The Phantom. Tiras diarias 1936-37. La hermandad de los Singh

Ambientada en un país ficticio a caballo entre la India y África, The Phantom nació con vocación exótica y espíritu aventurero. El magnífico concepto imaginado por Lee Falk encuentra en el arte sencillo y original de Ray Moore el complemento ideal para erigir una leyenda del cómic que ha seguido publicándose hasta nuestros días.

Por
22
1944

Edición nacional/ España: The Phantom. Tiras diarias (1936-1937) La hermandad de los Singh.
Guion: Lee Falk
Dibujo: Ray Moore
Formato: Cartoné, 176 páginas
Precio: 29’90€

¡El Fantasma solo advierte una vez!

¿Hoy en día qué nos puede interesar de la serie The Phantom de Lee Falk y Ray Moore que la editorial Dolmen ha empezado a publicar desde su primera tira diaria?

Para muchos será un ejercicio de nostalgia, pero no es mi caso aunque aprendí a leer con la edición que Buru Lan hizo en su día de esta serie. Era una versión infame, coloreada y remontada que sigue teniendo algunos forofos precisamente por este sentimiento nostálgico que a mí no me motiva. Porque los tiempos pasados casi siempre han sido peores, en el contexto de la edición de cómics en España, se entiende.
Otra razón más objetiva consiste en poder disponer, al fin, de una edición excelente de una obra que ha tenido una relevancia histórica fuera de toda duda. The Phantom supuso el inicio de una manera de entender los personajes justicieros en el cómic norteamericano que ha perdurado hasta la actualidad.
Y en mi caso, la principal motivación es admirar la obra como si se tratase de una novedad. Esta edición permite hacer el ejercicio de situarse en aquella época, a mediados de la década de los treinta, y dejarse sorprender por la asombrosa idea concebida por Falk y así mismo admirar el eficaz y bizarro arte de Moore. Les garantizo que en algunos momentos lo he conseguido…

A principios del siglo XX ni el cine ni la televisión ni los videojuegos eran los referentes a la hora de construir el imaginario visual de la mayoría de la población estadounidense. Uno, porque casi estaba empezando su historia y los otros porque ni tan solo existían. Los principales canales para esta educación gráfica eran la pintura, los libros ilustrados y, cada vez más, los cómics que salían a diario en la prensa, que combinaban lo mas efectivo de las dos disciplinas anteriores.

En 1936, cuando se estrenó la strip titulada The Phantom, escrita por Lee Falk y dibujada por Ray Moore, la literatura popular había encumbrado varios personajes misteriosos que combatían el crimen o que vivían de él y los cómics se habían diversificado, habían abandonado el monopolio del humor, del eterno vodevil con el que empezaron su historia para incluir la aventura en el catálogo de sus ofertas.
En 1927, Frank Godwin comienza la strip titulada Connie que rápidamente se centrará en la aventura y en la fantasía espacial, un año más tarde Lyman Young presentaba su serie Tim Tyler’s Luck de ambientación africana y espíritu aventurero y en 1929 empezaban su trayectoria dos series tan importantes como la marciana Buck Rogers y la fantástica Tarzán realizadas por Dick Calkins y Hal Foster, respectivamente además en Wash Tubbs (1924) de Roy Crane se producía un viraje hacia la aventura exótica con la llegada de un personaje llamado Captain Easy.
En la década posterior aparecieron más comic strips de aventuras: Scorchy Smith (1930) de John Terry de temática aeronáutica; Dick Tracy (1931) de Chester Goud, la primera serie policíaca; Flash Gordon y Jungle Jim (1934) firmadas por Alex Raymond o también Secret Agent X-9 (1934) con guion de Dashiell Hammett y arte del ubicuo Raymond.

Primera tira de The Phantom. Ray Moore (17/02/1936)

En esta tesitura, Lee Falk crea en 1934 su primer personaje famoso; Mandrake el mago que dibujaría Phil Davis. Dos años más tarde se atreve con la serie The Phantom en la que volcará todo un compendio de conceptos extraídos de la literatura folletinesca y del pulp que engloban desde Doc Savage, Arsène Lupin, Robin Hood o Fu Manchú, pasando por el mismo Tarzán, el Zorro e incluso El libro de la selva de Rudyard Kipling.
The Phantom es un misterioso justiciero que imparte su ley en las intrincadas junglas de un país ficticio situado, primero en la India más oriental y luego en África y que se llama Bengalla. Los nativos creen que es inmortal y va siempre acompañado por un lobo gris llamado Diablo o Satán. The Phantom, que también es conocido como el Duende que Camina, ha jurado combatir la piratería, la codicia y la maldad y para ello se vale de un disfraz que enmascara su rostro y que produce terror a sus enemigos. A lo largo de las primeras historias iremos conociendo el origen de la leyenda del Fantasma que algunos aseguran que tiene más de tres cientos años.

