Vertigo Bazar: Y, el último hombre (Palabra clave)

Por
4
344

Portada de Y, El Último Hombre

Edición U.S.A.: Y, the Last Man núms.18 al 23 USA, Vertigo Comics; DC Comics.
Edición España: diciembre de 2005; Planeta DeAgostini Cómics.
Guión: Brian K. Vaughan.
Dibujos: Pia Guerra y Goran Parlov.
Entintado: José Marzán Jr.
Color: Zylonol.
Formato: tomo recopilatorio de 144 págs.
Precio: 9’95 €.

¡¡Último artículo del año!! Y para despedir este 2005 que se nos escapa de las manos, no se me ocurre mejor serie que reseñar que Y, El Último Hombre, de Brian K. Vaughan y Pia Guerra.

Mucho ha llovido desde que en el mes de octubre de 2003 se publicó el homónimo primer tomo recopilatorio en España, cortesía de Norma Editorial. Y a lo largo de todos estos meses, la legión de seguidores de esta colección ha recibido sus dosis de intriga, acción, humor, política-ficción y road-movie épica de un modo cruelmente aperiódico. Las vicisitudes editoriales influyeron de forma determinante, pues debido a la pérdida de los derechos de DC Comics por parte de Norma, la última ración de esta genial colección la recibimos en el mes de marzo de 2005.

9 meses después, cual duro parto, Planeta DeAgostini aprovechó el Salón del Cómic de Madrid Expocomic 2005 para presentar como novedad el tomo recopilatorio: Y, El Último Hombre: Palabra clave.

En la contraportada de la edición española, publicada por Planeta DeAgostini Cómics puede leerse la siguiente…

SINOPSIS: “Cuando ya han recorrido más de la mitad del país, e único hombre vivo sobre la Tierra (Yorick Brown) y sus acompañantes (la Dra. Alison Mann, especialista en clonación y la agente del gobierno 355) se preparan para el tramo final de su viaje a San Francisco, donde les aguarda el experimento más importante de la Dra. Mann. Pero antes de partir, necesitan conseguir antibióticos para el otro macho superviviente – el mono de Yorick, Ampersand. Para Yorick eso supone permanecer en el campo, en Colorado, con una de las colaboradoras oficiales de 355, la agente retirada 711.
Pero a Yorick le espera algo más que un tranquilo fin de semana en el bosque. De todos los peligros con los que se ha encontrado en sus viajes, el que le aguarda en la pequeña cabaña de 711 será el más difícil de afrontar – y supondrá la diferencia entre la vida y la muerte para el último hombre vivo de la Tierra”.

Una vez más, Brian K. Vaughan da en el clavo. En el momento oportuno, en el momento exacto, Yorick retoma el protagonismo de la colección para, por medio de una subtrama tan peculiar como atrevida, explicar de forma coherente y razonada lo errático y temerario de su comportamiento.
Al igual que hace Robert Kirkman en pequeñas maravillas del medio como Invencible o Los Muertos Vivientes, Vaughan explora con habilidad en lo más profundo de nuestro ser, para indagar y recrearse en las grandezas y miserias del género humano (masculino y femenino). No deja de ser una idea vieja, pero lo meritorio de la propuesta radica en el acierto con el que este talentoso creador pone a sus protagonistas en situaciones extraordinarias para de esta forma forzar la caída del velo con el que, inevitablemente, todos cubrimos nuestros miedos, inquietudes, instintos, motivaciones y pasiones. En definitiva: nuestra verdadera naturaleza.
La única duda que puede surgir en el lector exigente puede radicar en la conveniencia del ritmo empleado para narrar la historia. Y pese a que, efectivamente se aprecian pequeños altibajos a lo largo de los 23 números publicados hasta la fecha, resulta sencillo ser indulgente ante la solidez de esta road-movie épica post-apocalíptica protagonizada por un inolvidable cuarteto de personajes (Yorick Brown, su mono Ampersand, la Agente 355, y la Dra. Mann), geniales en su interacción.

En lo que al apartado gráfico se refiere, la solvente y preclara Pía Guerra ve secundado su brillante trabajo por un inspirado y eficiente Goran Parlov. Ambos poseen un estilo realista, sobrio y sin estridencias, perfectamente ajustado al tono y a la intención de la colección.

Para quien desee conocer más detalles acerca de esta serie, adjunto un enlace al artículo que en su día le dediqué a los 4 primeros tomos, publicados por Norma Editorial. Allí, entre otras cosas, podréis encontrar una pequeña biografía y bibliografía de Brian K. Vaughan y Pia Guerra.
En cuanto a la edición de Planeta DeAgostini, nada que objetar. A una presentación más que correcta hay que sumar un precio muy ajustado, en relación a la cantidad de páginas que contiene el tomo recopilatorio. Con unos 17 números inéditos en España, esperemos que el ritmo de publicación se estabilice para que no tardemos en alcanzar las 60 entregas que compondrán su edición original.

Un cómic imprescindible, apto para lectores primerizos, habituales, causales o accidentales de tebeos, deseosos de aproximarse a una historia interesante, divertida, lúcida y mucho más profunda de lo que aparenta. Una propuesta muy recomendable para despedir el 2005.

Un saludo y hasta el año que viene! (eso espero)

P.D: ¡FELIZ 2006! 🙂

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
mxmlewuqo
21 mayo, 2006 19:01

czebrbvmy cyjupqu bjpqoemrgu

mqrihkihtto
21 mayo, 2006 20:04

lmuuvrjwgja lfeknuhqw fjmcggeve

yaibxfnyrzi
21 mayo, 2006 20:04

puyjcmvtvg dsjkiumocf wsbdxwgld

zdavjnwbm
21 mayo, 2006 21:21

svwjddlqjm hiqxopqq jjugwsdfnok