Thanos. El Eterno adorador de la Muerte

Por
49
7093

Thanos. Solo con oir su nombre universos enteros tiemblan. Pocos personajes hay en el Universo Marvel que causen tanto pavor como el Titán Loco. Su ansia de destrucción, su nihilismo trascendente, su gran inteligencia y sus deseos megalomaniacos han provocado las mayores crisis conocidas en la editorial, hasta el punto de provocar el fin de todo. Y parece que hay grandes planes para Thanos, no solo a nivel de viñetas, con una nueva novela gráfica, sino también en séptimo arte. Desde su aparición en la escena post-créditos de los Vengadores, muchos han esperado verle en la continuación de aquel blockbuster. Tras confirmar que no va a ser así, ya que el villano de la cinta será Ultrón, tenemos los suficientes indicios para saber que va a tener un papel destacado en Guardianes de la Galaxia, la gran producción Marvel del verano. Qué mejor momento para ofrecer una retrospectiva del adorador de la Muerte.

 

Thanos: años de juventud y desarrollo

Puede resultar extraño decir que comenzamos con Infinito, un evento orquestado recientemente por Jonathan Hickman en las cabeceras vengativas. Éste sería más bien la parte final de nuestro relato. Pero con la importancia que iba tener Thanos en el mismo, en la Casa de las Ideas pensaron que era buen momento para conocer un poco más al denominado Titán Loco. Así que se organizó un relato iniciático a cargo de Jason Aaron y Simone Bianchi titulado Thanos Rising. No tenían una tarea fácil ya que contar la infancia y adolescencia de uno de los mayores asesinos de masas del Universo Marvel no parecía que fuese prioritario ni mucho menos relevante para lo que tenía que venir. En todo caso, el guionista tuvo mucho cuidado de no interferir en lo ya narrado por su creador original, Jim Starlin, y puso todo el énfasis en aclarar los más puntos más oscuros o no desarrollados en la larga vida editorial del personaje.

Lo que sabemos de Thanos en el año 2013, año de comienzo de Thanos Rissing, como ya hemos apuntado, es cortesía de Starlin. Este portento de la creatividad, dibujante, entintador y guionista (artista que merecería un post para él solo) es una de las figuras claves de la Marvel de los años setenta. Nadie como él está tan asociado a la vertiente cósmica, parcela por lo general bastante olvidada en la época. De su imaginación surgieron personajes tan relevantes en el cosmos Marvel como Drax el Destructor, Gamora, Pip el Troll o nuestro protagonista, el imponente Thanos. Sin contar aquellos que no fueron creaciones propias pero bajo su batuta fueron elevados a la máxima expresión, como el caso de Adam Warlock o del Capitán Marvel. Pero volviendo a Thanos de nuevo, Starlin determina que nace en Titán, satélite artificial que orbita sobre Saturno. Allí vive una civilización avanzada de carácter pacífico llamados, obviamente, los Titanes. El gobierno de este idílico lugar recaía en una familia, a cuya cabeza tenemos a Mentor, o A’Lars nombre de pila del sabio soberano, que tiene dos hijos: Eros (que se labrará un carrera como el vengador Starfox) y Thanos. La raza de procedencia de estos seres es conocida como los Eternos. Estos, cuyas raíces son humanas, son experimentos realizados por los Celestiales, dando lugar a especímenes más poderosos y duraderos que los humanos corrientes. La trayectoria de estos Eternos tampoco estuvo exenta de problemas, conflictos y guerras civiles. Un grupo de ellos terminó huyendo de la Tierra, aunque fueron atacados por una flota Kree y se establecieron en la ya citada luna de Titán. De aquellos exiliados nos queda Sui-San, a la que se acabará uniendo Mentor, que se fue de nuestro planeta tras la muerte física de su padre, Kronos, para repoblar Titán. La unión entre ambos da lugar al nacimiento de nuestro protagonista. La contraposición entre los hijos, como trasunto de Caín y Abel, está bastante clara: Eros es la luz y Thanos es la oscuridad. Por razones entonces desconocidas, Thanos se rebeló contra ese paraíso que había construido su padre empezando una carrera frenética de muerte y destrucción. Ahora sabemos que nació con el síndrome Desviante, otra raza creada por los Celestiales, lo que hacía de él una extraña mutación entre los Eternos, todo rabia, ira y destrucción.

La práctica totalidad del bagaje acumulado con el personaje es respetado por Jason Aaron, que nos muestra desde su mismo nacimiento cual ha sido el camino del Titán Loco. Asistimos al feliz momento del alumbramiento, donde el bebé neonato salva la vida tras nacer enredado en el cordón umbilical. La madre del niño, Sui-San, en su primer contacto atisba que lleva la muerte en sus ojos. Mentor evita que su propia mujer acabe con la vida de su hijo. Es innegable que un comienzo tan traumático debe dejar secuelas, pues Thanos lo recordará siempre, a pesar de ser un recién nacido. La vida del joven prosigue en la idílica Titán, donde su inteligencia y su particular apariencia no pasan desapercibidas. Aaron plantea aquí un típica estampa de niño solitario, confuso ante el mundo que le rodea, sin apenas relación con su padre, que pasa su tiempo gobernando Titán, y con una madre encerrada y dada por loca por intentar asesinarle. En esta tesitura nos presenta un personaje femenino fundamental para comprender su evolución. Le da fuerzas, coraje y saca de él lo necesario para proseguir en su búsqueda de respuestas. Y eso pasa por todo tipo de acciones abyectas, impropias de esta civilización. Acompaña al titán desde su infancia, pasando por su juventud y madurez, estableciéndose entre ambos una cercana complicidad romántica nunca consumada. Es este el punto sobre el que pivota el relato; el guionista nos cuenta que Thanos es Thanos por una constante búsqueda nunca saciada. La historia también nos sirve para aclarar las circunstancias de la muerte de la madre y el destino de Mentor y la luna de Saturno. Aparte de abrir el camino hacia el evento Infinito: en un estado de constante frustración, Thanos va causando muerte por el universo pero también dejando numerosos vástagos por allí por donde pasa. Él, que es el avatar de la muerte, no debe permitir que su esencia engendre vida.

imagesCAJ4WFKW
Thanos niño

Esta visión introspectiva de un personaje tan estimulante como Thanos se revela como un quiero y no puedo por parte del guionista. Nos choca ver a Thanos, tan acostumbrado a mirar sin tapujos hacia fuera, concentrado en pensamientos y dudas tan innecesarios para el personaje. Starlin lo definió como el nihilista definitivo, aquel que está tan enamorado de la muerte que era capaz de cualquier cosa para alcanzar su objetivo. A ese respecto, no era relevante saber ni su infancia y ni su adolescencia, más allá de observar el mundo con los ojos de un asesino. Eso sí, Bianchi realiza un trabajo soberbio en cada una de las páginas de la obra. Las planchas del italiano lucen fastuosas, dejando algunas imágenes del Titán loco grabadas en nuestra retina.

Starlin y el cosmos Marvel

Después del pequeño interludio que supone Thanos Rising, al que por arte de retrocontinuidad le correspondía iniciar el repaso, nos centramos en el creador y verdadero impulsor de la figura de Thanos. Tanto que pocos guionistas se han atrevido con él. La conexión entre el Titán Loco y Jim Starlin es tremendamente fuerte y el autor lo utiliza en sus continuas idas y venidas de la Casa de las Ideas. Pero todo comenzó con la colección del Vengador Dorado, en Iron Man#55, allá por el año 1973. El guionista de la cabecera en aquel entonces era Mike Friedrich que, azares del destino, era el compañero de piso de un joven recién llegado a Marvel, nuestro Jim Starlin. Era cuestión de tiempo que ambos acabaran colaborando en la serie del Hombre de Hierro. Friedrich, cargado de trabajo, le pidió ideas a su compañero para un número concreto y Starlin, ni corto ni perezoso, propuso toda un historia que tendrá gran relevancia en el futuro. Iron Man es atacado por dos brutos galácticos conocidos como Hermanos Sangre.La razón de este enfrentamiento proviene de un personaje que debuta en este número, Drax el Destructor. Atrapado y consciente de un terrible peligro envía un mensaje telepático que llega a Tony Stark. Los autores detienen el relato para contarnos su origen: creado por Kronos con el único fin de acabar con Thanos, uno de los hijos de Mentor de Titán, que se había mostrado como un demente y atacado a su propio pueblo. En muy pocas páginas tenemos las primeras encarnaciones de Drax, Mentor, Eros (por cierto, padre e hijo con el tono de piel igual al de Thanos, cosa desechada ya en su siguiente aparición) y nuestro Titán Loco. Nos explica la historia de la luna de Saturno, de la computadora Isaac y nos sirve la primera lucha de Drax e Iron Man contra Thanos. En la parte final parecen derrotar al malvado titán, pero se revela que era un robot. El auténtico había aprovechado la confusión para huir. La semilla del personaje había quedado plantada; ya sólo necesitaba su propio espacio para crecer.

