V de Vigilantes: El héroe y el universo femenino

    Por
    28
    1978

    “Entonces Yahveh Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, el cual se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. De la costilla que Yahveh Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre”. Ya desde el mismo Génesis se habla de una figura femenina relegada al hombre, creada a partir de él, aunque se está estipulando indirectamente que también fue creada a imagen y semejanza de Dios (ya que así dice que está creado el hombre).

    Durante el proceso de escritura de la columna de la semana pasada fueron apareciendo, tanto en mi mente como en los apuntes y fuentes que fui recopilando, diversas ideas y alusiones a la mujer como heroína. Ideas que siguieron fluyendo como un torrente gracias a algunos comentarios y críticas de lectores que echaban en falta la figura femenina en mi análisis de los mitemas heroicos.

    Pronto me di cuenta de que había material suficiente para que tuviera presencia propia, más allá de ser un mero apéndice del texto anterior. Por todo he decidido usar este espacio semanal para recopilar todas esas ideas en este pequeño ensayo que podría titularse El héroe y el universo femenino o simplemente Evolución en las heroínas.

    En la mitología fundamentalmente existen héroes y no heroínas, aunque si que aparecen ciertas mujeres con poderes especiales, sin ir más lejos hay muchísimas diosas en los panteones griegos y romanos (aunque la mayoría son sumisas, amorosas y son deidades de las artes, del amor…), estaban las musas, había magas y hechiceras como Circe y también podemos encontrar multitud de textos referentes a las Amazonas, que son lo más parecido a las heroínas actuales del noveno arte; y de las que hablaré con un poco más de profundidad a continuación.

    Es curioso observar que también hay una serie de tópicos que los mitólogos se han dedicado a estudiar, tres en concreto: por un lado nos encontramos historias en las que el universo femenino es una amenaza para cumplir la misión, un impedimento, una tentación a la que se debe enfrentar el héroe, y por tanto el hombre debe abandonar a la mujer porque es una amenaza que nubla su juicio (mediante artes naturales o sobrenaturales); también se ve a la mujer como “el descanso del guerrero”, el lugar donde el héroe se despacha o desahoga antes o después de sus proezas (aquí son especialmente recurrentes los personajes de Medea y Ariadna), y por último, una posibilidad que está más unida a la Edad Media que a la mitología clásica, la figura de la dama que ayuda al caballero en la misión (también se distingue aquí si la ayuda es concreta o si en cambio le facilita suerte o favor por medio de una prenda o promesas especiales posteriores a la misión…).

    El reparto de poder y de las tareas según los roles asignados culturalmente a cada sexo no puede pasarse por alto. Seguramente porque se trataba siempre de un mundo patriarcal se cumplían las anteriores constantes, pero en el mundo del cómic también se han mantenido las mujeres en un discreto segundo plano; la presencia femenina ha estado relegada desde el principio a dos visiones: la de mera comparsa del protagonista masculino, o la de femme fatale que usa sus artes para engatusar a los hombres, siendo directamente imágenes de reclamo sexual.

    Comentario

    La primera es casi siempre el amor del personaje principal, es recatada, es virginal, es pura, asume su papel de manera natural y secuestrarla suele ser el principal plan de venganza de todos los enemigos del héroe. En cambio, la segunda es una mujer que en apariencia se ha liberado del yugo de los hombres, agresiva y poderosa, pero que o bien es malvada y será castigada por su error o se da cuenta de lo equivocada que está y termina entrando de nuevo en el redil. Catwoman es el ejemplo de mujer fatal por excelencia, mientras que Gwen Stacy o Lois Lane (en sus inicios) simbolizan casi a la perfección los personajes femeninos del primer tipo. Llega el momento de proponer otros ejemplos, queridos lectores, esta semana seguro que se os ocurren personajes femeninos que encuadrar en estas categorías.