¿Que nos encontramos en este primer tomo de las tiras diarias de The Phantom? Podemos leer las tres primeras historias de la serie. Son las dailies comprendidas entre el 17 de febrero de 1936 y el 18 de septiembre de 1937. Son tres aventuras especialmente largas, realizadas cuando los syndicates aún no habían estandarizado la producción y los autores podían desarrollar sus tramas con cierta libertad e ir aprendiendo de sus aciertos y también de sus errores.

Las historias son:
La hermandad de los Singh (del 17/02/1936 al 07/11/1936)
La banda del cielo (del 09/11/1936 al 10/04/1937)
Guerra en la jungla (del 12/04/1937 al 18/09/1937)

La primera historia de la strip incluye un momento especialmente significativo que es la narración de la leyenda del Duende que Camina; el origen de The Phantom con el juramento incluido. Son siete tiras especialmente hermosas que pueden considerarse como una forma de interludio.

El arte de Ray Moore es uno de los atractivos de esta etapa inicial de la serie.
Es casi seguro que las primeras tiras las dibujó el propio guionista de la strip, Lee Falk, que había estudiado arte en el college. De hecho podemos ver que la primera tira firmada por Moore corresponde al 02 de marzo de 1936, tras la publicación de las doce primeras dailies que corresponden a las dos primeras semanas de publicación. El cambio entre los dos estilos es prácticamente imperceptible, pero poco a poco el arte ágil, lóbrego y nervioso de Moore se va imponiendo para empezar a brillar en escenas como la comprendida entre el 18 de marzo del 1936 al 24 del mismo mes donde el protagonista salva de un secuestro a la joven Diana Palmer que está durmiendo tranquilamente en su habitación. La tira en que El fantasma agarra por el cuello al esbirro de los Singh y le muestra el anillo de la calavera es un compendio de lo mejor del arte gráfico y narrativo del malogrado artista de Illinois. La escena del flashback del anciano Doctor Dodd, donde le explica un encuentro con El Fantasma en 1866, el enfrentamiento final con la baronesa; la líder de la Banda del Cielo o la larga persecución por la sabana a un aterrorizado Smiley que ha secuestrado a Diana son otros momentos estelares de este primer tomo.

Ray Moore suele dividir su tira en cuatro viñetas, es un esquema fijo que solo cambia a una daily de tres cuadros cuando quiere darle más espectacularidad a una acción concreta. Su diseño de los personajes es original, atractivo y vigoroso. Destacan sus protagonistas femeninas dotadas de una personalidad arrebatadora y gran atractivo físico. Su mujer Claire sirvió en varias ocasiones de modelo para el personaje de Diana Palmer.
Moore domina el entintado con plumilla y con pincel, define la anatomía de los personajes y sus rasgos faciales de manera sencilla pero efectiva y da atmósfera a sus paisajes y decorados con trazos agresivos y precisos de pincel. Sus escenas nocturnas están llenas de tensión y misterio, además suele complementar una ambientación esquemática con tramas mecánicas sabiamente colocadas en lugares estratégicos de la composición. Su narrativa es sobria y contundente; utiliza con solvencia el plano figura para describir las acciones y los primeros planos para las conversaciones. No escatima en planos de detalle ni desdeña el recurso del travelling de aproximación para enfatizar un momento especialmente dramático. Su influencia se puede notar en distintos artistas americanos como Steve Ditko, Albert Feldstein o Bob Kane.
El creador de la serie Lee Falk siempre ha afirmado que Ray Moore era el artista ideal para una strip como The Phantom.

