Velvet tomo 1: Antes del gran final

Por
5
1843
 
Velvet1

Edición original: Velvet #’s 1-5 USA ( Image comics).
Edición nacional/ España: Panini.
Guión: Ed Brubaker.
Dibujo: Steve Epting.
Color: Elisabeth Breitweiser.
Formato: Libro en tapa dura, 128 páginas.
Precio: 15 Euros.

 

Ed Brubaker y Steve Epting ya recorrieron juntos en su día una larga andadura cuando estuvieron al cargo de la colección del Capitán América. Allí redefinieron el tono de las aventuras del vengador de las barras y estrellas con arcos argumentales tan memorables como El Soldado de Invierno, revigorizando al personaje de forma notable. Las atmosferas noir y de espionaje, inherentes al título aunque con cierta frecuencia olvidadas, se volvieron predominantes, quedando los elementos superheroicos en el papel de bien dosificadas especias que nos ofrecían un refrescante contraste en un delicioso plato. Y claro, resultaba difícil no plantearse que las bondades de la obra probablemente se pudiesen sostener sin estos sabrosos sazonadores pijameros.

Velvet es precisamente eso: es un tebeo de espías, sin uniformes coloridos ni poderes sobrehumanos con una dinámica con la que ya estamos totalmente familiarizados. Es el siguiente paso, el lógico en la evolución de aquella etapa en el Capitán América. Quizás sea todavía cercano a lo que podríamos esperar de una hipotética serie sobre Nick Furia y SHIELD mas asentada en la realidad, pero el referente lo debemos encontrar más bien en el particular universo de otro superespía aún mas popular: James Bond.

Así, Velvet Templeton es la secretaria de un tal Manning, director de operaciones de la agencia secreta británica llamada ARC-7. Y es imposible pasar por alto el paralelismo de ambos personajes con respectivamente Miss Monnypenny y con M, secundarios habituales de las historias del agente 007. Todo está pasado por un tamiz más serio y tal vez realista, es cierto, pero tales referencias resultan ineludibles y son parte del juego que se nos propone. También tenemos a los agentes designados X, que vienen a ser como los 00 de los que Bond era el séptimo. El punto de partida de la historia, supone una interesante vuelta de tuerca sobre todo este familiar entramado: Estamos en 1973, y Jefferson Keller, alias X-14 (trasunto claro del espía interpretado por Sean Connery, Pierce Brosnan y tantos otros) ha sido asesinado en París.

Ante tan grave suceso la agencia se pone en estado de alerta, y las pistas indican que el asesino ha sido Frank Lancaster, el retirado agente X-02. Pero Velvet sabe que esto no es cierto y empezará a investigar para exculparle y descubrir quién mató realmente a Jeferson Keller. Y esta Monnypenny está totalmente desprovista de ese aire de alivio cómico que caracterizaba a la original: Fumadora, con un mechón blanco en su cabello, un lunar sobre el labio y memoria fotográfica, descubriremos que Velvet tiene también un talento incomparable como agente de campo, ya que ése es un papel que desempeñó brillantemente antes de caer en desgracia hace unos años y ser recolocada como secretaria. Y quien tuvo retuvo.

Por todo esto, resulta inevitable no acordarse a veces de Agent Carter, la serie recientemente emitida en Estados Unidos y que ha tenido de protagonista también a una superagente relegada al papel de secretaria que decidía investigar de espaldas a su agencia en aras de la verdad. No obstante, el tono era algo mas ligero que en la obra que estamos tratando, aunque los temas del machismo y la subestimación por género se encontraban mucho mas presentes que en Velvet. La protagonista también nos evoca a la condesa Valentina Allegro de Fontaine, y la situación en la que se encuentra no guarda pocas similitudes con la de ésta en aquella miniserie de Nick Furia Vs SHIELD de los años 80 a cargo de Bob Harras y Paul Neary, aunque las cosas vayan transcurriendo por otros derroteros.

La huida de Velvet en esta odisea en busca de la verdad y que le enfrentará con la agencia para la que trabaja le llevará a diversas partes del mundo: De Londres a Viena, Yugoslavia y Mónaco. El glamour habitual de las novelas y películas de James Bond queda también recogido a través de estos lujosos escenarios, aunque el tono sobrio y oscuro del que hablábamos se mantiene en todo momento, prescindiendo de frivolidades. Que además la acción transcurra durante unos sombríos años 70 añade un encanto muy particular a la atmósfera de esta historia de espionaje que no deja de intrincarse, según vamos asistiendo a flashbacks sobre el pasado de Velvet, el cual se nos va antojando cada vez más fundamental para la trama.

Brubaker está a su nivel acostumbrado, tal vez no tan sumamente sobresaliente como en Fatale, pero magnífico en cualquier caso. Ahora bien, aquí la auténtica estrella es Epting, que hace gala de un trabajo soberbio, casi fotorrealista, pero enormemente dinámico y con escenas de acción brillantemente resueltas. La labor de Elizabeth Breitweiser embellece incluso más sus lápices, dando lugar a un resultado visual rotundo.

  Edición original: Velvet #'s 1-5 USA ( Image comics). Edición nacional/ España: Panini. Guión: Ed Brubaker. Dibujo: Steve Epting. Color: Elisabeth Breitweiser. Formato: Libro en tapa dura, 128 páginas. Precio: 15 Euros.   Ed Brubaker y Steve Epting ya recorrieron juntos en su día una larga andadura cuando estuvieron…
Guion - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 9

9

Vosotros puntuáis: 7.12 ( 8 votos)
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Jack Knight
Jack Knight
Lector
8 abril, 2015 14:15

Ganas me dan de picar con la serie pero (aunque me encanta) acabé un poco quemado de Brubaker. Todo lo que escribe es como mínimo un buen trabajo, pero en los últimos años tenia demasiada sensación a deja vu con sus obras.

Igverni
Lector
8 abril, 2015 15:52

Gracias Sergio por tu reseña, coincido bastante con tu opinión.

Aunque la serie es buena y me gusta lo suficiente para comprarla mes a mes, quizá me está pasando un poco como comenta Jack Knight.

Un comic de espías de la vieja escuela mola y es original como tebeo, pero sí que hay muchas escenas que te suenan mucho, mucho…

Y aunque el dibujo realista de Epting está muy bien también, en el fondo hay muchas cosas, como la persecución con la moto del 2º arco, o las escenas de vuelo que te quedas con la sensación de que si lo hubieras visto en película “real” hubiera molado más…

Es un poco lo que pasó con Kingman, que la cinematografía y talento visual de Matthew Vaughn le pegaba mil patadas al arte “estático” de Gibbons.

¡Ojo! Que esto no quita que Velvet es una serie me gusta bastante…

Damián González
Damián González
Lector
8 abril, 2015 22:55

Me lo compré cuando salió sin dudarlo y no me arrepiento me ha gustado bastante, eso sí como decís hay sensación de haberlo visto antes.

Javier Agrafojo
15 abril, 2015 16:53

Este caerá tarde o temprano. Bru es valor seguro.