    Comentario

    La explicación de estas constantes podría encontrarse en la propia industria del cómic, pero la industria primigenia. María Antonia Díez Balda escribe en su estudio dentro del Centro de Estudios de la mujer de la Universidad de Salamanca, titulado La imagen de la mujer en el cómic: Cómic feminista, cómic futurista y de de ciencia ficción, que “el mundo del cómic para adultos estaba hasta los años setenta bastante dominado por los hombres y tanto los lectores como los autores eran fundamentalmente hombres”. También afirma que en ellos las mujeres aparecían casi siempre como objetos de deseo, porque en el fondo se trataba de atraer y de entretener a los lectores, por ello el cómic recreaba las fantasías eróticas y de aventura de los hombres. Es curioso observar las características que en la época (y muchas se mantienen hoy en día) tenían las mujeres en el tebeo, y que Díez Balda enumera: “Las mujeres aparecían dibujadas con todo lujo de detalles y gran carga erótica. Las protagonistas podían ser inteligentes pero sus cuerpos debían ser jóvenes, perfectos y sexys”. Y también tiene cierta carga analítica los papeles que se les asignaba, que curiosamente coinciden con algunos de los tópicos clásicos: “Los papeles asignados eran el de novias eternas o compañeras de viaje del protagonista; rara vez dueñas de su vida o protagonistas de aventuras propias”.

    Comentario

    Dentro del interesante estudio de María Antonia Díez Balda sólo voy a destacar la mención que hace en su análisis a los cómics que cataloga como de “supermujeres”. “Considero o clasifico como cómics de supermujeres a las que tienen de protagonista a mujeres que emulan a Superman; es decir, superwomans con alguna de estas características: gran fuerza, poderes sobrehumanos en sus puños o garras, capacidad de volar, capacidad de aparecer y desaparecer, de avanzar o retroceder en el tiempo histórico, semidiosas o encarnación de las diosas del mundo clásico”. Ella concluye afirmando que los cómics de este tipo que ha analizado (siempre desde un marcado punto de partida feminista) son “un una copia descarada de los de superhombres con el aliciente añadido de la belleza y el erotismo con que los dibujantes adornan a este tipo de heroínas”. Desde luego no le falta razón en esta última afirmación sobre las heroínas, sobre todo si en su análisis incluyó alguno de los tebeos dibujados por Frank Cho, por ejemplo…

    Comentario

    Estereotipos y tópicos. El universo femenino en el tebeo siempre ha estado plagado de ellos. Desde la creación de los primeros personajes Marvel, algunas voces de alarma tacharon a Stan Lee de ser un machista redomado. Aunque las realidades sociales de entonces y de ahora eran distintas, y eso no debemos olvidarlo nunca. Hay que recordar que una de las primeras mujeres con superpoderes fue Susan Storm, de los 4 Fantásticos, que tras un accidente espacial conseguía hacerse invisible y manejar campos de fuerza. La teoría feminista no dudó en expresar su desaliento ante semejante poder. Era un superpoder, sí, pero no dejaba de ser curioso que el personaje femenino fuera el que se hiciera invisible… Esto fue una constante en las heroínas primigenias.

    Comentario

    Cuando la mujer, durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo que incorporarse al mundo laboral y cubrir ciertos puestos de trabajo que históricamente eran llevados a cabo por los hombres, también se vio reflejado en el mundo del cómic. Se fueron incorporando superheroínas a los distintos supergrupos, aunque de una manera muy concreta: eran las únicas mujeres en cada uno de esos grupos, solían ser el miembro menos poderoso, sus poderes eran más defensivos o evasivos, y además solían seguir siendo secuestradas por los villanos. También resultaban útiles como mediadoras en los conflictos internos (constante que, a mi juicio, no era del todo negativa), aunque nunca hacían gala de conocimientos técnicos ni teóricos de ningún tipo.

    Comentario

    Aunque había alguna excepción como la del personaje de Wonder Woman, heredera de las Amazonas. Al comienzo de este texto anticipé que hablaríamos de estas mujeres guerreras; éste es el momento.

