Tarot: Witch of the Black Rose #1-79

Por
144
7151
 

Edición original: Tarot: Witch of the Black Rose #1-79.
Guion:Jim Balent.
Dibujo:Jim Balent.
Entintado:Jim Ballent.
Color:Holly Golightly.
Formato:Grapa.
Precio:2,95$.

 

Los años noventa – e inicios del nuevo milenio – fueron terribles para la publicación del tebeo norteamericano en nuestro país. Mientras algunas editoriales se dedicaban a saturar el mercado con títulos de dudosa calidad, destinados única y exclusivamente a un público completista; otras hacían malabares para sobrevivir con productos posiblemente más válidos que la enésima miniserie de un secundario de novena categoría. Batman y Superman eran incapaces de mantener una serie regular. Incluso los tebeos Marvel acabaron sufriendo una implosión en la que se canceló una serie tras otra. Por supuesto, nadie se atrevía a probar con apuestas arriesgadas, y eso supuso que no llegasen a nuestras manos muchísimas colecciones. Algunas de ellas, sobre todo las más premiadas y aclamadas, han sido recuperadas en un formato u otro. Sin embargo, existe una vertiente gamberra cuyo máximo exponente es, sin lugar a dudas, Gen 13; que se perdió en el limbo para siempre (a excepción de Gen 13, por supuesto, pues era la serie más cercana al mundo superheroico de todas. Su publicación no suponía ningún riesgo). ¿Es posible que nunca descubramos en este país el encanto de la chapa de Evil Ernie? ¿Qué pasará con todas esas chicas que se pasean desnudas por el mundo del cómic? ¿Estamos condenados a disfrutar únicamente de Vampirella? ¿Es que a nadie le intriga que la última encarnación de Lady Death sea “originaria” de Aragón? ¿A nadie le llama la atención los tebeos “góticos” de Chastity? ¿Y qué pasa con Tarot? Para una vez que una serie le da a los lectores absolutamente todo lo que piden, nosotros vamos y la ignoramos… Y todo porque a la chica le gusta ir desnuda por el mundo… Desde luego…

Pues hoy, y dentro del nuestros especiales dedicados a Erótica, vamos a romper una lanza en favor de Tarot: Witch of the Black Rose. Así que si tenéis problemas con las mujeres voluptuosas con alergia a la ropa, pasad de largo. En esta reseña vais a leer la palabra vagina muchísimas veces.

5 motivos para leer Tarot

Lo malo de esta introducción (está hecho a propósito) es que os está dando dos mensajes contradictorios. Por un lado os digo que existen un montón de tebeos inéditos cuya lectura merece la pena. Y luego os hablo de gamberrismo y vaginas, dos conceptos que la gente no se suele tomar muy en serio. Pues confieso que en este caso me interesa que seáis prejuiciosos. No me importa. Igual os habéis leído alguna reseña en la que se han burlado de este tebeo por su tratamiento de las vaginas, sobre todo las vaginas poseídas. Pues sí, lo que se dice allí es cierto. Es posible que creáis que Jim Balent es un guionista mediocre. Pues no lo es, pero tampoco es Alan Moore. (A decir verdad, ni siquiera Alan Moore es Alan Moore, pero de eso hablaremos la semana que viene, así que dejad ese debate para más adelante, por favor). Y sí, que yo sepa, Tarot no ha ganado ningún Eisner. Estoy tan seguro de ello que ni siquiera voy a comprobar esa afirmación. En efecto, Tarot: Witch of the Black Rose no es una serie perfecta. Y podemos dar gracias a Dios por ello… Si lo fuese seguramente no sería tan buena.

Lo siento, pero hoy tengo tantas cosas por decir que me cuesta no hablar de todas ellas a la vez, así que voy a esquematizar un poco el artículo y empezaré enumerando los motivos por los que Tarot: Witch of the Black Rose es una colección imprescindible. Pero antes, aquí tenéis un vídeo para que veáis las caras de los creadores…

1. Es la serie ideal para regalar a tu novia. Sí, habéis leído bien. Veamos el argumento: una mujer voluptuosa que se pasea por todas partes medio desnuda usa su magia para proteger a los hombres de otras mujeres de grandes pechos que, por aquellas cosas del destino, no llevan ropa. ¡Y de tanto en tanto se lo montan entre ellas! ¿Es esto un tebeo para mujeres? Si te limitas a observar los dibujos, obviamente no lo es. Si lees el tebeo y los reportajes, la cosa cambia muchísimo. Tarot no es un cómic filosófico, pero sí posee valores éticos y morales. La desnudez es simplemente un efecto del mensaje más importante de esta serie: el cuerpo de la mujer es algo bello y hermoso y todas deberían estar orgullosas de él, sin importarle los defectos que posean. Tarot y sus compañeras son mucho más que objetos de deseo, son personajes feministas que luchan a su manera por la igualdad entre hombres y mujeres. Cuando una fémina se lee los tebeos de Tarot, se ve irremediablemente atrapada por este mensaje. Y seguramente se siente identificada con la protagonista… Lo cual nos lleva a…

2. Tarot es mucho más que una serie de culto, parte 1. A partir del núm. 2 de Tarot, Jim empezó a publicar fotografías de lectoras, muchas veces desnudas o semidesnudas. Las llama Broadsword Girls y protagonizan una página, rodeadas de cartas del Tarot. La primera vez que lo vi pensé que esa idea no iba a durar mucho, porque evidentemente un tebeo tan masculino no puede tener muchas lectoras. 13 años y 78 números después debo retractarme de ese pensamiento. Tarot es leído por muchísimas lectoras, y a muchas de ellas les gusta tanto que no dudan en fotografiarse con una espada para nuestro “disfrute”. Y esto reafirma lo que acabo de decir en el punto 1. Tarot levanta pasiones entre las féminas.

3. Tarot es mucho más que una serie de culto, parte 2. Tarot es mucho más que un tebeo. Desde el primer momento, Jim y su mujer decidieron enfocar el apartado mágico de una manera seria y altamente documentada. Para ello se leyeron todo tipo de libros y, además, entrevistaron a decenas de brujas modernas. El tratamiento de la magia es, ante todo, respetuoso. Lo curioso es que los autores fueron más allá e incluyen desde siempre artículos y entrevistas en los que se retrata la brujería moderna. Todo ello hace que Tarot se haya convertido en un referente en el mundo mágico. Y, por cierto, las brujas modernas también se desnudan.

tarot-jim-balent
Esta es Tarot.

4. Tarot es una de las series más respetuosas con los lectores. Y os lo mostraré con un dato:

Marzo de 2000, Tarot: Witch of the Black Rose #1 sale a la venta con un precio de 2,95$.
Marzo de 2013, Tarot: Witch of the Black Rose #79 sale a la venta con un precio de 2,95$.

¿Os dais cuenta? Tarot no ha aumentado de precio en 13 años. En marzo de 2000, los tebeos de DC, por ejemplo, valían 2,50$. Ahora valen 2,99$ tras unos cuantos amagos de subida de precio. Los tebeos de las independientes suelen valer 1$ más que los de DC y Marvel, por lo que ahora es bastante habitual comprar tebeos indies a 3,99$. Si no hubiésemos atravesado una crisis, ahora mismo las colecciones independientes valdrían 4,99$ y las de DC y Marvel se venderían a 3,99$. Pero Tarot posiblemente seguiría costando 2,95$… Para encontrar la respuesta a esto deberíamos hablar con Jim Balent pero lo cierto es que es una muestra más de la profesionalidad de este autor. Escribe tebeos sobre magia y para ello recurre a la ayuda de la comunidad mágica. Dibuja tebeos de mujeres desnudas y utiliza este hecho para ayudar a las mujeres a sentirse mejor con ellas mismas. Y vive únicamente de esta obra, pero no sangra a los lectores. Me parece que todo esto merece una ovación.

5. Si queréis honestidad, leed Tarot. ¿A cuántos de vosotros os escandaliza el cuerpo de una mujer desnuda? Espero que a pocos porque en los tebeos superheroicos vemos féminas sin ropa a cada momento. Fijaos bien en los trajes ceñidos. Si los pintáis de color carne y dibujáis un par de pezones, ¿qué obtenéis? Eso mismo. Quizás el caso más escandaloso fue el de Catwoman de los años 90. Por aquel entonces, la cabecera regular de Selina Kyle estaba dibujada por Jim Balent. El artista se dedicó a retratar a una mujer vestida con guantes y botas, y con el cuerpo pintado de lila… Pero a los de DC les gustaba engañarnos diciendo que Selina iba vestida por el mundo… Bah. Lo cierto es que cuando Jim se lanzó a la autopublicación dejó esas tonterías de lado y seguramente se dijo: “si a mí me gusta dibujar mujeres desnudas y a los lectores les gusta las mujeres sin ropa, pues mejor me ahorro la tela”. Y lo hizo, tímidamente al principio pero sin reparos a medida que avanza la serie. A eso yo lo llamo honestidad. Basta ya de vendernos carne pintada.

Tarot saga a saga

Tras trece años de publicación ininterrumpida, Tarot: Witch of the Black Rose ha permanecido impasible en muchos aspectos. El precio es el mismo, el equipo creativo no ha variado, la temática es la misma, etc. Sin embargo, el tebeo sí ha ido evolucionando con el tiempo, y para mejor. Ahora os hablaré de la serie paso a paso, aunque mucho de lo que digo al inicio es válido para los primeros 79 números (y son sólo 79 porque Taro tiene una cadencia bimensual, sino serían 158…)

 Tarot: Witch of the Black Rose #1-4: Witch War

Dejemos que la propia Tarot nos explique de qué va esta saga:

Dos libros fueron creados hace una cuantas centurias, cuando mis ancestros fueron quemados vivos en estacas, simplemente por enorgullecerse de llamarse brujos. Un libro se llenó de hechizos de luz y armonía… mientras su hermano oscuro, atado con piel y cadenas, poseía la hechicería de destrucción y abominación. Las brujas superiores lo decretaron prohibido y nadie podía utilziarlo. Los libros se entregaron a las brujas de la Rosa Negra para esconderlos de la persecución mundanal. Permanecieron a salvo y cerrados durante siglos. Hasta ahora…

Una bruja traicionó a su hermandad y robó el libro prohibido del archivo. Raven Hex, mi hermana, es esa bruja. Está obsesionada con castigar al hombre por sus crímenes contra las brujas y con desencadenar una nueva era de magia, un amanecer oscuro en el que la tierra estará dominada por las brujas. Usará el libro de la magia oscura para convertir en realidad su visión, para desvanecer a todos aquellos que se muestren intolerantes ante la magia y para traer prosperidad a todas las hechiceras. Pero lo que Raven ve como una solución, acabará desencadenando una segunda época de quema de brujas. ¡No dejaré que esa pesadilla vuelva a ocurrir!

