Vertigo Bazar: Scalped (Madres Muertas)

Por
12
425
 

Edición original: dic. 2008 – Vertigo (DC Comics).
Edición España: ago. 2009 – Planeta DeAgostini.
Guión: Jason Aaron.
Dibujo: John Paul Leon, R.M. Guéra, Davide Furnò.
Entintado: John Paul Leon, R.M. Guéra, Davide Furnò.
Portadas: Jock.
Color: Giulia Brusco.
Rotulista: Steve Wands.
Precio: 14,95 € (Rústica, 168 págs.)

 

El arco argumental

Gina Caballo Terco, madre del agente encubierto del FBI Dashiell Caballo Terco, murió en el Capítulo 5 de la colección (saga Hoka Hey, Tomo Nación India en nuestro país). Sin embargo, es en el nuevo volumen Madres Muertas (Dead Mothers) cuando las consecuencias de este suceso comienzan a afectar a los personajes de Scalped. Dos mujeres han muerto en la Reserva India Prairie Rose (Dakota del Sur) prácticamente a la vez. Una es la nombrada Gina, un miembro sobradamente conocido en la comunidad; la otra es una prostituta prácticamente anónima que deja atrás cinco retoños que estaban siendo criados en condiciones insalubres. El agente Caballo Terco rehúye enfrentarse a la pérdida de su progenitora –con la que mantenía una relación turbulenta– y se vuelca en la investigación de este segundo crimen, para sorpresa de todos los que le rodean. Es así como conoce a Shelton, hijo mayor de la prostituta, en el que Dash se verá reflejado.

Y en este momento es cuando llegamos a uno de los puntos importantes de esta historia. Porque Madres Muertas trata principalmente del vínculo que se establece entre una madre y un hijo. Un haz invisible y telúrico que conecta a ambos durante toda la vida y del que no se puede huir. La original paradoja planteada en esta ocasión es que mientras la madre de Caballo Terco se esforzó por proteger y cuidar a su hijo, la consecuencia final es que este reniega de ella. Sin embargo, la prostituta procuró a Shelton y a sus hermanos una vida infame; y el chico pese a todo clama venganza por su muerte. Una vez más, se nos muestra de esta manera la zona moralmente gris en la que se mueven los personajes donde, probablemente, apenas los niños más jóvenes pueden considerarse inocentes.

Otro motor de esta historia es lo maniatados que se encuentran ciertos personajes frente a una figura autoritaria superior que les impide hacer aquello que moralmente creen correcto. Dashiell pretende actuar para hacer justicia en el caso de la prostituta, pero el Agente Nitz, su superior del FBI, se lo impide. Asimismo, el jefe tribal Lincoln Cuervo Rojo ha de tolerar los crueles actos del sádico Mr. Brass en aras de la alianza establecida con la mafia oriental. De esta manera se nos demuestra que la colección, a imagen de la vida misma, es compleja y realista. Y es que no se puede entender Scalped si no es a través de sus protagonistas. “Tiene un argumento sencillo –comentaba Jason Aaron, creador de la serie– y aunque haya bucles y cambios de dirección a lo largo de la trama, todo está canalizado a través de las personas. Los capítulos en los que la gente mejor está respondiendo son los que muestran el drama de un personaje, en los que nos adentramos en la mente de los diferentes actores”.

Comentario


No es nada difícil estar de acuerdo con Aaron, estamos ante una serie donde los seres humanos vehiculizan los acontecimientos y en cualquier momento hasta el chico más insignificante puede protagonizar su momento estelar. Y si no, estad muy atentos a Dino Oso Pobre. Otro punto importante de esta historia es el hecho de que por fin entra en juego la muerte de Gina Caballo Terco. Sobre este tema, el autor también hizo declaraciones. “Su muerte continuará afectando a diferentes personajes de varias maneras. Dash está empezando a asumirlo, al igual que el jefe Cuervo Rojo, quien fue su amante y era actualmente su rival. Y el agente Caído será arrastrado por esto también, ya que ha de encontrar a su asesino. […] La muerte de Gina permanecerá como elemento y núcleo deScalped durante bastante tiempo”.

    Los autores

    Además del arco argumental Madres Muertas (#13 – 17 USA), el tomo se complementa con dos episodios autoconclusivos (#12 y #18). El guionista Jason Aaron hace un cambio notable en la narrativa y en esta nueva etapa deja atrás los malabarismos argumentales y nos presenta una historia desnuda y directa, sin lucimientos inútiles y con la intención de implicar al lector al máximo nivel posible. El guión presenta escenas y diálogos muy intensos, sobre todo en lo que toca a los niños. El lector ha de estar mentalizado al respecto, sobre todo aquellos que sean padres de imaginación huidiza y puedan figurarse a su propia criatura en semejante situación. Pero es que eso es en definitiva lo que Aaron nos ha propuesto desde el principio, conducirnos a ser espectadores de escenas muy crudas y desagradables.