    Comentario

    Las Amazonas, según la mitología clásica, eran un pueblo únicamente formado por mujeres que descendían de Ares, el dios de la guerra, y de la ninfa Harmonía. En su estructura jerárquica no tenían a ningún hombre y su sociedad matriarcal estaba dirigida por una reina. Sólo permitían la presencia de hombres para realizar trabajos de servidumbre, y para perpetuar su linaje yacían con extranjeros. Si nacían hijos varones, los mutilaban o mataban, y a las hijas, por decreto, les cortaban un seno para facilitar el uso del arco y el manejo de las armas.

    Comentario

    Hay muchas leyendas o historias mitológicas plagadas de héroes que tuvieron que enfrentarse a ellas. Belerofonte luchó contra ellas por mandado de Yóbates; y Hércules, en uno de sus trabajos, se adueñó del cinturón de Hipólita, la reina de las amazonas. Teseo se llevó a Antíope, una de ellas, en la misma misión. Y también se puede leer que Pentesilea, otra reina de las amazonas, mandó un contingente para apoyar a Príamo, rey de Troya, en la conocida guerra, aunque ella misma pereció de manos de Aquiles.

    Comentario

    Wonder Woman es la princesa Diana, una de las amazonas, y su creador William Moulton Marston la ideó en 1941 como un personaje puramente feminista, siendo una de las pocas heroínas que no tienen contrapartida masculina. Formada por su madre como una figura de arcilla (haciendo clara la relación con la creación del hombre del Génesis), Afrodita le concedió la vida gracias a las súplicas de su madre Hipólita (concebida entonces por la gracia de una diosa). Diana creció con los atributos de la belleza y la fuerza, la sabiduría, la agilidad y la velocidad.

    Comentario

    Como se puede apreciar en este somero análisis, el universo femenino en el tebeo está repleto de tópicos y lugares comunes, debido, en parte, por la sociedad masculina en las que fueron ideados. El cómic actualmente es una industria cultural que acoge en su interior a guionistas y dibujantes tanto masculinos como femeninos y la figura de la mujer ha variado mucho. Da igual si son heroínas o villanas, todas están consiguiendo cotas de igualdad con sus homónimos masculinos. Han pasado del “¡Oh, mi héroe!” a ganarse un sitio, por derecho propio, en estos modernos panteones. Y me gustaría terminar esta columna mencionando a uno de los autores que para mí mejor sabe manejar personajes femeninos. Estoy hablando de Joss Whedon.

    El padre de Buffy tiene un cariño especial a sus mujeres (y estoy hablando de sus personajes), la Kitty de su Astonishing X-men es tan maravillosa como Willow, Faith o la propia Cazadora rubia (Buffy).

    Comentario

    La semana pasada me decidí a ver los últimos capítulos de Buffy, Cazavampiros, me quedaban cinco, para hacerme una idea de cómo terminaba con su serie de televisión. Había leído los tebeos que han salido de la temporada ocho y me faltaba ese tramo final. Quedé maravillado al ver cómo juega con el concepto feminista y femenino de la heroína. La mujer puede, para él, vencer donde el hombre no puede, y cuando las chicas se juntan y trabajan como una sola es cuando exterminan al mal. Creo que ese concepto de unión, es la clave, pero no una unión de hombres o de mujeres, sino de hombres y de mujeres, en igualdad. Sólo entonces se vencen todos los obstáculos.

    Comentario

    “Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne. Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, pero no se avergonzaban uno del otro”.
    Génesis, Capítulo 2, Versículo 24-25.

    Nos leemos.

    28 Comments
    Antiguos
    Recientes
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Kastanguluka
    Kastanguluka
    24 junio, 2009 8:55

    <P>Buen artículo. Es cierto que la mujer en el cómic siempre ha sido utilizada como reclamo más que como heroína activa, pero están cambiando las cosas desde hace años. Hay mujeres fuertes y con mucho peso narrativo, como el caso de Tormenta en los X-men. Y otras que, conservando el componente jamonizante, tienen historias bien trabajadas que atraen también al público femenino, como Power girl o Catwoman.&nbsp; Ésta última tiene serie propia, de la que tengo los dos primeros tomos, y aunque sigue siendo un personaje picante y seductor, su ambiguedad moral, su credibilidad y su plantel de secundarios la convierten en una de las mejores series que he leído. ¡Superheroínas al poder¡.</P>

