V de Vigilantes: La moda de los superhéroes

    Por
    34
    1835

    Los superhéroes son lo que llevan. El vestuario de los icónicos personajes de los tebeos, sus trajes de batalla, son una parte de esa imagen que ya se ha grabado a fuego en nuestras retinas,¿quién desconoce el color de la capa de superman? (por ejemplo). La verdadera función del vestuario es narrar y, por tanto, resulta una herramienta esencial para todos, tanto para los guionistas, los dibujantes, los directores de cine, o los editores, como para los aficionados.

    Comentario

    El vestuario da vida al personaje descrito en las páginas del guión: las telas, el corte, el estampado, los colores, y cómo le queda a cada personaje cada uniforme nos desvela mucho más que sus propios diálogos. Esta semana disertaremos en este espacio sobre la importancia de las vestimentas de nuestros héroes. Bienvenidos a este desfile de moda; bienvenidos a la moda de los superhéroes.

    Empecemos por el principio. La semana pasada mencionamos que cuando Stan Lee llegó a Marvel Comics ni siquiera era ése el nombre de la famosa editorial. Comenzó de chico de los recados y fue ascendiendo en la empresa hasta convertirse en editor jefe y presidente de la compañía. Rondaban los años 40, en esa época se escribían cómics de vaqueros, de ciencia ficción o de monstruos; nada de superhéroes.

    Veinte años después crea la que fuera la primera familia del naciente Universo Marvel, Los Cuatro Fantásticos, viajeros estelares que conseguían fabulosos poderes. Hulk y Spiderman no tardaron en aparecer. Junto a Jack Kirby y Steve Ditko imagina, en unos pocos años, a la mayoría de los héroes de la llamada “Casa de las Ideas”. El éxito fue rotundo. La fórmula fue juntar personalidades perturbadas y acción, aderezándolo todo con un fuerte sentido de la responsabilidad unido a sus poderes.

    Pero la importancia de estas creaciones no se basa sólo en sus personalidades o en sus poderes, en este éxito también tuvo mucho que ver, sin duda, la creación de sus uniformes. En las primeras aventuras de Spiderman, el joven Peter Parker diseñaba su traje; secuencia que luego hemos visto más recientemente en la pantalla grande en la primera de las películas que el trepamuros ha protagonizado.

    Desde hace tiempo los estudios norteamericanos de Hollywood no dejan de apostar por adaptaciones de personajes salidos del noveno arte. Cada año saltan, se teletransportan o vuelan a la pantalla grande, uno tras otro, todos los héroes y las historias que pueblan las viñetas, unas con mayor suerte que otras.

    Spiderman tuvo una trilogía dirigida por Sam Raimi; Jack Nicholson interpretó a un histriónico Joker en la primera película del hombre murciélago de Tim Burton, y Brian Singer dirigió dos partes de la saga de X-Men. Otros, como Daredevil, Elektra y El motorista fantasma, también han disfrutado de sus versiones cinematográficas. Iron Man, Hulk¸los Watchmen… son sólo algunos ejemplos de personajes e ideas que han tenido una adaptación más o menos cercana, y más o menos certera. No es momento de hablar de actores, directores, ni de los argumentos, este es el lugar para mencionar a los diseñadores de vestuario (muchas veces olvidados), cuya labor, en películas de este estilo, donde los trajes de las viñetas tienen que cobrar vida propia, es de suma importancia.

    Comentario

    “El diseñador de vestuario colabora estrechamente con el director antes y durante el rodaje, realizando bocetos preparatorios y pruebas de vestuario para asegurarse de que los personajes quedan retratados con precisión”. Así explica Deborah Nadoolman, mujer de John Landis, especialista en diseño de vestuario, en su libro (Diseñadores de Vestuario de cine, de la editorial Océano).

    “El diseño de vestuario es único entre los oficios del cine por la influencia que ejerce sobre nuestra imaginación cultural. A veces da la impresión de que el vestuario aparece como por arte de magia, o de que se diseña solo o surge definido hasta el último detalle del inconsciente colectivo”, añade la diseñadora. “He descubierto que ése es el caso de los vestuarios que se convierten inmediatamente en elementos icónicos, como la chaqueta y el sombrero de Indiana Jones”, continúa.

    La investigación extrema sobre tejidos, colores y estilos que tiene que realizar un buen diseñador de vestuario de una película cinematográfica es (o debería ser) similar a la labor de un creador de cómics. Aunque también es cierto que en el noveno arte existe muchísima más libertad, como también hemos mencionado en alguna ocasión, porque no hay tantas trabas físicas como en el mundo real.

    Cada personaje tiene su vestimenta única, tiene su propio estilo, aunque a veces en los casos de los supergrupos se intente mantener un estilo común (se me ocurre el ejemplo de los X-Men, cuyos uniformes tenían elementos parecidos o colores parecidos pero adecuados en el diseño del traje de cada uno a nivel individual).

    Comentario

    En el traspaso de los conceptos de la Patrulla X a la pantalla grande lo que más fue modificado fue el estilo de sus trajes: se paso de las mallas y de los colores chillones azules y amarillos, a unos trajes plastificados de cuero negro (parecidos a la tónica imperante en otras producciones “postmatrix”).