    Arte de John Paul Leon y Davide Furnò.


    En el apartado del dibujo, comenzamos a calentar motores con John Paul Leon, que con un trazo recto, grueso y detallado, pone al servicio del guión un arte que se aleja un poco del realismo cristalino de R.M. Guéra. Es este mismo autor serbio el que se encarga de la saga principal con su acostumbrada maestría; sin igual actualmente en todo el sello. Este genial artista continua ofreciendo un arte de un nivel académico, serio, detallado, expresivo, complejo… todo un placer para la vista que por sí solo ya justifica la compra del comic. Y termina el tomo el italiano Davide Furnò en la historia de Caído. Su trabajo se acerca más al territorio de Guéra, aunque de una manera más esquemática, casi percibiéndose en ocasiones el boceto original. La excelente portada de Jock pone el colofón al producto. En resumidas cuentas, el lector difícilmente se sentirá defraudado con la calidad gráfica de Madres Muertas.


    Arte de R.M. Guéra.

      Opinión personal

      Hay que reconocer que esta etapa consiguió que un servidor terminase por decantarse definitivamente por la colección. Tras un arco previo demasiado largo y artificioso, en Madres Muertas volvemos a tener una historia directa y sencilla, cuyos personajes y argumento bastan para defenderse sobradamente. Estamos ante una colección de género negro llena de mafiosos, traficantes, policías corruptos, matones y prostitutas; pero a su vez el tono introspectivo y sentimental nos conduce a un nivel distinto. Porque los autores, muy sabiamente, sustraen todo el glamour que el crimen pueda sugerir y nos transportan al drama, la miseria y la tragedia que involucrarse en este mundo comporta. Pongamos un ejemplo de lo sutil a la par que contundente puede ser esta serie: en la nevera del burdel donde los niños son encontrados hay dos biberones, juntos uno al lado del otro, aparente iguales. Pero cuando los agentes registran el recinto descubren que uno contiene leche y el otro ácido hidriódico. Terrible. Por otro lado, es recomendable no perder de vista al recién llegado Mr. Brass, porque es un personaje que desde el instante de su aparición va a comportar muchos problemas, y a devenir detonante de algo muy gordo.

      Comentario


      Respecto a la edición en castellano, el tomo respeta la numeración del recopilatorio USA original (#12 al 18). Encontramos una edición cuidada, incluyendo las portadas originales y los créditos de cada número. Al principio del tomo se presenta un texto explicativo para que el lector haga memoria de los principales personajes. La traducción es correcta, aunque como el compañero José Torralba ha reclamado en más de una ocasión, vendría bien un glosario de términos lakota para situarnos mejor en el contexto. Como pega pondremos la tipografía utilizada a lo largo de todo el volumen, totalmente homogénea y sin ninguna variabilidad.

        Y hasta aquí ha llegado nuestro repaso. La próxima cita con Scalped debería ser en noviembre, con un tomo donde se presente las sagas The Boudoir Stomp (El tocador pisoteado) y The Gravel in your Guts (Gravilla en tus Tripas). Dos historias más que notables de sexo, drogas, promesas incumplidas y redención.

        Enlaces recomendados
        12 Comments
        Antiguos
        Recientes
        Inline Feedbacks
        View all comments
        Komakino
        7 agosto, 2009 12:54

        Muuy buena pinta. Antes o después tendré que empezar a comprar esta colección ….

        José Torralba
        7 agosto, 2009 12:55

        Una estupenda revisión para el tercer tomo de una espléndida serie. ¡Felicidades Raúl!

        Eso sí, entrando en el terreno de la opinión personal… ¿con eso de “cambio notable en la narrativa”, “malabarismos argumentales” y “lucimientos inútiles” te estás refiriendo a la estructuración temporal del arco precedente? Si es así no puedo estar más en desacuerdo ¡Si fue magistral! Todo un tour de force narrativo y, a mi juicio, muy bien justificado.

        Raúl Martin
        Lector
        7 agosto, 2009 13:09

        Hola José,
        Sí me refería a la saga Casino Boogie. Digo eso porque, primero no me gustó tal enrevesado exprerimento, y segundo porque la historia es tan buena que no necesita artificios para gustar. En esta saga tenemos la pruega, por ejemplo. Y creo que Aaron se ha dado cuenta de tal cosa, porque desde entonces ha optado por una narrativa más simple. ¡Qué puedo decir, me gusta la sencillez en el comic!

