Universo Marvel: Realeza y Soberanías

Por
19
1252

Hola a todos.

Bienvenidos a este pequeño artículo que escribo en la víspera de la noche más mágica del año: La Noche de Reyes. Una tradición muy española, a pesar de que Sus Majestades cuentan con presencia en más de un país a lo largo y ancho del mundo, lógicamente, por otra parte, dado su origen.

Espero que todos hayáis sido buenos y Sus Majestades os hayan obsequiado con todo aquello que deseabais.

Con respecto al artículo, ¿qué podía tratar hoy con semejante inspiración? Está claro. Voy a dar un pequeño repaso a las monarquías del Universo Marvel. La cosa va de reyes, reinas y soberanías varias.

Cuando comencé a planear la estructura de artículo decidí dejar a un lado la mayor parte de mitologías, asumibles como dinastías reales o principescas, y las dimensiones paralelas, que también tienen lo suyo.

Por tanto, yo comenzaría con una de las monarquías más antiguas y pertinaces del Universo Marvel. La perteneciente al reino de…

ATLANTIS

El reino sumergido de Atlantis ostenta tal título debido, precisamente, a encontrarse bajo la soberanía de la realeza atlante, cuyo máximo exponente actual es su majestad Namor I, el único rey que gobierna con speedo –valor hay que tener–.

La ciudad-estado de Atlantis es la versión ficticia del Universo Marvel del maravilloso mito de la Atlántida.

Atlantis está poblada por el Homo Mermanus, una derivación de la raza humana que se adaptó a la vida subacuática de manera similar a como lo hicieron en su día los cetáceos, aunque a diferencia de éstos, su sistema respiratorio es análogo al de los peces y no pueden sobrevivir más de cinco minutos fuera del agua. La piel de esta especie es de un color azulado o verdoso y viven de media unos ciento cincuenta años. Como nacen y se crían en las tenebrosas profundidades del océano donde las presiones suelen ser considerables, esta raza posee una fuerza y resistencia superior a la humana.


Aunque la ciudad de Atlantis fue construida originariamente en tierra firme, se hundió en los mares durante la llegada de la Segunda Hueste Celestial –una suerte de entidades cósmicas bastante enigmáticas e igual de poderosas–, momento en que la subespecie Homo Mermanus la encontró, convirtiéndola en su nuevo hogar.

Alejada del mundo de la superficie, Atlantis prosperó bajo la guía de su familia real, gobernantes fuertes y valientes que mantuvieron el secreto de su existencia para preservar la especie. Y así se mantuvo hasta la Segunda Guerra Mundial, momento en que su último rey, Namor, híbrido entre atlante y humano, decidió tomar cartas en el conflicto enfrentándose a las Potencias del Eje del lado de los Aliados.

Más tarde, Atlantis vivió diversos conflictos contra el mundo de la superficie, al que considera responsable directo de la contaminación de los mares y océanos que se encuentran bajo su protección y que, por demás, son su hogar. El mayor de ellos fue conocido como Atlantis Ataca. Afortunadamente, el temperamento de los atlantes y de su rey se ha ido templando con el tiempo y actualmente han llegado a ser reconocidos incluso por las Naciones Unidas como un país con plenos derechos.

Recientemente, un ataque contra Atlantis terminó por poner en fuga a toda la población. Namor tuvo que tomar la difícil decisión de realizar un éxodo masivo cuyo final y repercusiones están aún por verse.


Namor es rey de Atlantis e híbrido humano por ser hijo de Leonard McKenzie, capitán de marina, y la Princesa Fen, hija del Emperador Thakkor, todos ellos fallecidos. Dado que aún no tiene descendencia, en caso de abrupto final de la vida del soberano, la línea sucesoria pasaría por su prima Namora, recientemente recuperada, o su otro primo, Byrrah –que como su propio nombre indica, sería un asco de rey o, como poco, aficionado a la cerveza–.

Otros personajes que habrían podido acceder a la línea sucesoria –de no haber palmado por el camino– habrían sido Lady Dorma, primera esposa de Namor, Marrina, alienígena que también pasó por la vicaría con el Hijo Vengador, o Namorita, clon de Namora y prima en segundo grado del rey.