Lee Falk (1911-1999) nació en Saint Louis, Missouri. Su verdadero nombre era Leo Harrison Gross y procedía de una familia de ascendencia judía. Su padre murió siendo un niño y su madre Eleanor Alina se volvió a casar con Albert Falk Epstein del que el joven Lee tomó el apellido al finalizar sus estudios. Se graduó en literatura por la Universidad de Illinois. Comenzó su carrera profesional en una agencia de publicidad de Saint Louis donde conocería al dibujante Phil Davis que se encargaría de dibujar su primera serie Mandrake el mago (1934). Falk vendió la serie a King Features Syndicate mientras aún estaba en la universidad y dos años más tarde repetiría la jugada con una nueva serie titulada The Phantom (1936) que dibujaría Ray Moore, un ayudante de Davis en Mandrake el mago.
Lee Falk compaginó su carrera de guionista de cómics con la de autor, director y productor de teatro, trabajando en varios centenares de obras y llegando a estrenar doce piezas propias. Como director y productor trabajó con actores como Paul Newman, Marlon Brando, James Mason, Eve Marie Saint, Charlton Heston, Shelley Winters o Celeste Holm, entre muchos otros. Durante la Segunda Guerra Mundial colaboró con el ejército estadounidense como responsable de propaganda de la radio KMOX de Saint Louis.
Tuvo tres esposas y tres hijos. El guionista siguió escribiendo sus series Mandrake el mago y The Phantom hasta casi el día de su muerte, acaecida en 1999. Estas dos series se siguen publicando en la actualidad.

Ray Moore (1905-1984) según algunas fuentes nació en Montgomery City, en Missouri y según otras en el estado de Oklahoma. Era hijo de un relojero y joyero que pretendía que encaminara sus pasos hacía la ingeniería, pero en la adolescencia Moore descubrió su vocación artística. Estudió en la Universidad de Saint Louis y empezó su carrera profesional como dibujante publicitario. Su principal influencia fue el dibujante e ilustrador Alex Raymond.
Cuando Lee Falk y Phil Davis empezaron a publicar la strip titulada Mandrake el mago en 1934 para la agencia distribuidora King Features Syndicate, el joven Ray Moore colaboró en ella como asistente del dibujante. En 1936, el guionista de Missouri pensó en él para dibujar la tira de su nueva serie The Phantom que también acababa de vender a la King Features Syndicate. De este modo Moore se convirtió en el primer dibujante de la strip, encargándose de las tiras diarias desde el inicio en febrero de 1936 y también de las páginas dominicales a partir de su estreno el 28 de mayo de 1939.
Participó en la Segunda Guerra Mundial como piloto de las fuerzas aéreas, siendo herido de gravedad a resultas de un accidente. Durante el conflicto tomó posesión de la strip su ayudante Wilson McCoy que realizó tanto las dailies como las sundays. Al terminar la contienda Moore intentó seguir dibujando la serie, principalmente a cargo de las páginas dominicales, pero a finales de 1947 las secuelas físicas y psicológicas del conflicto le imposibilitaron seguir trabajando y dejó definitivamente la responsabilidad del arte a McCoy que permanecería en la strip hasta 1961.
Ray Moore estuvo casado con Claire y permaneció la mayor parte de su vida en Missouri donde murió a principios de 1984 con setenta y ocho años.

La edición de este primer tomo de la serie a cargo de Dolmen Editorial sigue la línea de sus publicaciones dedicadas a los clásicos de la prensa norteamericana, dentro de la Colección Sin Fronteras. El álbum tiene un diseño muy parecido a los tomos dedicados a la misma strip, de una etapa posterior y dibujados por Sy Barry. Es un libro en tapa dura, está bien impreso y tiene un papel adecuado. Hay que hacer especial énfasis en la restauración de las tiras puesto que el trabajo de Jesús Yugo es excelente y mejora con creces las ediciones de esta etapa publicadas recientemente en su país de origen, además la recopilación cuenta con un interesante prólogo a cargo de Rafael Marín y su precio es alto pero no abusivo.

The Phantom. La hermandad de los Singh de Lee Falk y Ray Moore es una excelente oportunidad para acercarse a uno de los personajes fundamentales de las comic strips norteamericanas. No es un ejercicio de nostalgia ni una expedición arqueológica, leer estas tiras diarias en la actualidad supone un placer, algo primitivo, pero lleno intensidad y emoción. The Phantom no es una obra maestra del cómic pero sigue siendo una serie con mucho gancho y plenamente vigente. Después de casi ochenta y cinco años que más se le puede pedir…

Salut!