imagesCATIX3AM

Friedrich y Starlin siguieron con la cabecera del Vengador Dorado, en un número además que causó profundo malestar en Stan Lee. Ambos autores plantearon una historia humorística que fue motivo para que Starlin fuera alejado de la serie. Pero no todos estaban descontentos; el entonces director editorial, Roy Thomas, vio un gran potencial en el joven dibujante y le asignó Captain Marvel, sitio ideal, por su carácter secundario, para ser utilizado como banco de pruebas . El tándem Friedrich-Starlin comienza su andadura en el número 25, aunque sería este último el que acabaría haciéndose con las riendas del Capitán Marvel. Prosigue con las peripecias del guerrero Kree instalado en nuestro planeta, con sus cambios con Rick Jones y sus enemigos habituales, los Skrull. Pero pronto seremos testigos del retorno de cierto personaje de piel púrpura. En uno de esos malentendidos entre héroes, La Cosa y Mar-Vell tienen una trifulca, que acaba en el momento que somos testigos de la vuelta de Thanos. Éste, ahora proclamado rey de Titán y flanqueado por la Muerte y un Súper Skrull, está muy interesado en el guerrero Kree. O habría que decir en su parte humana, Rick Jones. El caso es que Thanos sabe que el humano está en posesión de una información, que el mismo Rick desconoce: la localización del arma más poderosa que existe, el Cubo Cósmico. Mediante artificios, consigue el emplazamiento exacto y se dirige con la Dama Muerte a su destino, dejando al Skrull vigilante. Jones se encuentra preso con la resistencia de Titán, Eros Y Mentor, ya que el resto de la población se ha plegado a los deseos de Thanos. Los tres harán frente al Súper- Skrull y al ejercito de Thanos, mientras que el Titán Loco no podrá acceder al cubo debido a la intervención de Drax, su incansable perseguidor. Ambos se enfrentan en una serie de viñetas donde el Starlin más psicotrópico da rienda suelta a su imaginación. Thanos consigue el Cubo Cósmico; los problemas no han hecho más que comenzar.

imagesCA0B4430

 

Mar-Vell es sometido a un viaje marca Starlin para conseguir su consciencia cósmica, cortesía de la entidad Eón, a la vez que se enfrenta al Controlador, aliado de Thanos. Éste espera paciente con el cubo en su poder, aunque no puede evitar algún enfrentamiento con la Cosa o Iron Man. Pero lo importante estaba por llegar y el Capitán Marvel, consciente del peligro, reúne a los Vengadores y a Dragón Lunar (hija de Drax, concebida también por Starlin, primero conocida como Lady Maligna) para la lucha con Thanos; lucha que se antoja como imposible ya que con el poder del cubo, el Titán ha conseguido someter a las más poderosas entidades cósmicas. La puntilla vine dada por la conversión de Thanos en un dios, sin ningún tipo de cortapisa ni limitación. Mar-Vell, Drax, Dragón Lunar, uno tras otro se enfrentan con lo que tienen al nuevo dios. Mantis, la Madonna Celestial entonces en las filas de los Vengadores, consigue señalar el camino al Capitán Marvel: hay que destruir el cubo cósmico mientras que Drax enfurecido no para de atacar a Thanos. Dicho y hecho; a pesar de los esfuerzos del Titán Loco, Mar-Vell destruye el cubo, vaciando de poder a Thanos, quedando inerte en la inmensidad del espacio. Starlin estaba a punto de abandonar la colección. El testigo sería recogido por Steve Englehart, que obvió cualquier participación de nuestro protagonista, a pesar de haberse posicionado como claro antagonista del Capitán Marvel.

El destino de Jim Starlin seguía estando en la parcela cósmica marvelita, solo que ahora su objetivo sería revitalizar un personaje creado por Stan Lee y Jack Kirby, y luego moldeado por Roy Thomas, llamado Adam Warlock. No podemos más que decir que esta serie es todo un viaje metafísico y referencial ambientado en el cosmos profundo. Si Capitán Marvel ya incluía constante experimentación temática y gráfica, Starlin eleva en Warlock esos conceptos a la enésima potencia. Un ser pleno de vida que lleva implícito su propio reverso oscuro, el llamado Magus, o lo que es lo mismo, creación vs destrucción; vida vs muerte. Un Starlin pletórico en sus composiciones unido a unos argumentos que no dejan indiferente a nadie hacen de esta colección una de las joyas de los años setenta. El autor, celoso de sus creaciones, se trajo a Thanos para seguir ampliando su leyenda. Además creó personajes como Gamora o Pip el troll, que han desempeñado su rol largo tiempo en el universo Marvel. Como arranque había que explicar lo ocurrido con Thanos tras la destrucción del Cubo Cósmico. Sabemos que quedó inerte en el espacio, reducido a la mínima expresión pero fue recogido por su nave Santuario, donde pudo recuperar sus fuerzas, dispuesto para entrar en acción.

Warlock por su parte, se encuentra batallando con su reverso oscuro, Magus, ayudado por Pip y Gamora, pero tienen todas las de perder. Acaban derrotados y prisioneros, aunque de repente aparece una mano amiga bastante inesperada: Thanos, el Titán Loco. De manera amistosa se presta a ayudar en la lucha con Magus. Si algo sabemos es que del adorador de la muerte  no hay que fiarse. Así conocemos el origen de Gamora, rescatada por Thanos del futuro donde gobierna el reverso oscuro de Warlock, fue entrenada en Santuario para convertirse en la mejor asesina del universo. Thanos la utiliza para atacar a Magus, aunque el Titán Loco no se verá libre de un enfrentamiento directo con él, a la vez que Warlock intenta reescribir la línea del tiempo para que su reverso nunca llegue a existir. La victoria de Warlock representa una derrota para el avatar de la vida. Thanos sale triunfante, acompañado de Gamora, con el objetivo del genocidio estelar en su cabeza. Starlin prosigue las aventuras del portador de la gema alma pero deja de lado su más apreciada creación. El cierre temprano de la serie, en el número quince para ser más concretos, dejó algunas tramas sin cerrar, lo que en la Marvel de la época no se podía consentir. Así en Marvel Team Up#55 Bill Mantlo y John Byrne conectaban con el último número publicado de Warlock, además de mostrar que había más de una gema alma circulando por el universo. Pero faltaba todavía un cabo suelto y este sería narrado por el propio Starlin, al ser el destino de Thanos el que estaba en liza. Para ello se dispusieron dos anuales, uno en los Vengadores y otro en la serie que protagonizaba la Cosa acompañada de más héroes, Marvel Two-in-One.

Empezamos por Avengers Annual#7. Warlock encuentra a Gamora malherida tras ser atacada por el de Titán. A punto de morir, le cuenta que Thanos planea un genocidio estelar y él es el único capaz de detenerlo. Adam absorbe la esencia vital de Gamora con su gema alma y se dirige a la mansión de los Vengadores con toda la información posible. El Titán Loco no hace las cosas por amor al arte, tenía un objetivo claro cuando se unió a Warlock contra Magus y con esa falsa alianza intentaba hacerse con algo que había descubierto tras su caída en desgracia posterior al cubo cósmico. En un pergamino de un mundo muerto halló una información acerca de seis gemas mortíferas, que unidas tenían un gran poder destructor. Cada una de ellas tenía un dueño, así que se dedicó a ir recolectándolas por el universo. La última estaba en posesión de Adam Warlock, por lo que se hizo pasar por aliado para absorber de la gema los elementos que necesitaba, sin que Warlock fuera consciente. Ahora ha transferido las propiedades de todas ellas a una gran macro-gema con un objetivo, la destrucción de todas las estrellas. El grupo disponible de Vengadores parten a Santuario, a los que habría que añadir al Capitán Marvel, Dragón Lunar y el propio Warlock. Las luchas contra las tropas de la nave se suceden, pero el verdadero peligro es el Titán púrpura que tiene su gema dispuesta para ser utilizada. Thanos acaba con la vida del portador de la gema alma, aunque no logra su objetivo gracias a la intervención de Thor e Iron Man. El Titán Loco se evapora no sin antes jurar odio eterno a los Vengadores. Mientras, Warlock se reúne con Gamora y Pip el Troll en el interior de la gema alma, en aparente tranquilidad para los restos.

Sabemos que esa tranquilidad no va a durar mucho. En Marvel Two-in-One Annual#2 tenemos otra vez a Thanos dispuesto a actuar. Las entidades cósmicas conocidas como el Señor del Orden y el Señor del Caos se encuentran intranquilas ante los últimos movimientos del adorador de la muerte. Para evitar males mayores, reclutan a dos héroes tan alejados de lo estelar como son Spiderman y la Cosa. Thanos, siendo fiel a su palabra, había aprisionado a los Vengadores y tenía en su poder la gema alma de Warlock. Nuestros dos héroes parten al espacio exterior en busca de la nave Santuario. Se tienen que enfrentar con las fuerzas que protegen la nave, mientras Orden y Caos muestran sus intenciones, Adam Warlock debe detener de nuevo al Titán Loco. Los Vengadores son liberados de su prisión y una versión incorpórea de Warlock aparece para dejar a Thanos en una forma solidificada de granito. Broche de oro para un personaje que en manos de su creador había dejado un buen puñado de historias para el recuerdo.