En esta primera saga nos encontramos al Jim Balent más superheroico. Casi podríamos hablar de unos tebeos de transición en la carrera de este artista en los que Balent introduce conceptos que después desarrollará con profundidad, pero que en realidad están salpicados con convencionalismos que encontramos en más de un tebeo DC y Marvel, si bien se utilizan elementos propios del espectáculo Image. Es la era del Balent tímido, el que utiliza escenas de Tarot vistiéndose para poder mostrar algo de carne… En definitiva, la parte gamberra de esta saga la encontramos más que nada en la temática y en el evidente gusto por los pechos grandes… La historia aún tiene mucho que evolucionar…

Sea como sea, los 4 primeros números son básicos porque presentan a los personajes que aparecerán una y otra vez en la colección, y el diseño de los mismo es altamente atrayente. Balent es muy bueno imaginado héroes y heroínas potentes y con personalidad. En Witch War conocemos a:

– Tarot, la Bruja de la Rosa Negra: como ya habréis descubierto por la anterior explicación, Tarot es una bruja buena, encargada de defender la paz y la armonía a través de la magia blanca. Es una pelirroja con pechos exuberantes. Su relación con los humanos es buena, aunque preferiría que la gente la aceptasen tal como es. Las brujas siguen siendo unas marginadas en el S. XXI. Su poder es la magia, pero siempre va armada con una espada, que también le es bastante útil. Curiosamente, Tarot recuerda – y mucho – a Holly Golightly, colorista y esposa de Jim Balent. Esto no es casualidad. Como Olivia de Berardinis, Balent utiliza modelos cada vez que debe dibujar mujeres desnudas, lo cual aumenta la calidad de sus dibujos. Eso sí, le saca jugo a las modelos más adelante, ahora solo sirven de inspiración… Ya retomaremos el tema en otros números. Aps, Tarot es la dueña de un gato negro volador.

– Raven Hex. La hermana oscura de Tarot, robó el libro oscuro, se dedica a la magia negra y prácticamente quiere esclavizar a los humanos. Tiene multitud de tatuajes en el cuerpo y su piel es azul o gris… Depende de la luz. Además, es morena de pechos enormes. Aunque inicialmente puede parecer la mala de la película, sus intenciones son buenas. En realidad busca corregir un daño que se ha hecho a sus compañeras. Tiene un gran corazón y unos buenos motivos, lástima que haya elegido el camino equivocado.

raven-hex-jim-balent
Esta es Raven Hex.

– Skeleton Man (Jon Webb). Viene a ser el chico de la película. Es un personaje claramente inspirado en Jim Balent… Skeleton Man casi siempre está cerca de en un cementerio. Por las noches se enfunda en un traje con un esqueleto dibujado en él y protege el campo santo del ataque de desaprensivos. Puede hablar con los muertos, quienes se muestran a él con sus formas esqueléticas, e incluso es el dueño de un “perro” fantasma que también podríamos llamar saco de huesos. Desde el #1 se dice que va a ser novio de Tarot, y efectivamente mantienen una relación…

skeleton-man-jim-balent
Este es Skeleton Man.
Podéis hacer click para agrandar.

– Crypt Chick (Brandi). Es la novia de Skeleton Man. Nah, está muerta. Es el fantasma de la novia de Skeleton Man, porque el chico consiguió sus poderes tras un accidente de tráfico en el que ambos murieron. A él pudieron resucitarlo a tiempo, pero Brandi pasó a formar parte del elenco de fantasmas. Inicialmente, Brandi dice que ya no es la chica de Skeleton, de manera que le da campo libre para que su ex-chico se líe con Tarot, pero… ¿realmente podemos creer en ella?

crypt-chick-balent
Esta es Crypt Chick.
Podéis hacer click para agrandar.

– La madre de Tarot y Raven. Es pelirroja y morena a la vez, mucho más voluptuosa que sus hijas y menos poderosa. Sirve de consejera para las brujas, y en muchas ocasiones juega un papel importante en la historia. Más adelante servirá para enfatizar el mensaje de feminidad del que antes hablé porque, como todo el mundo en esta serie, también aparece desnuda. No se puede decir que Balent dibuje únicamente cuerpos 10.

 Tarot: Witch of the Black Rose #5: Dragon Witch

¡Por fin empieza la fiesta! Tarot #5 es un número que se centra en la figura de Tarot, explícitamente. A la pobre la atacan mientras está practicando magia desnuda (porque la magia hay que practicarla desnuda para estar en contacto con la madre Tierra) y, claro, no tiene tiempo de ponerse su traje para protegerse. Es gracioso porque Balent ha dado un gran paso en la honestidad, pero aún tiene problemas con los pezones y las vaginas, de manera que durante todo el número se ve obligado a utilizar recursos con los que tapar a la chica. En el caso de los pezones lo tiene fácil, pero la vagina le obliga a poner a la chica en poses bastante dolorosas. Es una artificialidad típica de los 90 y de dibujantes menos experimentados que afortunadamente perderá en números posteriores.

Aparte de esto, lo más relevante del ejemplar es la aparición de dragones y brujas dragones, y es que Balent inventa todo un universo de fantasía, visualmente muy atractivo y potente, que irá presentando poco a poco. En esta ocasión, la bruja dragón quería comerse al gato de Tarot por culpa de un malentendido. Desafortunadamente para los amantes de los perros, Tarot salva el día… y el gato.

 Tarot: Witch of the Black Rose #6: Ghoulish Intentions

La sensualidad y el gamberrismo se presentaron en el número anterior, pero en ese se da un paso adelante con la presentación de un personaje que dará de hablar en números posteriores: Boo cat. Esta mujer felina es de piel oscura y tatuajes marrones y está enamorada de una vampiresa llamada Licorice Dust. La cuestión es que Boo Cat y Licorice Dust son una pareja bastante abierta y en el pasado mantuvieron relaciones sexuales con Tarot, porque la Bruja de la Rosa Negra no tiene ningún problema con su sexualidad y hace lo que le apatece cuando le vienen en gana y con quien quiere. O sea que si pensabais que había triángulo amoroso Brandi-Skeleton Man-Tarot… Noooo… Preparaos para un polígono amoroso.

En este número, Licorice Dust (que por cierto podría ser precursora de las Monster High), está en un serio aprieto y Boo Cat requiere la ayuda de Tarot para salvar a su amante. Sin embargo, mientras Boo Cat va a buscar a Tarot, Licorice intenta matar a Skeleton Man, por aquello de que casualmente pasaba por su cementerio y tiene hambre… Como es de suponer, todo acaba bien.

boo-cat-jim-balent
Boo Cat y su novia.

 Tarot: Witch of the Black Rose #7-9: Return of the Dark Witch

El segundo ataque de Raven Hex es muy continuista de la primera saga. Lo más relevante de estos números es la escena en la que Brandi consigue un nuevo cuerpo por unos instantes y casi está a punto de aprovechar la ocasión para autosatisfacerse. Además, Raven tiene una seguidora… (que desaparecerá bastante pronto).

 Tarot: Witch of the Black Rose #10-11: Quest for the Black Rose Sword

La historia en sí no tiene la menor importancia. Estos números son más relevantes por lo que representan para la evolución de la composición de página. Hasta ahora, Balent ha ofrecido acción y aventuras sin freno, con una composición bastante cargada de cosas y viñetas. En este número, el dibujante sigue inventando nuevos seres inspirados en los mundos fantásticos, y cuando los presenta, utiliza una composición mucho más parca en viñetas en la que se puede apreciar a la perfección los cuerpos completos de las nuevas féminas. Este recurso se repetirá a lo largo de toda la serie. A Balent le gusta hacer pin-ups, ya sean de páginas completas o media página…

 Tarot: Witch of the Black Rose #12: Vampires Werewolves and Cheerleaders Oh My!

El título lo dice todo. En este especial, Tarot se toma un descanso de sus aventuras y deja que las protagonistas sean Boo Cat y su novia, quienes se enfrentarán a unas vampiresas cheerleaders y a hombres lobos. La capacidad de crear personajes de Balent es más que evidente, porque en 12 números ha presentado decenas de mujeres explosivas de todo tipo, a cada cual más sensual e interesante. En este caso, las cheerleaders también podrían considerarse precursoras de las Monster High, aunque las chicas de Balent tienen mucha más gracia. ¿A quién no le gustaría abrir una taquilla y descubrir que esa es la “cama” de una no muerta? Supongo que nadie, pero la relación féretro-taquilla da que pensar…

 Tarot: Witch of the Black Rose #13: Come Play Dead With Me

La imaginación de Balent no tiene límites, y en esta ocasión la utiliza para fusionar dos clásicos del género del terror: Frankenstein y las muñecas diabólicas. Skeleton Man quiere hacer un regalo a su novia y encarga una muñeca de Tarot en una tienda en la que fabrican muñecas personalizadas. La chica que lo atiende está obsesionada con esos juguetes, y la noche en la que muere por culpa de un accidente, sus “amigas” cobran vida y la resucitan, rellenando las partes dañadas de su cuerpo – y algunas más – con piezas de muñeca. Así nace una especie de muñeca de Frankenstein muy sensual que después intenta transformar en muñeca a Tarot, para cumplir a su manera con el encargo de Skeleton Man (quien, por cierto, recordemos que se llama Jon Webb). Posiblemente sea el número más entretenido de los 13 primeros. Y es que las muñeca siempre dan juego…

tarot-witch-rose-13-jim-balent
Portada de Tarot #13.
Podéis hacer click para agrandar.

 Tarot: Witch of the Black Rose #14: The trouble with trolls

Ejem… Es el día en el que se celebra la fertilidad y Tarot decide pasarlo jugando con su novio. Lo lleva a un mundo lleno de hadas y juega a que la siga. Evidentemente, interfieren seres fantásticos y Jon casi se pierde… Es un número gracioso en el que se muestra parte del cuerpo de Jon.

 Tarot: Witch of the Black Rose #15: The Bone Protector

Tarot se vuelve a tomar un respiro y deja que los protagonistas sean Crypt Chick y Jon, quienes vuelven a defender al cementerio de un ataque. En esta ocasión, se intenta dar un poco de paz a Crypt Chick, porque la pobre no lleva muy bien la muerte. Echa de menos a su banda y los placeres de los vivos.

 Tarot: Witch of the Black Rose #16: Night of the Ginger-Dead Men

Deliciosos toppings de sabores con formas de calabaza y murciélagos. ¿No os gustaría probarlos? ¿Y si os digo que únicamente sirven para tapar los pechos y las vaginas de Tarot y su hermana? ¿Aún queréis pasar la lengua por ellos? Tras 15 números presentando chicas escandalosamente originales, Balent sigue en plena forma y crea una muñeca viviente de jengibre capaz de poner en un aprieto a Tarot y a su familia. Quizás lo más relevante de este número sean las ataduras porque… es inevitable. En Tarot nos vamos a encontrar con bondage y referencias sadomasoquistas en más de una ocasión.

 Tarot: Witch of the Black Rose #17: Cold Spell

Llegamos a un número clave, y no por lo que sucede sino por lo que pone en la portada: “Recomendado para lectores adultos”. Ein… ¿Es que los anteriores eran para niños? ¿Qué ha pasado aquí? ¿En qué se diferencia Tarot #17 de los anteriores cuadernos? La historia es muy simplona: una hada se enfrenta a Tarot y su hermana en una batalla de hechizos. Las llega a atar y les da unos azotes… ¿Es para lectores adultos por incluir un poco de bondage – como en el número anterior – y por dejar un par de culos rojos? Entonces los tebeos de superhéroes deberían prohibirse para menores de 21 años. Pues no, es adulto porque Balent dibuja, por primera vez, pezones y vaginas. Sí, aquí empieza la parte honesta. Se acabó la timidez y las poses imposibles, a partir de ahora, Balent dibujará el cuerpo de la mujer tal cual es (siempre que toque que vayan desnudas, claro, que eso solo es en el 60-70% de las ocasiones…) Y es curioso lo de la etiqueta y la poca permisividad que tienen los norteamericanos en estos temas… Supongo que cuando mantienen relaciones sexuales cierran los ojos para que la visión de los pezones no les provoque pesadillas.

