Una ración de posibles historias…

Nos reunimos algunos de los redactores para ofrecer una ración de posibles historias. Vosotros sois los editores... ¿Cuál os parece la más publicable?

Hoy queremos jugar un poco. Salirnos de la línea habitual de la página para emprender un viaje en el que vosotros jugáis un papel fundamental. Queremos haceros participes de un juego en el que vosotros sois los editores Marvel Comics a los que les llegan distintas propuestas de nuevas series. Entres todas las que os proponemos, podréis seleccionar aquella que os parezca más interesante a la hora de llegar a los lectores habituales de Marvel. Esperamos os gusten.

Deathlok por Pablo Menéndez

Deathlock: El fin de lo días.

En un futuro lejano, la humanidad ha desaparecido de la faz de la Tierra, y la única huella de la poderosa raza que una vez moró en el planeta son edificios y monumentos retorcidos por el tiempo, diseminados en el interminable desierto de un planeta que ya no tiene océanos.

¿La única huella? No, porque en este páramo deambula Deathlok, ajado y oxidado por el viento del desierto, hostigado por la computadora de su cabeza, incapaz de morir. En su peregrinaje hacia ninguna parte, Deathlok se topa con un edificio de oficinas enclavado en la arena.

Deathlock comprende que camina sobre una ciudad sepultada y es entonces cuando un extraño brillo metálico parece hacerle señales desde la cima de la torre. Buscando refugio y también averiguar quien envía señales, Deathlok entra en la torre y asciende, piso a piso, inspeccionando los restos de una humanidad que ya no existe: un ordenador viejo, una foto familiar, un desodorante, etc…

El acceso a la parte superior está cortado por un derrumbe estructural, de modo que Deathlok debe ascender por la fachada, luchando contra las nubes de arena que le golpean en el cielo. Finalmente, Deathlok llega a la cima.

Y se topa con un dios muerto. Junto al esqueleto de Estela Plateada se levanta su tabla, lanzando señales de luz a un mundo sordo, ciego y vacío.

Un cómic narrado e ilustrado al estilo Moebius, con una fuerte carga temática de los cómics Marvel de ciencia ficción de los 70, como Killraven o el propio Deathlock.

Spiderman 2099 por Paulo Hernando

De: adra10representantes@mequedoconloquenoesmio.com

Para:marveleditores@soisvosotrosqueridoslectoresdezn.com

Asunto: Spiderman 2099

Queridos editores de Marvel,

me presento ante ustedes como manager de Mark Russel y Stjepan Sejic, dos de los mejores clientes de nuestra empresa. Estos autores estrella tienen una nueva propuesta de serie con el arácnido del futuro como protagonista, Spiderman 2099. La colección del personaje fue la más exitosa de las presentadas en la iniciativa del futuro distópico de la editorial y piensan que sería beneficioso para sus carreras, así como para Marvel Comics, relanzar la cabecera. Como sabrán, el tercer volumen de la serie cierra de forma abrupta con Oliver Stone programando a Tempest (la mujer que ama Miguel y madre de su hijo Gabriel) como arma definitiva para eliminar a nuestro héroe, que finalmente es rescatado por Extraña y la Capitana América regresando a su tiempo. A partir de aquí, con el futuro una vez más alterado, comenzaría nuestra historia. La aparición del personaje durante la etapa de Spencer será obviada en la medida de lo posible, aunque a grandes rasgos no debe importunar lo que pretenden contar mis artistas.

La constante travesía temporal ha trastocado los acontecimientos colocando al universo de 2099 en la casilla de salida, con Alchemax como eje del mundo. Esto no sentará nada bien a Miguel que es el único que recuerda todo lo vivido y pasado. Con el apoyo de los nuevos Defensores decidirá promover una revolución social real, enorme y definitiva que cambie la forma de vivir de la humanidad para siempre. Así transcurre el primer número.