    Comentario

    Llegados a este punto, y como cada semana, os invito a todos vosotros, queridos lectores, a participar en la creación de esta columna aportando vuestras preferencias sobre la moda de los superhéroes, sobre las versiones cinematográficas o dentro de los propios cómic. Comienzo yo mismo compartiendo con vosotros cuál es mi uniforme favorito: se trata del traje de Batman.

    Comentario

    En la Guía Definitiva del Señor de la Noche, Scott Beatty apunta que el traje “no tiene punto de comparación con las armaduras convencionales: el traje del Señor de la Noche, diseñado para poder cumplir múltiples funciones, es resistente al fuego y a las sustancias químicas, y está recubierto por una triple capa de Kevlar, dispuesta especialmente en la parte del pecho donde Batman exhibe su símbolo, un reclamo deliberado en una zona muy bien protegida”. El objetivo principal del traje del “hombre murciélago” es doble: por un lado le facilita el estar camuflado y, además, con él puesto es capaz de infundir terror en los criminales más supersticiosos.

    Bob Ringwood fue el encargado de trasladar este mítico traje al mundo del celuloide en las películas de Tim Burton. Después de trabajar en Dune, donde David Lynch le dejaba plena libertad y donde utilizó todo tipo de oscuras referencias, Ringwood vivió una experiencia extraordinaria en las películas de la serie Batman. “Fue genial, aunque por desgracia me dieron reputación de diseñador de ropa de goma”, explica en el libro de Nadoolman. Él mismo cuenta que, tras diez minutos reunido con Burton, fue contratado para diseñar el vestuario de los habitantes de Gotham, a pesar de no haber leído nunca un cómic de Batman. “Me leí media docena de la primera época del héroe antes de diseñar la película”.

    Comentario

    Quizá el mayor problema que se encontró al traspasar la imagen icónica de Batman al cine fue debido al actor que eligieron para el personaje. Ringwood esperaba que fuera un tipo más corpulento, más musculado, pero eligieron a Michael Keaton. “Como Michael no era una masa de músculos, tuvimos que transformarlo en un superhéroe, y de ahí el traje de goma. Lo que pretendía es que el traje fuera un supertraje hasta el punto de que pareciera casi inverosímil. A poco que pienses, te das cuenta de que estás creando a un hombre que se pone un traje negro, con orejas largas y puntiagudas, y sale por la noche. Es una cosa demasiado rara para que parezca realista”.

    Desde luego es algo demasiado raro para parecer realista, pero ésa es la magia del mundo del cómic, que no tiene por qué parecerlo. Estamos en mundos de fantasía que tienen ciertas características similares a nuestra propia realidad, hasta el punto de que los superhéroes podrían ser seres de carne y hueso, de nuestro propio mundo, aunque sus trajes estrambóticos nos devuelven a la realidad.

    Aunque la realidad, en el cine, es cada vez más tecnológica. Otro de los grandes diseñadores de vestuario, James Acheson, responsable de películas como Brazil o El Último Emperador, fue el encargado de recrear los trajes de Spiderman y del Duende Verde en la adaptación del cómic de Marvel. “Los trajes de Spiderman y de su malvado enemigo tenían que ser flexibles, resistentes y muy fotogénicos”. Cuando diseñaba estos trajes Acheson se dio cuenta de que el cine depende cada vez más de la tecnología. “Cuando diseñaba este vestuario, tuve que trabajar con una pantalla verde y tener en cuenta cómo iba a acomodar los arneses y demás equipo para los dobles. Eso limitaba mi gama de opciones en términos de color y forma”.

    Comentario

    “Siempre supone un reto recrear el mundo visual de un cómic en el cine”, afirma Milena Canonero, quien fue la encargada del diseño de vestuario de la película de Dick Tracy. Lo que más le inquietó fue que el cómic hubiera utilizado una paleta de sólo cinco colores, y le manifestó su preocupación al director Warren Beatty. Al final terminaron utilizando diez colores y el resultado fue excelente. Se usaron esos mismos tonos en los decorados.

    Comentario

    El fenómeno de lo superheroico es tal, que incluso la archiconocida revista Playboy ha utilizado en su portada del número de febrero de 2008 de su edición americana a la “Playmate del año 2005”, Tiffany Fallon, vestida, o mejor dicho pintada, con los colores del uniforme de Wonder Woman, la heroína de DC Comics que simboliza los ideales de la verdad, la justicia y la sensualidad americana.

    Comentario

    Y la pregunta es, ¿qué tienen en común? Pues independientemente del planteamiento, tanto las adaptaciones cinematográficas como la portada de la revista erótica intentan mantener una cierta coherencia con sus referentes en papel, ya bien sea en la trama, en los decorados o, solamente, en los atuendos de los distintos personajes, porque cada uno de los héroes tiene su peculiar forma de vestir.

    Los superhéroes están aquí y han venido para quedarse, ataviados con sus trajes de estridentes colores, sus capas arquetípicas, sus máscaras y sus poderes. Por tanto, no es extraño que la pasión por ellos se haya colado, incluso, en el Museo Metropolitano de Nueva York.

