Trio #1-4

Por
11
612
 

Edición original:Trio #1-4.
Guión:John Byrne.
Dibujo:John Byrne.
Entintado:John Byrne.
Color:Ronda Pattison.
Formato:Grapa.
Precio:3,99$.

 

Zap! Pow! Bam! son los efectos de sonido que verás en esta serie, porque John Byrne vuelve a sus raíces en esta nueva serie superheroica. Sus nombres en código son simples: Uno, Dos y Tres, pero el mundo los llama Piedra, Papel y Tijeras. Juntos, son Trio“.

Hace un mes aproximadamente iniciamos nuestros especiales de Mundo Independiente dedicados a John Byrne y por ese mismo motivo reseñé The High Ways para todos vosotros. Esta semana reemprendemos nuestras reflexiones sobre este autor con la reseña de la primera obra de Byrne en su nueva andadura en IDW Publishing y mañana (a no ser que salga algún imprevisto de última hora) tendréis en vuestras pantallas la segunda parte de Mundo independiente: John Byrne al detalle. Generalmente lo hacemos al revés pero esta semana he preferido cambiar el orden. No me preguntéis el porqué, que soy un hombre misterioso. Dicho esto, recordemos algunas de las cosas que dije en la reseña de The High Ways: “John Byrne es como un viejo amigo con el que pasamos muy buenos ratos y que, de hecho, era como de la familia; pero con el que discutimos en algún momento de nuestras vidas y su amistad quedó relagada al olvido. The High Ways sería el día en el que nos reencontramos con él cuando ya se han curado las heridas y redescubrimos aquellas cosas que nos hicieron sentir bien en el pasado. Ya no es lo mismo, pero es un ejercicio de nostalgia muy positivo que merece la pena probar en algún momento u otro“. Esta fue la gran conclusión que saqué en la reseña de aquella otra miniserie y es muy posible que se pueda repetir aquí pero, a pesar de ser productos similares en forma y estilo, The High Ways y Trio distan mucho de tener el mismo tratamiento. Y eso es algo obvio y necesario ya que la primera es una obra de ciencia ficción y la segunda de superhéroes. Por lo tanto, no demos por sentadas las conclusiones… Hoy nos vamos a encontrar con el Byrne más puro, el Byrne que dibuja seres con poderes que luchan contra el mal, el Byrne que todos conocemos y que es amado y odiado por igual. O sea que hoy, Byrne lo tiene bastante más difícil para convencernos, pues los precedentes de Trio se cuentan a centenares. ¿Saldrá bien parado de esta experiencia o, por el contrario, tenéis que ir preparando la hoguera? La respuesta, en unas pocas líneas.

Algunas consideraciones previas

No son muchas las declaraciones del autor, así que os voy a contar las cuatro cosas que necesitáis para leer Trio. (En realidad miento porque no necesitáis absolutamente ninguna información para enfrentaros a este tebeo, pero me gusta contextualizar). Trio se anunció en su día de una manera bastante rara e inusual ya que esta nueva aventura editorial de Byrne en IDW coincidió con el retorno de Bernie Wrightson a una de las obras que lo convirtieron en el Maestro de lo Macabro: Frankenstein. En los años ochenta, y quizás en los noventa, ambas noticias habrían supuesto un duro revés para DC y Marvel y habrían hecho correr ríos de tinta. Es curioso que hoy en día los chicos de IDW relegaran ambos “noticiones” a una escueta nota de prensa conjunta.

Como hoy no nos concierne la parte de Wrightson, recuperemos solo lo que dijo Chris Ryall, editor en jefe de IDW, sobre la serie que ahora reseñamos: “Trio es el verdadero regreso de Byrne a la forma superheroica. Los fans a los que les ha gustado Byrne en todas las etapas de su carrera, desde sus amados e influenciables tebeos de superhéroes hasta su más reciente trabajo en Star Trek y Next Men, amarán lo que nos va a traer en esta serie“.

Esta frase nos lleva a la reflexión ya que incluso coincidiendo con Trio, Byrne publicaba Next Men. ¿Significa eso que el otro título de Byrne no es de superhéroes? No. En realidad Chris Ryall falló al comunicar su mensaje, porque con Trio lo que realmente hizo Byrne fue proseguir con una nueva andadura editorial con mayor libertad creativa, si cabe, ya que en vez de continuar obras de largo recorrido, se dedicó – dedica – a lanzar miniseries de cuatro números, una tras otra, y en todas ellas experimenta con algo. En The High Ways, como vimos, retoma la ciencia ficción clásica. En Trio, Byrne vuelve a un género que nunca abandonó. Y el concepto “retorno” se entiende cuando abrimos las páginas de esta historieta y nos encontramos con un tebeo de 1987.

