueva franquicia los dos actores principales me convencen más. Enma Stone sobre todo. Pero claro, luego ves los villanos y se te cae el mundo al suelo. Un Rino robotizado, un Electro azul que actualiza una versión de Steve Urkel 2.0 y un duende que parece Pumuky puesto de LSD. No se como estrá la peli pero con estos elementos pinta malamente.
En fin, que se agrade a la trilogía de Spiderman ( junto con X men) abrieran la veda para el cine de supers pero ya no es lo que era. Utilizando un simil futbolero, va bajando posiciones en la tabla, acercandose peligrosamente al descenso (allí donde están los Motorista Fantasma, Elektra, Catwoman, Green Lantern etc)

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“su objetivo final no es eliminar a Spider-man, sino dejar de tenerlo como obstáculo”

Quizá esa pudiera ser la idea, pero desde luego no está bien llevada a cabo (en mi opinión). No se sabe muy bien para qué habría sido exactamente Spiderman un obstáculo. Una vez que se carga a la directiva ya no se vuelve nunca más sobre el tema.

JC
Lector
JC

Hola a todos.

Una pregunta que no sé si se habrá hecho ya por estos lares (disculpad si ya se ha hecho y/o respondido) ¿es posible que en algún momento Marvel pueda volver a recuperar los derechos cinematográficos tanto de Spiderman como de X-men?

Cómo me gustaría que Wheedon relanzara Spiderman en condiciones. Cada vez que reviso las primeras temporadas de Buffy se me cae la baba pensando en un tratamiento parecido de Flash, Mary Jane, Harry, Liz… al recibido por Willow, Xander, Giles… Y, sobre todo, esa Buffy machacando vampiros y todo tipo de monstruos con esa verborrea corrosiva y tronchante.

Un saludo.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Coincido con JC: si con un personaje y entorno Whedon podría dar realmente el do de pecho es con Spidey.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

a menos que se den un ostion importante(cosa que dudo mucho)es de suponer que seguiran renovando los derechos durante bastantes años.

lo que si molaria un huevo es que hubiese algun cruce de algun tipo.pero por el lado sony no estan por la labor.

JC
Lector
JC

Aunque una adaptación del Hulk de Peter David por parte de Whedon tampoco estaría nada mal ¿os imagináis a Hulk/Bruce, Betty, Marlo, Rick Jones y toda la trupe del Panteón en manos de Whedon? Los pelos como escarpias oye 😉
Y más visto “su” Hulk en los Vengadores.
Saludos.

Libradus
Lector
Libradus

Esto ya lo he escrito aqui antes: los mayores problemas de Spiderman 3 no son achacables a Raimi, el queria hacer su pelicula con Sandman y los productores le impusieron a Venom, por eso toda la parte del simbiote se ve como un pegote. Escuchando los comentarios del DVD puedes darte cuenta de eso, asemas de que parece que la historia la iban escribiendo sobre la marcha. El choque siempre era que Raimi preferia los villanos mas clasicos y la produccion queria que usara mas actuales como Venom. Recuerdo que para la 4 parte Raimi pensaba usar al Buitre (de hecho que se llego a firmar a Ben Kingsley para el rol) pero a la produccion no les gustaba el personaje.

Seguramente sin la parte de Venom hubieramos visto una peli muy diferente, dejandole a Raimi espacio para desarrollar la historia que queria contar, porque para que introducir a Gwen si no la vas a usar?

Libradus
Lector
Libradus

En este preciso momento estoy viendo Spiderman 3 y destaco muy buenos momentos a rescatar: Spiderman luchando con el Green Surfer mientras trata de no perder el anillo de compromiso de tia May, la escena de la reconstitucion de Flint Marko/transformacion en Sandman con una excelente partitura pese a la falta de Elfman, la lucha con Sandman, la interpretacion de James Franco como Harry convertido envillano, la lucha con Sandman en el subterraneo.

HenryJones
Lector
HenryJones

Acabo de ver el rebbot y sigue siendo la que más me gusta, peses no ser perfecta, pero para mi es dónde veo a un Parker más de cómic. lLas de Rimi estan bien la uno y la 2 pero son pastelonas a más no poder. La dos es la mejor pero tampoco nos pasemos . La 3 de pana, y 1a uno pues politicamente correcto.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

“lo que si molaria un huevo es que hubiese algun cruce de algun tipo.pero por el lado sony no estan por la labor”

Eso no está tan claro. Ya hubo un tímido intento de aproximación en los Vengadores. Se había pactado que aparecería el edificio de Oscorp que se puede ver en las nuevas de Spidey, lo que pasa es que al final por cuestiones de tiempo no pudieron incluirlo.

Igverni
Lector

Bueno chicos…

DIA DE ESTRENO!!!

¿Cual es vuestro veredicto?
¿Merece la pena gastarse el dinero por Amazing 2?

a ver que os pareció…
gracias!!!

Ignacio
Lector
Ignacio

A mí me ha parecido un despropósito. Si me haces elegir entre Spiderman 3 y ésta me pones en un compromiso.

Y cinco entregas después, seguimos sin una buena película del personaje más importante de Marvel. Qué pena, joder.