    Comentario

    El año pasado se inauguraba la exposición Superheroes: Fashion and Fantasy, promovida por Giorgio Armani. Multitud de famosos asistieron al evento: Julia Roberts, Claudia Schiffer, Tom Cruise o George Clooney, entre otros. La muestra, que se pudo visitar desde mayo hasta septiembre, incluía varios trajes originales de las películas, así como diseños de alta costura y ropa deportiva inspirados en ellos (aproximadamente unas setenta piezas). Se contó con un traje original de los que el fallecido Christopher Reeve utilizó en la versión de 1978 de Superman; dos de los que Tobey Maguire usara en 2007 en la citada Spiderman 3 de Raimi, e incluso el de Catwoman que lució Michelle Pfeiffer en Batman Returns.

    Comentario

    Esta exposición estuvo dedicada a la moda de los superhéroes y a la repercusión que ésta ha tenido más allá de los cómics y el cine. En ella se comprobó la capacidad que tiene el mundo de las viñetas de inspirar a la moda y al diseño. Después de tanto hablar de moda en este texto, la curiosidad etimológica me hizo buscar en el diccionario de la RAE para tener más clara su definición. En su primera acepción la define como “uso, modo o costumbre que está en boga durante un tiempo, o en un determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente en los recién introducidos”.

    Comentario

    Magneto, el enemigo de la Patrulla X, dijo en una ocasión: “¿De qué sirven los sueños, Charles…contra la dura bofetada de la realidad?”. Desde luego Stan Lee y Jack Kirby, entre otros muchos autores y creadors, jamás soñaron que sus personajes fueran a convertirse en unos iconos culturales tan fuertes. Y mucho menos que, después de tanto tiempo, las batallas que imaginaron en papel tuvieran lugar en una pasarela. Los superhéroes, desde luego, están más de moda que nunca. A veces la bofetada no es tan dura y la realidad supera a la ficción.

    Comentario

    “Cuando un vestuario se ve impulsado por una buena narración cinematográfica, puede trascender su función original, y cobra vida propia ante el público”. Estas palabras de Deborah Nadoolman me sirven para poner el broche a la columna de esta semana. Cuando un vestuario se ve impulsado por una buena historia narrada mediante viñetas puede, también, trascender su función original (la de servir como imagen reconocida de los superhéroes), y entonces cobra vida propia ante el público. Los superhéroes son lo que llevan.

    Comentario

    Nos leemos.

    34
    Déjanos un comentario

    Please Login to comment

    Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

    Si quieres, puedes usar un avatar.

    Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
    34 Comment threads
    0 Thread replies
    0 Followers
     
    Most reacted comment
    Hottest comment thread
    17 Comment authors
    GuerreroSUDTheWriterdemonioxxxZetchbellI´m with a Skrull! Recent comment authors
    Recientes Antiguos
    jorgenexo
    Lector
    jorgenexo

    Probablemente lo de las armaduras cinematográficas de Batman es lo que ha determinado que, independientemente de la mayor o menor calidad de sus films, nunca haya sentido que el personaje que aparecía en los mismos era el auténtico Batman, o al menos mi auténtico Batman: siempre he echado de menos una batpeli en la que Bruce Wayne se enfunde unas simples mallas o un mono de cuero ligero, a lo sumo con cierto refuerzo flexible en la zona torácica y que se mueva con la agilidad y destreza que se supone ha desarrollado. Y que la capa no se convierta en un nada creible planeador: un Batman algo más “realista” no sólo en cuanto a la caracterización, sino también tecnológicamente hablando. Creía que aquel proyecto de Batman setentero dirigido por Darren Aranofsky (e interpretable por Brad Pitt) iba a ir por ahí, pero no fue el caso. Quizás mi traje favorito de superhéroe fílmico, obviando el de Superman que se enfundó Reeves, impecable y perfecto, sea el de DD que lució Ben Affleck: la peli en sí mismo no valía mucho, pero creo que el traje fue una buena adaptación, respetuosa con el original pero creíble en imagen real. El de los Spidermanes de Raimi lo he aceptado con el tiempo, pero aún me chirrían las redes metálicas, sobre todo partiendo del hecho de que el traje se lo hizo el propio Peter en el desván… Otra cosa es ya si hablamos de armaduras propiamente dichas: en ese sentido, la de Iron Man es también impecable. Por otra parte, con perdón para el articulista, lo del esfile ese de “Superheroes: Fashion and Fantasy” fue, como puede apreciarse en las fotos, de un cutrerío y una horterada inenarrable, sobre todo en los diseños más próximos a los trajes originales de superhéroes, por mucho Armani que estuviera detrás: una estrategia de marketing de la industria de la moda para llamar la atención con unos resultados más bien penosos.

    José Torralba
    Autor

    Hum… precisamente en aras del realismo y la credibilidad tienen que reforzarlo. Un mono de cuero ligero o unas mallas a lo Adam West (he ahí una película en la que aparece Batman caracterizado así) no resistiría un impacto de bala. Y por mucha agilidad que tenga, si te disparan con una uzi te van a dar… el caso de Daredevil no es comparable porque tiene poderes.