La trama del cómic estará centrada en exponer problemas comunes de la sociedad actual, representados y exagerados (aunque la realidad siempre supera la ficción) en este mundo futuro, con un peso mucho mayor que en anteriores volúmenes. Al mismo tiempo el guion debe lidiar con la investigación de los grandes conglomerados empresariales que envían mercenarios y villanos a pararle los pies a Spiderman. Es aquí donde se crearán nuevos enemigos y se utilizarán los ya conocidos. Del mismo modo, a las heroínas ya integradas en los Defensores, Extraña y Capitana América, se les unirán nuevos personajes o antiguos héroes adaptados a la versión 99 para conformar el equipo. Prestar atención a las relaciones del grupo, con un posible acercamiento entre Miguel y Extraña, dar cabida de forma testimonial a los secundarios del volumen uno del personaje, y la búsqueda de Tempest y Gabriel, que se destapará como el responsable del extraño e intrigante comportamiento de Lyla, hackeada por el hijo del protagonista desde el inicio de la colección, serán las líneas maestras a tratar durante doce números.

Miguel O’Hara ya ha liderado a su pueblo. Su ineficacia como gobernarte pudo comprobarse en el Spiderman 2099 vol.2 #12 cuando una turba está dispuesta a lo que sea para que sus peticiones sean atendidas. Todo se solucionó hablando, gracias a la mediación de su recién nombrada secretaria, su madre, Conchata O’Hara. Evidentemente, Miguel no es el gobernante que el pueblo necesita, puede ser el impulsor del cambio, el guerrero del pueblo, pero no la cara visible. Mark duda entre crear un personaje o utilizar alguno del universo 2099 como cabecilla del movimiento político de O’Hara. De ser alguien nuevo debe tener un fuerte sentido de la justicia, recitar un discurso propio y carismático, poseer una incontenible rabia interior que lo impulse a ser proactivo, capaz de alentar a la osadía a nuestro trepamuros cuando este clame por la mesura. Si contamos con un personaje ya creado, no necesariamente debe ser así, por ejemplo, la Capitana América adecuada al personaje clásico, podría ser una buena opción por la solemnidad y el respeto que trasmite. Un adalid perfecto para la revolución, además de guiar a la mujer hacia una tesitura interesante, colocándola donde más ha brillado el del escudo; oponiéndose a los jefes del país que defiende. Es un puesto vacante, Mark está abierto a sugerencias. ¿Qué piensas querido editor? ¿Qué personaje es el idóneo para liderar junto a nuestro protagonista una revolución social definitiva contra los poderosos?

Contar lo mismo desde una perspectiva diferente, ¿no es eso lo que demandan los aficionados? Un contexto en el que estén cómodos y sientan al personaje de forma adecuada, pero visto desde un punto de vista novedoso que extienda el cosmos del héroe. Las series más aclamadas consiguen precisamente esto, que se lo pregunten a Al Ewing con la reciente Inmortal Hulk. Mark es tremendamente eficiente cuando se trata de exponer los problemas de la sociedad o las situaciones absurdas que esta ha generado además de recalcar como nadie sus múltiples abusos e injusticias, como se pudo comprobar en Los Picapiedra. Es el autor ideal para darle un nuevo prisma a la colección e incluso, por el carácter más adulto del cómic, ser la punta de lanza de un posible relanzamiento de la línea Marvel Knights y así competir con la distinguida competencia y su sello Black Label.

Nada más amigos, esta es la propuesta inicial que me han pedido les traslade, si están interesados quedan muchos emails y llamadas definiendo el contrato y las condiciones, solo cuando todo esté cerrado podrán hablar con libertad con mis representados, no se demoren, están ansiosos por empezar a trabajar. Por cierto, Sejic exige dibujar el traje original, no quiere ni oír hablar del utilizado al final del tercer volumen del personaje. Si supone un problema no os molestéis en contactar.

Atentamente.

ADRA10% (Agencia de representación de artistas, nos llevamos un 10% por la cara)

Elixir por Juanjo Carrascón

Buenas tardes, soy Raúl Gutierrez, abogado y representante de IDEAS MECANOGRAFICAS AVANZADAS (IMA). Al frente de la misma, un staff compuesto por tres autores de renombre quiere ofrecerles el guion de un número auto conclusivo para ser incluido en un número especial X-Men Vol 6 #25.

El planteamiento es una historia corta, entre 10-12 páginas que pueda acompañarse a dicha entrega. La trama giraría en torno a Elixir, Joshua “Josh” Foley.

Antes de nada, como abogado les ruego que firmen este documento de confidencialidad en aras de garantizar que en ningún caso divulgarán el contenido del argumento que les facilita cortésmente IDEAS MECANOGRAFICAS AVANZADAS (IMA), para su valoración.