Durante un tiempo, se produjo una escisión en el seno del pueblo atlante, y Namor tuvo que abdicar. En este periodo, junto a aquellos súbditos que aún le eran fieles, fundó el Reino de Deluvia. Posteriormente, se produjo una nueva unificación y Namor regresó a su trono en posesión del Tridente de Neptuno. Deluvia quedó abandonada para siempre.

Señalaré que existe otro reino subacuático que posee su propia dinastía real. Éste es Lemuria, pero dada la escasa importancia del mismo, sólo lo mencionaré aquí de pasada y diré que está gobernado por el rey Karthon, aliado en el pasado de Namor y de la propia Atlantis. También está basado en un mito –aunque quizá convendría calificarlo mejor como teoría– real, pero la Lemuria del Universo Marvel fue fundada por otra raza divergente de la Humanidad, los Desviantes, que hicieron encolerizar a los Celestiales, los cuales terminaron por hundir la ciudad en las profundidades. Algunos Desviantes lograron adaptarse a la vida submarina y, así, prosperaron desde entonces hasta nuestros días de manera similar a como lo han hecho los atlantes.


Namor es uno de los primeros mutantes nacidos, hijo de un ser humano y una atlante. Como tal, posee poderes diferentes a los de ambas especies. Su fuerza es muy superior incluso a la de los atlantes y posee una resistencia increíble, además de cierta invulnerabilidad. Aunque es capaz de vivir indefinidamente bajo el agua o en tierra firme, si se le priva de contacto con el agua demasiado tiempo se le puede debilitar e incluso matarlo. Estancias prolongadas en uno de ambos medios le provocan una suerte de “ataques de locura” muy peligrosos que marcaron gran parte de su vida. Parece ser más longevo que la media atlante –ya hemos mencionado que viven unos ciento cincuenta años–, dado que apenas ha experimentado cambios desde la Segunda Guerra Mundial. El tono de su piel es similar al de los humanos y no azulado, como es habitual entre los atlantes. Su principal mutación consiste en un par de alas situadas en cada uno de sus tobillos, lo que le permite volar. Por último, parece poseer cierta empatía natural que le permite comunicarse y controlar a las criaturas marinas.

Como curiosidad, comentaré que en los primeros años de Marvel, para ser concretos en el número 43 de Tales of Suspense, colección protagonizada por Iron Man, apareció otra versión diferente de la mítica Atlántida, esta vez como una ciudad hundida hasta el centro de la Tierra. Parece ser que esta segunda versión no alcanzó mayor relevancia y quedó relegada al más absoluto de los olvidos, convirtiendo a Atlantis en la versión oficial dentro de la continuidad del Universo Marvel.

ATTILAN

También conocido como el Gran Refugio es el hogar de la civilización oculta –cada vez menos– conocida como los Inhumanos. Su primera aparición se produjo en el número 47 de Los 4 Fantásticos.


Attilan fue creada en el año 5000 antes de Cristo en una isla del Atlántico Norte en la que estuvo ubicada durante varios siglos. Su localización permitía a los Inhumanos vivir apartados hasta que en el siglo XX el alto desarrollo tecnológico de los seres humanos hizo peligrar la existencia secreta del Gran Refugio. Ayudados por los Eternos, los Inhumanos cambiaron la localización de Attilan a un lugar situado en lo más profundo del Himalaya. Es precisamente en este lugar donde los 4 Fantásticos descubren su existencia, aunque la aventura terminaría con Maximus el Loco encerrando la ciudad en una cúpula indestructible que, años después, terminaría siendo destruida por el rey, Rayo Negro.

De nuevo, la contaminación –esta vez del aire–, jugaría un papel fundamental al convertirse en una creciente amenaza para la supervivencia del pueblo inhumano. Por lo tanto, tuvieron que transportar de nuevo la ciudad, en esta ocasión desde el Himalaya hasta el Área Azul de la Luna, que fue hogar de una civilización alienígena indeterminada y poseía atmósfera propia. No obstante, la errante civilización inhumana se vio obligada a un nuevo exilio de manera precipitada cuando Nathaniel Richards, padre de ReedMr. Fantástico–, destruyó accidentalmente el hogar del Vigilante, que también estaba situado en el Área Azul. Con ayuda de Scott Lang, el tristemente desaparecido Hombre Hormiga, lograron reducir la ciudad y todos sus habitantes, y contenerlos en el interior de un frasco para poder trasladarlos. Casualmente, en aquellos momentos se estaban sucediendo una serie de acontecimientos que involucraban el alzamiento de entre las aguas de Atlantis, que emergió por obra y gracia de la hechicera Morgana LeFey. Attilan, liberada del frasco, terminó por ocupar el lugar de la destruida Atlantis sobre la isla.