 Tarot: Witch of the Black Rose #18: Diary of a Witch

Volvemos a un número en el que es más importante el dibujo que la historia. Balent vuelve a utilizar las splash pages porque se centra en las imágenes de Tarot. A partir de ahora, cuando dibuje vaginas, lo hará también de una forma original. En esta ocasión, alguien dibuja un pentagrama a Tarot allí abajo… A diferencia de los toppings, el pentagrama no oculta nada.

 Tarot: Witch of the Black Rose #19-22: The mists of Darkness

La hermana de Tarot vuelve a las andadas, aunque en esta ocasión está siendo manipulada por un ser que quiere llevar la guerra al mundo. Tarot tiene una visión del apocalipsis y se prepara para enfrentarse a un ejército del mal en una historia que no dejará indiferente a nadie. Número 20: conocemos a una mujer medusa que tiene serpientes en vez de pelos… ¡en la vagina! A eso se le llama declaración de intenciones. Nunca vi nada igual. En ese mismo número, Boo Cat es capturada y la meten en una jaula que recuerda a sádicos utensilios de la Inquisición. Independientemente de estos elementos, la historia en sí nos muestra la madurez del artista. Es una nueva saga épica que recoge el aspecto superheroico de los inicios, pero lo mezcla con los elementos eróticos con los que Balent ha estado practicando en los últimos números. Eso da pie a una aventura única e inimitable en la que la acción y la sexualidad se reparten la importancia. Es Tarot en su máxima expresión.

tarot-witch-rose-22-jim-balent
Portada de Tarot #22.
Podéis hacer click para agrandar.

 Tarot: Witch of the Black Rose #23-24: Ghouls Gone Wild

En el imaginario de Tarot hemos visto de todo, pero aún quedan muchas cosas que nos pueden sorprender. En esta ocasión, Tarot y su familia se toman unas merecidas vacaciones tras el incidente apocalíptico y para ello se van a la playa, donde se encontrarán con dos terribles seres: una sirena cuya barriga es una boca de tiburón (sí, da mucho miedo) y una extraña mujer marítima de cuya vagina salen tentáculos… Y hasta tiene un piquito. En serio, esas cosas hay que verlas. Nunca podréis decir que habéis leído de todo si no habéis abierto un tebeo de Tarot. Aps, y Jon le da un anillo de prometida a Tarot. ¿Habrá boda?

 Tarot: Witch of the Black Rose #25: Superstition

Volvemos a una nueva aventura en la que realmente importa la parte gráfica. Balent sólo dibuja splash pages acompañadas de texto. No hay diálogo, solo mujeres hermosas. Algunas de esas ilustraciones son inolvidables.

 Tarot: Witch of the Black Rose #26: Digital Demon

Otro número que se centra más en la figura de Jon. Lo más relevante es el nuevo enemigo, claramente inspirado en juegos de consola tipo Silent Hill.

 Tarot: Witch of the Black Rose #27: The Goblin Queen

Otra aventura unitaria. En esta ocasión la protagonista es Raven Hex y visitamos el mundo de los goblins.

 Tarot: Witch of the Black Rose #28-29: Witches & Kittens

Tras tres números tranquilos, Balent os trae el primer “crossover” de la editorial. Y es que además de Tarot, Balent creó un grupo de justicieras llamadas 3 Little Kittens. Como su nombre indica, son tres mujeres vestidas de gatas que luchan contra el mal (al estilo Ángeles de Charlie). Antes de aparecer aquí, las gatas disfrutaron de su propia miniserie de 3 números. Como un número mensual (que es lo que supone alternar la colección regular de Tarot con una miniserie) debe ser mucho para una persona que escribe, dibuja, entinta, edita y lleva todos los trabajos de la editorial (junto a su mujer), además de visitar todas las convenciones habidas y por haber… Balent no volvió a sacar tebeos independientes de 3 Little Kittens, aunque sí las recuperó eventualmente en Tarot. La historia en sí no es muy relevante para nuestra heroína.

 Tarot: Witch of the Black Rose #30: Haunted Hairball

Boo Cat ayuda a Tarot a solucionar un problema con el gato de la bruja. Una historia entretenida pero de relleno.

 Tarot: Witch of the Black Rose #31: Pesky Pixies

Tarot y Jon vuelven a celebrar sus cosas… Las hadas vuelven a interrumpirlos. Otra historia de relleno.

 Tarot: Witch of the Black Rose #32-35: The Shadow Witch

Aunque no hable mucho de ellos, los números unitarios suelen ser entretenidos y merece la pena leerlos. Los hay mejores y peores, evidentemente, pero siempre sirven para pasar un buen rato. Sin embargo, Balent destaca en las sagas. En esta ocasión, un enemigo de Tarot vuelve para poner su mundo del revés y casi lo consigue. Ya en el primer episodio deja a la bruja a las puertas de la muerte, de manera que es su hermana y sus amigas brujas quien deben salvar a Tarot. Hay muchas cosas relevantes en esta historia:

– Jim utiliza a sus lectores como modelos… De manera que podemos ver caras conocidas entre las brujas que ayudan a Tarot.
– Tarot sufre grandes modificaciones: se acuesta con Boo Cat (Jon, ¿qué es eso que sale de tu cabeza?), mata a alguien… En definitiva, se oscurece.
– Aparecen los enésimos personajes originales. En esta ocasión son monjas espectrales casi desnudas.

 Tarot: Witch of the Black Rose #36: ‘Remains’ to be seen

Otro número lleno de pin-ups.

 Tarot: Witch of the Black Rose #37: Between Two Worlds

Más calma antes de la tormenta. En esta ocasión, se presenta a un nuevo personaje llamado Spellarella, pero en una historia de complemento. Se trata a una bruja que recuerda al dibujo de la cabecera de Embrujada, pero con menos ropa.


tarot-witch-rose-37-jim-balent
Portada de Tarot #37.
Podéis hacer click para agrandar.

 Tarot: Witch of the Black Rose #38: No Rest For The Witchy

Un número centrado en Raven Hex. Con este ejemplar empieza a ser evidente que Balent sufre algo de cansancio. Ya no encontramos tantas innovaciones como antes, y las historias suelen ser más simples. Es lógico, aunque sea el núm. 38, dada la cadencia, son 76 ejemplares initerrumpidos que se han ido salpicando con otros proyectos. Tarot tiene altibajos…

 Tarot: Witch of the Black Rose #39: Future Fates

Y este es un punto bastante bajo. Otra historia de pin-ups, pero solo de media página. A la izquierda un dibujo, a la derecha, texto… El experimento no funciona muy bien.

 Tarot: Witch of the Black Rose #40: The Lover’s Card

Tras unos cuantos ejemplares olvidables, Balent vuelve a sorprendernos con una historia sencilla, pero muy erótica. La primera parte casi parece salida de una película porno, mientras la segunda nos muestra un intento de violación que acaba mal. Balent vuelve a tomar riesgos, pero el dibujo porno es cosa de Land, no de Balent. Suerte que no retomará esas caras tan poco creíbles…

 Tarot: Witch of the Black Rose #41: Holiday Witches

Especial navideño con mucha nieve y poca ropa. Lo más relevante es que Spellarella vuelve a protagonizar una historia de complemento.

 Tarot: Witch of the Black Rose #42: Hex in the City

Segunda visita de 3 Little Kittens. Lo mejor del número es que el dibujo de Balent evoluciona. El chico tiene un problema, y es que dibuja muy bien a las féminas, pero no tanto a los hombres. En esta ocasión, Jon Webb sí está a la altura de Tarot.

 Tarot: Witch of the Black Rose #43: Dead Leaves

¡Se acabaron los números olvidables! Este ejemplar viene con un sutil cambio que hace que la historia mejore por momentos, y es que Holly Golightly modifica su forma de colorear. El resultado es simplemente espectacular. Hasta ahora hemos disfrutado de tebeos típicos superheroicos. A partir de ahora veremos ilustraciones que recuerdan la obra de . Sea relevante o no la historia, sólo por el dibujo ya merece la pena comprar Tarot: Witch of the Black Rose. Además, Balent crea nuevos personaje sensuales: una chica con la cabeza tapada y una bailarina que tiene un lazo rosa que le cierra la vagina… Hacía tiempo que echábamos a faltar esos detalles vaginales…

 Tarot: Witch of the Black Rose #44-47: The Witch Key

Tarot y sus amigas son capturadas por un nuevo enemigo y luchan contra él con todas sus fuerzas. Es una elegante historia en la que volvemos a apreciar el cuerpo de Tarot en todo su esplendor. Sin embargo, lo más relevante es que las brujas que ayudan a Tarot son lectoras/amigas de Balent. El chico utiliza nada más y nada menos que 44 modelos. La verdad es que el resultado final es un poco artificial, pero hay que aplaudir las iniciativas de este tipo. En Broadsword sí que saben contentar a las lectoras.

 Tarot: Witch of the Black Rose #48: The Dark Path

Historia protagonizada por Raven Hex. De relleno.

 Tarot: Witch of the Black Rose #49: The Witch Queen

Tarot y Raven unen sus fuerzas con Fiona Horne. Para los que no la conozcáis, es esta cantante:

fiona-horne
Fiona Horne.

 Tarot: Witch of the Black Rose #50-52: So Mote It Be

Un tal Thorwick quiere apropiarse de la posición de Tarot y al final acaban enfrentándose en un duelo. Jon es quien tiene la última palabra y Tarot lo premia con una noche de pasión. Aquí se vuelve a hacer énfasis en el triángulo Tarot-Jon-Boo Cat, pues la historia se inicia con Tarot manteniendo relaciones con la gata.

 Tarot: Witch of the Black Rose #53: Loose Lips

Y por fin llegamos al que posiblemente sea el tebeo más célebre de Tarot. Unas enfermeras sexy deciden recuperar las partes de su cuerpo que les quitaron tras su muerte, ya que eran donantes de órganos. No sé muy bien por qué, una de ellas donó su vagina, de manera que Jon debe salvar a una mujer porque… su vagina está maldita. Fuera de contexto, la historia puede parecer sorprendente. Puesta en contexto… No sé… Una vagina maldita no llega al nivel de los pelos púbicos serpentiles o los lazos rosas de castidad. Aunque sí es cierto que posiblemente este sea un número más gamberro e irreverente que los 53 anteriores.

 Tarot: Witch of the Black Rose #54: Once Upon a Time…

Aunque es una historia de relleno, con muchos pin-up, es altamente interesante porque Balent revisita los cuentos clásicos y reversiona imágenes Disney… pero a su manera. Ya sabéis… Blancanieves como realmente la queréis ver.