Como bien sabemos Elixir forma parte del grupo de mutantes que son pieza fundamental en el proceso de resurrección de los mutantes, junto a Eva Bell (Tempus), Proteus (Kevin McTaggert), Bolas Doradas (Fabio Medina) y Hope Summers.

Joshua se encuentra últimamente molesto con lo que vienen siendo las directrices dadas desde el Consejo Silencioso respecto a no intervenir fuera de Krakoa en aquello que no esté autorizado por ellos. Si bien, sabe de buena tinta la crisis en la que la nación de la India se ha visto inmersa, debido a un potente virus que de manera sorpresiva y sin freno se ha extendido por el mundo pero de manera voraz con la nación hindú. Josh ya se había ofrecido como cobaya para curar el cáncer y el SIDA a costa de su vida, pero sabedor de las funestas consecuencias no dudaría en volver a dar su vida.

Xavier invade su mente y le apercibe que en caso de que le ocurriese cualquier cosa, o perdiese la vida, el ciclo de resurrección quedaría inutilizado con lo que los mutantes estarían expuestos a la muerte definitiva. Elixir, molesto, recrimina a Charles que se introduzca en sus pensamientos, y sobretodo que ejerza de autoridad moral en una situación en la que los seres humanos, los Homo Sapiens están en peligro, como en su momento ellos estuvieron con el Virus de Legado. Charles lo llama a la calma y le invita a reflexionar.

Sin embargo Elixir tiene clara su línea de actuación. Parte directo a uno de los portales y cruzándolo llega a la India. Imágenes de masas compactas de muchedumbre adentrándose en las aguas del Ganges hacen que Joshua se estremezca. ¿Cómo puede ser que ocurra esto en pleno siglo XXI?, la muchedumbre se adentra en el agua sin garantías y sin medidas de seguridad y sanitarias lo que expande el virus sin control alguno. Elixir decide actuar, dos niños se dirigen hacia él, y cuando la muchedumbre se percata de su presencia quedan asombrados por el tono dorado de su piel. No es un dios, pero podría pasar por la encarnación de Vishnu. Joshua percibe que los dos niños están contagiados del extraño virus. Calmadamente posa su mano en sus cabecitas pero inmediatamente una onda de energía lo aparta bruscamente de la muchedumbre. Una polvareda no le permite saber qué ha pasado con los niños pero si ve aparecer lentamente a un grupo armado.

Una voz potente ordena detener a Elixir, hablan en inglés perfectamente. No distingue de donde proceden pues portan un equipo de protección tecnológicamente avanzado. El que lidera el grupo de asalto se dirige hacia Elixir que se encuentra mareado debido al impacto. “Sucio mutante, si te piensas que vamos a dejarte que actúes por tu cuenta lo tienes claro”. El líder grita al resto de la unidad. “Vamos, llevemos al objetivo a los laboratorios, Orchis podrá sacar partido de los poderes de este mutie”.

De repente se abre de nuevo el portal y sus amigos Rahne, Illyana, Doug, y Danny acuden raudos junto con Cíclope a ayudarle. El grupo de mercenarios de Orchis hacen frente a los mutantes con una agresividad y respuesta inusitada. A pesar de ello, van cayendo uno a uno. El líder de este grupo, viéndose acorralado lleva a cabo un último acto desesperado. Coge una granada y decide inmolarse junto con Elixir. Rahne que ha percibido la intención de este adversario y temiendo por la vida de Joshua se lanza en su forma animal contra él.

Todo ocurre en segundos, Rahne consigue apartar a Elixir de una muerte segura, pero la detonación hace que Loba Venenosa sea arrojada lejos entre los escombros.

El combate ha acabado. Lentamente el polvo se disipa y los peregrinos que iban al río sagrado van asomándose entre el caos. ¿Por qué de tanta destrucción? Joshua que ha sido testigo directo grita: “¡Rahne!” Su cuerpo ensangrentado yace sin vida a unos pocos metros de dónde estaba. Scott se acerca lentamente, y mira a Elixir que tiene la mirada perdida en el cuerpo sin vida de su amiga. Una voz calmada le consuela: “Joshua, sólo tú tienes la llave para que Rahne vuelva, sabes lo que tienes que hacer. Entiendo lo que pretendes, y lo respeto, pero a veces una elección conlleva una consecuencia que puede no ser la que deseas. Tú decides.”

