Vertigo Bazar: Fábulas presenta Jack (El gran libro de la guerra)

Por
14
393
 

Edición original: oct. 2009; Vertigo (DC Comics).
Edición España: mar. 2010; Planeta DeAgostini.
Guión: Bill Willingham, Matthew Sturges.
Dibujo: Russell Braun, Tony Akins.
Entintado: Dan Green, Jose Marzan Jr.
Portadas: Brian Bolland.
Color: Daniel Vozzo.
Rotulista: Todd Klein.
Precio: 10,95 € (Rústica, 128 págs.)

 
Introducción

Post de referencia. Fábulas presenta: Jack

En el último tomo dejamos Las Ramas Doradas a punto de una guerra que se desarrolla a lo largo de este Gran Libro de la Guerra contada, eso sí, desde la particular perspectiva de Jack de las Fábulas. Pongámonos en antecedentes. Ya en el primer tomo de la serie conocimos a Mr. Revise, personificación de las labores del editor, a la hora de revisar y recortar aquello que resulte inapropiado en las historias, el cual estaba obsesionado con eliminar toda la magia de este mundo convirtiéndolo en un auténtico universo mundano. Un personaje así no podía más que ser un villano para las fábulas. Pero eso no quiere decir que fuese el peor que pudiesen encontrarse. En Americana descubrimos cómo Mr. Revise tenía un hermano, Mr. Bookburner (o Quemalibros en castellano) cuya obsesión es aún peor. Quemar todas las historias originales de las fábulas de forma que, literalmente, desaparezcan, como si nunca hubiesen existido siquiera. La rivalidad entre ambos hermanos va más allá de su particular punto de vista sobre la magia ya que sabemos que las hermanas Page, aunque hijas todas ellas de la misma misteriosa mujer no comparten padre: Robin y Priscilla son hijas de Bookburner, mientras Hillary es hija de Revise, lo cual añade un matiz mucho más personal a esa rivalidad.

Así es como el tomo comienza en el punto donde se quedó el anterior. El ejército de fábulas fantasma de Bookburner lanza su ataque sobre el Refugio de las Ramas Doradas con la intención de destruir todo el trabajo de revisión que Mr. Revise ha llevado durante todos estos siglos, y de paso poder llevar a cabo su venganza personal.

A partir de ese momento nos encontramos con una mezcla de escenas de batalla, gags cómicos y revelaciones. Pero junto a la trama principal, en la que Jack está cada vez más centrado en satisfacer su siempre creciente ego mientras descuida la guerra en desarrollo, tenemos un pequeño atisbo de Kevin Thorn, que ya consiguió escaparse del Refugio en el tomo anterior gracias a la ayuda de su nieta Priscilla. De esta forma el tomo cumple su función de narrar la gran batalla final por el refudio de las Ramas Doradas mientras da pequeñas pistas de lo que se avecinará tras este tomo.


La batalla de Ramas Doradas

Edición Española

Planeta cumple, como viene siendo habitual, con una edición cuidada que incluye el ya clásico Dramatis Personae al comienzo del volumen y una frase lapidaria pronunciada por Jack (o por algún otro personaje) al comienzo de cada capítulo. La única pega al tomo es la traducción. Recientemente el traductor a cargo de las series contenidas en el Universo Fábulas fue reemplazado por la editorial y eso indudablemente es algo que el lector regular nota al instante. Aunque el vocabulario más infatilizado (o adolescente) de algunos personajes puede gustar más o menos (o ser más o menos ajustado a la versión original) el mayor problema se presenta a la hora de traducir los nombres propios, ya sean de personajes o lugares, en los que no se ve una continuidad con el traductor anterior. Y en muchos casos no porque la denominación anterior fuese incorrecta… lo cual no supone una intención de mejora sino que sólo da al lector una sensación de discontinuidad y mal hacer que una editorial como Planeta no debería permitirse. Curioso es también el detalle de que tanto en la portada como en la portadilla interior el tomo se denomine Jack de Fábulas (nombre real de la serie) mientras en el lomo siga apareciendo el doloroso a la vista Fábulas presenta: Jack. Nunca un cómic debería tener dos títulos distintos en la misma edición.

Valoración del Tomo

Jack de las Fábulas nació con un espíritu fresco y desenfadado que sirviese de contrapunto para su serie madre Fábulas. Con el tiempo ese desparpajo se ha perdido en gran medida dejando una serie irregular con momento realmente álgidos, sobre todo en las historias más cortas, y otros muy cercanos a ser una parodia de sí misma. Este tomo es una clara respuesta a La Gran Guerra (War & Pieces). En ambos tomos tenemos una guerra que cambia radicalmente el statu quo de la serie y que supone el fin de toda una época en cada una de las series, pero su enfoque es claramente opuesto. Donde en Fábulas tenemos una guerra dramática y desgarradora, aquí tenemos una guerra casi cómica, donde el sinsentido de Jack a la hora de vivirla (y narrarla) convierte la batalla por la supervivencia de Las Ramas Doradas en una extraña mezcla de escenas de escenas de acción y gags cómicos.