Edición nacional/ España: The Phantom. Tiras diarias (1936-1937) La hermandad de los Singh. Guion: Lee Falk Dibujo: Ray Moore Formato: Cartoné, 176 páginas Precio: 29’90€ “¡El Fantasma solo advierte una vez!” ¿Hoy en día qué nos puede interesar de la serie The Phantom de Lee Falk y Ray Moore que…
Guion - 7.5
Dibujo - 8
Interés - 9

8.2

Fundador

Una oportunidad única para conocer el origen de un personaje fundamental del cómic clásico norteamericano

Vosotros puntuáis: 8.6 ( 5 votos)
22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Argonas
Argonas
Lector
5 abril, 2020 12:52

El contenido es una maravilla. Pero el continente es otra cosa, por algún motivo han variado el tamaño del álbum con respecto a los otros álbum de tiras diarias dibujadas por Barry, con lo que adios a poder tener toda la colección juntita y bien presentada en la estanteria. El contenido de 10. El formato de publicación, 5 pelao, y por la maravillosa restauración de las tiras, pero lo de cambiar el formato de una colección cuando llevas publicados tres álbumes de determinadas características y tamaño roza la guarrada.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 15:27

Me comenta Jesús Yugo que es por la proporción de las tiras, que en la etapa de Sy Barry es más cuadrada y se optó por hacer el libro más cuadrado y que no sobrará mucho papel. Pero el alto de los libros es igual, de ese modo no desentona en la estantería

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 15:48

Por algún motivo, Jesús no puede conectarse a zona negativa para contestar. Es por eso que lo hago yo por él. Me pide que añada lo siguiente:

“Si hubiéramos publicado estas tiras de Ray Moore en el formato utilizado para la etapa de Sy Barry, las tiras habrían quedado diminutas, pues tienen proporciones distintas, muy horizontales en las de Moore, más “cuadradas” las de Barry. Este tipo de cambios en los formatos de tiras y dominicales eran normales en los periódicos de su tiempo y afectaban a todas las series. Es por eso que a veces tenemos que hacer ajustes en la diagramación de la página o, en este caso, en el formato del libro.
No penséis que estas cosas se hacen por capricho o para molestar al lector.
Vuestros comentarios y quejas son bienvenidos, pero molesta un poco cuando se hacen de manera tan grosera, Argonas. Porque sí, el formato ha variado, como tú dices, “por algún motivo”.”

Argonas
Argonas
Lector
En respuesta a  Ignacio
5 abril, 2020 17:47

Buenas tardes Jesus:
Gracias por la respuesta a través de terceros.
Me gustaría que en lo sucesivo y dado que soy su cliente y creo estar en mi derecho, mantuviésemos una relación mas formal, sin tuteos ni familiaridades y así no caigamos en la grosería o al menos la distinguirá Vd. en seguida del resto del texto.
También tengo que darle las gracias por que su editorial y Vd., el Sr. Casamayor, el Sr. Marin y tantos otros que me olvido, están trabajando mucho y bien en la recuperación de determinado material que, sinceramente, nunca debería de haber abandonado nuestras librerías y me refiero a la colección Sin Fronteras y Fuera Borda.
Lo primero: Lamento haber acudido a un foro de opinión a dar mi opinión. ¿Paradójico, verdad?. Entiendo que no le ha gustado mucho mi publicación, y lo lamento, pero espero que Vd. entienda que por mucho que le pueda haber molestado, no va a cambiar esta opinión, que es cierta, constatable y mesurable. Han cambiado Vds. el formato de la colección, se lo dice alguien que si ha comprado sus Tebeos y ahora mismo lo tiene en sus manos mientras escribe esto. Y eso no lo puede Vd. negar, de hecho no lo niega y apela a los cambios de formato de las propias tiras y que en aras al respeto al formato original se ha cambiado el tamaño del tebeo, pero no su alto, solo su fondo, ya puesto podrían haber variado el grosor, metiendo mas paginas y poniéndolas al mismo precio, por que a fin de cuentas es solo una medida y ¿también respetaríamos el formato original, no?. Le voy a ser sincero, y a riesgo de equivocarme creo que se han pasado Vds. de frenada con el tamaño del tebeo, en un principio empezaron con la etapa de Barry y viendo que la cosa iba bien se animaron con el material de Falk y Moore, cosa que me parece genial y estoy disfrutando mucho, es mas, tendrían que haber empezado Vds. por ahí. Pero creo que se encontraron Vds. con el problema de los formatos y ese es el motivo principal del cambio de tamaño, si, para respetar el formato, pero no por que el tamaño de la tira haya variado, sino por falta de previsión suya y de nadie más. Repito, hasta la saciedad que el contenido es maravilloso e insisto en que seguiré comprándolo, entiendo sus problemas para conseguir el material, entiendo sus problemas para publicarlo, entiendo sus problemas para limpiarlo y darle esplendor y también los aprecio en lo que valen, mucho, muchísimo.
Pero el formato de su colección ha cambiado es constatable y mesurable. ¿Y ahora que hacemos con los tres de en medio? En serio, dígamelo Vd. Esta colección que iba a ser la joya de mi estanteria parece una escalera.