Elixir mira a su alrededor. Montones de personas en condiciones lamentables. Enfermos, niños, ancianos y sobretodo una situación preocupante a nivel sanitario. ¿Qué hacer?.

La siguiente viñeta se produce días después en Krakoa. Joshua está hablando con Rahne, y le da un abrazo. Se dirige lentamente hacia el Consejo Silencioso. La Asamblea está vacía a excepción de Xavier. Charles le mira fijamente y con calma le dice: “Joshua, sabía que intentarías ayudar en esta crisis sanitaria, pero necesitabas comprender el alcance de tu responsabilidad. Tu importancia en este nuevo orden es vital para nuestra supervivencia. Sin ti, por ejemplo, Rahne no hubiese vuelto a la vida. Si tu mueres, todos podemos morir.” Joshua le devuelve la mirada y le contesta “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos.” Dicho esto se aleja calmadamente.

Días después sobre Nueva Delhi, una persona encapuchada camina lentamente. Se acercan a él dos niños, le señalan una edificación. El encapuchado se dirige hacia allí. Cuatro personas están en la cama postradas. Se arrodilla, levanta el brazo y una mano dorada acaricia su rostro.

Capitán América por Luis Javier Capote Pérez

Antes de empezar, quiero confesar que mi participación en esta entrada es un tanto tramposa. La invitación de participar en este particular «¿y si…?» trajo a mi mente otra aventura comiquera digital en la que participé, hace más de veinte años: Marveltopia.

Marveltopia es un sitio en el que se publican relatos que continuaban la numeración de las colecciones de la casa de las ideas, allí donde habían quedado paradas durante la batalla contra Onslaught. El punto de partida de aquellas aventuras era una realidad alternativa en la que el villano en cuestión era vencido sin el sacrificio de los Vengadores ni de los Cuatro Fantásticos. Desde ahí, e intentando mantener la cohesión inherente a un universo interconectado, cada una de las personas que participaban en la iniciativa tenía libertad para dar rienda suelta a su imaginación y hacer cosas que, en los tebeos marvelianos de entonces y de ahora, serían inviables. El límite era el cielo y, quizá por eso, no tardé en empezar a hacer de las mías, haciendo que Lobezno compartiera un pasado en Tailandia con el detective Pepe Carvalho o que el Doctor Muerte hubiera participado en las excavaciones que el profesor Juzo Kabuto y el Doctor Infierno hicieron en la isla de Rodas. En mi cabeza, todo podía ser como una gran familia Word Newton y, con el Capitán América, no iba a hacer una excepción.

Mi intención era que el Capitán América recuperara lo que había perdido tras la marcha de Mark Gruenwald, para no recuperarlo hasta ahora: la dimensión humana de Steve Rogers. Si se observa con cierto ojo crítico el aclamado y breve periodo de Mark Waid y Ron Garney en la colección, podrá comprobarse que tenemos únicamente al héroe en acción -¡y qué acción, buenas gentes!- pero despojado de aquella red de relaciones humanas que le apoyaba en su labor. Por otra parte, siempre me pareció un buen material de trabajo aquél que jugaba con las contradicciones existentes entre el símbolo del país que era el Capi, respecto de las instituciones en las que se organiza su nación. Que Rogers se enfrentara al lado desagradable del Estado también podía ser divertido, así que la primera historia iba a ir por ese camino, con una trama más bien larga. En el camino, volvería a hacer equipo con Sharon Carter y, durante un tiempo, ella sería la protagonista de la serie, pues el Capi se embarcaría en una aventura con los Vengadores y contra Kang.

Los cameos estarían a la orden del día. Así, en el segundo capítulo aparecerían los agentes Hill, Renko y Belker, de la comisaría de Hill Street. En el siguiente, dos conspiradores se harían pasar por Jonathan Smith y Mark Gordon, los protagonistas de Autopista hacia el cielo. Las pesquisas del Capi y de Carter harían que sus oponentes en la sombra lanzaran contra ellos a la unidad Foxhound, con Revólver Ocelote en primer lugar. Si hay que montar una conspiración, que sea con enemigos de primera línea y, en esa liga podían entrar desde J. R. Ewing a Geese Howard (llevando al Capi a hacer equipo con Terry Bogard en las ruinas de una iglesia de Tejas que fue destruida por un meteorito).