    Indepit
    Lector
    Indepit

    A mi modo de ver, lo de las aramduras de Batman funciona en los film de Nolan pero no en los de Burton. Simplemente porque el planteamiento es distinto.
    Las películas de Batman de Burton son de todo menos realistas, por lo que nunca comprendí por que en unas pelis que están plagadas de villanos histriónicos, gadgets imposibles, catedrales que hacen las veces de edificios, mujeres que resucitan por magia gatuna y ejercitos de pingüinos armados con cohetes en el lomo desentonaría un Batman con un simple traje y que lo pusieran a la misma altura que al resto de personajes. Es evidente que las razones de Burton y Ringwood para el traje de goma fueron por el físico de Keaton, elección que tampoco comprendo para el papel. Sigo diciendo que Keaton podría haber sido mejor Joker que Nicholson, pero eso nunca lo sabremos.
    En los films de Nolan si veo razón de ser de la aramdura tal y como está planteado el film y más teniendo en cuenta como suelen diseñar el traje de Batman en los comics desde que Frank Miller lo dejó caer en TDK. Batman en los cómics lleva traje como todos pero bajo ese traje lleva una auténtica “armadura” de alta tecnología. De hecho, en El Caballero Oscuro lo único que le falta a Bale es ponerse las mallas sobre la armadura, ya me entendeis. Por fin, Batman podía doblar el cuello en el cine desde Adam West. Y se que no hace falta decirlo a estas alturas pero aún  así: El Caballero Oscuro, peliculón.
    Otra cosa que nunca entendí fue lo del Duende Verde, no entiendo que tenía en mente Raimi para decidir que la audiencia podía aceptar el traje de Spidey pero no podría aceptar el del Duende, máxime con la alternativa que nos dejó, en lugar de poder disfrutar de un Dafoe (que también se presentó a las pruebas del Joker de Burton) maquillado y con todo ese abanico de expresiones que podía habernos regalado, lo viste con una armadura verde botella y le pone una máscara-casco, porque según Raimi el traje del Duende de los comics no era realista. Claro, porque sus películas de Spiderman son muy realistas.
    Sin lugar a dudas, el mejor diseño de vestuario de toda la historia del cine de superheres es el de la película Supergirl. Y es que ver volar todo el tiempo a Helen Slater y que apenas se le levante la falda tiene su mérito.

    J. Santiago Martín
    Lector
    J. Santiago Martín

    Entonces… el taparrabos de Conan también es un icono?

    Indepit
    Lector
    Indepit

    Por supuesto.
    Otro gran diseño de vestuario junto con Supergirl era el de la pelícual Constantine. La camisa de Keanu era blanca, igual que la de los comics. Más no se podía pedir.

    jorgenexo
    Lector
    jorgenexo

    Y mira por dónde, el bueno de Adam West, pese a vestir mallas, no terminaba de moverse con excesiva agilidad y destreza, salvo cuando bailaba el Batusi, claro… Entiendo la observación respecto a que un traje armadura conferiría una mayor defensa contra las balas, pero limita excesivamente la movilidad de un superhéroe que, al menos en mi imaginario, muy marcado por todo el Batman previo a TDK, era más físico (en el sentido acrobático: patrullando Gotham de tejado en tejado, luchando cuerpo a cuerpo…) e intelectual deductivo (en el sentido detectivesco) que científico. Vamos, el Batman de los 40 y, sobre todo, finales de los 60 y todos los 70, pero también el del Year One de Miller y Mazuchelli. Un Batman menos apoyado en la tecnología armamentística (cómo me sobró la “0macvisión” en el último film…), y más en sus capacidades físicas y detectivescas, con disfraces incluidos (¿se ha disfrazado Bruce Wayne en alguna de las pelis para, por ejemplo, sumergirse en los “bajos fondos”?). Y si le meten alguna cuchillada o le roza una bala… Bueno, es lo suyo, ¿no? Por cierto, te garantizo que, en el mundo real,  una buena ráfaga de una UZI no hay chaleco de kevlar que la aguante, al menos si hablamos de kevlar no mejorado por Waynetech, Stark Industries o Baxter Inc.

    Kastanguluka
    Lector
    Kastanguluka

    El supermán de Reeves es mi preferido, le sentaba como un guante.

    Brodie
    Lector
    Brodie

    Mi favorito, la Catwoman de la Pfeiffer.

    ulexryu
    Lector

    ¿Nadie recuerda el traje de Batman de los cortos “Batman: Dead End” y “World’s Finests”, de Sandy Collora? Eran mallas, pero quedaban realistas y coherentes en la pantalla.