Pero para broche de oro, el que se marcó Jim Starlin con la primera novela gráfica Marvel, titulada de forma nada engañosa “La muerte del Capitán Marvel”, publicada en el año 1982. La llama del guerrero Kree fue apagándose conforme avanzaban los años setenta, hasta que Jim Shooter decidió hacer algo con el personaje. Nadie mejor que Starlin, autor que supo revitalizar la colección en su momento, para darle el cierre necesario. Mar-Vell se muere de cáncer, debido a gases inhalados tras su enfrentamiento con el villano Nitro, y nadie tiene capacidad para salvarle. Ni los sabios de la Tierra, ni Mentor de Titán; todos los héroes Marvel están ahí en su último aliento. Cuando se acerca su momento es Thanos, aquel que fue su más formidable rival, el que le lleva hasta los brazos de la Dama Muerte. El Titán Loco, en un estado inerte desde que se convirtió en piedra, es el que acompaña al Capitán Marvel en su último viaje. Estando Starlin de por medio, raro era que Thanos no tuviera su momento.

untitled 5
El viaje final del Capitán Marvel
La Trilogía del Infinito

Starlin sale de la Casa de las Ideas y nadie parece acordarse de Thanos. No será hasta la vuelta de su creador, ya en 1990, cuando volvamos a tener noticias de él. El retorno de Starlin a Marvel, tras varios años en DC, le vuelve a colocar en el ámbito cósmico, esta vez sustituyendo a Englehart en Silver Surfer #34. Rápidamente, giró la atención a hacia uno de sus personajes predilectos, dejando al pobre Norrin Radd como comparsa en su propia serie. El caso es que Estela Plateada se retira descansar a un planeta en apariencia abandonado. En una aventura de corte onírico, es testigo de la resurrección de alguien desconocido para él. Para nosotros no tanto, ya que se trata de Thanos. Poco a poco el guionista nos va preparando para la historia que a venir a continuación, donde los niveles de poder del Titán Loco romperían los registros. De momento le hace partícipe de sus intenciones de erradicar el cincuenta por ciento de la población del universo. Estela acude raudo al encuentro con Vengadores para hacerles sabedores del futuro que les espera. Y no se quedará ahí, encuentros con el Hombre Imposible, Mentor y Eros de Titán, a la vez que se tropieza con un renacido Drax el Destructor, con un aspecto físico más bruto pero con una inteligencia mermada. Thanos por su parte reclama su nave y su tripulación a Nébula, autoproclamada como la nieta del Titán Loco. Thanos le da un severo correctivo a su “nieta”, mientras sigue rindiéndole cuentas a la señora Muerte. Silver Surfer se enfrenta en combate singular con Thanos, acabando con él. Pero Starlin rápidamente nos muestra el engaño: el adorador de la muerte se dispone a emprender la búsqueda de las gemas alma, por lo que su falsa muerte es una treta para poder centrarse en objetivos mayores. El autor continuará las historias de Norrin Radd en la cabecera ya libre del influjo de Thanos.

untitled

Para hacer frente a la búsqueda de las preciadas piedras, a partir de ahora conocidas como Gemas del Infinito, Starlin dedica un especial de dos números con más páginas de lo habitual llamado Thanos Quest. El autor se propone darle al Titán Loco la mayor cantidad de poder reunido en su ya largo historial de megalomanía. Todo para obtener el reconocimiento de la Dama Muerte. ¿Pero que son esas gemas y que poderes otorgan? Pues la unión de las gemas te hace poseedor de capacidades ilimitadas. Vamos a verlas una por una:

–         Gema del Espacio: con esta uno puede transportarse a sí mismo o a quien desee de inmediato al lugar que le apetezca. No existe límite, ya que incluso permite estar en varios localizaciones a la vez

–         Gema de la Mente: acceso a la mente de cualquier ser vivo, sea cual sea su naturaleza. Control total sobre los pensamientos, sueños y aspiraciones de los seres vivos del universo

–         Gema del Poder: respalda la fuerza de las otras gemas y da acceso a una fuente de poder ilimitada

–         Gema del Alma: herramienta de manipulación de la esencia espiritual de los seres vivos. Y también de los muertos. Puede convertir un ser pacífico en un bárbaro desalmado. Era la gema originaria de Adam Warlock.

–         Gema de la Realidad: da el poder de revocar todas leyes científicas conocidas. Es la más poderosa de ellas y requiere el uso conjunto con las otras piedras si no se quiere destruir la propia realidad.

–         Gema del Tiempo: control total sobre el flujo del tiempo, deteniéndolo o acelerándolo al gusto del portador.

untitled 4
Thanos y el Guantelete del Infinito

Thanos conoce el emplazamiento exacto de cada una de ellas, por lo que emprende la búsqueda haciendo frente a los poderosos portadores. Su primera parada es el Nexo de la Realidad, donde se encuentran el reino compartido del Caos y el Orden. Allí se encuentra preso el Intermediador, uno de los Primigenios que pueblan el cosmos Marvel, que tiene bajo su control la Gema Alma. Thanos le ayuda a escapar de su prisión, pero es una treta que le deja vendido ante el Señor del Caos y el Maestro del Orden. Su siguiente destino es el planeta Tamara, donde el primigenio Campeón se yergue victorioso en un combate continúo. Debido al carácter visceral del primigenio, consigue derrotarlo con artimañas y conseguir la Gema del Poder. Su siguiente víctima es otro primigenio llamado el Jardinero, un ser pacífico que se dedica a generar vida y que ya ayudó a Warlock en una lucha contra el Extraño. Con su muerte Thanos consigue la Gema del Tiempo. Éste sigue imparable su búsqueda y consigue derrotar al rápido Corredor con la Gema del Tiempo. Y no solo eso, lo convierte en un bebé para intercambiarlo con el Coleccionista, otro primigenio cuyo hobby es recolectar seres para su gran colección. Thanos ha conseguido de una tacada dos gemas: la de la Realidad y la del Espacio. Su último destino es el Gran Maestro, al que vence en su propio territorio, obteniendo la Gema de la Mente. La búsqueda está completa, todo el universo y la existencia pertenece a Thanos gracias a las gemas, ahora perfectamente ensambladas en un Guantelete. Pero la victoria no es total, la sumisión de su añorada Muerte no es lo que buscaba. Aún así, Thanos y su Guantelete del Infinito emprenden su misión aniquiladora de la vida.

La “Saga del Infinito” (Infinity Gaunlet 1-6) recoge la peripecia de Thanos en su misión destructiva e involucrará a gran parte del Universo Marvel, además de los personajes fetiches de Starlin: Gamora, Drax o Warlock. El Titán Loco se ha convertido en un dios al poseer todas las Gemas del Infinito. Mefisto, demonio taimado, le propone ser su acólito, mientras que Thanos construye un monumento cósmico a la Muerte desde donde dirigirá sus operaciones. Tanto en el planeta Tierra como en el cosmos empieza su labor, arrebatando vidas y reduciendo la población del universo. Uno de los tributos que le ofrece a la Dama Muerte es Nébula, en un estado deplorable desde que dio buena cuenta de ella tras su resurrección. También Eros es torturado ante los ojos de la Parca. Los dioses de los panteones más importantes se reúnen y se ven impotentes ante el poder de Thanos. Asistimos a la resurrección de Warlock, pieza fundamental en la historia junto a Silver Surfer. Thanos se permite asistir al funeral de Eón, en el que se encuentra con Quasar, enviando Thanos a los antiguos portadores de las bandas cuánticas (Quasar#26-27). Como curiosidad, aquí Wendell lleva ya su flamante nuevo traje, mientras que en la saga del Infinito todavía mantiene el clásico.Los héroes disponibles, ya que muchos han desaparecido, se organizan para atacar al Titán en su propio santuario. Adam y Estela reúnen a los principales seres cósmicos que se verán arrastrados a la pelea si no quieren perecer. Thanos y su poder implacable es prácticamente indestructible, usurpando el lugar de la entidad Eternidad y controlando el universo. Pero parece que nadie cuenta con Nébula, que consigue arrebatar el Guantelete a su “abuelo”, por lo que ella pasa a ser el enemigo a abatir. Warlock organiza la resistencia de los héroes todavía disponibles a los que se une Thanos. En una despiadada lucha final, el guantelete queda libre para pasar a quedar bajo el control de Adam Warlock, que determina el fin del conflicto. El antiguo portador de la Gema Alma, acompañado de Pip y Gamora, localiza al Titán Loco, que siempre cuenta con un plan de escape y en este aparente retiro dejamos a Thanos. La saga del guantelete marcó el status de villano temible y poderoso, cuya sola aparición hacía temblar al más pintado de los héroes. Starlin sigue dotando de una personalidad terrible al nihilista definitivo. La saga fue un completo éxito, gracias también a la participación en el apartado artístico de un gigante de los lápices como es George Pérez. A pesar de que no pudo acabar la serie, tarea que recayó en Ron Lim, su aportación se torna fundamental en una obra de tal magnitud.