El siguiente giro de los acontecimientos llevaría al Capitán América, Lobezno y Spider-Man a un viaje por dimensiones alternativas, donde se irían alejando de la línea principal, para conocer a nuevos aliados y oponentes como el Comando G, Dreadstar y compañía o la tripulación del crucero espacial Yamato. El final sería en una Tierra dominada por los clanes vampíricos de cierto juego de rol en el que Tony Stark y el clan Belmont constituyen una combativa línea de resistencia y en la que la única esperanza parece ser la búsqueda de la reencarnación de Atenea, en un santuario abandonado en el que sólo quedan doce armaduras doradas… y hasta ahí puedo leer.

Buena parte de estas historias aún están pendientes y, aunque es dudoso que pueda continuarlas, no hay que olvidar que la muerte y los impuestos son las únicas seguridades de la vida y, en el segundo caso, no para todo el mundo. En todo caso, gracias, Carlos.

Lady Tifoidea por Tristan Cardona

Señoras y señores editores de Marvel,

Me llamo María y seré breve. Aunque muchos me consideran tóxica, la verdad es que les envío este mensaje de voz por whatsapp con el sincero propósito de ayudarles.

¡¡¡Estoy hasta el p+t+ c*ñ* de leer y ver historias lamentables sobre mí humilde persona!!! ¿Ahora soy una mutante? Pero… ¡¡¡Qué mierda es esta!!!

Yo soy una asesina, una guerrera ninja, estoy como un p+t+ cencerro… pero de mutie nada. No quiero tener nada que ver con estos raritos.
Yo estoy con los amos de Nueva York para machacar al cuernecitos escarlata de barrio, para pisotear y aplastar a la araña parlanchina esta y para romperle las pelotas al graciosillo enmascarado que va de rojo.
Yo soy María…Tifoidea. Ni Bloody Mary, ni Mutant X, ni p.ll.s en vinagre.

Les propongo que, a partir de ahora, sea yo misma quien tome las riendas de mi personaje. Volveremos a los viejos y buenos tiempos, a la época en que la chica italiana esta, Anna se llamaba ¿no? pues eso, regresaremos a los días en que la plumilla estirada esa escribía sobre mí. Es de Manhattan y sabe de lo que habla – es un poco roja – pero la condenada es buena… Regresaremos a aquellas historias y yo me enfrentaré otra vez a esos gilip.ll.s enmascarados y volveré a darles pal pelo.

La primera historia que se me ha ocurrido se basa un poco en mi infancia, en el barrio en que nací, cerca de donde vive el abogado pesado ese de Matt Murdock… Allí a mi viejo le llamaban Dirty Irish Walker, cogía el cinturón y me pegaba cada vez que bebía, o sea; siempre. Me daba y me daba y me daba… Y con cada golpe que recibía Mary Walker iba muriendo y por dentro iba creciendo yo; María… Tifoidea, cada día más poderosa, cada día más letal. Hasta que un día me lo cargué y luego Mary Walker también murió.

¡¡¡Lo entendéis ahora capullos e ineptos!!!
¡¡¡No existe la estúpida mutante de personalidad múltiple!!!

Lady Deathstrike ya no existe, ni Bloody Mary, ni Mutante Cero, ni Siryn… me las he cargado a todas, como me cargué a mi viejo. Ni tan solo existe ya Mary Walker. Solo María… Tifoidea. De esto irá mi primera historia.

Y ya que estamos, quiero que me dibuje el inglés ese, el del bigote raro, el que hace no se cuánto que vive por aquí y que parece un artista romántico. Aunque las caras que hace no acaban de convencerme, el cuerpo de trapecista que le puso a la p+t+ de la Viuda Negra es la ostia… ¡Así sí que me gustaría me vieran! Y, si no puede ser, que me dibuje el primero de todos; el hijo del bueno, que tampoco está tan mal, me gusta como dibuja a los niños del barrio… aunque se haya ido haciendo mayor a marchas forzadas y ya se le empieza a notar cuando dibuja sus monigotes.