    Oneyros
    24 junio, 2009 11:00

    Bueno respecto a Joss Wheddon te doy toda la razon sobre su trabajo en Buffy, trata genial a todos los personajes, especialmente a las mujeres, pero en Astonishing el final que le da a Kitty, de mandarla en una bala al espacio es taaaaaaaaaan malo que creo que estropea por completo el trato que le dio a los personajes.
    En cuanto a un autor que da personalidad a las mujeres, es John Byrne, tanto en Hulka como en Los 4 Fantasticos, donde convierte a Sue Richards de mujer florero en madre coraje y el punto de resistencia del grupo.
    Muy buen articulo

    UNOKE
    UNOKE
    24 junio, 2009 11:35

    Para mi el prototipo de mujer heroina es sin duda Ripley de aliens(sobre todo en la segunda parte). Se come a los aliens pero tambien a todos los personajes masculinos de la pelicula ¿se nota que estube enamorado de ella muuuucho tiempo no?.

    UNOKE
    UNOKE
    24 junio, 2009 11:41

    De acuerdo con el comentario de que la serie catwoman es buenisima. A mucha gente le sorprenderia la calidad. Y ultimamente el dibujo era de un español, David Lopez. Por cierto esta serie a cerrado en USA, cosas de la vida.
    A mi lo de mandar a kitty en una bala al espacio, me parece una idea original, teniendo en cuenta lo dificil que es sacar algo nuevo en los comics. que llevamos mas de 40 años haciendo comics leñe, y es dificil no repetirse.

    Tachuela
    Tachuela
    24 junio, 2009 11:51

    ¿Alguien ha leído el artícula de But I digress… sobre este tema? Cuando un superhéroe le pega a una superheroína, puede ganar tanto el hombre como la mujer. Si la mujer gana la pelea, en lector masculino se siente atacado en su dignidad. Si el hombre gana, se cumple el tópico de la superioridad masculina. Si es una pelea entre mujeres, entonces es el tópico de la pelea de gatas. Si una mujer se pelea con algo que no parezca hombre o mujer, como por ejemplo un Alien, entonces tenemos por fin un heroina de acción que al público le agrada.

    Y un comentario más de David: las superheroínas en los tebeos son hombres en cuerpo de mujeres.

    Goku_Junior
    24 junio, 2009 11:55

    Es un tema muy interesante el que comentas en el articulo de hoy. Creo que una de las causas de la evolución del papel de la mujer en los comics viene por la evolución de la mujer en la sociedad, como bien has dicho al recordar el papel que tubieron las mujeres en la Guerra Mundial al ocupar los trabajos que normalmente harían hombres.

    A pesar de toda la evolución que ha habido durante los años en el comic americano aún creo que falta bastante por hacer, solo hay que ver que NINGUNA serie protagonizada por una mujer suele durar y el caso más claro es el de Hulka, que no se cuantas series yeva a sus cuestas la pobre y parece que muy pocos han sabido darle juego, lo cual es otro problema. Muy pocos hombres han sabido cojer a una mujer y hacerla una protagonista interesante o contar historias interesantes.

    Claro ejemplo de guionista que si lo ha conseguido es Whedon con Buffy, una chiquilla que por cosas del destino acaba siendo la elegida y poco a poco se convierte en una guerrera y cuyos novios son entonces los acompañantes/ayudantes de ella. También supo tratar muy bien a Emma Frost y a Kitty Pride, aunque no le perdonare JAMAS como se “cargo” a Kitty… (¡Kitty tiene que volver! ¡Y hacer colositos con Peter!).

    Luego esta el caso de Miss Marvel cuya serie regular es (según mi parecer) bastante regular, o Power Girl, donde la frase “tiran mas dos tetas que dos carretas” cobra todo su sentido. La verdad es que tengo esperanzas puestas en la nueva serie de Spiderwoman guionizada por Bendis (ya hizo una serie muy buena con Jesica Jones, corta pero muy buena ¡Reedición en Marvel Deluxe ya!), pero bueno eso ya se verá.