 Tarot: Witch of the Black Rose #55-58: Shades of Magick

Una nueva saga con decenas de invitados especiales/modelos. Artísticamente supone una nueva mejora en el dibujo de Balent (y ya van unas cuantas), de manera que sólo por eso merece una ojeada (o dos… o tres). A nivel historia… Nada relevante.

 Tarot: Witch of the Black Rose #59: Medusas’s Stare

Otro ejemplar co-protagonizado por una espectacular modelo. Visualmente es casi perfecto. La historia, por otro lado, no dice nada nuevo.

 Tarot: Witch of the Black Rose #60: The Dragon Witch of Winter

Podemos decir lo mismo que en el número anterior, pero con una sutil diferencia: la modelo que hace de enemiga no es perfecta, sino una chica bastante normal. ¿Recordáis lo que dije sobre la feminidad y el respeto al cuerpo femenino?

 Tarot: Witch of the Black Rose #61-62: The Swordmaiden

Tarot se redefine tras una experiencia fatal. Recobra el centro perdido, renace. Y todo eso mientras visita mundos fantásticos. Con esta historia. Jim recupera elementos que había dejado de lado y nos muestra que Tarot tiene la misma fuerza de siempre. Sin embargo, lo más curioso es la historia de complemento del número 62, pues está protagonizada por versiones desnudas y alteradas de Jim y su mujer.

 Tarot: Witch of the Black Rose #63: The She-Wolf of Salem

Volvemos a disfrutar de una historia con un nuevo personaje fantástico – en todos los sentidos. En esta ocasión la mala es una mujer lobo, pero sólo tiene de lobo su cabeza. El resto del cuerpo es muy femenino…

 Tarot: Witch of the Black Rose #64: Stay Away from My Girlfriend

Tarot y Licorice Dust se enfrentan por el amor de Boo Cat. ¡Por fin!

 Tarot: Witch of the Black Rose #65: The Last Mermaid

¿Qué faltaba por añadir a los mundos de Tarot? Monstruos made in Lovecraft. Esta historia recoge lo mejor de dos mundos y además innova visualmente. Simplemente imprescindible.

 Tarot: Witch of the Black Rose #66-69: The Trickster God

Mientras Tarot se enfrenta a Loki, Jon se hace con el martillo de Thor. En esta ocasión, Jon toma el protagonismo de la historia, y Balent vuelve al género superheroico. La gente ni siquiera se desnuda. Es algo muy original para lo que hemos leído hasta ahora.

 Tarot: Witch of the Black Rose #70-71: Temple of the Fallen Mermaids

Tarot contra sirenas y cangrejos. Una historia entretenida y visualmente muy atractiva.

 Tarot: Witch of the Black Rose #72-75: Kittens vs. Robots

Adiós Tarot, hola 3 Little Kittens. La gatas toman el relevo de la bruja en una historia en la que se enfrentan a robots. Sí, aún no habíamos visto robots.

 Tarot: Witch of the Black Rose #75-79: The Dark Spiral

Gráficamente es la mejor historia de Tarot hasta el momento. A nivel historia, es un poco convencional, pero en realidad se agradece. Se recuperan personajes perdidos, se avanza en las relaciones, etc. Hacía falta una historia así llegado este punto de la colección.

Conclusión

Tarot: Witch of the Black Rose es una colección única e irrepetible. En sus páginas no encontraremos el secreto del universo, pero sí hallaremos imágenes que se marcarán para siempre en nuestra memoria. La verdad es que acompañar a Tarot en su largo recorrido no defrauda, aunque decaiga en algunos momentos. Visualmente hablando, en algunas ocasiones, Tarot roza la perfección. En los primeros números nos encontramos con el típico cómic de superhéroes. Ahora disfrutamos con ilustraciones que no tienen nada que envidiar a las de los grandes ilustradores eróticos. Y todo eso mezclado con respeto, honestidad, y cuerpos desnudos. Hay que reconocer que Jim Balent disfruta con su trabajo…

144 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
hobbes1990
hobbes1990
Lector
15 mayo, 2013 12:25

¿Esta en español?

Gyzmo
Gyzmo
Lector
15 mayo, 2013 12:48

¿Y hay forma humana de conseguir esta colección completa en nuestro país?. ¿Se espera algún recopilatorio de tomos tochos estilo Sandman o similar?.

Saludos y gracias por el reportaje.

Alejandro Ugartondo
Autor
15 mayo, 2013 13:52

El articulo es tan bueno que me dan ganas de leerme este comic ya. Hasta me das la excusa para cuando mi mujer me pille leyendo comics de mujeres desnudas!

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
15 mayo, 2013 14:40

Reconozco que me has hecho leerme hasta las “5 razones”. Que me han sonado todas a coña XD

“Desde el primer momento, Jim y su mujer decidieron enfocar el apartado mágico de una manera seria y altamente documentada. ” “brujería moderna”

Louontherocks
Louontherocks
Lector
15 mayo, 2013 16:42

Yo creo que sí que está en español, no es de las colecciones que sacaron con el boom de image? A mí me suena bastante pero igual lo mezclo con Witchblade. Por cierto no he podido evitar buscar fotos por Internet y hay cosas muy curiosas jeje.

New_Rodro
New_Rodro
Lector
15 mayo, 2013 17:43

Pedazo de articulo. Sonará a coña, pero hasta me ha dado ganas de leerme (o algo así xD) la serie.

Detalle cultureta: La mujer de Balent y colorita de la serie se llama igualito que Audrey Hepburn en “Desayuno con Diamantes”.

Almenglo
Almenglo
Lector
15 mayo, 2013 19:01

Gran articulo Enrique,la conocia de oidas y pensaba que era lo tipico,pero me la has vendido,lastima que no se publique por aqui.

¿Cuanto vende?

bowler02
bowler02
Lector
15 mayo, 2013 21:19

Soft core y nada más.

Kravinoff
Kravinoff
Lector
15 mayo, 2013 21:26

“Soft core y nada más.”

Claro que sí. Y el articulazo que se ha marcado Enrique explicando porque precisamente no lo es a la basura. Habrás leído la serie¿No?

bowler02
bowler02
Lector
15 mayo, 2013 21:38

Kravinoff: el artículo muy bueno, para justificar porque le gustan las pajas. Es una adaptación moderna de las chicas Vargas.

Lady Death bajo otro disfraz.

Kravinoff
Kravinoff
Lector
15 mayo, 2013 21:44

“l artículo muy bueno, para justificar porque le gustan las pajas.”

Pues gracias por tu interpretación, ahora veo que está claro que es eso. ¿Como van a ser compatibles las vaginas con la calidad?

Por cierto¿Has leído la serie o no?

Ocioso
Ocioso
Lector
15 mayo, 2013 21:48

A mí esta chica me parece una fresca.

bowler02
bowler02
Lector
15 mayo, 2013 21:52

Kravinoff: hojeo la serie cuando llega a Comicastle, ¿Para qué gastar?

bowler02
bowler02
Lector
15 mayo, 2013 23:46

E. Ríos, no era mi intención ofenderte.

Te ofrezco una disculpa.

birdman
birdman
Lector
16 mayo, 2013 0:30

Excelente reseña, no te molestes por comentarios infantiles que no vale la pena. Por mi parte agradezco que en ZN se redacten articulos tan variados, tan completos y con toda seriedad.
Particularmente Lady Death no me gusto mucho, vamos a darle una oportunidad a Tarot.
Que a uno le gusten las tetas grandes no quita que no quiera leer historias interesantes.
Para cuando un articulo sobre Lost Girl de Alan Moore? Vale la pena?

bowler02
bowler02
Lector
16 mayo, 2013 1:46

Amra: ¿Por qué te gustan las papas con catsup?

Kravinoff
Kravinoff
Lector
16 mayo, 2013 7:16

“Este mes haremos algo importante con Alan Moore”

Uf, que ganas de leerlo. Imprescindible desde ya. Por cierto, una pequeña sugerencia, si no es indiscreción ¿Estos articulazos, los de Star Wars, los de Morrison, etc. no estarían en esa bonita pestaña de Especiales de ahí arriba, que tan bien me viene cuando me da el insomnio 😉 ?

Y volviendo al tema ¿Debería preocuparme que al mirar la imagen de Crypt Chick lo que vea sea a Gwen Stacy zombie sexy (próximamente en Superior/Amazing/Fucking Spiderman. Recordad que Kravinoff os lo dijo primero)?

Kravinoff
Kravinoff
Lector
16 mayo, 2013 7:17

“no estarían en esa bonita pestaña ”

No estarían MEJOR quiero decir.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
16 mayo, 2013 9:16

Jorge, pero es que bowler se ha metido con él directamente, y creo que se debería respetar.
Dicho esto, buena reseña. El cómic, más allá de su componente erótico, no me atrae, así que no creo que lo lea nunca.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
16 mayo, 2013 9:30

Pero tíos, ¿qué os pasa últimamente? Entre los trolls que han aparecido y que estáis a la que salta en cada respuesta (con unos tonos de un agresivo que echa pa’trás) no hay quién se pase por el foro.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
16 mayo, 2013 9:44

Lemmytico, te lo diría, pero iniciaría un off-topic que no quiero iniciar. Digamos que me voy.
Jorge, no he leído el tebeo, pero este caso me recuerda al de Pinocho Cazavampiros: todo Dios burlándose de él sin leerlo. Y creo yo que si Enrique dice todo eso será por algo. Y el comentario de bowler no me parece de coña, me parece ofensivo. Decir que todo lo que ha dicho es para justificar que se “toque´´ me parece ofensivo.

Mr. X
Mr. X
Lector
16 mayo, 2013 9:51

“Kravinoff: el artículo muy bueno, para justificar porque le gustan las pajas”

Pues a mi si me parece que cae dentro del “troleo”. Si se trata de expresar que no le gusta ese cómic o ese tipo de cómic creo que se puede expresar de otro modo que no enjuicie las intenciones del autor del texto. Creo que el Sr Ríos, después de escribir un laargo texto justificando que existen razones puramente comiqueras para que le guste el cómic en cuestión, se merece que lo creamos.
Me parece bien que Bowler se haya disculpado, así que no sé por qué hacer más sangre del tema.

Por lo demás, me hago eco del llamamiento del Sr Lemmytico para que haya paz. Que últimamente anda esto muy tenso.

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 mayo, 2013 10:03

Ojo, que a mi el “feminismo” de que el cuerpo femenino está guay y enseñar las tetas me parece de lo más guay y yo creo que es el que más aceptación tiene entre los hombres. Aunque como dice jorgenexo, lo que tienen esos dibujos son algo amorfo XD

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
16 mayo, 2013 10:31

Voto a favor por la reseña de Lost Girls.

Es que Tarot ni con tetas ni sin tetas, es que no me interesa nada.

Jordi T. Pardo
Autor
16 mayo, 2013 11:06

“Vaya ¿ahora no se va a poder criticar a un articulista que pone por las nubes un subproducto de apariencia hedionda ni intentar dilucidar los motivos de su adoración por el mismo? Pues vaya.”

Bueno, pues nada, nos quedamos con las apariencias, pudiendo hablar de algo sin cononocerlo, ¿para qué molestarse? Y los motivos de “adoración” están bien explicados en el artículo, otra cosa es que te convenzan o te los creas, pero no hay porque ponerlos en duda.