Esas caras no preludian nada bueno

A nivel artístico el tomo continúa consolidando la línea marcada por los dos principales dibujantes de la serie. En este caso es Tony Akins quien está al cargo de los lápices del arco argumental, aunque Russ Braun lo completamenta en algunos momentos. Ambos cumplen con soltura en un tomo complejo donde las escenas de mayor acción se mezclan con otras de mayor carga cómica, y en el que la cantidad y variedad de personajes es increíblemente amplia.

El tomo está escrito para dar fin a gran parte de las tramas exploradas por la serie hasta el momento, dando de paso respuestas a varias preguntas suscitadas a los lectores, junto con alguna que ni siquiera nos habíamos hecho de regalo. Y el final del volumen es una clara antesala al Gran Cruce entre Jack y Fábulas del que ya hablaremos en un par de meses.

14 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
José Torralba
19 marzo, 2010 11:16

Ufff… lo que peor he llevado de este tomo es el ritmo: es malo, realmente malo; una sucesión de escenas totalmente gratuitas hasta la absurda resolución y todo lleno de dei ex machina del tamaño de varios sistemas solares solares.

Sturges lo está haciendo fatal, y creo que Willingham se equivoca al hacer de Fábulas una franquicia interconectada en oposición a estructurar una serie madre independiente con productos derivados. The Sandman, por ejemplo, tenía una enorme cantidad de productos derivados, pero con comprar lo guionizado por Gaiman estabas al cabo de la calle.

¡Un artículo cojonudo por cierto, Héctor!

Antoño Retoño
Antoño Retoño
19 marzo, 2010 11:47

Pues sí, a mí hasta ahora me había estado gustando la serie, con sus más y sus menos, pero este tomo me ha convencido de abandonarla definitivamente. Y es que ya no es sólo una cuestión de ritmo (que también) sino de que Willingham y Sturges han llevado demasiado lejos (creo) el tema metalingüístico, hasta el punto de que en este tomo he sido incapaz de “conectar” con la historia.

Y lo peor es que su visión del origen de los personajes de Fábulas ha conseguido fastidiarme un poco hasta la serie madre. No me gusta por dónde están llevando ese tema, y me temo que el Gran Cross-Over no va a hacer otra cosa que “enfangarse” aún más en la cuestión: la idea de los Literales sonaba bien cuando sólo se trataba de pasada, sugiriendo más que explicando, pero expuesta ya en su más cruda realidad… ¡No me gusta!

Héctor
19 marzo, 2010 12:16

Que conste que personalmente nunca me gustó la idea de los Literales. Todo el lío metaliterario no me convencía en el universo fábulas. De todas formas yo creo que el principal problema de Jack of Fables es no haberse tomado en serio así misma como serie. Si se hubiese tratado todo el tema de los literales desde una perspectiva menos absurda (puedes hacer una serie cómica sin tanta ida de olla, prueba de ellos son algunas de las historias cortas a lo largo de estos 40 y pico números) habría salido todo mucho mejor.
De todas formas para el crossover no es fundamental seguir las dos series, con que se siga una se entiende todo lo que ocurre. Aunque seguir las dos completa el cuadro de forma más amplia.
Post-crossover hay un giro en el tono que se acerca más a esa separación clara entre una serie y otra que dices tú José. A ver si no se les va de las manos otra vez.

José Torralba
19 marzo, 2010 12:28

Pues fíjate: yo los Literales los veía como una grandiosa idea. De hecho, tras la desaparición de El Adversario habrían sido los vilanos naturales de la serie madre; el más difícil todavía que Mr. Dark no ha supuesto. Tal vez, incluso, fuente de unión entre unas hipotéticas fuerzas imperiales comandadas La Reina de las Nieves y Villa Fábula. Pero claro, lo tendrían que haber hecho en serio y lo tendrían que haber hecho bien.

Antoño Retoño
Antoño Retoño
19 marzo, 2010 12:43

Respecto al Cross-Over, no me preocupa tanto el que no se pueda entender sin haber leído anteriormente las dos series (aunque sería de agradecer que aquellos que sólo han seguido Fábulas puedan leer el nuevo tomo sin echar nada en falta), como que todas esas ideas metaliterarias que hasta ahora se habían limitado a la serie de Jack “salpiquen” a la principal; porque ya digo, visto lo visto, no me gusta nada el papel que le han dado a los Literales en el universo Fábulas.