    Sputnik
    Lector

    Por otro lado, las mallas de Batsie en el mundo de los cómics no son tal: algunas veces dicen que son mallas cubriendo algún tipo de armadura de kevlar ultrasofisticada y otras que lo que lleva es un traje más grueso de lo que parece, con mucha high tech que para balas, mantiene la temperatura corporal, te dice la hora y te prepara café.
    De todas formas, hacerle una armadura no está reñido conque sea más o menos lisa y sea gris por aquéllo de ser fiel a su imagen. Y tampoco entiendo por qué, con tanta armadura y tanta cosa, el tío no se cubre los ojos con… ¿cristal a lo Spiderman o a lo Daredevil?
    Batman es la prueba de que puedes cojer a uno de los personajes con el traje más icónico del mundo, cambiarlo a tope dejándole solo lo muy esencial (capa, capucha, orejas, pinchos en los brazos), y lo tienes servido. A ver quién hace eso con Superman xD

    jorgenexo
    Lector
    jorgenexo

    Ahí le has dado, Ulex Ryu: en los cortos de Collora, sobre todo en Dead End, sale “mi” Batman. Gracias por recordármelo.

    Sputnik
    Lector

    Pues ahora me acabo de acordar: si la moda esta de calcar cómics a la pantalla no desaparece antes de que Nolan acabe su trilogía batmaniana, es bastante posible que veamos al Señor de la Noche Milleriano dando saltos en mallas grises cubriendo kevlar. Lo digo, porque como ya estaban a principios de año comentando que “igual en algún momento del futuro”  le encargaban a alguien que fotocopiase el cómic…
    ¿Y qué me decís de la música? Superman suena a John Williams cuando vuela, ¿no? 

    José Torralba
    Autor

    El gris en un cómic queda muy bien, pero en una película en la que debes retratar al personaje como un ente oscuro apenas visto por los malechores y que inspira miedo, ponerle una malla gris, una capa con capucha azul y un logo amarillo en el pecho equivale a dos cosas: a que la mafia rusa se parta el culo antes de mandarte al otro barrio gracias a que eres una diana andante y a que el patio de butacas haga lo propio.

    Lo mismo ocurriría si pretendieras, como en los cómics, que Batman se quitase una máscara al más puro estilo Misión Imposible y debajo estuviera ya vestido de Batman, con su traje, su capucha, sus orejas y todo. Y sí, sus virtudes detectivescas resultan destacables y, de hecho, en TDK las utiliza mezcladas con tecnología. Básicamente porque los detectives y los espías en la actualidad también la usan (aunque no a ese nivel, cierto). En todo caso, un millonario que posee una empresa de alta tecnología pero que actúa como detective rudimentario disfrazado de rata voladora no cuela más que en los cómics… y además, para llenar taquillas la trama puramente detectivesca no serviría (aunque eso es otra historia, claro).

    Vaya, que hay cosas adaptables y cosas que no.

    Sputnik
    Lector

    ¿Quien dice nada de amarillo y azul? xD Miremos al Batman que tenemos en los cómics, con el diseño de Mazzuchelli.
    No me parece tan instrasladable. Lo que pasa es que ahora todos tenemos en mente la cosa “realista” (con muchas, muchísimas comillas) de Nolan, y que además resulta que de pronto a nadie le parecían gran cosa las de Burton, pero una peli de Batman permite tantos enfoques como el batiburrillo pulp que lo envuelve te permita. Entre esos enfoques, cabe uno en el que un tío con máscara y gallumbos por fuera sea plausible. Imagínate, ahora que he dicho “pulp”, qué Batman tendríamos si Tarantino se encargase del tema.

    Indepit
    Lector
    Indepit

    Es que es eso. Todo depende de como lo enfoques.
    Mi Batman preferido hasta la fecha es el de Nolan porque es el que más se acerca a lo que yo espero del personaje en una película. Nadie dice que pueda venir otro director y dar con un enfoque aún mejor que el de Nolan, pero hasta la fecha Nolan, a todos los niveles es el que mejor ha trasladado a Batman al cine, en mi modesta opinión.
    Yo, como todos, también sufrí la batmanía en su día y tanto fue así que todo lo que salía en el film de Burton me parecía increible y hasta defendía a Keaton como Wayne/Batman pero el paso del tiempo, a mi entender, no le ha hecho ningún favor a la película y ahora mismo, para mí está en tierra de nadie.
    Y es que Burton me ha demostrado que ha sido el cineasta que menos ha sabido lo que hacer con Batman. En Batman Vuelve casi parece que el personaje sobra.
    Adam West era el Batman calcadito de la época. Tal cual y así lo trataban.
    Michael Keaton en Batman intenta definir al personaje pero no lo consigue, casi parece más un Clark Kent introvertido que un Bruce Wayne. Inseguro, extraño, habla raro y cada vez que puede aparece con las gafas puestas.
    Val Kilmer era una mezcla entre el Batman de Burton y el de Adam West, aún así me gusta más su Batman que el de Keaton y no me digais que es un personaje plano (que sí que lo es) en la película porque el de Batman Vuelve es ultraplano. Y sigo en mis trece, no se como la gente putea tanto a Batman Forever y adora tanto a Batman Vuelve cuando las diferencias entre ambas cintas no son tan grandes.
    George Clooney ya era clon de Adam West versión 2.0.
    Así que, hasta la fecha, Nolan y todo su reparto (increible Oldman de Gordon) han hehco al mejor Batman posible.
    Qué puede venir otro director y aún nos de una versión aún mejor?. Pues bienvenido sea.