Precisamente, para mí Enrique hace un gran trabajo porque, siempre, independientemente de la obra, temática, autor o estilo que trate, aborda todos los contenidos de su seccion con el mismo respeto y profesionalidad sin prejuicios de ningún tipo. Y, bueno, para muestra, están los artículos anteriores de Mundo Independiente para quién quiera echarle un ojo. Seguro que si hoy hablasemos de alguna serie llena de violencia, desmembramientos y tacos al por mayor no estaríamos teniendo esta discusión…

“Y, por cierto, que alguien confunda lo que le cuelga de debajo de las clavículas a las mujeres que dibuja este pavo con tetas -al menos en buena parte de las ilustraciones que adornan el post- evidencia, entre otras muchas cosas, que no ha visto unas de verdad en directo en su vida.”

¿Y las masas de músculos imposibles que vemos habitualmente en los cómics de superhéroes significan que ninguno de sus dibujantes se ha mirado siquiera al espejo (al menos los hombres) para contrastar la realidad? Porque yo confieso que este tipo de dibujo de Tarot tampoco me atrae, demasiado tono “noventero” y exagerado para mí gusto, pero hay una diferencia entre plasmar la realidad y fantasear con ella y eso es una premisa insalvable del cómic de género del que este no es más que otra muestra más allá de su temática erótica. Pero, no porque no entre dentro de mis gustos, tengo que calificar a los de los demás de pajilleros porque jugar a poner etiquetas es muy fácil y tremendamente infantil.

“no me extraña que exijas respeto por tus opiniones, porque a mí, personalmente, algunas de ellas me lo merecen muy poco.”

El respeto nunca esta de más porque cuando este falta lo único que quedan son las opiniones que, como ya sabes, se parecen mucho a los culos. No creo que para expresar una opinión haya por necesidad que desacreditar a otra persona porque entonces lo único que se demuestra es no tener capacidad para defenser los propios argumentos. Las cosas no son malas simplemente porque a mí no me gusten o me parezcan feas.

“E, insisto, advertencias del pelo de “si tenéis problemas con las mujeres voluptuosas con alergia a la ropa, pasad de largo” para mí es como decir “si no estais de acuerdo con lo que voy a decir, no comentéis, que me pongo triste con las críticas y yo sólo escribo para quienes comparten mis gustos”.”

Sí, sí, exactamente lo mismo, y de ahí al nazismo un paso, claramente… Si reconoces en el comentario de bowler, según tú, una simple coña entonces deberías reconocer en ese comentario de Enrique algo muy parecido…

En fin, no entiendo la necesidad de expresar nuestras filias y fobias de forma tan radical, esto de las verdades absolutas yo se lo dejo a los gobiernos y religiones… para hablar de cómics no lo necesito.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 12:11

Este comentario quedaría mejor si pudiera jugar con la cursiva y la negrita, pero esto es lo que hay.

Imaginad que la reseña está escrita por una chica, que el tebeo se llama Fournier, y que es exactamente igual que Tarot solo que intercambiando chicos por chicas:

“Un hombre musculoso que se pasea por todas partes medio desnudo usa su magia para proteger a las mujeres de otros hombres con grandes pollas que, por aquellas cosas del destino, no llevan ropa. ¡Y de tanto en tanto se lo montan entre ellos! ¿Es esto un tebeo para hombres? Si te limitas a observar los dibujos, obviamente no lo es. Si lees el tebeo y los reportajes, la cosa cambia muchísimo. Fournier no es un cómic filosófico, pero sí posee valores éticos y morales. La desnudez es simplemente un efecto del mensaje más importante de esta serie: el cuerpo del hombre es algo bello y hermoso y todos deberían estar orgullosos de él, sin importarle los defectos que posean. Fournier y sus compañeros son mucho más que objetos de deseo, son personajes feministas que luchan a su manera por la igualdad entre hombres y mujeres. Cuando un hombre se lee los tebeos de Fournier, se ve irremediablemente atrapado por este mensaje. Y seguramente se siente identificada con el protagonista… ”

Chirría un poco ¿no? Vamos con el segundo motivo que expone Enrique:

“A partir del núm. 2 de Fournier, Jim empezó a publicar fotografías de lectores, muchas veces desnudos o semidesnudos. Los llama Broadsword Boys y protagonizan una página, rodeados de cartas de la baraja española. La primera vez que lo vi pensé que esa idea no iba a durar mucho, porque evidentemente un tebeo tan femenino no puede tener muchas lectores. 13 años y 78 números después debo retractarme de ese pensamiento. Fournier es leído por muchísimos lectores, y a muchos de ellos les gusta tanto que no dudan en fotografiarse con una espada para nuestro “disfrute”. Y esto reafirma lo que acabo de decir en el punto 1. Fournier levanta pasiones entre los tios”

Llama la atención que un tebeo plagado de dibujos de tios con una chorra desproporcionadamente grande guste a otros tios. Además, hasta el punto de hacerse fotos en pelota agarrando una espada y enviándolas a la editorial para su publicación. ¿Que clase de mensaje puede producir este efecto?

No me extiendo, vosotros mismos podeis jugar a intercambiar en el texto chicos por chicas y tetas y vaginas por culos y pollas.

Ahora imaginad que es el tebeo ideal para que os lo regale vuestra novia el día de reyes.

Sospecho que en ZN los clientes potenciales se reducirían al sector gay y a molón, que tiene la cabeza podrida.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 12:32

Enrique, es que somos tios y tenemos un punto de vista viciado por la costumbre.
El ejemplo mas claro que se me ocurre es la publicidad. Durante muchísimos años los anuncios utilizaban el físico de la mujer para llamar la atención y nos parecía lo mas natural del mundo. Nos decíamos “un cuerpo bonito gusta tanto a un hombre como a una mujer”
Pero de un tiempo a esta parte empezamos a ver tipos poniendo cara de vicio y enseñando el culo en la publicidad y … esto … o sea, da un poco de nosequé. Nos vamos acostumbrando, sobre todo los mas jovencitos que han pillado esta apertura desde chavales, pero de ahí a apreciarlo como algo bello…pocas veces. Y eso que todavía no han empezado a salir con un escote en el calzoncillo que enseñe un cachito de polla.

En definitiva, que tenemos una visión masculina del tema de los desnudos y vemos natural que una chica pueda disfrutar del cuerpo de otra chica, pero si nos piden que hagamos lo propio vamos a sentirnos un poco raros.

Oye, generalizando. Que puede que a tí no te pase. Que puede que me respondan unos cuantos comentaristas llamándome retrógrado u homófobo, o cosas peores. Pero creo que es así, el hombre le exige a la mujer una tolerancia a la que él no estaría dispuesto. Desgraciadamente.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
16 mayo, 2013 12:44

Dos cosas:

1. Deberíamos leer algún número de Tarot para opinar sobre el cómic no?? Eso de que “el tema no me interesa” sin haberlo abierto a mí me suena a cabezonería. Pues anda que no me habré leído cómics yo que a priori no me interesaban y luego me han encantado, Los muertos vivientes sin ir más lejos, que el tema de los zombies siempre me había resultado un poco rollete.

2. De acuerdo con Ocioso en que a los tíos nos chirriaría si fuera al revés. Ejemplo: a mi ya me chirría ver los besuqueos entre Estrella del Norte y su novio en Astonishing y no van en bolas todo el rato. Pero es que nos ha pillado el cambio generacional en pleno auge así que toca adaptarse.

gerard moran
gerard moran
En respuesta a  Louontherocks
26 enero, 2017 17:02

sería bueno que alguien lo subiera para leerlo.
Les dejo mi disco aficionado gratis como una humilde contribución:
Descarga Gratis 50 Temas MP3: https://www.mediafire.com/folder/wqf4f7rwlelb4/Gerard_Philippe_y_Los_Gatos_Rayados

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 12:56

Louontherocks ha comentado: a mi ya me chirría ver los besuqueos entre Estrella del Norte y su novio en Astonishing y no van en bolas todo el rato.

Y a mí también me produce cierto rechazo ver a dos septuagenarios morreando en el parque. En ambos casos el problema es nuestro.

De todas formas una cosa es que lo veamos como algo natural sin que nos provoque rechazo, y otra que podamos aprender a disfrutar del espectaculo. Para lo primero no hacen falta muchos años, pero lo segundo es mucho mas dificil.

Mr. X
Mr. X
Lector
16 mayo, 2013 13:06

“jorgenexo
ha comentado el 16 mayo, 2013 a las 12:51h
Afortunadamente la mente femenina y masculina funciona de una manera diferente y la extrapolación no es tan sencilla.

Y este tipo de frases se sueltan sin que suponga la meñor extrañeza o cuestionamiento para el 99% de sus lectores (y, lamentablemente, lectoras). Y no sólo establece un funcionamiento “mental” diferente entre ambos sexos, si no que, además, lo valora como afortunado ¿¿??. ”

“A veces, nos cuesta entender que si pudiéramos ver nuestro cerebro desplegado, observaríamos que tiene muchas zonas muy pequeñas que son como miniórganos dentro del cerebro. Si miramos la zona del estímulo sexual, veremos que es de dos a dos veces y media más grande en el cerebro masculino. En la pubertad, cuando los chicos tienen entre 9 y 15 años, los niveles de testosterona empiezan a aumentar y se multiplican por veinticinco -lo que en biología es una cifra enorme-, lo que empieza a activar los circuitos masculinos de estímulo sexual. En ese momento, los jóvenes empiezan a tener fantasías sobre el cuerpo femenino y sobre la actividad sexual. Esto no implica que el cerebro femenino haga que la mujer no esté también interesada en el sexo.

La sexualidad de las chicas también cambia en la adolescencia a medida que se incrementa el estrógeno y, en menor medida, la testosterona. En ese momento, las chicas empiezan a desear resultar sexualmente atractivas para los hombres. La adolescente pasa mucho tiempo frente al espejo y cultivando el autoadorno y esto sucede en todas las culturas. En todas partes, las jovencitas hacen lo que resulte adecuado en su cultura para atraer al sexo opuesto. Esto no es producto de los medios de comunicación. Los medios nos inundan de imágenes que nos instan a ser atractivas, pero estos circuitos en el cerebro femenino para expresar la sexualidad son naturales, especialmente antes de la ovulación. Ese es el momento en el que las mujeres coquetean más para intentar atraer el interés de los hombres hacia ellas. El clímax del estímulo sexual de la mujer se sitúa en torno a dos días antes de la ovulación. La madre naturaleza lo ha diseñado así para que nos sintamos tentadas a practicar el sexo y que haya esperma aguardando cuando salga el óvulo y aumentar las posibilidades de quedarnos embarazadas.”