    Por cierto, muy buen articulo.

    Goku_Junior
    24 junio, 2009 11:59

    “las superheroínas en los tebeos son hombres en cuerpo de mujeres.”

    ¿¡Son transexuales?! O_O

    Jajajaj fuera coñas, creo que eso depende de como un guionista describa a una mujer. No por ser fuerte y salvar al mundo se pierde la feminidad.

    John Space
    John Space
    24 junio, 2009 12:06

    ?Y qué pensáis de Bomb Queen?

    Tachuela
    Tachuela
    24 junio, 2009 12:13

    “Jajajaj fuera coñas, creo que eso depende de como un guionista describa a una mujer. No por ser fuerte y salvar al mundo se pierde la feminidad.”

    No, la idea es que las mujeres cumplen el ideal machista: mujeres violentas y poderosas, pero frágiles, seductoras, conscientes de su propio atractivo y que lo utilizan como arma. Bastante alejado de lo que entendemos por una mujer con personalidad de mujer.

    lagrannube
    lagrannube
    24 junio, 2009 15:22

    Muy chulo al artículo! ( así sí que queda muy bien complementado el d la semana pasada!!!!) …..podría decir q has acertado con las citas especialmente, con la tesis del artículo , la conclusión final…pero sería extenderme en elogios repetitivos (estupendo ,estupendo, estupendo!) y tampoco quiero aburrir….
    Una sugerencia….me encantan las imágenes que eliges, pero creo que deberáin tener cada una su pie de foto, sobre todo para convertir las irreconocibles en reconocibles… 🙂
     Besos!

    Y una pregunta…-a modo de curiosidad-…¿sabeis si existe algun comic inspirado en Cleopatra?
    …yo siempre he pensado q aunque no fuera diosa o  semidiosa es una heroina casi perfecta…..

    Gaeta
    Gaeta
    24 junio, 2009 15:41

    lagrannube, sin ir más lejos… Asterix y Cleopatra 😛 (en el que se dice que tiene una nariz perfecta, perfecta…)

    lagrannube
    lagrannube
    24 junio, 2009 16:10

    ya..ya…..pero asterix no me sirve…yo busco algo en q Cleopatra sea protagonista absoluta…. 😛
    ( gracias d todos modos)

    John Space
    John Space
    24 junio, 2009 16:35

    Cuidado, que la verdadera Cleopatra, al parecer, era un callo malayo de cuidado. Pero claro, a ver quién le decía eso a su alteza…

    Jezabel
    24 junio, 2009 16:36

    Curiosamente y como pasa a la mayoria de las mujeres que conozco lectoras de comics (que existimos más allá del manga), mi personaje favorito es la Gata Negra, para asombro masculino en general. Felicia Hardy es muy femenina y aun así no duda en liarse a toñinas, es mi chica Marvel favorita. Que viste de cuero y tiene un pecho importante, ¿y que? La mayoría suelen ser tiarrones en el ambito masculino.
    Creo que Josh Whedon y Neil Gaiman saben el truco para escribir sobre mujeres, que no ha que cambiar el resgistro, hay que tratar a seres humanos.

    Jezabel
    24 junio, 2009 16:37

    Por cierto, Cleoatra no era fea, era normalita, pero era muy lista y un minimo de belleza en alguien que sepa usarla es mucho.

    alfeizar
    alfeizar
    24 junio, 2009 17:46

    Cabe destacar que, aparte de WW, fueron precisamente Sue Storm y Jean Grey en sus respectivos grupos las que empezaron a enfrentarse a los antagonistas (¿Fue Jean la que una vez derrotó a Magneto ella solita?) y empezaron a romper la barrera del roll clásico (edad de oro) de la super-heroína.
    Con todo, daban una de cal y otra de arena, ya que seguían sin perder su papel constante de damisela en apuros o mujer-fregona (inolvidable la página rescatada en las BM de Planeta de una Jean Grey explicaba sus poderes usándolos para hacer las tareas domésticas como planchar o barrer en la Mansión de los X-men).
     