Segundo: No he sido grosero, en ningún momento y si ha dado esa impresión deberá de ser por que Vd. se lo toma como un ataque personal y entiendo por que sabe que el cambio de formato era una decisión editorial cuando menos cuestionable, y se la cuestiono y además como cliente suyo debe Vd. de entender y aceptar que se la cuestione. Repito: el contenido del tebeo es una maravilla, su formato, aunque justificado, no. Lamento mucho que le haya dado esa impresión (el que le haya faltado al respeto), pero no voy a pedir perdón por ser grosero, cuando no lo he sido, en ningún momento le he faltado a Vd. y a su trabajo que ensalzo cuando debo y a la menor ocasión, y me ha parecido muy mal que me haya calificado y llamado grosero (me repito, pero quiero que le quede bien claro) NO he insultado a Vd. ni a ningún miembro de su equipo en ningún momento, sino justo lo contrario.
Es mas, le exijo excusas por esa afirmación de que haya sido grosero. Ni lo he sido, ni lo seré, estoy muy por encima de tales cosas.

A veces envido al bueno del Capitan Haddock, soluciona estas cosas muy bien, muy rápido y de forma muy directa. El se plantaría en su casa, oficina, en este foro etc… y le diría a las claras lo que piensa de su formato. Pero si, es un grosero. Yo no.

Buenas tardes.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 18:13

Te contesto yo, no Jesús:

Te pasas de frenada con tus suposiciones, totalmente erróneas. Puedes creerme o no, pero no has dado ni una.

En segundo lugar, dices que al cambiar de formato se tendría que haber aumentado el número de páginas al mismo precio. Tú del funcionamiento editorial mucho no entiendes, está claro. Y no es un delito no entender de ello, pero hacer determinadas afirmaciones sobre un tema que no se domina denota una llamativa falta de rubor que sería recomendable que fueras corrigiendo.

Ahora te hago la pregunta bien sencilla: ya te ha dicho Jesús que si hubiéramos mantenido el formato, las tiras de este tomo se hubieran reproducido a un tamaño muy pequeño. Prefieres eso antes que tu montaña rusa? Yo, desde luego, como lector, tengo muy clara mi respuesta.

Y sí, usar el término “guarrada” es bastante grosería. Aquí y en Moulinsart.

Saludos.

Argonas
Argonas
Lector
En respuesta a  Ignacio
5 abril, 2020 19:56

Buenas noches:
Vuelve a leer mi mensaje y luego comentas, ninguna de tus respuestas se adecua al contenido del mensaje anterior. Repasa y vuelve.
Y el termino guarrada no es una grosería dependiendo del contexto de la frase, algo que entiendo no pillaste dadas tus respuesta anteriores a mi mensaje.
Por cierto, estáis siendo una mis peores experiencias en internet. Da ganas de no volver por aquí. Y entiendo que eso es lo que gustaría, muerto el perro…

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 20:06

No necesito volver a leer tu mensaje, se entiende perfectamente. Tu prosa no es tan sofisticada como probablemente crees. Y sí, “guarrada” en este contexto es una grosería. Así que no te hagas tanto el digno y discúlpate. Si te molesta que te traten de acuerdo a los términos que tú estableces en una conversación, el problema es tuyo, no de quienes te contestamos.

Argonas
Argonas
Lector
En respuesta a  Ignacio
5 abril, 2020 20:19

No voy a volver a contestarle. El asunto esta zanjado, yo no puedo tener opinión aun que sea contraria a la suya y Vd. si, además de que sea la única posible.
Con respecto a mi prosa, no se preocupe Vd. poco la va a poder seguir leyendo, pero si le molesta con ignorarla es suficiente.
Gracias por nada.
A mas ver.