Por lo que respecta a la historia, Trio nos narra las aventuras de un grupo de héroes llamado Piedra, Papel y Tijeras. Éstos defienden su ciudad de todo tipo de amenazas. ¿Quiénes son? ¿De dónde han salido? Ni idea. Byrne no introduce absolutamente nada de contexto, nos lanza a una amenaza tras otra en un título donde la acción campa a sus anchas.

Trio-01-byrne-interior-1Trio-01-byrne-interior-2
Páginas interiores de Trio #1.
Podéis hacer click para agrandar.

Sobre el cómic

¡Ha llegado el momento de la verdad! ¡Evaluemos Trio! Claro… Como si eso fuera posible. A estas alturas he leído la misma cantidad de críticas que dejan a esta serie por los suelos como de reseñas que alaban la obra de Byrne. Y lo peor de todo es que estoy de acuerdo con todas ellas. Trio no es una historieta redonda, no está bien desarrollada y tiene más defectos que algunos de los peores tebeos que me he leído en mi vida. Pero también es una obra interesante con tantos puntos a su favor que hace que se convierta prácticamente en lectura obligada. Si ponemos en una balanza lo malo y lo bueno de Trio, la balanza se desintegrará y nos quedaremos igual.

Vayamos a los puntos positivos de la historia. Trio es una obra de la vieja escuela, y eso significa que no nos vamos a encontrar con un guion descomprimido (o como sea que lo llamen ahora) ni con personajes vanos y superfluos. A pesar de que no se nos narra en ningún momento el origen de los protagonistas y/o villanos; Byrne se las apaña para que éstos sean cercanos a nosotros. Son comprensibles. Y eso es algo que hace décadas que no se ve en un cómic. Hay que sacarse el sombrero ante alguien que es capaz de definir personalidades y formas de pensar en una sucesión inconexa de escenas de acción. En consecuencia, Byrne consigue que nos preocupemos por algunas de sus creaciones. Byrne logra llegar al corazón del lector.

Más cosas positivas. A lo largo de los años hemos disfrutado y padecido el arte de Byrne por igual. A veces nos ofrece auténticas obras de arte y otras veces quiere que nos arranquemos los ojos y nos hagamos un collar con ellos. En esta ocasión nos encontramos con un gran Byrne, con dibujos sencillos, claros y dinámicos que sirven perfectamente a lo que la historia se propone. De hecho, aquí he visto lo mejor de Byrne en años… (y debo hacer una mención especial al monstruo tipo Godzilla).

Trio-02-byrne-interior-1Trio-02-byrne-interior-2
Páginas interiores de Trio #2.
Podéis hacer click para agrandar.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. La misma concepción de Trio es desastrosa. No estamos ante una obra con un inicio y un final sino ante una sucesión de luchas sin sentido. No sabemos quién es quién, y solo conocemos las motivaciones de algunos participantes de Trio. Como tebeo de acción está muy bien, pero si buscáis algo más, este título no tiene cabida en vuestra biblioteca.

La originalidad es la gran ausente de esta miniserie. Nada es nuevo. Lo único novedoso es ese sistema narrativo de “todo acción”. El diseño de personajes nos recuerda a antiguos trabajos de Byrne en Marvel, y no me refiero únicamente a sus trajes, también hablo de los conceptos. Un, dos, tres… Si ponemos uno más tenemos… ¿Cuatro? ¿Hombre de roca? No sé a qué me recuerda. ¿Alienígena gigante que se quiere zampar (parte d)el planeta? ¿Ese no se llamaba Galáctica o algo así? Aich, que me falla la memoria… ¿Hombre con aletas que surge de los mares? Ya veis por donde van los tiros. Cuando Byrne retoma conceptos antiguos para homenajearlos o hacer gracia, se entiende. Cuando los utiliza para crear su propio universo superheroico entran ganas de decirle: “si tanto echas de menos a Marvel, vete a trabajar con ellos”.