Tras toda una serie de conflictos, Rayo Negro se vio en la obligación de engañar a su propio pueblo para trasladar la ciudad nuevamente al Himalaya. Después, los Kree la secuestraron llevándola al espacio con la intención de utilizarla como arma. Tras un nuevo regreso a la Luna, a causa del robo por parte de Mercurio de los cristales que generan las Nieblas Terrígenas, los Inhumanos estuvieron a punto de entrar en guerra con toda la Humanidad. Finalmente, cansados de tanto ajetreo, guerra, robo y manipulación, los Inhumanos han decidido tomar el control de su destino y se han lanzado a las estrellas con intención de reunirse con sus ancestros, los Kree. Esto les llevará a involucrarse en un conflicto inesperado de proporciones cósmicas –del que no hablaré, a pesar de haber realizado la cobertura en Zona Negativa, para no estropearos la sorpresa ahora que está a punto de editarse en español–.


Los Inhumanos son una raza creada artificialmente por la avanzada tecnología alienígena del Imperio Kree. Empleando las Nieblas Terrígenas, mutan a cada individuo de manera diferente durante un rito que da paso a la edad adulta.

La actual familia real Inhumana está encabezada por el rey Rayo Negro y su esposa, la reina Medusa, que son padres del joven príncipe Ahura, que, además de crecer más rápido que Franklyn Richards, algún día heredará el trono. En la línea sucesoria encontramos también a Maximus, apodado El Loco, hermano de Rayo Negro, y Crystal, hermana de Medusa, y madre de Luna, hija también de Mercurio –Pietro Maximoff– así como varios primos tales como Gorgón, Karnak o el anfibio Tritón. La mascota de la familia es Mandíbulas, un enorme can con habilidades teleportadoras. Entre los antepasados que formaron parte de la familia real encontramos nombres como los de Agon y Rhynda, padres de Rayo Negro y Maximus, o Quelin y Ambur, padres de Medusa y Crystal.


WAKANDA

Es una nación africana que cambió su destino por culpa del impacto de un gigantesco meteorito en su pasado reciente. El meteoro estaba constituido por un misterioso mineral denominado Vibranium, entre cuyas capacidades destaca la facultad de absorber el sonido y las vibraciones. Con el fin de proteger tan valiosa posesión, T’Chaka, rey de Wakanda, decidió ocultar su país al resto del mundo mediante una política aislacionista. Gracias al dinero ganado con el comercio del Vibranium, Wakanda se transformó rápidamente en la nación más próspera de África, con un alto grado de tecnificación y erudición que rivalizaba con las naciones del llamado Primer Mundo.


Aunque Wakanda siempre ha recelado de los foráneos y procura mantener cerradas sus fronteras a cal y canto, no son pocos los que han intentado penetrar en el país africano para robar sus preciados secretos y el valioso Vibranium, pero todos ellos han encontrado la firme oposición de su mayor héroe, la Pantera Negra.

Actualmente, el gobernante de Wakanda es T’Challa, hijo de T’Chaka, que junto a la corona también heredó el manto de Pantera Negra. Ha destacado por ser un monarca poderoso, culto y noble, educado en las mejores escuelas de Europa y América. Doctorado en Física y con un enorme interés por la tecnología, que reconoce como un seguro fiable para el futuro de su nación.

La profunda desconfianza de los wakandas hacia los extranjeros tiene visos de sufrir alguna que otra transformación pues, recientemente, T’Challa ha desposado a Ororo Munroe, también conocida como Tormenta, líder de la Patrulla-X y mutante capaz de controlar el clima. El enlace ha de pesar en el ánimo del pueblo a largo y corto plazo.


Tengo que confesar que no sé si se mencionará el linaje de T’Challa en algún cómic, pero no he podido retroceder mucho más allá de su padre, T’Chaka.