Espero que estas ideas les sirvan para reflexionar y para volver a encarrilar a mi personaje. Ya les mandaré mis guiones por mail y les pediría que no me bloqueen ni envíen mis correos a la carpeta de spam; sé quiénes son y sé dónde viven.

Vuestra, María… Tifoidea.

Foggy Nelson por Raúl Gutierrez

Aunque en su carné de identidad reza Franklin Nelson, comúnmente le conocemos por el cariñoso apelativo de “Foggy”, y a pesar de que se trata de un gran abogado, uno de los mejores de Nueva York, normalmente se queda en nuestra retina como el torpe y entrañable amigo de Matt Murdock, A.K.A. Daredevil.

Pues bien, Ed Brubaker y Michael Lark han venido a demostrarnos que tras la figura de Foggy Nelson hay mucho más, y que de hecho, no solo estamos ante un gran profesional del derecho, si no ante una gran persona a la que ser amigo y confidente de Daredevil lejos de solucionarle la vida, lo único que ha hecho es complicársela a veces incluso más que al Diablo Guardián.

En Franklin, serie limitada de seis números situada situada en la actualidad del Universo Marvel y destinada a un público lector más adulto, seremos testigos de cómo, con Matt en la cárcel, cumpliendo su condena como Daredevil, Franlin Nelson tiene que llevar él solo las riendas del Bufete Nelson & Murdock, en el que llega a dormir no pocas noches, puesto que al cerrar su jornada laboral comienza su verdadero trabajo: Preparar la defensa judicial de Daredevil sin que nadie enlace al vigilante enmascarado con Matt Murdock, socio y amigo al que Foggy está buscando una coartada para justificar su ausencia de la ciudad y de la abogacía neoyorkina.

Puede que durante estas numerosas noches, Foggy no se vista de spandex ni se dedique a perseguir criminales, pero hace otro tipo de justicia, la justicia del amigo que hará todo lo posible por ayudar a quien es para él como un hermano (aunque precisamente por eso, existen veces, más de las que a Foggy le gustaría reconocer, en las que odia a Matt por todo lo que le hace pasar). Y es que, no solo existe cierto tipo de justicia poética en querer sacar de la cárcel a quien en el fondo sabes que es una buena persona que tan solo ha hecho todo lo que ha podido por su comunidad, si no que además, Foggy se siente en deuda con Matt por todo lo que ha hecho por él.

Durante los seis números que dura esta serie limitada, y a pesar de que veamos a Foggy preparar la defensa de Daredevil con ahínco, el vigilante enmascarado quedará en un segundo plano, puesto que la serie se centrará más en el día a día de Foggy y en como consigue salvar todas las situaciones posibles sin dejar de ser un auténtico lobo den los tribunales, a pesar de su aspecto bonachón y de su gran corazón.

Ed Brubaker, que ya trabajó con el personaje en su magnífica etapa en Daredevil, se une aquí a Michael Lark, que le acompañó durante la misma para rescatar situaciones y personajes de aquel entonces, pero con un enfoque muy distinto que hará de esta serie una digna acompañante de la ya mencionada etapa.

La serie más Vertigo jamás creada por Marvel.

Polaris por Jordi Molinari

Queridos/as editores/as de los mutantes de Marvel,

Hace años que no tenía el placer de poder contactar con vosotros. Siempre he sido un gran fan de la franquicia mutante, y en su día no aceptar encargarme de una serie mutante por mi contrato de exclusividad con DC Comics. Soy consciente que esto me costó una gran oportunidad al no poder ser reclutado por Jonathan Hickman como una de las personas elegidas para escribir alguna de sus series regulares. Espero que con la propuesta de mini-serie pueda hacerme entrar en la rueda, y sino es una serie regular mutante, al menos pueda hacerme con los 4 Fantásticos para volver a hacer mutante a Franklin Richards. ¡Maldita sea Dan!

La mención al “farsante” no es gratuita. También tenemos como tal a Wanda y Pietro. ¿Sabéis quien es una verdadera mutante? Lorna Dane. ¿La quiere más por ello su padre Magneto? En absoluto. Ni Magneto ni la Fox ni Disney. Sólo los que aún compran cómics, que por algo ganó la plaza a ser una X-Men. Hay que aprovechar esta popularidad porque su hermanastra le está comiendo la tostada “mainstream” con su serie de Disney+. Antes que me digáis que precisamente por su elección no puede salir con otras series, tengo suficiente experiencia con Batman para hacerla salir en 4 series regulares, 3 mini-series y que nadie se pregunte donde empieza y donde acaba la continuidad.

