Top 10: The Forty-Niners

Por
17
997
 

Top Ten: The 49ers
Guión: Alan Moore
Dibujo: Gene Ha
Color: Art Lyon y Ellen Starr
Norma – 112 pág color – 10 €

 
Descripción editorial


Alan Moore (V de Vendetta, Tom Strong) y Gene Ha nos cuentan en esta precuela los orígenes del cuerpo de policía de Neópolis que conocimos en TOP TEN. La acción se sitúa en 1949 en una ciudad de cientihéroes, criminales superpoderosos, una amenaza colosal y un cuerpo de policía para servir y proteger.

Reseña


Alan Moore es un autor que, a estas alturas, puede permitirse el no ser condescendiente. Ni con los editores ni con el público. No necesita salir al gran ruedo buscando maneras de agradar al máximo número de personas. Sabe cómo hacerlo. Sabe cómo diseñar cualquier relato al milímetro para que resulte aplaudido por todos. Pero también sabe que, con el tiempo, se ha creado un amplio grupo de seguidores fieles a los que no necesita seducir con subterfugios. Gente que escucharán lo que tenga que decirles tan pronto como alce la voz. Y The Forty Niners, hasta cierto punto pertenece a este segundo grupo de obras que beben de la fama de Moore y de su producción previa para sostenerse.

Nos explica una historia sencilla, modesta, y a diferencia de otras veces no utiliza excesivos reclamos para captar la atención del lector, dejando que la narración fluya por sí misma y se vaya desplegando dulcemente. Para ello, junto con su popularidad, cuenta con la gente que ya haya leído su Top Ten y con la cálida paleta de colores de Art Lyon y Ellen Starr. Porqué, digámoslo claro, The Forty Niners no plantea ninguna cuestión que no se hubiera planteado ya en Top Ten, pero sí que se permite tratar las temáticas más relevantes de aquella propuesta con mayor detenimiento, con más tranquilidad, mimando sobre todo el desarrollo emocional de la obra para conseguirse la empatía del lector.

Así, acercándose a los modo y objetivos de David Leavitt en El lenguaje perdido de las grúas, Alan Moore, Gene Ha, Art Lyon y Ellen Starr construyen un precioso alegato según el cual las razones del corazón trascienden lo empobrecedores límites que la sociedad y nosotros mismos nos imponemos.


Artículo anteriorPresentacion de Fantom Town en FNAC de Callao hoy a las 13:00
Artículo siguienteZN Héroes: Volumen 1
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
17 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
angel
angel
Lector
1 diciembre, 2007 11:12

Estoy de acuerdo contigo Toni. El dibujo es muy bueno y la historia ,sin ser excepcional, engancha. La unica pega que le veo, es que si quieres empezar a leer la serie, esta precuela, a lo mejor no engancha lo suficiente para conprar la serie. Por poner alguna pega, ya digo.

fletcher
1 diciembre, 2007 12:58

Vaya, como bien dice, pocas pegas se puede poner a una historia tan sencilla. Pero hasta en eso Moore es un genio ( Dios!!!! Parezco un seguidor acerrimo de Moore!!!) a veces con la excusa de contarnos una historia sencilla nos meten una historia sin alma o sustancia…En esta historia Moore nos coge y nos deleita con una pequeña historia, sobre todo si la comparamos con TOP TEN, a modo de tapita antes de meternos con el primer plato…

Fletcher!!

R
R
1 diciembre, 2007 13:10

Personalmente creo que le falta quizá un número más para dar más consistencia y volumen a la trama “villanesca”.
Ya sé que no es lo más importante del comic, pero ocurre todo un poco rápido para mi gusto. Sobre todo en contraposición con la tranquilidad con la que se toma el resto de cosas.
Por lo demás es de esos comics que se dejan leer fácil, están bien escritos y dibujados y tiene algunos puntos made in Alan Moore que hacen inconfundible el comic. A mí me gustó mucho.

El crítico
El crítico
1 diciembre, 2007 13:15

En mi opinión The Forty-Niners junto con Top Ten y Smax constituyen una serie que bien puede ser la mejor de lo que llevamos de siglo.Además,de entre las obras de Moore,una de las mejores(justo por debajo de la trinidad V de Vendetta,Watchmen y From Hell)
Venga,ya podeis tirarme las piedras.