    Actualmente creo que se sobre explota el lado sensual de las superheroínas en las poses y en sus uniformes. No creo que esto varíe mientras que los lectores de comics sigan siendo en su mayoría del sexo masculino y de edad adolescente. (A pesar de guionistas como Whedon)

    tremas
    tremas
    24 junio, 2009 17:48

    Justamente Wonder Woman es el ejemplo perfecto del trato de la mujer en el cómic, comenzó a publicarse en 1942, al año consiguió serie regular que no se cancelo sino hasta 1985, y aunque creada por un hombre (William Moulton Marston) fue ideada como un personaje totalmente feminista, existía Steve Trevor que a veces hacia el papel de “Damo en peligro” incluso, pero a la vuelta de las tropas (y los hombres) de la 2º guerra mundial a U.S.A., las mujeres que en la ausencia de los maridos salieron a trabajar a fabricas y campos fueron devueltas a las labores del hogar,  ademas de que Moulton murió en la década de los 50’s.

    Ahí fueron esos penosos años en que Wonder Woman era la “mecanografista” de la JLA, con los 60’s y la contracultura justamente comienzan a surgir más heroínas sobre todo gracias a la amanecer de Marvel, lento pero seguro.

    Si alguien se pesca cualquier tebeo de la Patrulla X de aquellas fechas vera que Jean Grey es “la chica bonita” y hasta ahí, muy lejos de lo que hicieron de ella Claremont o bien como no la pintan en  “X-men: first class”

    Es en los 70’s donde justamente comienzan a surgir personajes femeninos de peso, para cuajar de lleno al principio de los 80’s, como justamente Tormenta de la “Patrulla-X”, pero nuevamente tenemos un paradigma de la vida contemporánea reflejado en los cómics.

    Una mujer exitosa, bella, capaz e independiente resulta atractiva pero también atemorizante, y preguntad a cualquier mujer de éxito profesional lo difícil que le es encontrar un hombre que sepa lidiar con ello, ¿cuantos años tardaron los guionistas para poderle brindar a Tormenta un interés romántico? mucho mas que a personajes “viriles” como Superman o Spiderman ¿Cuantos años no lleva sumida en castidad Wonder Woman?

    A Sue Richards no ha ido tan mal, de mujer florero como cita el artículo a madre coraje, pero con la perdida de su sensualidad, por que curiosamente el éxito como madre, esposa y el potencialmente mas poderoso miembro de los 4F, resulta que por mas tetas que le dibujen no parece resultar tan atractiva como sus aleladas y neumáticas colegas de oficio superheroico.

    El cambio esta ahí, de cualquier modo, Lois Lane es testigo, de eterna chica rescatable y calamitosa a feroz y sagaz reportera, y tantos y tantos casos por reseñar por el estilo, siguen existiendo las “mujeres en el refrigerador” (diría Gail Simone) como pretexto y objeto (mas no como sujeto) del superheroismo viril  como en “Invincible”, la muerte de

    Aviso de Spoiler

    Eve un personaje mucho más maduro y entero como carácter que el protagonista mismo, sacrificada para que el “héroe” triunfe motivado por el arrebato y la furia de su perdida,…

    muy clásico en los referentes mitológicos y literarios (Orfeo busca a Euridice, El Cid venga la deshonra de sus hijas etc) pero fundamentalmente centrada en el eje masculino.

    Justamente creo que Whedom da algunas pistas sobre como pueda evolucionar esto,  no es una cuestión de los cómics sean “machistas”  por que los leen tíos, o de ser “políticamente” correctos siendo feministamente justos, mas bien es de construir personajes femeninos  y masculinos agradables e ingeniosos, en el que la superioridad la dicten los atributos personales mas allá de los de genero… valoración tal cual creo que debe hacerse de fuera de las paginas de los tebeos.