Conclusiones

Trio es un ejercicio de nostalgia pura y dura. Si este tebeo hubiese sido publicado en 1987, estoy seguro que muchos de los que ahora lo critican lo alabarían y pondrían por todo lo alto. Desgraciadamente, el tebeo llega unos cuantos años tarde y lo que nos ofrece Byrne es asincrónico. Lo peor de todo es que con unas cuantas modificaciones, Byrne nos podría haber ofrecido algo realmente rompedor, una alegoría de las cosas que antaño se hicieron bien y que por motivos inexplicables se han ido perdiendo poco a poco. Pero como Byrne se limita a dar mamporros, la conclusión es que no todo tiempo pasado fue mejor.

Trio es un título recomendado única y exclusivamente para nostálgicos y amantes del dibujo de Byrne.

11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Louontherocks
Louontherocks
Lector
12 noviembre, 2013 13:04

Mira que a mi Byrne siempre me ha gustado, pero de esto ni me terminé el primer número, lo que tú dices Enrique, una sucesión de mamporros sin ton ni son. Y es que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Rasputin33
Rasputin33
Lector
12 noviembre, 2013 13:43

Pues los de Yermo Ediciones han dicho que lo van a publicar.

frankbanner71
frankbanner71
Lector
12 noviembre, 2013 13:48

pues yo sigo prefiriendo a un byrne en horas bajas que a muchos primeros espadas que circulan por ahi,que oye,un comic para leer con el cerebro en automatico tampoco viene mal de vez en cuando.que a veces tanta transcendencia cansa.un mortadelo y filemon,la revista del jueves,un byrne de ¡zack¡,pow¡,bam¡…..

y,lo de que alguien este pensando publicar esto y otras cosillas,¿como que no?¿verdad?

frankbanner71
frankbanner71
Lector
12 noviembre, 2013 13:50

vaya.lo de rasputin ha coincido en el momento con mi comentario.

pues que buena noticia.me lo pillo,fijo.

Reverend Dust
Lector
12 noviembre, 2013 13:53

Otro que se lo comprará a Yelmo, que aunque sé que me vi contaminado porque en el momento en que salió esta mini-que-no-iba-a-ser-mini-pero-al-final-sí me pilló descubriendo (sí, soy joven y lento) la Patrulla-X de Claremont/Byrne y el sabor añejo de ambas se entremezcló. He leído cosas un millón de veces peores (sin exagerar) y me la juego que alguno hasta ha pagado por ellas.

Ven p’acá, Llonbírn!

Reverend Dust
Lector
12 noviembre, 2013 13:53

P.D. Reseñaca profesional, Mr. Ríos. ¡A sus pies!

manolin
manolin
Lector
12 noviembre, 2013 15:19

Buenísima reseña señor Rios, si bien la última frase de ella sintetiza la idea apriorística que tenía de esta serie ( ¿la comprara Don Jorgenexo, el más prominente “Byrnemaniaco” de los que se asoman por esta página?).
De todas formas he de decir que hubo un tiempo, no hace tanto, en que fuí incondicional de este autor, y esto quiere decir que me comprab absolutamente todo lo que salía de su pluma, lo cual solo me ha pasado con él, Starlin, Alan Davis y Alan Moore ….y ultimamente solo con este último, aunque tentado estoy de dejarle colgado en la próxima entrega de los Extraordinarios “gentlemanes”. Y por Alan Davis lo siento, pero el lobezno de Cornell no me lo compro, que espabilen los editores y le den una serie completa, como guionista y dibujante, y la compraré, pero a Cornell no.

Mr. X
Mr. X
Lector
12 noviembre, 2013 15:23

“Y por Alan Davis lo siento, pero el lobezno de Cornell no me lo compro, que espabilen los editores y le den una serie completa, como guionista y dibujante, y la compraré, pero a Cornell no.”

Ah, vale, en Marvel ya habéis averiguado que Cornell es un bluff.

manolin
manolin
Lector
12 noviembre, 2013 15:30

Mr. X : sé que es una frase muy manida, pero “a mí nunca me gustó”

Mr. X
Mr. X
Lector
12 noviembre, 2013 15:43

Yo tardé cuatro números de Stormwatch y tres de Demon Kights en averiguarlo…

Ocioso
Ocioso
Lector
12 noviembre, 2013 16:14

El próximo supergrupo de Byrne se basará en el Juego de la oca: ¡Pozo! ¡Calabozo! ¡Dados! ¡Laberinto!

Hablando de Trio, aquí no se ve, pero aproximadamente el 53% de la superficie de papel está ocupada por escombros genéricos.
Por cada rayita que dibuja Jim Lee, Byrne dibuja una piedra completa, que pa chulo, él.