Polaris es consciente que su padre no la quiere tanto como a su hija “falsa”. Puede ser un debate interno de como gestionar esta falta de amor por el recibido por sus compañeros como nueva X-Men, o bien puede estar ambientada antes de esta elección para venderla como “¿Qué hacia Polaris antes de ser (nuevamente) una X-Men?”. Si a estas alturas la gente no se queja de la desconexión entre cada grapa de los X-Men de Hickman, menos lo haría con una mini-serie.

Buscando su propio camino no como hija sino como ella misma, iría a ver a Jennifer Walters para reivindicar las personas con el pelo de color verde. Por un malentendido, porque uno no es un verdadero superhéroe sino tiene malentendidos con el resto de experimentados superhéroes, Hulk defendería que el color sólo aplica a la piel y acabarían a palos. Tras este desafortunado encontronazo, Lorna iría en busca de comprensión con Abigail Brand en la estación de S.W.O.R.D. Ya fuera por celos porque su padre Magneto le da más atención a otra peliverde o porque Abigail es de liarla parda por si misma, pero Lorna acaba teletransportada muy lejos del Sistema Solar.

El resto de la mini-serie sería el regreso de Polaris a Krakoa a través de una divertida aventura galáctica. El verde no se podía acabar al principio, por lo que quien le ayudará en esta travesía será otra pielverde: Gamora. Este conflicto le ayudará a limar prejuicios provocados por su pelea al inicio con Jennifer, además que atraerá la atención de los lectores que conozcan Marvel principalmente por el MCU. Si les dices “Mira, Wanda tiene una hermanastra” muchos se quedarán igual. Pero si les dices “¿Quieres descubrir donde estaba Gamora cuando dejó a los Guardianes de la Galaxia?” seguro que vende mucho más. Especialmente con un videojuego de los Guardianes a la vuelta de la esquina.

Nuevamente agradezco vuestro tiempo dedicado, quedando a la espera de buenas noticias por vuestro lado. Hoy y siempre, ¡larga vida a los mutantes!

Gárgola por Gustavo Higuero

Pecados del pasado

Isaac Christians vivió toda su infancia y juventud atenazado por el sentimiento de culpa de haber empujado a su hermano pequeño del tejado en el que jugaban, inconscientes del peligro que los rodeaba. Un accidente que le hizo pagar un peaje enorme, su propia cordura. Una cordura que condicionó toda su vida adulta, hasta acabar convirtiéndose en el ser grotesco conocido como Gárgola. Lo que no sabe es que su pasado va a regresar de nuevo a su vida par abrir viejas heridas.

Sin un grupo en el que sentirse arropado, desgarrado por una vida llena de sinsabores, añorando sus tiempos como héroe en los Defensores y en los Héroes de Alquiler, (tras una más que intensa charla sobre Dios con La Araña Escarlata, Misty Knight y el Hombre Rana) Isaac se ve atrapado por una trama en la que una corporación desconocida intenta capturarle. Tras un escarceo, logra escapar, pero no sin antes poder ver ciertos archivos que hablan de acontecimientos de su pasado, en concreto se nombra a su hermano en uno de los documentos.
La culpa regresa de nuevo.

Días después, abandonado a su suerte entre los callejones de la ciudad, se topa con un cadáver humeante. La lluvia estropea cualquier prueba, pero el cuerpo muestra signos de quemaduras, arrugado, consumido, como si su propia esencia vital hubiera sido drenada. Es entonces cuando comprende la razón de su intento de secuestro. No se trataba de capturarle, sino de extraerle ADN, con el que poder realizar experimentos de laboratorio… y el reservorio para ello son los restos de su hermano muerto a principios del siglo XX.

Su mundo se desmorona. Huye de la escena del crimen cuando escucha llegar a la policía, pero en una de las azoteas le espera alguien de su pasado, Gata Infernal, que no duda en tenderle una mano para evitar que emprenda una huida de la que ya no habrá retorno. Todo apunta a su persona, pues desde hace días en la ciudad se han notificado avistamientos de su persona y ahora este asesinato apunta directamente a Isaac. Patsy le informa de que no es el primero, que hay más repartidos en todos los sitios donde ha estado últimamente. Que ha venido a ayudarle, pero le informa que de que IronMan va detrás suyo para detenerlo.