Louann Brizendine, Neurobióloga

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 13:13

Coño, Jorge, no seas broncas. A día de hoy la mente de un tio y de una tía funcionan distinto porque el conjunto de la sociedad no nos trata de la misma manera. En un mundo ideal de total igualdad las únicas diferencias serían las derivadas de tener físicos distintos, pero hasta hoy la mujer ha tenido que aprender a razonar de forma distinta para salvar el pellejo. ¿Pero que te estoy diciendo que ya no sepas?
A día de hoy, y no digamos anteriormente, en pleno 2013, salgo a dar una vuelta y de lo único que me tengo que preocupar es de sacar el paraguas. Me tiro a la calle tan pichi. A una chica en esos diez minutos le van a mirar descaradamente las tetas, le soltarán alguna gañanada, y si el día se da bien puede que algún pirado se abra la gabardina y le enseñe la chorra. Por no hablar de que su “moral” siempre va a estar presente en las conversaciones familiares. Sin que haga nada especial, solo por ser una chica, va a ser permanentemente juzgada y menospreciada.
¿Un tío? Un tio puede hacer lo que le salga de los güevos.
¿Como no van a funcionar de forma distinta las cabezas de una tía y un tío?

Mr. X
Mr. X
Lector
16 mayo, 2013 13:24

Sr Nexo, que yo piense que una mujer y un hombre piensan/existen/son diferentes no es igual a que piense que deban ser desiguales jurídica/cultural/social/económicamente. Más bien, todo lo contrario.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 13:53

Amra, eso sigue pasando todos los días, y con la incorporación de la mujer al trabajo mucho mas. ¡Un nuevo ecosistema para poder soltarles gañanadas impunemente!

Jorge, cuando digo que la mente de una mujer y un hombre funcionan distinto no me refiero a la configuración del cerebro o la genética. No tengo conocimientos, ni creo que que nadie los tenga todavía para determinar si existen diferencias físicas concluyentes. Parto de que somos iguales.
Yo voy a los condicionantes sociales, que son los que obligan a la mujer a enfrentarse al mundo de distinta forma.

Hace tiempo leí una pijada me encantó: Los hombres utilizan tornillos y las mujeres clavos.

Deke Rivers
Deke Rivers
Lector
16 mayo, 2013 14:03

Claro que los hombres piensan distinto a las mujeres.

¿No es bien sabido que pensamos con la polla?

Ahora en serio, aunque le voy a dar un par de puntos a Jorgenexo, me temo que tambien podemos justificar “presiones del lobby feminista” en la defensa de que si que pensamos igual.

Que querramos pensar que no hay diferencias no implica que no pueda haberlas.

Mr. X
Mr. X
Lector
16 mayo, 2013 14:06

“Precisamente gracias a la incorporación de la mujer al mundo laboral, a que su papel ya no es quedarse en casa, lavar los platos y decirle “si amen” al “hombre” de la casa que presume de “mantenerla” con su sueldo, hoy en día más de uno sale corriendo con el rabo entre las piernas por la contestación que recibe de la mujer a la que le acaba de decir una gañanada.”

Yo no soy tan optimista y voy a copypastear otra cosa que me gustó mucho cuando lo leí:

“El feminismo institucionalizado, el que aspira a la igualdad de hombres y mujeres, nos dice que la consecución de la conciliación de la vida laboral y familiar y que la paridad en las listas electorales y en los consejos ejecutivos son objetivos que nos benefician no sólo a todas nosotras, sino también a los hombres. La proclamación de esas leyes beneficia a toda la sociedad, nos dice el feminismo orgánico. O sea: crea una falsa comunidad de intereses. A mí la conciliación de la vida laboral y familiar me importa bien poco, y las cuotas de las listas electorales y en las empresas ya ni te cuento. Esas leyes feministas proyectan la imagen de una superwoman que no es sino la que el sistema (patriarcal, por descontado) quiere: una mujer a quien no es que se la libere de sus tareas tradicionales, sino a quien se ayuda para que siga haciendo sus tareas tradicionales y además haga las tareas tradicionales de los hombres. Si antes querían una esclava, ahora quieren una súper esclava. Ese feminismo orgánico es sin duda propio de la progresía, de los creyentes en el progreso y el desarrollo, respondiendo a tu pregunta. Es el impulsado desde el poder (patriarcal, insisto) y el más fomentado por los últimos gobiernos del partido socialista, un feminismo que espera de nosotras que seamos a la vez buenas esposas, buenas madres, buenas amantes, buenas trabajadoras, buenas empresarias y encima que estemos buenas” Cristina Morales (escritora)

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 14:07

Deke Rivers ha comentado: ¿No es bien sabido que pensamos con la polla?

Bueno, si la polla es lista.

manolin
manolin
Lector
16 mayo, 2013 14:10

Ocioso: Bastante de acuerdo con lo que dices , aunque como Amra pienso que es un poco exagerado que ¡¡¡¡en apenas 10 minutos!!! a una mujer le pueda pasar todo eso que estas contando. En Afganistán quizás, pero no creo que en España, al menos en una ciudad grande o en un sitio de costa donde, en verano, muchísima gente se pasea semi-vestida todo el dia, pasen esas cosas.
Con lo de la doctora Brizendine me pasa como a tí, no puedo estar de acuerdo ni en contra, porque no es un tema que domine.
En cuanto a lo de “las mujeres usan tornillos y los hombres clavos” , si intrerpreto correctamente el sentido de la frase, creo que cae en un tópico, en este caso muy pro-femenino,y muy popular ultimamente que es el de “los hombres somos super-simples y las mujeres super-complejas”, y con el que no estoy de acuerdo en absoluto, me imagino que habrá de todo tanto en un lado como en el otro .
En otro orden de cosas me alegro de ver que el “mal rollo” no se produce solo en los debates donde participo yo, sino también aquí o en el “de allí al lado” sobre Superior Spiderman, no sea que se me acuse de ser el único que rompe la paz y la armonìa que siempre ha reinado en ZN (ironic Mode: On ).

Javier Agrafojo
16 mayo, 2013 14:18

Un par de apuntes, sin ánimo de polémicas:

1. Resulta chocante ver a varios tíos peleándose por cómo piensan (o deberían pensar) las mujeres sobre tal o cual asunto. Siguiendo el ejemplo de Ocioso, hagan la inversión y pregúntense que opinaríamos nosotros de este mismo debate pero al revés. ¡Tiegel, pon orden!

2. Resulta chocante sostener que los hombres tienen poca tolerancia al cuerpo desnudo de otro hombre entre gente que, mes a mes, lee tebeos de superhéroes donde todos los tíos van con el uniforme pintado sobre la piel. Exactamente igual que ellas. Por no citar a Tarzan, Conan o los tebeos clásicos de Richard Corben. O que el deporte nacional es ver a tipos en calzoncillos detrás de un balón.

Por lo demás, felicitar a Enrique Ríos por sus artículos. Los que estamos de este lado sabemos el curro que lleva.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 14:19

Hasta hace pocos años era rarísimo ver a un hombre empujando un carrito de bebé, por dios, eso era cosa de mujeres. A día de hoy da gloria pasear y ver a tantos papás jóvenes sacando a pasear al niño. ¡Cuantos muros han caido!

Cualquiera que tenga o haya tenido bebés últimamente reconocerá esta frase: “Uno saca al niño y el otro limpia los baños. ¿Qué te pides?”
Muchas veces el machismo no es mas que vagancia.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 14:35

Pozí, resulta muy chocante. Me imagino que es debido a que los supers, salvo raras excepciones, no están nada sexualizados, son como muñequitos de acción.
También que es una afición que nos devuelve a la infancia, a un mundo de buenos y malos donde todo se resuelve a puñetazos. No me imagino a los supers follando (aunque les vea en una cama) como no me los imagino yendo al baño.
También puede que sea debido a que todos llevamos a un gay dentro. (Chascarrillo served)

molon labe
molon labe
Lector
16 mayo, 2013 14:41

Por supuesto que no somos iguales, ellas estan mucho mas buenas que nosotros (excepto Angela Merkel, en ese caso me pido a la cabra) y estoy seguro de que si no quieren ser hombres es por que no les sale de los huevos, lo dejan para gilipollas como nosotros.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 14:44

Venga Enrique, que es Jorge. Ya sabes que cuando entramos en estos temas se pone to loco. Si te ha pedido disculpas por las formas aceptalas, que seguro que no son falsas.
Andaaaa…

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 mayo, 2013 14:53

Por reabrir la polémica, ya he caído en la cuenta de porqué me sonaba esta serie, es una habitual de las listas de peores cómics jamás hechos 😀

“Your VAGINA is HAUNTED”

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
16 mayo, 2013 14:53

Por reabrir la polémica, ya he caído en la cuenta de porqué me sonaba esta serie, es una habitual de las listas de peores cómics jamás hechos 😀

“Your VAGINA is HAUNTED”

blumini
blumini
Lector
16 mayo, 2013 14:54

Pozí, resulta muy chocante. Me imagino que es debido a que los supers, salvo raras excepciones, no están nada sexualizados, son como muñequitos de acción.
También que es una afición que nos devuelve a la infancia, a un mundo de buenos y malos donde todo se resuelve a puñetazos. No me imagino a los supers follando (aunque les vea en una cama) como no me los imagino yendo al baño.

Totalmente de acuerdo. No follan, solo les vemos dándose besitos y enamoriscándose, todo muy ingenuote.

Yo creo que la gran transgresión de Alan Moore en Watchmen fue ponerle pito al Capitán Atom y mostrar a Batman follando

Louontherocks
Louontherocks
Lector
16 mayo, 2013 14:55

Javier Agrafojo “Resulta chocante sostener que los hombres tienen poca tolerancia al cuerpo desnudo de otro hombre entre gente que, mes a mes, lee tebeos de superhéroes donde todos los tíos van con el uniforme pintado sobre la piel. Exactamente igual que ellas. Por no citar a Tarzan, Conan o los tebeos clásicos de Richard Corben. O que el deporte nacional es ver a tipos en calzoncillos detrás de un balón.”

Pues ahí te doy toda la razón Javier, pero vamos que yo en ese sentido te digo que de verdad me da igual verlos en bolas, que a mí lo que se me hace raro es verlos en actitudes amorosas, pero que no voy a dejar de comprarme ningún cómic porque lo hagan. De hecho, no recuerdo como se llaman los cómics, ni el autor, pero hará cosa de 15 o 20 años, compraba un compañero del cole unos que escribía un autor gay y eran de temática sexual-gay (no sé si era holandés, alemán o de por ahí) y recuerdo que estaban graciosetes los tebeos esos, ¿a ver si alguno sabéis cuáles eran?

Louontherocks
Louontherocks
Lector
16 mayo, 2013 14:59

Ya lo he encontrado: Ralf König se llamaba el tío por si a alguien le interesa.

manolin
manolin
Lector
16 mayo, 2013 15:06

Louonterocks: Uno d los comics de Ralf Konigh fué adaptado al cine: “El Condón Asesino”.

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 18:53

Hola, tengo un Máster en Literatura Comparada y vengo a decir que si algo aprendí en ese máster es que de cualquier mierda se puede sacar una interpretación sutil y rebuscada sobre la sociedad, el pensamiento occidental y el progreso.

Me juego mis dos peludas pelotas a que ni Jim Balent ni ninguno de los miles de lectores y lectoras que ha tenido Tarot a lo largo de su historia (salvo Enrique) se han comprado el cómic por las razones y lecturas que Enrique ha hecho.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 19:15

Reverend Dust ha comentado: Hola, tengo un Máster en Literatura Comparada

Joder, ya salió Re-man, Master de literatura comparada.
Si es que aquí tenemos de todo. ¿Algun candidato a Skeletor?