Rafael Marin
Rafael Marin
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 18:13

Rafael Marin
No, no hemos cambiado el formato. El libro es ligeramente más ancho, por necesidades de la tira. También los tomos de las dominicales de Sy Barry son ligeramente más cortos que las diarias: el formato original obliga.

No se trata de imprevisión: se trata de que no existen materiales y ya veo que no comprendes el esfuerzo que nos supone rebuscar por todo el mundo (y no exagero) el material que pueda ser útil. Cuando vimos que las diarias de Barry eran un jaleo cuya restauración nos iba a llevar un tiempo del que no disponemos, nos pasamos a las dominicales. Y ahora a las diarias desde el principio, con un material del que antes no disponíamos y que nos llegó por medio de los amigos a los que se agradece en el mismo libro. Aun así, hubo que restaurar. Y los tomos siguientes tendrán que ser restaurados.

La única serie que ha cambiado de formato es Flash Gordon, ya que los cinco primeros tomos incluían el complemento de Jungle Jim y ya luego solo las aventuras de Flash (entre otras cosas porque Jungle Jim se vuelve infumable, no hay materiales, y los otro tomos son ya de diarias que no tuvieron a Jim de acompañante). Ahí sí pasamos de formato grande vertical a formato normal apaisado. Creo que no hubo quejas.

Cuando publiquemos las dominicales de Johnny Hazard quizá haya que modificar levemente el formado de los libros de nuestro aviador favorito, ya que las dominicales no tienen las mismas proporciones que las tiras: incluso empiezan en vertical y luego siguen en dominical, una pesadilla logística.

Y me temo que el último número del Tarzan de Hogarth tiene el mismo problema: dejan de ser tiras verticales para ser horizontales.

El “problema” de que Phantom sea más ancho se soluciona sacando los demás un poquito de la estantería. La idea es que este tomo sea EL PRIMERO, y por eso no lleva ningún libro numeración y sí la fecha. Los otros tres no son “de en medio”. Ordenarlos según publicación es un absurdo.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 18:18

Y ahora la respuesta de Jesús:

“ He explicado el motivo del cambio de tamaño, por cortesía, no es mi obligación. Ese cambio de tamaño usted lo califica de “guarrada”, lo que no parece un comentario muy amable.

Tiene usted derecho a opinar, faltaría, yo no le he negado tal cosa, tampoco el derecho a que no le gusten mis explicaciones.

Y una aclaración: usted no es mi cliente, mi cliente es Dolmen.

Un saludo.”

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 18:13

Repetido

Rafael Marin
Rafael Marin
Lector
5 abril, 2020 18:07

No, no hemos cambiado el formato. El libro es ligeramente más ancho, por necesidades de la tira. También los tomos de las dominicales de Sy Barry son ligeramente más cortos que las diarias: el formato original obliga.

No se trata de imprevisión: se trata de que no existen materiales y ya veo que no comprendes el esfuerzo que nos supone rebuscar por todo el mundo (y no exagero) el material que pueda ser útil. Cuando vimos que las diarias de Barry eran un jaleo cuya restauración nos iba a llevar un tiempo del que no disponemos, nos pasamos a las dominicales. Y ahora a las diarias desde el principio, con un material del que antes no disponíamos y que nos llegó por medio de los amigos a los que se agradece en el mismo libro. Aun así, hubo que restaurar. Y los tomos siguientes tendrán que ser restaurados.

La única serie que ha cambiado de formato es Flash Gordon, ya que los cinco primeros tomos incluían el complemento de Jungle Jim y ya luego solo las aventuras de Flash (entre otras cosas porque Jungle Jim se vuelve infumable, no hay materiales, y los otro tomos son ya de diarias que no tuvieron a Jim de acompañante). Ahí sí pasamos de formato grande vertical a formato normal apaisado. Creo que no hubo quejas.

Cuando publiquemos las dominicales de Johnny Hazard quizá haya que modificar levemente el formado de los libros de nuestro aviador favorito, ya que las dominicales no tienen las mismas proporciones que las tiras: incluso empiezan en vertical y luego siguen en dominical, una pesadilla logística.

Y me temo que el último número del Tarzan de Hogarth tiene el mismo problema: dejan de ser tiras verticales para ser horizontales.