imagesCAMB30F6
Portada de George Peréz para la saga “El Guantelete del Infinito”. Simplemente, genial

La buena aceptación de la historia supuso que Starlin siguiera jugando con los conceptos allí desarrollados. Para empezar, Adam Warlock es el ser supremo del universo al poseer todas las gemas. Pero es sometido a juicio por el Tribunal Viviente y determina que las piedras deben separarse. Para ello se crea la Guardia del Infinito, donde un héroe cósmico queda como guardián de una de las gemas: Pip, Gamora, Drax, Dragón Lunar, Thanos y el propio Warlock componen este grupo que incluso llegó a disponer de serie propia. Pero el guionista, unido a Ron Lim en labores gráficas, no se detuvo ahí. Planteó una continuación en 1992 llamada “La Guerra del Infinito”. Nos trae de vuelta a Magus, reverso oscuro de Warlock, que tiene bajo su control varios cubos cósmicos. Thanos se da cuenta de ello y avisa a la Guardia del Infinito. También Kang y Dr. Muerte se alían para conseguir alguno de los cubos. Por otro lado, Galactus será fundamental en la trama ya que es consciente del peligro y se pone en contacto con Estela Plateada y el Dr. Extraño. Esto involucra a los héroes de la Tierra. El Devorador de Mundos acude al Tribunal Viviente para que permita la reunión del Guantelete del Infinito. Warlock se puso manos a la obra y cuando tenía todas las piedras fue secuestrado por Magus, convirtiéndose en un ser todopoderoso. El enfrentamiento entre las dos partes de Warlock es el envite final de esta serie, con los seres cósmicos principales como testigos. Warlock aprisiona al Magus en su Gema Alma, salvando el universo de nuevo.

La Guardia del Infinito sale reforzada de su lucha con Magus y continúa su andadura. Se encuentran con Thor, bajo los efectos de la “locura del guerrero” y no son capaces de reducirlo. La solución es llevarlo al escondite de Thanos, donde el Titán deberá hacer frente al Dios del trueno. A pesar de poder detenerlo en un primer momento, acuden a Asgard, a pedir audiencia a Odín. Pero sus intenciones son malinterpretadas y se produce una confrontación entre asgardianos y Guardia del Infinito. Thanos hubo de enfrentarse al mismísimo Señor de Asgard y solo la intervención de la señora Sif puedo templar los ánimos. Con la recuperación del Odinsón, Thanos y la guardia abandonan el reino dorado para proseguir sus aventuras.

Y como colofón a la primera trilogía de Starlin, tenemos “La Cruzada del Infinito” en el año 1993. Para esta nueva aventura partimos del momento en que Warlock, al ser guardián de todas las Gemas del Infinito, se vació de todas las emociones, las negativas y las positivas. Las negativas se tornaron en Magus y las positivas en un ser femenino que se hace llamar la Diosa. En apariencia aliada, exilia a Warlock a una dimensión lejana y empezó a reclutar héroes terrestres para erradicar el mal del universo. En posesión de cubos cósmicos robados al Magus, creó un planeta nuevo llamado Paraíso Omega, que sería su cuartel general y allí daría forma al Huevo Cósmico, unión de todos los contenedores de poder. Warlock atrapado en la dimensión, recibe la ayuda de Thanos y ambos hacen un pacto con Mefisto. Adam se introduce en su contrapartida femenina y ve sus verdaderas intenciones: la destrucción del universo. Thanos será pieza fundamental en la derrota de la Diosa, siendo el encargado de usar la Gema Alma para el golpe definitivo. El Titán Loco fue el responsable de destruir Paraíso Omega y el Huevo Cósmico, además de engañar, en una jugada genial, al demonio Mefisto.

Las muchas vidas (y muertes) de Thanos

Thanos se encuentra aburrido, sin un reto a la vista, y constantemente rechazado por la Dama Muerte, se embarca en la búsqueda de una fuente de información conocida como Oráculo. Para ello recluta un grupo de villanos para que le ayuden en su cometido, entre los que s encuentran el Hombre de Titanio, Nitro, Rhino o el Super-Skrull. Se deshará de sus peones cuando consiga su objetivo. Gracias a Oráculo conoce a una creación de Galactus llamada Tirano y decide hacerle frente. En una confrontación cósmica en la que participan el Titán, Terrax, Ganimedes y Sota de Corazones, el peligro viene por parte de Morg, el más peligroso de los heraldos de Galactus. En su viaje por el universo conocerá al hijo del Capitán Marvel, Genis-Vell, haciendo las veces de su padre, o por lo menos intentándolo. También tendrá tiempo para pasearse por la Tierra Salvaje, donde utilizaría al hermano de Ka-Zar para sus fines. Incluso llegaría a compartir aventuras con Hulk o Nate Grey, el mutante conocido como X Man. Thanos protegió a su amada Muerte, escondida en el interior de Marlo Jones, la mujer de Rick Jones, entonces compartiendo vida y aventuras con el Capitán Marvel (en este caso Genis-Vell). Otra versión de la Muerte, llamada el Caminante, intenta destruir a su amor y Thanos no va a dejar que eso suceda.

De todas estas historias, cuyo nexo de unión es que ya no están narradas por Jim Starlin, destaca la epopeya que le dedicó Dan Jurgens en la colección del Dios del Trueno. En Thor vol2 #21 asistimos al regreso de Thor a Asgard, solo para encontrar un rastro de destrucción provocado por Mangog, uno de los más peligrosos rivales de los asgardianos. Thor se enfrenta a él con todo el poder del Mjolnir, mientras que en la sala del trono tenemos la revelación del enemigo detrás del ataque, Thanos. Éste busca el Mapa del Fin Absoluto, que describe la localización exacta de “El Elegido”, alguien que le dará el poder suficiente para destruir toda la creación. Con el mapa, la Piedra de la Iluminación, el Cáliz del Día Final, el Titán Loco sólo necesita las lágrimas de “El Elegido”, una chica llamada Tarene, que más adelante se hará llamar Thor Girl. El Dios del Trueno es vapuleado por Mangog, provocando las deseadas lágrimas. Thanos lo ha vuelto a conseguir; de nuevo con un poder ilimitado, se dispone a arrasar el universo. Thor solo cuenta con un aliado, el Señor del Fuego, antiguo heraldo de Galactus, y la presencia del Registrador, para dejar constancia. Odín no iba dejar perecer a su hijo así como así, por lo que manda forjar unas armas especiales para ayudar a Thor. Con ellas consigue destruir la Piedra de la Iluminación, auténtica fuente de su poder, en una épica batalla narrada magistralmente por John Romita Jr. Las lagrimas de Tarene, sin la protección de la piedra, causan la muerte instantánea de Thanos.

El hijo de Mentor se había convertido en un personaje popular. Tras la salida de Starlin de Marvel, después de la Cruzada del Infinito, había pasado a tener apariciones recurrentes en distintas colecciones. Con la vuelta (otra vez) de su creador, éste manifestó su disgusto por la forma en que otros guionistas habían tratado a su criatura (entre ellos, el relato de Jurgens que acabamos de ver). Para arreglar esto, Starlin se sacó de la manga un recurso que le servía para negar esas historias: no había un único Thanos, sino que en un momento dado el Titán se propuso tener descendencia y se dedicó a fabricar reproducciones suyas mezclas de androide, clon y duplicado místico. En definitiva, las historias que no pasaban su filtro, pasaron a la posteridad como obra de sus duplicados. Todo ello nos lo cuenta Starlin en otra mini-serie de seis episodios llamada El Abismo del Infinito. En realidad es otra vuelta de tuerca a los temas que siempre le han interesado, recuperando a los personajes que mejor ha sabido tratar. La historia nos sitúa en diferentes escenarios; por un lado tenemos a las réplicas, que convencen a Dragón Lunar para que reviva a Adam Warlock, vuelto a su estado primigenio. Éstos duplicados tienen grandes planes destructivos. Por otro lado, las apariciones de cubos cósmicos atrae la atención del Dr. Extraño, que ve como sus compañeros Los Defensores son absorbidos por uno de ellos. Otros personajes importantes son Capitán Marvel (Genis-Vell) y Spiderman. Éstos son atraídos a casa de una familia normal norteamericana, solo que empiezan a recibir ataques de las fuerzas de Thanos. El auténtico Titán Loco se encuentra con Gamora y le cuenta toda la historia de sus dobles. Warlock, renacido otra vez, se desplaza hacia un lugar ancestral donde descansa un concepto abstracto de carne y hueso, Atlez. Este le comunica a Adam que su tiempo está llegando a su fin y que encuentre a una niña humana llamada Atleza Lagunn. Es la niña que estaban protegiendo Spiderman y Genis. La batalla de los héroes contra los duplicados malvados de Thanos continúa y la última versión es un modelo Galactus. El Titán Loco se posiciona al lado de los terrestres para acabar con los molestos dobles, que tantos quebraderos de cabeza le han proporcionado. Atleza toma su lugar como entidad abstracta, con el consejo de Warlock y Gamora, mientras que Thanos, tras deshacerse de sus duplicados, vuelve a sus intenciones destructivas.