Eso sí, estoy de acuerdo en que Mr. Dark tampoco ha supuesto el revulsivo que debería haber supuesto tras la victoria frente al Adversario. Aparte de que tampoco me ha gustado la forma en que lo ha “insertado” Willigham en apenas unos números (en mi opinión, forzadísima y por exigencias del guión).

La verdad es que entre The Big Book of War y The Dark Ages a punto estuve de abandonar por completo los cómics de Fables (aunque al final sólo he decidido dejar Jack of Fables). Sólo las buenas críticas que he leído (aquí, entre otros sitios) sobre “Witches” me han convencido de seguir un poco más, y aguantar como buenamente pueda el Great Cross-Over (que ya tengo pedido y debería llegarme cualquier día de estos). Y es que después de terminar “Peter & Max”, me apetece leer más cosas sobre Totenkinder… Por cierto, ¿le habéis dedicado algún artículo a la novela de Fables?

Clavos
Clavos
19 marzo, 2010 12:45

Vaya, ahora que por fin me estaba convencido Jack una vez leído ‘El príncipe malo’…

José Torralba
19 marzo, 2010 13:38

Aún no, Antoño… pero se lo pediré a Héctor, que desde ahora se va a encargar del Universo Fábulas en Zona Negativa. De hecho, acabo de pedírselo xD

Antoño Retoño
Antoño Retoño
19 marzo, 2010 14:01

¡Gracias!

Me gustaría leer más opiniones sobre este libro, que disfruté, no lo voy a negar, pero al que no encontré nada especialmente destacable. Creo que esa misma historia podría haberse contado perfectamente en un par de números (como mucho tres) de Fables, pero lo dicho, esperaré el análisis de Héctor para discutir el libro con más detalle 😉

¡Gracias, de nuevo!

Raúl Martin
Raúl Martin
Lector
19 marzo, 2010 14:16

No diré mucho sobre Jack porque ya hace tiempo que me cansé de ella, de hecho también hace meses que no leo Fables, ya que Witches no me parecía nada del otro mundo.
Pero como veo muchos comentarios negativos sobre esta serie, tan sólo me gustaría recordar que se trata de la segunda – a veces la tercera – colección más vendida de Vertigo en EEUU. Digo esto para que sirva de reflexión sobre la poca relación que hay a veces entre calidad y ventas, incluso en Vertigo.
Sobre el Crossover, si el lector exclusivo de Fábulas quiere prescindir de comprarlo, no se pierde absolutamente nada. Por mucho que cueste tener un hueco en una colección…

Gaeta
Gaeta
19 marzo, 2010 14:57

No sé por qué reseñáis tebeos que no existen… 😀 porque para mí Fábulas es una serie de 75 números muy buena. Una vez tuve una pesadilla y soñé que hacían una serie paralela, un crossover, novelas y una miniserie sobre Cenicienta, pero al despertar miré mi comicteca y no… Solo eran 75 números.

Bromas a parte, me parece muy cutre lo del cambio de titulo de una serie a la mitad de ella (a mí Fábulas presenta: Jack no me parecía mal, y mucho mejor que la traducción literal Jack de Fábulas, que me chirría mucho en castellano. Yo hubiese preferido Jack, el de Fábulas, que queda como un título más cachondo, a juego con la serie), y más que en un mismo volumen ni se aclaren y usen los dos títulos.

Sobre el cambio de nombres de personajes, es otra de las razones por las que he dejado de leer tebeos de Planeta: Cada vez son más caros, cada vez cometen más errores. No sé quién es el traductor, pero digo ya que es un mal profesional porque tendría que haberse leído los números anteriores para pillar el tono y los nombres de los personajes. No sé quien es el editor de Vertigo ahora (Hernando?), pero tendría que haberse asegurado que su traductor leía los números anteriores. Una chapuza más… Suma y sigue.

Visperas
19 marzo, 2010 19:22

El universo Fábulas ha perdido fuelle desde sus grandes inicios pero aún así consigue entretenerme. La idea de los literales también me gustó y de hecho, algunas de sus apariciones no han estado nada mal, como la de 4th Wall.
En el fondo es una lástima que una idea tan buena se haya diluido en la calidad discutible de sus tomos. Fábulas podría haber sido el siguiente Sandman.