    Maesemediarock
    Maesemediarock
    24 junio, 2009 18:17

    Otro personaje femenino bastante bueno aunque fuera del ámbito de los superhéroes es Veronica Mars, una chica , inteligente, graciosa, irónica y capaz, y no es una sex simbol ni una superheroina.

    alfeizar
    alfeizar
    24 junio, 2009 19:40

    tremas:
    muy bueno
     

    Tachuela
    Tachuela
    24 junio, 2009 19:45

    >>>Y una pregunta…-a modo de curiosidad-…¿sabeis si existe algun comic inspirado en Cleopatra?>>>

    Uno que es realmente espectacular es de producción nacional: Cleopatra, guión de Francisco Pérez Navarro y dibujos de Martz Schmidt. Sensuales aventuras humorísticas de una reina egipcia con un físico espectacular.

    pequeño rondador
    pequeño rondador
    24 junio, 2009 21:30

    tremas, majete, dale al botón de spoiler cuando digas cosas como que 

    Aviso de Spoiler

    Eve la palma en Invencible

    tremas
    tremas
    24 junio, 2009 22:18

    Una disculpa, prometo que no volvera a pasar

    ArroW
    ArroW
    25 junio, 2009 0:17

    Es más de lo que esperaba leer hoy, enhorabuena!!

    Y con respecto a las heroínas… bueno, igual que las mujeres de hoy día, no podemos serlo todo a la vez, creo que todavía les falta perder un poco de ese morbo erótico y sensual que las rodea para terminar de ser heroínas de verdad^^ No creo que tener superpoderes siempre tenga que ser sinónimo de estar más buena que el pan :D, pero eso también es cuestión de gustos jeje

    Un texto maravilloso, de veras!

    ultron_ilimitado
    ultron_ilimitado
    25 junio, 2009 0:27

    Con todos mis respetos creo que a los comics de superhéroes (ni a nada, ya puestos) no se les puede aplicar la ley de paridad del gobierno. Creo que el análisis de que este tipo de comics es un género pensado sobretodo para un público masculino es bastante acertado. Naturalmente que es estupendo que haya personajes femeninos interesantes y fuertes (aunque no entiendo por qué eso las hace un ideal machista, igual que no entiendo cual es el problema de que sean sexys, ¿acaso los superhéroes masculinos no lo son?) pero al final esto es un problema de identificación y en general creo que los tios tendemos más a identificarnos con personajes masculinos y creo que esa es la razón básica por la que pocas series protagonizadas por mujeres llegan lejos.

    Chris
    Chris
    Lector
    25 junio, 2009 4:03

    Muy bueno el articulo.

    Alfeizar
    Alfeizar
    25 junio, 2009 9:06

    Ultron:

    Sexy sí, pero sin saturaciones

    Ley de igualdad ¡No! por favor, que cada uno sea valorado por sus méritos, sea mujer u hombre.  (¿Te imaginas los comic saturados de posturitas de tios cachas? Insufrible. Con las que nos ponen de vez en cuando ya es bastante)

    Y por favor, mujeres que no sean sólo floreros. Personajes como La viuda Negra o Ms Marvel se han desarrollado mucho en esta línea de guapa sí, pero no sólo de adorno

    Kastanguluka
    Kastanguluka
    30 junio, 2009 9:23

    Mmm… las MALAS heroínas son hombres en el cuerpo de mujeres. Pero de verdad os recomiendo la serie de Catwoman, por lo que he leído pintan una mujer de verdad, heroína. Y en cuanto a Power Girl, la considero un caso muy especial, porque como he leído por ahí “tiran más dos tetas que dos carretas”, por lo visto es un personaje seguido por muchas lectoras. Podían haberla convertido en una Yola Berrocal de los superhéroes, pero en vez de eso le han dado una personalidad muy atractiva; es una mujer vulnerable y sensible que a veces se siente sola, y que esconde esos rasgos bajo una fachada de fortaleza y arrogancia. Lo que he leído de ella me ha gustado mucho, y se aleja totalmente de esos comics tan comunes en los que las páginas casi son posters de jamonas semi-desnudas.