untitled 7
Portada de Marvel The End con Akenatón de protagonista

En Marvel dieron salida a una serie de historias que contaban el fin de los personajes más importantes, siempre fuera de la continuidad. Conocidas como The End , esta iniciativa contó con autores de prestigio y consiguió el suficiente éxito para que se fueran publicando durante bastante tiempo. En 2003 pensaron que sería interesante ir un paso más allá y plantear el fin de todo el Universo Marvel ¿Y quién mejor que el nihilista definitivo para tales menesteres? Starlin, que tenía merecidamente ganado el título de Míster Muerte entre sus colegas, fue el encargado del proyecto, tanto de la parte gráfica como de los guiones, haciendo partícipes a todos los personajes Marvel, cósmicos y terráqueos. Y además lo integraría en la continuidad. Lo primero que hay que decir es que nadie se lleve a engaño, Thanos va a ser nuestro hilo conductor y principal protagonista de la trama. Pero antes sepamos la historia de Akenatón. Este faraón egipcio no es un personaje inventado por el guionista, sino que existió realmente, siendo además conocido por ser el impulsor de la Revolución de Amarna. Fue el primero en implantar un culto monoteísta, al dios Atón (Dios Sol), sustituyendo al dios Amón, hasta ahora el predominante. Este cambio religioso fue seguido de cambios sociales y estructurales. Starlin nos habla de él en clave fantástica, de cómo nunca se ha encontrado su tumba ni su momia. Sabemos que fue llevado por fuerzas extraterrestres y ahora ha retornado para reclamar la Tierra, pleno de poder cósmico y al servicio del Orden celestial. Reúne a todos los líderes mundiales, entre los que se encuentran personalidades tan destacadas como Bush Jr o el Dr. Muerte, para dejar claro que nadie puede oponerse a sus intenciones. Los héroes Marvel poco pueden hacer ante el gran poder del faraón, así que Thanos se posiciona como principal oponente. Y consigue su objetivo al derrotar a Akenatón, robando el poder supremo que poseía. El Titán, de nuevo con poderes más allá de cualquier imaginación, enloquece y borra toda la existencia. Sólo Warlock permanece e intenta convencerle de lo equivocado de sus acciones. Warlock le acerca a la Dama Muerte que, después de tantos intentos, tanto tiempo anhelándolo, consigue no solo que le hable, sino que le bese. Se ha producido el triunfo de Thanos. Decide entonces revertir todo el proceso, dejándolo como estaba antes de la llegada de Akenatón, con el resultado de que es el propio Thanos el que paga las consecuencias.

La buena aceptación de estas historias fue el espaldarazo definitivo para el Titán Loco tuviese serie propia después de tantos años circulando por el cosmos Marvel. Starlin manejaría sus destinos como autor completo y los últimos acontecimientos serían la base donde habría que comenzar. Thanos, meditabundo por sus recientes acciones, siente que ha cometido demasiadas acciones malignas. Recibe la visita de Adam Warlock en el planeta Rigel-2, totalmente destruido. Thanos le cuenta la historia: uno de sus duplicados arraso el planeta de los rigelianos en su búsqueda de información para llegar hasta “El Elegido” (Thor Annual 2000, a cargo de Dan Jurgens). El Titán Loco quiere reconstituirse y eso pasa por ayudar a la nueva colonia rigeliana, Rigel-3. Se dirige hacia allí acompañado de Adam Warlock y como ya se podía intuir no es muy bien recibido. Pero los habitantes de la colonia tienen un problema mayor, la llegada de Galactus. El conflicto entre Thanos y el Devorador de Mundos no se hará esperar. En su nave Santuario, y de nuevo acompañado de secundarios habituales como Pip o Dragón Lunar, preparan la estrategia de batalla. Cuando un peligro aún mayor se atisba en el horizonte, un parásito interdimensional llamado Hambre, que le pondrá las cosas muy difíciles tanto a Galactus como a Thanos.

Con el fin de esta gran epopeya se acaba la etapa Starlin en la serie, continuada por Keith Giffen y Ron Lim. El nuevo guionista cambia el tono, alejándolo de los grandes conceptos, y lo acerca a lo mundano, si se puede decir así ya que hablamos de historias cósmicas. Nos traen de vuelta el Crujido, en los confines del universo, donde se ahora se emplaza una prisión conocida como Los Kyln. Hasta allí se dirige Thanos para conocer de primera mano la legendaria prisión, que es fuente de energía incalculable. Dentro de ella se encontrará con un personaje cósmico largo tiempo desaparecido, el llamado Todopoderoso. Hay que afinar la vista, pues muchos lo recordamos con su cacareada forma ochentera, que aquí ha dejado de lado. Ahora es una bella mujer de tez color plata y cabellos blancos, además de contar con un nuevo nombre, Kosmos. El enfrentamiento de Thanos con Kosmos será todo un acontecimiento en la prisión, que tiene ilustres moradores como Gladiador de la Guardia Sh’iar, cuya misión encubierta es vigilar al Todopoderoso mujer, y Peter Quill, el legendario Starlord, que tan importante será en el resurgir galáctico posterior. Giffen le da una acompañante al Titán Loco llamada Skreet, un ser primordial alado y de pequeño tamaño, que le será de gran ayuda cuando se enfrente al Caído. Este antiguo heraldo de Galactus es el último enemigo que se busca Thanos en la colección, que echa el cierre en el número doce. El camino de redención planteado por Starlin para el Titán Loco es abandonado tan pronto como entra en liza Giffen, que, junto a Dan Abnett y Andy Lanning ( D’n’A a partir de este momento), darán un vuelco de 180 grados a la parcela galáctica Marvel. Algo grande se estaba preparando y Thanos tendría su papel en ello.

images
Thanos y Galactus lcuhando contra Hambre
La Oleada Aniquiladora

Hay eventos que no sirven para mucho (algunos los llamarían sacacuartos) y otros que transforman la realidad de una cabecera o parcela editorial. Aniquilación pertenece claramente al segundo grupo, dando una nueva perspectiva del cosmos Marvel y redefiniendo a personajes que llevaban largo tiempo olvidados o minusvalorados. Con Keith Giffen como principal arquitecto, al que se suman D’n’A, Javier Grillo-Marxuach o Simon Furman en tareas de apoyo para las diversas miniseries, nos presenta una gran invasión del universo por parte de Annihilus , conquistador insectoide de la Zona Negativa, y sus numerosas hordas. Todos los héroes cósmicos se ven implicados, con una evolución importante de Drax el Destructor (que abandona su forma de intelecto reducido) o la puesta en valor de Richard Rider y el cuerpo Nova, entre otros. Pero estamos aquí para hablar de Thanos y el Titán Loco se verá en medio de este asalto aniquilador. El primer objetivo de Annihilus es la prisión La Kyln, fuente de valiosa energía, desencadenando una crisis a escala interplanetaria. Consiguen apresar a distintos seres superpoderosos, entre ellos Galactus. Thanos se muestra como asociado del gobernante de la Zona Negativa. Su principal interés es el conocimiento, por lo que Thanos se dedica a estudiar al Devorador de Mundos, con fines propios. Tiene tiempo para hacer una visita a Titán, su planeta de origen, acompañado de Skreet, donde encuentra a Phyla-vell, hija del Capitán Marvel original y a Dragón Lunar. Thanos se lleva a Dragón, mientras que Phyla le cuenta lo ocurrido a Drax. Éste, furioso, no tendrá otro objetivo que acabar con él. Mientras, Thanos se va alejando de la influencia de Annihilus, con Dragón Lunar de testigo. Ésta empieza a ser consciente de que el Titán Loco puede que sea su mejor baza, pero no cuenta con Drax, que aparece en escena con la firme intención de eliminarlo. Heather intenta que su padre entre en razón pero no lo consigue; Drax sigue empeñado en matarlo y aprovecha que Thanos intenta liberar a Galactus para acabar con su vida. La impactante imagen de la muerte de Thanos cierra la participación del adorador de la muerte en el evento, en el que las fuerzas cósmicas consiguen dar buena cuenta de la Oleada Aniquiladora.