    I´m with a Skrull!
    Lector

    Schumacher mejor que Burton? sus bazofias de forever y batman y robin mejores que el toque de burton? lo siento pero no puedo coincidir con ello, las peliculas de burton tenian un toque peculiar, dialogos no muy habiles pero que colaban, tanto forever com batman y robin estan sobreactuadas a dolor, que casi casi ni en los tiempos de West, y esos colorines, y esos trajes, y el batmovil tuneado (mas aun) con neones, y jim carrey… en mallas! y tommy lee jones intentando hacer que? un joker? porque un Dos Caras si que no era. Y a mi Keaton si me pegaba como batman, no tanto como Wayne, pero si como Batman, su mirada calaba bastante mas que kilmer o Clooney, en serio nadie se acuerda de la tirada de pisto entre nicole soy una psicologa golfa kidman y BatKilmer? que conversaciones mas malas por dios, Kilmer conseguia que bruce wayne fuera un petardo, se comportaba como batman pero sin disfraz, keaton al menos intentaba diferenciar ambos personajes, mostrando a un wayne que se hacia pasar por niño rico que tenia mucho dinero y no sabia como llevar negocios, cosa, que Bale y Nolan mantienen a su manera, desde un enfoque bastante mas acertado. De todas formas, los batman de Nolan beben bastante del de Burton, hay escenas que son homenajes? se podrian llamar asi?, en serio, antes de apedrear las de burton, lo justo es reojear las de schumacher tambien, porque desde luego en su momento no parecian buenas, y ahora os digo que ni de lejos parecen mejores que las de burton.

    ultron_ilimitado
    Lector
    ultron_ilimitado

    No veo a Batman “en pijama”, personalmente creo que el enfoque, en cuanto a vestuario del personaje se refiere, es adecuado, tanto en la versión de Nolan como en la de Burton (de la que sigo siendo gran fan). Como comentaban más arriba, si Burton hubiera trasladado el traje de Batman tal y como era entonces en los comics creo que la peli que hubiera salido habría sido tan camp como la serie de los 60. Sobre Val Kilmer y Michaek Keaton… bueno, recuerdo que yo, que vi Batman Forever con 16 añitos, fui defensor a ultranza de la peli durante mucho tiempo, y lo cierto es que tiene algunas secuencias que no están nada mal, pero en si, el argumento y la estética no hay por donde cogerlas, mucho más barroca y recargada, hortera, en una  palabra. Y Kilmer aunque es mejor Batman que Keaton, no creo que sea mejor Bruce Wayne (rubio, por favor…), pero vamos, que a mí Batman, la primera, sigue siendo una película que me encanta.

    Y hablando de otros traslados al cine de trajes, a pesar de que no estuvieron afortunados con el Duende Verde, yo doy gracias a Dios todos los dias por como se ha trasladado el traje de Spiderman a la gran pantalla. Algunos se quejan de que es excesivamente “sofisticado” para haber sido hecho por un adolescente en su garaje, y es cierto, pero es un pequeño precio que estoy dispuesto a pagar. En modo alguno me hubiera gustado ver un pijamilla ridículo como el de la serie de televisión. Y sinceramente, a mí los diseños de Alex Ross que finalmente no salieron adelante (por suerte) me producen escalofrios. Creo que el Spiderman de las películas, en aspecto, es la traslación más fiel que se ha echo de un personaje a la gran pantalla.

    ultron_ilimitado
    Lector
    ultron_ilimitado

    Ughh, ha HECHO, quería decir HA HECHO

    Sputnik
    Lector

    Val Kilmer no se creía el papel. Ninguno de los dos. Fue un batman sosainas de cuidao, y un mal Wayne.
    Una pena, porque creo que podría haber dado un Batman en “modo romántico-obsesivo on” acojonante, si la peli tuviese un tono proclive a ello y él no fuese sólo a cobrar el cheque.

    Indepit
    Lector
    Indepit

    Ojo.
    Yo no digo que Batman Forever sea buena, que no lo es.
    Yo no digo que Kilmer sea un buen Batman/Wayne, que tampoco lo es.
    Sólo digo que, partiendo de lo mala u hortera que pueda ser Batman Forever, no se despega tanto de Batman Vuelve.
    Ahí tenemos a un Batman/Wayne con el mismo carisma que un lenguado, sale y entra de la peli como y cuando quiere, se nota que no saben que hacer con él, los gadgets como el batarang teledirigido, el “avión-alcantarilla” y las alas que le salen para tirarse de una azote de un edificio de tres pisos son ridículos, el Pingüino es un niño-pez que sus planes son ser alcalde y tirarse a Catwoman, ah, si, por el camino también quiere cargarse a Batman.
    Catwoman es una secretaria anódina que por obra y gracia de un empujón Cristopher Walken pasado de vueltas y unos oportunos mordiscos gatunos en las puntas de los dedos se convierte en Catwoman, lo cual consiste en enfundarse un traje de cuero, intentar comerse el canario del Pingüino e intentar ser la secre superpotentorra en la ofi de Walken. No veas lo que le ahcen los gatos.
    La escena del baile entre Keaton y Pfeiffer cuando se dan cuentas de sus alter egos es sencillamente ridícula, la escena del Pingüino en la recepción para que sea alcalde es de juzgado de guardia, el circo del crimen, los pingüinos con cohetes, el funeral del Pingüino… es que es un no parar de tonterías.
    Qué Batman Forever es mala, chillona y hortera?. Vale, nadie lo niega. Es verdad.
    Lo que no puedo comprender es que se les de tantas ínfulas a una película como Batman Vuelve que va por el mismo camino que Forever sólo que sustituye los neones por los decorados góticos de cartón piedra.
    En resumidas cuentas, Batman Forever es lo que es y se pretendió que lo fuera. Batman Vuelve es practicamente lo mismo pero disfrazado de producto serio y de autor, lo digo por lo del “toque” Burton.