Ektor
Ektor
Lector
1 diciembre, 2007 13:32

Este comic es una delicia, sobre todo el dibujo de GEne Ha, que despliega en esta obra, un arte del detalle en cada viñeta.-
Ademas este comic salio por 10 euros. que para mi es un precio en el cual debieron meter la pata, puesto que en el catalogo de NOrma especificaban que se vendia en tapa rustica por 10 euros, y este seria su precio si fuera en rustica, pero en realidad salio en tapa dura.- En fin que una ganga calidad/precio.-

sputnik
sputnik
Lector
1 diciembre, 2007 13:59

Crítico, que las piedras se repartan entre los dos. Estoy contigo en que, en todo lo visto en la Línea ABC, Top Ten es lo mejor con diferencia, y eso quizás la situaría debajo de es trinidas (con permiso de Swamp Thing, aunque sea sólo por mitiquismo)
Y una cosa… Me ha parecido entender, por algunos comentarios, que entendéis esta obra como “plato previo” antes de ir a por Top Ten. Pero y creo que es justo al revés. Hay que leerse Top Ten para disfrutar como se debe de su precuela (que se me hizo corta…y que es muy muy buena).

rorschach
rorschach
1 diciembre, 2007 14:15

A mí me ha parecido flojito.

Empieza bien, pero para ser una historia unitaria se diluye bastante en el desarrollo.

Podría haber sido un digno “Tomo uno de tres”, por ejemplo.

Servobot
1 diciembre, 2007 14:39

A mi me encantó. Es sencilla pero encantadora. Y coincido en que es necesario leerse Top Ten antes para captar todo su encanto.
A mi Moore cada vez me gusta más.
Salu2!

Daniel Santos
Lector
1 diciembre, 2007 16:25

Yo me la leí ayer y estoy de acuerdo, disfrute muchísimo. Me entraron unas ganas enormes de releerme TOP10

fletcher
1 diciembre, 2007 20:36

El top ten esta justo detras del Watchmen y V de Vendetta…es una obra maestra, muy a la par del From Hell…

Fletcher!!

Ian
Ian
Lector
2 diciembre, 2007 23:16

…Pero es que The Forty Niners salió después de Top Ten, y tiene que ser considerada como una continuación de la misma serie, aunque en tono de precuela y leerse como tal.

Por cierto: yo no soy de la opinión de realizar “packs” (y no me refiero a la cuestión editorial) con las obras de Moore del estilo de las “trinidades” que habláis. Cada una de las obras de Moore son tratadas de una forma única. Creo que no se puede hablar de un estilo “AlanMooresco” sino más bién de una calidad “AlanMooresca”. V de Vendetta, Watchmen y From Hell son, evidentemente, obras maestras, pero tienen poco o nada que ver, tanto en estilo como en temática, y por tanto agruparlas me parece artificial. La Broma Asesina, La Cosa del Pantano o Miracleman también son obras maestras y no se agrupan con nada.

Por otro lado, el malabarismo realizado por Moore en American Best Comics sacando cinco series con estilos tan sumamente diferentes hace que, yo personalmente, no pueda decir que ninguna de ellas sea mejor que la otra. Aunque me haya sentido más cercano a Top Ten, por afinidad, todas y cada una de las series me parece increiblemente originales, dándole una vuelta de tuerca a género que, supuestamente, tratan.

Animal Man
Animal Man
Lector
2 diciembre, 2007 23:23

Aunque también prefiera Top Ten, reconozco que esta obra tiene más lecturas. Neopolis es una metáfora del cómic americano: Tras la guerra los héroes de ciencia, los científicos locos, los aventureros pulp, los vampiros, los héroes bélicos… Son sustituidos de manera abrumadora por los superhéroes y los anteriores ya sólo sobreviven en pequeños ghettos. Ya no hay sitio en el nuevo orden para ellos.
Además Gene Ha se luce sacando casi en cada página a montones de personajes clásicos del cómic americano.

A mí es que me encantó, vamos. 🙂

Pablo
Pablo
5 diciembre, 2007 17:20

Pues yo para dar la nota perfiero la serie de SMAX. Creo que jamás me había reido tanto.

¡Smax, eres el rey!

rorschach
rorschach
5 diciembre, 2007 23:47

SMAX The Barbarian es pequeña maravilla. Muy por encima de estos -vamos a decirlo de una vez- sosérrimos 49ers.