imagesCA9M665B

La buena acogida de la serie dio lugar a una continuación, Aniquilación: Conquista, de la que no vamos a hablar ya que Thanos no tiene participación. Abnett y Lanning se encargan de dar forma al nuevo panorama surgido de esos eventos, en dos cabeceras principalmente: Nova y Guardianes de la Galaxia. La nueva formación de los protectores del universo será la serie en la que veamos la enésima resurrección de Thanos. El equipo liderado por Peter Quill se encuentra batallando con el reverso oscuro de Warlock, Magus, sustentado por la poderosa Iglesia Universal de la Verdad. La matriarca tiene bajo su poder una vaina de la que se supone debe surgir el verdadero Warlock. Phyla-Vell, engañada por Maelstrom (híbrido de Desviante e Inhumano que sirve a la entidad abstracta Oblivion), procede a abrir la vaina con la consiguiente sorpresa: es Thanos renacido. Sabemos entonces que tras su muerte a manos de Drax, quedó vagando en el espacio y fue recogido por Adam Warlock. Éste, sabedor que el Titán es de los pocos capaces de contrarrestar su mitad oscura, lo envuelve en un capullo cósmico, dejándolo para lo que encuentre la Iglesia. Y desde entonces ha estado con ellos. Por otro lado, tras los desastrosos sucesos de Guerra de Reyes (el enfrentamiento entre Vulcano y Rayo Negro) se ha producido una grieta en el cosmos que preocupa a todos los integrantes del universo Marvel. Esa falla es la puerta de entrada a otro universo conocido como el Cancerverso, ya que en él se ha conseguido desterrar a la muerte. Terribles contrapartidas del universo 616 pueblan este nuevo mundo dominado por una versión alternativa del Capitán Marvel. Thanos y el grupo principal de Guardianes se internan en la grieta, mientras que el resto de seres cósmicos intentan detener la invasión que poco a poco se va conformando. Dentro del Cancerverso reciben la ayuda de la Visión y la Bruja Escarlata de este universo. Ésta transporta al grupo al lugar exacto donde la Muerte fue erradicada. Allí se encuentra con Mar-Vell y sus Vengadores y comienza la batalla final. Thanos, que a listo no le gana nadie, consigue introducir a la Muerte, que termina con el Capitán Marvel. Los guardianes deben retirarse de este universo pues va a ser destruido. Pero Thanos está furioso ya que la Dama vuelve a darle la espalda de nuevo. Nova y Starlord deciden quedarse a entretener al Titán para que muera con el Cancerverso. Pero ello conlleva su sacrificio personal. Con este épico final D’n’A se acercan al último tramo de su etapa en las colecciones cósmicas y para Thanos supone un cierre temporal a la altura del personaje.

Infinito

Thanos, el eterno adorador de la muerte, no es alguien que permanezca enterrado mucho tiempo. Aún así, las circunstancias de su salida del Cancerverso no han sido todavía explicadas. Lo vimos aparecer en Vengadores Reunidos, a vueltas con el cubo cósmico, y en Guardianes de la Galaxia de Brian Michael Bendis, donde Tony Stark descubrió los fallos de su arma cósmica y pudo resolver otra gran crisis planetaria. Pero el gran evento, el que podíamos marcar como la vuelta del Titán Loco, es Infinito. Jonathan Hickman había utilizado el Guantelete del Infinito en sus Nuevos Vengadores, donde los Iluminatti se ven envueltos en asuntos de mundos paralelos y tierras alternativas. Thanos organiza su Orden Negra, con algunos de los más peligrosos seres del universo, y empieza una conquista a gran escala a través del cosmos con ellos como lugartenientes. La principal obsesión del Titán será la búsqueda de posibles descendientes que haya dejado por el universo. El último de ellos se encuentra en el planeta Tierra, escondido entre una facción de los Inhumanos. Además, Thanos tiene en mente conseguir las gemas del Infinito. La lucha entre el adorador de la Muerte y el rey de los Inhumanos dio lugar a la explosión de una bomba terrígena, que otorgó poderes a todos aquellos que llevaban genes inhumanos a lo largo y ancho del planeta. Thane, que así se llama el vástago de Thanos, se enfrentó a su padre y consiguió dejarlo atrapado en un constructo, aunque sabemos por experiencia que el Titán es difícil de atrapar por mucho tiempo. Nos queda la explicación de su salida del Cancerverso, al igual que la de Peter Quill, que nos ha sido prometida por Bendis en Original Sin. Eso y el destino del primer Nova, Richard Rider.

untitled 8
Thane, el hijo del Titán Loco

 

Y de nuevo saludamos el retorno del creador original del personaje. Jim Starlin ha vuelto a Marvel con un par de proyectos bajo el brazo. Raro es que alguno no tuviera que ver con Thanos. Así que de momento nos ha dejado un Thanos Annual#1, que sirve como repaso al personaje y preludio a su gran proyecto, una nueva OGN Marvel titulada “Thanos: Infinity Revelation”. Conociendo a Starlin podemos suponer que Warlock andará por allí, al igual que Drax y Gamora. De ella tendremos buena cuenta dentro de poco y veremos si el autor conserva el toque que le hizo legendario. Siempre es buena noticia tener al creador original trabajando con su personaje, más si hay una unión tan especial entre creación y creador como en el caso que nos ocupa.

49
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
49 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
18 Comment authors
Arturo PorrasRetranqueiroJuan Luis DazaDynamo JoeElric Recent comment authors
Recientes Antiguos
Wolvie
Lector
Wolvie

Genial, la copié y pegué en un archivo word para leerla con mas tiempo y detenimiento más tarde!!!!! Estaba esperando algo así!!!!!

Alejandro Ugartondo
Autor

Excelente artículo para uno de mis villanos favoritos de Marvel. Para mi está claro que quien ha sabido tratar mejor al personaje ha sido Starlin, seguido por DnA que no lo usaron mucho pero lo usaron bien. En cambio la aportación de Aaron a su origen no acaba de convencerme y me falta por leer lo que ha hecho Hickman, que no es santo de mi devoción precisamente.

Me parece todo un acierto por parte de Marvel haber escogido a Thanos como la gran amenaza de su universo cinematográfico y tiene pinta que Los Vengadores 3 tendrá mucho que ver con la Saga del Infinito, lo cual me alegra mucho

jorgenexo
Lector
jorgenexo

En cierta medida, tirando de Thanos “neutralizan” una más que posible utilización por la competencia del peorsonaje del que mama, Darksheid.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

En la peli de los Guardianes, digo, que me explico como el culo.

Number H
Lector
Number H

Se que con todas las alabanzas que tuvo el resurgimiento de la parte cósmica por parte de Giffen y D’n’A. Es raro que a alguien no le gustara pero a mi no me convencio, no me gusto.- Me parecio muchas veces escrita sobre la marcha, y con un baile perverso de dibujantes, a cual peor.-
Pero sobre todo porque amo con todo mi ser, la obra de Jim Starlin, y que Thanos, Warlock o Drax, no tengan la voz que les da Starlin pues para mi es como si fueran clones, robots, es decir no son los verdaderos.-
Me alegra mucho su vuelta a Marvel y a sus personajes.-

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A mí lo que peor me pareció de infinito fue precisamente el comportamiento de Thanos, tan poco coherente con la evolución del personaje. De la noche a la mañana se sacan ese rollo de los vástagos de Thanos y pasamos a tener de nuevo un villano malvadísimo y sin matices.

Esto requeriría saber qué pasó en el cancerverso y tengo curiosidad como integra Starlin esta pequeña involución de Thanos en la novela gráfica.

Nacho Teso
Autor

Grandísimo artículo. De Thanos he leído poco, me guardo esto como guía de lectura.

Alejandro Ugartondo
Autor

@Ultron: Conociendo a Starlin y como se las gasta con los que usan a “su” personaje, lo más seguro es que diga que era un doble robótico o algo por el estilo 😉

Antoine
Lector
Antoine

Impresionante, el que no se entere de todo la historia de Thanos es ya porque no quiere. La labor divulgativa de Zona Negativa en lo que a comic de superhéroes se refiere es tremenda.

batlander
Lector
batlander

Aqui otro al que no le gusto la aparicion del personaje en Infinito. Ademas, que esta puesto como un parche para que salga el personaje en mi opinion.

De todas formas desde que dejo el personaje Starlin dandole un prometedor halo de redencion no me ha gustado mucho la verdad. Y su muerte en Aniquilacion nunca llego a convencerme del todo.
Es mas, en el anual que Starlin ha hecho con rom Lim me ha gustado mas que en todo lo que he visto ultimamente.

El Thanos Rising ni lo menciono.

samanosuke
Lector

La mini de Aaron, Rising, no sólo es innecesaria sino que es mala con avaricia, huid de ella. Con deciros que no me acordaba de que me faltaba leer el último número y que me ha dado exactamente igual…

batlander
Lector
batlander

Por cierto, tambien pondria un pequeño apartado para el Ultimate Thanos. En este caso creo que hacen buen uso del personaje en general. Acercandolo mas a la realidad con lo que podria ser un dictador tiranico. Que bueno, en la Tierra 616 tambien lo es un poco en alguna ocasion, pero tiene mas parecido al tipico supervillano.