Héctor
19 marzo, 2010 23:29

A ver voy por partes que leo mucha información (y algunas alusiones) desde mi primer comentario.
– Aún no he leído Peter & Max. Había pensado esperar a que viese la luz en castellano, pero viendo que aún no se sabe nada de fechas de publicación y las traducciones que úlitmamente se está gastando Planeta me lo estoy replanteando seriamente.
– Ya he hablado muchas veces del post-75. Toda serie tiene altibajos (hasta Sandman tenía partes más flojas, incluso sé de gente que adora la serie que considera algunos tomos infumables). The Dark Ages es un tomo flojo, pero que introduce a lo que se empieza a desarrollar ahora. Cuando en su día leí The Mean Seasons me parecío muy flojo, pero a posteriori te dabas cuenta de que servía de fundamento para muchísimas cosas de tomos posteriores. Viendo Brujas (que personalmente es un tomazo) creo que puedo decir que con Dark Ages pasará lo mismo.
– Sobre el nombre de Jack: Fábulas presenta: Jack es un título horrible. Jack de las Fábulas sería un título bien traducido y correcto. Y no diré más.
– El Crossover (o Cruce o como se quiera llamar): Es el arco más flojo de todo el Universo Fábulas. El problema es el tono que tiene, pero es que es el tono de Jack porque es una historia fundamentada en 30 números de la serie de Jack así que no se podía esperar otra cosa. Contiene un par de detalles que se desarrollan luego en Brujas, pero como ha dicho Raúl hasta se puede prescindir de él si alguien le tiene mucha tirria.
– Sobre Mr. Dark: Yo no creo que sea forzado. Te presentan el problema de las cajas durante ese arco. Mr. Dark es sólo un ejemplo de lo que puede haber en ellas. Personalmente creo que el Gran Enemigo no es él sino lo que el vacío de poder imperial va a generar al carecer de seguridad ante ciertas amenazas que hasta ese momento estaban contenidas.
– Sobre la traducción: Que se cambie el tono de la traducción pase, eso es casi inevitable e implícito al traductor. Que se cambien nombres propios correctamente traducidos, por otros que no son correctos o que no se usan en castellano en España (recordemos que Planeta es una editorial que edita para España principalmente) no. Y daría ejemplos, pero no haré spoilers.

Y a pesar de todo lo que Jack tiene de desvarío tiene buenas historias. El arco inaugural era interesantes, la historia de Jack Frost muy buena, y 1883 me encantó. La trama de Los Literales se podía haber llevado mucho mejor, a pesar de que no me atrajese todo el bucle metaliterario. Pero reitero que en el Post-Crossover todo cambia tanto que ya ni parece la misma serie.

Y siento el parrafón.

Gaeta
Gaeta
20 marzo, 2010 0:29

Hector dijo:
“Sobre el nombre de Jack: Fábulas presenta: Jack es un título horrible. Jack de las Fábulas sería un título bien traducido y correcto. Y no diré más.”

Un poco tajante te veo. No sé si te habré ofendido con mi comentario anterior, pero no era mi intención.

De todas formas, como ya he dicho, yo siempre he creído que los títulos no tienen porque ser traducciones literales, sino traducciones de sentido, y creo que Fábulas presenta: Jack recoge mucho más el espíritu de lo que es esa serie (una serie mala derivada de una buena), y recoge el espíritu Vertigo de los The Sandman presenta. (Y hablando de los The Sandman presenta… ¿qué fue de su publicación en castellano?)

¿podrías poner los ejemplos de nombres mal traducidos, por favor? Es que me muero de curiosidad (lo puedes poner con el botón de Spoiler, así quien no le interese no se entera).

Gracias,

Héctor
20 marzo, 2010 0:52

Para nada Gaeta, siento haber sonado tajante, pero es que el Fábulas presenta… me suena tan aberrante que por lo general yo hasta me refiero a la serie como Jack of Fables, o Jack a secas. Yo prefiero lo literal si es correcto y tiene sentido en castellano. Y creo que Jack de las Fábulas lo tiene. A mí el darle vueltas a un título de una serie porque sí como que no. Pero para gustos los colores.

Ejemplos de nombres cambiados en la nueva traducción:

Aviso de Spoiler

Charming Prince pasa de Príncipe Azul a Príncipe Encantador (que es una traducción literal, pero que en España no se usa).
The Blue Fairy pasó de Hada Madrina (que ya estaba mal traducido) a Duende Azul (que está aún peor traducido). La traducción debería ser El Hada Azul, ni madrina porque ésa es la de Cenicienta o un tipo genérico de hada, ni duende porque da confusión respecto al sexo del personaje. El Hada de Pinocho era El Hada Azul. Curiosamente Norma sí tradujo bien su nombre en el primer tomo, con Planeta ya van dos nombres y mal traducidos ambos.
Y luego están los nombres que dejan de traducirse de golpe como el Bosque que ahora es el Edificio Woodland, etc…
Miedo me da ver qué nos aguarda en los próximos tomos.

Pero vamos, yo creo que ya había mencionado esos casos.