LATVERIA

Es un país centroeuropeo de ficción que cuenta con una extensión de 1.500 km² y limita con Hungría, Rumanía, Symkaria –otra nación inventada por Marvel– y Serbia.

Sometido desde la antigüedad a constantes intentos de anexión y conquista, la guerra ha convulsionado la región en más de una ocasión. Romanos, bárbaros, hunos y otras grandes civilizaciones han atravesado sus verdes valles y escarpadas montañas. Es en la Edad Media cuando se funda el reino de Latveria o, por lo menos, cuando se producen las primeras constataciones históricas del país como tal. Desde entonces hasta ahora ha mantenido un sistema feudal casi inalterado en el que un monarca rige los destinos de todos los latverianos. La mayor parte de estos regentes pertenecían a la antigua casa de los Sabbat, entre los que encontramos nombres destacables como los pertenecientes a Vladimir o Tristán.


En la Primera Guerra Mundial, Latveria tomó partido por la Triple Alianza, luchando junto a los alemanes y el Imperio Austro-Húngaro contra la Entente, probablemente temiendo perder su autonomía debido a los planes de estos últimos para con los pueblos eslavos del sur, mientras que en la Segunda Guerra Mundial, bajo el mandato del Barón Tristán de Sabbat, fue invadido por las tropas de la Alemania Nazi, que realizaron experimentos con máquinas de guerra infernales. Afortunadamente, los latverianos lograron expulsar a los alemanes –dirigidos por el Barón Von Strucker– de sus tierras.

Todo esto hasta la llegada de Victor Von Muerte, que lideró la revolución del oprimido pero numeroso pueblo gitano de Latveria y logró expulsar del trono al anterior gobernante asumiendo él mismo el liderazgo de la nación balcánica. Rebautizó la capital, Hassendstadt, con el nuevo nombre de Doomstadt e instauró la sede central del gobierno en el antiguo castillo de la monarquía al que ahora se conoce como Castillo de Muerte.


Aunque es un dictador absolutista, Muerte puede ser considerado como el actual rey de Latveria, aunque sea de manera ilegítima, pues posee lazos de sangre con la nobleza y la alta alcurnia de su nación y ejerce con toda pompa y boato como monarca. Su gobierno, pese a las críticas que recibe por su carácter tiránico, ha garantizado durante largos periodos de estabilidad el bienestar general de su pueblo, ejemplo de ello son las muestras de respeto que de los latverianos recibe su dirigente, quien es llamado en ocasiones el “amado líder” o “el gran general”. Además, Latveria cuenta con numerosas embajadas a lo largo y ancho del planeta.


El mandato de Muerte ha sufrido varios reveses en la forma de golpes de estado. Entre los más sonados, se encuentran los que promovió Zorba con ayuda de los 4 Fantásticos –quienes, curiosamente, ante el empeoramiento de las condiciones de vida en Latveria terminaría ayudando a Muerte para rehacerse con el poder– y uno más reciente en que Reed Richards se proclamó gobernante de Latveria tras una batalla contra Von Muerte y su aparente fallecimiento. Sea como fuere, Victor siempre ha logrado ostentar nuevamente el poder y ocupar el lugar que, según su concepción de las cosas, le corresponde por derecho. No obstante, no podemos ignorar que los descendientes de la monarquía latveriana todavía viven, aunque en el exilio, por lo que no sería de extrañar que en algún momento de un futuro no muy lejano, intenten ocupar de nuevo el puesto que les fue arrebatado.


NUEVA ROMA

Es una colonia fundada, en teoría, por la República de Roma poco después de la muerte de Julio César en el año 44 después de Cristo. La colonia, con el singular nombre de Nueva Roma, permaneció oculta en alguna parte del Amazonas brasileño, perdida entre la vegetación y la floresta.

Aunque su dirigente no era exactamente un rey, en cierta forma, ejercía como tal. Hija de este gobernante, Lucius Antonius Aquilla, es Amara Aquilla, más conocida como Magma, de los Nuevos Mutantes.


Tiempo después, Selene proclamó haber creado la fantasía de Nueva Roma como una manera de mantener el estatus que había ostentado en el pasado, empleando sus embelesos psiónicos para convencer a ciudadanos corrientes de que eran descendientes de los romanos clásicos y haciéndoles olvidar en el proceso su vida moderna. Si esto es una realidad u otro engaño de la manipuladora Selene, todavía está por verse.