El unico pero que le pongo es como consiguio el Cubo Cosmico y quien creo el cacharro. Mas que nada porque lo aleja del tipico Thanos super- maquinador/inteligente/poderoso y superior a los heroes al que estamos acostumbrados.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

3.jorgenexo.
“en cierta medida, tirando de thanos “neutralizan” una mas que posible utilización por la competencia del personaje del que mama,darksheid”

“en la peli de los guardianes,digo…”

bueno,tecnicamente,a darkseid lo presentaron antes en el final de SMALVILLE(creo,que tiro de memoria).

pero,vamos,la batalla,la de verdad,está en el cine.y ahí el dia que presenten a darkseid quedará como la copia,seguramente.

nada,que se hubieran puesto las pilas.ajo y agua…

Daniel Gavilán
Autor

Esto requeriría saber qué pasó en el cancerverso y tengo curiosidad como integra Starlin esta pequeña involución de Thanos en la novela gráfica.

De hecho ya lo ha hecho en el reciente anual del personaje.

Por lo demás reivindicar al Thanos de Infinito, que no solo no creo que se aleje demasiado de la senda en la que se metió desde que lo cogieran Giffen y los DnA, sino porque la idea de alguien como Thanos liderando una suerte de invasión vikinga contra un planeta aprovechando que sus defensores están fuera de él me parece muy sugerente. Con las Gemas de Infinito y las Incursiones de por medio más todavía, pero si además añadimos esa faceta a lo “Herodes” que incluyeron difícilmente se me ocurre ninguna pega que ponerle

Khonshu
Lector
Khonshu

Soy un grandísimo fan de Starlin, pero creo que sus sucesores han empleado al personaje mejor que él. Lo que hizo en los 70 es antológico y lo de los noventa muy bueno, pero a partir de Abyss le ha hecho más daño a su propia creación que otra cosa (exceptuando el inicio de sus serie regular, que es correcta).

Giffen lo usó con gran sabiduría y muy comedido en Aniquilación y en mi opinión le dio un gran final (reivindicando a un segundón como Drax). estaba claro que querían apartar de los focos a los grandes protagonistas del cosmos starliniano para dar lustre a personajes antaño más secundarios, así que la muerte de Thanos era necesaria para dar la alternativa a nuevos protagonistas y alejar el fantasma de Starlin.

Que DnA finalizaran este periplo de cosmos moderno devolviendo al villano clásico más emblemático era la aceptación del final de un ciclo y la vuelta de las aguas a su cauce. Lo trataron poco, pero bien, devolviéndolo a su rol más reconocido.

Y no creo que Hickman lo haya usado mal. Su Thanos recuerda mucho al de Starlin de los 70, como gran cacique al mando de una flota de piratas espaciales. Incluso la historia de sus vastagos no me parece que esté mal construida y encaja con su papel de adorador de la muerte.

El que decepcionó fue Aaron. No porque lo que cuente sea incoherente, ya que es muy respetuoso con las breves pinceladas con las que Starlin adornó la biografía de su personaje (y que eran contradictorias entre sí), sino porque le quedó una mini bastante aburrida.

frankbanner71
Lector
frankbanner71
Jose Maria Vicente
Autor

Creo que Hickman ha revelado en un buen número de entrevistas que Thanos en Infinito fue idea de la editorial y no suya, así que me parece que su Thanos no estaba mal teniendo en cuenta las circunstancias.

batlander
Lector
batlander

“Hickman ha revelado en un buen número de entrevistas que Thanos en Infinito fue idea de la editorial y no suya”

De ahi mi comentario de que esta metido a trancas y barrancas.

Sobre el tema de los piratas que dice Khonshu no estoy de acuerdo. Mas que nada porque se supone que este Thanos es uno ya evolucionado a causa de sus aventuras. Volver a la casilla de salida sin mas me parece un error.

Jose Maria Vicente
Autor

Volver a la casilla de salida es básicamente lo que Mavel está haciendo con toda su parcela cósmica. Ya me diréis que parecido hay entre el Star-Lord de Aniquilación y el de Bendis.

Khonshu
Lector
Khonshu

“Sobre el tema de los piratas que dice Khonshu no estoy de acuerdo. Mas que nada porque se supone que este Thanos es uno ya evolucionado a causa de sus aventuras. ”

Pero ese Thanos “evolucionado” es el que muere en Aniquilación, donde sí que se le trata como un agente independiente que sigue sus propios intereses.

Cuando resucita en Imperativo se ve que su último escarceo con la Muerte le ha cambiado por completo y ha vuelto a sus tendencias nihilistas. Thanos vuelve como villano con todas las letras, no como ese antihéroe de los últimos cómics de Starlin.

El tratamiento a partir de ahí es bastante coherente y en realidad el que va a contracorriente es el propio Starlin.

batlander
Lector
batlander

Pero aun volviendo a estar loco no veo lo de volver a los inicios de todo. Se supone que vuelve a estar loco o cabreado, pero en Imperativo se ve que no ha perdido todas sus experiencias pasadas. Por eso a mi me parece un error garrafal volver a lo mismo cuando ya lo desecho en el pasado.

Khonshu
Lector
Khonshu

“Volver a la casilla de salida es básicamente lo que Mavel está haciendo con toda su parcela cósmica. Ya me diréis que parecido hay entre el Star-Lord de Aniquilación y el de Bendis.”

Ninguno. Pero tampoco lo hay entre el de Bendis y el original. En realidad, el calvo se lo ha sacado de la manga. O quizás tuvo acceso al tratamiento de guión del film y ha buscado que haya sinergia entre la versión comiquera y la fílmica; no es ningún secreto que Quesada, Bendis y cía son consultados en los proyectos de Marvel Studios.

Khonshu
Lector
Khonshu

“Pero aun volviendo a estar loco no veo lo de volver a los inicios de todo. Se supone que vuelve a estar loco o cabreado, pero en Imperativo se ve que no ha perdido todas sus experiencias pasadas. Por eso a mi me parece un error garrafal volver a lo mismo cuando ya lo desecho en el pasado.”

Pero es que no está haciendo eso. En el pasado usaba una flota para sus saqueos, ahora ha creado su legión para que le apoyen en sus ansias nihilistas.

Lo que digo es que es coherente que Thanos tenga lacayos porque ya los ha usado en el pasado. Pero no creo que esté reviviendo con exactitud sus días de saqueador. Sus metas ahora son más amplias.

batlander
Lector
batlander

Pero es que la flota de nihilistas de antes es basicamente la legion de nihilistas de ahora. Sobre las metas mas amplias yo no las veo por ninguna parte. O sea, cargarse la Tierrra y de paso a su hijo es una meta bastante grande; pero en la agenda de Thanos es un dia de curro mas.

Elric
Lector
Elric

Yo ya he visto la peli de Guardianes de la Galaxia y tengo que decir que me gustó mucho, mucho humor en plan para toda la familia pero muy bien. Aparecen muchos elementos del Universo Cósmico de Marvel que harán las delicias de más de uno, peeeeeeeeroo, a raíz de lo que se dice al principio del artículo como en los comentarios, hay un peeero muy gordo, pero no sé cómo usar lo de Spiler así que ahí lo dejo.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A ver, Infinito mola y el papel de Thanos también tiene su aquel. Pero, reconozcámoslo, es una involución que no casa con lo que llevábamos visto últimamente del personaje. La vena nihilista de Thanos en los últimos tiempos estaba bastante reducida y últimamente andaba más bien detrás de la búsqueda del conocimiento y la experiencia y hasta había entrado en un camino de medio redención. De pronto, volver a ser el nihilista que va por el universo aniquilando peña (y esta vez por un motivo del que nada sabíamos, como es el de sus hijos) es un paso atrás. Que con una explicación adecuada podría quedar muy bien, pero que de momento yo no la he visto.

Khonshu
Lector
Khonshu

Cuidadín con la peli de Guardianes, que ya la ha visto todo dios y veo a la gente por todos lados con ganas de spoilear.

Conteneos como favor a los que pretendemos llegar vírgenes.

Dynamo
Lector
Dynamo

Empezando a leer el artículo, pinta excelente. Y necesario para mi, que apenas conocía el personaje más allá del miedo que da. Para hacerse una idea, me acabo de enterar de su parentesco con Starfox.

Antoine
Lector
Antoine

Starfox molaba en la época Stern ¿qué es de su vida?

Ahora es cuando Gavilan dice que es habitual en no sé qué colección de Vengadores 🙂

Juan Luis Daza
Autor

Yo el mejor recuerdo que guardo de este personaje (que es mi favorito del cosmos marvelita) son las primeras páginas de la miniserie Poderes Cósmicos, escrita por Ron Marz y dibujada por Ron Lim, Tom Lyle entre otros, dedicado a su persona en el que en varias viñetas y splash pages mudas podemos verlo habiendo después de haber arrasado un planeta entero y luchando con el último superviviente de dicho ataque. La lucha con Tirano en el numero seis de la saga me sigue pareciendo memorable y el epílogo colosal.