    Zetchbell
    Lector
    Zetchbell

    En Batman Vuelve casi parece que el personaje sobra.

    Pues como en “El Caballero Oscuro”, ¿no? ¿O alguien se acordaba del personaje que daba nombre a la pelicula cada vez que el Joker o Harvey Dent salían en la pantalla?

    Sobre los trajes, ya que estamos con el de Batman, las versiones de Burton y Nolan me gustan bastante; esta ultima, con tanto “realismo” (el realismo de Nolan hay que cogerlo con pinzas) quizas se pasen un poco y acaban por convertirlo en un Iron Man 0.5 o algo asi. De todos modos, estoy de acuerdo en que imagino a Batman mas atletico, mas esquiva-balas que kevlar por todas partes… Mira, el ejemplo de Daredevil está bastante bien y es que el traje, es de las pocas cosas buenas de la pelicula; imponía, era realista (daba la autentica impresion de estar hecho en casa por Murdock), e iba con el personaje que es un esquiva-balas (por cierto, sí, Daredevil tiene superpoderes… pero le permiten esquivar las balas y demás hasta cierto punto, no le aumentan la velocidad; otra de las mejores cosas de la pelicula era cuando veiamos que el personaje recibia lo suyo y llegaba a casa con heridas, dientes rotos, y con la necesidad de tomar aspirinas).

    Por otro lado, y entrando más a fondo en el tema (que nos desviamos…) de este EXCELENTE articulo (como todos los de Diego Matos), me encantan los trajes de Spiderman (que chulo quedaba el negro), el de Veneno y Spawn (en plan simbionte), el de la Sombra, Iron Man, Punisher… Creo que el unico que realmente no me gusta, fue el de el Duende Verde. Con lo bien que habria quedado un traje algo mas de Halloween con capucha, algo mas de misterio…

    Barin
    Lector
    Barin

    No comparemos.
    Una cosa es que un actor pueda eclipsar a otro en una película porla calidad de su actución o por su papel, como en el caso de Hedger y Bale en El Caballero Oscuro y otra cosa es que no sepan que hacer con Batman en toda la película, que desaprovechar a un personaje como Batman y a un actor como Keaton (que independientemente que no em gsute su Batman lo consideron un actor muy solvente) en aras de las chorradas de DeVito tiene delito y encima rima.

    Indepit
    Lector
    Indepit

    El del comentario anterior era yo, puse el nombre con el que escribo en otro blog, sorry.

    Alfeizar
    Lector
    Alfeizar

    Esto, ¿Ni una mención a Cervantes, La Biblia o a “Chespir”? …  Esta sección está bajando el nivel…..

    Bueno, bromas aparte, creo que este tema da para mucho más. Aporto dos puntos que se podrían añadir:

    1.- La predominancia de los colores: Es curioso el predominio de los colores rojo y azul en todos los superhéroes, especialmente en los más icónicos (menos batman, claro)
    Superman, spiderman, 4f y si añadimos el blanco, capitan américa y wonder woman. Reminiscencias de la bandera Usa, tal vez, pero también una búsqueda de contraste de colores muy particular.
    2.- El uso de la capa. En la pelicula pixar de “Los Increibles” se habla de los problemas de llevarla. Marvel apuesta decididamente por su ausencia en sus héroes más dinámicos (Salvo Thor y la Visión, y alguno más de menor calado, todos los grandes de Marvel van sin capa). En DC algunos llegan a tener incómodísimas capas como tornado rojo o el primer green lantern

    Y sí, Matrix determina el color de los vestuarios de una etapa a primeros de este siglo. Pero de ahí, una vez acabada la moda, hay otras tendencias. un saludo

    I´m with a Skrull!
    Lector

    El problema de batman vuelve o batman es que los personajes se comportan como burton quiere, ventajas y desventajas del toque burton (a mi particularmente no me entusiasma), los mantiene ataditos y bailando a como el piensa que deberian comportarse, en lugar de comportarse “libremente”, cosa que Nolan si permite, no miras a batman, o al joker, o a alfred y sabes quien es el director sin mirarlo en el cartel, les miras, y piensas que son batman actuando como batman, y alfred como alfred. Con respecto al traje y “las alas ridiculas”, estamos hablando de los medios de la epoca, posiblemente si ese Batman se hubiera hecho con los medios de ahora, ni el batarang handguided digo teledirigido ni las alas desplegables hubieran parecido tan cutres, solo hay que ver como mejora el traje de goma de batman vuelve a batman y robin, porque dudo mucho que nadie se piense que esos musculos y esos pezones son realmente de Clooney o Odonnell.