OTROS LUGARES DIGNOS DE MENCIÓN

Dejamos muchos lugares dignos de mención en el cajón, quizá aguardando otra ocasión, para no alargar esto ad infinitum. Tal es el caso de panteones como los de Asgard, el Olimpo o cualquier otra mitología de estructura patriarcal o matriarcal similar a la de la realeza.

También dejamos en el tintero vastos imperios alienígenas, como los Shi’ar, Kree o Skrull, que poseen o poseyeron en su día familias reales.

Lugares como la Tierra Salvaje, donde aún quedan civilizaciones que rinden pleitesía a un soberano, o dimensiones paralelas, como la Dimensión Oscura, con Clea y Dormammu, la Zona Negativa, que recientemente ha estrenado soberano, el Microverso, etc…

Demasiadas coronas para tan poco artículo.


TÍTULOS NOBILIARIOS

Y es que la cosa no queda ahí, porque además de la realeza, en Marvel también han sucumbido a los encantos del rancio abolengo en más de una ocasión y no han dudado en dotarles de mallas para combatir el crimen. Si sus antepasados lo hacían con armadura, ¿por qué no iban ellos a hacerlo en leotardos?

Tal es el caso de Sir Brian y Lady Elisabeth Braddock. O de la Condesa rusa Natasha Romanova. Incluso del primer Caballero Negro, Sir Percy de Escandia. Y no olvidemos a los malos, que también tienen lo suyo. La nobleza entiende de luz y oscuridad, pero no así los títulos. Ejemplos como el Barón Mordo o su homónimo Helmut Zemo. También en la línea de los Falsworth contamos con Lord John, también conocido como el terrible Barón Sangre, o su sobrina, Lady Jacqueline Falsworth. Y en la misma línea de baronías, no podemos dejar a un lado a Von Strucker.


Otros personajes, aunque nunca mencionaron su título, debieron tenerlo en algún momento de su historia familiar, como es el caso de Sean Cassidy y Thomas Cassidy, que poseían un hermoso castillo en su Irlanda natal.

Y si nos retrotraemos al pasado remoto de Marvel, encontraremos nombres como el de Rama-Tut, faraón de Alto y Bajo Egipto, o incluso la propia Selene, que hizo sus pinitos como gobernante en más de una ocasión.

Y dura, y dura…

En fin, chatos, que de reyes y reinas el mundo está lleno, incluso el de la viñeta, pero a nosotros que nos dejen tranquilitos, que tanto título y tanta responsabilidad también tienen que conllevar lo suyo. Ya sabéis. Nobleza obliga.

Yo espero que Sus Majestades los Reyes de Oriente os hayan colmado de presentes y de buenos deseos, que es lo que importa, y que hayáis disfrutado, aunque sólo sea un poquito, con este artículo.

Nos vemos la semana que viene.

Un saludo.

Iván.

Comentario

19 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Erik Lensherr
Erik Lensherr
7 enero, 2010 9:08

Que buen artículo….por cierto, lo de Banshee creo que alguna vez se emncionó que era Señor de los Cassidy…..lo cual le hace líder de un clan irlandés….

Juanma
7 enero, 2010 9:19

Ahora que estoy leyendo TIERRA-X he podido contrastar la información que aportas en el artículo. Gracias porque me ha servido para estar más enterado del universo Marvel y poder seguir mejor el hilo de Tierra-x, comic que, por otra parte, me está gustando más de lo que creía en un principio.

Feliz año!

alvaro13mx
alvaro13mx
Lector
7 enero, 2010 10:19

Falto agregar el clan Yashida en Japon al cual pertenecen Mariko y SUNFIRE que son parte de la aristocracia japonesa !! y te falto agregar la aristocracia Alien entre la que destancan la Fallecida Emperatriz de Shiar !! Liliandra y la dinastia de los ETERNOS entre otros como los principes hercules y thor etc

Shonen_bat
Lector
7 enero, 2010 11:41

Muuy buen post si señor.

frankie frank
frankie frank
7 enero, 2010 12:23

Estupendo post, sí señor. Además, me gusta mucho el tratamiento que le has dado a Namor, mi personaje marvel favorito. Eso sí, creo que en un cómic leí que la vida de los atlantes es mucho más prolongada y que Thakorr, el abuelo de Namor, vivió ochocientos años. Si me acuerdo de la referencia, la posteo.