Pd: Me compré a ciegas el otro día el Thaos Rising de Aaron y Bianchi y ahora me decís que es la pena, malditos seáis.

Dynamo
Lector
Dynamo

Leído y de gustado el artículo, mi enhorabuena al señor Porras. Extraordinario repaso de una trayectoria de décadas. Sólo me he dejado Aniquilacion por leer, porque me llego hace poco y aún estoy empezandola y no es cosa de empezar con “spoilers”.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Infinito es una mamarrachada infame.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Otro artículo de quitarse el sombrero, Arturo Porras. Si alguien recopila estos artículos enciclopédicos que te estás marcando con la trayectoria de los personajes puede quedar un Handbook ZN de lo más majo.

Khonshu
Lector
Khonshu

“Infinito es una mamarrachada infame.”

¿Por qué?

Y espero que el motivo no sea el típico “Hickman = KK”

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Supongo que lo habré contado otras veces, pero Infinito es la epítome de todos los males que vienen asolando a buena parte de la producción marveliana desde al menos Secret Invasion: megaamenaza sobredimensionada capaz de colapsar la creación misma combatida por todo tipo de personajes y grupos sin la menor lógica conectiva sin la menor profundidad narrativa, con un tratamiento de personajes lamentables y una épica netamente fallida. Joder, con lo de la oleada de la aniquilación se lo podían haber tomado con calma, coño… Ya vale de tanta mega historia pretendidamente ultratrascendente y de dimensiones cósmicas que aburre a maría santísima. Y para que realmente, pese a lo que pueda parecer, no pase nada. O sí, pero no tenga especial relevancia en buena parte del antaño tan interconectado universo Marvel: un cruce puntual para chupar del bota, y punto.

Y porque Hickaman (y Remender y Aron) es un puto fraude, al menos en su producción para Marvel que es lo único que conozco, un vendemotos, un pergeñador de macro historias que se queda en su planteamiento y luego se la suda lo que vaya a contar a continuación.

batlander
Lector
batlander

A mi Ininito me parecio una serie bien empezada pero que luego se vuelve inconexa y con muchos agujeros. Ademas, como ya he dicho, y a diferencia de Khonshu y Porras, el Thanos que propone Hickman no me gusto nada y me parecio un gran error argumental.

Lo de inconexa lo digo mas que nada porque quiere hacer un todo de algo que no lo es. Y es que viendo como mete lo de Thanos o lo de los Iluminati a mi me dicen que los Imposibles Vengadores de Remender forman parte de Infinito y me lo creo.
Sobre los agujeros o lagunas lo digo mas que nada porque deja muchas cosas en el aire, como lo de que porque Thor se cargue a un Ingeniero (en una escena cojonuda por cierto) ya parece que lo que antes era una monstruosidad luego es una broma que pueden aplastar sin demasiado esfuerzo.

Khonshu
Lector
Khonshu

“Supongo que lo habré contado otras veces…”

Pues, aunque no comparto para nada tus opiniones, al menos las tienes bien expuestas y razonadas, Jorge, con lo que ya entramos en el terreno de los gustos… y se ve que los tuyos no van mucho con lo que Hickman y Remender suelen ofrecer.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Ya te digo que al menos en Marvel, no: entre los dos han conseguido que haya ido descolgándome paulatinamente de todas las colecciones de Los Vengadores: sólo me queda Imposibles, y el mes que viene cuando terminen de una puta vez esta tuntuna de los gemelos apocalipsis (¡pero como se puede tener el jeto de recurrir por decimonovena vez en los últimos cinco años a poner en liza personajes muertos resucitados, de esos que tampoco terminan de estar vivios y que lo mismo son tan poderosos como cuando lo estaban como se los cargan de media hostia mal dada…) tras haber acabado, ni más ni menos, que con toda la Tierra. A tomar por culo.

Khonshu
Lector
Khonshu

“P.S: Starfox no llegó a molar del todo Antoine. Lo que si es cierto es que hace mucho tiempo que no se le ve. Se supone que andaba por Titan descansando, pero después de ver los hace Thanos con la luna de Saturno, habrá pasado a mejor vida sin enterarnos? Que venga Bendis y lo arregle”

A Starfox lo va a recuperar Remender en la novela gráfica de Ultron que está haciendo con Opeña.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Me parece de puta madre que recuperen a Starfox pero… coño, espero que le den un reestilyng en condiciones, que esto seguramente esté entre los peores diseños de la historia de Marvel:

http://home.alphalink.com.au/~raybear/Images/Starfox%20flying.jpg

Lo puto peor, de la cabeza a los pies.

Antoine
Lector
Antoine

“P.S: Starfox no llegó a molar del todo Antoine. Lo que si es cierto es que hace mucho tiempo que no se le ve. Se supone que andaba por Titan descansando, pero después de ver los hace Thanos con la luna de Saturno, habrá pasado a mejor vida sin enterarnos? Que venga Bendis y lo arregle”

Je je, es cierto, nunca llegó a tener mucho carisma, pero supongo que es un personaje al que le cogí cariño durante una de mis etapas favoritas de Los Vengadores. y oye, mejor dejarlo descansando que cargárselo gratuitamente.

“A Starfox lo va a recuperar Remender en la novela gráfica de Ultron que está haciendo con Opeña.”

Veremos que hace con él, si lo trae, que sea para hacer algo interesante.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A mí Infinito me moló a pesar de contar con 3 fallos principales, a saber:

-La mencionada falta de coherencia en Thanos
-La sensación de ya visto habiendo tenido hace nada una invasión muy parecida con la oleada aniquiladora
-La misma presencia de los Constructores, que no parece que encajen mucho en el gran esquema del universo Marvel que conocíamos hasta ahora (no parecen muy compatibles con la presencia de los Celestiales y los Primigenios, además que para ser la raza más antigua del universo Hickman maneja un poco mal los números cuando afirma en boca de uno de los Constructores que tiene 600.000 años, que eso en términos cósmicos es antes de ayer)

Antoine
Lector
Antoine

Es que, a Infinito, si le quitas toda la grandilocuencia que le pone Hickman, no deja de ser una historia de lo más básica, siendo la parte de Thanos un pegote. No es que me pareciera especialmente horrible, pero lo cierto, es que desde que la leí, tengo un montón de números de Avengers y New Avengers pendientes de leer.

Vamos, que me he aburrido.

Khonshu
Lector
Khonshu

A mí lo que me sorprende de Starfox es lo infrautilizado que está.

Siendo Thanos un personaje tan relevante, uno pensaría que la figura de su hermano y figura simbológicamente antagónica, habría sido mucho más importante, pero es que ni Starlin le dio demasiado uso a Eros. Apenas es un figurante en la saga de Thanos, teniendo Mentor mucho más protagonismo. De hecho, Aaron ni lo saca en su miniserie de origen.

Creo que la única buena historia que ha protagonizado es la de los vengadores de Stern en la que Nébula se hacía con el control de la Nave Santuario II de Thanos.

Daniel Gavilán
Autor

Tampoco olvidemos su aparición en la Hulka de Slott, aunque lo mismo va en el sentido contrario de lo que queremos reivindicar.

Sobre Infinity, si fuera otra saga de Hickman vale, pero al “Llegan unos extraterrestre que se quieren cargar la Tierra, y mientras los Vengadores luchan contra ellos Thanos invade la Tierra. Después los buenos ganan. Fin” de esta no entiendo que queja se le puede poner, cuando no podría ser una historia con más sabor clásico (con sus batallas, sus frentes, subargumento, escenas de personajes, etc…).

Otra cosa es que no guste la forma concreta de escribir de Hickman si un es más de Indiana Jones que de Battlestar Galactica (2000), claro. Pero en sustancia no veo que pervierta nada, siendo en esencia la misma fórmula que la invasión Z’Nox, la Guerra Kree Skrull, la saga del Cristal de M’kraan, la Saga Infinito, Operación Tormenta Galactic, Aniquilación o similares

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Otro problema de Starfox es que es un tanto… carachorra ¿no? Yo lo metería en un grupo con Namor, Mercurio, Karnak y Estrella de Norte y le daría su colección a alguno de estos genios modernos de la guionística superheróica, a ver qué hacía con ellos. También podríamos meter a alguna salidita de madre de la vida, como Sersi, Dragón Lunar, Mantis y Elektra: The Insoportables.

frankbanner71
Lector
frankbanner71

sé que no tiene nada que ver con thanos,pero acabo de leer un comic que no habia visto antes(¿se habrá publicado en españa?)de darkseid vs galactus(the hunger)por un-para mí-byrne inedito.

y no estuvo nada mal,la verdad.no hay una gran historia detrás,pero es byrne en una buena época.

¿se necesita más excusa para echar un vistazo?.

por si alguien se lo perdió en su momento(igual que yo) esta en un sitio llamado COMICS MANGA VIDEOS Y MÁS.