    Sputnik
    Lector

    Rojo y azul, colores de la bandera yanki. Pues sep, pero también los de la cuatricomía: sale más barato imprimir a un tipo de azul que andar mezclando colorines. Imprimir a Superman era barato.
    La razón por la que se tiene a Batman Vuelve por buena película y a Batman Forever por mala, a pesar de compartir algunos nexos en el tono, es porque lo son. En ambas películas predomina el lado fantasioso y delirantemente pop del personaje (en el caso de Burton, a través del “fantastique” entre romántico y salvaje; mientras que Schumacher tira por la ciencia ficción de serie b y el absurdo). Pero una historia no es solamente lo que muestra, sino tambien (por ejemplo) cómo lo muestra, y ahí Burton acierta de lleno haciendo una peli que aunque peca de pretenciosa (al igual que las de Nolan, mira) y tiene un ritmo raro, es finalmente buena y elegante en su extravagancia.
    Schumacher, sin embargo, no sabe qué narices hacer con eso y consigue una película aburridísima que intenta mantener el “estilo Burton” sin Burton (lo cual se traduce en hacerlo más exagerado y sin criterio artístico ninguno) al tiempo que hace malabares para conciliarlo con algo más de “trepidante espectáculo superheroico adolescente + enredos amorosos mil veces vistos” y además trata de que asome la identidad del director por algún lado, que no consigue crear el delirium tremens que él desea (y que tenemos en forma de “Batman y Robin”, más o menos).
    Para mí, Batman Forever es la peor película de Batman y no, no me olvido de su secuela. En esa al menos Schumacher tuvo pelotas de lanzarse al río de cabeza e hizo lo que quería hacer. Le salió estrepitosamente mal, pero no siempre se acierta y así aún nos podemos reír de ello.

    Zetchbell
    Lector
    Zetchbell

    Una cosa es que un actor pueda eclipsar a otro en una película porla calidad de su actución o por su papel, como en el caso de Hedger y Bale en El Caballero Oscuro y otra cosa es que no sepan que hacer con Batman en toda la película, que desaprovechar a un personaje como Batman y a un actor como Keaton

    En ambos casos, el personaje principal queda a un lado. ¿Que en lade Nolan es porque los demás le eclipsan? No debería ser así; debería quedar todo bastante equilibrado, pero vaya… en las dos el personaje principal queda atras, ya sea por un motivo u otro. Sobre lo de que Batman queda dedsaprovechado, no estoy de acuerdo; precisamente, DeVitto, Pfeiffer y ese monstruo que es Walken, son los que eclipsan a Batman en la de Burton.
    Sobre la moda post-Matrix, a muchos se le olvidan que un año antes teniamos “Blade” (personaje Marvel al que remodelaron de vestuario de arriba abajo, dandole ese aspecto oscuro que tendrian los X-Men), tres años antes teniamos “2013: Escape de Los Angeles” y varios años antes,”El Cuervo”.

    demonioxxx
    Lector
    demonioxxx

    jajaja, que buen reportaje, aunque esperaba algo más enfocado a los comics;  auqne la verdad la gente comun recuerda mucho más los trajes cuando aparecen en acción real (o como olvidar los calzones hasta los pezones que usaba adam west);  me hubiera gustado ver un analisis del traje de la serie de flash (me encantaba ese traje).  Espero que escribas sobre la moda en los comics a travez de los años; como en los 50 bastaba una capa para heroe (thor,alan scott), como en los 60 bastaba una mascara, (hal jordan, flash barry allen) como en los 70 solo usaban un calzon (blue bettle, captain marrvell), como en los ochenta usaban chamarras tipo comando (cable, gambit, the ray) y en los noventas ropa con multitud de bolsillos ¿alguna vez han visto a ciclope guardar o sacar algo de sus bolsillos, aunque sea un pañuelo o su visamastercard? y ahora en los 2000 que se deben de vestir con ropa de diseño tipo militar con multiples costuras y cortes de tela ¿verdad captain america ultimate?.

    TheWriter
    Lector
    TheWriter

    ¿Soy la única persona a la que el traje de Batman le gusta más en las pelis de Burton y Nolan que en el comic?

    GuerreroSUD
    Lector
    GuerreroSUD

    Pues ami me encanto no solo el traje de Deredevil sino tambien su pelicula no entiendo por que dicen por ahí que es mala, pero mi traje preferido llevado al cine ha sido Ironman fue todo lo que yo esperaba, el Spiderman fue pasable pero concuerdo con los demas en que el del duende verde no me gusto nada, menos aun el del “duende verde hijo”. Con respecto a Batman tambien en los comics se lo ve con diferentes trajes.