Daniel Santos
Lector
7 enero, 2010 13:46

Me parece muy curioso como a los Estadounidenses, adalides de la democracia, les apasionan tanto las monarquías.

Miki
Miki
Lector
7 enero, 2010 14:35

Aprovechando que pasaba por aquí quiero pedir a esos mismos reyes (y a algún editor) que se publique la colección de Pantera Negra que escribió Chritopher Priest entera, que sólo vimos hasta el 16 de unos cincuenta y tantos o más números. Hala, ya está.

Erik Lensherr
Erik Lensherr
7 enero, 2010 15:31

Para los yankees, el clan de los Kennedy era los más parecido que tuviereon a una familia real…

Toni Boix
7 enero, 2010 15:37

Una ocurrencia muy interesante de leer, Iván 🙂

Mistic
7 enero, 2010 18:18

¡Larga a vida a Latveria! Siempre me ha parecido el perfectoejemplo de “típico país balcánico” según los estándares americanos. Aunque Wakanda también tiene lo suyo en materia de estereotipos.

Hablando de Attilan y las menciones de pasadas a otras monarquías estelares, se me ocurre una idea para un post como éste, pero, en vez de sobre monarquías, sobre razas alienígenas de Marvel. Pero es sólo una humilde sugerencia.

Gracias por este artículo. Son posts como éstos los que hacen que me guste tanto Zona Negativa.

Hiperion
Hiperion
7 enero, 2010 18:53

Enhorabuena por el artículo, un gran trabajo y un excelente repaso a la realeza Marvel. Coincido además con Frankie Frank, me ha gustado especialmente el fragmento dedicado a Atlantis.

Pero, quisquilloso que es uno, tengo que hacer un apunte: la Atlantis que apareció en Tales of Suspense y que visitaba Iron Man sí que fue revisitada posteriormente, o al menos su reina Kala. Se supone que una parte de la Atlantis original se olía lo que iba a pasar, y se mudaron  al subsuelo para estar tranquilos.

Pero lo dicho, felicidades ;).

Grijaldo
Grijaldo
Lector
7 enero, 2010 19:13

No quiero tirar del Official Handboock of the Marvel Universe pero juraria que los atlantes no “evolucionaron” sino que tras el undimiento de la isla de la Atlantida fueron “evolucionados” por el mismisimo Poseidon,de ahí que sea el dios al que veneran.

Es solo un apunte,buen post de todas formas.

nimull
nimull
7 enero, 2010 19:14

wow.

Muchas gracias Ivan por el gran artículo que has realizado.

saludos

Grijaldo
Grijaldo
Lector
7 enero, 2010 19:20

Lo acabo de mirar y sí,los miembros de la  tribu superviviente de la Atlantida original fueron transformados hace 17000 años por Poseidon(Al que ya adoraban) en los actuales atlantes subacuaticos,y tras pasar un periodo de tiempo como raza nomada se asentaron en las ruinas de la antigua Atlantida.

Claro,que estoy tirando del primer Official Handbook of the Marvel Universe,el de los 80,osea que sabiendo como se las gastan con la continuidad puede haber cambiado la cosa,aunque no deberia.

honorio76
honorio76
Lector
7 enero, 2010 19:49

Eeeehh…. ¿Se sabe si Latveria ha solicitado ingresar a la Unión Europea? :p

Darkwatcher
Darkwatcher
8 enero, 2010 16:49

¡Ostras! ¡Euros con la efigie de Muerte! ¡Molarían!

Erik Lensherr
Erik Lensherr
Lector
8 enero, 2010 20:02

Euros con la efigie de Muerte???? mama, yo quieroooo…..
Que grande es Muerte……solo por él, ya valió la pena que Stan y Jack crearan a los 4 fantásticos….

Apolo
Apolo
17 enero, 2010 23:19

Alguno me podria esplicar pork Tormenta siempre en todos los comics lleva una corona o especie de diadema negra. Tiene algo que ver con sus poderes o familia.
Perdon por mi mala informacion.