A partir de este momento emprende una carrera contra reloj para limpiar su nombre y descubrir quien esta detrás de los experimentos con el ADN de su hermano y el suyo modificado. Y es que el secreto que hay detrás de todo esto no es otro que Industrias Stark, una división oculta al propio Tony y que quedará expuesta cuando Isaac y Patsy emprendan una investigación que los llevará a descubrir secretos de principios del siglo XX, con la muerte del hermano de Isaac, con un oscuro pasado en el que la tecnología y el ocultismo se dan la mano de la forma más malévola posible.

Un viaje de autodescubrimiento al pasado, de dolor enterrado, de angustia, de secretos oscuros, que acabaran por llevar a Isaac a un nuevo estado emocional y físico en su forma de Gárgola, evolucionando dentro del universo Marvel.

Y llega el momento de la verdad…

[poll id=”906″]

Artículo anteriorNovedades DC USA #50 Edición Especial
Artículo siguienteBoletín Marvel #87
Mi primer coqueteo serio con los comics puede datarse en el año 1988, en Zaragoza, concretamente en el recreo del colegio, mirando el primer número de la serie Millenium de DC. Aquello lo cambió todo. Quería tener el segundo número y el tercero... y como dice el dicho: el resto es historia. 5000 comics después y toda una vida entre viñetas seguimos a pie del cañón.
Nací en mayo del 68 en París. Viví toda mi infancia en Menorca. Ahora soy de Barcelona. Trabajo como reportero de informativos de TV. Leo cómics desde siempre y no podría vivir sin: Tte. Blueberry, The Spirit, Locas, Gil Pupila, Los profesionales, Mort Cinder, Rip Kirby, El eternauta, Comanche, Conan the barbarian, Monster, Spirou de Franquin, Prince Valiant, Los Escorpiones del Desierto, Tintín, todo Johnny Craig de EC… Mi grupo es la Velvet Underground, soy muy de Los Planetas, Pink Floyd, Adrià Puntí y Sigur Ros. Me encanta el blues. Leo básicamente Serie Negra, sé preparar café y entiendo de fútbol.
Novelista, guionista, estudiante de cine. Aprendiz. Empezó con esto de los tebeos gracias al Spiderman de Lee y Romita y al Conan de Thomas, Smith y Buscema. The Sandman y Watchmen le impactaron profundamente y todavía no se ha recuperado. Tras una temporada frecuentando el Londres de Dylan Dog, en la actualidad recorre los mares del sur en compañia de Corto Maltes, con el objetivo de encontrar fortuna y gloria...
Naci un día caluroso de agosto de 1979, Sauron ya había sido destruido tiempo atrás, y la magia había desaparecido progresivamente de nuestro mundo......, pero estudiando pergaminos y libros ocultos, que me hicieron perder puntos de cordura, encontré esa magia en los comics, o "tebeos" como los han llamado toda la vida mis padres. Desde ese momento, hace casi 30 años, nunca me han dejado solo, y han estado en mi vida, en lo bueno y en lo malo, dándome esa magia que nos hace falta para afrontar la vida. Comics, rol, miniaturas,,,,en fin, una amalgama de hobbies que hacen que este abogado y profesor universitario, disfrute de grandes momentos con grandes amigos, mi "tribu", y junto con este equipazo que conforma ZN. A vuestra disposición para lo que se tercie.
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, vino lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Redactor de actualidad de DC Comics. Si, ciertamente elegí una buena época para serlo al unirme a ZN con los Nuevos 52. Y pese haber crecido con las series de tv de la Patrulla X y Spiderman, los primeros cómics mainstream que tuve de pequeño fueron de Superman y Batman (y Spawn). Y un servidor acabó volviendo a sus raíces, de la mano de los Green Lanterns de Johns, Batman de Morrison, Secret Six de Simone... Oh, también hiper-fan de Mortal Kombat, Pokémon y el wrestling ^^
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
mespinpe
mespinpe
Lector
30 junio, 2021 18:50

Pero qué buenos son los primeros episodios de Deathlock, los dialogados por Moench. Qué personaje tan desaprovechado!