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 19:29

Oci, que lo decía para justificar el comentario posterior, que en el máster he descubierto precisamente eso, que si quieres puedes sacarle lecturas subyacentes que hagan grande una obra que no es tal. Pregúntale a Armin, cuando casi le convenzo de que Cosmópolis es un obrón maestrón, revisitación de La Divina Comedia con tintes de la Odisea, cuando él lo que veía era el mayor truño que ha cagado Cronenberg xD

Podemos sacar punta a todo, pero es evidente que no todos vamos a saber escribir después con ese lápiz, y a menudo tampoco hay siquiera grafito debajo.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 19:40

Está claro que todo se puede argumentar, ahí está el mundo del arte explicando lo que quiso decir el autor cuando el autor seguramente no quería decir nada.

Pero no todo el mundo puede hacer literatura comparada. Para eso hay que haberse leído al menos dos libros.

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 19:44

Mi tesis va a tratar sobre las Páginas Amarillas y Fray Perico y su borrico. A mí me vale.

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 20:12

Hey, no, Enrique. Para nada iba en ese sentido el comentario. A lo que me refiero es que la disputa en sí es normal, partiendo de que la visión que tú puedes tener de la serie no va a ser compartida por todos ya que no todos van a ponerse, ni voluntaria ni obligadamente, detrás del prisma a través del cuál tú has centrado el análisis.

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 20:35

La disputa es normal en tanto que el cómic, aunque finalmente pudiera alcanzar la lectura que tú defiendes, nace evidentemente con otras pretensiones, provenientes de una época que, aunque pasada, sigue muy vigente: salvo lectura de artículos como el que has redactado, un comprador normal sólo se acercaría a Tarot con fines, si no masturbatorios, como mínimo de “admiración por el cuerpo femenino” (o más bien UN TIPO DE cuerpo femenino).

Si a esto le sumas la eterna cruzada jorgenéxica por la igualdad entre hombres y mujeres y su aparente desconocimiento del tipo de comentarios de Bowler, BOOM! Se convirtió en Chocapic.

De hecho, mi postura prejuiciosa se acerca más a la que propone Jorgenexo que a la tuya, pero como suele ser habitual en él, le fallan las formas, consciente o inconscientemente. El tono jorgenéxico tiende a ser (confudido con) agresivo y muy directo, especialmente en estos temas, but he has a point.

bowler02
bowler02
Lector
16 mayo, 2013 20:48

Voy de nuevo. El artículo de E. Ríos muy completo, pocos dan tan a detalle una evaluación de una serie que lleva casi 80 números durante tantos años.

Pero la defensa de mujeres de pechos enormes “que se la montan entre ellas” y que eso le puede gustar a mujeres. No me convence.

El autor aborda muy bien el asunto de Gatúbela/Catwoman en los 90, tengo el cómic de Gatúbela y Vampirella, de cuando era más joven y no me llamó precisamente la historia en esos días, ni a muchos compradores.

Ahora que en la nueva serie de Catwoman haya fornicado con Batman, sin quitarse el traje ninguno, ha molestado a muchos, y eso que Selina es menos voluptuosa que las chicas de Tarot, y quizá por eso más atractiva.

Veo que se ha causado controversia a partir de lo que escribí arriba, creo que ha sido interesante observar diferentes puntos de vista.

batlander
batlander
Lector
16 mayo, 2013 20:52

En mi opinion aqui se ha montado el lio un poco porque Enrique nos ha “vendido” esta serie como si fuese un Hamlet por lo menos.
A ver, la entrada esta completisima y se nota que se ha hecho con mucho cariño pero luego creo que hay gente que lo ve y le puede chocar un huevo. Luego hace el chascarrillo y empieza a rodar la bola de nieve.

No te lo tomes a mal Enrique, pero es lo que veo. No se, a mi el Jovit y El Señor de los Panchitos me parce de lo mejor de comic español que he leido en los ultimos años pero de hacer una reseña tampoco le daria una aureola de miticidad como pienso que tu le has dado a Tarot.

Aunque que cojones, anda que no hay mierdas mitificades que son “incriticables”. Asi que si te gusta la serie y lo ves asi adelante, que encima lo haces por amor al arte.

Damián González
Damián González
Lector
16 mayo, 2013 21:00

Felicidades a Enrique por el pedazo de articulo que ha escrito.

Ya sabía de la existencia de esta serie y desde hace mucho rezo cada día que alguien lo traiga a España pero mis rezos todavía no han sido correspondidos.

bowler02
bowler02
Lector
16 mayo, 2013 21:01

Amra: Claro que fue para causar controversia. El autor explica el precio en el artículo y que no ha variado, aprende a leer, que tú nunca hayas hojeado la revista, o comprado, que más, no indica que los demás también la ignoraran.

Ay chaval.

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 21:09

No pretendía obviar, Enrique, el interés “mágico” que puede tener Tarot para ese grupo de lectores, sino hacer hincapié en el público mayoritario que es el que ha sostenido Tarot durante tantos números. Y ese grupo, salvo que mi intuición esté metiendo mucho la pata, pertenece al grupo que yo estaba describiendo.

Ocioso
Ocioso
Lector
16 mayo, 2013 21:12

El tipo de comentario que hizo Bowler lo he hecho yo muchísimas veces y nunca ha pasado nada. Coño, me corté porque se fué caldeando el ambiente, pero estuve a punto de escribir “Qué, Enrique, tu eres de los que se compra el Playboy por los artículos, ¿no?”

No sé a qué vienen estas broncas. Si la gente se va a enfadar por una puta grapa de brujas en bolas es que aquí hay mucho tiempo libre.
¿A qué venimos aquí? Yo vengo a divertirme. Hablando de tebeos y de aficiones satelite. A veces de cualquier otro tema, pero siempre desde el punto de vista de aficionados a los tebeos.

El que venga buscando un lugar para las broncas aquí tiene poco que hacer, en unos días se va a quedar solo. Los comentarios de esta web van de otra cosa. Si surge una bronca se soluciona y si a alguien le resulta aburrido le recomiendo que se vaya a Foro Coches o a los comentarios de La Razón.

bowler02
bowler02
Lector
16 mayo, 2013 21:17

A ver la vez pasada el 28 de marzo (entre otras) estaban estas novedades en la primera mesa, lado a lado: BPRD Vampire #1, Sherlock Holmes Liverpool Demon #3, Talon #6, Tarot Witch o/t Black Rose #79 10 Copy Incv, Dia De Los Muertos #2, Astonishing X-Men 2nd Series #60, Grimm Fairy Tales #83 A Cvr Spay, Rachel Rising #15, Life With Archie #28 R Perez Var Cvr

Cada quien compró la que más le gustó, después de hojear otras, antes de que las metieran en las bolsitas de plástico. Amra, a la mejor tú eres de Archie o de BPRD, muy válido, no lo sé.

@Ocioso: Forocoches no, porque por allí anda Rumbakalao.

molon labe
molon labe
Lector
16 mayo, 2013 21:18

+100000 Manitas para Oci.. y un pellizco en el culo coño! Que bien hablas jodio.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
16 mayo, 2013 21:30

Ya tengo los tres primeros números así que mañana os cuento mi opinión después de leerlos. Opinar sin leer es prejuiciar está claro.

bowler02
bowler02
Lector
16 mayo, 2013 21:32

E. Ríos: No compré la serie, lo que escribo es que la veo junto a otras, que tampoco adquirí y de las cuales ninguna de las mencionadas me llamó la atención.

Simplemente menciono la oferta variada que llega en cómics de diferentes editoriales.

Eso que digan que no sabía que no existía es inexacto.

En fin.

batlander
batlander
Lector
16 mayo, 2013 21:35

Hombre, lo de Hamlet lo he usado como metafora un tanto hiperbolica para dar sentido a mi frase. Pero veo que en el momento que se discrepa un poco ya esta mal.

Simplemente he hecho un comentario de buen rollo y sin ninguna acritud pero viendo que a la minima critica ya parece que arde Roma pues por mi parte aqui lo dejo.

PD: Me quedaba anter con Fourier que con Tarot, adonde va a parar xDDDDDD

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 21:50

Pero un “pajillero” sí que compra un tebeo durante un tiempo (si es satisfactorio) y puede acabar enganchándose a la historia. Aunque como tú bien dices, el secreto de las ventas de Tarot no lo conocen ni sus creadores, así que doy por zanjada nuestra parte de la discusión.

the drummer
the drummer
Lector
16 mayo, 2013 22:03

joer! la que tenéis aquí liada por un quítame allá esas pajas!
relajarse coño y hacerle caso al abuelo!
el comentario #96, el más juicioso de los más de 100 que llevais)

manolin
manolin
Lector
16 mayo, 2013 22:09

Drummer: nunca mejor dicho lo de “quitame allá esas pajas”

Reverend Dust
Lector
16 mayo, 2013 22:11

nunca mejor dicho lo de “quitame allá esas pajas”
Te lo has ganado.

Tiegel
Tiegel
Lector
17 mayo, 2013 1:01

Javier Agrafojo
ha comentado

Resulta chocante ver a varios tíos peleándose por cómo piensan (o deberían pensar) las mujeres sobre tal o cual asunto(…) ¡Tiegel, pon orden!

Eum… en ciento y pico comentarios un grupo de hombres no ha podido ponerse de acuerdo sobre un tema, básicamente porque pensáis diferente unos de los otros aunque todos seáis hombres. No lo digáis por ahí pero a nosotras nos pasa lo mismo. Por lo demás, no he leído Tarot así que no voy a meterme en el tema.
Un apunte: a Warren Ellis también le mandaban fotos en poses provocativas las lectoras de Fell. Me imagino que algunas querrían vivir en Snowtown y otras no.
Bueno, eso y que personalmente me parecen gilipolleces absolutas (además de olerme raro) los estudios que tratan de determinar cómo piensa un grupo de personas por el hecho de ser XX o XY.

manolin
manolin
Lector
17 mayo, 2013 10:44

Jorgenexo: sin animo de meterme en una pelea en la que no me he involucrado ( bastante tengo con aquellas en las que me he involucrado alguna vez)solo decirte lo mismo que tu me dijiste una vez a mí cuando estaba “picado” por otra cosa: “con lo majo que eres cuendo quieres”.
Pero bueno, igual te pasa como a mí y a Leinil Francis Yu y tienes un hermano gemelo malvado.

Jordi T. Pardo
Autor
17 mayo, 2013 11:08

De verdad, jorgenexo, cuando quieres como dice manolin eres un tío muy majo, pero puede que tú no lo veas pero se te va mucho la pinza con ciertos temas, acabas arremetiendo contra todo y todos -da igual que sean compañeros, redactores o cualquiera- y, sí, pierdes las formas y faltas el respeto al personal, ¿para conseguir exactamente qué?

No hace falta despreciar las opiniones y gustos de nadie, simpatices con ellos o no, más cuando tú mismo reconoces que todo el mundo tiene derecho a tener los suyos propios, lo que no puede ser es que alguien para ti pase de ser alguien a respetar cuando habla de lo que te gusta a alguien abominable cuando no comparte tus gustos. No puede ser que siempre este todo el mundo equivocado menos tú.