        José Torralba
        7 agosto, 2009 13:15

        Jjejejejej no hay más que hablar entonces. A mí de vez en cuando me gusta un poco de artificio si está bien llevado. El gratuito lo detesto, pero no creo que el caso del segundo tomo fuera el caso.

        Por cierto… aviso para navegantes. Si ponéis la palabra “casino” en un comentario, pasa directamente a moderación (cuestiones del spam).

        Marco Nunan
        Marco Nunan
        7 agosto, 2009 14:54

        Pero hay que tener en cuenta que el volumen dos muestra la perspectiva de los diferentes personajes, lo cual teniendo en cuenta que se trata de una serie que en eeuu sale a capitulo por mes explica los artificios. 
        Son historias que se entrecruzan, pero me parece lo más coherente hacer un número para cada personaje de forma más o menos autoconclusiva. Si se tratara de una novela gráfica por tomos, entonces sí me habría parecido demasiado artificioso.

        curioso
        curioso
        Lector
        7 agosto, 2009 17:09

        buena reseña, desde luego.
        raul, ya conocía que esta saga te gustaba más que la anterior por los comentarios en devertigo.

        a mi siempre me ha gustado scalped, es una de mis series favoritas de vertigo de tematica digamos… no mágica, como 100 balas.
               he de decir que me gusta el dashiel más emocional que se muestra en este tomo, esforzándose tanto porque no salgan a relucir sus emociones.
                      estupendo tomo y genial serie, y lo bueno es que mantiene el buen nivel en todo momento.,

        saludos

        curioso
        curioso
        Lector
        7 agosto, 2009 17:14

        por cierto también me gusta la incorporación del sadico mr. brass, y laguerra personal entre lincoln y el obsesivo agente nitz. la bondad del agente caido,(algun poli bueno tenía q haber, y se agradece un personaje tan íntegro entre tanta gente chunga).  y el dibujante cada vez refleja mejor la ambientación.

        Raúl Martin
        Lector
        7 agosto, 2009 17:16

        Hola a todos,
        Ciertamente, mis problemas con la saga anterior son una cuestión de óptica personal. Scalped me parece una muy buena serie que debería llevar tantos premios como Fabulas, el de mejor serie, mejor dibujante y mejor guionista seguro.  Pero por desgracia las cosas son como son y sigue siendo el secreto mejor guardado del comic americano actual.

        Pep Ellis
        Pep Ellis
        Lector
        7 agosto, 2009 18:19

        Obra maestra absoluta y en mi opinión el siguiente tomo es aún mejor; una serie como ésta se merece todo el reconocimiento posible. La mejor serie del sello con diferencia, hasta este momento a la altura del Predicador y Sandman , y muy por encima de la sobrevalorada Fábulas . Esperemos que la respeten y no decidan cerrarla antes de tiempo debido a las ventas.

        Mikel
        9 agosto, 2009 9:50

        Gran serie. Yo he leído ya el cuarto libro, y coincido con Pep Ellis. Va a mejor con cada tomo. A la altura de FABULAS, sin duda, pero son dos series tan distintas como el agua y el aceite. Veremos si SCALPED llega  a la numeración actual de FABULAS (y veremos cómo mantiene FABULAS su “salud” sin la excusa de la gran guerra).

        Clavos
        Clavos
        Lector
        9 agosto, 2009 12:56

        Yo Scalped la he tenido que abandonar durante un tiempo, básicamente porque tengo un montón de series que terminar y el dinero no me llega :P.
        Y en cuanto a lo de que Scalped llegue a los 100 números… pues lo veo muy complicado. Primero porque veo que es una serie con las líneas argumentales muchos más cerradas que Fábulas, lo ideal para que tenga una vida de 50-60 números. Y por otro, las ventas de la serie de Aaron son tan bajas que cada mes temo que anuncien el temido CANCELLED…

        Phantomas
        Phantomas
        Lector
        15 agosto, 2009 12:02

        Acabo de empezar el tomo, posiblemente lo termine a lo largo del día pero…  TAN DIFICIL ES SER COHERENTE CON LOS NOMBRES??????

        Contraportada: “Dashiell Bad Horse esta dividido…”

        Quién es Quién: “Agente Especial Dashiel Caballo Terco… …le han forzado a volver para acabar con el corrupto jefe de la reserva, Lincoln Cuervo Rojo. Para ello se tendrá que hacer pasar por policía local a las órdenes del propio Crow

        Vamos, no sé como sigue la traducción del tomo, pero vaya tela si no es capaz ni de ponerse de acuerdo en el nombre de un personaje en el mismo párrafo…