El “problema” de que Phantom sea más ancho se soluciona sacando los demás un poquito de la estantería. La idea es que este tomo sea EL PRIMERO, y por eso no lleva ningún libro numeración y sí la fecha. Los otros tres no son “de en medio”. Ordenarlos según publicación es un absurdo.

Argonas
Argonas
Lector
En respuesta a  Rafael Marin
5 abril, 2020 20:13

Estimado Señor Marin:
Aprecio su trabajo, créame y se de su esfuerzo, leí su introducción y me emociono. Si Vd. me dice que no es improvisación, me lo creo. Que se ha cambiado el tamaño no formato (admito la regañina a este respecto) de la colección es un hecho, que hay motivos, si, pero se ha cambiado. Entiendo que entonces Vds. me dejaran a mi tener mi opinión y decidir, aun sabiendo que el contenido es maravilloso que me guste mas o menos la decisión tomada.
Soy una persona individual con gustos y opiniones privadas que he compartido por un foro de opinión. Pero dichos gustos no son apreciados por dos compañeros suyos. No soy un Troll de internet, Sr. Marin, soy persona de bien y eso me hace retirarme de este hilo. De verdad que no pretendía enfangar su trabajo ni el del Señor Cardona.
Pero tengo razón, no se puede acusar a alguien de faltar, cuando no lo hace, por que la falta en si misma es falta y afrenta, y menosprecio al interlocutor.
Sin otro particular agradeciendo su labor quiero que sepa que tiene en mi un fiel seguidor de su trabajo.

Ignacio
Ignacio
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 20:20

Qué original. Darse la razón a sí mismo.

Y se queda tan ancho. Como si le hubieran dado una medalla.

Jesús Yugo
Jesús Yugo
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 20:23

Le he explicado los motivos por los que se cambió el formato de Phantom, creo que con educación, con paciencia y argumentos, pero también le digo que eso no es cosa mía, si no de la editorial para la que trabajo, Dolmen. No es la primera vez que doy un paso al frente y explico el porqué de algo que no ha gustado a un lector, pero sí le digo que es la última, pues la respuesta suele ser mala.
Respeto su enfado y disgusto por una decisión editorial que no comparte.
Un saludo.

Jesús Yugo

Argonas
Argonas
Lector
En respuesta a  Jesús Yugo
5 abril, 2020 20:31

Incumplo lo prometido de no volver a escribir en este mensaje, pero no quiero que piense que no aprecio su trabajo, lo aprecio y mucho Jesús. Que no tengamos la misma opinión no creo que nos desmerezca a ninguno de los dos ni haga que su trabajo valga menos, vale y mucho. Yo lo compro, yo lo leo, yo lo aprecio y colecciono.
Si en algo le he molestado perdón, pero sepa que no era mi pretensión, no creo haberle faltado a Vd. en ningún momento lo digo desde el fondo de mi corazón.
Y por favor que este incidente no les prive de ponerse en contacto con otros aficionados. Si esto fuese se así, para mi seria terrible, y mas siendo mis opiniones el detonante. Por favor no lo haga, sigan como hasta ahora.
Gracias.

Jesús Yugo
Jesús Yugo
Lector
En respuesta a  Argonas
5 abril, 2020 20:45

Usted no es el motivo único, pero insisto en mi decisión de no dar más respuesta a dudas de lectores, lo siento.
Eso no hará que mi trabajo sea distinto.
Le agradezco los comentarios favorables a mi trabajo y, le aseguro que tengo en cuenta las críticas.
Un saludo.

Ein
Ein
Lector
5 abril, 2020 21:47

Buen texto Tristan.
Personalmente, a mí el comentario de Argonas no me parece desacertado teniendo en cuenta las acepciones de la RAE para la palabra “guarrada”, protagonista de este debate.
Sin embargo, como lector de los productos de Dolmen editorial, sí me lo parecen los de Jesús.
En mi humilde opinión.
Un saludo a todos.

Jesús Yugo
Jesús Yugo
Lector
En respuesta a  Ein
5 abril, 2020 23:00

.

Jesús Yugo
Jesús Yugo
Lector
En respuesta a  Ein
6 abril, 2020 10:01

Parece ser que borré mi comentario, lo siento.
Sólo por curiosidad, Ein ¿qué parte de mi intervención te ha molestado?
Un saludo.