Ocioso
Ocioso
Lector
17 mayo, 2013 11:37

Pues ya está, ignoraos y tirar palante. Tampoco pasa nada, no se puede congeniar con todo el mundo.
De todas formas si os da por repasar el hilo dentro de un tiempo os vais a dar cuenta de que os habeis enredado de una forma muy tonta. Ha sido todo un “yo te insulto porque tu me insultas” No ha habido motivos de peso para tanto cabreo y si os hubiera pillado en otro momento cualquiera de los dos podría haberlo zanjado con una parida. Vamos, que os tengo por mucho mas listos que esto. Pero os ha pillado atravesados a los dos al mismo tiempo.
Venga, daos un besito y vamos a seguir jugando.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
17 mayo, 2013 11:49

En fin, discusiones a parte, que ya me siento off topic.

Resulta que ya me he leído los dos primeros números de la serie, a mí el rollito de la magia y esas cosas sí me gusta, me viene de los tiempos de Bastard, que le voy a hacer… bueno pues resulta que esta serie como dice Enrique tiene una estética y una forma de contar la historia muy Imaginera, (lo que para mi gusto no es un alago), desde luego no creo que haya ganado ningún Eisner, pero reconozco que tiene algo que te hace querer seguir leyéndola así que me leeré unos cuantos números más.

Sobre el tema de las tetas y culos al aire, decir que tampoco es para tanto, que desde luego no es, en los dos primeros números, repito, una serie para pajilleros, a lo mejor luego se calienta, eso ya no lo sé, pero vamos reconozco que me he leído cosas muuuucho peores.

the drummer
the drummer
Lector
17 mayo, 2013 13:26

sr. nexo, tómese la pastilla que le va a dar un pampurrio; seguramente tienes toda la razón en el fondo del asunto pero, en estas cuestiones, a veces te pueden perder las formas (sobre todo cuando tu contrincante dialéctico no te conoce bien); los que ya te vamos conociendo sabemos que, al final, el que peor lo pasa con estas agarradas eres tu mismo.
sr. ríos, no se lo tome tan a la tremenda; no hace falta frecuentar mucho estas páginas para darse cuenta que has entrado en un terreno en el que jorge es especialmente sensible; cada cual tenemos nuesta kriptonita y ésta es la de jorge.
si encima anda algún que otro troll metido de por medio y calentando el debate pues la cosa facilmente se puede ir de las manos.
en mi opinión, el lío que se ha montao es culpa de los dos y, a la vez, no es culpa de ninguno.
relajaros ambos y creedme si os digo que, de verdad, no merecen la pena estos calentones (y casi nunca conducen a nada).

Kratos May
Kratos May
Lector
17 mayo, 2013 13:28

“que me parezca una puta mierda que existan (esta publicaciones, sus consumidores y sus defensores)”

Pues entonces el 99% de la gente te parecerá una mierda que existamos. Porque ¿quien no ha consumido alguna vez esa basura sexista y altamente denigrante para el hombre/mujer llamada “porno”?

Porque me imagino que si opinas eso de Tarot, te pasará igual con cualquier publicación que trate a las personas como objetos (digo personas porque también hay porno femenino y gay). Y yo creo que todo el mundo hemos visto/vemos de vez en cuando alguna peliculilla picante. ¿O no?

Tio es que con este tema te pones siempre hiper agresivo.

Ocioso
Ocioso
Lector
17 mayo, 2013 13:38

Kratos May ha comentado: ¿quien no ha consumido alguna vez esa basura sexista y altamente denigrante para el hombre/mujer llamada “porno”?

Yo no, desde luego, porque sería denigrarme a mí mismo. Eso solo lo hace gentuza con bajo concepto de sí misma.
La masturbación es pecado y solo hay que tener las eyaculaciones que nos mande Dios.

molon labe
molon labe
Lector
17 mayo, 2013 13:45

Yo es que tengo muy desarrollado mi lado de mandril, es culpa de nacer con el nabo como un joystck… ¿Sere mutante?¿Putante?… me voy al baño.

Ataúd Johnson
Ataúd Johnson
Lector
17 mayo, 2013 13:54

La masturbación es pecado y solo hay que tener las eyaculaciones que nos mande Dios

Y cuidadito con los atuendos veraniegos que los carga el Diablo.

Ocioso
Ocioso
Lector
17 mayo, 2013 14:44

No hay que echar tierra al arbol caido…¿?
¿Y cual es el otro refrán? ¿Hacer leña de por medio?

Enrique, tu tas mu mal. 😛

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
17 mayo, 2013 16:13

Bueno, Enrique; el artículo te lo has currado, como de costumbre, pero esta es una serie que a mí no me llama nada la verdad.
Y no porque tenga algo en contra del género erótico. Es que el dibujo de Jim Balent (al menos hasta dónde puedo juzgar por las muestras que acompañan al artículo) no me gusta nada; no deja de parecerme otro clon de Jim Lee,con muchos de sus defectos además: figuras estáticas, rigidez en las poses… y en cuanto al tamaño de las mamas… no tengo problemas con las tetas grandes (¿hay alguien que los tenga, aparte de aquellas mujeres a las que un tamaño desmesurado acarree problemas de espalda?), pero cuando son tan exageradas que en lugar de pechos parecen zeppelines que podrían albergar en su interior más caucho que el que calza un tráiler de seis ejes para mí son cualquier cosa menos atractivos. En cuanto a lo que comentas de la honradez del autor por dibujar pezones y vaginas… hombre, qué quieres que te diga… no hablamos de un cómic que pueda ir dirigido a todo tipo de público (como por ejemplo uno de superhéroes) y en el que, por lo que sea, el autor decide añadir algo de “picante” y recurre a trucos de lo más peregrino para evitar ser demasiado explícito; hablamos de un cómic dirigido a un público más concreto y que (supuestamente, al menos) es abiertamente erótico, o softcore, de manera consciente y que como tal se promociona o vende… quiero decir que, para mí, el que el autor muestre sin tapujos las partes pudendas de los personajes no es algo que debiera ser reseñado elogiosamente; en cambio, que recurra a trucos para no mostrarlos (como en los primeros números, según el artículo) sí me parece reseñable por cobarde. No sé si me estoy expresando bien… a ver; si compro un producto de alto contenido erótico o sexual, lo que espero encontrar es eso; y si se me escamotea con trucos de lo más mojigato me considero estafado.
Aunque se me ocurre que tal vez lo comentes porque sea algo poco habitual que un autor lo haga en un país tan puritano y mojigato para según qué cosas como los USA.
Una cosa no me ha quedado clara; Balent muestra sin complejos el cuerpo femenino pero, ¿hace lo mismo con el de los personajes masculinos, o están vedados los penes y los testículos?

En cuanto a la historia, me da un poco igual, la verdad. En la mayoría de cómics de este tipo, no suele ser más que un adorno o una excusa que propicie las situaciones y los encuentros sexuales. Pocos son los que cuentan una historia realmente bien construida y capaz de interesar por sí misma. Pero lo que comentas de que se han documentado sobre la magia, y de que gran parte de su público es gente que tiene relación con la magia me llama la atención. ¿A qué te refieres? Imagino qué tiene más que ver con algo de tipo espiritual y esotérico que con Juan Tamariz pero, ¿cómo va exactamente? ¿Balent utiliza un par de nombres y referencias más o menos acertadas, o muestra conjuros y demás tal y como los realizan realmente los profesionales del ramo? De nuevo me lío; lo que quiero decir es si los elementos que usa están realmente documentados (y en qué forma los usa) o si no es más que una pátina mejor o peor elaborada que sirva de marco para los personajes. (Y seguramente debería haber empezado diciendo que creo tan poco en la magia como en la religión; y que no me imagino a la bruja Lola vistiéndose de lencería de lujo para quemar dos velas negras)

En resumen; que no me seduce. Me sigo quedando con Druuna o las historias de Manara. Aparte de que Serpieri y Manara sí son dos monstruos del dibujo capaces de hacer mujeres que exuden sensualidad y sexualidad aún cuando no están despatarradas o posando para una sesión de fotos del Playboy.

Javier Agrafojo
17 mayo, 2013 18:09

> Un apunte: a Warren Ellis también le mandaban fotos en poses provocativas las lectoras de Fell. (Tiegel)

Pues ya podría el bueno de Ellis animarse a acabarla, aunque sólo fuera por el incentivo, que Fell estaba muy bien.

A veces pasa. También Frank Thorne recibía presentes por el estilo cuando dibujaba Guita de Alizhar y creo que todos conocemos la anécdota de George Perez y Crimson Plague. ¡No hay que subestimar el poder seductor de los Cosplay! 🙂

> Aunque se me ocurre que tal vez lo comentes porque sea algo poco habitual que un autor lo haga en un país tan puritano y mojigato para según qué cosas como los USA. (Retranqueiro)

Los mojigatos son (somos) los lectores de superhéroes. No me imagino este debate entre los seguidores de Gantz o de Djinn o de Pin Up o… No digamos ya en literatura. Por poner un ejemplo: hice una reseña del Conde Dracula de Crepax y no pasó nada. ¿Os imagináis ese contenido en el Drácula de la Marvel? Vamos, que no hay problema en que la Reina Blanca se pasee en ropa interior desde 1980, pero si Catwoman se acuesta con Batman… ¡hecatombe! Luego nos quejamos de que se acuse al género de infantil. ¡Pero si hasta a Superman le cambiaron la cerveza por una soda pop! Y Lobezno ya no fuma, etc.

Javier Agrafojo
17 mayo, 2013 18:17

¡Jajaja! Unos más que otros. 😉

Javier Agrafojo
17 mayo, 2013 18:42

Como suele decirse, “me alegra que me haga esa pregunta”:

https://www.zonanegativa.com/?p=59626

Ya me contarás qué tal.

Javier Agrafojo
17 mayo, 2013 19:28

Eso, eso. Dando envidia. Yo el inglés y a trancas y barrancas… 🙁

Crepax es un monstruo, con una narrativa libre y originalísima. Puede gustar más o menos (a mí me encanta) pero nadie le puede acusar de seguir las reglas del mercado. Desgraciadamente, salvo los tres tomos de su (imprescindible) Valentina, publicados por Norma, el resto de su producción está descatalogada o directamente inédita en España. Conde Dracula, en concreto, no es fácil de conseguir. No sé si es que su estilo no llama a las nuevas generaciones o si es una censura más de eso que empezó con lo “políticamente correcto”. En cualquier caso, una pena. Sé que este no es lugar para ponerse a llorar sobre el asunto, pero es que a principios de semana escribía sobre El Eternauta y ya me tuve que morder la lengua de lo poco que hay en nuestras tiendas de H.G. Oesterheld, uno de los mejores guionistas del mundo en cualquier época. ¿A quién no le gustaría poder leer, por ejemplo, Roland el Corsario, con dibujos del maestro José Luis García López?

Khonshu
Khonshu
Lector
18 mayo, 2013 12:36

Qué malo era Jim Balent en Catwoman y qué malo sigue siendo. Pero al menos parece que ha encontrado su vocación. Me alegra que un autor pueda vivir tranquilamente de la misma obra durante tantos años.

Marvel y DC nos han creado la psicosis de que no hay vida por debajo de las 20.000 copias vendidas, pero la industria del comic cada vez se parece más a la de la televisión, el gran pastel ahora se reparte entre cientos de ofertas.